Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 08/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




La filosofía de las marionetas (Privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La filosofía de las marionetas (Privado)

Mensaje por Bertrand Desmarais el Dom Dic 04, 2016 12:47 pm

Encajes de pura seda, horquillas de perlas y rubíes, corsés destinados a expulsar hasta el último aliento de las damas que los llevan con pleitesía. Cuellos altos y una sonrisa arrancada de algún trabajador explotado. Me encuentro vestido con mis mejores galas, no es eso signifique algo al estar sumido en esa vorágine de sensualidad e hipocresía en la que decidí dejarme llevar cuando la caída del sol me despertó. Tampoco es una crítica social lo que me impulsa a usar sus máscaras ¿Por qué haría tal cosa? No, es más simple que eso: me encanta verlos, a los humanos, buscar su propio camino a la destrucción. Sobre todo si son tan refinados, tan acartonados como  estos nobles diezmados y burgueses aspirantes a un lugar en la corte del falso libertinaje. Me encanta ser el estigma de su pudoroso mal, incapaz de ser llevado a cabo sin culpa, sin arrepentimiento. Un mal tan insípido que hasta sus adorados curas se indignarían en sus confesionarios. Esta noche elegiría a uno de esos tantos mortales ignorantes de mi presencia, y le haría conocer la depravación que ansían descubrir en sus triviales reuniones, encerrados en sus cuartos recubiertos de tapices indios y  aspirando ser Eugenia pero recayendo en el papel  de El Caballero, Insulso, lleno de convicciones falsas. Pobre mi divino marqués, encerrado trece años bajo las garras del Terror para que estos imbéciles hijos de la guillotina alcen su obra como la proclama de la liberación dentro de cuatro paredes, sin apenas concretarla con dignidad.

Pero basta de parlotear, uno de los tantos valses da comienzo y este es mi momento para acechar a mi nueva víctima. Nos sé el número de este baile, y tampoco me importa mucho. Puedo simplemente ordenarle a aquella dulce muchachita a levantar la promesa que le hizo al joven aristocrático de reservarle la siguiente pieza, o  romperle el corazón cuando le arrebate al prometido de sus sueños, no puedo decidir. Controlarlos a mi antojo es tan divertido, tan satisfactorio ¿Qué vida  arruinaría más? ¿Qué sueños podría destrozar con tan solo una mirada, un roce de mis labios antes de engullir sus vidas? Elijo al muchacho, porque es bello y cuanto más hermoso más dulce me sabe su decadencia, su desesperación. Pequeña flor a punto de marchitar, tendrá mi edad pero yo me siento inmensamente mayor mientras me abro paso como una sombra entre los invitados para darle alcance. Él está hablando con la joven, demasiado confiado en su atractivo, bastante respaldado por el legado de su familia, y ella esconde bajo sonrisas de simulada ingenuidad que lo que realmente la seduce es su fortuna y no su delicado rostro.

Ya me estaba imaginando el calor de su piel lentamente desvaneciéndose después de vaciarlo por completo, cuando de pronto una presencia mucho más fuerte que la de los mortales que llenaban el salón me detuvo en seco. Por sobre los perfumes, los vaporosos vestidos danzando al compás del violín, sentí  una fuerza descomunal y vibrante, como el pulso de un corazón muerto que simula latir. Como el corazón de un vampiro.
Me quedé en mi lugar, sin admitir que una sorpresiva congoja había detenido  mi búsqueda ¿Cómo? Afilé mis sentidos, buscando el lugar de donde provenía esa palpitación imperceptible para los humanos, pero opresiva para mí. Evidentemente no era el único vampiro de París que buscaba alimentarse de estas marionetas ¿Podría pasarme de aquella molesta intromisión? Pensé mientras miraba en derredor tratando de enfocarme en su búsqueda y no en el delicioso olor a sangre que cernía el ambiente.



My heart's a graveyard, baby, and to evil we make love

You can't sit with me babe...:


Better get my money on time, if they not money, decline
avatar
Bertrand Desmarais
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 38
Puntos : 25
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 02/12/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La filosofía de las marionetas (Privado)

Mensaje por Lucifer Morningstar el Mar Ene 10, 2017 12:16 pm

Sírvase señor del banquete aquí dispuesto que tan alegremente ha preparado la más oscura de las intenciones. Goce de la carne más jovial ofrecida a su persona, cuyo gusto sibarita no caerá en decepción. Observe. Observe y elija, de entre tantas opciones, la que más suculenta encuentre su buen ojo. Nótese el esfuerzo en aquel exquisito pedazo ceñido al satén más caro, o en el sabor especiado de una gastronomía exótica. Si no ha elegido todavía, permítame decirle que la servidumbre no defrauda jamás al paladar, pues en la sencillez se encuentra a veces la percepción absoluta de cada matiz. Disfrute del ágape, mi señor, y no sea tímido en acercarse, no espere que otro más audaz le arrebate el plato principal.

Elegir el menú durante un baile de máscaras era el privilegio con el que Lucifer más disfrutaba. Al caer el sol despertaba agitado, emocionado ante la promesa de un coro de corazones desbocados meciéndose a ritmo de vals. Se sacudía el ángel en su hombro, aquel que insistía en lo preciados que eran los humanos, y se engalanaba ocultando su naturaleza divina, portando únicamente una afable sonrisa de inocencia por máscara para cubrir su verdadero rostro. Elegía entonces al alma más hambrienta, más desesperada por un poco de amor, y con la boca rebosante de mentiras le llenaba los oídos de promesas vacías.

El primer plato era servido.

Un susurro aquí, otro allá, y nadie recordaba haber visto nada. Y volvía a pasear observando a las aterradas marionetas meciéndose al vaivén de la locura, incapaces de cortar los hilos encargados de lanzarlas a la vacuidad de la monotonía. ¿Era, a caso, él perverso por finalizar tal tormento?

Quiso entonces el azar que sus fieros ojos encontraran un objetivo distinto a los demás. Joven y viejo, débil y fuerte. Un demonio infante que ya sabía de su presencia, mas era incapaz de encontrarle. Ninguna falsa máscara de carne serviría para engañar a un compañero, así que se ganó la confianza y la máscara de un joven heredero, a quien dejó a buen recaudo en los brazos de su amada, y acudió al encuentro del compañero perdido tomando su cuerpo con mudo permiso para sacarlo a bailar con Strauss.

-Disculpe mi agravio al tomarle tan desprevenido, pero temiendo una negativa por su parte no pude más que obsequiarme a mí mismo con su presencia - susurró guiando el baile con perfecta armonía con la música y demás parejas -. Si le incomodan las miradas de las que somos blancos, déjeme decirle que no peco de narcisista si digo que somos la viva imagen de la belleza en este instante. Es por ello, mi joven desconocido, que no puedo más que exclamar ¡al infierno con ellos! por tachar nuestra estampa de poco ortodoxa. Dos hombres tienen el mismo derecho a bailar juntos que uun hombre y una mujer, ¿no cree?



Regalazo <3:

I, me, myself:




avatar
Lucifer Morningstar
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 75
Puntos : 60
Reputación : 21
Fecha de inscripción : 14/03/2016
Localización : Donde haya diversión

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La filosofía de las marionetas (Privado)

Mensaje por Bertrand Desmarais el Lun Ene 30, 2017 9:19 pm

Vi a mi presa ser arrebatada de mis garras con tanta naturalidad y soltura que solo atiné a observar la maestría del robo. Para cuando pensé que mi humillación no podía ir más lejos, el vampiro me  convirtió en una de las marionetas humanas y me llevó consigo como a una de las tantas muchachas del salón. Lo contemplé entre horrorizado y fascinado ¡No podía creerlo! Los hilos invisibles de su poder me manejaban como a un diestro bailarín y la sensación me resultó tan familiar que me estremecí casi imperceptiblemente  ¿Desde cuándo podíamos efectuar este tipo de control entre nosotros mismos? Bajo mis pies se abrió un abismo que nada tenía que ver con los baratos eufemismos infernales
– Creo que el infierno no se merece tal castigo. Si estamos aquí es para que nosotros se lo llevemos hasta sus pequeñas vidas- me sorprendí consternándole, aunque deseara en realidad quitármelo de encima ¡Como detesto que arruinen mis planes! ¿Qué asuntos tenía este vampiro centenario conmigo? Si fuera por mí ¡y si pudiera dejar de bailar este maldito vals de una vez!  Le arrancaría de cuajo los brazos para borrarle la sonrisa falsa de la cara. Si pudiera.  Sonreí con evidente sarcasmo- Entiendo su punto pero…- la posición de la siguiente figura me obligó a dar una vuelta y cuando volví a encontrármelo de frente la expresión de mi rostro era la de rabia contenida- ¿De qué sirve ponernos en evidencia si luego no podemos jugar con ellos?- comenté observando de soslayo como varios invitados cuchicheaban. Comenzaba a ponerme nervioso. Su aura potente y milenaria  palpitaba poder, poder que hasta ahora jamás había sentido en mis pares. No voy a negar que sentía curiosidad y miedo por partes iguales- ¿A quién le debo el honor de esta pieza? – siseé  clavando mi mirada en la suya.



My heart's a graveyard, baby, and to evil we make love

You can't sit with me babe...:


Better get my money on time, if they not money, decline
avatar
Bertrand Desmarais
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 38
Puntos : 25
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 02/12/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La filosofía de las marionetas (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.