Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Red velvet {Alice D. Defort}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Gyda el Sáb Sep 17, 2016 10:00 am

Llevaba unas cuantas semanas sin ningún hombre que le sirviera de alimento en casa, pero tampoco es que le hicieran falta, en realidad. Gyda decía que eran como sus botellas de licor, de las que bebes un vaso y no más, para que dure lo máximo posible. Estos hombres que llevaba a su casa no eran exactamente eso, bebía más de un sorbo y, muchas veces, perecían antes de que le diera tiempo a cansarse de su sabor, pero sí tenían algo, un sabor especial, que conseguía que la vampira quisiera mantenerlos con vida el máximo tiempo posible. No fue el caso del último, un joven demasiado metido en su papel y que terminó cansándola con su inagotable insistencia. Él quería algo más que ser una bolsa de sangre, algo que ella no estaba dispuesta a darle. Intentó persuadirlo diciéndole que no era buena idea. Conocía la sensación de sentirse especial y sabía cómo terminaría aquello, tarde o temprano.

¿Qué hizo? Lo de siempre: beber hasta dejar el cuerpo seco y abandonarlo en algún lugar alejado. Fue una lástima, su sabor era exquisito, pero no quería cargar con un secuaz que terminaría amargándole la existencia. No era fácil encontrar hombres que cumplieran ese papel que ella pedía. Debían ser personas discretas en las que Gyda pudiera confiar el secreto de su condición. Durante el día era vulnerable ante todo, así que tenía que asegurarse de que no salieran corriendo a delatar su ubicación. Si conseguía hacerles creer que su vida era vital, obedecían sus órdenes como si fueran soldados de una guarnición. ¡Pobres ilusos!

Esa noche entró en el teatro con la intención de hacerse con una nueva mascota, sabrosa y, a poder ser, manipulable. No sería fácil, había muchos olores que captar, identificar y descartar, pero sabía que los que allí se reunían tenían un interés especial por el mundo al que pertenecía Gyda. Bastaban sólo unas pocas palabras sin promesas para que la siguieran donde ella dijera. No había necesidad de usar habilidades especiales. No constantemente, al menos. Echó un primer vistazo mientras el cochero que la había traído le ayudaba a quitarse el abrigo. El hombre volvió al carruaje tan pronto como pudo, cuando vio que su trabajo allí había terminado. Gyda no le culpaba. Los humanos que se adentraban en aquel lugar no sabían lo que hacían, en su mayoría. Los que sí, bueno, debían de ser unos temerarios también en otros ámbitos de su vida.

Bajó los tres escalones que separaban la entrada del recibidor, y desde allí caminó hasta uno de los palcos. El vestido, de un rojo tan oscuro que parecía negro, crujía a cada paso que daba. Subió las escaleras memorizando los rostros de aquellos que más llamaban su atención, pero no elegiría uno hasta que finalizara la obra. Los espectadores humanos serían todavía más impresionables cuando vieran lo que aquellas bestias eran capaces de hacer, aunque creyeran que se trataba sólo de una buena actuación. El palco estaba vacío, como de costumbre. No eran muchos los que disfrutaban del espectáculo desde allí arriba. Gyda tomó asiento en la primera fila y simplemente esperó a que empezara la función.


Última edición por Gyda el Mar Nov 08, 2016 4:31 pm, editado 1 vez


avatar
Gyda
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 62
Puntos : 71
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Alice D. Defort el Dom Nov 06, 2016 7:00 am

La primera vez que entro a aquel teatro fue acompañada de su hermano mayor, nadie hasta entonces la había mostrado las maravillasque escondía aquel lugar, definitivamente quedo maravillada con aquella infraestructura. Era un lugar discreto y a la vez conocido, que daba la posibilidad a los humanos de adentrarse en ese mundo. Pobres insensatos, pensaba ella siempre. Pero poco la importaba, pues esos insensatos habían sido muchas veces su comida. Muchos como ella aprovechaban el lugar para crear falsas esperanzas en los humanos deseosos de hacerse inmortales. También se habían aprovechado de ella, solo fue un vampiro pero eso la bastaba, el dolor que sintio al darse cuenta de la cruda realidad aun la hacia temblar. Ese mundo era así, y quería formar parte de él.

No obstante, ya hace bastante tiempo desde la primera vez que entro alli. Desde entonces ha descubierto que no solo le gusta por la despensa de humanos a su disposicion, sino por las obras que los de su raza llegan a interpretar. En un mundo paralelo se imaginaba siendo actriz, tras aquel enorme telon, esperando a recitar su parte del guion, y luego ser aplaudida y elogiada por admirarores. Una vida tras los escenarios no hubiera sido tan mala vida.

Bajo del carro, ignorando como siempre la ayuda del cochero, coloco bien su vestido negro y se adentro en el lugar con suma elegancia. A pesar de todas las veces que había acudido, aun seguía sin establecer ningun tipo de relacion amistosa o de otro tipo, de vez en cuando alguno de su raza la saludaba, al ver un rostro conocido, pero no se detenían a conversar. Tomó las escaleras hacia el palco de arriba, desde allí todo se veía mucho mejor, la gustaba esa zona. No sabía si hoy se llevaria un aperitivo a casa, aun tenía a la chica que su hermano la regalo hace dos noches, solo si alguno llamaba realmente su atencion lo llevaría, o quizás no llegaba a casa, quizás lo vaciaba en el carruaje y lo dejaba allí. La noche solo acababa de empezar, ya se vería.

Esperaba un palco vacio,pero no fue así, la espalda de una mujer rubia, elegante sin duda y a juzgar por su apariencia de la clase alta también. Avanzo y se sento a su lado en la primera fila. — Buenas noches —la funcion estaba a punto de comenzar. — Espero no la improte que me siente aquí, todo se ve mejor desde esta posicion —Alice era mucho más respetuosa con los de su raza y misma condicion social, aunque el socializar no fuese su fuerte estaba mucho más dispuesta a entablar conversacion  con alguien como aquella mujer.



Gracias Ariyne

Things:


Defort:

Gracias Rose <3

Get out of my way:


avatar
Alice D. Defort
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 76
Puntos : 51
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 04/11/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Gyda el Sáb Nov 12, 2016 4:53 pm

Apenas quedaban ya una decena de asientos libres en la platea del teatro. Desde donde se encontraba, Gyda podía diferenciar perfectamente la naturaleza de cada uno de los asistentes que allí se habían reunido. Muchos eran vampiros como ella; otros, sin embargo, eran vulgares humanos deseosos de algo de acción. Tras el telón empezó a haber movimiento, pero la vampira no prestaba atención al escenario. Seguía con la mirada fija en las butacas, escaneándolas en busca de aquellas presas que había detectado al llegar. Tenía que asegurarse de que todavía no tenían dueño, no merecía la pena meterse en problemas por la propiedad de un humano. Siempre había para todos.

Se acomodó en su butaca echando la espalda hacia atrás y apoyándola en el respaldo. Aquellos sillones eran mullidos y agradables, tapizados con un suave terciopelo rojo que invitaba a evadirse de lo que te rodeaba, para atender solamente a la función. Siempre que visitaba el teatro elegía el mismo palco y, por lo general, nunca solía estar acompañada. A Gyda no le importaba, allí arriba pasaba desapercibida completamente. Ese día, no obstante, escuchó unos pasos que se acercaban hasta la puerta. No giró el rostro hasta que una voz de mujer sonó a su espalda. Vampira como ella, Gyda la observó durante unos segundos antes de contestar. Tenía el pelo oscuro y peinado con clase, junto a unos ojos del mismo tono. La piel, al contrario, era pálida como la de ella. En conjunto, era más que notable que se trataba de una mujer elegante y con dinero. Si no, lo disimulaba muy bien.

Bonsoir —contestó—. Por favor, adelante. Siéntese. —Señaló el asiento a su lado y movió las piernas de manera instintiva, dejando un espacio que no era necesario—. Será agradable conversar con alguien que también aprecie este lugar. No son muchos los que suben hasta aquí, parece que prefieren estar cerca de sus futuras presas.

Apoyó los codos en los reposabrazos de la butaca, dejando las manos a la altura de la boca con los dedos entrelazados con delicadeza. Habían cesado los movimientos en el escenario, pero era tan sólo el momento antes de que empezara la función. De pronto, el telón comenzó a abrirse y un silencio sepulcral inundó todo el teatro. El escenario estaba vacío, como solía ser costumbre en aquellas funciones. Una voz grave comenzó a hablar para la audiencia y desde el fondo del escenario comenzó a caminar una figura vestida completamente de negro. Gyda desvió la mirada hacia el público del piso inferior y sonrió. Ya habían conseguido captar la atención de los humanos.

Qué simples son los humanos, ¿no cree? —comentó en voz baja—. Fíjese en aquel. —Señaló una de las butacas con el dedo, donde un hombre joven miraba la obra casi sin pestañear—. Con qué poco ha quedado hechizado. A veces me resultan incluso entrañables.

Se rió por lo bajo. Humanos… creían que eran fuertes, pero ahí mismo tenían la prueba de su debilidad. Ambiciosos como ningún otro ser que habitaba la tierra, no dudaban en entrar en la boca del lobo por conseguir aquello que tanto ansiaban.


avatar
Gyda
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 62
Puntos : 71
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Alice D. Defort el Lun Nov 14, 2016 5:05 pm

Sin duda la mujer con la que iba a compartir palco tenía clase, elegancia, y lo más importante, el don de la inmortalidad. Tomo como asiento una de las cómodas butacas, dejando también descansar sus brazos sobre los reposabrazos. Asintió de forma sútil a la mujer de dorados cabellos. Ela opinaba lo mismo, aquel lugar era el idóneo. Siendo humana estar allí no la hubiese parecido nada excepcional, no hubiese sido un placer extra. Pero siendo vampiro, oh, eso lo cambiaba todo, las ventajas de verlo todo desde arriba con el mismo detalle que tendría de estar abajo...Maravilloso.

Y que gran error por su parte, las posibilidades desde arriba se extienden, quedarse abajo es limitarse...Pero si todos subiesen arriba, le quitaría su encanto también, ¿no cree?—observó el escenario, las luces del ambiente estaban apagandose lentamente, solo algunas quedaron, lo suficiente para una obra de esas caracteristicas. Lo importante es que el hecho de que la luz disminuyese no empeoraba la vision de ellas dos.

La funcion había iniciado, con ese aire lúgubre y misterioso, suficiente para captar la atención de los humanos, que enseguida quedaban absortos con la actuacion de sus compañeros inmortales. No obstante, Alice, al igual que su compañera, enseguida había pasado a cosas mejores, como buscar las figuras humanas. Humanos libres por supuesto.
El comentario la hizo tener que enmascarar una expresion de sorpresa, quizás porque estaba concentrada en otras tareas. Aun así se giro a mirar a la mujer.

Desde luego —miró brevemente al hombre que decia, aunque no era el único. También había captado entre el público a una humana que no le quitaba ojo al vampiro con el que estaba sentada. Pero no hacia mucho tiempo desde que ella estaba en una situacion parecida. — Lamentablemente no hace tanto desde que deje de ser uno de ellos —aunque obviamente si en vez de pasar lo que paso, hubiese entrado en aquel teatro no hubiese quedado atontada, a ella la entrenaron para matar a esas criaturas, que terminara por enamorarse de uno, no tenía nada que ver.

Sonrió de lado con una expresion de satisfaccion, al ser un ser inmortal y no un simple mortal que acabaría siendo la cena de los vampiros presentes allí. — Y sin embargo, ahí estan, aguardando su muerte como cochinillos en una granja...Deseando seguramente ser ellos quien puedan protagonizar la obra que estan viendo —sus ojos marrones se posaron un momento sobre la obra que se estaba desarrollando, había perdido el hilo, pero una joven parecía estar rezando, apostaría a adivinar que acabaría deborada por la figura negra del inicio. Y aun así rezan, para que su Dios les salve... —que ironía. ¿Acaso si existiese tal Dios iba a ayudar a unas criaturas a las que había mandado a convivir con otras inmortalesy mucho más poderosas?

Localizo una joven que parecia algo asustada, bastante joven, estaba entre fascinada y asustada, sentada en una de las butacas del medio. Esa la gustaba, aunque quizás un reto mayor para aquella noche estaba bien, siguio inspeccionando.

Por cierto, he olvidado presentarme, Alice Defort —extendió su mano hacia ella, en un saludo que solía ser de hombres, pero Alice se salía un poco de las convencciones y normas sociales.



Gracias Ariyne

Things:


Defort:

Gracias Rose <3

Get out of my way:


avatar
Alice D. Defort
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 76
Puntos : 51
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 04/11/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Gyda el Dom Nov 20, 2016 10:42 am

No puedo sino darle la razón. Este lugar con mucha gente sería tan ordinario como cualquier otro —comentó, señalando las butacas debajo de ellas. Quizá por eso le gustaba tanto el palco, porque le daba una sensación de privacidad en medio de una multitud de gente.

Las velas que colgaban de las paredes comenzaron a apagarse una tras otra, dejando tan sólo algunas pocas encendidas que alumbraban lo suficiente para darle al teatro ese aire lúgubre que tan bien sumergía a los espectadores. Gyda estaba más que acostumbrada a esa lobreguez, era su día a día, su aliada cuando tenía que salir en busca de presas con las que alimentarse. A los humanos no parecía que aquella oscuridad les preocupara, aunque debería. Cuando fue humana, a ella le aterraba la falta de luz, porque era el momento en el que el hombre con el que vivía volvía al hogar y cuando comenzaban los golpes. Recordarlo siempre daba escalofríos, a pesar de su cuerpo sin vida y su piel de hielo. Por suerte, aquel diablo estaría bien muerto, podrido y comido por las alimañas. El destino que siempre se mereció. Gyda esperaba que su final hubiera sido doloroso, angustioso y lento. De haber sido ella la que se lo hubiera proporcionado, se habría encargado de ello.

Yo dejé de serlo hace mucho —dijo, sin apartar la vista de aquel hombre. De todos los que había allí, fue el que le había llamado la atención, así que decidió estudiarlo. Desde los gestos de sus manos hasta la forma en la que se movía su garganta cuando hablaba. Empezaba a convertirse en su favorito—. Miles de años. —Apartó la mirada de su presa y la llevó hasta Alice—. Y eso no ha cambiado en todo este tiempo. Le rezan para que les salve, pero es como si algo dentro de ellos quisiera que no ocurriese. ¿Qué harían aquí, sino?

Echó una mirada al humano y después giró el rostro para dirigirla al escenario. La mujer arrodillada seguía con las manos a la altura de su barbilla balanceándose hacia delante y hacia atrás. Gyda se preguntó si sabía cómo acabaría la función, o si los actores se habían limitado a sacarla ahí y que hiciera lo que ella creyera conveniente. Estaba claro que, si salía por sus propios medios, no lo haría siendo una humana más.

Yo soy Gyda. Un placer, Alice —respondió, dando la mano que se le había ofrecido—. ¿Puedo llamarla Alice? No soy muy dada a las formalidades, pero si prefiere me puedo dirigir a usted de otra manera.

La figura negra del escenario se acercó a la mujer y le puso las manos sobre los hombros. Le dijo unas palabras y ella se levantó. El hombre le dio la mano y la llevó hasta el centro, donde la dejó plantada con la mirada gacha. Del fondo salieron otras dos dos figuras vestidas con ropajes oscuros que llevaban otras humanas vestidas con camisones blancos.

Creo que el banquete va a comenzar, y pronto —comentó Gyda, mirando la escena—. ¿Ha encontrado alguno para usted o ha venido sólo a entretenerse?


avatar
Gyda
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 62
Puntos : 71
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Alice D. Defort el Jue Nov 24, 2016 10:08 am

Miles de años en la vida de un inmortal no es nada, aunque si representaba algo para Alice, ella acababa de ser humana, y de no ser porque habñia estudiado a esas criaturas toda su vida aun estaría perdida intentando de ser una inmortal. Era interesante saber con quien trataba, una inmortal más antigua, aunque lo había sospechado, por su forma de actuar y comportarse, signos que no era la primera vez que veía.

De reojo pudo notar que estaba bastante concentrada observando algo abajo, quizás a su víctima de esa noche. Alice no había elegido, y no parecía que aun fuese a elegir, quizás cuando el banquete empezara las verdaderas actitudes de los humanos saliesen a la luz y ella podría dar con aquel individuo que aun suponiendo un reto cayese en sus garras.

Tiene razon...No estarían aquí si no lo quisieran... —no, claro que no. Ella como esclava sufrio cada día, deseando no haberse convertido en lo que fue, pero anhelaba alcanzar la inmortalidad de una forma casi desesperante. Aun podía sentir aquel quemazon que la desgarraba por dentro cada día que pasaba y no obtenía lo que quería.

Alice esta bien, solo uso mi apellido para los negocios —para los negocios y para cubrir cualquier sospecha hacia ellos. Los Defort habían sido durante generaciones estúpendos cazadores, y de cara al público, seguía siendo así. La escena llego a su cumbre cuando los vampiros se situaron para tomar el líquido carmesí de las humanas.

Disfruto buscando presa tanto como de la caza, aun no he podido elegir la presa perfecta, podemos bajar, quizás a su presa le acompañe algun humano interesante —había deducido por su conversacion y su actitud que ella si que había elegido y lo tenía bastante claro. Se levanto de la butaca comprobando que su vestido estaba bien colocado. Hizo un gesto para que la otra mujer pasara antes y ella la siguio. — Por casualidad, ¿no habrá comprado su vestido en la Boutique Corset De Soie? —ahora que se habian levantado pudo apreciar el vestido de la Gyda, y desde luego estaba confeccionado de forma exquisita, con buena tela. Solo había encontrado vestidos así en esa boutique. En realidad ella no odía comprar su ropa, lo hacia su esclava por ella, pero sabía perfectamente donde residía la calidad y donde la mediocridad.

Una vez abajo Alice observó la situacion, los actores vestidos de negro acababan de clavar sus afilados colmillos en los suaves y perfectos cuellos de sus presas, casi idílica la escena, donde se podía ver como una línea de sangre caía por la piel de las jovenes. Desde la oscuridad comenzaron a salir otros actores, hacia algunos de los espectadores, ecantadores y dinámicos fueron cogiendo a sus presas. Y el banquete ya había empezado.

¿Que tiene pensado hacer con su presa una vez le tenga en sus redes? —quizás era atrevido preguntar algo así, pero sentía curiosidad, ¿acabaría con él directamente? ¿se lo llevaría?...Había muchas posibilidades.



Gracias Ariyne

Things:


Defort:

Gracias Rose <3

Get out of my way:


avatar
Alice D. Defort
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 76
Puntos : 51
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 04/11/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Gyda el Dom Dic 04, 2016 10:10 am

Si el corazón de Gyda pudiese latir, en el momento en el que los vampiros del escenario se prepararon para beber de sus presas, habría acelerado su ritmo hasta desbocársele. Todavía no habían clavados sus colmillos en la fina piel humana, pero sólo con conocer lo que se avecinaba le causaba cierto nerviosismo agradable. A pesar del tiempo transcurrido, de las noches siempre iguales y de la eterna monotonía, la visión y el olor de la sangre le estimulaba y, por qué no, la excitaba.

Claro, bajemos —dijo, levantándose también de su butaca e imitó a la morena colocándose el vestido—. Puede que incluso encuentre algo mejor, nunca se sabe. Cuando sólo se busca alguna víctima para aplacar la sed, cualquiera puede valer. Pero el tipo de humano que yo busco necesita tener unas características concretas, lo que requiere de una búsqueda mucho más pausada y meditada.

Se adelantó  a Alice cuando ella hizo el gesto para que pasara primero y salió del palco llegando al pasillo. Sintió que la morena caminaba tras ella, así que adecuó el paso para quedar a su altura y poder así charlar con ella durante el camino hasta la platea. En el ambiente se podía palpar el nerviosismo de los humanos que habían asistido, aunque todavía no se les viera.

Me temo que no —contestó a la pregunta sobre su vestimenta—. Me lo confeccionó una muchacha que me hizo llegar una de las mujeres que trabaja para mí. Para cuando puedo salir a la calle las boutiques están ya cerradas, y no me fío de los vestidos que me pueden adquirir mis sirvientas —confesó—. No me malinterprete, tienen buen gusto, pero no todos los vestidos sientan igual. Prefiero ser yo misma la que vea el resultado sobre mi cuerpo —aclaró después—. Puedo concertar una cita con ella, si lo desea. Es una chiquilla que trabaja de manera exquisita, y muy discreta. Ya me entiende.

Para Gyda era importante que todos los que tenían contacto con ella no supieran de su naturaleza y, si por casualidad lo hacían, mantuvieran el pico cerrado. Era algo complicado, puesto que muchos no dudarían en traicionarla para sacar algunos francos de parte de la iglesia. Esa joven era lista, y se había dado cuenta desde la primera vez que rozó la fría piel de la inmortal que debía mantener silencio si quería seguir viva. A cambio, la vampira le encargaba diversos trabajos y hablaba bien de ella.

Para cuando llegaron al piso inferior los vampiros del escenario ya habían comenzado a saciar su sed. El olor de la sangre lo impregnaba todo y a todos. Los vampiros visitantes estaban extasiados, algunos incluso habían mordido a los humanos con los que habían ido al teatro. Gyda intentó captar al humano que había seleccionado. Para ello se paró entre la gente y empezó a olfatear el aire, descartando cualquier otro olor.

Primero lo probaré un poco —dijo, mirando a Alice—. Si su sabor es agradable, beberé un poco más, y dependiendo del sabor que me quede en la boca decidiré si llevármelo o usarlo sólo esta noche. —Hizo una pausa para mirar a su alrededor en su busca y comenzó a caminar en la dirección donde el humano había estado hasta ese momento—. Verá, el hombre que quiero encontrar esta noche me deberá durar muchas más. Quiero que me acompañe y que viva en mi casa, para poder beber de él cuando me plazca y disfrutar de su compañía. No en la cama —Sonrió de medio lado. Gyda había sido mujer de un sólo hombre—, pero sí en otros ámbitos. Bailes, conciertos, obras teatrales. —Señaló a su alrededor con ambas manos—. Y también alguien que guarde mi refugio durante el día. Por si acaso. ¡Oh! Mire, allí está.

Gyda se adelantó y se abrió camino entre el resto de asistentes, impacientes todos por lo que estaba a punto de avecinarse.

Bonsoir —saludó cuando llegó junto al humano—. ¿Podemos acompañarle, monsieur? ¿O quizá traiga ya su compañía?


avatar
Gyda
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 62
Puntos : 71
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Alice D. Defort el Jue Dic 08, 2016 9:41 am

Era una mujer exigente en sus gustos y a la vista estaba, lo cual agradaba a la morena, la gente complaciente tiende a ser aburrida y monónotona, y a Alice no le interesaba la gente así. Asintió con una sonrisa ladeada, casi complice de las palabras que la mujer la había trasmitido. Siguieron hablando y el tema deribo a las elegantes galas que lucía su acompañante. Con interes escucho lo que tenía que decir.

Eso sería fantastico, me ahorraria mucho tiempo encargarle solo mis vestidos a esa mujer —normalmente ella lo que hacia era darle indicaciones estrictas a su esclava de como quería las cosas, el problema surgía cuando las estupidas modistas no calcaban lo que ella deseaba. — Sera un placer conocerla entonces —no tardaron en llegar a abajo, donde el banquete ya había dado comienzo, el olor al líquido carmesí llego a esta ella y la hizo inspirar hondo, sin quitar atencion de su alrededor. Asintiendo y comprendiendo lo que ella quería, la siguio. Alice ya tenía uno de esos, uno algo especial, y no necesitaba más, sonrió de lado al pensarlo. Bueno en realidad ella le prestaba de su sangre tambien, haciendolo aun más dependiente de su persona. Esclavos y criados le sobrababan a Alice, por algo se dedicaba a ello.

Entonces tendra que ser cuidadosa con tu eleccion —y desde luego tenía que tener mucha maestría con sus habilidades, para asegurarse que los hombres que cogían no se volviesen en su contra en un determinado momento. Arriesgado y brillante, cada vez le gustaba más la personalidad de aquella mujer. Ambas se hicieron paso cuando el objetivo fue localizado, la morena siguio por detras a la otra mujer, con paso más lento observando con detenimiento a las posibles víctimas.

Alice hizo aparicion en la escena cuando la mujer ya habñia formulado la pregunta. — Oh, disculpen, me entretuve con las vistas — en ese momento dos hombres las miraban, uno el que su compañera había elegido y otro humano que parecía ser acompañante del primero.

Solo mi amigo — Alice no sabía que había preguntado la mujer rubia pero lo intuyo por la respuesta.

Quizás su amigo y yo podamos conocernos mejor —le observó pues parecia menos a gusto que su amigo con toda esa situacion, pero igual de encadilado con las dos mujeres que ahora estaban ante ellos. Alice giro su cabeza hacia Gyda, sonriendola de lado. Ya había encontrado a una víctima para aquella noche, se entretendria con él mientras su compañera decidía si se quedaba con el otro hombre o no. En un santiamente se colocó tras el hombre, posando sus manos sobre los hombros y causando un ligero sobresalto, le vio girarse y mirarla de forma seria. — ¿Y porque estais aquí hoy querido? —rozo el cuello del hombre con sus dedos mientras le envolvía con su poder.



Gracias Ariyne

Things:


Defort:

Gracias Rose <3

Get out of my way:


avatar
Alice D. Defort
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 76
Puntos : 51
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 04/11/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Gyda el Jue Dic 22, 2016 4:06 pm

Creo que ha entendido perfectamente el quid de todo esto —comentó—. Sí, debo tener cuidado con el hombre que elija, no todos son igual de complacientes. Aunque hay que admitir que las habilidades que poseemos los de nuestra especie son muy útiles para estos casos, pero usarlas continuamente es muy cansado —hablaba por experiencia propia. Cuando comenzó con aquellas bolsas de sangre particulares, no encontraba otra manera de retener a los humanos a su lado si no era por medio de sus habilidades, no tan desarrolladas por aquel entonces. Sus presas apenas le duraban dos días, algo inútil para lo que ella buscaba—. Por suerte, los humanos son muy influenciables, y muchos lo suficientemente inteligentes como para entender el beneficio del trato.

Cuando llegaron junto a los hombres, la sola presencia de aquellas dos mujeres los dejó atontados. Hasta el más inútil de los mortales sería capaz de captar el aura que ellas desprendían, y sería capaz de darse cuenta de que eran algo sobrenatural. El hecho de que se hubieran fijado en ellos sólo acrecentaba su ego, haciéndoles creer que eran especiales por alguna razón. Para Gyda, no había más motivo que el olor que destilaban o el ritmo de los latidos de su corazón. Desde el palco se había fijado en el interés del humano por la obra, pero también había sido capaz de escuchar el ritmo suave de sus venas. Estando tan cerca ahora, podía apreciar su aroma. No le desagradaba, pero tendría que probarlo antes de decidirse.

Perfecto, entonces —contestó ella antes de devolverle la mirada a Alice.

La morena se entretuvo con el amigo, que parecía algo asustado, mientras Gyda se acercaba a su presa. No era una mujer de grandes palabras cuando se trataba de seducir a los hombres. En realidad, tampoco hacía gran cosa para llevarlos a su terreno. Bastaban unos movimientos sutiles y delicados, una sonrisa casi imperceptible y ese brillo en los ojos que hipnotizaba. Se acercaba a ellos cuando se convertía en el centro de su atención y les susurraba en el oído palabras en una lengua desconocida para la mayoría de los mortales. Cuando ellos agachaban el rostro para hundirlo en su fría piel, ella clavaba los colmillos en el cuello ajeno y bebía, bien hasta saciarse, o bien hasta que no quedaba más que beber.

El joven fue fácil. Demasiado fácil. En cuanto vio que se acercaba a él, Gyda escuchó su corazón acelerarse. Estaba ansioso por un encuentro así, lo que significaba que su sangre tendría que tener un sabor muy poco común para que le gustara lo suficiente. No era recomendable engatusar a personas demasiado interesadas, a la larga podían convertirse en una carga. Aún así, probó de él, sólo para asegurarse de que no tenía una exquisitez delante de sus ojos. Con una mano en la cintura del hombre y la otra en el cuello, se lo acercó a los labios, hincó los colmillos y succionó con fuerza. Los ojos del humano se pusieron en blanco, extasiados, mientras que de su garganta salían sonidos extraños, una mezcla entre suspiros y gemidos. Gyda paró y se separó un poco, relamiéndose los labios mientras fijaba la mirada en los dos agujeros que había dejado el mordisco. Paladeó y soltó al hombre. No le gustó. Le dejó ir, tambaleante, y esperó a que Alice terminara con el suyo.

Quería demasiado, y no estaba dispuesta a dárselo —explicó—. Muchos buscan lo que tenemos, así que no es algo extraño. Además, su sabor no era para tanto. ¿Cómo estaba el otro?

OFF: Disculpa el retraso


avatar
Gyda
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 62
Puntos : 71
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Red velvet {Alice D. Defort}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.