Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 08/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




La Cumbre De La Noche

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Cumbre De La Noche

Mensaje por Louis De Pointe Du Lac el Mar Dic 13, 2016 1:01 am

La sangre tiene un propio sabor según el individuo, medido con la cantidad de los glóbulos rojos, y separado por la procedencia del dueño. La sangre criolla, como la mía, parecía ser más del gusto de los franceses, y a los americanos les parecía gustar más la sangre de las víctimas de su tierra. Al principio no notaba la diferencia en el sabor,  para mí era exactamente lo mismo beber de quien fuera y como fuera, sin importar el lugar ni la situación; mientras no me vieran, era más que suficiente. Y luego, poco a poco, comencé a ser más selectivo. Fue sin darme cuenta, diferente a como lo hacía mi creador. Algo más contemplativo, y mucho más veloz. Rechazaba por completo la idea de conocer a mis  víctimas, como antaño lo había expresado.  

Y también, poco a poco, de nuevo comencé a recorrer las calles de París en una actitud pasiva y meditabunda. Retomé, poco a poco, aquellos paseos de los que solía disfrutar a solas, lejos de los conocidos y de los desconocidos, moviéndome por las calles como un fantasma o una sombra. Cuerpo recto, las manos la mayoría de las veces en la espalda, cubiertos por los prepotentes guantes blancos impolutos. Pasada la media noche las calles estaban casi vacías y con ello, tanto la selección como el movimiento era más simple, más libre. Lo despiadado y cruel que siempre habitaba en mí rasguñaba la superficie ligeramente en el tiempo que disfrutaba mi presa de la noche y, después del placer, volvía a ser el frívolo caballero nocturno pasado de moda en cuanto a vestimenta, pero demasiado atractivo para que me rechazaras.

Aquel beneplácito se diluía con los pasos, con la lejanía de la calle que había sido testigo de la perdida de una vida que, fuera de mi pensamiento, le importaba poco o algo a alguien que no conocería. No volvería al cementerio, ni volvería a perderme en los caminos pantanosos que antes me habían traumado. Me quedaría en el asfalto, lejos de lo que era desconocido; cerca de lo que conocía, hasta que la madrugada hiciera lo propio y tuviera que volver a lo que ahora, era mi hogar. Me guardaría el calor de la sangre y el pensamiento suyo y el de los no muertos, junto con las dudas que no me atrevía a dispersar.
 


Última edición por Louis De Pointe Du Lac el Miér Abr 05, 2017 10:45 am, editado 1 vez





Crónicas Vampiricas:
Merci:




avatar
Louis De Pointe Du Lac
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 105
Puntos : 120
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 13/05/2014
Localización : No hay lugar a donde ir

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cumbre De La Noche

Mensaje por Lestat De Lioncourt el Mar Mar 07, 2017 1:34 am

Hacía mucho tiempo que no lo veía. Fue impactante comprobar la crueldad y avidez con la cual arrancaba la vida de sus victimas, pero sus ojos seguían siendo igual de ilusos. Si, había amor en esa mirada. No por su presa, sino por la sangre. Caminaba trás sus pasos, acechándolo tal como la primera vez que lo vi. Ha cambiado mucho desde entonces y supongo que seguirá haciéndolo.

Estaba allí como si fuese un humano más quien volvía a casa luego de una larga jornada de trabajo, aún así, su belleza era casi soñada. Cerré instintivamente mis ojos y eché hacía atrás la cabeza, una terrible tormenta se acercaba. Hace unas horas había sido anunciado en los medios y se lo oí comentar a un muchacho en la taberna cuando me detuvé a contemplar un viejo letrero sobre la puerta. Un escalofrió invadió mi cuerpo y por unos segundos puedo sentir como regresan los recuerdos de mi juventud. Era nuevamente un hombre de veinte años, interpretando a Lelio y añorando un gran futuro. Incluso podía sentir sobre mis hombros el peso de aquella capa roja y en mis pies las botas que el padre de Nicolás hizo para mí. De inmediato recordé su aroma, su aspecto y ojos castaños. Deseé oír la melodía de su violín, pero sólo hallé la algarabía de la gente.

¿Acaso seguía siendo una de mis más desmesuradas obsesiones?  Pensé, avanzando hacía Louis, queriendo enterrar de una vez ese pasado. Ofrecer disculpas era una estupidez que jamás dejaría conforme a Nicolás, él deseaba torturar mi conciencia, perforar mi alma. Lo sé, merecía un castigo, pero aún pensaba en él y su sola alusión lacera mi pecho ¿Acaso no era este uno?



Me puedes amar u odiar, pero pasar inadvertido, jamás.


Crónicas Vampíricas:




Merci:













avatar
Lestat De Lioncourt
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 1104
Puntos : 941
Reputación : 156
Fecha de inscripción : 09/01/2011
Edad : 256
Localización : París, Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Lestat.De.Lioncourt.WolfKiller/

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cumbre De La Noche

Mensaje por Nicolás D' Lenfent el Dom Mar 26, 2017 12:56 pm

Ahora, producto de un recuerdo apenas visto, le duele la cabeza, ¿Cómo es posible aquello? Desde que cayó al deseo de asesinar a su amante—Hero—ha sentido lo peor, si tristeza poseía, ahora muerte era lo que predominaba, si lágrimas de dolor insoportable derramaba, ahora la agonía le secaba su piel. Atrapado en un abismo, no era soledad aquello, era un mundo siniestro; uno donde goza de ser asesinado, aclama ser herido con tanto fervor para sufrir. Todo esto comenzaba a renacer, pero Nicolás seguía su rumbo, saciando esos placeres, manías que no le satisfacían, necesitaba de lo peor y él no se percataba del porqué.

Por ello, aunque camina entre los callejones, llevando una túnica negra y el parche en su ojo, con los cabellos sueltos, como un galán en busca de ser devorado por la oscuridad. Avanza perdido, atrapando cada perfume, esencias que el poco aire le traía, estaba mareado, interpretaba los corazones retumbantes en esas paredes como ecos sonoros, la humanidad vivía y él lo desdeñaba, ¡Ya no le temen a la noche! Aunque vean que alguien les persigue, estos alegres juegan con el reflejo. ¡Se mofan!

Él sigue avanzando, choca contra una pared y le sangra el único ojo que posee. Demente se une a un ruego, llamando a Satanás para que se le presente, quiere arder en ese fuego maligno, ansia llenar su vacío. Escucha voces. Lejanas voces. Se sujeta de las paredes mugrientas, como un ciego apoyándose del tacto. Dificultado por un llanto que percibe, es de un bebé feneciendo.  ¿Por qué la noche se torna enferma? La realidad era que en su interior, un espíritu quería volver a poseer su cuerpo, dejó de observar para ser espíritu quien realice los actos —Nicolás, Nicolás…El ave de espino quiere salir, esa ambigua presencia quiere actuar—

Su mente ya le presenta una pesadilla, lo que ha sufrido ese ser atrapado en su vacío, es que se lo está regresando al cuerpo, juega con este, juega con el templo, ya pide ser el único Nicolás. El ave moribunda quiere ser comida por un cuervo, ya quiere recibir a un dueño.  ¡Ya están por verse sus cenizas! Era como un pantano esa mente, el desenlace le recorre desde su putrefacto corazón hasta el cerebro. No se percata de que choca con las mismas sombras, más quiso alzar por esencias que repudia, sensaciones de desgarre y escaramuza, un enojo predominante, sus manos se alejan de los ladrillos y miró hacia aquellas evocaciones, conoce de ellas, sabe con exactitud de quienes se trataba,  eran aquellos a quienes jamás quiso volver a encontrarlos, no en ese estado confuso, aterrado para alguien que ya no sabe quién es, que solo vive de remembranzas y rostros de inmundicia. ¡Quema! Es cruel como su interior se halla en su contra, preguntándose: ¿Qué le está sucediendo? …Ni las paredes lograron soportarlo, Camina, trata de andar pero la bruma en su mente se esparce, ¿Acaso ya las sombras lo quieren de vuelta? ¡Que tortura! ¡Qué ironía infinita! Una vez este vampiro deseaba ser oscuridad, transformarse en la nada absoluta, se creía ser amante de la soledad misma, pero, ahora. No, es que eso era diferente, había algo más escondido. Podía aceptar que está desapareciendo, pero como siempre, sería quizás un sueño más. De nuevo las ilusiones no puede controlar, o su demencia ya es peligrosa.

Tan desalentador puede llegar a ser cuando no hay dominio de la sensación y percepción, le están distrayendo sus sentidos, el instinto se ve adormecido que la desgracia le estaba consumiendo. Un vagabundo entre campos de opacos matices olvidados, donde todo se pudría y moría. Pudiendo escuchar el canto de demonios y una sinfonía de muerte entre un purpúreo de su vacío. Y en su camino, ahí estaban, dos cadáveres en el crepúsculo, en el lado nocturno de maldición, le estaban mirando, estaba repleta de sombras, y trato de acoplarse a estas, curvando sus labios, arrojando el miedo a la befa, reaccionando como un inmortal más sin afectación, aunque fuese un engaño. ¿Cómo podía ser posible? Es que esa sensación es solo el alimento del inmortal, le apasiona tomarlo que ahora mismo les miraba fijamente, con las manchas de sangre en uno de ellos, en dirección desconocida, pero disimula.  Lucía cerrado el párpado, no iba a mostrar el hueco. — ¡Vaya! Ustedes, los únicos que jamás esperé encontrar en estos rumbos, hubiese preferido andar con los repugnantes lobos, que con un ex- amante y un títere de la apariencia —descaradamente su voz se muestra, manteniendo el rostro oculto en sombra de la capucha, rodeado de negrura absoluta.

— Tanto tiempo, que apenas recuerdo aquel dia en el bosque tan íntimos, y tú, en ese cementerio... ambos encuentros tan patéticos, que ahora, ¿que será esta vez? Oh, un triángulo tan entrañable...— En su voz, se notaba la burla, la lejanía entre ellos, la cercanía por lo que son, pero la hoguera de las emociones, creyendo que de nuevo el maldito diablo le acecha, está tan obsesionado con el violinista que siente como una estaca de madera le perfora el cráneo, aturdido internamente, mostrando las máscaras como bien sabe detallar, no debía permitir que se descubriera su ceguera.


«The Dø; Despair, Hangover & Ecstasy»

Les habitudes de son oiseau:
Est perturbé:
AWARDS:



avatar
Nicolás D' Lenfent
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 2019
Puntos : 2308
Reputación : 460
Fecha de inscripción : 23/11/2010
Localización : Desconocida

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Sopor.Nicky?ref=hl

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cumbre De La Noche

Mensaje por Louis De Pointe Du Lac el Jue Abr 06, 2017 6:12 pm

Presioné mis dedos contra el hueco de la palma, y allí los recordé. Los guantes eran suaves y confortables, empero, sobraban. Explayándome más allá del exquisito talle de la vestimenta, distaban mucho de ser la prenda propicia para un asesino; demonio aquel que deseaba ocultar su identidad de los demás; pieza completamente inútil en un monstruo. Entre el suave bullicio de la calle, el frío que parecía incluso querer congelar la débil luz de la farola de la esquina y el breve rumor de la ropa contra la piel, me detuve en una confortable sombra, cercana a un muro y liberé, deliberadamente, mi mano izquierda del guante. El matiz rojizo que pude ver sobre la piel, se perdió en la penumbra de la oscuridad, y el fino o pequeño alivio a algo que careció de importancia o interpretación, se perdió ante el susurro de algo conocido pero no identificado.

Había escuchado sus pasos contantemente durante varias semanas, como si se repitieran las noches apacibles, escondidas el estrés y la angustia de nuestros años en Rue Royale; el ínterin de una vida que, común y corriente, no pensé que volvería a llevar y disfrutar. Los lujos en la mansión me recordaban mis carencias, como inmortal y como hombre, el oro brillaba demasiado y siempre estaba presente sin importar a donde mirase o donde me encontrara. Pero volvía a gozar del placer de la lectura, de pasar horas en un silencio acogedor, sentado junto a la chimenea, recorriendo con lentitud las hojas del capítulo, abstraído por la continuación, hasta que aquellos mismos pasos me sacan de mi hipnótico estado y reclamaban una atención que yo, más a menudo que otras veces, estaba dispuesto a brindarle.  

En la confortable oscuridad que me cobijaba del viento cada vez más furioso, me di la vuelta, cubriendo mi espalda contra el muro y lo vi. La figura inmóvil y de ensueño, una estatua más viva que yo mismo. Trajo consigo la esencia de otro recuerdo, no ocurrido mucho tiempo atrás. Los pasos que escuché aquella vez, bailaban al compás de un tarareo y eran tan ligeros que sólo podían formar parte de una figura menuda, como la de un niño. Pero Armand fue más que una figura agraciada por el Don Oscuro para mí, y lo que aprendí de él, así como los momentos de charla que compartimos, me dejaron más de lo que esperaba. La desolación que quedó de esto fue un respiro y una agonía; aún ahora yacen dentro de mí, debatiéndose.


Di un paso hacia él, dubitativo de interrumpirlo o no, cuando una voz me hizo detenerme. Llegó desde las sombras más oscuras, como si se arrastrara entre los adoquines y escalara por mí hasta incrustarse en mis tímpanos. A pesar de haberla oído por espacio de unas pocas horas aquella noche en el cementerio, no tuve problemas para identificarla. El vampiro que me llamó una sombra, un reflejo de espejo, que me llenó de preguntas y dudas de las cuales desee una respuesta que no me atreví a hacer a Lestat. El vampiro estaba allí, como si saliera del muro.
   
La forma en que se contradecía, como si algo lo hubiera obligado a decir algo o comportarse de cierta manera me intrigaba; me invitaba a responderle debido a la irritabilidad que me provocaba. Tenía una extraña pero poética manera de comunicarse. Mis ganas de interrumpir a Lestat desaparecieron pero lo miré, recordando ese breve momento en el que quise preguntarle sobre ese sujeto y no supe bien cómo hacerlo y, finalmente, no lo hice.

En efecto… Puedes marcharte si así lo quieres. —Repuse, midiendo la voz, incluso antes de pensar en lo que estaba diciendo. Deseaba que se fuera, de una forma que respondía a mi irritación por lo que acababa de escuchar. Miré a Lestat de reojo, cayendo en la ironía no complaciente de convertir esto en un triángulo y estar situado en una posición propicia para serlo.





Crónicas Vampiricas:
Merci:




avatar
Louis De Pointe Du Lac
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 105
Puntos : 120
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 13/05/2014
Localización : No hay lugar a donde ir

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cumbre De La Noche

Mensaje por Lestat De Lioncourt el Jue Mayo 11, 2017 6:57 pm

Son mis pasos los que acortan nuestra distancia y le dan el sentido a mis anhelos. Mis pasos, ahora firmes y constantes al ver a Louis dudoso venir a mi encuentro,  los que buscan acercarse cada vez más a su ser cuando desciendo a los sitios más agudos de mi oscuridad y tormentosas memorias. Continuo avanzando, escuchando el roce sutil de mi traje de raso negro al caminar y el sonido de nuestros tacos golpeando los adoquines del suelo. Pero mis pisadas pararon al notar como alguien, a unos cuantos metros de nosotros, avanzaba trabajosamente por el callejón y, al volver la cabeza, luego que el vampiro ante mi ha dejado de moverse, lo vi. Aquella silueta negra que junto al frío llegó helando todo a mi alrededor. Era una tétrica visión que me tomo por sorpresa; Sus manos, su cuerpo topaban con la superficie fría y dura como si fuera capaz de atravesarla. Una mano blanca surge de la túnica negra, sus uñas parecen de cristal, los dedos largos y algo huesudos acariciaban la muralla justo donde hasta hace unos segundos se posaba mi mano. Era incapaz de moverme,  incapaz de respirar, solo podía estar ahí quieto y espectante.

Cada vez que vuelvo a verle puedo sentir como desciendo un paso más al infierno y me pregunto ¿Es el Diablo acaso quién empuña los hilos que nos mueven? A veces,  no comprendo estos designios eternos que una y otra vez ponen al violinista en mi camino. ¿Dónde esta el límite a mi castigo por no saber cuidarlo, por no comprender todo el dolor que había dentro de su alma?  Empero,  siempre creí merecer un pedazo de ese supuesto infierno que el vivía. Era mi responsabilidad y lo desprecie una vez transformado en mi neófito. Fui incompetente. Lo sé.

Sus palabras, al igual que las de mi madre, siempre habían tenido un fuerte impacto en mi. Sin embargo, aquella noche en el bosque fueron golpes duros que me hicieron despertar. Desde entonces algo cambio en mí y me reproche haber permitido que embargase completamente en mi vida una amistad que no tenía por primordial objeto la creación y belleza, una amistad cuyas raíces carecian de espíritu y bondad. Estaba embelesado.  Nos encontrabamos desde un comienzo,  separados por un abismo demasiado profundo. Un abismo que ignoré.

¡Nicolás! - Pronuncio su nombre con voz autoritaria dispuesto a responder a su descaro y burla. Pero me distraen las apasionadas palabras de Louis, al dirigirse a mi viejo amigo y amante con tal irritación que le es difícil ocultar. Estaba claramente sorprendido. Ellos ya se conocían. Nicolás habia mencionado un cementerio ¿Por qué Louis, quien vive haciéndome estúpidas preguntas había omitido algo tan importante? Suspiré. No sabía si reír o llorar,  así que tomé aire y simplemente lo deje ir. Observé primero a Nicolás y después a Louis. Me sentí como un esclavo del tiempo, como si me hallará en un punto muerto contemplando mi pasado y mi futuro.

Son caprichosos los dioses. Aparte de imponernos un castigo por nuestros vicios, nos pierden recurriendo a lo poco que existe en nosotros de bueno,  noble,  humano y tierno.

Esta bien. Déjalo... - Dije, extendiendo mi mano que en un gesto gentil alcanza el hombro de Louis. Deposito confianza en él y la promesa muda que conseguiría tener la situación bajo control. No propiciaré un escándalo horrible ni despiadado. Ya nos habiamos amargado demasiado la vida mutuamente. -  Nicolás. Pareces más perturbado y perdido que nunca. - Lo provoco. Espere ver sus ojos castaños castigando mi alma en respuesta, pero fue en vano. Su rostro permanece oculto bajo la capucha, negándose a mirarme, o mirarnos. ¿Qué estas ocultando? Aún hoy experimento una profunda tristeza cuando pienso que mi corazón, henchido antes de amor, esta ahora para siempre colmado de amargura y desprecio. No dejo de pensar sino me mostré injusto con él,  sino lo juzgaba de una manera errónea.




Me puedes amar u odiar, pero pasar inadvertido, jamás.


Crónicas Vampíricas:




Merci:













avatar
Lestat De Lioncourt
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 1104
Puntos : 941
Reputación : 156
Fecha de inscripción : 09/01/2011
Edad : 256
Localización : París, Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Lestat.De.Lioncourt.WolfKiller/

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cumbre De La Noche

Mensaje por Nicolás D' Lenfent el Jue Jun 15, 2017 4:51 pm

Amantes, traiciones, juegos inconclusos, las trampas de la linfa al fin se están tornando misteriosas entre ese triángulo, queriendo golpear una vez más a Nicolás, ¿porque no hay cansancio para las batallas? siempre la tragedia ha de acudir al ciego, al que ahora resulta ser un maldito inmortal  y ¡qué tan maldito estaba! Quizás por eso huyen de él, quizás por eso ha pertenecido siempre a la oscuridad, más apenas lo está creyendo, aceptando lo que es y será, porque no ve un fin a este delirio. Al contrario, se aumenta, se prolonga su eternidad a una congoja consumible efímeramente. Negando el rostro, la faceta de su destrucción de su monstruosidad, ya al fin está retomando su verdadera naturaleza, su belleza era esa, su auténtica miseria al fin se ha de ver más la niega con esa capucha, su capa negra se aferra a su templo, adhiriéndose a su horrorosidad, él es hermoso, porque es obra del diablo, pero eso a nadie le debe importar sino saben apreciarlo. Sin golpearle las heladas, resultaba ser ironía que los muertos padezcan de frío, ¿qué falacia, que estupidez más rotunda? pero sigue envuelto de imbéciles humanos, y de aquellos que se creen serlo ya estando más podridos que un cadáver en la catacumba. ¡Ja! y ahí en su frente se encuentran dos…

— Mira a tu alrededor, mira a  tú frente, estas interrumpiendo mi paso, más no soy yo el que en efecto se debe marchar, Louis, en esta ocasión.

Como su voz siempre resuena irónica, como si se asemejara a la befa del demonio enjaulado, pero así es su voz de cantarina, arrojando maldiciones, destruyendo alegrías e invadiendo con dolores, gozándolo pero es que ¿quién no lo haría? si sus entrañas están alimentadas de esto, si su faceta desprende la podredumbre de todo esto. Escupiendo (tan dramático suena, pero vamos, es un nombre que repudia, y aquello que le incomoda, lo insulta de manera elegante) y ahí, su nombre, dudoso sonaba, confuso y hasta imposible de ser aceptado. ¿Porque la mayoría lo pronuncia de esa detestable manera? y Lestat, ese que mata todo lo que ama, ¿y que no ama? ama todo…Pero que alegría fue solo admirar negrura, sombras, y el percibir ruidos, las vibraciones y los movimientos escandalosos advirtiéndole las acciones de cada uno, sin siquiera tomarse la molestia de responder a las provocaciones, al contrario, solo enojarlos, provocarlos parecía resultar.

— Oh, Lestat, has cambiado mucho, demasiado, pero no interesa eso ni lo otro, no sabes nada, tan errado como siempre. Ya que diría yo que luzco sensato, y liberado, cosa que jamás supiste otorgar, pero olvídalo, y disfruta de tu París, que ha caído a ser una simple pocilga, continúen que esta será la última vez que nos encontremos, ¡bendito sea! Sigan desprendiéndose entre ustedes, títeres uno del otro. Riámonos juntos, y juguemos que aquí todo terminara pronto, ya no más Nicolás tendrán, ya podrán descansar en paz, más, Lestat ¿me darias de tu sangre para ver si así te maldigo un poco más?

Extendió sus brazos, no estaba cuerdo, o quizás sí, pero ante la crueldad, ya sus años en París se consumieron, iba a hacer un largo viaje, y hacer frente a su propia batalla, una en la que ni siquiera su creador de muerte se imaginaba, por lo que ya no se preocupa si es visto, pero no se logra percibir nada, un inmortal amando su agonía, su enfermedad, eso es lo que se ve.


«The Dø; Despair, Hangover & Ecstasy»

Les habitudes de son oiseau:
Est perturbé:
AWARDS:



avatar
Nicolás D' Lenfent
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 2019
Puntos : 2308
Reputación : 460
Fecha de inscripción : 23/11/2010
Localización : Desconocida

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Sopor.Nicky?ref=hl

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cumbre De La Noche

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.