Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Memorias de una duquesa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Memorias de una duquesa

Mensaje por Danna Dianceht el Lun Oct 31, 2016 2:14 am

Los años pasaban con tanta rapidez, que la joven duquesa ya apenas recordaba nítidamente los primeros meses en el que tras la muerte violenta de su padre en sus propias manos se había hecho con el poder absoluto de su familia; Los Dianceht. Familia noble y ancestralmente conocida por morar en tierras escocesas por los años de los años, hasta los tiempos actuales. Campesinos, guerreros, militares. Los Dianceht siempre se encontraron partidos en dos ramas, la militancia y la sabiduría. Mientras los hombres de la familia, eran formidables guerreros, militares y aún más buenos maridos y duques, la rama femenina de la familia contenía un secreto producto de la primera druida que engendró la primera Dianceht. La magia, la hechicería, se encuentra en sus venas y aquella primera Dianceht fue la antecesora de todas las siguientes hechiceras que la familia engendró en su cenit. La primera fue Romilda, la misma que años después inició y contribuyó a que su familia no únicamente creciera, sino que esta fuese conocida hasta congraciarse con el favor de los reyes y resultar, una de las más importantes familias de Escocia. Después de dos generaciones, llegó el bello tiempo de Ishbet y de ahí, el tiempo de la madre de Danna y poco después de la propia Danna Dianceht, la más joven duquesa de Escocia y la última Dianceht de su familia.

La caída de su padre; Erik Winchester, fue un gran golpe para la pequeña familia que conformaba su servicio, su guardia y los habitantes de las villas protegidas por ellos. Todos sintieron pena por la joven huérfana que en apenas unos años se encontró perdiendo todos sus familiares. Estaba sola, y aquello era una certeza indiscutible, más para la joven la muerte de su padre había sido necesaria, había hecho pagar la muerte de su amada madre y al mismo tiempo, había alejado la mano tiránica de su padre de sus tierras y de aquella preciosa tierra que era su hogar. Acompañada de los mejores tutores e instructores reales, no le fue difícil asumir la regencia del ducado y a pesar de su corta edad, superando los obstáculos que encontró por el camino, logró adueñarse del control de su ducado siendo con los dieciocho años cuando tomó por completo su control. Antes de ello, la pequeña siempre había sido querida y ahora que lo único que hacía era seguir las instrucciones que su madre antes de partir de su lado le legó como educación, aún resultaba más imposible no quererla, no protegerla, no querer escucharla… no cuando en sus palabras, la difunta Lenore de Dianceht parecía hablar.



"El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia."
William Shakespeare


Gracias♥️:
Mi iris de fuego:
My light, my love:
Dark Light...:
avatar
Danna Dianceht
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 528
Puntos : 524
Reputación : 196
Fecha de inscripción : 27/05/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de una duquesa

Mensaje por Danna Dianceht el Miér Dic 21, 2016 3:50 pm

La inquietud envolvía la vida de Danna entre las paredes de su castillo. Así era desde que hacía un mes había recibido un anónimo dirigido a su difunto padre hace ya tantos años, desde entonces cada día se levantaba con una extraña sensación , el miedo corroía sus venas y se iba a dormir angustiada, como si la sombra de la muerte la fuera cercando, cada día mas...cada día mas cerca de ella. ¿En que líos podría haberse metido su padre? Esa pregunta rondaba siempre en su cabeza, en un sin vivir, sintiendo por primera vez que se encontrará muerto, si aún estuviera en vida quizás él supiera algo de ese ser “El oscuro” que le buscaba a él y a todos sus descendientes, por consiguiente, también la buscaba a ella. Desde el recibimiento de la misiva desconocida, empezó una búsqueda contra reloj, ya que no se  especificaba en ningún momento el día en que fuera contra ellos quien fuese que buscaba sus sangres. En aquel tiempo limpió de papeles todos los recovecos y escritorios de su padre, leyendo cada documento, buscando algo con que poder relacionarlo. Pero nada, de nada sirvió. A parte de algún que otro negocio oscuro y tratos con brujos, no encontró nada que pudiera servir de ayuda a la hora de identificar la amenaza creciente que cada día sentía más cerca de ella.

Así fueron pasando los días y finalmente semanas, en donde ajetreada por su vida pública como duquesa y su creciente temor, no la dejaban dormir bien y empleaba de nuevo esas horas de desvelos a encontrar alguna información en los libros de la grande biblioteca de la  segunda planta. Ninguna información, aparte de pequeños relatos ficticios de humanos imaginativos, no había nada más que pudiera relacionarse con lo que ella buscaba, ya que si en la carta ponía lo de “ …hasta el momento de su extinción o la mía…” estaba claro que no podía ser un mortal normal, si no que se trataba de una criatura de la noche, y por sus palabras usadas en el escrito se identificaba mas a un vampiro que a un licántropo que buscará  venganza contra su padre y que quisiera la sangre de todo su familia. La sangre familiar que simplemente en estos tiempos se reducía a ella, la ultima descendiente de la familia de su padre, Darius Moxviuw. Pasó el tiempo y no encontró ninguna respuesta. Hasta que una noche soñó con su padre, el que sentado en su cama de niña pequeña, le contaba una historia ancestral de su familia, quien hablaba de un cazador que los cazaba y de los que todos debían huir. De ahí a que ella nunca conociera a sus abuelos, fueron encontrados por el cazador. Ese cuento hasta ahora le había parecido simplemente eso mismo; un cuento para asustar a los niños, más concreto a ella. Pero, ¿Y si fuera verdad?.  Podría ser que un “cazador” les diera caza a toda su familia y al fin hubiera dado con la descendencia de su padre? Cada vez el rompecabezas se iba complicando y sus nervios se disparaban, tras aquellos días de apacible silencio tras la cruel amenaza que colgaba de su cuello. El silencio que parecía ser la calma que anuncia la tempestad desoladora que estaba por venir.

*Epoca del Oscuro.



"El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia."
William Shakespeare


Gracias♥️:
Mi iris de fuego:
My light, my love:
Dark Light...:
avatar
Danna Dianceht
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 528
Puntos : 524
Reputación : 196
Fecha de inscripción : 27/05/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de una duquesa

Mensaje por Danna Dianceht el Sáb Ene 21, 2017 4:34 pm

Se estaba desmoronando, a cada respiración, a cada soplo de oxigeno que pasaba a sus pulmones, su espíritu se decaía como hoja seca en otoño. Se quedaba inservible, sumisa a aquella oscuridad que cada vez más se apoderaba de todo lo que antaño le pertenecía, inclusive de su propia vida. El odio llameaba en sus ojos como una intensa llama y como más perduraba la oscuridad alrededor de ella, de más odio se llenaba su cuerpo. Aún sin entender porque la castigaba a ella por los pecados de su familia y con el recuerdo de la visión del pecho desnudo del vampiro y la herida en su corazón, sintiéndose desprotegida buscó una mínima de fuerza con la que enfrentarse a él y no perecer en el intento. Sus lágrimas tiñeron sus mejillas y con el recuerdo de su madre en la mente, dejó a un lado la piedra con la huella de su mano y se llenó de valor. Fuera como fuera, tenía que terminar con aquella pesadilla o hacer que  él la terminara. ¿No se moría por matar al último descendiente de aquella familia que lo había herido? Entonces que lo hiciera rápido y allí, sobre los escombros de su hogar y de los recuerdos maternos. Quizás así pudiera salvarse de ir a los infiernos a hacer compañía al asesino de su padre.

— Jamás podréis entenderlo, jamás lo haréis por que las llamas os han consumido y la oscuridad os ha hecho a juego con ella. —Dijo conteniendo las lágrimas preparándose para lo que iba a decirle. Una información que prácticamente la condenaría a morir al acto o aquello esperaba la duquesa que tras hacer oídos sordos a todo lo demás empezó a delatarse, reviviendo aquel pasado tormentoso en el que por primera vez en su vida se había llevado con sus propias manos una vida ajena; la de su padre. Cada noche todavía en sus sueños surcaban pesadillas alrededor de la figura paterna y su asesinato. La noche en que él la mordió y sus gritos, siempre la despertaban abruptamente con lágrimas en los ojos acordándose de aquel intenso y desgarrador dolor al sentir sus colmillos en su tierna piel. Las cicatrices habían sanado al cabo de muy poco tiempo gracias a sus nuevos poderes, excepto la mordida de su padre que jamás terminaba de irse de su piel, quedando como una marca permanente. Un signo de identidad de quien ahora era. Aquel hecho hacia que cada vez se fuera a la tina a darse un baño, en el espejo se viera reflejada la mordida y recordara el ser que habitaba dentro de ella. Jamás podría olvidarse de su padre, por que como Adrik lo tenía en su corazón, ella tenía a su padre en la piel.

— Yo fui la culpable de la muerte de mi padre. — Añadió tras su confesión y un incómodo, cruel, casi violento silencio cayó sobre ambos. La culpable se habia destapado, dejaba de huir y ahora era el turno del vampiro decidir que hacer con ella, como actuar de juez en aquel particular caso, en el que ya no tantas cosas los separaban uno del otro. Ambos eran diferentes, pero también muy iguales.



"El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia."
William Shakespeare


Gracias♥️:
Mi iris de fuego:
My light, my love:
Dark Light...:
avatar
Danna Dianceht
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 528
Puntos : 524
Reputación : 196
Fecha de inscripción : 27/05/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de una duquesa

Mensaje por Danna Dianceht el Mar Feb 21, 2017 1:18 pm

Se encontraba bajo el yugo del vampiro. Y nada podía hacer. Le había arrebatado su consciencia, ahora aquel cuerpo que era suyo, solo obedecía a Adrik por más que ella en su mente se revelara. En cuanto sintió como el vampiro llegaba a su cabeza, el miedo la embargó, pero este no fue nada comparado cuando realmente se vio como una muñeca que podía ser manejada al antojo ajeno. Desde que aquellos oscuros ojos la traspasaron llegando a su mente, tirando de ella, se encontró atrapada bajo aquellos ojos y silenciada a ser espectadora de como su cuerpo acataba las ordenes ajenas, por más que en su mente ella se revolviera y luchara con todas sus fuerzas. En su interior gritaba para que dejara de jugar con ella, para que los recuerdos no la atormentasen como amenazaban con hacerlo de ser sobrepasada por la oscuridad del oscuro. Se revolvió en su interior, aún así sus pies la llevaron hacia él. Siendo agarrada por aquellas frías manos al llegar a su lado, se encontró sometida a él, amenazada por romperse en miles de pequeños cristales si no aceptaba su implacable dominio.

Indefensa. Desvalida miró el reflejo de sí misma en el cristal, temiendo convertirse en una sombra de lo que era. Una vez ya había luchado contra la oscuridad de su padre. ¿Lograría resistir una vez más? “No me rompas. No me rompas” susurró en su mente en un intento vano de que sus silenciosas suplicas llegaran hasta él. En aquel momento no podía hablar, no le salía la voz. En la persecución del bosque había creído ver la oscuridad del vampiro, dándose cuenta demasiado tarde, que lo que había avistado en el bosque era su faceta más considerada y hasta dulce si teníamos en cuenta los besos y las caricias que este le había prodigado a su cuerpo. Y que la oscuridad se encontraba en ese momento junto a ella, impidiéndole hablar, expulsarlo de su mente.

La imagen que devolvía el espejo roto sobre sí misma no tenía nada que ver con la realidad. Esparcida su imagen en los diferentes trozos que se había roto el material. La mirada que el espejo le devolvía era una mirada sumamente inexpresiva, pero por dentro aterrorizada yacía escondida en su mente. ¿Que sucedería a continuación? Miró a Adrik, buscando su reflejo en el espejo y allí estaba él, amenazante, erguido sobre ella, dominante, con una risa y cruel mirada que la hacían sentirse insignificante. “No me mires así. Me recuerdas tanto a él...” Su padre también la había mirado de aquella forma, como si fuera solo una hormiga en su camino, despreciándola en cuanto le devolvió una mirada asustada, riéndose de ella diciéndole que como no fuera mejor licántropa, él se encargaría de matarla, como hizo con su madre. Y aquella revelación finalmente fue la que lo llevó a la muerte, a manos de quien consideraba su débil hija. ¿Que diría Adrik de saber que aquel que iba a ser su víctima, había sido muerto a manos de su propia hija?

*Epoca oscuro III



"El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia."
William Shakespeare


Gracias♥️:
Mi iris de fuego:
My light, my love:
Dark Light...:
avatar
Danna Dianceht
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 528
Puntos : 524
Reputación : 196
Fecha de inscripción : 27/05/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de una duquesa

Mensaje por Danna Dianceht el Mar Mar 21, 2017 4:00 pm

Aunque pareciese imposible al contrario de lo que parecería, al lado del vampiro, la joven duquesa se sentía a salvo y reconfortada. Ningún monstruo podía atacarla, ninguno de esos similares al malnacido de su padre podrían hacerle ningún mal y eso, era únicamente gracias al oscuro que se había encargado de garantizarle la seguridad, aunque en aquel trato de que ella fuese suya no entraba el que él también fuera a protegerla de él mismo. Yendo más allá, su vida terminaría en sus manos. Lo sabían tanto él como ella y nada podía hacer Danna contra aquella afirmación irrevocable e inamovible que pendía sobre su cabeza. Algún día ella moriría y fuera como fuera, Adrik… el oscuro estaría con ella. De admirador, de verdugo, tampoco importaba mucho. Lo que debía saber la duquesa ya lo sabía y a pesar de que cada día que pasaba, que la dejaba viva era un día más de aliento y halito en su cuerpo, siempre se encontraba con una nube oscura que le avisaba de lo inevitable. Pronto o más tarde, al final lo que estaba escrito en las estrellas, sucedería hiciera lo que hiciera.

Por eso el tentar la muerte acariciando suavemente el rostro pálido y blanquecino de su verdugo, no le importó mucho. Sus dedos se movieron como plumas acariciando aquella fría piel acostumbrada a dormir con él y sentir la frialdad de su cuerpo contra el cálido suyo, ya podía soportar aquella fría piel y no sentir la tentación de recular y separarse. Ahora hasta tras probar no pocas veces la mordedura de sus colmillos en su cuello, extrañaba su frio aliento chocando contra la curva de su cuello acomodándose antes de abrir los labios e hincar sus colmillos, golpeando ligeramente con la lengua la herida para que el riego de la sangre fuera mayor. La calidez de su interior no se fundía embargada por las sombras del vampiro y como más tiempo pasaba, más parecía estar atenta a él. Su cuerpo, sus movimientos, su respiración e incluso el bombeo de su corazón estaban conectados a él. No obstante, no podía olvidarse en ningún momento del motivo por el que se encontraba ante su presencia y que más que un invitado, él había llegado a ella con los deseos de hacerse con todo que le perteneciera. Empezando por su vida.



"El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia."
William Shakespeare


Gracias♥️:
Mi iris de fuego:
My light, my love:
Dark Light...:
avatar
Danna Dianceht
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 528
Puntos : 524
Reputación : 196
Fecha de inscripción : 27/05/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de una duquesa

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.