Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA HUMAN HUNTING - PARTICIPAN ALICE D. DEFORT Y MEFISTO TEMPORIS - PARTICIPAN ELORA PAINE Y HÖOR CANNIF UNITED WE STAND, DIVIDED WE FALL - PARTICIPAN AXEL BLACKMORE, XARYNE ACKERMAN, GAEL LUTZ, ELORA PAINE THE HAUNTING - PARTICIPAN PIERO D'PÁRAMO & DOMINIQUE DE BRICASSART EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 09/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Misión protección ~ Privado.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Miér Nov 30, 2016 12:07 pm

Había hablado con los chicos, casi todos estaban de acuerdo en proteger a Beatrice, en vigilarla a todas horas y si algo pasaba y yo no estaba, me avisarían de inmediato. Los únicos que no estaban de acuerdo eran una pareja que se transformaban en monos. Ellos no querían "perder" su tiempo en algo que me pertenecía a mí y no les faltaba razón, pero sabían que si Beatrice estaba a salvo, ellos podrían disponer de alimento el cual yo les proporcionaría cuando ella estuviera distraída. Era muy fácil robar comida, no me importaba hacerlo, pero era lo único que iba a robarle. Nada de joyas, ni dinero, eso nunca. Beatrice era una bellísima persona, había salvado mi vida y encima, me estaba empezando a gustar, si no, no la habría besado como lo hice antes de marcharme de su casa.

Sonreí al acordarme de ese momento, había sido un momento de arrebato, algo completamente inesperado que me había gustado y esperaba que a ella también le hubiera gustado, por supuesto. Me encontraba paseando por el bosque, hacía frío y podía ver como el vahó salía de mi boca cada vez que respiraba, a pesar de que llevaba la braga tapándome media cara, justo hasta la nariz. Iba al completo de negro, como siempre, pero no me iba a servir mucho si uno de los vampiros del circo me veía, ellos tenían muchísima mejor vista que nosotros los cambiantes y que los humanos. Mis botas rompían las hojas caídas por culpa del Otoño, el bosque se veía hermoso al anochecer, con unos tonos naranjas, rosas y azules oscuros que eran como estar en una pintura. Volví a sonreír, Beatrice tenía que ver esto, quizás lo estuviera viendo desde la ventana de su casa o quizás estuviera ocupada en otros menesteres, cualquier cosa de esas dos me valían, no quería que estuviera por el bosque ella sola.

El que no estaba solo, era yo. No iba a venir a una "misión" yo solo. Podía escuchar como Anuel hacía ruidos, era un gran oso pardo, que me seguía a unos cuantos metros de distancia, en la espesura del bosque para que nadie lo viese, pero se le oía, esos resoplidos y pequeños gruñidos, solo podían ser de él. Por el cielo, volaban dos lechuzas, Dys y Lys, dos hermanas que se mantenían justo sobre mi cabeza, mirando lo que había a kilómetros. Si no piaban, era que todo estaba en completa calma. Portaba una mochila con algo de comida, agua y un mapa. También tenia un pequeño trozo de carbón para pintar sobre el mapa, ya llevábamos casi medio mapa pintado, eran las zonas en las que habíamos recorrido en busca de los vampiros y en los que no los habíamos encontrado. Me paré y lo saqué para empezar a pintar el principio del bosque.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Miér Nov 30, 2016 2:22 pm

Estrés, nervios, miedo, y confusión, su cabeza era un hervidero de ideas que no la dejaban concentrarse, no veía bien ni las letras de los contratos, se frustraba viendo los cuadros frente a ella, su violín sonaba chirriante y ni las sonatas más simples parecían bien tocadas. Sentia un fuego quemandole la garganta, tal vez era el pánico, tal vez la rabia de sentirse inutil.

El dolor de cabeza que la acompañaba los últimos días le impedía, incluso, dormir, y ni la música la tranquilizaba, y no quería comer, aunque no sabía si eso ultimo lo atribuía al miedo y la frustración, o, tal vez, al roce de labios que Nahuel le había regalado antes de desaparecer días atrás y no volver a dar señales de vida.

Agobiada por todas esas ideas, y con un leve sonrojo por la última, se estiró sobre la mesa apartando unos papeles mientras sus brazos cubrían lo ancho del escritorio con un suspiro frustrado y rasgado. Por dios y por la madre inglaterra, qué le pasaba a la gente. Unos querían matarla y el otro le daba un beso. Se sentía demasiado confusa como para poder aclarar las ideas.

Había arreglado con rapidez la ventana, había llenado la casa de ajos y cruces, hasta el punto en el que su servicio pensaba que se había vuelto loca. Tenía agua bendita en el cuarto y había dejado una estaca bajo su amohada. Pero aun así, el estar encerrada comenzaba a causarle taquicardia, rave había estado rondando por allí más que nunca, y lo agradecía, la presencia del pequeño mapache era un consuelo, pero necesitaba salir.

Se fue a su cuarto, cambió su vestido por unos pantalones de esgrima, una camisa y un corsé de cuero marron que no estaba mal visto llevar a la vista, cogió su florete del armario y, calandose una capa, cogió el caballo del establo y salió dirección al bosque. No era experta y nada podría hacer contra un vampiro, pero se sentía harta de tener miedo, y era de día, por lo que dudaba que fueran a atacarla en ese preciso instante.

Descendió del caballo en un claro cubierto de ojas, y tomó como rival un árbol bajo en el que le podían molestar las ramas que se movían con el viento, si las esquivaba, podría mejorar y, tal vez, si la atacaban tenía alguna oportunidad más que la de huir. Pasó cerca de media hora dando espadazos, cuando, con el sudor resvalando por la frente, la capa tirada de cualquier forma en un rincón junto al árbol contrincante y con la camisa algo pegada a su cuerpo, se giró al escuchar el crujido de una rama y tomó posición de defensa, por puro instinto.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Jue Dic 01, 2016 12:47 pm

El carbón a parte de tapar en el mapa las partes que ya habíamos recorrido durante estos días, también me manchaba los dedos, haciendo que se quedasen negros y fuese muy dificil de quitar sin un poco de agua. Había traído agua en la mochila, pero no para gastarla en limpiarme las manos. Terminé de trazar una línea en la que era mi posición y guardé el carbón en el bolsillo de la chaqueta. El mapa lo continuaba llevando en la mano para no perderme y comenzar a andar en círculos.

Seguí un pequeño camino que había entre las hojas, parecía un camino que llevaba allí mucho tiempo y tenía curiosidad por ver a donde me llevaba. Dys y Lys se desviaron un poco de su vuelo, quizás hubieran visto algo e iban a investigarlo. Anuel seguía a unos metros, pero se estaba alejando cada vez un poco más, recorriendo más espacio. El bosque era frondoso y nunca sabíamos por donde iban a aparecer los malos.

El camino se iba haciendo poco a poco más amplio, los árboles se iban a su vez, espaciando entre ellos, dejando que pasase aún más la luz. Ya en el claro, unos metros más adelante, estaba Hans, el caballo de Beatrice. El corazón se me aceleró un poco, llevábamos días sin vernos y tenía ganas de hacerlo, pero había estado ocupado. Nos habíamos visto como Brave, porque dormía con ella alguna que otra noche, pero no era lo mismo. Se giró al escuchar como mis botas rompían una rama y se puso en modo de ataque. ¿Me iba a pinchar con esa espada? Daba miedo verla así. -¡Eh! Soy yo, Nahuel.- Me quité la braga de la cara, dejándola en mi cuello. -¿Qué estás haciendo aquí?- No quería que saliese sola por aquí, estaba anocheciendo. Me acerqué a ella, no sabía muy bien como actuar, por lo que dejé una pequeña separación entre nuestros cuerpos.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Jue Dic 01, 2016 1:23 pm

Cuando vio al chico salir a la luz, y quitarse la bufanda del cuello, Bea repiró aliviada y apartó el florete, dejándolo en su funda, respirando hondo, calmándose. El miedo desapareció, dejándo paso al nerviosismo, no se habían vuelto a ver desde que él se fue, dejándole un beso en los labios, y cuando se reencontraban, ella no estaba, precisamente, presentable.

Se desanudó el cinto del florete de la cintura, y se retiró un mechón de pelo suelto de la cara, nerviosa. Mirándo al chico, sin saber muy bien que decir, lo había amenazado con una espada, ¿hasta que punto estaba paranóica? No debería haber salido de casa, habría sido mejor que se quedase allí, encerrada en su despacho, aunque tuviera los nervios de punta, parecía que dejarla cerca de una espada no era la mejor de las ideas.

- Perdona, es... lo siento.-
se disculpó con un suspiro, sin buscar una excusa, no la tenía, simplemente, comenzaba a dejarse a llevar por el miedo hasta tal punto, que su cuerpo reaccionaba solo.- Me alegro de verte.- le sonrió con timidez, dando un paso hacia él, acortando, de algún modo, la distancia.

De verdad se alegraba de verle, estaba nerviosa, como una niña, pero se alegraba de verle, simplemente, le costaba saber como reaccionar, además, no presentaba el mejor aspecto en ese momento. Tenía barro en la cara y en la ropa, el pelo enmarañado, las mejillas rojas por el ejercicio, y la ropa hecha un revoltijo, de la chica elegante quedaba, solo, el caballo, que se mantenía firme cuatro pasos a su espalda.

- ¿Qué... qué tal todo?- preguntó intentando sacar algún tema de conversación, jugueteando con un mechón de la cola en la que llevaba recogido el pelo, que, por la humedad, se le había rizado un poco.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Vie Dic 02, 2016 4:45 pm

Beatrice me reconoció en el mismo instante en el que me quité la braga de la cara y la dejé sobre mi cuello, así al menos me calentaría este. Dejó la fina espada de esgrima en la cintura, bien protegido por la funda que llevaba y una sonrisa apareció en mis labios. Ya no me iba a linchar como a un pavo. No quería ser un mapache empalado en un arma así. Se disculpó por lo que había hecho y negué con la cabeza, alzando mis dos manos en símbolo de paz. -No te preocupes, he aparecido de la nada, es normal que te haya asustado.- Dije, cada vez estábamos un poco más cerca.

Se alegraba de verme. Yo también lo hacía de que ella me viese en esta forma humana. -Yo también me alegro de verte Bea. Y ver que estás bien. - Bea no parecía la misma a la que había visto en su casa, parecía más guerrera, incluso tenía la cara manchada de barro, desconocía si era porque se lo había pintado a posta, sin querer o era un nuevo tipo de belleza para la cara. No parecía la misma chica rica que me había salvado. Ahora daba hasta un poco de miedo, con esa espada, seguro que te podía convertir en un colador cuando estuvieses distraído.

Yo seguía igual que cuando ella me había visto, aunque no la misma ropa, porque seguía estando en su casa. No había querido ir a por ella, no hasta que todo estuviese arreglado y también porque si iba en forma humana y nos quedábamos mucho rato juntos, seguro que cometería alguna estupidez como lo fue ese beso repentino. No me arrepentía de haberlo hecho, pero ahora, estaba un poco rara, aunque podía deberse a otras cosas que no tuvieran que ver conmigo.

La miré de arriba a bajo, aún seguía estando guapa en esa forma rebelde. -Bueno, aquí estoy.- Me encogí de hombros con la mochila a cuestas y el mapa en mi mano derecha. Parecía que me iba a ir de excursión. -¿Tú que tal?- Pregunté y empecé a pensar en alguna excusa a lo que estaba haciendo, no quería decirle que estaba patrullando para protegerla. Doblé el mapa en cuatro partes y me lo metí en el bolsillo trasero del pantalón. Escuché unos aleteos y vi a Dys y Lys posarse en una rama cerca. Ambas nos miraban a los dos y lanzaban pequeños gorgoritos. Seguro que estaban encantadas de ver a Beatrice y conocerla por fin.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Sáb Dic 03, 2016 2:28 am

Era una idiota por portarse como una niña, suspiró intentando calmarse, llevaba días alterada, paseando por la casa con aire nervioso, haciendo mil cosas que, sabía, tal vez no valían de nada, y esa era la primera vez, la primera desde que el vampiro apareció en su ventana, que se sentía tranquila y con la mente despejada, no sabía si atribuirlo al ejercicio o a la presencia del chico, pero el caso era que se sentía tranquila.

Él decía que la veía bien, y tal vez por fuera era capaz de mantener una actitud calmada, centrada y disimular, pero por dentro hacía tiempo que estaba en estado de pánico. Se apartó un mechón de pelo suelto, y notó el barro en su cara, debía ser de cuando se había caido, o tal vez había saltado hasta allí en alguno de sus amagos.

- Un momento.- pidió alejándose hacia Hans. Abrió su alforja y sacó de allí una toalla con la que se limpió la cara de barro, dejándo visible, de nuevo su piel blanca. Volvió a acercarse, quedando, a escasos pasos de él, y le sonrio un poco, algo más tranquila. dio un ligero soplido cuando le preguntó "que tal".- Bien...- sonrió. Escuchó un chasquido a su espalda y su mano voló hasta la empuñadura del florete, pero solo había sido Hans. Suspiró nuevamente, estaba tensa.- Bueno, algo paranóica desde la última vez.- confesó.- Am... ¿tienes hambre? Creo que tengo manzanas.- le invitó, intentando relajar el ambiente, mientras se quitaba el florete de la cintura.

Lo miró de reojo mientras se acercaba a dejar la espada atada a la silla de Hans, parecía que hubiera crecido, la última vez que lo vio le dio la impresión de ser una persona inocente, activa, despreocupada, pero ahí, en mitad del bosque, y con ese aire tranquilo que le rodeaba, ya no, se había confundido en algo, no era para nada como se lo había imaginado, podía ser una persona nerviosa, pero, sin duda, era adulto.

Sonrió un poco, debería dejar de pensar esas cosas, y más en un momento así, debía conseguir librarse del vampiro, no podía vivir asustada, pero le gustaba la faceta que, pensaba, acababa de descubrir de Nahuel.

Sacó las manzanas de la alforja y tendió una al "excursionista", más tranquila que antes, ahora, segura, de que no era por el ejercicio, si no por su presencia.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Lun Dic 05, 2016 2:19 pm

Beatrice se dio cuenta de que tenía la cara manchada por el barro. Se acercó al caballo mientras me pedía un momento y se limpió la cara. Estaba guapa sin el barro y también con él, así que por lo que a mí respectaba, me daba igual si estaba manchada o no. Yo también debía de estarlo, pero me daba un poco igual, estaba acostumbrado a estar así. Lo raro era cuando yo estaba limpio y olía a jabón.

Escuchó un ruido tras ella y se llevó la mano a la espada esa que llevaba. Yo podía ver lo que había tras su espalda y no había nada más que su caballo. No me gustaba verla tan a la defensiva, acabaría haciéndose daño. Asentí cuando me dijo que estaba paranóica, pero era normal, joder, la estaba persiguiendo un vampiro... Lo raro sería que no lo estuviera. -Bea, es normal. Yo si fuese tú, ni siquiera hubiera venido. ¿Por qué has venido al bosque? Sabes que es peligroso.- No quería decirle lo que tenía que hacer ni mucho menos, era una persona adulta, pero cuando se trataba de los seres sobrenaturales, un poco más de preocupación extra era necesario.

Me acerqué a ella cuando habló de las manzanas. El hecho de que siempre me diera comida me daba mucha gracia, me alimentaba siendo un humano y siendo un mapache. -¡Oh que rico! - Cogí una manzana cuando estuve lo suficientemente cerca y aproveché para acariciar al caballo. Este estaba tranquilo, pero con las orejas moviéndose por donde caminaba el cambiante oso. ¿Que haría Bea si veía a un oso? Esperaba que Anuel no decidiera aparecer si no había peligro, pero era un cotilla así que...

Dejé la mochila en el suelo y aproveché para meter el mapa dentro y también el trozo de carboncillo que estaba utilizando para marcar el bosque que habíamos batido. Me senté bajo los pies de un árbol y le hice un gesto a Bea para que viniera a sentarse conmigo. -¿Cómo has estado estos días? Cuéntame que es lo que has estado haciendo.- Le dije, si no sentía curiosidad por lo que había hecho, se iba a oler algo, aunque ya sabía que su casa apestaba a ajo.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Mar Dic 06, 2016 2:35 am

Se sentó junto a él, jugueteando con la manzana en sus manos, llevaba días sin hambre. Probablemete el chico tuviera razón, no debería haber salido de casa, pero estar encerrada más tiempo... la ponía de los nervios, odiaba tener miedo, sentirse asustada y desvalida, no quería ser una damisela en apuros, aunque se sentía como tal. Cuando la policía la encontro días después de su secuestro, se prometió no tener miedo, se prometió que no la encerrarían otra vez, y, resultaba, que se estaba encerrando ella misma.

- Lo siento, se que es peligroso pero... no podía estar más tiempo encerrada.- comentó con un suspiro, abrazándose las rodillas.  

Lo miró, sonriendo, era agradable, tan natural y tranquilo que era imposible sentirse estresada a su lado. A penas lo conocía, pero ese chico le transmitía paz, más que la pintura, más que su violín, más que la lectura. Era la primera vez que sonreía de verdad en días, viendo como parecía que una sencilla manzana fuera lo más delicioso del mundo. Dio un bocado a la manzana se lo tragó antes de dar un suspiro y contestar a su pregunta, la iba a tomar por loca, ni siquiera sabía si lo que hbaía hecho serviria de verdad, pero tampoco se podía quedar quieta. Levantó la cabeza y puso la espalda contra el árbol, para, mientras el sol comenzaba a bajar, responder al chico.

- Pues... no te rías, ¿vale? Se que estoy paranóica pero... he llenado la casa de ajo y cruces. Aun así, estoy nerviosa, necesitaba salir de allí.- confesó.- ¿Y tu? ¿has estado bien?- le preguntó mirándolo.

El sol comenzaba a esconderse, sería mejor volver a casa antes de que la noche callera, pero no se fiaba de dejar a Nahuel solo en el bosque. Mientras hubiera luz, ella estaría bien, pero no sabía si el chico estaba cerca de su casa o si, por el contrario, la noche lo cogería de sorpresa. ¿Le parecería fuera de lugar que lo invitara a su casa? Había cuartos de invitados, así que podría pasar allí la noche tranquilamente, esa, y las que quisiera, no le gustaba que él, que también había estado implicado es el suceso de los vampiros, se quedase solo. Además, probablemente se sentiría más segura con él cerca, o, al menos, más tranquila.  

- Se está haciendo tarde.-
murmuró- em... - tomó fuerzas y se giró a mirarlo con una pequeña sonrisa tímida.- ¿te vienes a cenar? Marie me dijo que tenía que darte una receta.- le invitó, usando a su querida cocinera como excusa. También tenía allí la ropa de la última vez, limpia, arreglada, y planchada, metida en el armario de Bea, que la guardaba paciente, esperando a que el chico volviera.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Vie Dic 09, 2016 3:30 pm

Limpié la manzana con la manga de mi chaqueta y la miré a ella, que estaba jugando con la manzana, como si fuese una pelota y no un objeto comestible. Di un pequeño mordisco, estaba muy buena y fresca, seguramente, las hubieran comprado a la mañana. -Come.- Y no le dije nada más. Sabía que estos días no había comido todo lo que debiera, ni siquiera había picado algo cuando me daba a mí de comer en su habitación cuando estaba en Brave. Negué con la cabeza cuando me pidió disculpas por estar aquí, no tenía que disculparse, pero siempre lo hacía. Seguro que se lo enseñaban desde bien jóvenes. Cuanto más disculpas pidieran, mejor se comportarían sus maridos con ella.

Seguí mordiendo la manzana, masticando despacio. Ella me miró para mostrarme su perfecta dentadura y yo le correspondí en una sonrisa sincera. Mordí mi labio para intentar no reírme, no quería que se enfadase conmigo si lo hacía, pero había sido divertido el hecho de verla llenar toda la casa con ajo y crucifijos, como si Jesucristo fuese a espantarlos... No los espantaban ni los cazadores ni la inquisición, como si un alimento y un trozo de madera fuesen a hacerlo. -Eso no les afecta Bea... Lamento decirlo, pero le has quitado a Marie un buen ingrediente para nada.- Me puse la manzana en la boca para poder reírme un poco y ella no se diese cuenta. - He estado bien, algo liado, pero bueno. Ya... más o menos como siempre. También he estado preocupado por ti Bea.- Terminé la manzana y la dejé a mi lado en el suelo.

Dys y Lys aletearon sobre la rama del árbol y Dys bajó para coger el trozo de manzana que había dejado. Miró con interés a Bea antes de volver a posarse en la rama. Me quedé mirando hacía arriba mientras mi acompañante se ponía de pie y decidía invitarme a cenar. -Van a pensar que soy un aprovechado... Pero, sí, cualquier cosa es mejor a que estés aquí de noche. No es muy seguro.- Me levanté y la ayudé a que ella también lo hiciera. Caminamos hasta Hans y acaricié su cuello.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Sáb Dic 10, 2016 1:09 am

Suspiró mirando al cielo, lo había supuesto, que no podía hacer nada, y qu epor mucho que intentara solucionar las cosas por si misma, no había remedio, el peligro la acechaba e iba a acabar por encontrarla. Había llenado la casa con olor a ajo para nada, y había tenido miedo de salir del cuarto incluso para beber agua por las sombras de las cruces por estupidez.

Mordió, otra vez la manzana, con menos apetito aun que antes, pero tal vez Nahuel lo había notado, porque nada más sentarse le había dicho que comiera. Dudaba que hubiera perdido peso por no comer durante esos días, al menos, no demasiado, no como para que se notase. Acabó la manzana e, imitando el gesto del chico, lanzó el corazón al suelo. Sentía que lo estaba preocupando de más.

Llevaba una semana esperando volver a encontrarlo, verlo al girar alguna esquina, o paseando por la calle principal, por cualquier lado, el unico lugar que no había pensado, era el bosque. Pero viendo la preocupación en su cara, casi habría preferido no verse, no mientras un chupasangres corriera tras su cabeza. No habían atacado aun, pero quien sabía cuando volvería. El chico parecía estar más a salvo solo que con ella. Y probablemente la invitación a cenar había sido algo egoista, pero esperaba que esa noche no pasara nada.

Sonrió un poco, cuando aceptó, parecía que lo hacía casi a regañadientes. Subió a Hans y tendió una mano a Nahuel para que subiera al caballo, tomó las riendas y se lo pensó un momento, la última vez el chico le había dicho que no sabía demasiado sobre montar a caballo, tal vez esa era la oportunidad de, ni que fuera, una clase práctica rápida. Se giró un poco y alzó la cabeza para poder verle la cara, tan alto como era, aun manteniendose recto en el caballo, veía sobre su cabeza.

- ¿Quieres probar?- le ofreció las riendas por los costados de su cintura.- Hoy Hans está más tranquilo, no hay peligro de que de coces.- aseguró.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Lun Dic 12, 2016 11:46 am

Verla subir al caballo era como ver magia. Se subía sin ninguna dificultad, como si fuera lo más fácil del mundo, como si fuese andar hacía atrás. Soltó su mano de las riendas para ayudarme a subir y lo hizo con un poco de dificultad. Me tenía que acostumbrar a montar sobre una silla, se suponía que era más fácil que montar un caballo sin montura. Me acomodé encima del caballo y sonreí, notaba que Hans era un caballo muy noble.

La miré sonriendo cuando me dijo si quería llevar las riendas. -Vale... Veamos que tal se me da.- Sujeté con firmeza las riendas del caballo y las moví junto con mis pies, golpeando suave los costados de Hans. Este, comenzó a caminar en la dirección que le indicaba con las riendas. El cuerpo de Bea me molestaba a la hora de ver el camino, así que la sujeté por un hombro y eché su cuerpo hacía atrás, hasta que su espalda tocó mi pecho. -Así veo mejor.- Me reí un poco y continuamos caminando por el bosque a lomos de Hans.

Salimos del bosque y escuché el rugido del oso. Se estaba despidiendo o más bien, mandándome a la mierda porque los había abandonado en la misión de la búsqueda. Más tarde se lo compensaría con comida... A ese oso le encantaba comer. Así estaba de gordo. Una vez en la ciudad, miraba a Bea de reojo, que seguía apoyada en mi pecho. -¿Aquí a la izquierda, verdad?- Pregunté, aunque yo ya sabía que así era. Estábamos cerca de su barrio, habíamos pasado el centro de París, dejando atrás las plazas, los cafés y los restaurantes.

Giré a Hans en la dirección correcta, simulando que había sido el propio caballo quien nos había llevado hasta la casa azul tan característica de Beatrice. -Ya hemos llegado, señorita.- Dije con una sonrisa y le pasé las riendas para que metiera a Hans en los establos.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Mar Dic 13, 2016 9:43 am

Pasó las riendas alrededor de su cintura, dejando que el chico las tomase, y se agarró a la silla para mantener el equilibrio. No acostumbraba a montar con nadie, le era más cómoda la doma inglesa que la clásica, y odiaba el estilo amazona, a pesar de que sabía montar así. Era complicado montar con otra persona, pero, si era con él, tal vez pudiera acostumbrarse.

Cuando comenzaron la marcha, pudo ver cierta inseguridad en el chico que el caballo parecía notar, pero, aun así, se mantenía tranquilo, Hans era el mejor maestro del mundo, ese caballo tenía una paciencia infinita, y, a pesar de la torpeza que ella solía demostrar a veces, la toleraba y como si fuera un profesor de escuela, tendía a corregir incluso los movimientos que ella marcaba mal, solo, era el animal más inteligente que había visto nunca, bueno, casi, conocía a un maàche que era incluso más inteligente que su caballo.

Sintió un tirón en su hombro, y sintió el pecho de Nahuel a su espalda, cálido, marcado bajo su sudadera, miró hacia arriba con un leve sonrojo y se quedó de esa guisa, notando que el frío de la noche parecía alejarse de ellos, tal vez porque tneía la espalda y la cintura cubiertas y protegidas del frío por el cuerpo y los brazos de su chico misterioso.

- Si, a la izquierda.- dijo algo más tranquila tras un rato de camino en esa postura que comenzaba resultarle cómoda.

Tras eso no tardaron mucho en llegar, y con una ligera sonrisa tomó las riendas que le cedía Nahuel, que había dejado, o eso le parecía, que Hans hiciera solo prácticamente todo el recorrido, para ir hasta el establo.

- La próxima vez, te dejaré uno de los caballos del establo y te enseñaré de verdad.-
comentó con ojos brillantes, no era una experta, pero le gustaba montar a caballo, y, en realidad, sentía un pequeño pinchazo por una extraña necesidad de asegurarse de volver a ver al chico.

Esperó a que Nahuel bajase del caballo para hacerlo ella también y retirar silla, riendas y estribos. Dejó a Hans acudir a su box y le dejó un cubo de heno y un par de zanahorias frente al caballo acariciando su cuello antes de salir y guiar a Nahuel hasta la puerta principal. Marie saló de la cocina dandoles una bienvenida cálida tanto a Bea como a su invitado, y les dijo que se asearan antes de cenar.

- Parece una madre.- le murmuró al chico, divertida.
- Por cierto, le ha llegado correo, está sobre la mesa.- informó mirando de reojo, advirtiendo que la había oido.
- Perdona Marie, gracias.- comentó cogendo el correo que había sobre la mesa.- Tienes aquí la ropa de la otra vez, -comentó a Nahuel sin revisar aun las cartas.- Por si no quieres que Marie te de con la cuchara.- bromeó, aunque no había mentido, si no se iba aseado a la mesa, Marie se volvía un ogro.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Vie Dic 16, 2016 11:33 am

Tragué saliva mientras bajaba del caballo para dejar que ella lo metiera en los establos y le quitase todas las riendas, la silla de montar y los estribos. ¿Me iba a dejar un caballo? Eso me ponía nervioso, mucho. No era lo mismo guiar a Hans con ella a un caballo yo completamente solo, como tampoco era lo mismo haber montado a mi amiga yegua... No. -Bueno, pero que sea uno pequeño, no quiero caerme y hacerme daño.- Me reí un poco, estaba quedando como un auténtico cobarde.

Tras darle de comer a Hans, caminamos por la hierba que rodeaba la casa de Bea hasta que llegamos a la puerta de entrada. Miré mis botas y las intenté limpiar, restregándolas en el suelo, no quería ensuciarle a Marie toda la casa. Esta abrió la puerta y nos recibió con mucho entusiasmo, tanto a mí como a Bea. Esto me hizo sonreír, hacía mucho que una persona como ella me abrazaba, me sentía querido en un sitio.

Asentí a las palabras de Beatrice. -¿Están en el mismo cuarto que la otra vez? Me asearé y me pondré limpio, hace semanas que no me baño en condiciones.- Le guiñé un ojo como si fuese una broma, pero no lo era. Los jabones eran caros y era complicado hacernos con unos cuantos para todo el barrio, así que solíamos compartirlos, pero las aguas del Sena últimamente no bajaban limpias.

Subí los escalones de dos en dos y llegué al que había sido por un día mi habitación. Sonreí, esa noche había sido interesante... Me acaricié los labios con un dedo y me fui quitando poco a poco la ropa, hasta quedarme desnudo. Pasé al cuarto de baño y dejé que el agua corriese un poco hasta que salió caliente. Me metí dentro y enjaboné mi cuerpo y mi pelo. Estaba ya acostumbrado al olor de este jabón, olía a Bea y me gustaba que mi piel oliera a ella. Era mi hogar. Dejé que el agua arrastrase toda la suciedad de esta semana, se llevase los problemas sobre el vampiro que había encontrado a Bea y me relajé, notando como mi pelo también quedaba empapado.

Enrollé una toalla a mi cintura y salí del cuarto de baño para ponerme la ropa que Marie tan cuidadosamente me había lavado y planchado. Esta mujer era una artista. Me la puse, estaba suave. Pasé la toalla por mi pelo para quitarme toda la humedad que pudiese quedar y salí al pasillo. Beatrice no estaba, así que caminé hasta su habitación y golpeé dos veces. -¿Bea? ¿Estás ahí?- Pegué la oreja a la puerta, pero no escuché ningún ruido. Recé todo lo que sabía para que no saliera a recibirme casi desnuda como la otra vez, si es que se encontraba en la habitación.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Vie Dic 16, 2016 12:42 pm

Asintió a su pregunta, si, los había dejado en el mismo sitio, bien doblados, y con los agujeros arreglados. Si hubiera sabido, los habría cosido ella misma, es más, lo había intentado, y por ello uno de los parches estaba algo mal hecho, y, al ver que no sabía y que haría un estropicio, prefirió dejarle la labor a profesionales.

Rió un poco por la broma y se encaminó hacia arriba con las cartas en la mano. Dejó a Nahuel entrar en el dormitorio que casi parecía ya suyo, y entró a su cuarto. Dejó los sobres en la mesa y comenzó a quitar de allí crucifijos y ajo, metiendolos en una bolsa de tela para bajar a Marie, tal vez ella conociera a alguien a quien le vinieran bien las cruces, y pudiera hacer sopa de ajos o... algo.

Suspiró y se sentó en la silla encendiendo la lámpara de aceite para poder ver bien y abrió la promera carta, facturas, la segunda, negocio, y, finalmente, la tercera, la carta de su madre. La abrió con una sonrisa y la dejó allí para ir a preparar el baño. Comenzó a quitarse la ropa mientras el vapor llenaba la sala y pasaba hasta el cuarto y, con calma, se fue hasta el cuarto a por la carta de su madre, para leerla con calma durante el baño.

Se hundió en el agua caliente, sonriendo al pensar que volvería a cenar con Nahuel, ese chico era tan dulce y encantador que solo la perspectiva de verlo la hacía sentir eufórica. Intentó desplazar los pensamientos sobre el chico mientras el agua perfumada se metía en todos y cada uno de sus poros y comenzó a leer.

Al principio era una carta usual, le preguntaba como estaba, explicaba su viaje al norte y le comentaba que se estaba divirtiendo viendo mundo con su tía. La muerte de su padre había sido, al principio una inmensa pena, pero parecía que, tras ella, su madre se había liberado de algún tipo de cadena, y ahora viajaba junto a su tía, y el "esposo" de esta, al rededor de Europa.

Dejó la carta a un lado para lavarse el pelo y el cuerpo y, cuando estuvo, se enjuagó y salió del baño envuelta en la toalla con el pelo húmedo, y la carta en la mano, leyendo las últimas lineas, que hablaban de un prometido, un prometido que llegaría en, a penas, unos día, a la capital francesa. La cabeza de Beatrice comenzó a dar vueltas.

¿Prometido? ¿Desde cuando tenía un prometido? Nunca le habían hablado de ello, no desde que era niña, y tenía entendido que tras la muerte de su padre se había cancelado tal compromiso. ¿Cómo era posible? ¿era una broma? No quería un prometido, no quería casarse, no quería estar atada ni tener una relación sin amor, y mucho menos cuando... ¿Cuándo qué? La imagen de Nahuel le llegó a la mente, haciéndola enrojecer. Los nervios comenzaron a poder con ella. Debía aclararlo, debía hablar con Marie, ella lo sabría.

Se había olvidado de que iba en toalla, se había olvidado de que Nahuel estaba en la casa, solo podía pensar en esa maldita carta y en aclarar lo que sucedía. Ni siquiera escuchó la llamada a la puerta de su cuarto, silenciosa, a la carrera, abrió de golpe y se topó directa con Nahuel, que parecía haber ido a buscarla, dándole un golpe con la nariz en el pecho, cayendo al suelo como consecuencia.

Rápidamente, se cogió la toalla y se arrodilló totalmente roja, con la carta aun en la mano, tenía suerte de que no se le hubiera caído lo único que llevaba cubriéndola. Miró con cara de tristeza, con los ojos algo llorosos, al chico frente a ella, y bajó la mirada, avergonzada. ¿Qué hacía? ¿Protestar? Era la decisión de su madre, No tenía voz ni voto, por mucho que le doliera.

- Lo siento...- musitó sonrojada, apartando la mirada desde el interior del cuarto, aun arrodillada sobre la alfombra junto a su cama.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Lun Dic 19, 2016 8:51 am

Escuché pasos, así que despegué la oreja de la puerta, no quería que me viese haciendo eso, siendo un auténtico cotilla impresentable. Humedecí mis labios, nervioso ya por verla y eso que hacía como quince minutos que no lo hacía, pero estaba ya tan acostumbrado a tenerla cerca que se me hacía demasiado raro que no estuviera. Me abrió la puerta y se golpeó contra mi pecho, haciendo que se quedase sentada en el suelo, al haberse caído de culo.

Estaba en toalla. Esta mujer siempre se proponía ponérmelo muy difícil, la primera vez que la vi se desnudó delante de un desconocido mapache, la segunda salió en lencería o pijama y ahora solamente en toalla. Cogí aire y me agaché a su lado, tenía los ojos llorosos. ¿Qué le pasaba? No quería verla así. -¿Bea? ¿Qué te pasa? ¿Vas a llorar porque te estoy viendo en toalla?- Acaricié su cara con la mano y vi que tenía una carta en la suya. Igual eran malas noticias de algo... de su madre, de los negocios...

Me incorporé y le ofrecí mi mano para que se levantase. No quería importunarla. -Venga tonta, no pasa nada porque te haya visto así. Voy a salir fuera y te espero ¿Vale? Seguro que Marie ya nos está esperando con la cena lista. - Le besé en la mejilla para intentar que se sintiera bien. Salí de su habitación y cerré la puerta tras de mí. ¿Qué le habían escrito en esa carta? Esperaba que no fuera nada grave... Me apoyé en la pared de enfrente de su puerta y esperé. Podía escuchar como se oía movimiento en la planta de abajo.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Lun Dic 19, 2016 3:36 pm

Lo vió entrar al cuarto con expresión preocupada y le tomó los brazos cuando se agachó junto a ella, quería explicarse, estaba histérica, ni siquiera podía hablar, los nervios hacían que las manos le temblasen y lo peor era que Nahuel no parecía dispuesto a dejarse explicar. No era él, le daba vergüenza que la viera así, por supuesto, pero no era por él por quien quería llorar.

Quería llorar por ella misma, porque, de algún modo, sentía que acababa de perder de golpe todo por lo que había trabajado durante años, había perdido su independencia, su libertad para enamorarse, lo había perdido todo, y solo podía pensar en encontrar una solución, no quería atarse a alguien que tal vez, no era el adecuado, porque tal vez la persona correcta estuviera en ese momento frente a sus narices, agachada, pensando tonterías mientras le acariciaba la mejilla.

Tal vez era ese chico al que no podía contestar en ese momento, que le tendía la mano para levantarse del suelo y le besaba castamente en la mejilla, respetandola como persona. En cuanto la puerta se cerró, se sentó en la cama y releyó la carta, negando con la cabeza hasta dejarla de lado y colocarse la ropa interior y una bata bien anudada que no corría peligro de desabrocharse. Abrió la puerta y asomó la cabeza acabando de arreglarse el cuello para que no dejase ver la piel de su escote.

- Nahuel... ¿puedes entrar?-
le preguntó aun cabizbaja, dejándo paso en la puerta. Se sentó en la cama con un suspiro y volvió a coger la carta, alzando la vista cuando se cerró la puerta.- Perdona yo... tal vez he exagerado un poco, es solo...- lo miró con los ojos algo rojos, no iba a llorar, no iba a llorar.- me acaban de informar de que... estoy prometida.- se tapó la boca, intentando reprimir un sollozo.- y... no lo se, yo... no estoy lista para casarme, no quiero estar con alguien a quien no conozco.. es... no lo entiendo.- acabó soltando una lágrima.- no se que hacer...





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Vie Ene 13, 2017 8:20 am

Cuando salí de la habitación para dejarle intimidad y que pudiera vestirse adecuadamente, me quedé apoyado en la pared de enfrente, de cara a su puerta. Estaba preocupado porque había tenido esa reacción que me había pillado completamente descolocado. ¿De que podría tratar esa carta? ¿Alguna amenaza del vampiro que se había colado en la habitación? Como fuera de ese vampiro no iba a quedarme a cenar, iba a ir corriendo en busca de su rastro. No podía permitir que le escribiese amenazas.

Al poco de haber salido, la puerta se abrió y la cabeza de Bea se asomó, buscándome. Me separé de la pared y entré en la habitación, cerrando la puerta después. Seguía igual que como la había dejado, con los ojos rojos de haber llorado y de estar a punto de hacerlo de nuevo. Verla así me ponía mal, me frustraba, me sentía impotente porque de verdad quería poder ayudarla e iba a hacer todo lo posible por hacerlo. Mordí mi labio y escuché lo que la estaba carcomiendo por dentro desde que había leído aquella carta.

No podía creérmelo. ¿Prometida? ¿Se iba a casar? Me senté a su lado sin poder dejar de mirarla, pero mi cabeza se acababa de marchar a otro lado, a uno oscuro. Estaba obligada a casarse con un hombre. Un hombre adecuado para ella, de su misma clase social y seguro que era apuesto. Volví a la tierra y le sequé la lágrima que se perdía por su mejilla con mi pulgar. -¿Sabes quién es? ¿No puedes negarte? Quizás si hablas con tu madre entre en razón...- No quería creer que se fuese a casar... Si ella estaba de esa forma, claramente no quería hacerlo. Besé su mejilla, esta vez más cerca de sus labios. -Bea... ¿Y si nos escapamos? Podemos ir a cualquier sitio lejos de aquí. No arreglará mucho pero ganaremos tiempo para pensar en lo de tu boda y en lo del vampiro... Suena descabellado, pero sinceramente. No quiero que te cases.- Le dije completamente sincero, si la perdía, me perdería a mí mismo.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Vie Ene 13, 2017 3:53 pm

Miró al chico mientras este se sentaba a su lado y la escuchaba en silencio. Podía parecer una estupidez, tal vez para un hombre, lo era, pero cuando ella se casara, lo perdería todo, su independencia, la posibilidad de llevar sus negocios, perdería la oportunidad de sacar su dinero, necesitaría permiso incluso para ir a una galería de arte y no podría ir, siquiera, a la ópera sola, o a ver las bandas de música de la calle, y si la veían sola, le recriminarían mil y una cosas falsas. Pero, que podía hacer, era su deber, tenía que hacerlo, ¿verdad? Su familia lo esperaba de ella.

Negó con la cabeza a la pregunta de Nahuel, no sabía nada, no sabía más que el nombre que su madre le decía en la carta. Einar, no sabía si en otro lado ese nombre sería bonito, a ella le sonaba a entierro. Notó la caricia en su mejilla, secándo una lágrima que ni siquiera había sentido caer y lo miró con ojos aterrados, no quería verse atada a alguien que podía ser un monstruo.

- No... yo... no se nada... Me lo comentaron de niña, pero se suponía que todo terminó al morir mi padre esto es... y ahora no puedo decir que no así, no de nuevo, la familia... El apellido quedaría manchado...
- estaba tan nerviosa, le temblaban las mans en su regazo. Lo miró con incredulidad, como si esa loca propuesta estuviera dándole una balsa de salvación en medio de una inundación, escapar, sonaba tan bien en ese momento, pero... ¿huir? ¿ella? No, ella no escapaba.- Yo...- dudó, dudó de veras, unos segundos eternos se imaginó como sería huir, dejarlo todo atrás volver, tal vez, a inglaterra, pero al final, se dio cuenta de que no podía rehuir el deber, no se ese modo.- ¿Irnos?.- dejarlo todo, a todos, a su serte, ¿y él?, que sería de su familia si él se iba, tal vez ella pudiera dejar arreglados sus negocios, pero seguro que su familia si necesitaba de Nahuel, suspiró triste, cabizbaja.- No quiero casarme, y menos así, pero no... no quiero ser una cobarde... si huyo...- porque, si se acobardase, todo lo que había hecho desde su llegada a París, hacía, casi, diez años atrás, habría sido inutil.- Debo encararle, y... tal vez pueda hacer que él lo cancele, o... no se- cualquiera de los dos modos sería malo- no... no se que puedo hacer.- el sonido de alguien tocando a la puerta la alertó, haciéndola saltar.

Secó las lágrimas con las mangas del batín, y se acercó a abrir, sacándo solo la cabeza. La seóra Marie esperaba en la puerta para informar que la cena estaba lista, al verla, pareció dispuesta a preguntar que sucedía, pero ante la mirada suplicante de Bea, que pedía que no le preguntasen, o se volvería a romper, calló y dio media vuelta para servir la cena. Bea volvió a cerrar la puerta, no tenía hambre, se dejó caer por la madera hasta el suelo y suspiró cubriándose los ojos con las manos.

- Quiero huir, quiero coger a Hans, que montemos encima y no paremos hasta haber cruzado el continente.- confesó.- pero no puedo, no puedo escapar a mis problemas, ni abandonar a mi madre, a Marie y a los demás a su suerte, no podría ser tan egoista, hay mucha gente que depende de mi, y no me puedeo permitir dejarlos de lado. y a tí también.- Le recordó tras explicar, más para convencerse a si misma, que porque Nahuel la comprendiera, mientras otra lágrima salía de su ojo, recorría sus pestañas, y no llegaba siquiera a tocar su piel.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Dom Ene 15, 2017 1:16 pm

Yo tampoco sabía muy bien que se podía hacer en estos casos. En mi mundo, los matrimonios concertados no existían. ¿Quién iba a querer casarse con un pobre? Ni siquiera mucho de nosotros llegaban a la edad adulta. Muchos se perdían por el camino, pasando a una vida mejor. Mi cabeza comenzó a pensar en planes descabellados, cualquier cosa me parecía mejor que verla de la mano de un hombre al que ella no quería o amaba. ¿Sentía celos? Sí, podían ser celos.

"El apellido quedaría manchado." Al parecer, a estos de clase alta les importaba más no ensuciar el apellido de sus familias que el ser felices. Que dijera esto me dolió. Yo ni siquiera poseía un apellido bajo el que poder protegerla, no era alguien importante. Solo un muchacho con buena suerte, por haberla conocido y haberle caído bien. Suspiré un poco, molesto más conmigo mismo y la mala suerte de no tener un apellido importante que por todo lo demás. Estaba comenzando a cabrearme y no me gustaba estar enfadado delante de ella...

La idea de darnos a la fuga le caló hondo, pues estuvo unos minutos callada, pensando en las posibles maneras de huir o a saber qué diablos estaba pensando. Yo quería escaparme con ella, a donde ella quisiera. Me daba igual tener que robar un banco para conseguir dinero y poder embarcar en un barco. Iba a proponerle este hecho cuando tocaron a la puerta y me quedé donde estaba, sentado en la cama mirándola. Seguramente fuese alguien del servicio para avisar de que la cena ya estaba lista. Estábamos tardando mucho en bajar.

Cerró la puerta y se dejó caer al suelo, a lo que yo me levanté de la cama y me puse de rodillas delante de ella, escuchando todo lo que tenía que decir acerca de mi idea de fugarnos. Mordí mi labio sin dejar de mirarla un segundo, ahora era mi turno de decir todo lo que tenía que decir. -¿Egoista? Egoista está siendo tu madre para obligarte a casarte con un hombre que ni siquiera conoces solamente para no "manchar" el apellido Delteria. En mi mundo eso no funciona así, Bea. Nosotros nos casamos con quién amamos si el amor es recíproco. Aquí tú no eres la egoísta, eso para empezar. Y si no quieres huir, vale. Pensaremos otra cosa.- Dije acercándome un poco más a ella, hasta poder agarrar sus manos entre las mías. Me había quedado a gusto tras decirle lo que pensaba, pero aún quedaba mucho más dentro de mí. - ¿Por qué no te casas con otro hombre? - Era una idea loca, lo sabía. ¿Con quién se iba a casar? Conmigo no, obviamente yo no tenía un apellido... a no ser... Que pudiera inventármelo.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Miér Ene 18, 2017 6:18 am

Alzó la vista al notar frente a ella la presencia de Nahuel, era como si tuviera un pequeño tronco al que agarrarse para no hundirse. Era tan tranquilo, que le daba una persepectiva diferente, como si no pasara nada, como si en realidad hubiera solución. Sin embargo, pudo ver que tenía su caracter cuando, con cara seria, comenzó a de algún modo, regañarla.

Parecía alterado, enfadado y molesto, hasta un punto que a Bea le resultó adorable. Sonrió un poco, el mundo de Nahuel, aunque difícil, era más sencillo que el suyo, Le tomó las manos con delicadeza y se las dejó ir suavemente al verlo aun nervioso, prefería dejar que soltara todo lo que tuviera que decir antes de hacer nada.

Suspiró con aire triste. Posiblemente tuviera razón. Para cualquiera que no estuviera en su posición, sería lógico pensar que no podía ser cierto que alguien pudiera estar obligado a casarse. Podía parecer, incluso, una salvajada, pero los negocios, el apellido, pesaba más de lo que parecía. No poder decidir era lo peor que tenía ser mujer en un mundo de hombres, no tenías voz ni voto, no eras nada más que un florero, sin importar lo inteligente que pudieras ser, lo bien que se te diera llevar un negocio, lo capaz que fueras, no importaba nada, solo eras una flor delicada que llevar en el brazo.

- Ojala estuviera en tu mundo.- musitó alzando la vista, pero Nahuel no pareció escucharla.

De pronto se había acercado más a ella, le había tomado las manos con suavidad y le sujería que se casara con otro hombre. Beatrice parpadeó un par de veces, sorprendida y sin entender, antes de hablar. Abrió la boca tomando aire, pero, dudosa, volvió a cerrarla. ¿Qué arreglaría eso? Seguiría teniendo que casarse con alguien a quien no amaba, que la cohartaría. No era una solución factible, ¿o sí?

- ¿Casarme con otro?-
preguntó- No tengo más pretendientes y, de todos modos... ¿qué arreglaría eso? Yo... no lo se.- suspiró, y miró la cara de Nahuel, parecía que se le había ocurrido algo, tenía un ligero brillo en el fondo de sus pupilas azules.- ¿Qué estás pensando?- Preguntó curiosa, dandole un suave apretón a sus manos.

Eran tan diferentes, él tenía las manos cayosas, de trabajar, ella también, pero de escribir y de la espada de esgrima, además, eran mucho menos marcados que los de él. Aun así, no le importaría seguir sosteniendo esas manos, y, en ese momento, no quería soltarlas.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Jue Ene 19, 2017 2:06 pm

Beatrice no sabía nada de lo que estaba diciendo con que "Ojalá estuviera en mi mundo." Ella tenía todas las comodidades posibles y si algo le faltaba con chasquear sus dedos sus sirvientes ya estaban allí como perros para poder proporcionárselo. En mi mundo no teníamos una casa caliente en invierno, no teníamos una bañera en la que poder bañarnos todos los días, en algunas casas incluso no existían ni los váteres. La miré negando con la cabeza mientras intentaba calmarme, yo mismo sabía que tenía caracter, pero muy rara vez conseguía enfadarme por alguien. Bea sin duda significaba mucho para mi.

Le agarré con fuerza las finas y suaves manos que tenía, no se podían comparar a las mías, que estaban llenas de cayos y rugosas por la mala vida que llevaba hasta que la había conocido. Desde que estaba ella todo había mejorado notablemente. Me escuché a mi mismo decir aquellas palabras, una idea completamente descabellada, un remedio desesperado. Pero era lo único que podía ver factible para que ella no se casase con alguien a quien no quisiese.

-¿Y si te casas con algún amigo? Te lo pediría yo, pero... Si lo haces conmigo, debo de hacer ver que soy de tu condición social. Pero... No sé. Es una tontería Bea.- Me levanté del suelo y la levanté conmigo. Marie se iba a empezar a preocupar. -Las cosas se piensan mejor con el estómago lleno. Después seguimos hablando sobre esto o sobre mariposas. Me da igual.- Me había puesto muy nervioso de repente, así que una retirada me había parecido lo mejor.

Bajé las escaleras con ella detrás en silencio. Llegamos a la cocina donde estaba Marie y otra chica del servicio. Pedí disculpas por haber tardado, pero no dijeron nada. Se limitaron a servir los platos con calma y una sonrisa. Mi tripa rugió, tenía hambre.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Dom Ene 22, 2017 5:18 am

Amigos, tenía pocos, y el único cercano estaba comprometido con una de sus mejores amigas, con lo que les había costado llegar hasta el altar a esos dos, le faltaba solo pedirles ese favor, que, por otro lado, para una sociedad como la suya era un sin sentido. No podía pedirle eso a nadie. Se sonrojó alzando la cabeza, sorprendida cuando él comentó que se lo pediría y la agachó, avergonzada, tomado una honda bocanada de aire.

No era una tontería, en realidad, no era una mala idea, para nada. Pero cómo podrían hacerlo, ella... no sabía si sería capaz de fingir algo así, no le gustaban las mentiras, odiaba los engaños, solo sabía que no quería enfrentarse a algo así. Estaba claro que hacía ya tiempo que debería haberse casado, pero había pensado que había logrado sortear ese temporal, nunca creyó que se vería en una situación así.

Cierto que la vida de clase media o baja era más dura, pero al menos tenían libertad de elección. Alzó los ojos para mirar a Nahuel, que intentaba sonreírle para animarle el ánimo, y apretó sus manos en un intento de aferrarse a ese estado de ánimo que él parecía tener. ¿Por qué se tenían que haber complicado así las cosas? Era consciente de que había comenzado a sentir algo por ese joven de origen humilde y sonrisa amable. Aun no tenía claro como catalogarlo, pero sabía que sentía algo, y daba la sensación, de todos modos, de que ya no sería capaz de averiguarlo.

Bajaron a la cocina en silencio y ni Marie ni Claire dijeron palabra sobre la cara de la señora de la casa, se limitaron a servir la cena y a sus quehaceres. Cada vez que Marie pasaba por su lado o espalda, Beatrice notaba una leve caricia en espalda, hombro o pelo, y le temblaba la mano, queriendo volver a llorar, ella lo sabía, de algún modo, Marie había entendido que pasaba algo grave, y ese era su modo de darle apoyo.

Terminaron de cenar y, en silencio, Bea invitó a Nahuel a seguirla. Entró en una especie de invernadero, las paredes de yeso estaban limpias, solo algunas partituras y un par de cuadros las decoraban, un piano de cola negro y un violín reposaban juntos, unas partituras maltrechas se encontraban sobre un atril, y una chimenea chisporroteaba mezclando el azul de la luz que entraba por el techo de cristal y el anaranjado de las llamas.

- Esta es mi sala preferida.- murmuró acariciando el piano.- Ni la biblioteca, ni el salón, ni el jardín, es esta sala.- explicó. El lugar olía a madera tratada, a algo de polvo, olía a madera, a fuego, a sal, olía a chocolate y a naftalina, a puro.- Siempre que me asustaba, venía aquí.- llevaba tiempo sin tener un solo instante para adentrarse en la sala.- toma.- le pasó una armónica de plata.- Fue lo primero que yo intenté aprender a tocar.- sonrió un poco.- pero era una total inútil, no tengo pulmones, no se ni cantar.- explicó.- ¿sabes tocar?- le preguntó mientras abría la taba del estuche del violín, su violín, de ese rojo brillante, con una cuerda dorada en el centro, ese al que, tiempo atrás, casi se le había roto el alma, y lo acarició con cuidado, el único regalo que conservaba de su padre.- Adoro la música, más que pintar, que leer, más, incluso que montar a caballo.- Confesó.- Es lo único que aprendí por gusto y no por obligación, normalmente nos obligan a aprender piano, pero yo odiaba el piano, estático, pesado,... mi padre tocaba el violín, tenía un sonido agudo, cortante, se elevaba hasta el cielo como si retase a Dios, me encantaba el sonido de su violín, nunca he podido igualarlo, pero aprendí a tocarlo, porque me gustaba, fue el único capricho que me permitieron, y el único del que mi padre se sintió orgulloso.- explicó.

Porque sus padres siempre habían sido duros, si de niña jamás le habían permitido algo tan sencillo como, tal vez pudo ser, salir a caminar comiendo una manzana de caramelo, o acompañar a alguien de la casa al mercado, nunca, jamás, le permitirían el capricho de cortar su enlace. Suspiró y colocó el violín en su cuello, apretando las cuerdas y haciendo que el arco corriera por las cuerdas con suavidad, alzando una melodía triste al viento, traspasando el cristal, como un llanto de suplica para que alguien, quien fuera, le diese una salida.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Mar Ene 24, 2017 6:00 am

La cena transcurrió de manera tranquila, Marie había preparado una cena exquisita, un guisado con carne y verduras que estaba demasiado bueno. De vez en cuando, entre que me paraba a beber algo de agua para poder bajar la comida, miraba a Beatrice, pero lo hacía de forma disimulada, estaba demasiado avergonzado por lo que le había dicho en su habitación. ¿Cómo se me había ocurrido? Ahora me parecía una idea algo estúpida.

Marie y la otra chica tampoco hablaban. Era un silencio extraño, no llegaba a ser incómodo pero tampoco agradable, lo que provocaba un nerviosismo en mi cuerpo importante. Terminamos los dos a la vez de cenar, y Bea me hizo un gesto para que la siguiese. Me despedí de la señora Marie, aunque sabía que no nos íbamos a ir muy lejos. Entramos en una sala muy parecida a un invernadero, pero sin plantas. En su lugar había instrumentos musicales y papeles que parecían ser las piezas de música.

Por fin, Beatrice rompió su silencio y me contó lo que era este sitio y lo que significaba para ella. El lugar al que venía cuando estaba asustada. -¿Estás asustada ahora mismo?- Pregunté mientras veía como acariciaba al piano. Después, me pasó una armónica de plata. Nunca había tenido una de estas, pero era un instrumento popular en mis barriadas. -No se tocarlo, pero sé lo que es y como se hace. Aunque no sé ninguna canción ni esas cosas.- Soplé por los orificios del instrumento y solamente sonó un ligero piiiiiiuuuu.

Dejé la armónica entre mis manos y me quedé mirándola mientras cogía el violín y comenzaba a contarme su historia con él o con la música. Ser de su clase social tenía que ser duro pese a que tuviese dinero para cualquier cosa. El dinero no lo es todo al fin y al cabo. Tras terminar comenzó a tocar una melodía triste. Los pelos de mi cuerpo se erizaron, tocaba muy bien, era una melodía que transmitía muchos sentimientos, pero también tristeza. No quería que estuviese triste por esto. Íbamos a encontrar una solución factible. -Toca tu canción favorita.- Le pedí, seguro que era alguna canción alegre.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Beatrice Delteria el Jue Ene 26, 2017 2:41 am

Como le había pedido Nahuel, suspiró y comenzó a tocar el "Ave María" de Shubert, esa canción la había acompañado durante muchos años, y había adquirido todos los tonos, las cadencias, las armonías posibles, en ese momento, el tono era bajo, algo melancólico, nada que ver con la brillantez de tiempo atrás. Dejó caer la melodía en su última nota y se sentó en la banqueta del piano, cabizbaja, dejándo con cuidado el violín en su caja, puesta en el suelo.

Con un suspiro, miró sus manos sobre su regazo y dirigió una mirada a Nahuel, dispuesta a responder a su pregunta, esa que no había respondido antes, intentando distraerse, y le sonrió con tristeza, antes de alzar la mirada para mirar al cielo nocturno, protegida por la claraboya, mientras comenzaban a caer algunas gotas de agua, empezaba a llover, otra vez.

- Sí, si tengo miedo.- admitió.- No es solo que no quiera casarme, es que he visto que los matrimonios arreglados no salen bien, dos conocidas ya han pasado a mejor vida por culpa de maridos borrachos o agresivos, aunque eso son cosas que no se dan a conocer. Y yo no tengo pruebas, pero las sospechas no me las quita nadie.- volvió a mirar sus manos.- Me asusta atarme a alguien a quien no ame, y a quien no conozca. Esa persona no ha sido mi elección, si no la de mis padres.

Miró a Nahuel, disculpándose por su estado depresivo y le intentó sonreir. Tal vez sería mejor distraerse. Se giró y buscó entre el montón de partituras que había sobre el piano una sencilla de Gabotte, eran las que solían usarse para enseñar a tocar instrumentos de viento, el compositor había sido concertista de trompeta, y la puso frente al piano.

- ¿Te enseño?-
le preguntó.- No se me da muy bien, no se soplar, pero se donde están las notas.- le invitó a acercarse algo más, aun con la tristeza en la posición del cuerpo y en los ojos.





El caos en medio de mi orden:


avatar
Beatrice Delteria
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 304
Puntos : 221
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 16/04/2015
Localización : París/Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Nahuel el Vie Ene 27, 2017 5:47 am

Beatrice me hizo caso enseguida y comenzó a tocar una canción que había escuchado alguna vez desde fuera de alguna iglesia. Era una canción bonita, muchas veces se me habían erizado los pelos del brazo al escucharla. La melodía de Bea sonaba distinta, más triste de lo que me hubiera gustado, igual que su estado de ánimo. No quería que estuviera triste, ya teníamos bastante encima con el vampiro como para ahora, tener que aguantar esto. No se lo merecía. La canción se terminó antes de lo que me hubiera gustado y Bea se dejó caer en el pequeño banco que había donde el piano.

Mientras guardaba el violín en su estuche, me quedé mirándola apoyado en el piano, cerca de ella pero tampoco demasiado. Las gotas de lluvia golpeaban contra el techo del invernadero y ambos alzamos de la cabeza para poder mirar por la claraboya. Iba a ser una noche húmeda. Beatrice comenzó a hablar y dejé de mirar el techo para poder mirarla a ella y a toda la tristeza que invadía el lugar. El aura de ella estaba completamente oscura, debido a la tristeza que sentía. Suspiré. Todo lo que me decía daba verdadero miedo. ¿Y si el futuro marido de ella era como los de sus amigas? Me senté a su lado en la banqueta y le di un abrazo, exprimiendo su cuerpo contra el mío. -Si te casas y te vas a vivir con ese hombre... Bueno, yo estaré allí. O puedes llevarte a Brave.- Me separé y le sonreí. -Seguro que Brave te protege, y yo también. ¿Vale? No dejaremos que te pase nada.- Por encima de mi cadáver.

Saqué la armónica cuando ella empezó a buscar entre los papeles alguna de las partituras. Me quería enseñar a tocar. Si con eso se distraía, por mí, estaba todo bien. -Vale, yo no se nada de esto así que... Tienes que explicármelo para tontos.- Sonreí un poco y esperé a que me dijera los pasos que debía seguir para hacer que este cacharro funcionase.



avatar
Nahuel
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 70
Puntos : 65
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/09/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión protección ~ Privado.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.