Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


De negocios fraudulentos, se espera cualquier cosa /Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De negocios fraudulentos, se espera cualquier cosa /Privado

Mensaje por Jürgen Dietrich el Mar Oct 18, 2016 11:40 am

Es bien sabido que los mejores y sustanciales negocios ilícitos, se realizan en lugares poco convencionales. La taberna, es uno de ellos. Mis mejores clientes suelen frecuentar tal establecimiento a altas horas de la madrugada. No hacen demasiadas preguntas - lo cuál agradezco internamente - limitándose única y exclusivamente a lo que a ambas partes compete: Francos y joyas preciosas. Francos corriendo a raudales en aquel rincón oscuro del establecimiento, rodeado de humo de cigarrillo, y alcohol a cantidades industriales. Como todo buen comerciante en mis ratos de ocio, suelo tratar bien a mis "colaboradores", la pandilla de Jack, como suelen hacerse llamar. Ninguno de aquellos traficantes posee tal nombre, simple y sencillamente quieren dejar un precedente; que se hable de ellos en el bajo mundo con tal mote.

-Muy bien Félix, ¿Qué me has traído ésta noche? Debe ser algo demasiado bueno como para haberme sacado de la cama. -Ninguno de aquellos infelices sabe de mi verdadera vocación. -Detesto que me citen e interrumpan mi sueño. -Como ya es costumbre, saco el mejor de mis puros, encendiéndole con elegancia, dándole un buen golpe-. Vamos, las cartas sobre la mesa, que la casa pierde-. Golpeo la misma con la palma de la mano. -Ya veremos si se merecen los tragos gratis. -El quinteto comenzó a reír como auténticos idiotas, mostrando los dientes podridos - los que todavía poseían algunos - aventándose los unos a los otros como si fuesen unos chiquillos que esperan a que alguien finalmente tome la palabra. Patéticos realmente.

-Monsieur X - Dijo el más gordo y apestoso de todos refiriéndose a mi persona (Ellos no saben mi verdadero nombre, me limité a pedir a que me llamasen simplemente: x ) -tengo algo que seguramente hará que sus ojos salten de sus cuencas. -Lleva su mano diestra hacia uno de sus bolsillos, sacando un pañuelo en muy mal estado, pero que reveló su gran secreto una vez que se colocó sobre la superficie apolillada. Efectivamente mis ojos se abren más de lo habitual; aquella joya es realmente una verdadera obra de arte. La joya de las joyas. ¿Cómo demonios han podido robar un objeto de tal valor y vivir para contarlo? No me interesaba en lo absoluto por supuesto, mientras menos datos, mejor. Ésta vez me han dejado anonadado, debo reconocer.

Saco un par de guantes, los coloco en mis manos y levanto sutilmente aquel collar, discretamente para apreciarlo en toda su majestuosidad. Es realmente hermoso, demasiado diría yo, pues se trata nada más y nada menos que del: Diamante de la esperanza de aproximadamente 115 kilates. Una joya rodeada de decenas de historias, todas ellas catastróficas para poseedor de la misma. Claro está que a mí las leyendas me importan poco. Y mucho dudo que estos zánganos sepan realmente lo que me han traído ésta noche.

-¿Cuánto? - Susurro con el puro en mi boca apreciando mesuradamente la joya, tratando de no parecer demasiado interesado.

-Mil grandes- Dice el cabecilla de la banda, tratando de parecer rudo- En efectivo, aquí y ahora.

Estoy a nada de regatearles advirtiendo que la baratija no vale tal cantidad, pero es en ése preciso momento en que la puerta de la taberna se abre, revelando a un sujeto que a leguas se nota que es de mi misma condición. No puedo darme el lujo de que me observe con éstos inútiles, traficando con joyas. Debo actuar con presteza antes de que me "olfatee" echándome a perder la oportunidad de hacerme de un buen negocio. Es muy joven en apariencia, pero dada mi naturaleza desconfiada, debo irme con mucho cuidado. Creo ya haberle visto con anterioridad...

-Hecho. -Echo el humo por las fosas nasales, mientras coloco una bola de terciopelo sobre la misma. -Aquí hay un poco más de mil grandes. Pueden contarlos si gustan, pero ni a ustedes ni a mí nos conviene ser vistos contando moneda tras moneda, así que si son listos, ya pueden irse largando por donde vinieron. -Se miraron unos a otros, entrecerraron los ojos, pero decidieron retirarse confiando en mi palabra. No es la primera vez que hacemos negocios, saben que la paga es buena y segura.

El ruido de las sillas al arrastrase hacia atrás alertó a varios sujetos, salvo el sujeto que ha tomado asiento a pocos metros de mí. Algo me dice que ya se ha percatado de mi presencia, pero no ha movido ni un sólo músculo. ¿Por qué habría de hacerlo además? quizás advierta que es mejor no meterse en asuntos ajenos. ¿A quién le importa que dos traficantes beban o finjan beber en una taberna atiborrada de beodos? Por supuesto sólo a nosotros dos. Recargo mi espalda en el respaldo de la silla, cruzo la pierna, limitándome a observarle. Todo vestido de blanco. Si quiere pasar desapercibido ha fracasado rotundamente, pero seguro estoy que es precisamente lo que busca. Se siente superior, seguro de si mismo, y ese simple atuendo lo dice todo.

-Interesante. - balbuceo muy sutilmente, pero lo suficientemente audible, para que el otro me escuche. Me han entrado ganas de entablar una pequeña charla con él. Ya que no ha venido a beber, sino a encararme, como casi siempre suele ocurrir en éstos casos. veremos que sucede y si pilla la indirecta.

Jürgen Dietrich
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 13
Puntos : 6
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 23/02/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.