Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Comenzando la huida [Privado Errol]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Comenzando la huida [Privado Errol]

Mensaje por Nimue Dow el Mar Oct 11, 2016 2:59 am

Era mi tercer día como empleada en aquella taberna, esa en la que las dos noches anteriores había terminado tratando no solo con borrachos y majaderos, sino también con cazadores con un instinto un tanto atrofiado, pues ninguno de ellos había podido descubrir mi naturaleza, ni aún paseándome delante de sus narices. Desde luego que harían bien en dedicarse a otra cosa que no fuese la caza, pues poco futuro les veía yo protegiendo a la humanidad de seres como yo.

Esperaba que aquella noche fuese más tranquila, necesitaba tiempo para pensar cual sería mi siguiente paso. Quizás era innecesario seguir huyendo, quizás no hubiesen mandado a nadie en mi búsqueda, aunque conociendo a mi padre y sabiendo la deshonra que habría sentido con mi huida, lo más probable es que hubiese puesto un alto precio por mi cabeza. Empezaba a verle el encanto a aquella ciudad que en principio me había parecido un hogar de locos, pero que poco a poco me había ido conquistando con sus gentes, sus bulliciosas calles y sus tranquilos bosques. Lo cierto es que París disponía de un poco de todo, el lugar perfecto para dejarse llevar y perderse en el camino.

Según me había explicado el mesonero, mi primera semana haría turno de noche, pues era cuando más clientela había, y a partir de entonces podría alternar el trabajo diurno con el nocturno, hecho importante pues no me imaginaba sirviendo copas cuando la luna llena coronase el firmamento.

Aquella noche me tocaba de nuevo servir a las mesas, de modo que afrontando con ilusión una nueva jornada de trabajo, y esperando no encontrarme con ningún imprevisto, comencé a tomar las comandas de las mesas para solicitarlas después en la barra; esperando entonces a que alguna compañera me las preparase, para acercarlas de nuevo a las mesas. Un trabajo sencillo, aunque un poco tedioso conforme los ánimos se iban caldeando, y los hombres embriagándose.

Estaba tomando nota de la comanda de una mesa donde dos cazadores (no había manera de librarme de ellos) trataban de cortejarme de la forma más burda posible, cuando sentí aquella aura que reconocería a kilómetros entrar en ese momento en la taberna. Giré mi cabeza hacia la puerta, con una pícara sonrisa dibujada en mi rostro contenta por ver de nuevo a aquel hombre que me había enseñado tantas cosas, Errol, mi hermano mayor; ese que me había cuidado y protegido cuando era pequeña, más cuando vi su semblante, supe que las cosas no iban bien; nada bien. Y encima, para terminar de cabrear más a mi hermano , si es que eso era posible, uno de los cazadores osó por tomarme de la mano ante mi anonadada mirada que no auguraba otra cosa que problemas. Madre mía la que se iba a liar allí, y yo todavía en periodo de prueba en aquel empleo.




Me:


My love and me:

Nimue Dow
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 66
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 29/07/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando la huida [Privado Errol]

Mensaje por Errol Dow el Miér Oct 12, 2016 8:25 am

Llevaba ya unas semanas en París, el rastro de mi hermana se difuminaba en aquella ciudad sin ley, esa que llena de ruidos y de distintos olores se convertía en le lugar perfecto para no ser encontrado.
Ademas, haber conocido a la que hoy era mi prometida había dispersado bastante mi atención sobre mi principal misión, devolver a mi hermana a los bosques de los que jamas debió salir.

Hoy, era una de esas noches en las que Odalyn tomaba su camino y yo por el contrario tomaba el mio, cada uno afanado en la búsqueda de sus propios hermanos.
Me sorprendí cuando un resquicio de Nim fue hallado unas cuadras mas aya de una cochambrosa taberna de mala muerte.
Incapaz de entender que la habría podido llevar allí estuve a punto de dar por falso ese rastro, mas un palpito me forzó a seguirlo hasta adentrarme en aquel antro de perdición con olor a alcohol a sudor y a tabaco.

No tarde en centrar mis ojos en lela, sujetaba una libreta y una pluma donde tomaba nota de las comandas,  y ademas dos humanos asquerosos la tenían tomada por el brazo entre ebrias risas.
¿por esto había cambiado nuestros bosques? ¿por venir a zorrear con unos y con otros a esta gran ciudad?

Mis ojos se tronaron ámbar, estaba furioso, sentía como el nombre de mi familia quedaba relegado a cenizas frente a esos dos hombres que la trataban como a una vulgar prostituta y lo peor era que eso lo había provocado ella.
Ella con su rebeldía e insolencia.
Odio, odio sentía por esa niña a la que ya no conocía, esa que un día fue todo para mi, mi hermana mi amiga y ahora, ahora solo era la mujer que había decidido desafiar no solo a mi padre el alfa, si no traicionar a toda mi manada.

Caminé hacia ella gruñendo furioso, no hubieron palabras, tan solo su aura que destilaba miedo y la tome del brazo para sacarla de aquel lugar nauseabundo en el cada rato que pasaba se tronaba en un suplicio.
-vamos a casa -rugí tirando de ella sin mediar mas palabra



Errol:



Errol:



Errol Dow
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando la huida [Privado Errol]

Mensaje por Nimue Dow el Jue Oct 13, 2016 4:43 am

Me quedé paralizada cuando vi a mi hermano mayor avanzar hacia mi posición a grandes zancadas, preso de esa rabia que lo caracterizaba y demostraba sin pudor ninguno cuando sus ojos pardos se tornaron de un ámbar intenso al ritmo que sus gruñidos se hacían audibles en aquella taberna.
Sabía que mi padre pondría tras mi pista a los mejores rastreadores, que no se daría por vencido fácilmente, pero lo que jamás hubiese imaginado es que mandaría a por mí a su más eficaz rastreador, ese hombre con el que había compartido tanto y al que había querido con locura. Mi hermano y yo habíamos sido uña y carne, siempre había encontrado en él a un amigo en quien confiar, y ahora...ahora se había convertido en mi verdugo.

Para cuando decidí salir corriendo de aquella taberna y rezar a los dioses para que me ayudasen en mi empeño de huir, fue demasiado tarde. La fuerte mano de Errol agarró mi muñeca infligiéndome un intenso dolor al tiempo que tiraba de mí y me confirmaba lo que ya imaginaba por su enrabiada aura, que nos volvíamos a casa.
Forcejeé con ganas, tiré de mi brazo tratando de evitar su agarre, más lo único que conseguí fue un dolor más intenso de la extremidad que seguía sujetando. Busqué entonces con la mirada los ojos de aquellos cazadores a los que estaba sirviendo, esos que aún ebrios seguramente se habían percatado de la naturaleza de mi hermano, y a los que ahora mi mirada les suplicaba ayuda.

Fue un gesto cobarde, lo reconozco, pero si Errol me sacaba a la calle estaría perdida, y nada ni nadie podría evitar que me devolviese a mi casa; ese lugar que había dejado de ser mi hogar, y donde por mis actos, sería juzgada por las leyes de la manada.
Ambos hombres se pusieron en pie, tomando sus armas del suelo donde las había dejado al sentarse, mientras mi hermano avanzaba hacia la salida arrastrándome de la mano. Un puñetazo en el hombro fue todo lo que le pude propinar para que me soltase, pues cuando frenó en seco y clavó su mirada asesina en mis ojos, tragué saliva quedándome paralizada, sacudiendo todavía la mano que ahora me dolía casi de igual forma que la otra muñeca que me sujetaba.

-¿Tan cobarde eres como para tener que llevarte una mujer a la fuerza?- gritó uno de los cazadores a mi espalda, desviando Errol su mirada hacia él. Mal cazador, muy mal, pensé.
-Normal, con esa cara dudo mucho que sea capaz de conquistarlas por su encanto personal.- bramó el otro mientras yo negaba con la cabeza. ¿Por qué tenían que cabrearlo más de lo que ya estaba? Con lo fácil que hubiese sido lanzarle algo a la cabeza y dejarlo inconsciente mientras estaba de espaldas.

Sentí sus pasos aproximarse hacia nosotros, pude escuchar el sonido de sus bastardas preparadas para la lucha cuando las chocaron ligeramente animados por el hecho de creer poder darle su merecido a un licántropo; ignorantes humanos que se pensaban que por estar en mayoría conseguirían aplacar la rabia de mi hermano. Ese que sin ceder en su agarre, ignoraba mi presencia para centrarse en aquellos dos inútiles que bien necesitarían la ayuda de algún cazador más si querían salir ilesos. ¿Es que no habían cazadores competentes en aquella ciudad?
El ambiente en la taberna se tornó tenso, volviéndose todas las miradas hacia nosotros. Después de aquello tendría que buscarme otro trabajo con total seguridad. Y un silencio sepulcral nos envolvió, no augurando nada bueno.




Me:


My love and me:

Nimue Dow
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 66
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 29/07/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando la huida [Privado Errol]

Mensaje por Errol Dow el Vie Oct 14, 2016 9:23 am

Esa desconocida que me llamaba hermano hizo lo peor que podía hacer, suplicar..mas no a mi, no pidió mi clemencia, ni apelo al amor que nos procesábamos, no reconoció su equivocación y se quebró entre mis brazos suplicando mi perdón.

Ella por el contrario suplicó a esos que cada luna llena nos daban muerte, a ella, a mi , a la manada.
Estaba claro que no era una de los míos, estaba claro que no era esa niña con la que jugaba por los bosques de antaño. No, ahora era una completa desconocida.

Sonreí de medio lado cuando las dos moles se levantaron, la parecer querían fiesta, y para mostrármelo desenvainaron sus bastardas al ritmo del viejo piano que un anciano lograba aporreando sin maña sus teclas.
Sus palabras eran tan tontas como su propia inteligencia y no pude evitar que mis ojos buscaran con desprecio a los de mi hermana que parecía complacida con la afrenta.

Sin aflojar un ápice el agarre, pues sabia que de soltarla, escaparía a toda prisa, desenvainé mi espada larga, dispuesto a enseñarles como al sangre correría si eran tan estúpidos de continuar con esa gesta.
Estúpidos, borrachos y arrogantes, esa era la definición de esos dos cobardes que como las hienas, reían y atacaban en grupos.

Choques de aceros, chispas, que iluminaron aquel lugar preso de un candil.
Las mesas cedían a nuestro paso y con nuestros movimientos, el lugar parecía prender en llamas. Se desato el desastre en aquel antro donde los cristales inundaban el suelo y los golpes parecían estar a la orden del día.
Aceros que rozo mi brazo forzándome a soltar a una dama, que corrió hacia el exterior abandonándome a mi suerte.

Suerte que por supuesto obtuve cuando esos hombres yacieron en el suelo con su piel hecha jirones, ganas de aullar a la luna es lo que contuve cuando salí al exterior de la maldita taberna en busca de mi presa, esa que de nuevo se escapaba entre mis dedos como el viento surca las ramas.

Ni rastro, la había perdido, maldije París, maldije a los cazadores y me maldije a mi mismo por ser tan estúpido.



Errol:



Errol:



Errol Dow
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando la huida [Privado Errol]

Mensaje por Nimue Dow el Vie Oct 14, 2016 3:28 pm

Sus ojos ámbar se clavaron en los míos, y supe que había cometido una gran estupidez al pedir ayuda a aquellos cazadores que sin duda caerían a manos de mi hermano, que sin aflojar su agarre desenvainaba su espada para enfrentarse a unos humanos que tenían pocas oportunidades de salir victoriosos.
Más esto no pareció amedrentarlos, pues embravecidos por el alcohol y la probabilidad de proclamarse vencedores por su superioridad en número, atacaron a Errol sin más dilación.
El ruido de sus espadas golpeando la de mi hermano era ensordecedor, los gritos y la desesperación del resto de clientes que trataban de salir de allí cuando los aceros se acercaban a las mesas, derribando así sus copas; clientes que temían por sus vidas, igual que yo por la mía. Seguí tirando de mi mano para poder huir, para poder escabullirme entre el resto de humanos que abandonaba a grandes trombas el local, pero no había forma en que mi hermano me soltase. Hasta que uno de los cazadores, quien sabe si por puro azar o porque no era tan inútil como parecía, consiguió alcanzar el brazo de mi hermano; el mismo brazo cuya mano me sujetaba

Y fue entonces, en ese momento de cobardía por mi parte, en el que Errol soltó mi muñeca por el dolor producido por la afilada hoja de la espada del cazador, cuando atisbé quizás mi única oportunidad de huir. Una oportunidad en la que lo abandonaría a su suerte, un acto en la que según las leyes de la manada sería castigado, más ¿no iban a castigarme igualmente por mi marcha, por la deshonra que había despertado en mi familia? Además, tenía claro que no podrían vencerlo tan fácilmente; Errol era un magnífico luchador, podría con el doble de cazadores que esos. Y si me quedaba, supondría mi vuelta a mi casa, a una casa que ya no era mía, con una manada que probablemente me odiaría de la misma forma que el aura de Errol me demostraba que me odiaba en esos momentos.

Así que salí corriendo aprovechando ese instante de descontrol; ese infierno provocado por mí y mi hermano, un caos de gente gritando y saliendo también por la puerta tratando de evitar verse enzarzados en una pelea que nada tenía que ver con ellos. Me camuflé entre esos humanos que aunque en ocasiones habían sido mis enemigos ahora eran parte de mi salvación, y agachándome ligeramente para que Errol no pudiese controlar la dirección a la que me dirigía, acudí hasta la pequeña cuadra donde dejaban sus monturas los clientes, "tomando prestada" una de ellas, y escapando al galope lo más lejos que aquel caballo pudiese llevarme.

Decidí dirigirme al bosque, allí sería más difícil seguirme el rastro y más fácil esconderme entre los árboles y la maleza. Debería huir de París, fijarme un nuevo objetivo y viajar hasta conseguirlo, aunque, ¿y si le dejaba a Errol una pista falsa para que creyese que me había dirigido hacia el Norte, y me quedaba escondida en París durante una temporada? Sin duda podía ser un buen plan, y evitaría tener que estar más tiempo huyendo. Al día siguiente al amanecer me pondría en marcha con mi caballo, y trataría de llevar a cabo aquella idea cogida de los pelos.




Me:


My love and me:

Nimue Dow
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 66
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 29/07/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando la huida [Privado Errol]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:29 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.