Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA HUMAN HUNTING - PARTICIPAN ALICE D. DEFORT Y MEFISTO TEMPORIS - PARTICIPAN ELORA PAINE Y HÖOR CANNIF UNITED WE STAND, DIVIDED WE FALL - PARTICIPAN AXEL BLACKMORE, XARYNE ACKERMAN, GAEL LUTZ, ELORA PAINE THE HAUNTING - PARTICIPAN PIERO D'PÁRAMO & DOMINIQUE DE BRICASSART EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 09/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Quien pega una pega dos [Maggie]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por C. Aiden MacIntyre el Vie Dic 02, 2016 1:10 am

Un día tan normal como cualquier otro, con la estación más jodida de todas pero haciendo un bonito espectáculo de todos, como los dientes que vuelan envueltos en sangre a mezclarse con la tierra de la sucia arena que han implantado en aquel lugar. Ese era la arena de cazadores donde se reunían un par de veces a la semana para descargar algo de adrenalina, sino solo eran con las putas de los burdeles también con los puños.

Mi jefe estaba ahí y estaba de invicto, había derribado a cinco más, el marica de Nikolai ya llevaba dos en su bolsillo, no podía quedarme atrás así que intenté suerte. El primero fue fácil era un debilucho que con un solo golpe en el estómago estaba fuera el cobarde ese, el segundo estaba mucho mejor, ese si era un reto. Nuestras cabezas golpeaban como animales al igual que nuestros puños que iban y venían haciendo que escupiéramos sangre. La cuestión eran cansarnos pero yo estaba con mucha energía y solo tenía roto el tabique de la nariz, poca cosa.

–VAMOS LEVANTATE CABRÓN–

Es lo que oigo cuando el enorme pata de ese bastardo trata de aplastarme y entonces un golpe en los bajos, pobre hombre quedará sin herencias más tarde, otro golpe en el estómago, con los nudillos le rompo la nariz al golpearle con fuerza y de frente y de paso para terminarlo un codazo en su espalda y era todo, el encuentro terminaría en mi victoria.

Todos vitoreaban al jefe que había ganado al campeón y ahora se mediría con Nikolai esa pelea estaba buena, pero ahora me tocaba la mía y de paso era una mujer, todos chifleaban y tiraban sus insultos, para mi no había distinción y por ello era que empezaban a clamar que me retiré –Es solo una mujer, que tiene de malo el golpearla, si se metió a esto sabe lo que conseguirá así que dejen de tratarla con especialidad cabrones, me enferman, donde está es maldita que me hace esperar– se callaron y estaban atento a nuestro combate.

Me tronaba los huesos del cuello esperando a mi contrincante en aquella sucia arena.




Connor Aiden MacIntyre




Natural:
avatar
C. Aiden MacIntyre
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 34
Puntos : 24
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 18/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por Maggie Craig el Vie Dic 02, 2016 1:34 am

No era muy consciente de porque finalmente mis pasos me habían llevado hasta ese lugar perdido de la mano de dios, donde un grupo de cazadores se reunía allí a ver quien la tenía más larga; o lo que es lo mismo, a comprobar quien era el más tonto de todos como para lincharse a puñetazo limpio entre ellos.

Eran hombres, poco más podía esperar de ellos, aunque mi intención de encontrar aquel lugar si lo tenía claro, necesitaba encontrar un maestro que terminase con mi formación; un entrenamiento que había comenzado mi padre y que con su muerte se había visto truncado. Tras varias experiencias non gratas con inmortales me había percatado de que tenía que coger más destreza en algunos puntos del combate, donde el cuerpo a cuerpo se me resistía sobre manera.

Permanecí apoyada en el tronco de un gran nogal, observando con detenimiento a cada uno de los hombres que se peleaban sobre la sucia arena cual gorrinos en el barro. Un hombre corpulento llamó atención; no por elegantes movimientos, sino por su entrega en una pelea donde se veía claro vencedor. Rudo y salvaje en sus formas, se me antojó una buena elección. Solo me faltaba encontrar la excusa para acercarme a él y conseguir el modo de que aceptase como pupila. No parecía el tipo de hombre que muestra paciencia para enseñar, más esto no era lo importante; quería el mejor, y él me lo parecía.

La búsqueda de un nuevo contrincante para enfrentarse a dicho cazador fue mi oportunidad para hacerme notar, ante la mirada estupefacta de otros muchos cazadores que veían inverosímil que una mujer de mi tamaño osase enfrentarse a semejante bestia. Dejé mis armas a un lado, quitándome también la capa mientras oía vociferara a aquel salvaje que quería como maestro.

-Aquí está la maldita.- apunté con una divertida sonrisa cuando me coloqué frente a él. Pronto empezaría el juego, más ¿qué sería de un juego sin apuestas?- ¿Le gustaría apostar en este encuentro o teme que además de su honor también pueda perder otras cosas?

Mis ojos se clavaron en los suyos, y supe que aquel hombre tenía la misma paciencia que yo, es decir ninguna. Sería sin duda un encuentro épico donde salir ilesa iba a ser muy complicado








Our last dance. Kenner y Maggie:




Me encanta Jean, muchas gracias ♥:

Gracias Gael, ♥. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 210
Puntos : 178
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por C. Aiden MacIntyre el Vie Dic 02, 2016 1:51 am

Había aparecido la mujer que venía con ínfulas de ganadora, debía admitir que eso me agradaba y mucho, que viniera con huevos para luchar con un hombre como yo. Todos comenzaron con sus burlas por la propuesta que estaba haciendo, ¿en verdad quería apostar?, ¿Acaso está loca esa mujer? Comencé a reírme con tanta fuerza que comenzó a dolerme la panza por ello, todos me miraron con cara de póker sin entender mi reacción.

Me acerque a la mujer dándole una palmada en la cabeza –Y que quieres apostar primor, ¿tu cuerpo? ¿tu lengua? ¿Dinero?– le miro de arriba abajo paseando la mirada por su cuerpo, no era un cien pero tampoco un cinco, quizás un veinte le miro y de la nada mis manos van a sus senos apretándolos –Para apostar te falta un poco más de tetas primor– todos soltaron una carcajada y me alejo de la mujer antes que me suelte una patada en los bajos y me deje sin herencias luego. Aquella mujer me agradaba por sus agallas, pero yo también las tenía para medirme contra ella.

Trueno los huesos de mi cuello nuevamente y de los hombros estirando la mano a la mujer –Acepto la apuesto y no me importa si gano o pierdo, tengo huevos para aceptarlo así que si quieres insultarme alguna vez vete por otra línea porque mi ego o masculinidad no se afecta primor– los vítores de los presentes era fuerte debido a que ahora la cosa se caldeaba y se ponía más interesante.




Connor Aiden MacIntyre




Natural:
avatar
C. Aiden MacIntyre
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 34
Puntos : 24
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 18/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por Maggie Craig el Vie Dic 02, 2016 10:42 am

Observé con curiosidad la reacción de aquel hombre que se me había tomado mi propuesta de forma jocosa, acompañado por los comentarios absurdos de otros cazadores que no hacían otra cosa que insuflar su ego. Negué con la cabeza, esperando que el cazador volviese a comportarse como una persona normal.

Sus pasos se aproximaron hacia mí, en un intento de intimidarme con su cercanía. Más lo que no esperaba es que osase a posar sus sucias manos sobre mis pechos sin dilación ninguna. ¿Pero qué se había creído? ¿qué era una vulgar ramera? Iba a devolverle la caricia con un certero puñetazo en su rostro por haberse atrevido a tocarme, cuando deshizo sus pasos retomando de nuevo su posición.

-No quiero apostar ni mi cuerpo ni mi lengua; lamento comunicarle que tengo mejor gusto para entregar ésto. Los términos de la apuesta los decidiremos después, mi señor, siempre que acepte una apuesta a ciegas. -apunté molesta por su gesto, retirándome unos pasos para dejar más distancia entre los dos, eludiendo ese comentario despectivo que cargaba mi mirada de rabia.

Me tendió la mano para cerrar ese trato, mano que yo no estreché. Di un par de pasos más hacia atrás mientras el hombre giraba su cuello, haciéndolo crujir de formar estrepitosa. ¿Estaba intentando asustarme con sus burdos comentarios?- Me vale su palabra para saber que cumplirá su promesa en caso de perder. ¿Empezamos?- contesté observando como el hombre mantenía sus piernas abiertas en un espacio que me sería más que suficiente para lo que tenía pensado. Mi padre siempre me había dicho que las torres más altas siempre caían golpeando un pequeño punto en su base, y el punto crítico de esa mole ya lo tenía localizado.

Un par de pasos más hacia atrás, ante la expectante mirada del público que jaleaba a su amigo por mi impertinencia, y tomé impulso corriendo hacia mi contrincante lo más rápido que pude. Cuando apenas faltaban dos metros para llegar hasta él, me lancé al suelo sobre la cadera, deslizándome hasta su posición por la fría arena que en contacto con mi pantalón de cuero tomaba temperatura.
No tardé más de unos segundos en los que el hombre parecía perplejo por mi técnica, en pasar entre sus piernas, propinándole un fuerte puñetazo en aquella parte que había mencionado minutos antes, y que según él no se veía afectada. Un puñetazo certero e improvisto que sin duda lo dejaría sin ganas de bromear durante un buen rato.

-¿Qué tal su hombría, mi señor?- pregunté divertida mientras me ponía en pie de un salto y giraba para encarar su rabia hacia mi persona. Ahora estábamos en paz; el me tocaba los senos, yo le pegaba un puñetazo en su virilidad. Así daba gusto hacer negocios.








Our last dance. Kenner y Maggie:




Me encanta Jean, muchas gracias ♥:

Gracias Gael, ♥. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 210
Puntos : 178
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por C. Aiden MacIntyre el Lun Ene 02, 2017 3:39 am

Luego de tendernos la mano como dos buenos y educados cazadores que éramos la pelea comenzó y el primer golpe en dar sería el de ella sabía que iba a irse por mis bajos siempre suelen irse las mujeres por ello para tenernos de rodillas y luego darlos los golpes finales, pero, ya me los habían tocado tanto y de tantas maneras que un pequeño dolor no haría la diferencia. Miré su técnica, debo decir que no era mala pero era algo trillada, encorvé un poco el cuerpo inspirando el aire suficiente para tolerar el dolor y justo sus nudillos tocaron mis pobres huevos.

Dolor agudo que se sintió, solté el aire de más con una mueca de dolor, la mano la llevé directo al golpe donde picaba rascándome de frente a ella –No está mal el dolor pero tu técnica es mala niña– escupo al suelo acomodándome los pantalones de la entrepierna, le doy la espalda ovacionando al público que no deja de insultarme por medirme con una mujer, pero al demonio esos tipos la insto a que me ataque nuevamente y se que usará la misma técnica pero con mayor ahínco en el puño, y es ahí cuando la tomo de la pierna frenando su avance, le extiendo la mano porque no quiero acabar aun el encuentro –No uses dos veces el mismo ataque–cuando la levanto del suelo giro y la arrojo contra la arena torciendo su brazo y colocándola boca abajo mientras su mano la enredo con la mía torciéndola un poco pero solo un poco de dolor, al menos un tirón.

La suelto porque el público lo pide, más que nada porque no se trata de matar si no de golpes y más golpes, pero en este momento esa niña me recordaba a la pelirroja, aunque la otra era más salvaje como un jabalí rabioso. Trueno los dedos suelto un silbido fuerte a la mujer –No quiero dejarte tan dañada así que mejor que sea con los puños, tranquila no te romperé la carita niña para que tu novio no venga a meterme balazos luego– alzo los puños y esquivo algunos golpes de la mujer, al menos los que recaen en mis brazos.

Estoy midiendo su fuerza y respuesta en velocidad a cada ataque, al menos en los frontales.




Connor Aiden MacIntyre




Natural:
avatar
C. Aiden MacIntyre
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 34
Puntos : 24
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 18/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por Maggie Craig el Mar Ene 03, 2017 4:40 pm

El cazador se recolocó aquella parte de su anatomía que le había hundido hacia dentro con el puñetazo de una forma un tanto burda y poco glamurosa, aunque tuve que agradecer que lo hiciese sin meter la mano dentro del pantalón para hacerlo. Hubiese tirado la toalla en ese preciso momento al imaginar que luego podría tocarme a mí con la misma.

Escuché incrédula, tratando de recuperar la respiración por el esfuerzo, como le restaba mérito a mi táctica; esa que de normal debería haberlo postrado de rodillas en el suelo frente a mí. Una de dos, o los tenía tan pequeños que había errado en mi golpe, o se había llevado tanto golpes por ser tan grosero que ya ni lo notaba. Tal vez un poco de ambas.

-Y yo que pensé que le gustaría la caricia que le dedicado. No se preocupe la próxima vez no seré tan cuidadosa.- sonreí de lado, colocándome en posición de ataque para enfrentarle de nuevo, dudando que ese golpe no le hubiese causado más que un ligero picor en sus partes.
Ignoré al resto de cazadores, que haciendo de público improvisado,  jaleaban mi actuación, centrándome de nuevo en ese cazador que me instaba a enfrentarle de nuevo. ¿Es que acaso no había tenido bastante con mi primer golpe?

Ladeé la cabeza barajando mis posibilidades. Sin armas y cuerpo a cuerpo tenía todas las de perder con ese hombre que me sacaba demasiado en altura y corpulencia. Repetir la misma operación que antes podría darme ventaja de nuevo, pues no parecía estar tan ágil como para sortear mi ataque y no le resultaría probable que lo atacase de la misma forma, hecho que le desconcertaría. Así que sin pensármelo dos veces, tomé distancia de nuevo para correr hacia él, resbalando sobre la tierra los últimos metros para pasar entre sus piernas.

Pero antes de que pudiese pasar entre éstas y hacer blanco de nuevo, el cazador bloqueó mi ataque, cogiéndome de la pierna derecha y frenándome en seco sobre el suelo, para posteriormente voltearme con rapidez sujetando mi brazo en la espalda con una llave dolorosa. Gruñí al sentirme bloqueada, revolviéndome bajo su cuerpo a pesar del dolor que me produce tratar de soltarme. Finalmente claudica en su agarre, probablemente instado por el resto del público que parece disfrutar con mi osadía de enfrentarme a un hombre como él.

Muevo despacio el brazo liberado hacia delante, esperando que deje de doler y con disimulo tomo arena del suelo, escondiéndola en el puño de mi mano derecha. No es una forma muy noble de luchar, pero aquí nadie ha hablado de normas, solo de luchar sin el uso de las armas, y como se dice “en el amor y en la guerra todo vale”.

Me levanto con lentitud, fingiendo un entumecimiento que no siento, haciéndole creer que mis movimientos no serán tan raudos como antes. Entonces me giro con rapidez, lanzándole la arena que todavía llevo en la mano, cegándole durante unos instantes que aprovecho para apoyar todo mi peso sobre la pierna izquierda para levantar la derecha y propinarle una fuerte patada en la cara.

-Espero no haberle lastimado la cara, aunque dudo mucho que su novia note la diferencia.- respondo mientras intento recuperar la respiración de nuevo, entre gritos de ánimos del resto de cazadores que parecen disfrutar del espectáculo de David contra Goliat, tomando de nuevo la posición de ataque para enfrentar a un hombre del que sin duda habré liberado su furia con ese último golpe.








Our last dance. Kenner y Maggie:




Me encanta Jean, muchas gracias ♥:

Gracias Gael, ♥. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 210
Puntos : 178
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por C. Aiden MacIntyre el Miér Feb 01, 2017 1:01 am

Y pensar que aquella mujer había entendido el concepto de una pelea pero al parecer como todas las mujeres tenía poco en esa cabeza pero la dejé continuar al fin de cuentas era más un espectáculo y el jefe ya estaba ahí observándome en silencio junto al cabronazo ese de Nikolai que tenía un ojo morado. Bufé solo de haber deseado ser yo el que le ponga así el rostro pero esa era otra pelea.

El público aplaudía el hecho de que esa mujer y yo estemos enfrentados y ahora con el jefe ahí se convertiría en una prueba de valor –Ahora si se te acabo la suerte niña– troné los huesos del cuello y antes de darme cuenta la arena invadió mi rostro junto al eco de un golpe en la mandíbula y parte de la mejilla. El dolor que sentía fue tal pero no para dejarme tumbado solo pude oír el silbido de mi jefe –Tienes un buen uso de piernas pero no todo en la vida es eso niña– acomodé mi mandíbula y el dolor fue tal que escupí algo de sangre al suelo –Nada mal, para ser una mujer y más una chiquilla sin tetas como tu– susurre dándole la espalda nuevamente a la mujer.

Sabía cómo provocar a las personas por ello el jefe me tenía en su escuadrón, pero esta vez no se la dejaría fácil antes de que ella saltará por mi espalda o culo me movía tomándola del cabello con el puño enredado en esa coleta lo suficiente para hacerla retroceder, solo era cuestión de suerte y su cuerpo se giró lo que me ayudó a girar a mí y darle un puño seco y cerrado en la boca de su estómago alzando rápido el mismo puño contra su nariz empujándola a la arena –Si quieres atacar usa la cabeza niña, dame más espectáculo y por favor no hagas estupideces como lo de la arena si eso es lo más bajo y patético que un guerrero puede hacer y más un cazador, si realmente eres una cazadora demuéstralo en este combate si no lárgate a casa a lamer tus heridas porque ahora no has demostrado más que solo tu convicción en tus piernas nada más. Eres solo una puta vergüenza así– escupí al suelo sangre y saliva aun.

El jefe me miró serio y entendía esa mirada, pero realmente en esos momentos me acordé del entrenamiento que le di a mi única pupila esa endiablada niña y ahora pedía a gritos volver a tener esa emoción.




Connor Aiden MacIntyre




Natural:
avatar
C. Aiden MacIntyre
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 34
Puntos : 24
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 18/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por Maggie Craig el Sáb Feb 25, 2017 1:17 am

La obsesión de ese hombre por referirse continuamente a mis correspondientes senos no tenía parangón, y empezaba a plantearme si no tendría algún extraño trauma relacionado con los pechos femeninos. Hice un mohín ante su comentario, desviando la vista ligeramente hacia el mismo lugar donde segundos antes de que yo le propinase tan eficaz patada, él estaba mirando. Solo un hombre permanecía con la mirada fijada en nosotros y no era partícipe del escándalo que mantenían el resto de público. Deduje por su porte y actitud al observarnos que conocía a mi contrincante, y que por alguna extraña razón aquella pelea se había convertido en algo así como su prueba de fuego.

-Deja de fingir que no te ha dolido el golpe; te dejo que te tomes unos minutos para que vuelvas a recuperar la hombría que perdiste al ser golpeado por una mujer. Y si lo estimas necesario, hasta te permito que te ausentes unos segundos a llorar detrás de un árbol.- siseé clavando de nuevo mi enrabiada mirada en la suya. Mi padre decía que los ojos eran el espejo del alma, y los suyos sin duda clamaban venganza.

Los modales de ese hombre me enervaban los nervios, y cuando eso sucedía solo podía pasar una cosa: alguno de los dos saldría andando de allí con ayuda. Sonreí ladina cuando al escupir un líquido carmesí tintó su saliva, muestra inequívoca de que mi patada había sido más efectiva de lo que el cazador estaba dispuesto a reconocer.

Apreté los puños contrariada cuando giró sobre sus talones, dándome de nuevo la espalda; una clara señal de que subestimaba mis habilidades en la lucha. Me disponía a atacarle desde atrás con un repentino codazo en la nuca, cuando en un rápido movimiento que no vi venir, se apoderó de mi coleta, dejándome a su merced por el dolor que me hacía claudicar cuando tiraba de ésta. Dos golpes con su puño fue todo lo que necesitó para enfrentarse a mí y anularme por el momento.

Caí de rodillas en la arena cuando me soltó, colocándome a cuatro patas para intentar recuperar la respiración que me faltaba cuando su puño se incrustó en la boca de mi estómago. El dolor fue tal que sentí como me atravesaba la espalda  y subía por la garganta. Una mezcla entre quemazón y dolor que arrancaron de mis ojos alguna que otra lágrima. Pero no se contentó con eso, y antes de recoger su puño y cesar su agarre, recibí otro duro golpe en la nariz. Sentía como la sangre brotaba de ésta cayendo sobre la arena. Dudaba que me la hubiese roto, pero apostaba que llevaría durante las siguientes dos semanas un alegre moratón cubriéndome la nariz.

-¿Os creéis con derecho a decirme que soy una vergüenza, cuando sois vos quien habéis golpeado con rabia a una mujer cuyo peso sea probablemente la mitad que el suyo?- cargué mis pulmones de oxígeno, haciendo una breve pausa mientras se mitigaba el dolor que sufría. Me puse en pie, presionando el puente de la nariz y echando la cabeza hacia atrás para cortar la hemorragia. No comprendía que veía ese hombre de vergonzoso en defenderse con uñas y dientes, o en este caso con la arena; tal vez solo le molestaba que lo hubiese pillado desprevenido y no era capaz de reconocerlo.- Quizás vos matéis a nuestros enemigos a puñetazos, hecho que no me extrañaría lo más mínimo. Pero para mí ser cazadora no es solo molerme a palos con mi oponente, es mucho más. La capacidad de saber improvisar cuando no se dispone de un arma, de no dejar de luchar hasta el último momento, y jamás pensar que mi rival es inferior a mí. Juraría que he cumplido todos. Que yo sepa, sois mucho más vergonzoso vos como cazador que yo, a pesar de que una servidora no tenga tanta edad como otros.

Me coloqué en posición defensiva, elevando mis puños delante de mi nariz preparada para contra atacar sus golpes. No era la mejor luchadora cuerpo a cuerpo, pero sin duda mis reflejos para evitar golpes eran prometedores. Volvería a usar las piernas, como bien había dicho era uno de mis puntos clave para vencerle, pero de momento comenzaríamos con una pelea común.


Última edición por Maggie Craig el Sáb Mar 18, 2017 1:06 am, editado 1 vez








Our last dance. Kenner y Maggie:




Me encanta Jean, muchas gracias ♥:

Gracias Gael, ♥. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 210
Puntos : 178
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por C. Aiden MacIntyre el Mar Feb 28, 2017 9:53 am

Por las chiquillas son chiquillas porque siempre hacen cosas tan infantiles pensando que podrán conseguir algo cuando solo consiguen semejantes azotes en sus traseros de niños.

Los vítores de los presentes era más alto cada uno dándome ánimo como maldiciéndome por haber dañado a la niñita que solo buscaba un último aliento en palabras ofensivas, pero quien más me importaba de todos ellos era mi jefe, el miraba atento a la mujer y a mi asintiendo en cada acción que hice, así que él estaba de acuerdo, menuda suerte que me tiraba con ello ahora podía restregarle en la cara al imbécil de Nikolai sobre eso, pero antes tenía que hacerme cargo de esa niña; volví a escupir al suelo mirándola en su postura de que solo provocó una risa –Oye destetada crees que con toda esa mierda de palabras que has soltado podrías herir mi orgullo de hombre ¿acaso eres estúpida? No hay palabras, ni acciones que lastimen mi ego, no sé qué clase de pendejos hasta tratado o qué clase de cazadora eres o quien te enseño pero lo hizo bien mal– volví a soltar una carcajada acercándome a ella moviendo los pies así como los puños que los tenía a la cara algo encorvado sin dejar de moverme, al menos era la distracción perfecta.

Trato de acercarme y ella se aleja, así que al menos tiene los reflejos intactos pero el dolor no le dejará moverse muy ágilmente, vuelvo a intentar acercarme a ella pero me esquiva y justo ahí ejecuto una resbalilla con mis pies contra ella haciéndola caer de culo a la arena, antes de darle tiempo con mi pie le pateo la pierna y se la agarro empujándola con fuerza contra el linde de la arena, aquellas tablas viejas –Tanto te jactas de ser una buena cazadora, de que yo soy lo peor pero ¿Ser verdad? Si no mírate, eres una vergüenza mujer– escupo al suelo ante el silencio de todos y la sonrisa de mi jefe –Una cazadora de verdad tú no eres te falta mucho, pero mucho niña, así que ríndete ahora o te dejaré tan inconsciente que estos ebrios te violaran, porque tú la verdad sirves para cualquier otra cosa menos para cazadora, así que retírate del oficio y no nos hagas quedar tan mal parados, personas como tu dan vergüenza y asco– iba a darle el golpe final pero la voz de mi jefe me detiene.

Justo en ese momento me llama impidiendo que le dé un golpe –Quien no vale la pena eres tu niña, trata de conseguir lastima por su peso y su condición de mujer si es así porque no te fuiste de puta en vez de cazadora, no tienes lo que se necesita niña– mi jefe alzó la mano y todos se dispersaron, la pelea había terminado –Que venga un hombre mejor a pelear conmigo u otra mujer que si tenga los pantalones forrados para dar una buena pelea– agarre mis bajos acomodándolos, ella dio un golpe limpio que dejó una punzada pero para tumbar a alguien como yo hacía falta más que un golpe en los huevos.

No es la primera mujer que golpeo o entreno, así que ya estoy más que conocido en sus trucos ya artimañas y vaya que algunas son más letales como la pelirroja.




Connor Aiden MacIntyre




Natural:
avatar
C. Aiden MacIntyre
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 34
Puntos : 24
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 18/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por Maggie Craig el Sáb Mar 18, 2017 1:02 am

Estaba empezando a arrepentirme de haber aceptado una pelea sin armas con ese energúmeno que dejaba mucho que desear como cazador. ¿Es que acaso se pensaba que por ser un troll de las cavernas y poder matar a un licántropo de un puñetazo eso lo convertía en buen luchador? A estas alturas mis ganas de clavarle una daga en su ego eran tan enormes que sopesé la opción de correr hasta el árbol para cumplir con mi sueño. Cierto que eso sería ir en contra de las reglas que se habían estipulado para la pelea, pero escuchar la cantidad de sandeces que ese hombre era capaz de soltar por su boca, también lo era.

-¿Creéis que trato de ofender vuestro "orgullo de hombre"?- sonrío de forma ladina, negando con la cabeza ante semejante justificación. Ese hombre tenía un problema serio con las mujeres; tal vez alguna lo había rechazado (hecho que no me resultaría nada extraño) y por eso se mostraba tan rabioso frente a mí.- Permítame que le explique que solo digo lo que veo, pues dudo mucho que un hombre respetable pueda sentirse orgulloso de comportarse como vos lo hacéis. Usáis vuestros insultos y palabras lacerantes solo para tratar de ocultar lo patético que os sois. Para hacer creer a los demás que sois alguien de valía, cuando en realidad no les llegáis ni a la suela de los zapatos.

Durante unos minutos nuestros movimientos eran los propios de dos luchadores que se estaban midiendo, hasta que de un rápido gesto, usó su pierna para hacerme caer al suelo de espaldas. Sentí como el golpe seco en el trasero me enfurecía todavía más, si es que eso era posible.- Oh, si. Ya veo como vuestro método de jardín de infancia es infalible. Sin duda una técnica adquirida después de un largo y duro entrenamiento. - gruñí entre dientes mientras él hacía gala de nuevo a la falta de educación que le precede cuando escupe en el suelo.- Dudo mucho que las personas que se encuentran vapuleándole por su patético espectáculo carezcan de valores como vos como para atreverse a tocarme si me encuentro inconsciente. Si lo que desea es darme el toque de gracia, deje de poner excusas y hágalo de una vez.

Había un hombre entre el público que impidió que ese desgraciado me asestase un duro golpe, que si bien dudaba que me hubiese dejado inconsciente, sin duda habría sido de lo más dolosa. Parecía tener cierto control sobre el resto, pues bastó un gesto suyo para que la pelea llegase a su fin, o eso se pensaban ellos. A pesar de que la mayoría de los espectadores se habían marchado, no pensaba permitir que ese energúmeno tuviese la última palabra.

Cuando mi oponente me dio la espalda para dirigirse hacia el lugar donde se encontraba aquel desconocido que parecía ser el jefe, me puse en pie con rapidez asestándole una patada en la parte posterior de la rodilla, lo que le hizo caerse hacia delante.-Tal vez todavía no sea una buena cazadora, pero lo que no soy es una cobarde. La pelea no habrá concluido hasta que uno de los dos tenga que salir de aquí con ayuda.- gruñí entre dientes, asestándole un puñetazo en la mandíbula que me hizo crujir todos los dedos de la mano.








Our last dance. Kenner y Maggie:




Me encanta Jean, muchas gracias ♥:

Gracias Gael, ♥. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 210
Puntos : 178
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por C. Aiden MacIntyre el Miér Mar 29, 2017 7:45 am

Aquella niña no era una niña, era una chiquilla de esas que hay que azotar hasta que el trasero se les ponga tan rojo delas palmadas que debe recibir, ignoré por completo toda su letanía de modales y aseveraciones que daban lo opuesto de sus acciones, imité con mi mano su boca que no se callaba de estupideces y falsas líneas morales, al parecer la niña tiene sueños muy idílicos de lo que son los cazadores eso solo mostraba que realmente no se había enfrentado a ninguna bestia de verdad. Una niña más de tantas que es mejor encerrar en casa.

Era mejor prestar atención a mi jefe que tenía indicaciones más a mi gusto, la deje hablar todo lo que quisiera igual no escuchaba nada nuevo ni interesante de esa huerquilla, dejándome como blanco fácil, pero como ella hablaba de moral no pensé que sería la primera en romper eso. Su golpe me descolocó haciéndome reír, moví mi mandíbula escupiendo sangre a la arena, me dolía asentar el pie y solo podía reír, mi jefe enarcó la ceja mirándome en silencio esperando a ver qué haría yo en ese caso, pero volví a darle la espalda a la niña –Lo siento jefe, me resbalé del pie y me lastime la rodilla y la mandíbula con la arena, nada que valga la pena regresar– el solo ríe dándome la espalda para tomar asiento de nuevo con su mano agitada, era el consentimiento para hacer lo que me venga en gana –Pero jefe, no vale la pena realmente estoy más interesado en lo que nos depara en la noche en los bosques que esta cosa de aquí– apunté con el pulgar sobre mi hombro, pero mi jefe fue rotundo con su mirada y sus hombros que se alzaban.

Si quería participar en la cacería de la noche tendría que terminar con aquella niña. Suspiré cansado y más que nada hastiado de esa mocosa –Que no le llego a los talones de no sé qué y tantas mierdas que escupes de tu boca, pero ¿tú donde te quedas maldita mocosa? Atacar así es de cazadores tan honorables como tu dices, claro que no eso solo lo hacen los cobardes que no tienen nada más bajo la manga– camine lento como ignorando a la mujer sin importarme dispuesto a salir por la puerta pasando a su lado –Yo no veo una cazadora aquí, solo una niña que aparenta ser algo que no es, alguien que se esfuerza de forma negativa en ser algo que no es. Yo no finjo ser un hombre con modales ni esas estupideces que hablas, pero al menos sé lo que soy, en cambio tu ¿Qué eres? ¿Cazadora? ¿Mujer? Permíteme reírme, hay cazadoras y mujeres mucho más, a las que no les llegas ni al suelo por donde ellas pasan, moralistas, con honor no como tú que solo esta dando patadas de ahogado. No hables de alguien si vas a hacer lo mismo, eso te hace peor niña, quería dejarte salir con algunas heridas pero si quieres salir inconsciente, por mí no hay problema– la tomé de improvisto con esas palabras, esas son las cosas que las mujeres odian que sean menospreciadas y comparadas con otras de esa manera. Me lanzo sobre ella y mi mano se lanza al cabello de ella tirándola al suelo, ella pelea y me asesta uno que otro golpe pero puedo ponerla entre golpes y patadas logro ponerla boca abajo, donde mi puño la espera en su espalda más precisa en la parte baja, me subo a su espalda presionando con mis rodillas sus costillas tirando su cabello hacia atrás.

–Quieres salir siendo ayudada, te daré tu deseo– empotro su cabeza contra el suelo, una, dos, tres, hasta cinco veces, sin dolerme en lo más mínimo que sea mujer, es mi jefe quien me detiene con un chiflido fuerte. Me levanto de su espalda y una patada le lanzo al cuerpo de la mujer, dos más a su vientre y uno a su rostro, no tan fuerte el último pero si contundente para sacarle una buena cantidad de sangre. Le agarro el cabello arrastrándola de espalda por la arena sin dejar de reírme –Ya que me golpeaste por la rodilla y me está doliendo, además me sacaste sangre de la boca, voy a pagarte con ese mismo dolor– la pongo contra la pared de madera de la arena y mi rodilla se empotra en su intimidad golpeándola con fuerza y una final cachetada fuerte a su mejilla –PONTE DE PIE, MOCOSA QUE AUN NO TERMINO CONTIGO–le grito tronando los huesos del cuello furioso mirando a mi jefe que no dice nada solo sonríe al vernos a los dos pelear.

Maldición, deseare que Jaelyn estuviera ahí, ella me hubiera aplicado, aunque mal, una de las técnicas que le enseñé sin importarle lo que el haga luego, pero esa niña solo tenía conocimientos básicos y yo esperaba llevarme más moretones en el cuerpo que solo escozores, por qué siempre me tocan las niñas.




Connor Aiden MacIntyre




Natural:
avatar
C. Aiden MacIntyre
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 34
Puntos : 24
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 18/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por Maggie Craig el Vie Abr 07, 2017 6:16 pm

Podía sentir el subir y bajar de mi pecho, agitado por una entrecortada respiración que trataba de recuperar el aliento para enfrentarme de nuevo a ese cazador- aunque como tal dejaba mucho que desear-. Ligeramente inclinada hacia adelante, tenía las manos apoyadas en las rodillas, al tiempo que mi mirada recorría las actitudes de todos esos espectadores que parecían más que interesados con el desenlace de esa lucha.
Mientras tanto, mi contrincante se había puesto en pie a duras penas tras mi agresión y hablaba con ese enigmático hombre del público, que pareció darle su consentimiento para que continuase la pelea que había empezado conmigo. Bien, no era la única que veía que aquello no había acabado.

-Tiene razón en una cosa, no es un gesto muy honorable atacar por la espalda a otro ser humano, pero después de lo que he podido ver de vos, no entráis en la categoría de éste, así que yo sigo fiel a mis convicciones.- sentencié con una sonrisa burlona, escuchando expectante la cantidad de palabras necias que salían de sus labios.
¿Es que acaso se pensaba que lo que pudiese decir e incluso pensar un energúmeno como él, que no me conocía, podía afectarme lo más mínimo? Mi padre siempre había dicho que era de estúpidos comparar las destrezas y las carencias entre los humanos, pues cada uno éramos únicos en nuestra especie, y como tal nuestros dones e incluso las habilidades que teníamos por pulir eran igual de excepcionales.

Más no pude explicarle a ese media neurona cuan equivocado estaba, pues antes de que pudiese articular palabra, me sorprendió cogiéndome del pelo y a pesar de que me revelé con todas las fuerzas que me quedaban, consiguió tirarme al suelo boca abajo, tras un buen número de golpes inhumanos hincando su rodilla es mi espalda para inmovilizarme.
Traté de moverme para soltarme de su agarre pero me fue imposible; no solo por su peso que me impedía siquiera levantarme, sino por toda la cantidad de golpes que habían magullado mi cuerpo, que cansado y dolorido solo quería descansar.

Sus puños no dejaron de golpearme, me arrastró, estampó contra el suelo y contra todo aquello que se ponía a su paso. Pateó con saña mi sexualidad. El dolor que sentía por todo el cuerpo era tal que opté por no defenderme. Aquel salvaje había ganado la partida y yo había dado demasiado de mí.- Por mi parte esto ha terminado.- murmuré antes de cerrar los ojos y dejarme caer al suelo. Tumbada en la arena, abracé mis rodillas temblorosa, envuelta en la más terrible agonía. Si no fuese por ese inmortal al que había conocido noches antes lo único que desearía en esos momentos sería la muerte; apostaba que no estaría muy lejos después de todos los golpes que había recibido. Pero ahora quería vivir, quería disfrutar un poco más de esa extraña relación que había surgido entre los dos y que daba sentido a mi vida. Solo tenía que esperar a que anocheciese para que Kenner me encontrase y me salvase, pensé. Solo unas horas y él me curaría. Esperaba aguantar hasta entonces.








Our last dance. Kenner y Maggie:




Me encanta Jean, muchas gracias ♥:

Gracias Gael, ♥. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 210
Puntos : 178
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por C. Aiden MacIntyre el Sáb Abr 29, 2017 2:26 am

Debía reconocer que la chiquilla tenía aguante, un poco pero había soportado valientemente toda esa descarga de golpes e insultos. El jefe me miraba con una sonrisa no sabía que pensar de él si quería que la acabara o dejar a medio la pelea, ese era un hombre misterioso y nadie podría saber sus pasos tan fácil siempre terminaba engañándonos. Estaba furioso por eso sin que el me dijera nada como si dejara todo a mis manos.

Maldición, me llevaban los diablos así que comencé a golpear a la mujer hasta que terminó inconsciente, iba a terminarla, ni siquiera a contestarle tenía ganas de acabarla completamente, pero antes de dar el último golpe sentí la mano de alguien tomando mi puño, era el, mi jefe se había metido a la arena negando con la cabeza, ahí comprendí lo que él quería decirme anteriormente. Escupí al suelo retirándome acomodándome las joyas de la corona que esa chica había aplastado tantas veces –Que hará con la huerquilla jefe acaso le pedirá que entre al grupo de cazadores o la entrenará usted mismo– el ríe constando que siga viva la muchacha –Agradece que siga viva, pero no creo que ella quiera entrar al grupo donde estés tú, además ¿Qué podría enseñarle yo? ¿Acaso tu podrías Connor?– apreté la mandíbula al oír mi nombre de su boca, el nos conocía a todos los del grupo mejor que nadie.

El jefe la cargó en brazos a la mujer llevándola a cuidados médicos, mientras a mí me enviaba con Nikolai a esperar en la taberna para que ahí atendieran mis cortes que ya traía antes. El se quedó con la mujer hasta que despertara o al menos la dejaría ahí hasta que se recuperara y fuera a su hogar, lo único que me jefe me hizo prometer era que si tenía otro enfrentamiento con mujer no entre a la batalla y me salga, la razón de eso era que no quería verme pelear con una mujer de esa manera a menos que sea por orden de él. Acepte y me fui no más dejando a la mujer a su suerte con mi jefe.




Connor Aiden MacIntyre




Natural:
avatar
C. Aiden MacIntyre
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 34
Puntos : 24
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 18/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quien pega una pega dos [Maggie]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.