Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» El libro de las almas caídas
Hoy a las 7:34 am por Valkyria

» ¿Quien teje nuestro destino? (privado)
Hoy a las 7:33 am por Hallie

» Ausencia de Ilona & more.
Hoy a las 7:22 am por Ilona Szèkely

» Next time I'll be braver | Privado
Hoy a las 7:17 am por Gioacchina Di Savoia

»  A Dreadful Feeling [Flashback]
Hoy a las 7:11 am por Fabrice Savile

» CIERRE DE FICHAS
Hoy a las 7:00 am por Abraxas

» I Dream of Massacres → Privado
Hoy a las 6:39 am por Serge Auric

» Blissing Me → Privado
Hoy a las 6:03 am por Akiva Alfvén

» CIERRE DE TEMAS
Hoy a las 5:27 am por Giulia Arezzo



Jean D. Lechance ID.

Ir abajo

Jean D. Lechance ID.

Mensaje por Jean D. Lachance el Vie Oct 21, 2016 1:34 pm


DATOS BÁSICOS

▲NOMBRE DEL PERSONAJE▲
Jean Dorian Lechance.

▲EDAD▲
31 años.

▲ESPECIE▲
Vampiro.

▲FACCIÓN A LA QUE PERTENECE▲
-

▲TIPO, CLASE SOCIAL O CARGO▲
Clase Alta.

▲ORIENTACIÓN SEXUAL▲
Bisexual.

▲LUGAR DE ORIGEN▲
Louisiana, Virreinato de la Nueva Francia.

▲HABILIDADES/PODERES▲

→ Habilidades: Sigilo, sentidos aumentados, buenos reflejos, agilidad, flexibilidad, velocidad y fuerza sobrehumana.

→ Atributos: Colmillos afilados, uñas afiladas (en algunos casos), piel y cuerpo resistentes (aunque suave al tacto y a la vista), e inmortalidad.

→ Sanación acelerada: Habilidad para sanar rápidamente heridas y contusiones no tan graves (esto no aplica al desmembramiento, si les arrancan un brazo, el brazo no volverá a crecer). El tiempo de recuperación varía según el personaje y la gravedad de la herida o lesión. Cuando se trata de balas de plata o fuego pueden morir si las heridas son muy graves.

→ Percepción del aura: Habilidad para ver las auras de otros seres, cuyos colores indican su humor, identidad y nivel de hostilidad, de este modo saben si están bajo amenaza. Este poder también les permite reconocer a otros vampiros e identificar a los licántropos gracias a su aura colorada y su característico olor.

→ Visión compartida y visión remota: Habilidad de poder ver a través de los ojos de los demás o en otros casos, hacer que los demás puedan ver lo que estamos viendo en ese momento. Esta habilidad funciona únicamente cuando se toca a la persona.

→ Telepatía: Habilidad para sondear los pensamientos superficiales de cualquier sujeto cercano y escucharlos como escucharía hablar a esa persona. Con el tiempo suficiente, puede enterarse casi de cualquier cosa sobre el sujeto.

→ Bloqueo mental: Es la habilidad para bloquear su mente y nadie (ni siquiera los vampiros que leen mentes) pueden saber lo que piensa.



DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA

No resulta sencillo describir las numerosas contradicciones que forman mi carácter. Justo, sarcástico, leal, oportunista. Amante de mi familia y amistades más cercanas, pero a la vez risueño y cálido, presto a sonreír con cuantos desconocidos se cruzasen en mi camino. Pese a mi alta cuna y el mimo con el que crecí en las lejanas tierras de Louisiana, la curiosidad y la adrenalina siempre han sido mis principales razones para actuar como lo hago. Al fin y al cabo, jamás he tenido que pelear por nada que necesitase; tan pronto como lo deseaba el dinero me lo proporcionaba, lo que tornaba mi vida en algo aburrido y sin interés.

Puede que, precisamente por ello, el exotismo de las clases bajas y los misterios que ocultaba me tentaban con tanta fuerza; los suburbios tenían parte del atractivo que rodeaba Nueva Orleans, pero sin el brillo y la pompa que rodeaba la zona lujosa de la ciudad. Carecían de una fachada construida por el dinero, mostrando a cualquiera que se internase en ellos la cara más dura de la vida en sociedad. Prostitutas, niños, mendigos; todos abarrotando las calles, sus rostros sucios cuestionándote constantemente porqué el derecho a vivir con dignidad sólo lo determina el nacimiento. Los ladrones acechaban en cada esquina, esperando un descuido de sus pobres víctimas para hundir todavía más sus ya miserables vidas. Era todo tan injusto como cautivador; y es que, por más que comer fuese su única aspiración, todos seguían luchando con una fuerza de la que yo mismo carecía. Paseaba por ellos a menudo, haciéndome pasar por quién no era en un infantil intento por comprender más sobre el mundo que me rodeaba. La perspectiva de una pelea en una sucia taberna portuaria resultaba tan excitante como caritativo el regalar unas monedas extra de propina; y entrar en un burdel a tomar algo con mis amistades, más interesante que todo el boato de los bailes de mi sociedad.

Poco a poco, las visitas a los bajos fondos despertaron en mi una faceta que desconocía tener hasta entonces: la altruista. Nunca había visto con buenos ojos que mientras unos nadaban en el lujo y la ostentación, otros rebuscasen entre las sobras para poder alimentar a sus numerosas familias. Sin embargo, me había limitado a observar sin hacer nada, continuando con mi estilo de vida sin plantearme siquiera que estaba en mi mano hacer algo para mejorar su situación. Tras ser testigo de cómo un burgués se aprovechaba de una joven amenazándola con su posición, decidí que podía mejorar la vida de muchas personas mediante el ejercicio de mi profesión. No cobraba dinero por mis servicios como abogado, lo que contribuía a proporcionar una asistencia letrada decente a quienes per se no podían aspirar a pagarla; por otra parte, cobraba otro tipo de favores que sí estuviese en su mano otorgarme. Era amable, pero no tonto; y ello me permitió descubrir que había personas tan válidas entre las clases bajas como lo había entre las altas. Con el beneplácito de mi padre, me hice cargo de uno de nuestros negocios de exportación de índigo que lo enviaban al Viejo Mundo, y ahí descubrí la que sería la última de mis pasiones: el dinero. Pagando los costes con favores y esclavos, aprendí que el arte de amasar una fortuna era un reto tan envolvente como a los que me había entregado hasta el momento.

Si hay algo que no he podido soportar jamás, pese a saber que formaba parte de la naturaleza humana, es la traición; jamás olvido una afrenta cuando la cometen, y podéis estar seguros de que, tarde o temprano, acabo cobrándome un precio que triplica como mínimo los intereses.

En cuanto al amor, os seré sincero: soy un romántico empedernido. Las mujeres hermosas despiertan en mi los instintos más básicos, pero es la inteligencia y la afinidad con un contrario lo que provoca que mi corazón caiga bajo su embrujo. No importa si pertenece a varón o hembra; aunque por ahora, pocos han logrado crear en mi algo más que un capricho momentáneo. Es por ello que he rechazado ya tres matrimonios en perspectiva, y es que al ser el segundo hijo de mi familia, no le debo nada a nuestro linaje. No heredaré tierras ni títulos, sólo el dinero que mi profesión y negocios me proporcionen. Y a cambio, exijo la libertad de compartir mi vida con quien yo elija, o pasarla sólo sin ataduras que me impidan hacer lo que crea necesario en cada momento.



HISTORIA

Nací en la calurosa plantación de Rosedown el 31 de Agosto de 1769, en la región americana conocida como la Nueva Francia. Era el segundo hijo de los Lechance, descendiente de una rama secundaria de nobles franceses que habían emigrado a las Américas con los primeros colonizadores de la antigüedad. Nuestro negocio era uno de los más boyantes de los alrededores; producíamos y comercializábamos índigo y azúcar, y teníamos propiedades en Cuba que producían el caro tabaco que tanto se codiciaba en Europa. Vivíamos rodeados de los lujos que sólo el Nuevo Mundo podía proporcionar; nuestra arquitectura no era tan hermosa como la de la madre patria, pero teníamos tanto dinero como sólo podían soñar los parisinos. Crecí en una mansión colonial rodeada por un entorno salvaje y hermoso, neblinosos pantanos y exhuberantes bosques que no tardaron en convertirse en mi hogar. Adoraba los paseos a caballo con mi hermano Varek por los alrededores, aunque evitábamos las cabañas de los esclavos por nuestra propia seguridad. El niño decía que aunque trabajasen para nosotros, en el fondo ansiaban la libertad. Por ello construían sus cabañas con el estilo de su África natal, decía; y no dudarían en atacar a los hijos del amo como venganza por tener que trabajar para él en sus campos. Varek siempre cuidó de mi, y años después descubriría que su protección se extendía hasta hechos difíciles de creer. Yo le adoraba; era mi ejemplo a seguir, mi mejor amigo. Mi comida favorita era la misma que la suya, y hasta insistía en llevar mis largos bucles castaños del mismo modo que mi hermano. Desgraciadamente, Varek fue incapaz de salvarme de mi peor enemigo: yo mismo. Pero eso no sucedería hasta años más tarde, cuando abandonamos la colonia que nos vio nacer para volver al seno de la Francia de la época.

El retorno no se produjo hasta que la Revolución murió en París. Numerosos nobles y reyes habían caído bajo la guillotina del pueblo, que no nos había alcanzado por estar al otro lado del océano. Para entonces, yo ya me había sacado la carrera de Derecho en la Universidad de Nueva Orleans, y compaginaba el ejercicio de la abogacía con mi papel como administrador de algunos de los negocios que me había cedido mi padre. Eran una pequeña proporción al lado de todo lo que le correspondía a Varek por derecho de nacimiento, pero más que suficiente para que al cabo de unos pocos años, me hubiese convertido en un hombre rico por méritos propios.

Los Lechance habíamos seguido con mucho interés los acontecimientos que relataban los periódicos. El levantamiento en París había sacudido al mundo entero con sus crímenes, especialmente a quienes empatizaban con los que habían muerto a manos del pueblo. Padre vio una gran oportunidad para nosotros si volvíamos a París. Decía que el entorno estaría lo suficientemente convulso como para que unos indianos como nosotros sacásemos provecho con nuestras riquezas. Podríamos obtener nuevos contactos comerciales, e incluso hacernos con tierras que nos legitimasen en la propia Francia. Sin embargo, sólo Varek y yo realizaríamos la travesía hacia el continente del que provenían nuestros antepasados; padre y madre continuarían en la plantación, gestionando los negocios y extendiendo nuestra influencia entre la sociedad noble de Nueva Orleans.

Así lo hicimos, y ahora, dos años después de nuestra llegada, continuamos intentando formar parte de la cerrada sociedad del lugar. Varek y yo compramos una lujosa casa en el centro de París, que apena piso por pasar demasiadas horas ocupándome de mi bufete. Aun así, no me ha pasado desapercibido que actúa de una manera muy extraña últimamente; evade mis preguntas sobre porqué desaparece a tan altas horas de la noche, y se limita a repetir una y otra vez que tengo que dejar de frecuentar los bajos fondos. Sabe algo que escapa a mi comprensión, pero sus silencios sólo hacen que alimentar la frustración y adrenalina que siento cuando me pierdo en las barriadas.

Una fría noche de otoño, conocí a una hermosa dama de cabellos como el fuego. Su nombre era Alessia, y era la criatura más exquisita que había visto jamás. Su piel era pálida como la nieve recién caída, inmaculada, perfecta. Sus ojos, grandes y oscuros, estaban enmarcados por una miríada de pestañas igual de rojas que el cabello. Su cuerpo era esbelto, y su cintura, tan estrecha que podría habérsela rodeado con las manos. Me rompió el corazón, y aunque no lo sabría hasta meses más tarde, también acabaría con mi vida. Pues Alessia era una vampiresa que, encaprichada de mi, había decidido arrebatarme la mortalidad para hacerme su siervo y esclavo. Tomó mi sangre hasta dejarme a las puertas de la muerte, para después ofrecerme la suya propia ya entremezclada con la mía. Jamás había sentido tal éxtasis como el de la conversión; una mezcla entre dolor y placer que borró cualquier otra delicia para mi. Dejó en mi interior el ansia de la sangre, la única capaz de animarme desde entonces. Y provocó lo que siempre había temido más que la muerte; que Varek y yo nos distanciásemos, incapaces de reconocernos mútuamente pese a todo lo que habíamos pasado.

Ahora vago errante por París, solo e ignorante. Y es que nada me enseñó mi creadora, ya que me marché de su lado prometiéndole matarla si volvía a verla. Lo único que me queda es encontrar una cura para esta enfermedad, que elimina con cada noche que me levanto de la tumba un poco más de mi antigua humanidad. Y si no existe, la inmortalidad acabará conmigo.



DATOS EXTRA

- Soy fumador, pero sólo por exigencias sociales. Además, fumar puros es una buena manera de hacerle publicidad a los negocios de la familia.
- Fui un escéptico de lo sobrenatural mientras era humano; ya tenía dificultades para creer en Dios a la luz de las ideas de la Ilustración y la Revolución, como para creer en otros seres cuya existencia sólo se menciona en los cuentos infantiles. Al menos, hasta que yo mismo pasé a engrosar las filas de los cuentos, claro.







Última edición por Jean D. Lachance el Miér Ene 04, 2017 9:01 pm, editado 3 veces
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jean D. Lechance ID.

Mensaje por Amanda Smith el Vie Oct 21, 2016 6:07 pm

OBSERVACIONES
favor de corregir
ESTÁ TODO CORRECTO, SALVO EL TEMA DEL APELLIDO QUE TE HE COMENTADO EN EL RESPECTIVO REGISTRO. EN CUANTO REGISTRES EL NUEVO, EDITA ESAS PARTES DE LA FICHA Y PASAREMOS A REVISÁRTELA DE NUEVO.






Three nights:

of hell:

Immortality to spell:

Light Up:
The Sky:
Make it through:
the darkness:
avatar
Amanda Smith
Vampiro/Realeza [Admin]
Vampiro/Realeza [Admin]

Mensajes : 4363
Puntos : 1169
Reputación : 294
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Edad : 25
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jean D. Lechance ID.

Mensaje por Jean D. Lachance el Vie Oct 21, 2016 6:46 pm

¡Cambiado!








Everything with a smile:






You & me:


¡Gracias Bea!

¡Gracias Gael!
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jean D. Lechance ID.

Mensaje por Nigel Quartermane el Vie Oct 21, 2016 8:57 pm

FICHA APROBADA
bienvenido/a a victorian vampires
¡ENHORABUENA! YA ERES PARTE DE VICTORIAN VAMPIRES Y TE DAMOS LA MÁS CORDIAL BIENVENIDA.

ANTES DE HACER CUALQUIER OTRA COSA, TE INVITO A LEER LAS NORMAS QUE TENEMOS EN EL FORO PARA QUE ESTÉS BIEN ENTERADO/A DE CÓMO MANEJAMOS TODO EN ESTE SITIO Y ASÍ EVITARTE FUTUROS MALOS ENTENDIDOS. A CONTINUACIÓN TE DEJO LOS LINKS MÁS IMPORTANTES PARA QUE PUEDAS CONOCER LA INFORMACIÓN, Y SI DESPUÉS DE LEER SIGUES TENIENDO ALGUNA DUDA, PUEDES CONTACTARME A MÍ O A OTRO DE LOS ADMINISTRADORES; ESTAMOS PARA SERVIRTE.

¡QUE TE DIVIERTAS!








No se es amigo de una mujer cuando se puede ser su amante.

I represent to you all the sins you never had the courage to commit.:
LOOK AT ME:
The past is never where you think you left it:
THANKS!:
avatar
Nigel Quartermane
Vampiro/Realeza [Admin]
Vampiro/Realeza [Admin]

Mensajes : 9938
Puntos : 5365
Reputación : 508
Fecha de inscripción : 11/01/2010
Edad : 31

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario http://www.victorianvampires.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Jean D. Lechance ID.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.