Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» ¿Sigues creyendo en las casualidades? Yo también. [Privado]
Ayer a las 11:55 pm por Nessanië

» APERTURA DE FICHAS
Ayer a las 11:54 pm por Leήeth D'Aramitz

» Et viventem in me [Romana]
Ayer a las 11:51 pm por Romana Warwick

» ¿Nos conocemos? [Privado]
Ayer a las 11:48 pm por Týr Von Streigner

» La noche es joven (privado)
Ayer a las 10:37 pm por Týr Von Streigner

» Busco algo significativo
Ayer a las 10:04 pm por Týr Von Streigner

» ¿QUIÉN ROLEA?
Ayer a las 10:01 pm por Santhiago Morel

» Caza mayor [Libre] (Flashback)
Ayer a las 10:00 pm por Santhiago Morel

» << Encadenados >>
Ayer a las 9:51 pm por Ebony A. Cassia



Chasing the white kitten · Astrid ·

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Chasing the white kitten · Astrid ·

Mensaje por Anne-Marie Ruthven el Mar Oct 11, 2016 4:35 am

El mundo tiene un millón de caras y todas distintas a su vez, ya que dependía del punto de vista con el que se mirase, así la percepción cambiaba de forma tan absoluta que sería difícil de reconocer por otra persona, incluso la edad influenciaba en éste dato ya que desde que se nace, la forma de ver las cosas varía gradualmente conforme se va creciendo; por ello, Anne-Mariè, aún en su inocencia, ignoraba el peligro que había más allá de las puertas de su hogar. Criada entre algodones, se podría decir que la niña era infinitamente feliz. Todo aquello que acudía a su vida de forma inesperada, por muy pequeño que fuese, le infundía un gran sentimiento de felicidad, así, su imaginación volaba aún sin pretenderlo adornando con bellos hilos de oro todo aquello que tocaba su mente.

Ella, vivía bajo la mano estricta de su padre y el amor incondicional de su madre. Muchas veces pasaba el día ejerciendo de princesa, y ésto no se limitaba a ser feliz en el jardín sino a empezar con sus enseñanzas más básicas, aunque para cualquier niño fuesen difíciles. La niña no tenía a penas tiempo para jugar; se portaba bien, era educada e infinitamente dulce, aceptaba cualquier regañina aunque no hiciese nada que necesitase de una. Al final del día, cuando había acabado sus quehaceres, en lugar de rendirse ante una taza de leche caliente, su imaginación parecía despertar más aún si cabía. Ella, deseaba jugar pero en su casa no había otros niños con quien hacerlo, ya que suhermano, tenía quizás más tarea que ella y él sí que acababa rendido por las noches, ya que a la mañana siguiente le esperaba un día duro. Anne-Mariè, bajó de su diminuta cama y se dirigió hacia la de su hermano, jalándolo con suavidad para que despertase, pero él, se suponía que ya iba por el quinto sueño por lo que pareció no oirla. Ella, sin embargo, le dejó descansar dándole un beso de buenas noches y volvió a bajar de la cama. Llamada por las luces que iluminaban el filo de la oscura puerta, la niña la abrió con sumo cuidado. Se suponía que allí los guarias esperaban rectos a que nada traspasase las puertas pero al fin y al cabo no esperaban que la niña se hubiese salido de la cama.

Sujetándose a la pared con una de sus manos, ella caminó por los pasillos, buscando a alguien con quien jugar. Como siempre, en la cocina encontraba siempre a alguien dispuesto a jugar a cambio de no hacer nada de ruído ya que ello acarrearía problemas tanto para la niña como para el personal, ya que de estar fuera de su lugar de trabajo, acarrearía serios problemas para ellos.

A Anne-Mariè le encantaba jugar al escondite y así fué cómo estuvieron jugando por un largo rato. Ella sabía esconderse en lugares pequeños y aprendió a no hacer a oenas ruído para que nadie le encontrase. Lo malo era, que una vez hacía tiempo se llevaron un disgusto ya que nadie la conseguía localizar, el motivo era que se había quedado dormida en uno de sus escondites.

Pero Anne-Mariè, cuando se disponía a esconderse, se encontró con un diminuto gatito blanco, el cual no dudó en ir a coger para abrazarlo. Éste se dejó, pero a los pocos segundos se deslizó por sus brazos al suelo y la niñs, obviamente, se había quedado prendada de dicho animal.

Cada vez que el gatito daba un paso hacia fuera, la niña lo seguía, y éste parecía quedársele esperando hasta que ella por fín le seguía. Incluso parecía indicarle el camino para salir de las cocinas y así llegar al jardín, por una de las puertas que aquella noche se olvidaron de cerrar. Annie, caminó descalza por el césped de los jardines, siguiendo al gatito blanco, no le importó cuánto tiempo había estado caminando, pero ya llevaba rato en el que se había alejado demasiado de la casa, pasando a través de arbustos que parecían haber sido despojados de sus ramas para que hubiese más fácil acceso.

- Gatito... ¿Dónde estás? ¡Ya no te veo! Ga... ti... to... - Lo llamó con insistencia, con aquella voz tan dulce que sería imposible no resistirse. Llegado a un punto, se dió cuenta de que estaba rodeada de muchos árboles y siguió caminando hasta que logró llegar a un viejo camino, allí, escuchó un maullido y al girarse, se dió cuenta de que aquel gatito estaba sentado, como esperándola.

- ¡Gatito, has aparecido!- La niña caminó hacia él, pero ya no ronroneaba igual. Ella se quedó paralizada mientras el gatito parecía transformarse en algo mayor, convirtiendo el maullido en algo desagradable y los pequeños bigotes en algo mucho más peligroso. Ella, miraba a lo alto, ya que ahora el pequeño gatito se había convertido en algo mucho más grande que ella.

- ¿Gatito...?

Anne-Marie Ruthven
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 11
Puntos : 3
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 13/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.