Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS. THE MEANING OF LIFE - PARTICIPAN MIKLÓS L. DEGRASSO Y DOMINIC CUSTLER. THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS.



Espacios libres: 19/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Bad kids [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bad kids [Privado]

Mensaje por Virgile el Jue Oct 13, 2016 10:57 pm

El mundo es un lugar extraño, (... ). Siempre el mismo, pero siempre una sorpresa.
Anthony Bruno


Corría tan veloz como se lo permitían sus piernas, el corazón lo sentía como si se le fuera a salir del pecho en cualquier segundo y pese a eso, estaba feliz por haberse salido con la suya una vez más. Mientras que huía de la escena de su crimen, Virgile apretaba fuerte su mano derecha, sintiendo en ella la forma de aquel extravagante collar que arrancó del cuello de una mujer adinerada que descuidadamente paso muy cerca del joven. Entre risas y uno que otro vistazo hacía atrás, el ladrón se alejaba cada vez más y más, escuchaba tras de si los gritos por el desorden que dejaba a su paso, pues el ladrón no tenía ni la más mínima precaución al escapar y con justa razón, ya que pasar algo de tiempo en los calabozos no era agradable para nadie, mucho menos para seres de naturaleza libre como él o sus compañeros de robos.

Conforme se alejaba no solamente de los gendarmes que le perseguían sino además de las personas que furiosas reclamaban porque los golpeaba o tiraba al suelo, Virgile comenzó a disminuir su velocidad hasta convertirla en un simple trote, con el cual ya no causaba más problemas, simulando ser entonces nada más que un joven que llevaba algo de prisa, quizás porque debía llegar a una cita o porque su familia le esperaba para que llevara algo de dinero, algo que no distaba mucho de lo que en realidad estaba haciendo. El ladrón robaba para sus compañeros, mantener a un grupo de cerca de quince jóvenes era algo complicado más no imposible, solo se necesitaba determinación y una buena mano para robar a ricos, quienes tenían joyas y comida de sobra.

Lentamente su trote ceso, cambiando por un andar despreocupado conforme se iba acercando a una de las zonas favoritas de él y su grupo, la Plaza Tertre. Aquel lugar era un punto de reunión no únicamente para los suyos, sino también para muchos otros jóvenes que vivían en las calles de París y que debían ingeniárselas ofreciendo espectáculos callejeros para sobrevivir. La mayoría de aquellos espectáculos no eran para nada populares, sin embargo, existían algunas excepciones como William, un chico del grupo de Virgile que fascinaba incluso a sus compañeros con excelentes grupos de magia o Mateo, un joven gitano que sorprendía a todos con lo certeras que eras sus lecturas del futuro, así que no cabía duda que en las calles de París existía talento.

Mientras avanzaba lento por la plaza, Virgile se topó con la presentación de otra persona sumamente talentosa, Amy. Aquella muchacha era conocida prácticamente por todo París, pues era la mejor cuentacuentos de la ciudad. Sus presentaciones no eran algo que se viera muy seguido ya que solía cambiar de ubicación siempre, motivo que llevaba a Virgile a detenerse a escucharle siempre que se la topaba y aquel día, no fue la excepción.

Antes de acercarse al enorme circulo de infantes que rodeaba a Amy, Virgile guardó en sus maltrechas ropas el collar que muchas calles atrás robó y tras hacerlo, observo a los adultos parados alrededor de los niños antes de caminar entre ellos hasta situarse en un lugar donde pudiera ver y oír a la perfección a la cuenta cuentos.




"We are undercover criminals"

Gracias:




avatar
Virgile
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 126
Puntos : 130
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 28/10/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Amy Defoe el Sáb Oct 15, 2016 10:25 pm

Me acerque a los niños que hipnotizados estaban con el cuento que prontamente llegaría a su final, extendí mis brazos para tomar a uno de los pequeños cuando vi al joven ladrón que tomaba asiento entre los menores,  en ese momento me quede parada sin hacer ni decir nada – ¡Vamos Amy! ¿Qué sigue? – la pausa se hizo un poco más larga de lo habitual, tenía que reconocer que la presencia de él me ponía un tanto nerviosa, moví mi cabeza y quede mirando a uno de los niños lo tome del brazo para que se levantara – Y así Anya tomo a Su hermano y lo alejo del manto de Robín que gritaba “NO TE SALVARAS” Comencé a correr en círculos con el niño de mi mano hasta que me detuve – Mientras corría Anya y su hermano esta le decía las palabras mágicas – sonreí cada vez al pasar por frente al joven como una estúpida – El hombre de los sueños no te llevara… cataplín… cataplan… el hombre de los sueños se alejara – moví mis manos como si se tratara de un hechizo e hice que el niño se volviera a sentar – Y así Anya había descubierto que Robín el devorador de Sueños no se llevaría ni a su hermano ni a ningún otro niño – Me puse muy seria Porque ya saben… Robín ronda por las noches buscando en las pesadillas llevarse a los niños al mundo del mas allá- hice una pequeña reverencia y se pusieron a aplaudir.

Varios de los niños se levantaron y corrieron hacia mí, uno me abrazaba las piernas bien fuerte – Amy… es mentira eso de Robín el devora sueños… ¿no va a venir por nosotros cierto Amy? – me arrodille y mire al pequeño Eliot – No pequeño es solo un cuento que se me ocurrió… nada de eso es real Le di un abrazo y un pequeño beso en su frente – Niños es solo un cuento… no es primera vez que cuento de algún monstro – dije con energía mientras recibía abrazo tras otro de los pequeños que ya tenían que devolverse a la casa de acogida – Mañana los iré a visitar y llevare algunos postres para que les cuente el cuento de la torta de manzanas – aquello solo era una ocurrencia de momento. De momento tenía que buscar algún postre que robar de la pastelería para llevar a los pequeños, me había comprometido y no podía romper una simple promesa.

Los niños se comenzaron alejar y uno que otro espectador había dejado unos francos en mi pequeño sombrero que solía ponerme para ocultar mi rostro ante las autoridades cuando andaba por el comercio de Paris. Tome el sombrero que estaba bien degastado y saque los francos, eran suficientes para la comida de ese día, ya mañana tendría que ir a vender manzanas si quería llegar con un postre. Guarde los francos en mi morral de cuero, junto con el sombrero. Mire el lugar y note que Virgile según mis contactos así se llamaba aquel joven que de vez en cuando era uno de mis tantos espectadores, nunca hablábamos solo eran miradas y sonrisas… tal como seria hoy. Apreté mis labios, no tenía mucho que hacer y hablarle no era una carta a la que apostaría, me ponía nerviosa y de seguro me pondría a tartamudear o peor… ni siquiera saldrían palabras de mi boca.

Mientras pensaba que hacer me había quedado completamente sola, envuelta entre mis pensamientos y la suposición de acercarme hablar al joven ladrón, comencé a caminar en su dirección y al pasar frente a él no pude más que sonreír como una tonta, y seguí de largo dándome unos pequeños golpecitos en la cabeza mientras susurraba – Como esperas que lo conozcas si no puedes decir ni ¡Hola! – solté un rugido  de nerviosismo y rabia mientras caminaba con la mirada puesta en el suelo, una mezclad de vergüenza  me seguía – Amy, como tan estúpida – me volví a decir – Puedes hablar delante de muchas personas pero no delante de el – moví mi cabeza en negativa mientras me detenía para auto regañarme por no tener la valentía de hablarle.


Última edición por Amy Defoe el Sáb Nov 19, 2016 7:15 am, editado 1 vez







Manzanas Ricas Manzanas:


avatar
Amy Defoe
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 141
Puntos : 134
Reputación : 53
Fecha de inscripción : 13/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Virgile el Dom Nov 13, 2016 7:25 pm

Sin duda alguna era extraño ver a un adulto tomar asiento entre los pequeños niños que eran la audiencia más importante de la muchacha, claro que a Virgile sentarse entre los infantes no le preocupaba. La gente ya le juzgaba por sus ropas, su modo de andar y sobre todo, su forma de vivir, así que el hecho de que pensaran que era un muchacho bobo por emocionarse cual infante al escuchar cuentos realmente le tenía sin cuidado; además, la mayor parte de los niños que se encontraban sentados en el suelo eran justo como él, gente de la calle así que estar con ellos era teóricamente como estar con familia. De hecho, sus compañeros y él solían hacer visitas a los orfanatos, comedores y cualquier otro lugar donde supieran que se apoyaba a los suyos. Los muchachos no podían tener realmente mucho dinero pero cuando lograban conseguir algo de más, no dudaban ni un segundo en apoyar a los demás, quizás por eso los niños y otras personas pobres solían ayudarles en momentos de crisis, pero ahora no existía crisis porque esa la había dejado muchas calles atrás, con una mujer gritando desesperada por un collar que nunca más iba a ver.

Decidió entonces a olvidarse de la aventura del robo así como dispuesto a relajarse, Virgile permaneció atento a Amy y sus gestos. El ladrón estaba tan atento a ella que no podía evitar sonreír cada vez que sus ojos se encontraban, provocando que la muchacha le regresara las sonrisas o al menos, eso era lo que él creía que estaba pasando porque la verdad era, que aunque conocía el nombre de la cuenta cuentos y algunas otras cosas sobre ella, Virgile no le habló jamás. En algunas ocasiones había dado dinero a los pequeños para que se lo dieran a Amy pero él nunca se atrevió a hacerlo por temor de ser rechazado, después de todo, ella a diferencia de los niños debía saber perfectamente de donde provenía el dinero del grupo de Virgile. Así pues, entre miradas y sonrisas transcurrió el tiempo hasta que el cuento llegó a su fin.

Cuando la gente comenzó a moverse para depositar francos en el sombrero de la muchacha, Virgile permaneció inmóvil en su sitio, observando a los niños despedirse de la muchacha y hacer alguna que otra pregunta sobre si el monstruo del cuento era real o no. Mientras que Amy se mantenía distraída con los niños, Virgile termino por levantarse de donde se hallaba pero siendo aún incapaz de separar la mirada de la cuenta cuentos, quien se tomaba todo el tiempo del mundo para despedirse cariñosamente de todos sus fieles admiradores. Fue hasta que el ladrón se dio cuenta de que ya era de los únicos en el lugar que alejó la mirada de ella, al menos unos segundos pues de manera inevitable, volvió sus ojos una vez más a ella, sabiendo que podrían pasar semanas antes de un nuevo encuentro con la muchacha de los cuentos y sin poder hacer nada más que pensar en esperar verla pronto, Virgile le sonrió al verla pasar cerca de él.

Siguiéndola con la mirada y pensando en que haría una vez que ella se fuera de la Plaza, Virgile metió la mano en el bolsillo donde llevaba el extravagante collar robado del día y ahí tuvo la mejor idea del mundo. Apresurándose antes de que Amy desapareciera, Virgile camino hasta ella estirando su mano para sujetarla del hombro y tanto detenerse como girarse.
Nunca he podido darte nada y siempre escucho tus cuentos – soltó de manera abrupta – Así que pensé que quizás esto podría compensar esas ocasiones – y tras decir eso, sacó del bolsillo el collar y se lo estiro a la muchacha – Tus cuentos, de verdad que son muy divertidos – finalizo mientras que aguardaba a que ella tomara el collar de su mano.



"We are undercover criminals"

Gracias:




avatar
Virgile
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 126
Puntos : 130
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 28/10/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Amy Defoe el Sáb Nov 19, 2016 7:17 am

Hay momentos en la vida que las estrellas están a tu favor, esos momentos son cuando el universo entero conspira a tu favor, sentí un escalofríos recorrer mi cuerpo cuando de manera inesperada mi hombro era abordado y dándome vueltas para ver quién era, me quedaba casi paralizada con una sonrisa absurda en el rostro, rápidamente sus palabras golpearon mis oídos como si estuviera apurado o peor aún como si estuviera nervioso, estire la mano y vi el hermoso collar de aquellos que son el premio mayor cuando se ha robado algo, de un valor inigualable mis ojos quedaron quietos en la joya que deslumbraba el lugar, sonreí nerviosa porque mis piernas temblaban, una mezcla de emoción y nerviosismo. –  No… No… - no podía formular una palabra clara, tome aire y apreté el collar en mi mano –  No cuento cuentos, para recibir algo a cambio – existía una ley en la calle una de esas inquebrantables, si te regalaban algo robado era obligación quedárselo, por el valor que había que tener al hacer semejante hazaña de conseguir algo ajeno –  No era necesario – baje la mirada aun mirando la joya –  basta con que encuentres que son historias que valen la pena ser escuchadas – lo mire a los ojos ampliando la sonrisa en mi rostro, intentando tranquilizarme, era primera vez que intercambiábamos palabras, era también primera vez que alguien me regalaba algo tan caro y lujoso…

Me llamo – iba a decir mi nombre cuando de una esquina de la plaza los policías venían corriendo en nuestra dirección, no tuve que pensar mucho y entre gritos escuche - ¡Ahí Esta el collar de la duquesa! – Policías y guardias corrían en nuestra dirección, desvié mi mirada hacia el ladrón y sin pensarlo le tome la mano -  ¡VAMOS! – Grite empujando a que me siguiera, a final de cuentas era una cómplice del robo de aquella joya, con mi mano libre guarde el collar en  mi morral de cuero y seguí corriendo a su lado por las calles aglomeradas de parisinos, en una intercepción le solté y  para que agarráramos velocidad, los guardias nos seguían de cerca, y podía sentir también el galopar de algún caballo tras nuestra espalda.  

Nos alejamos lo más que pudimos de manera que perdiéndonos entre carruajes, personas, comerciantes, niños llegamos hasta una  calle solitaria, apoye mi espalda en una pared, para recobrar el aliento, puse mi mano en mi corazón que agitado estaba, sentía un cierto animo diferente, mire al ladrón y no pude más que largarme a reír, no sabía de donde provenía aquella inusual carcajada, sentía que era necesaria, para liberar tensiones, para volver a lo que estábamos antes, o que se yo. – De seguro pronto nos encuentran – dije agitada mientras me acercaba a la esquina para ver en dirección contraria, a lo lejos se podía visualizar a los policías acercarse – Amy me llamo Amy – le dije sin mirarlo  esperando que recobrara el aliento ya que si bien éramos jóvenes nuestra nutrición no era la mejor para ser unos atléticos corredores, o al menos por mi parte así lo era. – Se están Acercando – dije respirando profundamente – ¿Algún sitio cerca donde podamos escondernos? – agregue mientras yo pensaba en donde podríamos perderlos, aun cuando conocía la ciudad como la palma de mi mano, cuando se trataba de joyas de la realeza, las búsquedas eran más exhaustivas, así que teníamos que pensar luego en donde escondernos a lo menos por el resto del día.







Manzanas Ricas Manzanas:


avatar
Amy Defoe
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 141
Puntos : 134
Reputación : 53
Fecha de inscripción : 13/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Virgile el Mar Dic 13, 2016 10:29 pm

Virgile era valiente cuando se trataba de robar, de pelear o de hacer cualquier cosa por los suyos, pero era un torpe y un cobarde cuando se trataba de entablar relaciones con el sexo opuesto. Su ineptitud para tratar con mujeres se debía principalmente al ya largo periodo de tiempo que llevaba en las calles, conviviendo únicamente con hombres y alejándose lo más posible de las mujeres, después de todo, ellas eran más débiles y en su grupo, no estaban dispuestos a poner en riesgo a nadie más que a ellos mismos.

Independientemente de lo que en el grupo se pensara de ellas, Virgile no podía ignorar cuando una mujer estaba en peligro, tal y como no lo hizo cuando conoció a Nerea, aunque claro, acercarse a Nerea no le fue nada complicado porque no la conocía, nunca la siguió con la mirada ni esperaba topársela en cada lugar al que iba, algo que definitivamente si pasaba con Amy. A pesar de su torpeza, el ladrón se atrevió a hacer algo que nunca antes hizo, con paso decidido, se acerco hasta la cuenta cuentos y le ofreció quizás uno de los mayores motines que obtenía. Las palabras en negativa de Amy le hicieron mirarla con pena, quizás después de todo, ella no aceptaría el collar que le ofrecía.
¿No? – preguntó, bajando un poco la mano pero siendo está interceptada por la de la muchacha, quien finalmente tomaba la joya ofrecida por Virgile, quien sonrió en ese instante – Ya sé que no, pero yo quería darte algo para que sepas que de verdad disfrutamos de tus cuentos – hablaba en plural, como si agregara a su grupo siendo que era solo él quien estaba ahí en esos momentos – Tus historias me gustan mucho – respondió animado – podría escucharlas todos los días – carraspeo después de asegurar eso y llevó su mano derecha hasta su nuca – si es que supiera donde es que vas a estar todos los días – agregó tratando de parecer lo más desinteresado posible.

De manera casi milagrosa estaba conversando con Amy. Aquel día no podía ser mejor o al menos eso pensó por un corto lapso de tiempo, ya que a segundos de escuchar una presentación apropiada por parte de la cuenta cuentos, la policía apareció, arruinando por completo el momento.
Demonios… – susurró al ver a un grupo de policías que iban en dirección a ellos. Virgile sabía que debían salir de ahí, pero para su sorpresa, la primera en reaccionar fue Amy, que con decisión tomo la mano de Virgile, tirando de él para así ambos comenzar a correr.

Ambos corrían tanto como sus piernas les daban. Esquivaban a tanta gente como les era posible, cambiaban de calles, giraban en un lado y otro, empujaban a algunas personas a su paso y tiraban algunas cosas pero eso no importaba pues necesitaban escapar, alejarse de aquellos que les seguían y que en cualquier momento podían atraparlos. Lo peor que podía suceder para alguien que vivía en la calle como Amy y Vigile era ser atrapados después de robar, de suceder, lo más probable es que fueran llevados a los calabozos y nunca más vieran la libertad. Para fortuna de ambos, el conocimiento de las calles de París les favorecía ya que fueron capaces de llegar hasta una calle completamente desierta donde finalmente descansaron un poco. Recargado contra la pared contraria a Amy, con las manos en las rodillas y la mirada fija en la muchacha frente a él, Virgile también estallo en una carcajada, una que su cuerpo pedía después de la hazaña que ambos acababan de cometer.
Nos encontraran, si, pero al menos hemos podido sacarles algo de ventaja – dijo, tranquilizando más a su aún acelerado corazón y cuerpo – Virgile es mi nombre – respondió de manera alegre, pues finalmente se hacían las presentaciones aunque no en el momento más apropiado – ¿Aún puedes correr? porque tengo el lugar perfecto para ocultarnos – Apenas acababa de decir eso cuando se echo a correr una vez más, esta vez con una dirección definida.

Hay una cueva que mis amigos y yo usamos durante mucho tiempo de guarida – mencionó mientras que se detenía unos segundos para tomar de la mano a Amy y continuar con la carrera – esta oculta en el bosque pero fue adaptada por nosotros para vivir ahí – contaba aquello con orgullo, mientras que poco a poco iban dejando las calles más céntricas.



"We are undercover criminals"

Gracias:




avatar
Virgile
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 126
Puntos : 130
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 28/10/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Amy Defoe el Dom Ene 15, 2017 5:21 pm

De algún modo u otro ambos sabíamos que en conjunto nada podría ser normal, ya que vivir en las calles te enseñaba de manera diferente aprendías de las experiencias vividas, de lo que te tocaba a diario, nada esta impuesto, las leyes eran para los acomodados, las reglas estaban hechas para romperlas y  robar era una forma de ganar el pan de cada día, no lo juzgaría ni el me juzgaría a mí, nuestros actos eran lo más normal y cotidiano. Un día mas pero solo que esta vez era en una muy buena compañía, asentí con la cabeza cuando me pregunto si podía seguir corriendo, claro que si podía, continuo corriendo y lo seguí al mismo ritmo que teníamos el tomo mi mano y sonreí un poco intimidada, pero fue cosa de segundos – Vamos ahí entonces – dije con energía sin soltar su mano que raramente se sentía bastante cómoda…

La ciudad quedo atrás, el ruido de las calles era algo que a nuestras espaldas quedaba y el bosque nos daba la bienvenida con sus enormes árboles y sus miles de senderos, nuestro paso fue disminuyendo al tiempo que nuestras manos se separaban y simplemente caminábamos, al menos yo le seguía a el – Muy pocas veces vengo al bosque – admití, no por el hecho de que no me gustara sino más bien era porque me hacía sentir incomoda la soledad en el bosque, por el contrario en la ciudad aun cuando estaba sola no me sentía así, cosas absurdas que simplemente pasaban en mi cabeza. Por otro lado él tenía una Banda yo simplemente actuaba sola en todos mis actuares, mi fin era el bien común hacia los niños, no sé cuánto duro el silencio que llevábamos, en realidad no era uno de esos incomodos silencios, sino al contrario era bastante ameno.

Nos adentramos en el bosque la compañía de Virgile era bastante amena – ¿Y tus amigos no se enojaran de que traigas a una extraña a conocer la cueva? – existía la posibilidad, me conocía los códigos de la calle y normalmente todo lugar de refugio era casi sagrado  para el grupo que primero lo había ocupado.  Pasamos por un sendero donde había troncos caídos, se escuchaban los ruidos de la naturaleza entre ellos el viento, los animales y uno que otra pisada de algún animal cercano. Mientras más nos alejábamos de la ciudad aún más adentro del bosque nos encontrábamos me sentía un poco desorientada, definitivamente lo mío era la ciudad, las calles, la multitud, sus callejones, los botes de basura y edificios abandonados…  un mundo muy diferente al que ahora me presentaba – Virgile… tengo un mal presentimiento – dije mirando hacia todos lados y acercándome más a él, una manera de esconder mi miedo, sin negar que había algo en mi interior que me hacía estar alerta ¿Qué era? No lo sabía, tropecé un par de veces con una que otra rama, sonreí de manera nerviosa, hasta volver a tropezar y empujar solo un poco al ladrón, que seguramente conocía estos senderos mejor que nadie.

-Falta poco ¿cierto? – pregunte mientras él se detenía y se daba vueltas para mirarme,  se notaba que el disfrutaba de esto… por el contrario a mí me incomodaba… - Nadie de la policía te ha seguido hasta acá ¿o sí?- había algo cierto en todo robo, nos tendrían en la mira al menos por unas semanas, si realmente era una joya muy importante… sacarían a sus perros rastreros, o los misteriosos guardias nocturnos.







Manzanas Ricas Manzanas:


avatar
Amy Defoe
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 141
Puntos : 134
Reputación : 53
Fecha de inscripción : 13/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Virgile el Vie Ene 27, 2017 12:28 am

La persecución no iba a terminar. Virgile había decidido robar una joya sumamente valiosa, una que pertenecía a una persona reconocida en París, aunque para él la mujer solo fuera una rica más. La que no era una mujer más era la chica frente a él, que le aseguraba tener aún fuerza para continuar con el escape, provocando que lo negativo de aquel robo se convirtiera a fin de cuentas en algo sumamente positivo pues de cierta manera, el ladrón se sentía afortunado de poder finalmente compartir tiempo con Amy.

Los bosques eran tanto para Virgile como para su grupo, el mejor lugar para esconderse. La banda de ladrones de hecho tenía múltiples guaridas en aquellos lugares, eso a manera de no ser descubiertos en un solo lugar y claro, también porque cambiar les parecía divertido. Estar en los bosques entonces le resultaba a él tan natural que no pudo evitar reír cuando escucho el comentario de la cuentacuentos que andaba ya de manera tranquila a su lado.
¿De verdad? Pero si el bosque es excelente para esconderse – hizo una pausa al caer en cuenta de un detalle – bueno supongo que es peligroso para una persona sola así que es normal entonces que no vengas – y era lo mejor, pues por algún motivo a Virgile no le hubiera gustado que Amy corriera peligro en los bosques.

Poco a poco se adentraban más en el bosque. La ciudad y sus perseguidores quedaban atrás, volviéndose todo lo vivido un simple recuerdo para el ladrón, algo que no era así para Amy, quien aparentemente se preocupaba por demasiadas cosas.
No se enojarían por algo así – aseguró – El grupo suele ayudar a quienes puede, de hecho, a todos les agradas – sonrió entonces – Todos amamos escuchar tus cuentos, enloquecerían de emoción al saber que vas a estar en una de nuestras guaridas – y tras confesar aquello estalló en una carcajada que espanto a los animales cercanos.

La emoción del robo, de saber que ella estaría en una de sus guaridas, así como cierto grado de nerviosismo lo llevó a andar en silencio durante varios minutos. Podía sentir de vez en cuando la manera en que Amy chocaba contra su cuerpo, algo entendible al pensar en que la cuentacuentos no solía andar por las zonas boscosas. Fue cuando estaban bastante cerca de la cueva que las dudas una vez más atacaron a la muchacha, quien no dudo en preguntar al ladrón sobre la seguridad de aquel escondite.
Esta un poco más adelante y quédate tranquila – la miró fijamente – Este sitió es seguro y nada malo va a suceder – espero un poco, re iniciando la marcha una vez que la muchacha se encontró más tranquila.

Caminaron un pequeño tramo más antes de que la cueva se volviera visible.
Hemos llegado – anunció con emoción antes de avanzar con más velocidad. Pese a ser un lugar alejado de la civilización y rodeado de naturaleza, las cercanías de la cueva se veían despejadas, limpias de todo aquello que la banda de Virgile creía innecesario, dando un aspecto un poco más a vivienda que era lo que aquella cueva significaba para el grupo de jóvenes.



"We are undercover criminals"

Gracias:




avatar
Virgile
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 126
Puntos : 130
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 28/10/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Amy Defoe el Sáb Mar 04, 2017 9:34 am

Decían que todas las mujeres teníamos un sexto sentido, aun cuando muchas veces lo ocultaban por que podrían ser tratadas como brujas y… mire a mi alrededor, el presentimiento seguía y a Virgile parecía no importarle, continué en silencio cuando un ruido estruendoso se hizo notar en el bosque y di un salto del puro susto y fue cuando el presentimiento se hizo ver… y también sentir… El aguacero  se dejó caer sobre nuestras cabezas y entre truenos y relámpagos escuche la gran noticia y continué mi camino hacia dentro de la guarida secreta, para mi sorpresa el lugar era bastante limpio y espacioso, por no decir que el agua parecía no afectarle en lo absoluto. Moví mi cabeza escurriendo el agua – Ya sabía yo que algo pasaría, al menos eso cancelara la búsqueda -dije sonriendo y esperando el momento para continuar y mejor dicho dar algunas respuestas a lo que Virgile había hablado anteriormente en el bosque. – La ciudad es para mí – puse mi mano en mi pecho – lo que el bosque es para ti – me atreví a poner mi mano en su pecho y le sonreí ampliamente – En Paris hay un centenar de lugares para esconderse y lo creas o no son casi tan iguales como este – levante los hombros y deje caer mi cuerpo sentándome sobre algo parecido a un banco.

La lluvia caía con fuerzas en las afueras del bosque – Vamos a tener que hacer una fogata… - dije un poco animada, el fuego  siempre era  un gatillan te para contar alguna cosa, - De seguro cuando le cuentes a tu grupo que estuviste conmigo… tendrás que decirle que te conté un cuento solo para ti – en realidad la emoción me había llevado a sentirme avergonzada, pero era un tipo de vergüenza diferente, sentí como si en mi estómago estuvieran un millón de mariposas revoloteando ¿hambre? No sabía en realidad lo que era así que continué un poco incomoda con lo que sentía, me levante y me acerque a lo que parecía donde normalmente prendían fuego, - aquí hay madera seca – apunte hacia el lugar, así como si fuera una niña chica y como si el no supiera lo que había en su propia guarida secreta – Soy una tonta, tu mejor que nadie sabe lo que hay en este lugar.

Volví a sentarme sintiéndome un poco incomoda, se hizo un pequeño silencio que no fue del todo incomodo más bien fue un silencio acogedor, salvo por los truenos que sonaban y los relámpagos que lograban iluminar el exterior y pequeños haces de luz entraban – Ya sé que hare con tu regalo… - me puse a conversar antes de que el silencio volviera – lo desarmare por completo y hare algo nuevo, para que nadie lo reconozca y así podría colgarlo de recuerdo en mi hogar, y así algún día cuando me vayas a visitar puedas ver el regalo que nos llevó a recorrer gran parte de parís hasta llegar al bosque – levante mis hombros – un bonito recuerdo… que quizás algún día lo haga historia… sea parte de algún cuento – ladee mi cabeza mientras lo veía, Virgile se había aproximado al fuego para prenderlo ya que comenzaba hacer frio en ese lugar.

Abrace mis rodillas sintiendo un escalofríos en mi espalda – Si quieres… algún día podrías ir a mi hogar, no es la gran cosa, pero te sorprendería la hermosa vista que tiene, y lo mejor está oculto en Paris, la policía no sabe dónde queda y es perfecto… perfecto para casi cualquier cosa… - dije con cierto orgullo – me he dedicado a construirlo desde hace algún tiempo… y pago por ese espacio… algo poco pero me hace sentir que puedo contra cualquier cosa – apoye mi mentón sobre mis rodillas y aguarde silencio, no había parado de hablar en un buen rato.







Manzanas Ricas Manzanas:


avatar
Amy Defoe
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 141
Puntos : 134
Reputación : 53
Fecha de inscripción : 13/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Virgile el Sáb Mar 11, 2017 10:41 pm

El temor y la excitación de la persecución ya había pasado, todo quedaba en la ciudad. Para cuando caminaban tranquilamente por los bosques en busca del refugio prometido de la banda de ladrones a la que Virgile pertenecía, el ladrón se sentía nervioso. Aquella era la primera vez que pasaría tiempo a solas con una mujer que encima le gustará tanto. Era el nerviosismo y en parte la emoción lo que le hizo mantenerse en silencio durante buena parte del trayecto, mirando de vez en cuando a Amy para asegurarse de que le seguía y no tenía problemas al caminar por el bosque.

Cuando ya se encontraban cerca de la cueva donde permanecerían hasta que pasará la crisis del robo, fue que volvieron a hablar. La cueva estaba a la vista de ambos cuando las enormes gotas de lluvia comenzaron a caer, obligándoles a correr y reír hasta llegar a su destino. La cuenta cuentos aseguraba a Virgile que la ciudad representaba para ella lo que el bosque para él, un santuario seguro.
Supongo que esos escondites sirven si eres tan solo una persona – sonrió antes de encogerse de hombros y tratar de secarse un poco– para los muchachos y para mi creo que sería imposible pasar desapercibidos en la ciudad – Decía aquello no al azar, sino con pruebas contundentes pues antes de tomar la resolución de permanecer en las zonas más abandonadas de lo bosques, el grupo intento vivir en la ciudad. Sus intentos de vivir cerca de la civilización les llevaron una y otra vez a persecuciones, a momentos en los que les resultaba imposible pasar desapercibidos. Aquello no era lo que buscaban o deseaban, por eso terminaron por abandonar la ciudad.

Claro que necesitaremos una fogata – y la idea de la fogata no pudo más que mejorar cuando Amy mencionó de contar un cuento únicamente para él. Los ojos de Virgile entonces fueron a posarse sobre la figura de Amy, quien pese a estar empapada por la torrencial lluvia, observaba tranquilamente pero con curiosidad la cueva. La visión de aquella muchacha en la cueva le encantaba, tanto que permaneció inmóvil, observándola en silencio hasta que la mirada de la cuenta cuentos se poso fugazmente sobre él – Sería vergonzoso si no supiera lo que hay aquí – entonces se camino hasta donde se encontraba la madera que tenían guardada para situaciones de emergencia.

¿En serio?... ¿Qué harás con él? – preguntó mientras que llevaba la madera seca cerca de Amy y la apilaba. Una vez que la madera quedo bien acomodada saco un par de piedras y acercó algo de césped seco que tenían para cuando encendían fogatas. Mientras llevaba a cabo su labor, escuchaba con atención los planes que la muchacha tenía para el botín que tantos problemas les estaba causando – Suena como una excelente idea, así nadie descubrirá lo que es en realidad y no te causara más problemas – ladeo el rostro para verla y sonrió – lamento haberte metido en este asunto Amy, no creí que sería una joya tan importante – golpeaba una contra otra las rocas y no dejo de hacerlo sino hasta que una de las chispas producidas inicio el fuego.

Satisfecho al ver como la fogata se avivaba, Virgile se levantó siendo ese el momento en que verdaderamente notó el frió que hacía y el que no solo él sentía. Amy permanecía sentada, con las piernas abrazadas y temblando levemente. Sin decir nada a la muchacha, se alejó.

Caminaba por la cueva, buscando algunas ropas viejas o cobijas maltrechas que hubieran sido abandonadas por el grupo ahí, siendo la ultima de las opciones la que fue capaz de encontrar y en lo que volvía al lado de Amy, la oyó invitarle a su hogar.
¡Me encantaría! – respondió animado – sería todo un placer para mi poder ver donde es que vives y claro, ver lo que harás con mi regalo – le sonrió, estirando entonces una cobija a ella – No es mucho lo que tenemos aquí por ahora, pero espero nos sirva – no fue sino hasta que la cuenta cuentos tomó la maltrecha cobija que el ladrón se sentó en el suelo de la cueva, cerca de ella – Vaya que esta ha sido toda una aventura – sus ojos contemplaban el fuego que poco a poco crecía – Me alegra que esta aventura haya sido a tu lado.



"We are undercover criminals"

Gracias:




avatar
Virgile
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 126
Puntos : 130
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 28/10/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Amy Defoe el Lun Mayo 29, 2017 4:55 pm

Tenía un don de contar historias, cuentos de fantasía, algunos bien extraños y retorcido, algunos con mucha acción y otros con sentimientos de enamoramiento y besos, no conocía el mundo más allá de Paris y sus bosques, su mar, la torre, el orfanato, la catedral y las calles de mi amada ciudad, donde en algún momento de mi vida alguien sin corazón me había abandonado a mi merced, agradecía cada día que tenía un lugar donde quedarme, agradecía también de las habilidades que poseía y siempre que algo llenaba mi estómago era muy bien agradecido. Tome las cobijas degastadas por el tiempo o tal vez por el uso y las enrolle en mi cuerpo  la fogata comenzaba a tener vida y las palabras del ladrón no podían ser mas de mi gusto, mantuve la sonrisa mientras el calor comenzaba a envolvernos aun cuando mis ropas húmedas impedían el abrigo total, me sentí un poco egoísta y así no era yo – Ven esta cobija alcanza para los dos – amplié mi sonrisa, mi cuerpo era bien delgado y no necesitaba de mucho espere a que se acomodara y mirando las llamas color anaranjado estire mis manos hacia ellas para agarrar calor.

Tenía que comenzar mi historia… aclare mi garganta con saliva para que saliera mi voz de cuenta cuentos - Hace mucho tiempo, un Rey  se enteró de que en una de los pueblos de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino – mi voz salió suave mientras la leña crujía debajo de las llamas – este rey mando  traer ante su presencia a la bruja que se hacía llamar Liz. – hice una pausa mientras miraba de reojo al ladrón - Cuando la bruja llegó, el Rey le ordeno que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa –  mientras pensaba las  próximas palabras o la forma de explicar todo el asunto - la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo rojo, invisible ante los simples ojos humano – extendí mi brazo y señale mi meñique, indicando que ahí estaba mi hilo rojo - Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina que lo único que sabía hacer era tejer.- mire sobre mi cabeza con una sonrisa en los labios - Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie e hizo que el joven Rey se acercara y le dijo : “Aquí termina tu hilo” con una sonrisa de triunfo en sus labios , pero al escuchar esto , el rey enfureció creyendo que era una burla de la bruja , empujo a la campesina que aun llevaba a su pequeña bebe en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebe se hiciera una gran herida en la frente , ordeno a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza. – Hice un gesto de degollación y le guiñe un ojo – el Rey nunca encontró su otra mitad… ya que aquel hilo rojo si llevaba hasta la campesina que sabía tejer y había tejido otro hilo rojo con su destino. (Idea sacada de la leyenda del Hilo Rojo)

Termine de contar la historia y lo quede mirando   - ¿Sabes que parte de esa historia es verdad? Nuestro hilo rojo nos lleva alguien… solo hay que saber esperar… y llega esa persona a la que estamos unidos – moví mi dedo meñique  sonriendo – No lea vayas a decir que conté una historia tan fea – baje la cabeza ante su no respuesta, ante su silencio, no estaba del todo inspirada, o tal vez no había entendido la historia, no sabía si hablar o quedarme callada o contarle la verdadera leyenda… o quizás simplemente aguardar en silencio ante la crítica de una persona que siempre se detenía a escuchar mis descabellados cuentos…







Manzanas Ricas Manzanas:


avatar
Amy Defoe
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 141
Puntos : 134
Reputación : 53
Fecha de inscripción : 13/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad kids [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.