Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Discordia en Babilonia {Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Discordia en Babilonia {Libre}

Mensaje por Carmina Moran el Dom Oct 02, 2016 1:27 pm

No era una mujer Virtuosa.
Jamás había afirmado serlo.
Amaba los placeres de la carne, el hedonismo y los lujos.

Pasteles y dulces traídos de todos los rincones del mundo, pieles y telas provenientes del otro lado del mundo, joyas que podrían alimentar a una familia pobre por todo un mes.

Era orgullosa, vanidosa e impaciente.

Y una fiesta como aquella, era el lugar perfecto para dejar sus defectos salir a la superficie. La tenue luz de las velas que lo iluminaba todo con un candor naranjas, los trajes escotados y casi transparente, las mascaras representando demonios, animales y espíritus, ocultando la identidad de sus usuarios.

El olor del vino y absenta se mezclaba con el de los diversos perfumes, pero todos ellos se veían enmascarados por el aroma dulzón y excitante del opio. Se extendía por la sala con un humo sinuoso y seductor, proveniente de las elegantes pipas labradas que las jóvenes criaturas de la noche  ofrecían a sus clientes.

En los rincones, bocas hambrientas se buscaban unas a otras, disfrutando del anonimato, compartiendo secretos, besos lujuriosos y caricias suaves como pétalos de rosas. Seres que olvidaban sus preocupaciones y se entregaban al momento.

La música era tenue y sinuosa, como los movimientos de una serpiente, y las jóvenes bailarinas se contoneaban unas contra otras, atrayendo  las miradas lascivas de los asistentes a la fiesta. Eran muchachas jóvenes,  atractivas y completamente desechables, hijas de la noche a las cuales nadie echaría de menos si desapareciesen.

Ella no era una de esas mujeres.

Mimada hasta la saciedad y adorada por muchos, Carmina se semejaba más a sus compañeros masculinos. Ella estaba allí para disfrutar. No era otro pedazo de carne a la venta, ella era una consumidora voraz y sin ningún tipo de inhibiciones.
Con su vestido de pavo real, y máscara a juego parecía una princesa antigua. Elegante, soberbia y dolorosamente decadente.

Sus gestos eran suaves, y la forma en que se llevaba la pipa a los labios resultaba cuasi erótica.
Se encontraba en un estado en el cual nada le importaba, su mirada se movía perezosa de un lado a otro,  fijándose en aquellas personas que fuera de ese lugar de pecadores mantenían una fachada impecable.
Políticos, miembros del clero, otros inquisidores; Todos ellos reunidos allí, escondidos tras una máscara, dejando su verdadera personalidad aflorar.

Pero, ¿Quién era ella para reprochárselo? Aquel que esté libre de pecado que lance la primera piedra.

Y aun desinteresada por todo aquello, no pudo dejar de fruncir el ceño al oir el alboroto que se estaba formando en uno de los divanes, donde uno de los clientes parecía estar actuando de manera terriblemente descortés.
Si aquello no paraba se vería obligada a intervenir. Y realmente, no tenía demasiadas ganas de hacerlo.
Estaba allí para disfrutar, para relajarse y olvidar el mundo. Lo único que deseaba era cerrar los ojos y dejar  que la música y el pesado humo del opio la llevaran lejos de allí.
Pero con el creciente aumento de la reyerta, iba a resultarle imposible.

Parecía ser que la suerte no la acompañaba.


It's a cold and it's so broken Hallelujah

Carmina Moran
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 72
Puntos : 50
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 02/08/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario http://madamecoulter.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Discordia en Babilonia {Libre}

Mensaje por Kiara Zając el Mar Oct 04, 2016 11:02 pm

Suave tonos que se mezclan con notas olvidadas en los murmullos de una vieja canción de cuna con los que unos suaves y tiernos dedos se mecen sobre los pétalos enrojecidos de las flores de un jardín saltando por entre las blancas y amarillas bellezas florares; una a una son llevadas entre sus manos dejando solo las más bellas y quienes ya han pasado de su tiempo son acunadas en su brazo para quedar en la última morada. La belleza estival de aquel jardín botánico le hace mención a quien es su administradora y cuidadora, aquella que sirve en el completo silencio al dueño de aquella propiedad parisina.

Una cinta roja ata las delgadas hebras de la melena oscura en lo alto un lazo atado siendo movido por las pequeñas brisas de la noche, una brisa que deja que cada gota de sudor baje por el centro de aquella espalda, con aquellas telas ajustadas que eran el símbolo de un disfraz, las plumas que engalanan ala pequeña ave así como la máscara de esa misma forma untada con plumas y encajes llevando a sus claros ojos a azules a resaltar más entre los presentes de aquella reunión, una a la que fue invitada por azares del destino como muestra de agradecimiento por una noche bajo las alas de la pequeña ave. Entre los invitados puede llegar a reconocer a algunos incluso a su benefactor que la ha llevado, engalanado con una copa invita al ave a pecar, lástima que no se deje llevar tan rápido por lo oculto de la bebida.

Conversaciones que iban y venían mientras el humo se volvía más intenso, así como la melodía iba descendiendo dejando que los baile sean más eróticos y sensuales, dando paso a otras invitaciones más placenteras. Los ojos del ave se abrieron completamente así como la conmoción que su lengua dejaba sobre sus labios momento en el que su acompañante optó por algo más serio e íntimo. Lástima que ella no estaba consciente para ello. El compañero tomaba y agitaba con fuerza aquel delicado brazo hasta el punto de querer romperlo, más la voz suave de la joven que se acompaña con una sonrisa y una mirada tan profunda —Señor, si insistís por ese camino terminarás lastimándote, y eso es algo que nadie aquí quiere, así que soltadme por piedad o de lo contrario…— sonríe ampliamente cuando otros dos hombres se acercan al diván donde estaban los dos.

Clara confusiones que se van armando entre aquellos hombres de la iglesia que tratan a toda costa que el ave ceda ante el señor que la ha llevado, pero lástima su noche ya había pasado; con la mirada busca a alguien en la que se pueda apoyar por el momento y con un sonrisa escoge a quien sola se hallaba —Si me disculpan caballeros pero mi hermana está esperándome ¿habéis pensado que estaría sola por aquí? Error, también sabía que ella estaría aquí— camina lento hasta donde aquella mujer sentándose a su lado dándole un beso en la mejilla —Perdona por hacerte esperar, estaba ocupada con unos caballeros que querían conversar— la suave sonrisa y la mirada simulada que se dirige a los hombres que no dejan de vigilar a ambas mujeres.

Solo quedaba y esperaba que la mujer le siguiera el juego de la mentira.






Kiara Zając


Kiara Zając
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 45
Puntos : 25
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.