Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 04/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Un choque que creó una nueva historia ~#Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un choque que creó una nueva historia ~#Libre

Mensaje por Marie-Thérèsé Signoret el Sáb Nov 19, 2016 10:40 pm

La tranquila y apacible tarde empezaba a llegar a su fin. Era cierto que había aprovechado como nunca el día libre que se había presentado como caído del mismísimo cielo a pesar de que apreciara muchissimo a los niños que tenía a mi cargo. Pero siendo sincera, éstos ya empezaban a ser bastante mayores, y bien había sabido que pronto mi trabajo con ellos iba a llegar a su fin. Pero las cosas, finalmente no habían resultado exactamente tal y cómo había pensado que serían. Pensaba en que aún me quedaría uno o dos años con esa familia, pero de la nada, me había llegado una nueva propuesta con una familia distinta con la cual estaba trabajando. No había sido hasta durante la conversación con la tía de la niña a la que iba a cuidar, que supe que realmente ella había llegado a saber de mi por los comentarios de mi actual jefa en respecto a mi trabajo. De igual manera, ésta también hizo un cierto hincapié en el hecho de que mi actual empleadora había mostrado ciertas reticencias en dejarme marchar enseguida y que finalmente ésta había cedido en hacerlo después de un par de semanas, tiempo que emplearía en buscar una sustituta a pesar de que no creyera encontrar a una que fuera cómo yo.

Bajo esa premisa, tenía unos días para empezar a volver a instalarme en mi antigua casa, aunque no supiera si éso iba a ser de forma permanente o temporal. No sabía bien si, cómo mi actual jefa, mi futuro jefe iba a requerir a una interna o le iba a servir con que fuera y volviera todos los días a la casa. Dejando escapar un pequeño suspiro, aparté un mechón de mi largo y rubio cabello y miré por un momento el cielo, dejándome maravillar por su magnificencia, por su azul inmensidad. Tan perdida me encontraba en mis propios pensamientos, tan absorta estaba en el cielo que no me di cuenta, hasta que sucedió, que iba a chocar con alguien. Ruborizándome sin poder evitarlo, me aparté un mechón de cabello del rostro y miré a la persona con la que había chocado sin querer. —Yo... esto... —me mordí el labio con cierto nerviosismo— lo siento mucho, no le vi. —Dije finalmente, evitando mirarle puesto que me sentía muy avergonzada y, tropezarme con alguien porqué estuviera sumida en mis pensamientos, no era algo que soliera pasarme— disculpe las molestias que pude haberle ocasionado —me volví a disculpar antes de hacer ademán de marcharme del lugar.

A pesar de que aún disponía de cierto tiempo, de que aún quedaba un poco antes de que empezara a ponerse el sol y no fuera una buena idea pasear sola por las calles de París, prefería ser todo lo precavida que pudiese al respecto. Sin decir nada mas, giré sobre mis pies y me dispuse a volver a casa, no a la casa de la familia para la que trabajaba, y dónde había vivido por el último par de años, si no a la casa en la que había crecido. Era cierto que durante ese tiempo la había estado arrendando por un bajo precio a familias que necesitaban un hogar temporal y estaban en peor situación que yo, pero en estos momentos, se encontraba vacía: los últimos habitantes habían abandonado la casa unos pocos días antes y tendría que ver que cosas necesitaba ordenar, arreglar o añadir para que viviera ahí; si es que no tenía que quedarme a dormir en mi nuevo trabajo, o para volver a arrendarla a alguien mas por un tiempo ya que sabía que nunca la podría vender.


avatar
Marie-Thérèsé Signoret
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 24
Puntos : 12
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/02/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un choque que creó una nueva historia ~#Libre

Mensaje por Taeyang Seung el Dom Dic 04, 2016 4:24 am

La forma de actuar de Taeyang siempre ha sido un verdadero misterio, a temprana edad denotaba intriga a sus padres y quien fuera que orbitara lo bastante cerca como él llegase a permitirlo, más de tres mil años luego y mantenía aquellos rasgos intactos que le permitían lucir apacible y escalofriantemente calculador, todo a la vez.
Gozaba de sonrisas difíciles de imitar, se regodeaba en la facilidad de darse a confiar por cualquiera con esos ojos tan cálidos y abrasivos con los que fue enviado a este mundo. Hoy, quizás, su primer acompañante y haz a la hora de acercarse, ventaja sobre los colmillos y la nube de muerte que llevaba como equipaje.


Apenas había desembarcado en la peculiar ciudad de París, lugar donde se encontraba el mayor número de criaturas sobrenaturales incluyendo, coincidencialmente, aquellos que durante siglos su hermano mayor ha perseguido, pero, claro que él no creí en tal cosa como las coincidencias. A donde se encuentra ve una secuencia de actos, el universo mismo entrelazado en la más brutal y despiadada de las danzas. Todo albergaba un porque y razón de ser…, por lo que una vez sus pasos encuentran destino de su agrado no es de olvidarlo con facilidad.


El sol se desprendió de sus últimos minuto para, por fin, dar paso a la estrella que a diferencia de su contraparte y amante, recibe con brazos abiertos a aquellos forzados a vivir entre las sombras y esos otros que se han entregado de la más apacible y complaciente de las formas: como él.
Sin embargo, para quien ha caminado esta tierra por más tiempo del que cualquier criatura desearía, es de esperar que guarde algunos trucos para evadir los restantes pero aun nefastos rayos de sol.


En cuanto la noche comienza a levantarse se siente a sus anchas, se siente cómodo…, siente que debe estar en algún lugar en ese preciso momento.


Era la primera vez en más de medio siglo que regresaba a Francia, alguna vez en el pasado recorrió las mismas calles que pasea hoy, calles que lucen drásticamente diferentes mas el sigue siendo el mismo, el mismo porte y elegancia, la misma aura de paz, determinación y terror…, que, hacen el deambular las una vez más no se sienta tan ajeno a sus recuerdos; deambular…, por razones que no comparte prefiere este término por sobre los demás. Le maravilla la idea de ir en busca de la nada y encontrarse con un posible todo. Provoca que descubra sensaciones nuevas y, cuando llevas tanto tiempo observando la marcha del tiempo, las novedades se convierten en un lujo.    




Sin embargo no son sus pasos que le detienen una vez adentrado en la ciudad, sino una mortal que abstraída, se atreve a juzgar, se interpone en su camino. De cabellera dorada y apariencia inocente la dama inicia con una secuencia de disculpas mientras él, extrañado por el rubor en sus mejillas se limita a observar con curiosidad, consciente de que tales gestos han de provocar bochorno en su agresora o cualquier nivel de vergüenza, como si se encontrara frente alguna nueva especie sin descubrir. Empero, la verdad es que el rojo en el rostro de la muchacha más que extrañarlo le llama la atención, privarse de compañía implica negarse de la más banales compañías, desprenderse de esos detalles que caracterizan a los humanos, rasgos que él nunca experimentó por su cuenta.
Se inclina de forma que pueda estar relativamente a la altura de la dama de mejillas rosadas, y le observa con ojos entrecerrados y labios en línea recta. Tan pronto como ella decide seguir con su camino al no obtener respuesta, atrapa su mano devolviendola al punto de inicio.
Señala sus mejillas y pregunta: —¿Se encuentra usted bien?
avatar
Taeyang Seung
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 22
Puntos : 16
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 09/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un choque que creó una nueva historia ~#Libre

Mensaje por Marie-Thérèsé Signoret el Miér Feb 01, 2017 10:38 pm

La vergüenza ardía mas y mas en mis mejillas a medida de que los segundos, lentos y agonizantes transcurrían a la espera de alguna respuesta por parte de aquel con quién, en mi mas absoluto descuido, había chocado sin poder evitarlo; algo que claramente hubiera evitado si hubiera estado pendiente de aquello que me rodeaba en vez de dejar que mi mente siguiera perdida en medio de mis propios pensamientos. A medida que pasaba el tiempo, el silencio, poco a poco me iba ahogando, y el sentirme observada, el saber que me estaba observando no hacía mas que hacer que mis nervios fueran aumentando cada vez mas y mas. En medio de ese nerviosismo, una parte de mi solo deseaba huir, correr de regreso a casa, esconderme debajo de las sábanas y olvidarme de todo, como si fuera una niña pequeña que, enfurruñada, se esconde de todo y de todos hasta que el recuerdo de la vergüenza, de la situación de la misma se haya desvanecido por completo al llegar un nuevo día. Pero no era ya una niña, era adulta y por ello, lo único que no podía hacer era simplemente salir corriendo del lugar.

Tomando una profunda respiración en el momento en que las respuestas no llegaban, en el momento en que llegué a la conclusión de que, probablemente no iban a llegar, asentí ligeramente con la cabeza, en forma de una leve reverencia antes de disponerme a seguir con mi camino. Seguramente el desconocido tendría cosas mas importantes que quedarse observando una jovencita que hubiese chocado con él pero, para mi sorpresa, y en contra de todo lo que hubiera podido imaginar, antes de que fuera capaz de realizar varios pasos para alejarme del lugar su mano atrapó la mía haciendo que, por un lado me viera prácticamente obligada a deshacer los pocos pasos que había logrado hacer, volviendo a mi posición inicial en frente del desconocido y, por otro lado, el rubor de la vergüenza aumentara aún mas ante el hecho de que éste tomara mi mano, algo a lo que no estaba acostumbrada a hacer. Mis ojos se abrieron con sorpresa ante su pregunta y, en silencio por un momento, me vi negando suavemente con mi cabeza mientras intentaba discernir si su pregunta se refería a mi vergonzoso rubor o al hecho de que hubiera estado abstraída, perdida en mis pensamientos, para terminar chocando contra él ¿cuál de las opciones podría ser realmente?

Optando por la primera, debido a la seña de su mano hacia mis mejillas, me mordí levemente el labio, sintiendo como la vergüenza crecía aun mas antes de que, finalmente, fuera capaz de pronunciar alguna palabra. —Estoy bien —digo finalmente tras un momento, con mi voz sonando como un tenue hilillo pero, por suerte, probablemente, lo suficientemente alto para que pueda oírme— profundamente avergonzada, puesto que no suelo ser tan... torpe... —agaché levemente la cabeza, con las mejillas aún ruborizadas y dejando que algunos mechones de cabello cubrieran levemente ese rubor— realmente lamento el accidente y que mi torpeza le haya podido o le esté causando alguna pérdida de tiempo —finalmente, mi voz dejó de sonar tan frágil y sonó mas como solía ser usualmente, dejando que mis palabras sonaran completamente sinceras y apenadas por cualquier inconveniente o problema que hubiera podido causarle.


avatar
Marie-Thérèsé Signoret
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 24
Puntos : 12
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/02/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un choque que creó una nueva historia ~#Libre

Mensaje por Taeyang Seung el Jue Abr 06, 2017 9:57 pm

Ha sido largo el tiempo desde que, hasta donde es capaz de recordar, sintió ternura al observar un mortal. Ha de ser el rubor en sus mejillas y la torpeza en sus delicados movimientos que provocan una sonrisa sincera en sus labios extendiendo una falsa calidez en su mirada. Ladea un tanto la cabeza y suelta su mano sintiendo al instante la incomodidad que provoca en ella. Podría manipular sus emociones, calmar las palpitaciones de su corazón desbocado que como era de esperarse retumbaban en sus oídos en la más estridente de las formas posibles. Pero no, intuía que de recurrir a tal método aquella dama necesitaría algo más que olvidar un simple rubor.

Da un paso hacia adelante simulando toda la inocencia que no tuvo el privilegio de experimentar.
Descuide, lo que menos preocupa mis pensamientos es el tiempo —dice, sincero—. Lamento si le he causado algún infortunio…, a usted o sus mejillas.
Los hermanos Seung compartían diferencias que imponían abismos entre ellos mas gozaban de similitudes que les unía tan cerca como cualquier extraño podría dudar. Algo en sus actos se siente familiar y aunque sus rostro es extraño ante él es su mirada lo que le invita a mantener una sonrisa e ignorar la vena palpitante en la yugular.

Era una bestia, estaba claro. Sus intenciones en París eran todo menos puras empero, incluso él temía sentir algún atisbo de culpabilidad, esa que ha coleccionado durante los siglos, de derramar la más fina hilera de sangre de tan bella piel.
Observa con avidez el sujeto que aguarda al finalizar la calle y no es de mucho esperar para sentir el olor repugnante que expide su alma: neófito. Está a su lección, por supuesto, seguir su camino y eludir cualquier episodio que estuviera por desatarse en cuanto la fría noche sea una con la luna en su misión de arropar la ciudad. Conocía a la perfección que tal empresa no iba bajo su entera obligación y supo que quizás todo se debía a la dulce torpeza que agraciaba a la dama lo que en tan súbito abatimiento de eventos promovió acto tan altruista en él. Quizás.
Disculpe mi atrevimiento —dice, negado a entregarla en bandeja de plata a tan degradada versión de la especie en la que ha debido convivir—, ¿no cree usted que es una noche muy hermosa para llevar semejante prisa?
Y ese era el asunto con Taeyang, premeditaba sus palabras mas no las detenía sin importar la repercusión en su interlocutor, no de ser las adecuadas.
avatar
Taeyang Seung
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 22
Puntos : 16
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 09/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un choque que creó una nueva historia ~#Libre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.