Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Welcome to the Order. {Tema libre para cazadores}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Welcome to the Order. {Tema libre para cazadores}

Mensaje por Axel Blackmore el Dom Dic 18, 2016 4:00 pm

Domingo 11 de diciembre, Plaza de Tertre.

Tic... Tac... Tic... Tac...

El lento fluir del tiempo empuja las manecillas del reloj de péndulo que preside el despacho del nuevo senescal. Ese murmullo monótono le recuerda que cada segundo perdido es un segundo que no vuelve, que no regresa. Un segundo menos de vida mortal, un pequeño paso hacia el destino final que todos los humanos algún día alcanzan: la muerte.

Pero el inglés no se para a titubear ni a filosofar, es un hombre de acción, y tras colocar la última invitación en el sobre correspondiente, lo cierra y se lo entrega al mensajero, levantándose después y mirando por la ventana a la Plaza du Tertre. Todas esas personas corriendo arriba y abajo como hormigas, benditos ignorantes que no saben nada de la lucha encarnizada que llevan los cazadores en la sombra para que, precisamente ellos, puedan seguir siendo hormigas y teniendo preocupaciones de hormigas. Su compromiso con los humanos, con las personas, con la Orden, lo han llevado allí, lejos de su Londres natal, para asumir el mando de un montón de gente desorganizada y caótica. Para devolverle la Orden de Hellsing el sentido por el cual se fundó: ser el azote de los monstruos de la noche, los Homini Nocturna, los vampiros. Principalmente cazan sanguijuelas cainitas, aunque algunos también diversifican sus gustos con cambiantes y hechiceros, pero son los menos. Su gesto pensativo termina en una sonrisa. Sonrisa que no expresarán sus labios, sólo sus ojos, que brillan con la chispa de quien tiene un propósito claro.

----------------------------------------------------------------------------------------

Viernes 16 diciembre, Facultad de medicina de la Sorbona.

Todos los cazadores están convocados a una reunión, se ha preparado todo a conciencia, y los ha invitado a la sala de anatomia forense de la universidad de medicina, un hemiciclo en el cual se pueden presenciar autopsias. Un lugar algo macabro, ciertamente, pero desierto a esas horas, amplio y con buena acústica.

El inglés espera dentro, de pie frente a la mesa, a su espalda la pizarra donde los profesores anotan y dibujan. Los cazadores esperan en la planta superior a que la puerta se abra para ir entrando y cada cual ocupar el sitio que más le guste. Al principio un murmullo animado, preguntas curiosas y chascarrillos flotan en el aire, pero la sala en sí ya da malas vibraciones y poco a poco se va instalando un silencio denso en el interior.

El inglés saca su reloj de bolsillo y compreuba la hora: las once en punto de la noche. Cierra la tapa y lo guarda de nuevo observando a la concurrencia, parecen estar todos. Da un paso al frente y con voz clara rompe ese incómodo silencio.

Buenas noches. Caballeros, damas, compañeros, amigos... hermanos. Nos reunimos esta noche aquí por varios motivos. En primer lugar, dejadme que os hable sin tratamientos de cortesía, no porque no los merezcáis, sino porque no los empleo con mi gente de confianza o mi familia, y ahora vostros los sois. Esta noche no venimos aquí a celebrar una fiesta estúpida para darme la bienvenida, con palmaditas en la espalda, sonrisas falsas y comadreo. Habrá tiempo para la diversión, os lo garantizo. Pero esta noche, he elegido este lugar para contaros una historia.

El senescal saca de debajo de la mesa un pequeño vestido, perteneció a una niña, alguien que murió a manos de un vampiro que mató finalmente Natasha y Annia Riekova, que palidecieron al verlo.

Es la historia de Anne Marie Duprey. Anne Marie iba a la escuela, tenía dos hermanos mayores y otras dos más pequeñas. Su madre se llamaba Adelaide y su padre, Antoine, se quedó sin pierna por una infección. Eran pobres, como mucha gente en París, y lamentablemente... presas fáciles para Dracheon.— Sacó entonces una cruz plateada y los restos de una sotana.— Se hizo pasar por sacerdote y mató primero a Pierre, desangrandolo hasta morir. Después a Bertrand, a quien le sacó los ojos solo  por placer. Obligó al resto de la familia a presenciarlo, delante del altar de su dios, sin que éste hiciera nada. Henriette y Lucille fueron las siguientes, tan pequeñas...— sacó de debajo de la mesa dos muñecas de trapo ensangrentadas y las colocó junto al resto de objetos.— Adelaide suplicó y suplicó que no los dañara, que la matase a ella, porque el amor de una madre es infinito...Así que Dracheon no la complació y mató primero a su marido, sacandole las tripas y colgándolo de una viga. Debió cansarse de los gimoteos de la mujer y también le destrozó el cuello. Sólo quedaba la pobre Anne Marie, sola, asustada, completamente aterrorizada de lo que había tenido que ver.— Hizo una pausa para pasear la mirada, verde, acerada, por todos los presentes.— Me gustaría poder decir que no sufrió, que fue rápido. Pero acabó con ella tres días después.Tres interminables días de angustia y terror.— Pasó la mano por el pequeño vestido que tenía un manchurrón de sangre.— Las señoritas Riekova acabaron con ese hijo del infierno, cumplieron con su deber. Pero llegaron tarde. Anne Marie Duprey sufrió ese tormento porque a alguien no le dio la gana hacer las cosas bien y entregar la orden de caza contra esa bestia cuando debía. Sí, compañeros. Esto es lo que sucede cuando el descontrol, el caos y la desorganización nos comen el terreno. No he venido desde Londres a ser un tormento más, un grano en el culo, un jefe capullo al que odiar e ignorar. He venido a impedir que más Anne Maries sufran un destino tan atroz por nuestra puñetera incompetencia, por nuestras rencillas y desencuentros, por todos los egos de los que estamos aquí, que creemos que nadie hará mejor que nosotros las cosas. Yo no puedo hacer esto solo, necesito de todos y cada uno de vosotros. Estamos aquí esta noche porque necesito que seamos un equipo, que nos cubramos las espaldas y nos demos un capón cuando no lo hagamos. Todos y cada uno de vosotros sois muy buenos en lo que hacéis, los mejores, y os admiro por ello. Pero en vez de remar cada cual en su dirección, es tiempo de trabajar juntos.Creo en una Orden fuerte, bien organizada y donde cada cual pueda explotar sus propias fortalezas, me parece una estupidez frenar vuestras virtudes en vez de aprovecharlas. Pero tenemos que estar todos del mismo lado. Me niego a creer que nadie de los aquí presentes crea que lo de esta familia es una lamentable incidencia, cosas que pasan. Tenemos un compromiso, una promesa con el resto del mundo y con nostros mismos. Si faltamos a esa promesa... dejaremos de ser lo que somos.

Hizo otro silencio y les dio la espalda para caminar hacia la pizarra y volver a girarse.

No más Anne Maries. No más tensiones. Sois mi familia desde hoy, estaré aquí para lo que necesitéis, desde fondos para una misión, a sugerencias de mejora, estaré para tomarnos una copa y para enfrentar al terror juntos. Y ahora...vuestro turno. Preguntas, sugerencias...


Última edición por Axel Blackmore el Miér Ene 11, 2017 9:50 am, editado 1 vez




Spoiler:


avatar
Axel Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 97
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 07/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to the Order. {Tema libre para cazadores}

Mensaje por Gael Lutz el Miér Dic 21, 2016 6:14 am

La carta había llegado hacía un par de días. No había querido decir nada a nadie, ni siquiera a Jane. Su tío era perteneciente a la orden, así que seguro que estaba al tanto de esta carta y de su invitación para asistir a la "reunión" que se iba a llevar a cabo a las once de la noche en un lugar sin duda... Pintoresco. Había hablado con Thomas sobre esto. Él insistía demasiado en que teníamos que ir, tanto yo como Xaryne, dejarnos ver de una vez por la orden, demostrar que la muerte negra y... y yo estábamos bien, vivos y que seguíamos perteneciendo a esa orden sin orden... ¿Por qué yo no tenía un sobrenombre guay?

Tenía mucha curiosidad por ver al nuevo senescal en París, el señor Regis había sido un cazador sabio, pero sabio para sus cosas personales, no así para poder dirigir y administrar una orden entera, y esta había perdido muchos de los miembros, bien porque habían caído en batalla o porque se habían perdido en sus vidas, como había sido en el caso de Thomas.

Llegué a la facultad de medicina, el lugar donde decía que se iba a llevar a cabo la reunión y bajé hasta la morgue. Un lugar que llamaba mucho mi atención para un primer encuentro con este nuevo jefe de la orden. El lugar era amplio, con todo echado hacía atrás para tener mayor visibilidad y sin ningún cadáver a la vista. Estaba acostumbrado a ver cuerpos de vampiros y licántropos, no así de humanos. Hice una mueca, ya había otros cazadores pertenecientes a la orden, pero no estaba ni Xaryne, ni Jane. Me senté en la segunda fila, bien centrado para poder ver al señor Blackmore. Este se presentó, y comenzó a contar una historia.

Mientras el señor Blackmore contaba la terrible historia de esa niña, miré a las hermanas Riekova, quienes estaban unas pocas filas por encima de mí. Estaban con la mandíbula apretada, reviviendo sin duda en sus cabezas cada parte de la historia que él estaba contando. Volví a desviar la cabeza y a fijar mis ojos en Axel. Al terminar, dejó un tiempo para preguntas, sugerencias etcétera. De momento, nadie preguntó nada, así que lo hice yo. —Señor Blackmore, soy Gael Lutz. Tengo una pregunta. ¿Cómo va a reorganizar una orden que está completamente sumida en el caos? — Crucé mis brazos, parecía un meeting político.





LittleBird:


Mi ángel:



Gracias chicos <3:


Exorcismo:

avatar
Gael Lutz
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 390
Puntos : 320
Reputación : 48
Fecha de inscripción : 23/12/2015
Edad : 25
Localización : Detrás de ti

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to the Order. {Tema libre para cazadores}

Mensaje por Axel Blackmore el Vie Dic 23, 2016 4:24 pm

El Senescal escrutó el rostro de Lutz. Había memorizado casi todos los informes de los que iban a ser sus nuevos compañeros, y sabía del cazador que había sido adoptado y entrenado por Thomas, junto a Ackerman. Sabía de su tragedia familiar, de la existencia de su hermana, de su trabajo de tapadera en el restaurante, de un montón de datos más que lo colocaban en su lista top ten a tener en cuenta.

Lo miró fijamente y antes de contestar se tomó unos breves segundos.

Tengo muchas respuestas para esa pregunta, señor Lutz, y cuando las enumero son simplemente cuestiones de operativa. Pero la verdadera respuesta es que pienso hacerlo consiguiendo que todos queráis formar un equipo. Es la única forma. Yo puedo conseguir fondos, apoyos, logística, puedo agilizar los trámites para todo, organizar mejor a los exploradores y espías... pero si vosotros no queréis hacerlo, no habrá cambios, seguiremos como estamos. Un gran hombre dijo una vez que si quieres resultados diferentes haz cosas distintas. Vienen cambios y vienen inmediatamente, pero necesito que estéis dispuestos a probar mi forma de hacer las cosas.

Otra cazadora levantó la mano, su nombre era Halley McSween.

¿Nos asignarán cacerías con otros con quienes no hemos tratado nunca? me parece una estupidez obligar a un cazador a trabajar con otro del que no sabe nada, con el que nunca ha trabajado antes.

No señorita McSween. Necesito que me digan con qué otros se sienten cómodos y por qué. Como les dije antes, pretendo explotar sus fortalezas no minarlas. Aquellos que no hayan cazado nunca con otros, les asignaré misiones más sencillas para que se vayan conociendo. Estáis invitados a entrenar en la sede de la Orden de la plaza Tertre, es más, desde hoy se abre la liga de entrenamientos, los emparejamientos se harán por orden de entrada y armas utilizadas para el combate. Los entrenamientos serán públicos y todo el mundo podrá acudir a verlos. Los vencedores se enfrentarán entre sí y los perdedores también, en un sistema de emparejamientos hasta que sólo queden dos parejas, habrá un premio que aún no puedo desvelar.

Aveline Faith se separó de la pared y avanzó unos pasos hacia la pizarra con media sonrisa en los labios. Despacio escribió su propio nombre y al lado puso el arma que elegía: dos espadas cortas. Se giró hacia la concurrencia y sus ojos se detuvieron en Xaryne Ackerman cuando preguntó.

¿Y bien? ¿quién se atreve?




Spoiler:


avatar
Axel Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 97
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 07/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to the Order. {Tema libre para cazadores}

Mensaje por Xaryne Ackerman el Sáb Ene 07, 2017 5:12 pm

Mi reacción al leer la carta de Blackmore había sido la esperada: tirarla al fuego que ardía en la chimenea del despacho de Elora. Pero conforme iba acercándose el día de la reunión, mi cabeza empezó a darle vueltas al asunto.
Me enfadaba la actitud del nuevo senescal, propia de quien se sabe seguro en su territorio. Pero había un problema: ni éste era su territorio ni conocía a la mitad de los cazadores que lo habitaban, por no decir a casi ninguno. Si nuestro encuentro en su despacho ya me había puesto de los nervios, el numerito de la Ópera y la insistencia de Elora en que aceptara la oferta de entrenar cazadores novatos se llevaba la palma. Por no hablar de los humos de su hermana, Aveline Faith, apodada "La Parca", que era una leyenda viva entre los cazadores de la Orden.

No me gustaba que mi nombre se conociera, pero ya no había remedio. Después de la masacre de los Deshollinadores en Berlín, por algún motivo habían empezado a apodarme "La Muerte Negra". Si había sido Braco, me ocuparía de cortarle la lengua.
Un día antes de la cita hablé el asunto con Gael, al que Thomas había aconsejado (o más bien ordenado, como solía ser su costumbre) que fuéramos ambos. Thomas no era muy emotivo, pero Gael y yo sabíamos que estaba orgulloso de que sus pupilos hubieran resultado ser cazadores de renombre. Al final, decidí que iría y llegó la hora.
Aquella sala de disecciones era algo lúgubre para una reunión de la Orden, que tampoco se caracterizaba por su simpatía. Pero al menos Regis se ocupaba de que no nos faltara bebida cuando nos mandaba llamar. Quizás esa había sido una de las razones por la que muchos acudían, pero luego hacían lo que querían.

Regis había sido un gran líder en batalla, pero un desastre como senescal en Francia. Nunca cambió su mentalidad de agente de campo a alto mando. Llegué algo tarde y entré con toda la tranquilidad del mundo mientras el capitán Blackmore contaba una desgarradora historia de una niña pequeña a la que habían asesinado unos vampiros que las Riekova habían conseguido cazar. Me senté al lado de Gael mientras muchas miradas se posaban en mí a pesar de mi sigilo habitual. Sabía lo que estarían comentando: "Mira, si se han dignado a venir".
No solíamos acudir a esas reuniones, Gael incluso menos que yo, no por prepotencia, sino porque creíamos en nuestros propios métodos.

Crucé las piernas, que apoyé en la mesa de delante mirando a Axel Blackmore con mis ojos de hielo mientras contaba aquella historia diseñada para intentar ablandar los corazones de los presentes. No conseguiría demasiado, los cazadores no brllábamos por nuestra sensibilidad. Intentabann darle a todo esto un sentido de honor puro, de utopía del triunfo del bien contra el mal. Pero si hubiera investigado un poco, sabría que la mayoría de nosotros sólo éramos cazadores por tradición o mala suerte. Más por lo segundo. Ninguno al que le preguntaras si volvería a elegir este estilo de vida te diría que sí. Y el que te lo dijera, no había matado los suficientes vampiros como para darse cuenta todavía.
El capitán concluyó su discurso con una inglesa efectividad. Las Riekova parecían haber caído bajo su influjo, así como el grandulón de Braco en las filas de la izquierda, que miraba a Aveline Faith con ojos embelesados. Me dieron ganas de reírme, ni siquiera le interesaba lo que estaba diciendo. Pero entonces, un comentario llamó mi atención.

La hermana de Axel Blackmore, Aveline Faith, dejó su sitio sujetando la pared y se acercó a la pizarra, apuntándose para ese torneo que había mencionado. Se giró hacia mi posición directamente y sin ningún disimulo, lanzándome a toda vista un claro reto delante de los cazadores. La miré con gesto imperturbable aunque internamente, esa mujer me ponía de los nervios.
Si por mi fuera, no hubiera respondido a su provocación, pero había sido lista y sabía que no sólo mi reputación estaba en juego, que no me importaba en absoluto. Si me negaba o la ignoraba, Thomas quedaría desacreditado públicamente aunque no fuera de manera directa, y Faith lo sabía. Vi la mirada de Gael a mi lado y aunque el gesto me pateó las entrañas, tras unos minutos de absoluto silencio en la sala me levanté.

Bajé las escaleras centrales con parsimonia y centré la mirada en el capitán Blackmore, ignorando a Faith deliberadamente para no darle el gusto de responder inmediatamente a su provocación. Sin decir nada, cogí una tiza y escribí en pulcra letra "Xaryne Ackerman", apuntándome en la categoría de doble arma corta.
Me di la vuelta lentamente mientras los mangos de las katanas de plata de mi padre sobresalían sobre mis hombros, cruzadas a mi espalda. Subí las escaleras sin hacer comentarios y volví a sentarme junto a Gael, dando por concluida toda mi aportación en aquella reunión tan irritante.



No Paine, No gain.
Spoiler:

avatar
Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 162
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to the Order. {Tema libre para cazadores}

Mensaje por Aveline Blackmore el Mar Ene 10, 2017 11:28 am

Al día siguiente de la reunión de cazadores empezaba la ronda de entrenamientos públicos. La medida había tenido una gran aceptación, se habían apuntado un montón de cazadores para medirse en duelo con sus colegas, cada cual con quien quería batirse el cobre, con las armas elegidas y el turno organizado. Esa tarde iban a celebrarse tres combates, el primero lo protagonizarían Braco y Boedrius, otro cazador de talla XXL, dos pesos pesados blandiendo armas pesadas, maza y martillo. Iban a hacer temblar los cimientos de la plaza de Tertre. En segunda ronda se iban a enfrentar las hermanas Reikova a los hermanos Simmon; no eran gemelos, se llevaban siete años pero cazaban en pareja como las Reikova. Ellas con armas de largo alcance como látigo y cadena, y los hombres con pica y mangual, sería un enfrentamiento interesante. Pero sin duda el plato fuerte sería el tercer combate: La Parca contra la Muerte Negra; Aveline Blackmore contra Xaryne Ackerman, ambas con sendas espadas cortas. Prometía ser un combate épico.

Todo estaba preparado para empezar los entrenamientos, se había instalado una arena en forma circular en el patio de entrenamientos, con un pequeño murete y unas gradas, así ese lugar podría ser utilizado por cualquiera para entrenar y que los que quisieran aprender o simplemente mirar pudieran hacerlo. Axel estaba decidido a convertir la Sede en la casa de todos los cazadores y que pudieran tener un lugar común donde interactuar, intercambiar consejos y conocimientos y en definitiva hacer equipo.

El primer combate consiguió los vítores y aplausos de la concurrencia, disfrutando como enanos al ver a esas dos moles zurrarse de lo lindo y acabar ambos en el suelo riendose y dandose la mano, para acudir después al botiquin a coserse alguna herida sin importancia. Boedrius ganó el asalto por muy poca diferencia, casi por una cuestión de suerte, porque ambos eran trituradoras.

El segundo combate fue una lección de habilidad y destreza, de trabajo en equipo por parte de los hermanos de una y otra familia, pero dominaron claramente las Riekova, cuya habilidad con esas armas no tenía parangón. Se había ido sumando gente mientras el ambiente se caldeaba y la adrenalina empezaba a circular por el público.

Llegó el plato fuerte de la jornada y todos estaba expectantes. Aveline terminó de calentar antes de salir a la arena enfundada en su traje de cuero burdeos, se los hacían a medida y era como una segunda piel para la Parca. Cuando salió a la pista se fueron acallando los murmullos y sintió los ojos de medio centenar de personas fijos en ella, le encantaba tener público. Ocupó su puesto con una expresión casi risueña, deseando medirse a la Muerte Negra.






donde caben dos, caben tres:
avatar
Aveline Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 131
Puntos : 131
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 07/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to the Order. {Tema libre para cazadores}

Mensaje por Xaryne Ackerman el Mar Ene 10, 2017 11:32 am

Después de la reunión y la clara provocación de la hermana del Senescal, mi humor no había hecho más que empeorar. Dando por terminado el espéctaculo salí de aquella sala sin despedirme siquiera de Gael, con semblante serio y con una pasmosa tranquilidad. Pero era experta en ponerme corazas emocionales, e intuía que Faith lo sabía más que de sobra.

Mi interior bullía de rabia y fastidio cada vez que recordaba la cara de suficiencia de Aveline Faith. Los Blackmore habían sido siempre una familia acomodada, Elora se había encargado de investigar sobre ellos. Aveline había crecido con todos los lujos del mundo a su disposición, razón por la que de sus cuatro costados fluía un aura de superioridad que me llenaba de ganas de cerrarle esa boca venenosa con mi cuchillo de ébano. Nunca había podido soportar a las niñas pijas que consideraban como problema el no tener el vestido a medida listo para el baile mensual de su padre.

Pero sus provocaciones habrían caído en saco roto si no fuera por un detalle: se había atrevido a juzgarme desde su pedestal de "superioridad" y lanzarme un reto creyendo que así enardecería su ego. Pues ya iba a ocuparme yo de que se enardeciera, sí. Mordiendo la arena de combate de la plaza de Tertre.

Acudí con Elora, tras insistirme muchísimo con que quería conocer a los otros cazadores. No pude negarme, aparte de por sus dotes de persuasión, porque Braco le había mandado una invitación personal para verle pelear en la arena. Y ya conocía demasiado a la bruja como para saber que se apuntaría a un bombardeo y si era necesario, pondría las balas.

Llegamos a lo que se iba a convertir en la sede de la Orden próximamente. Tenía que admitir que las instalaciones no tenían mala pinta. Al menos, el dinero que se estaba invirtiendo serviría a los más jóvenes para entrenar.
No se lo había dicho a Elora, pero estaba planteándome en serio lo de entrenar a novatos.
No por algún objetivo honorable y utópico de ensalzar la Orden y servir al bien; ya que yo nunca había sido altruista y no iba a empezar a serlo ahora, sino porque cazaba demasiado últimamente, y el número de sobrenaturales sangrientos no hacía más que aumentar a un ritmo vertiginoso en esa cloaca que conformaban las calles de París.

Nos sentamos en las gradas que habían montado para la ocasión y observamos los dos primeros combates. Braco lo hizo bien, pero su contricante y él estaban demasiado igualados y un golpe de suerte en una finta hizo que cayera, entre risotadas. Se dieron la mano cordialmente y se fueron entre carcajadas a curarse las heridas. Braco nunca cambiaría, eso seguro.
Las Riekova hicieron gala de la maestría que poseían con sus armas de largo alcance, compenetrándose de tal manera en sus ataques que despacharon a los Simmon, fuertes en equipo pero débiles por separado, con bastante facilidad.

Me llegó el turno. Apreté la mano de Elora y fui a calentar a un sitio alejado mientras las Riekova terminaban su exhibición y daban paso al siguiente combate. Me había puesto un traje de cuero negro de combate que era como una segunda piel para mí. Salí a la arena con las dos katanas de plata de mi padre a la espalda, envainadas en sus fundas.
El ambiente enmudeció cuando por fin salió mi contrincante, Aveline Faith Blackmore. Parecía haberse puesto sus mejores galas con ese traje burdeos tan sofisticado. Si es que hasta para eso era una niña rica.

Quise responderle sutilmente a la provocación de la reunión y me quité la cazadora de cuero, quedándome en una camiseta negra de tirantes y los pantalones de cuero, seguidos de mis sempiternas botas, dentro de una de las cuales llevaba guardado mi letal cuchillo de ébano.
Lancé lejos la prenda y me quedé mirando a Faith con una sonrisa irónica y ojos de hielo, poniendo mi mente automáticamente en modo de combate.
¿Quería ser la mejor? Pues iba a tener que pasar por encima de mí.
avatar
Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 162
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to the Order. {Tema libre para cazadores}

Mensaje por Aveline Blackmore el Mar Ene 10, 2017 5:57 pm

Roleado en CB. Con este color Aveline. Con este Xaryne.


La Parca cruje el cuello y saca de las vainas sus dos espadas cortas que voltea una sola vez muy rápidamente escrutando a su contraria. Sonrie de medio lado y le hace un gesto con la cabeza para dar inicio a la pelea tras el saludo de rigor. Extiende los brazos en un movimiento seco y preciso y empieza el baile de pies, se acerca a Xaryne y sin más dilación le lanza un par de estocadas rápidas en sucesión. Tajo al cuello; parada. Tajo al costado; bloqueo; tajo al otro costado; maniobra evasiva. Y vuelta a comenzar. Sólo están calentando, calibrando la velocidad de la otra. La Parca es rápida en ataque, incisiva, como una serpiente rauda y silenciosa. Pero la alemana es otro portento con las dos espadas, bloquea, esquiva y devuelve anticipándose a los movimientos de la inglesa. La pelea está muy interesante, el público guarda silencio y observa el derroche de precisión de ambas.

Bloqueo los primero golpes de Faith pero enseguida sé lo que pretende: está analizándome. Los tajos se suceden uno tras otros, los pies se mueven rápido y apenas se oye un murmullo más que el choque de metales, acero contra plata.

Sus golpes son rápidos y precisos. En tres golpes identifico su patrón de ataque y sé que va a buscar aberturas en mi defensa... aberturas inexistentes en mi caso. Finjo tambalearme ligeramente, momento que Faith aprovecha para lanzarme un tajo en el costado que esquivo moviéndome hacia un lado. Ahora.

Lanzo un golpe a una de sus piernas pero esquiva mi mandoble con un salto perfecto hacia atrás. Las dos respiramos rápido, el cuerpo en tensión y las espadas entre nuestros cuerpos. Nos alejamos ligeramente y empezamos a caminar en círculos. Doy tres vueltas a las espadas en mis manos. El calentamiento ha terminado y ahora comienza la pelea.


Aveline no se anda con tonterías, no es temeraria, pero no le gusta perder el tiempo en florituras, simplemente es eficaz, economiza energía, las fanfarronerías pueden quedarse para noches de taberna y copas. Clava los talones en el suelo y pivota sobre sí misma, lanza un tajo sesgado desde abajo hacia arriba y aprovecha para impulsarse sobre la pierna derecha y lanzarle una patada a Xaryne. Sin esperar el consiguiente bloqueo avanza sin tregua buscando trabar una de las espadas de Xar en la suya, neutralizar así un foco de golpes y de preocupaciones. Cuando se usan dos armas se multiplica por dos el riesgo de sufrir cortes y lesiones.

Bloqueo uno, dos, tres, cuatro golpes que Aveline me lanza. Pero de pronto noto cómo su pierna se impulsa e impacta contra mi estómago en un mínimo hueco entre las cuatro espadas. Cualquier temerario hubiera perdido la pierna, pero Faith sabía lo que se hacía. Con un gruñido me doblo sobre mí misma y es cuando la rubia intenta desarmarme la mano izquierda. Pero no se espera que  al soltar la espada antes de que la suya la golpee me de tiempo a sacar el cuchillo de ébano que llevo en la bota y se lo lance, rasgándole el gemelo y cogiendo mi espada de nuevo antes de que toque la arena. El cuchillo se clava entre dos gradas y se escucha un grito ahogado. Un milímetro más y le habría seccionado un tendón.

A pesar del dolor vuelvo a mi posición de combate y sonrío salvajemente. La adrenalina comienza a fluir por mi cuerpo.


La inglesa se mira el gemelo donde el cuero ha dejado abierta y expuesta la piel que sangra como respuesta a ese cuchillo de ébano. La expresión de Aveline se vuelve mucho más feroz que la que tenía antes. Ahora la pelea va a subir de temperatura. Se recupera del esfuerzo y vuelve a atacarla de nuevo sin tregua. Las armas chocan, ellas giran, esquivan y se mueven envueltas en un baile letal donde una milésima de segundo supone un codazo en los morros como el que acaba de asestarle a Xaryne.

La milésima de segundo que tardo en reacionar ante su tanda de diez ataques milimetrados acaba con su codo en mi boca, provocando que me muerda el labio y comienza a saborear mi propia sangre. Mis ojos se imbuyen en hielo mientras intentamos coger aire ante ese intenso combate de fuerzas titánicas.
Escupo la sangre hacia un lado y me relamo, observando de arriba a abajo por primera vez a mi oponente. Ahora entiendo por qué se ha ganado el sobrenombre de "La Parca". Es fría, letal y lleva ese aire de superioridad que tanto me fastidia pegado a la piel.
Cuando se mira el gemelo sangrante suelto un seco:
- ¿Es la primera vez que te hacen sangrar, Faith? Irás a chivarte a papaíto? - Sonreí, quería provocarla y que perdiera los papeles, sabía que eso la desconcentraría y quería ver su reacción.

—Sangro cada mes, querida. Apuesto a que tú no, seguro que hasta llevas calzones. — A la provocación de Xaryne, una provocación mayor. Aveline esboza media sonrisa con los ojos entornados. Algunas risas se escuchan entre el público, las dos cazadoras legendarias están ofreciendo un espectáculo digno de salir en los periódicos y las provocaciones caldean el ambiente. Elora se indigna y tuerce el morro levantándose de la grada, pero Braco le pone la mano delante y la obliga a sentarse.

Suelto una carcajada y sigo andando con lentitud en círculos, su provocación, más que surtir efecto, me ha hecho gracia por lo estereotípico. Arrugo la nariz y sonrío para provocar su rabia al decir:
- Te creía más original, Faith. Te sorprenderías con lo que hay debajo de mi ropa, qué lástima que no vayas a tener ocasión de comprobarlo.

Le dediqué una sonrisa llena de dientes y ataqué de improvisto. Los golpes volaron, una tanda de veinte estocadas perfectas que acabé con un salto por encima de ella. Se giró a mirarme y en el aire conseguí rozarle el mono de cuero que llevaba, abriéndole un tajo y dejando ver algo de su escote. Realicé una caída perfecta y me giré, en guardia de nuevo. Enarqué una ceja mirando el nuevo look de su vestimenta.
- Aunque quizás el público tenga la ocasión de ver lo que hay debajo del tuyo.


Elora Está tentada de conjurar unos entes que entorpezcan a Aveline, pero se lo piensa dos veces porque Xar quiere ganar esa pelea por sus propios métodos y no le va a quitar la gloria cuando lo consiga. Lo cierto es que la bruja está alucinada de ver cómo se mueve Xar, contiene el aliento una y otra vez, hipnotizada por sus movimientos tan precisos, tan exactos, golpeando sin piedad a su contrincante… que es otra máquina de pelear. ¡Cómo las envidia! no podía imaginar que dos mujeres pudieran ofrecer semejante exhibición de poderío y seguridad. Y ella cuando hace algo bien resulta que se le marcan las venas negras, pone los ojos en blanco y le flota el pelo. Igualito. Ellas son las heroínas que toda niña quisiera ser, y la bruja es el mosntruo del armario con el que sueñan en pesadillas. Suspira al pensarlo y se vuelve a sentar.

La inglesa se mira el escote mas abierto que muestra el canalillo y la ropa interior y sonrie de oreja a oreja.
— Ackerman, si querías verme desnuda te hubiera valido con invitarme a unas copas, pero si te gusta por las bravas… me gustan así con carácter.— emprende de nuevo el ataque girando y golpeando sin descanso, haciendola retroceder hacia el murete, con objeto de acorralarla.


He de reconocer que sus palabras me sorprenden un poco. ¿Desnuda? ¿Copas? Resoplo divertida, pero la diversión me dura poco. Aveline acomete contra mí en una embestida de golpes salvaje, intentando acorralarme contra la pared, contra la que acabo chocando. Me impulso con un pie y salto de nuevo, pero hace un movimiento y no consigo caer bien. Me tambaleo y es cuando aprovecha para hacerme lo mismo, rasgándome la camiseta en dos. La miro salvajemente mientras me la quito y me quedo en sujetador negro. Mis fibrosos  abdominales resaltan así como mis tatuajes, y se oye algún silbido entre el público. Casi puedo ver a Braco con los ojos saliéndosele de las órbitas.

Pero mi mirada sigue fija en Faith. Las dos estamos echando chispas y somos como dos volcanes abrasadores que chocan sin descanso, aunque el cansancio por el intenso combate empieza a hacer mella en ambas. Noto que se acerca el momento de culminarlo.

Sin previo aviso hago una finta y le lanzo una bestial tanda de golpes, buscando sus puntos débiles, sin sentir el dolor cuando el desvío de algún tajo roza mi piel, haciéndola sangrar.


Elora entorna los ojos. Esa Aveline Faith es guapa, es rica, es una máquina de matar y comparte con Xaryne su ansia por la caza. Pero Xar es suya. Nadie va a tocarla, no la va a soltar. Le jode en el alma ver que la rubia es más del estilo de Xar que ella pero… es que ella no es del estilo de nadie en realidad, es una bruja chalada e irreverente con muy malas ideas. La vigilará de cerca.

La Parca contra la Muerte Negra, un combate épico que respeta las reglas del juego porque si quisieran ya se habrían sacado las tripas mutuamente.Continúan asestándose puñetazos, patadas y golpes, con las armas, con los puños… la rubia recibe por parte de Xaryne un golpe con el mango de la espada que le abre la ceja provocando que un reguero de sangre caiga por su cara. El corazón golpea fuerte y los ánimos se enardecen cuando desde la grada comienzan a animar y a vitorear, rompiendo el silencio, gritando los nombres de ambas. Con renovado ímpetu se acercan y alejan como una marea recia hasta que ambas, en un movimiento final, como si del jaque mate se tratase, giran sobre sí mismas aprovechando una bajada de guardia y colocan una de las espadas en la garganta de la contrincante. ¡¡Tablas!! hasta para eso son buenas.  La grada estalla estalla en aplausos mientras las cazadoras exhalan vaho en la fría noche que va cayendo, sin mover ninguna la espada del gaznate de la otra, todavía con la adrenalina corriendo por las venas.






donde caben dos, caben tres:
avatar
Aveline Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 131
Puntos : 131
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 07/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to the Order. {Tema libre para cazadores}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.