Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Lun Dic 26, 2016 1:17 pm

Hacía horas llovía a cántaros. Desde su ventana, podía observar las sinuosas calles ahora vacías. Ni un alma, sería una noche muy larga y seguramente sin clientela ¿quién iba a visitar el burdel? Días como esos en los que la tranquilidad  le daba esa paz que tanto necesitaba. Esa noche no era libre, una noche libre la tendría en mucho tiempo. Tocaba trabajar, ponerse hermosa y perfecta para aquel que la reclamase esa noche.
 
Hacía demasiado tiempo que todos los hombres pedían lo mismo. Le pagaban bien por minutos míseros de un encuentro fugaz, casi siempre con la luz apagada. Susurros en donde la llamaban de otro modo distinto, pero en realidad ¿quién conocía su nombre, sus orígenes, quién era? Nadie. Solo era un cuerpo bonito, deseado, labios en los que cualquiera querría perderse, conocer su sabor e imaginar el que la persona anhelaba, deseaba…
 
Eso era Ayla, la perfección hecha carne para culminar los deseos de cualquier hombre, llevarlos totalmente al abismo del placer  y a cambio, cobrar por ello. No consideraba su trabajo una maldición, le gustaba sentirse deseada, objeto de deseo de cualquier hombre o mujer, disfrutar de la carne, los placeres que esa vida le ofrecía.
 
Con tan solo un batín de seda, color negro,  cabello suelto, caía como una cascada infinita e indomable para perderse en ella. Sonrió al espejo, esa noche estaba especialmente hermosa, su piel morena brillaba , suave y tentadora, con olor a flores blancas… una deliciosa imagen frente a su cómoda. Apoyó un pie en una de las banquetas tapizadas de color rojo como la sangre y apartó el batín, dejando sus piernas al descubierto. Se deleitó masajeando cada parte, con aceite con esencia de sus flores favoritas.
 
Muchos ni llamaban, entraban dado que se conocían. Mostraba siempre esa sonrisa retadora…diferente a las demás. Podía fingir muy bien, ninguno se había llevado el premio a buen amante pero tampoco estaba allí para eso. Su tiempo en Paris, le llevó a tener cierta reputación y clientela… una de las más solicitadas.  La puerta se abrió y tras el cristal del espejo, buscó con la mirada aquel que había entrado. Sonrió, sin dejar de echarse el aceite, deslizando el batin por sus hombros, dejando éstos al descubierto y parte de sus colmados senos.
 
-Pasa, amour… creo que tus necesidades han sido mucho más insoportables que esta noche de lluvia ¿me equivoco? -no le importaba quien fuese, ya estaba metida en su papel, en el de una cortesana … la cual esperaba que fuese un momento corto… bien pagado y volver a perderse en la lluvia de fuera.


Última edición por Ayla el Sáb Ene 28, 2017 11:54 pm, editado 1 vez



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Miér Ene 18, 2017 11:58 am

París, mi destino para este nuevo trabajo del que como de costumbre no tenia gran información ,apenas los datos exactos de la dama que pronto pasaría a mejor vida.
Su ubicación exacta y una pequeña descripción física que me ayudaría a no cometer errores, algo que yo nunca hacia.

Al parecer era una prostituta, dudaba mucho que este trabajo me llevara mas tiempo del estimado, no sabia a quien había enfadado esa mujerzuela, pues el trabajo como de costumbre me llevo a través de una vieja mano amiga, una bien relacionada con los altos cargos que preferían mantener su anonimato.

Fuera como fuera, la sustanciosa cantidad ofrecida sobre la mesa me dio a entender la clara necesidad de quitarse a esa puta de encima, era posible dado el oficio de la dama, que algún hombre de la aristocracia hubiera hablado de mas entre las piernas de esa pobre victima y que temeroso de que esta contara secretos de estado prefiriera quitársela de encima de una forma sencilla.
O quizás ella chantajeaba a alguien de alto nivel y cansado de los tejemanejes hubieran decidido acabar con su existencia de una vez.

No era asunto mio preguntar, ni siquiera suponer, clavaría mi estoque en su pecho, mis colmillos en su inmaculado cuello y posiblemente me sobraría tiempo para beber un buen vaso de coñac.
Hoy solo seria una primera toma de ocntacto, necesitaba asegurarme de no cometer error alguno, aunque si todo estaba claro, no descartaba acabar esa misma noche con todo ¿para que alargarlo?

Me perdí por las calles frías de París, un vaho blanquecino contra mis labios, sombrero alado sobre mi rostro que lo cubría dotándolo de sombras oscuras y capa negra como la noche que bailaba contra el viento remarcando el sonido de mis botas.

Me adentré pronto en el famoso burdel de París, dentro el olor a humo, opio, alcohol y sexo. Sin duda el pecado y el placer se unían en uno solo para que los hombres disfrutamos de cuerpos que posiblemente ni pudiéramos soñar con tener en nuestras casas.
Sonrisa ladina mirando a un lado y a otro, pobres humanos de efímeras vidas que fumando puros y en compañía de mujerzuelas sentían su vida plena.

Dejé una suma sustanciosa de dinero frente a la madam, mis labios se orillaron a su oído, para darle un nombre, uno que pronto se convirtió en mio.
Sonrisa macabra de la mujer al tomar la bolsa, que no solo compraba la noche ya las piernas de la dama si no también el silencio de la anciana.

Mis pasos rugieron contra las tablillas de madera de las escaleras que crujían con cada paso remarcando las espuelas.
Ultima habitación a la derecha fueron las señas dadas y el sendero marcado por mis pies hasta cruzar el umbral de la puerta.

Tras ella una habitación sobria, con un lecho, un tocador y una tina blanca cubierta de seda.
Cerré la puerta tras de mi, ella de espaldas se admiraba en el espejo mientras mis ojos surcaban su perfecto cuerpo y su cabello oscuro y ondulado caía salvaje por una espalda de pecado.
Rasgos raciales al abandonarse en mi mirado volviéndose en mi direccion para engatusarme con la mirada.

Silencioso me quité el sombrero, la capa dejando todo sobre un perchero.
-La necesidad es un echo en los hombres, ¿acaso vosotras las damas no necesitáis nada?
Mis pasos se perdieron por la cámara, acortando la distancia entre ambos , escrutando a mi victima con la mirada.
-¿Unas copas antes de que sacies mi necesidad? -pregunté con una sonrisa de medio lado.
No esperé respuesta, ¿para que? Había comprado su tiempo, haría lo que yo quisiera, ese era su trabajo al fin y al cabo.
Serví sendas copas de coñac y le acerqué una acariciando su mano al entregársela.
No estaba fría, no era una inmortal.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Vie Ene 20, 2017 9:33 am

Un relámpago, iluminó la estancia, apenas las velas iluminaban lo suficiente. Ambiente tenue, relajante, dando ese toque íntimo y atrayente, en donde una vez allí, todo lo referente fuera…desapareciese. Solo importaba lo que ocurría en la habitación, entre ella y la persona que la reclamaba durante el tiempo estimado que había pagado. Eso valía su tiempo, francos, ni un minuto más ni un minuto menos. un trabajo como otro cualquiera, muy sobrevalorado pero sus servicios no costaban lo mismo que cualquier ramera de la calle.

Rodeada de un ambiente tranquilo, no le faltaba absolutamente nada. Fruta variada en un cuenco grande, toda clase de bebidas en el pequeño mueble labrado, de madera oscura al lado de la puerta. Se levantó para recibirle, el batín de seda cayó no permitiendo dejar sus piernas a la vista. Un nuevo relámpago, definió a la perfección al hombre que acababa de entrar. Dudaba que le faltasen candidatas para abrirles las piernas.

Apreciaba un hombre atractivo, caballeroso que seguramente sabía tratar a una mujer. Apenas le había oído entrar, como un soplo de aire fresco que entró a la habitación. Se acercó sin prisa, dejando que su larga cabellera cayese como una cascada de rizos azabaches en los que perder sus dedos sería una perdición. Ojos rasgados, piel de color caramelo, sonrisa deslumbrante que terminó en risa por sus palabras. Orbes oscuras como el mismo ébano, se clavaron en él, observándole detenidamente, como una pantera acechando a su presa. Inevitable que se relamiese los labios de manera deliciosa, seguida de una nueva risa. No estaban allí para conversar.

-Muy pocos hombres saben complacer a una mujer. Y pocas mujeres, conocen a conciencia los placeres del cuerpo ajeno, saber dónde tocar, lamer o morder…-dio un trago a su copa, el tacto, curioso… piel fría, sería también por la temperatura que hacía en la calle. Se acercó, solo que lo esquivó para quedar tras su espalda, de nuevo el juego de la pantera y la víctima. Se inclinó a su oído, dejando que la mano libre, se apoyase en la cintura ajena -¿Necesidad? ¿Juego o detenimiento?.. -

Pegó su cuerpo al ajeno, entreabriendo los labios, dejando que sus labios carnosos rozase el cuello ajeno, un mordisco prometedor. la mano bajó despacio, insinuante, deslizando los dedos por su cintura, dejando presionada la mano en su miembro… apartándola a medida que su lengua se pierde en su cuello hasta su lóbulo.

-Dime lo que quieres, dime lo que deseas… -ronroneó, pudo notar a conciencia la definición de su cuerpo de la hermosa joven, completamente pegado a su espalda.



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Vie Ene 20, 2017 4:36 pm

La mujer de ébano se movía entre las brumas de la cámara como si fuera un espectro. No pude evitar que una sonrisa de medio lado se pintara ladina en mi rostro cuando su pecho impactó en mi espalda dispuesta a arrastrarme como si fuera un vulgar hombre llamado al pecado de sus doradas carnes.
Debía admitir que la mujer era espectacular, bella como pocas otras, para nada vulgar ,pese a el oficio que ostentaba. Me atrevería a decir que sus movimientos felinos, bien la hubieran hecho pasar por una dama de la alta aristocracia.

Su olor era delicioso, embaucador y sus labios se pasearon por mi oído tentando al espadachín y su espada. No era la de acero la que endurecida me preocupaba en ese momento. No me extrañaba que cualquier hombre se hubiera rendido a sus pies y que los secretos de estado hubieran volado en la alcoba mientras se sumergían entre sus piernas, pues la mujer bien valía cada franco pagado.
-Necesidad, diversión o un juego sin mas ¿acaso importa que me ha traído a esta habitación?

Me giré para enfrentas sus ojos pardos, vivos como el fuego se deleitaban con los míos.
-Deseo tomaros de todas las formas posibles. Ya que habláis de jugar mi señora, pongámonos a imaginar que esta fuera vuestra ultima noche con vida y yo el ultimo hombre sobre la faz de la tierra. Que la habitación fuera el único mundo que podéis ostentar ¿cual seria vuestra ultima voluntad?

Mis ojos repasaron sus labios, perfilando un contorno perfectamente delineado, mi mano en su mentón para alzar su rostro forzándola a mirarme.
Piel de caramelo, templada como el mejor de los aceros.
-deseo vuestra piel, vuestra boca, vuestro cuerpo, sexo fuerte o lento y después, deseo algo que dudo me regaléis a las buenas, mas que del mismo modo tomaré.

Sonreí con descaro, lamiendo su labio inferior con mi lengua, insinuándole con ese gesto que el juego había empezado y que divertirme antes de darle sepultura estaba en mis planes desde que me adentré por esa puerta y contemple el cuerpo de una diosa.

Mis dedos recorrieron rápidos la seda que cubría su cuerpo, no tenia prisa, mas tampoco pausa, si no quería que el día me encontrara. La mínima ropa cayo al suelo desperdigada, ahora solo su larga cabellera cubría ligeramente los senos de la dama.
M mano apartó su pelo, observándola con los ojos echos fuego. Pestañeé varias veces para ocultar ese signo que no solo delataba mi condición de inmortal, si no el deseo que esa mujer empezaba a imponer en mi cuerpo.

No debía dejarme llevar en exceso, pues el trabajo y el placer no siempre casan bien, mas ella se estaba convirtiendo muy a mi pesar en una suculenta excepción.
Tomé sus manos llevándolas a los botones de mi cama, estaba caliente, la sensación me hizo entreabrí la boca sin poder evitarlo, deseaba besadla, evidente cuando mis ojos no se apartaban de sus labios. Aunque había algo que deseaba mucho mas, la mirada se perdió en su yugular, el latir de su corazón ,fuerte bombeaba la sangre por su vena llamándome de un modo...excesivamente prometedor.

-Desnudame -ordené con la voz ronca -y juguemos después.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Jue Ene 26, 2017 5:09 pm

Los orbes ébano, se deleitaron en aquella imagen que se le presentaba ante ella con apenas la tenue luz. Difícil palabra que lo definiese, le recordó a las leyendas donde hablaban de dioses que bajaban a la tierra. Un dios hermoso y fuerte, decidido que sabía perfectamente lo que deseaba y estaba segura que aquel hombre, podía tener a quien quisiese. Se observaban en silencio, dispuestos a todo y a nada al mismo tiempo.

La verdad, no importaba nada en absoluto en ese momento. Ella suya por unas horas, las que había pagado. Una sonrisa, seguida de una risa, se mezcló con aquella voz grave y masculina que aún estando a unos metros, podía erizarle la piel. No solía dar conversación, solo limitarse a saber lo que el cliente pedía y poco más pero su pregunta… le hizo entrecerrar los ojos, dedicándole un ligero pestañeo de incredulidad ¿cuál sería la última voluntad? Sopesó la respuesta los minutos suficientes a medida que él se acercaba, fuego en su mirada y aquellos pasos, se le antojaron los primeros pasos de baile al que le arrastraría aquella noche.

-Prefiero no pensar en cual sería la última si no en todas… en las que me llevéis esta noche -sonrió , mostrando sus perlados dientes junto con esa sonrisa prometedora y la atracción evidente de sus cuerpos, una atracción que prometía todo esa noche. La primera vez que alguien se deleitaba en observarla, preguntar su opinión cuando en realidad no la tenía porqué tener.

Labios rosados que se entreabrieron, buscando su mirada, tacto frío… venía de la calle así que tenía dos opciones. Era o no un ser de la noche. Algo que no le inquietó, ella era mucho más peligrosa en ese sentido pues todo lo que podía desear y perder a un vampiro, lo tenía ante él. Ella. Le observó en todo momento, como se deshacía de la única prenda, quedando totalmente expuesta a él. Un cuerpo tintado para el pecado, piel morena sin ninguna perfección, generosos senos que se mostraban ante él dispuestos a complacerle. Y sus palabras eran órdenes para ella.

Le dedicó una sonrisa, obligándole a dar los pasos suficientes para llegar a la cama en donde esperó a que se sentase, justo en el borde. No le suponía problema desabrochar botón a botón estando sentado. Apartó la chaqueta, dejándola a un lado, la camisa que dejó caer al suelo y su índice dibujó su pecho con una breve sonrisa, estaba helado, sus sospechas eran ciertas solo…tenía que confirmarlo del todo, aún sabiéndolo no tenía miedo.

-Jugar…me gusta esa palabra. -se inclinó a sus labios, sin llegar a besarle, solo golpeando su aliento contra el ajeno y dejar escapar una risa juguetona mientras sus manos se dedicaban a deslizarse por su pecho hasta el borde de su pantalón, en donde las dejó. -¿Y si fuese tu última noche? ¿qué pedirías? -le salió natural, sin dejar de mirarle a los ojos, abriendo las piernas para sentarse en su regazo y él pudiese observarle aún más cerca.

Se apartó unos milímetros para arquearse y él pudiese contemplarla, la joven lo miraba a los ojos, dispuesta a todo, hasta morir en su regazo…o viceversa. Una de sus manos se enredó en e l cabello de su nuca, atrayéndole hacia sí, besando sus labios con detenimiento, tomando su labio inferior y tirar de él despacio, sin dejar de mirarle a los ojos.

-¿A qué quieres jugar? -las manos hábiles, no tardaron en desnudarle de la parte inferior, dejando que la ropa que le quedaba, cayese bajo sus pies.



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Vie Ene 27, 2017 12:43 pm

Cuerpo de ébano que lucia sinuoso frente a mis ojos, ardientes movimientos mientras me hacia recular hasta la cama dispuesta ha cumplir mi voluntad.
Me dejé caer en el borde incapaz de dejar de mirar esos ojos chocolate, labios rosados que describían a la perfección el pecado capital de la lujuria.
Me relamí frente a ella sintiendo como sus dedos calcinaban mi pecho.

Pude ver como sus ojos centellearon frente al tacto de mi fría piel, algo me decía que aquella mujer conocía a la perfección la existencia de los inmortales, no me temía, pero debería, pobre infeliz, quizás no entendiera que si aun seguía viva era porque así yo lo tenia dispuesto.

Su aliento golpeó el mio, tentador, parecía prometer una noche difícil de olvidar, algo que estaba mas que seguro que iba a pasar. Mis dedos perfilaron su hombro, no tenia prisa, quería deleitarme en su piel.
-no tengo que desear una ultima voluntad -aseguré. No le explique que mi inmortalidad lograba que mis deseos se hicieran realidad y por supuesto, no había llegado el ultimo todavía.
-Ahora mismo deseo que te muevas sobre mi, como si fuera la ultima vez que tus piernas se abren para un hombre. Disfrútalo, pocos amantes como yo encontraras.

Seguridad eso desprendían mis ojos contemplándola subirse a horcajadas, mis manos sobre su cintura, mi virilidad acariciando su apertura.
Nuestros ojos quedaron anclados cuando su espalda se arqueo incitándome a una unión que parecía decidida a hacerme rogar.
Gruñí cuando su boca impacto contra la mía, lenta, su lengua parecía pedir permiso a la mía para jugar con ella. Sus dedos en mi nuca, enredados con violencia para atraerme mas.
Jadeé contra sus labios con los ojos rojos como el fuego.

Mi mano en su nalga, haciéndola bailar sobre mi glande sin poder dejar de mirarla, notaba como se mojaba, al parecer la puta también se excitaba.
-¿por que no te masturbas para mi? -insinué mirándola con picardia, antes de voltearla para dejarla caer en la cama.
Mi aliento calentó sus húmedos labios, mientras mis ojos desfilaban por su cuerpo preparado para cumplir todos y cada uno de mis deseos.

Mordí su labio inferior, podía sentir mis colmillos crecer llenando de ponzoña mi lengua, el palpitar de su corazón desbocado era demasiado tentador para pasarlo por alto. Como los cascos de un caballo golpeaba de forma rítmica su pecho incitándome al siguiente pecado capital, gula.
Sangre que recorría sus venas, mis ojos en su yugular, mi boca se entreabrió sedienta de mas.
-Hazlo, masturbate para mi.

Tomé su mano arrastrándola por su cuerpo sin ningún tipo de vehemencia hasta alcanzar su sexo, sonreí de medio lado mirándola desafiante, mientras uno de mis dedos acompañaba a otro de los suyos sumergiéndose en caricias hasta su interior.
-Shhhhhh -susurré volviendo a tomar sus labios para acallar sus gemidos.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Vie Ene 27, 2017 5:05 pm

Ese hombre iba a ocupar toda la atención de esa noche. No tenía prisa y ella tampoco mientras le pagase. Cautivador, la miraba imaginando mil y un placer que cumplir con su cuerpo. No perdía la sonrisa, aquella a la que tantos hombres había derrotado. Podía ser ella quien pidiese lo que desease, como si totalmente tuviese el poder sobre aquel que entraba por su puerta. ¿Una bruja? Hechicera de artes placenteras, sus ojos oscuros no dejaban ver otra cosa que le complacería totalmente a él.

-Muy seguro de que hay pocos como tú pero ¿qué hay de mí? y si…¿desde esta noche nada será lo mismo para ti?-murmuró , aliento cálido que chocó contra aquellos gélidos labios que le prometían demasiado ¿desde cuándo ella aceptaba promesas? No si no se pagaban con dinero. Y él pretendía tomarla, jugando a su juego, tentador y hechizante, como esos ojos que ahora que tenía cerca, le mostraban mucho más que un simple juego. Lujuria, pasión y diversión, ¿podría ofrecerle todos los pecados capitales?

Sus caderas se movieron al mismo son que las de él, atrapando su miembro en aquella tortura. Tacto frío con la humedad de la joven que ya se movía como si estuviesen bailando , sentenciando ambas muertes. Jadeó, sin dejar de mirarle a los ojos, mientras una de sus manos acariciaba su miembro, guiándole a su sexo dispuesta a que entrase y la torturase más con la espera pero iba a ser al contrario, aprovechó como sustento enredar sus manos en su cuello para arquearse más y sus sexos quedasen totalmente en contacto, preparándose para la locura.

Su petición le pilló de improviso pero no hizo falta más. Se dejó vencer en la cama, fuente azabache cada mechón de su pelo, esparcido por la cama, piernas flexionadas y abiertas esperando ser observada y él tentado. Sonrió antes de comenzar, no iba a ir directa hacia el lugar en cuestión. Su cuerpo se arqueó a la par que sus manos definían cada parte de su cuerpo. Tomó sus senos, dibujándolos con sus propios dedos, tirando de sus pezones y acercarlos a su boca para tomar ese lugar prohibido que se endurecía a cada lamida de su propia lengua. Sus orbes no dejaban de mirarle fijamente , realizando el mismo gesto con ambos senos.

Una siguió dando atenciones a uno de sus senos y la otra, a perderse en su intimidad. Sus dedos acariciaron la zona más sensible, pellizcándola, preparándola para el espectáculo que a él le ofrecería. Rió entre gemidos al comprobar que él participaría y como antes, sus caderas se unieron al juego, no paraban de moverse en círculos, arqueándose, reclamando más que unos simples dedos. Se giró en la cama, ofreciéndole una postura de lo más deliciosa, podía comprobar que su sexo se encontraba húmedo, deseando ser probado, no sin antes hacerlo ella. Dos de sus dedos entraron en el lugar, girando el rostro y no perder detalle del gesto de aquel hombre que la observaba.

Se mordió los labios, entrando y saliendo, torturándose a sí misma y agachar la cabeza cuando ya estuvo a punto de lo que se suponía un orgasmo.

- ¿No te gusta lo que ves? O …¿me tengo que acercar más? -volvió a girarse, sus piernas atraparon las caderas ajenas en un simple gesto y lo atrajeron hacia sí, tenerle más cerca - ¿No pruebas lo que vas a comerte? -sin duda, segundas intenciones.



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Vie Ene 27, 2017 9:36 pm

Mis ojos echos fuego observaron a la mujer de ébano con las piernas abiertas, flexionadas meterse los dedos. Su mirada calcinaba mi entrepierna que se movía sedienta, un detalle inequívoco de como de endurecida estaba, como rugía hambrienta por sustituir esos dedos y adentrarse en su sexo para regalarle embestidas jamas conocidas.

Mi mano, la acarició tratando de contener a la bestia, subiendo y bajando la piel despacio, mostrandole que también yo podía incendiar sus ojos, aunque el color fuera tan negro como su sino.
Provocativa, tentadora nata, sus dedos se deslizaron por sus senos, mostrándome como ella misma era capaz de todo y de nada. Mi aliento impulsado contra sus labios, cercanía prohibida, nunca me había acercado tanto a una victima, aun me debatía entre el trabajo y el placer, mas el suculento manjar embriagaba todo lo demás.

Se giró, cuatro patas sobre un lecho de perdición, invitándome a degustar su humedad, para que mentir, mi sed era de muchas cosas aquella noche y esa era la principal.
Mi boca se hundió entre sus piernas. Sonreí cuando chocó contra sus dedos, lamiéndolos mientras entraban y salían, divertido juego, duelo de egos mientras me masturbaba a mi mismo.

Arpón de fuego en su raja, saboreando el elixir maldito de un coño echo cenizas pues no cabía mas deseo.
Apreté mi rostro contra ella, surcando los mares, su mano se aferró a mi pelo metiéndome mas dentro, quería sentir mi lengua en la profundidad del incendio. Lamí de arriba a bajo una y otra vez, mientras sus caderas trazaban círculos contra mi rostro deseando que mi boca siguiera follándosela sin esperar mas que eso.
O quizás si, quizás esperaba mucho mas.

Tiré de su pelo mientras me enderezaba arrodillado tras ella en la cama, mi virilidad se hundió en ella de un golpe seco, incendiando sus caderas mientras la empalaba. Boca de chocolate que buscó la mía, sabor a sexo, a ella. Dos cuerpos que cabalgaban sin tregua dispuestos a recorrer el infierno hasta que las llamas los consumieran.

Gruñí contra su boca, una de mis manos afianzó su feminidad, buscando el botón que la hiciera correrse como nunca antes. Jadeos que llenaron la habitación de necesidad. Era una lastima que con su ultimo gruñido su vida tendría que acabar.
Recordé su pregunta, ¿y si todo fuera diferente para mi después de ella?
Imposible nada seria diferente, tenia una eternidad plagada de las mismas cosas.
Una victima tras otra, pechos por el acero atravesados y sexo, tanto sexo como no pudiera recordar.

Mi vida seguiría el camino trazado, solo que se cobraría la ajena sin mas. Admito que era la primera vez que me saltaba mis propias normas, mas esa mujer bien lo valía. Podría volver loco a quien quisiera, de echo posiblemente ya lo habría hecho, de ahí que su vida tuviera que acabar.
Tentado de regalármela, de convertirla en mi puta personal.
Idea que deseché de inmediato, era consciente de que deseaba la soledad, una pareja no entraba en mis planes, por muy hermosa y cautivadora que su piel me pudiera resultar.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Sáb Ene 28, 2017 11:52 pm

Desafiante, lo incitaba a participar en aquel juego prohibido. Había cumplido su petición, masturbarse para él y lo hizo, sin perder detalle de su reacción de leerle en la mirada cómo lo quería y deseaba. Contraste frío de su lengua con la calidez y humedad de su sexo, una mezcla explosiva que la hizo arquearse por las sensaciones. Aquel ser de la noche se había propuesto torturarla, ser ese juguete del que se cansaría en cuanto dejarse de tener valor para su propio placer y nada más.

Tuvo que cerrar los ojos al sentir como prácticamente su lengua ser perdía en su interior, arrancándole un ronroneo y gemidos de impaciencia, estaba preparada para recibirle y su mirada se lo gritó, sus labios se relamieron al verlo enterrado entre sus piernas ¿había algo más sensual que eso? Preparada para recibirle, Frío , duro y movimientos constantes, experiencia que le hizo vibrar, moviéndose acorde a él, mirándole intensamente a los ojos, pidiéndole más. Cada embestida era más placentera que la anterior. No era la primera vez que recibía a un inmortal pero aquel sabía perfectamente lo que quería.

Se arqueó en la cama para que su espalda quedase apoyada en el torso de él, contraste que le erizó la piel, endureció sus pezones, reclamándole, estaba deseando que aquella lengua que antes le había torturado, se enredase en esas zonas más sensibles. Lo tentaba al estar tan cerca de su boca, aquella que seguro ya degustaba su deliciosa sangre. No era cualquier mujerzuela, ni persona. Su sangre era más valiosa que su cuerpo pero eso él no lo sabía, otro sobrenatural más al que poner a prueba.

Sus dedos se enredaron en su nuca, recibiéndole, embestidas cada vez más fuertes que la estaban llevando a la locura. Iba a tener razón, no sería un amante como los que acostumbraba. Allí en aquella habitación, el duelo de egos se iba reduciendo a cenizas. Los jadeos de ambos se mezclaban, chocaban irremediablemente. Labios rosados que ella misma se mordió, herida que al entreabrirlos el hermoso hilo de sangre recorrió su barbilla… camino por su cuello hasta perderse, lo estaba tentando, llamaba a gritos que la probase de otro modo diferente y una vez lo hiciese, ya no habría vuelta atrás.

Maldito hombre que la torturaba pero ni pensaba sería el único, le atrajo por la nuca hacia sí, riendo contra sus labios esperando que de una maldita vez le regalase el mordisco de la perdición. Era un inmortal, parecía querer proporcionarle placer ¿desde cuándo no buscaba el propio? Eso le excitó aún más y de un movimiento seco, salió de él para volver a encararle, gatear por la cama hacia él y sin pensarlo lanzarse a su miembro, lamiendo con lujuria, proporcionándole todo el placer que su boca cálida era capaz. Sonrió, disfrutando de cómo su miembro jugaba en su boca y terminaba apuntándola…esperando más y ella iba a dárselo.

-Solo conoces mi espalda, ¿no te gusta lo que ves por delante? -rió contra su boca, la cual mordió, recorriendo toda ésta con la lengua…el sabor de sus sexos, la sangre que aún emanaba de sus labios. No pidió permiso, le importó muy poco si no lo deseaba. -¿Qué pasa? ¿no te gusta jugar… cara a cara ¿ -antes de que dijese nada, guió su miembro y de un movimiento, entró en él , imitándole, moviéndose como una verdadera diosa, sus dedos se enredaron en su cuello , cuerpo de ébano que se movía como si el mundo dejase de existir. Sus deliciosos pechos no dejaban de tentarle, la sangre que emanaba de su boca, la cual fue ofrecida entre jadeos mientras sus caderas lo volvían prácticamente loco -Quiero más… lo quiero y quieres todo, puedo dártelo y tú también… -sobraban las palabras, sus miradas se oscurecieron, volviéndose locos de placer… con solo probar su sangre… las cosas cambiarían, ella sería su predilección, deliciosa y dulce.



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Dom Ene 29, 2017 6:09 pm

Nada presagiaba que mi acero se hundiría en ella cuando el ultimo orgasmo se apoderar de ella. Mientras tanto mi mente, parecía ajena a lo único que me había traído a París, su muerte, y por el contrario estaba embotada de su olor, su sabor que aun como un elixir maldito podía sentir en mi boca.
Perdición de ébano que movía sus caderas contra mi cuerpo buscando mas profundidad, rudos mis movimientos que la empalaban hasta lo mas dentro.
Sus gemidos contra mi boca, labios chocolate que se batían en duelo a muerte.
Gruí al sentir el sabor férreo de la sangre, me retaba a probarla como si no temiera que de hacerlo no quedara resquicio de vida en su cuerpo.
-Estas muy segura de ti misma -jadeé contra sus labios, dejando que mi lengua los perfilara como un lienzo.

Deslice mis dientes por el sendero que las gotas carmesí marcaban por su cuello, obsesionado con mas, con todo me detuve un instante en su yugular, para ese entonces mi juicio me había abandonado ya, estaba ebrio y no de alcohol si no de algo que corría por mis venas de forma desaforada suplicándome que bebiera hasta saciar al jinete hambre.

Sus tetas en mi boca calmaron el deseo irrefrenable de bebérmela toda, mientras mi virilidad entraba entera, sintiendo como sus paredes la acogían en sus trincharas.
-Oh, sii -gemí succionando su pezón, atrayendolo con mi mano de forma brusca.
Aquel baile dejo de ser un vals para convertirse en un tango desesperado en el que ambos pensábamos sentencia el paso final.

Su cuerpo abandono el mio forzándome a emitir un rugido de disgusto, estaba tan cerca de correrme que mis ojos rojos se hundieron en sus orbes negros contemplando la desfachatez que la había llevado a enfrentarme de frente. ¿Acaso no entendía que ella era la presa y yo el demente?
-Dios- fue cuanto atiné a decir al sentir como su boca se apodero de mi glande, deslizando sus labios por el tronco, saboreando el sexo de ambos mientras me miraba altiva como yo me limitaba a tirar hacia atrás la cabeza dejando escapar el aire.
Su boca jugaba con mi miembro, dentro fuera, labios que eran fuego ,lengua que serpenteaba trazando una y otra vez caminos distintos.
-Voy a correrme -sentencié antes de que completamente satisfecha recudiera le ritmo alzándose en busca de mi boca.

Minima tregua que me concedió para colisionar como olas y rocas rugiendo frente al vendaval. Mis dedos en su nuca, enredados atrayendola con pasión, saboreando la sangre, el sexo y nuestros alientos desesperados sumergidos en un beso largo húmedo y violento.
Poco le importo lo demás cuando de nuevo su vagina atrapó mi virilidad. Diosa de ébano que se movía sin parar trasladándome a otra realidad.

Tiré de su pelo mientras sentía sus caderas danzar frenéticas, estaba tan cerca del orgasmo, que podía sentir como temblaban sus piernas. Cuello inmaculado contra mis labios, divino pecado donde arrastré mis dientes sin mas.
Su espalda se arqueo salvaje, cabello azabache que cayo sobre su culo que se movía desesperado al compás de una de mis manos.
Gruñí contra su piel al sentir como me iba, como mi simiente llenaba su cuerpo lleno de vida. Hundí mis colmillos en su yugular, golpe secó que la hizo gritar de placer, dolor y algo mas.
Su sangre saciandome al ritmo de las últimos coletazos de mi falo.
Cerré los ojos, jamas había probado nada igual, era..distinto, parecía no saciar, pero enganchaba como una droga de la que no podías dejar de probar.
Mi cuerpo se sacudió, era como tomar cocaína, un subidon bestial que te llevaba a otra realidad.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Jue Feb 02, 2017 8:32 am

El brillo de su mirada le confirmó de que estaba muy segura de sí misma y aún quedaba más por descubrir en aquella noche de tormenta. El frío tacto de su lengua, sus labios, le erizó la piel. Un vampiro, otro más en su lecho ¿por qué debía ser diferente al resto? ¿y ella? si solo era una simple humana que ofrecía su cuerpo para el deseo, la lujuria y el placer. En esa habitación se escondían aún más secretos de los que él imaginaba.

Con una simple gota, quedaría totalmente prendado de su esencia, de ella. Echó hacia atrás la cabeza, el filo de sus colmillos perfilaba su cuello, un roce adictivo del que le pidió más con un ronroneo sin dejar de moverse sobre él. Cuanta excitación, tentación y placer en un simple acto. Una de sus manos, fue quien juntó ambos pechos para que los tomase, sus pezones duros eran ofrecidos para que él se perdiese en aquellas montañas que le reclamaban.

Se perdió en su mirada carmesí, gateando por el lecho, demostrarle que aún no había acabado aquel encuentro, quedaba lo más importante… perderse en la locura, alcanzar ambos un placer desconocido. Preparada para todo y nada al mismo tiempo, saborear su propia sangre de sus labios le hizo reír por lo bajo y fue más allá, tentando a la suerte, jugar con su propia vida ¿acaso importaba ahora mismo? Siseó para que aún rozando ambos labios, su lengua se hiciese paso en sus labios… lamiendo sus dientes, perfilar con la punta de la lengua sus colmillos y ser ella misma quien volviese a tentarlo, con ese pinchazo en el que le regaló gotas de su sangre, darle pequeñas migajas para volverle completamente loco…aún más de lo que ya estaba .

No era como todas las demás veces, deseaba que se hundiese aún más en ella. Echó hacia atrás la cabeza, mordiéndose los labios, el mordisco le hizo arquearse, sintiendo como todo su cuerpo temblaba, extasiada… nada se podía parecer a aquella sensación, por primera vez en mucho tiempo… su cuerpo se convulsionó, llegando al orgasmo, dejando que él bebiese de ella …imposible que se saciase. Dedos hundido en su cabello pidiendo más, rió por lo bajo con los labios entreabiertos.

-Bebe, amor -susurró contra su oído, cerrando los ojos , el orgasmo no parecía tener fin… no podía dejar de mover las caderas en círculos, la dulce y tentadora voz de aquella mujer le incitaba a que siguiese, necesitaba un descanso y ella misma, separó su cabeza del cuello para mirarle a los ojos. Su lengua, se deslizó por sus labios ensangrentados, probándole…hechizándole. Buscando su mirada una vez más, se suponía todo había acabado pero aquella sensación de querer más… y más.

-¿Qué quieres? ¿qué deseas? -se atrevió a acariciar su cabello, enredar sus dedos y buscar su mirada -Soy tuya esta noche… aún queda más. ¿Por qué estás aquí? Puedes tener a quien desees pero…ninguna es como yo, cierto…¿a qué sabe mi sangre? Lo leo en tus ojos. Quieres más y yo puedo dártelo todo



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Jue Feb 02, 2017 1:24 pm

Gruñí contra su cuello completamente perdido, extasiado en la esencia de esa mujer. Droga dura que corría desaforada por mis venas, jadeos intensos mientras la embestía con tanta fuerza que sus caderas parecían ceder abriéndome cada vez mas las piernas.
Sentía como el éxtasis del placer oxigenaba su sangre haciéndola mas deliciosa si es que eso era posible.
“Bebe amor” susurró como si fuera consciente de la maldición que ahora parecía convertirse en mi mas absoluta perdición. Ojos rojos como el fuego, insatisfecho me corrí en su interior. Orgasmo que devoraba mi interior, estaba perdido en su olor.

Fue ella la que se aparto, relamiendo así mis labios, que goteaban vitae. Su lengua limpio mis colmillos provocandome mientras mi boca se entreabría sedienta de mas, acogiendo a su lengua de fuego.
-¿que me has hecho? -jadeé con brusquedad contra su boca.
Sentía un colocon impresionante uno que era incapaz de controlar, quería mas y lo peor es que ella lo sabia.
-Mas -gruñí atrayendola de la cintura enredando mi boca con lujuria a la suya. Nuestros alientos impactaban danzando con las lenguas que serpenteaban violentas acompasadas a lo desesperado que en ese preciso instante me sentía.

Me retó como si supiera que nada ansiaba mas que a aquel ser que ahora tenia en frente. No podía ser una humana normal, pues para nada me sentí saciado si no con infinita necesidad de mas.
Mi misión fallida, no podía consentirlo, no podía ceder pues yo nunca fallaba, era letal como la misma mamba negra.

La lance con violencia sobre el lecho, completamente descontrolado, no era ese mi modo de proceder, pero mis manos se afianzaron en su cuello apretando sintiendo como sus pulmones peleaban por obtener oxigeno, como sus labios se entreabrían y como su cuerpo se sacudía bajo el mio.
La vida se le escapaba, y con ella mi desazón aumentaba. Maldito esclavo en el que acababa de convertirme, mis manso se abrieron como por obra de magia incapaz de robarle mas aire a aquella mujer de la que había quedado preso.
Mi cuerpo cedió frente al suyo, mi boca contra sus pechos, su risa inundo la estancia, como si supiera que acababa de perder la batalla. Lengua que se arrastraba contra sus pezones, mientras su mano acariciaba mi pelo tratando de clamar al inmortal encadenado a su lecho
-Dame mas .suplique sediento. Como si yo mismo no pudiera proporcionarme el alimento.

Alcé la cabeza para perder mi mirada en los pardos de esa mujer.
-¿que eres? Tu sangre es adictiva, ahora mismo siento como si me hubiera metido una dosis de heroina que ni siquiera fuera capaz de asimilar y de la que necesitara tomar mucha mas ¿lo sabias verdad?


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Lun Feb 06, 2017 6:53 pm

No había vuelta atrás. La probó, se perdió en su cuerpo y en su esencia. Aún no hubo un ser de la noche que no hubiese caído en su red y él no sería diferente, salvo por una diferencia no iba solo por el hecho de tener a una mujer que le satisfaga esa noche. Si fue allí era por algo más, hombre curtido en batalla, desafiante y decidido. ¿Qué hacía esa noche entre sus piernas? la calma y la necesidad, eso podía encontrarlo en quién quisiese al igual que ella. Era fácil. Dinero y haría lo que él desease pero ¿y fuera de aquel lugar? No solo era una simple cortesana, tejía su vida fuera del burdel y en todo caso, las cosas habían sido muy diferentes.

El clímax fue mutuo, salvaje, desesperado y ardiente. Sus manos se habían enredado en su cabello , a cada embestida tiraba de éste con fuerza, sin poder evitar que terminasen sus uñas en la piel nívea y suave, tacto aterciopelado de aquel hombre con fuego en la sangre. Clavó su mirada de ébano en la ajena, su propia sangre sabía deliciosa de los labios del cliente de esa noche. Una media sonrisa como respuesta a su pregunta, eso mismo le había hecho… todo y nada. Reflejado en sus orbes la necesidad, provocación, deseo de tomar cada gota de su sangre y perderse en su cuerpo, sabía que tenía todas las de perder pero ¿y él? dejaría de tener su fuente deliciosa y ella podía ofrecérsela.

-¿No has preguntado porqué soy tan cara? Y lo seguiré siendo más… cada vez que me pruebes -murmuró contra sus labios, sensual voz acompañada de movimientos incesantes, le era imposible dejar de moverse, disfrutar aquel delicioso momento. La mordida de un vampiro siempre era igual , te extasiaba pero la de ese hombre le revolvió , desde la cabeza a los pies. Gimió, jadeando de puro placer al notar la presión no solo de sus manos frías en su cuello, presión de su cuerpo desnudo , ambos ansiaban más , serían necios si lo negasen en ese instante.

Reunió fuerzas para lamer el contorno de sus labios aún faltándole el aire. perfiló su labio inferior, encontrando el punto exacto para inclinarse y morderle con fuerza, quería probar su sangre, unas gotas solo…desafiarle aún más a sabiendas que en breve podría dejar este mundo pero ¿eso quería? Cuando la soltó, le atrapó por la cintura, intentando recuperar el aire, uno que le quitaba de nuevo pero de distinta forma, su cuerpo se arqueó, tirando del cabello de su nuca, el contacto de su lengua contra sus pechos volvió a hacerla humedecerse de completo deseo.

-Soy tuya y a la vez de nadie al mismo tiempo-murmuró buscando su mirada, tirando de su pelo como si ella tuviese las riendas, perderse en su mirada un instante, qué criatura más fascinante , era tan hermoso y vigoroso que cualquier había cedido sin rechistar pero ¿acaso ella era cualquiera? -Shhhh tendrás más pero no morderás en el mismo sitio… no querrás matarme antes de probar el entrante -

Se incorporó en la cama, sentándose sobre su regazo , su sexo apresó el ajeno, haciendo fricción. Se movía en círculos para que sintiese lo que había provocado su boca de hielo. Rió entre gemidos, sabía esperaba dónde le dijese morder…y ella, provocadora, se relamió tomando parte de las gotas de sangre que a él le había robado.

- Estás delicioso, quiero más… -¿a qué se refería exactamente?, miró hacia abajo para que él siguiese con la mirada el mismo recorrido, perdidas miradas en sus sexos que volvían a buscarse - Pruébame… ahí -fue ella quien cedió echarse para atrás para que pudiese ver exactamente donde quería que la mordiese, bajo la ingle, cerca de su sexo, brillaba como una fruta deliciosa que le esperaba. Su dedo índice ,señaló la cara interior de sus muslos -No consigas que me desmaye, si no… no tendrás lo que tanto ansías… bebe amor, bebe… sáciate en mí



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Miér Feb 08, 2017 12:51 pm

Maldita mujer que acababa de sentenciar al espadachín a una adicción desconocida. Rendido contra su busto, perdido en aquel sabor estimulante, sintiendo mi garganta arder de plena necesidad, insatisfecho, perdido en la piel de ébano de esa mujer que me miraba de frente como una pantera ardiente.

Sus dedos anclados en mi pelo tiraron con violencia para enfrentar mis pardos que ahora eran fuego contra ella.
-Mas -rugí, no había imploracion en mi voz, pues no estaba acostumbrado a pedir si no a tomar y a ella la deseaba acabar.

Su risa quebró mi voz, ella sabia que tenia el control y por mas que yo me empeñara en fingir que era el maldito depredador, ella se había convertido en una necesidad que me forzaba a mantener su vida junto a la mía.
-Te equivocas en algo pequeña puta -mi voz sonó ronca, cargada de ira. -Eres mía, pues si tu sangre se ha convertido en mi droga, tu eres mi esclava. Quizás has salvado tu vida, pero piensa que la muerte no siempre es el fin. Tienes el claro ejemplo frente a ti. Puede que mi acero no atraviese tu pecho, mas mis colmillos serán a partir de ahora lo único que roce tu piel y si no me crees es porque aun no eres capaz de conocer al inmortal que frente a ti has de ver. No soy uno mas, soy tu dios.

Como si mis palabras le sonaran a broma, como si hubiera lidiado con tantos inmortales que pudiera conocer cual seria el final de todo esto, su cuerpo se removió sereno sobre el lecho. Piel que acariciaba las sabanas hasta alzarse sobre mi regazo logrando que nuestros sexos se buscaran, se encontraran y se incendiaran.

Un gruñido escapo de mis labios al sentir tan cerca aquel embriagador olor de su sangre, su corazón empujándola por aquellas venas que la recorrían llenándola de vida.
Su cuerpo se tiro hacia atrás, riendo como si fuera consciente de como mis ojos se tornaban carmesí frente a aquella salvaje imagen.
Ella era una diosa, mi diosa, mi veneno, y sus ojos trazaron el sendero que siguieron los míos perdiéndose en la ingle que acariciaba su sexo.

Alcé la mirada hasta sus pardos, obediente, mi boca sentencio ese mismo recorrido, lengua que como un arpón ascendía por su muslo hasta que mis colmillos se hundieron con fuerza en el punto trazado.
De nuevo embriagado por la vitae de esa mujer que gemía al sentir la desesperación del abrazo. Como mis manos se hundían en su piel, como mis dedos la atraían con fuerza contra mi boca.
Sus palabras me calcinaban por dentro, ella sabia como hacer enloquecer a un hombre, y no hablaba de la droga que poseía, si no de como cada palabra era un desafió que me embriagaba.

Imposible saciarme de ella, necesitaba mas, aunque ya haba tomado demasiado, sus dedos tiraron de mi pelo. Su boca relamió mis labios que goteaban insatisfechos, deseando mas de todo, mas de ella.
Mi boca ahora bajo hasta su feminidad, lengua de fuego que se sumergió en la raja paladeando aquella esencia que la mojaba.
Su clítoris mi destino, lo succioné relamiendome después. Su cuerpo se arqueaba proporcionándome el placer de sentir su excitación creciendo contra mi boca.
-Eres mía -gruñí -dilo.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Vie Feb 10, 2017 6:16 pm

La ira del vampiro, divertía a la prostituta, se estaba descontrolando, ansiando más de su elixir prohibido. Sus orbes oscuras como la misma noche, buscaron las ajenas para perderse en ellas, enfrentarle. Se mordió el labio inferior, totalmente hipnotizada por aquel hombre. Le agradaba, perder sus dedos en su cabello y observar sus rasgos, muy atractivo y provocador, más aún cuando oyó de sus labios “pequeña puta”. Rió contra sus labios, lamiendo éstos, volviendo a desafiarle, parecía que no aprendía pero ¿quién de los dos lo hacía?.

-Mi dios-repitió sonriendo de medio lado, mordiéndole el mentón, ronroneando como el felino que se mostraba ante él -Shhh dices incoherencias. No existen los dioses, sí las almas encandenadas… y la tuya, acaba de decidir atarse a la mía. Puedes sentirlo ¿verdad? La necesidad, las ganas de más, como mi sangre recorre tu cuerpo volviéndote justo eso, un dios que puede con todo. -susurró contra sus labios, mirándole fijamente a los ojos, mientras sus manos se paseaban por su cuerpo, no le importaba perder calor por el contacto de las manos por su piel.

Se ofreció a él como el mejor manjar. Sus ojos oscuros, se entrecerraron mientras era observada. Le excitaba verle desesperado, dispuesto a saltar sobre ella, haciéndose a la idea de que viva ganaba mucho más . No tendría su droga, su sangre… si terminaba con ella. Estaba deseando que la mordiese, necesitaba que lo hiciera y sus caderas, se movieron en círculos, alzándose…señalándose para que de una maldita vez lo hiciera.

Arqueó la espalda ante el mordisco, sin poder evitar que una de sus manos se enredase en su pelo, le incitase a que bebiese hasta perder la noción del tiempo y la vida. Su mano libre, navegó por el camino de su piel hasta deslizarse por su vientre, instante en el atrapó su sexo y comenzó a estimularse, las sensaciones eran infinitamente más placenteras. No podían parar, todo se volvió una locura. Su mirada se nubló, susurrando un “detente” que seguramente ni él escuchó, sus dedos seguían proporcionándole placer a sí misma, dentro y fuera, pellizcando su botón de placer.

Sintió como poco a poco las fuerzas le fallaban, como su cuerpo cedía al sueño… a la inconsciencia. Había bebido mucho de ella, demasiado. Aún así, en el instante que aquella lengua traviesa volvió a la carga, sus piernas se cerraron entorno a su nuca, haciendo fuerza hacia sí para que se adentrase más en su sexo, la taladrase con su lengua. Quería dormir pero también darle de beber algo diferente, su propio orgasmo.

Y estalló en su boca, moviendo las caderas de aquel modo sensual y provocativo, castigándole con ese abrazo diferente. Las piernas, las dejó caer, su mirada buscó la ajena, extasiada…incapaz de pensar con claridad…solo necesitaba descansar, recomponerse… todo había sido demasiado intenso.

-No vas a matarme, no aún…así que solo te pido que te quedes hasta que esté lo suficientemente despierta para follarte una vez más - volvía a la carga, esa mujer era incansable, al final sin decirlo en voz alta… ambos eran del otro.



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Dom Feb 12, 2017 6:44 pm

Su cuerpo explotó contra mi boca, su espalda se arqueó y sus rodillas abrazaron mi cabeza de un modo efímero, pero competentemente excitante.
Cedió de nuevo, extenuada, ofrecida a mi, sus ojos me buscaron, oscuros y los míos la hallaron cargados de tormenta, esa que ahora mismo volvería a dejar caer sobre ella.

Sonreí de medio lado ante sus palabras, insaciable, la pantera quería mas y yo, para que mentir, lo deseaba todo, se había negado a reconocerse mía, mas acaso ¿quedaba duda alguna de que lo era?
Gateé por su cuerpo, el corazón le latía lento, había bebido demasiado, eso lo sabíamos ambos, tendría que aprender a controlarme si no quería quedarme sin la fuente de mi droga.

Busqué su mirada, apenas era capaz de moverse de ese lecho donde había quedado anclada, mis dedos se deslizaron por sus pechos que raudos racionaron bajo mi tacto irguiéndose de nuevo.
-Puedo darte de mi sangre, te recuperaras y podremos volver a empezar -susurré como si fuera el mismo demonio dispuesto a hacerla arder en mi infierno.

Mis dedos se deslizaron por su vientre, trazando un circulo perfecto en su ombligo, sonreí de medio lado al ver como su piel se erizaba al paso de estos.
-¿que eres? ¿por que tu sangre me hace necesitar mas y mas? -pregunté hundiendo mis ojos en los ajenos.

De nuevo su sexo fue el final de mi trayecto, allí hundí mis dedos, regalandole un nuevo encuentro, sabia que estaba agotada, y yo sediento, quería mas respuestas y no podía tomar ni mas sangre ni encontrarlas si ella no me las decía.
Perdido en su cuerpo hundí mis dedos una y otra vez en ella, a un ritmo lento.
-Necesito mas, ¿dime como lo puedo controlar?

Mi boca se apodero de la suya, lamiendo sus labios, delineandolos con mi lengua despacio.
-Solo has de pedirme un poco de sangre y te sentirás fuerte, caliente -susurré con la voz ronca contra su boca -no soy el único que quiere mas ¿verdad?

Por mi cabeza una única idea, cuantos esclavos tendría que como yo habrían probado su sangre, que volverían día y noche a buscarla al burdel para rozar su piel. Para probar aquel elixir que no saciaba, mas que enloquecía, excitaba y te hacia perder el juicio de un modo único, insospechado. De cuantos seria aquella mujer que ahora prometía ser solo mía.
-Eres mía -rugí enfadado -drogado, ni siquiera era capa de ver con claridad lo que hacia.

Sumergí mi cabeza en su pecho, sintiéndome el perdedor de esta gesta, estaba descontrolado, sacudí mis dedos en su interior con violencia, quizás como único modo de mostrarle mi rechazo a que otro la poseyera, mas acaso me quedaba opción, matarla desde luego no era una de ellas.
Rugí enfadado, no me gustaba perder, mas la droga embotaba mi mente llevándome a puntos insospechados, ella parecía reír divertida, como si sintiera lo desesperado que me encontraba.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Jue Feb 16, 2017 10:23 am

Nunca había temido a la muerte y aquel orgasmo, le confirmó que la muerte debía ser parecida. Ella no se dejaba perder en el placer, menos llegaba al orgasmo pero esa vez… fue totalmente diferente. Y no, no se proclamó suya porque no era de nadie, tampoco podía pertenecer a cualquiera. Se encontraba en aquel burdel por muchas razones y la principal era ponerse a salvo de todos esos seres de la noche. Él era uno de ellos y estaba claro a qué había ido, no era el primero y ni sería el último ¿o sí?

Apenas podía mantener los ojos abiertos, dos veces de las que bebió de ella… arrebatándole parte de su vida, agotar su cuerpo hasta tenerla totalmente a su merced, justo como la tenía ahora. Para cualquier otra persona, podía ser fácil pero en su caso, no. No podía tomar sangre de ningún inmortal, las consecuencias para éste serían devastadoras. Ayla no podía ni hablar, aún sumergida en las sensaciones del orgasmo, los mordiscos…la sensación de sentirse plena.

Acabar con todo sería fácil, una simple humana podía acabar con la existencia de un vampiro con el simple hecho de darle su sangre. Si volvía a beber de ella, la sangre contaminada acabaría con el vampiro, peor que una estaca en el corazón… peor que agonizar, una tortura… ¿y por qué no? ya tuvo lo que deseó… se había ofrecido a él por dinero, la única manera de salir viva de esta era esta… y aún así negó con la cabeza. Se terminaría de recuperar en cuanto tomase algo, algo en especial… intentó alzar la mano para abrir su mesita, un pequeño frasco de color morado, siseó para que le dejase hacer.

Bebió de aquel elixir , solo un trago, evitando que le ofreciese nada. Sería el fin pero eso él no podría saberlo porque ni la mente aún así, podía leerle y eso sí que era más que extraño. siseó, apoyando dos de sus dedos sobre sus labios, no debía de darle nada, aún no pudo ni decir nada.

-Shhhh, no, no quiero tu sangre. Quiero más pero tu sangre no, no debes dármela -se relamió, lamiendo sus labios, sus colmillos en los que buscó pincharse la lengua y darle aquellas pequeñas gotas de su elixir -Necesito descansar, estoy mejor. Esa mierda es milagrosa -sonrió hundiendo los dedos en su cabello, atrayéndole hacia sí y besarlo , besarle de esa manera necesitada y a la vez pudiéndole ofrecer todo.-Si quieres más, déjame dormir, mañana… cuando te marches y vuelvas…te estaré esperando y…maldita sea, para, no sé qué me estás haciendo, voy a correrme -su espalda se arqueó, volviendo a buscarle…para ambos eran como una droga para el otro, en el instante en el que sus cuerpos entraron en contacto, llegó como nunca, gimiendo y jadeando contra su boca.

-Quiero más pero necesito dormir, tu sangre no, no si no quieres volver a despertar… -buscó refugio en su cuerpo frío, notando la necesidad del otro… debían de tomarse ese tiempo, el suficiente para que ella se recuperase.



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Jue Feb 16, 2017 5:58 pm

La prostituta parecía rehacía a beber de mi, algo que me desesperaba, la quería bien, egoísta por mi parte necesitaba mas y era consciente de que en su estado no lo podía tomar.
Extenuada sus pardos me miraban sin emitir mas palabras que pequeños jadeos que mis dedos en su sexo le regalaban.

Estiró la mano en busca de algo que guardaba en su mesita de noche, un frasco morado con un extrañó elixir. Mis ojos siguieron el recorrido del cristal que pronto acaparó sus labios dando un trago.
Las fuerzas parecieron regresar, al menos lo suficiente para que esta pudiera hablar.
Al parecer no quería mi sangre, según ella de tomarla su sangre se tronaría un veneno para mi, algo que me acabaría destrozando, en ella estaba mi droga y a su vez mi destrucción mas profunda. Quizás ese y no otro era el motivo por el que me habían encomendado su muerte, porque era peligrosa para todo inmortal.

Ladeé la cabeza buscando su mirada parda ¿por que me protegía? Si hubiera guardado silencio, hubiera aceptado mi sangre, ahora estaría condenado y en unas horas muerto.
La pregunta rondaba mi cabeza al ritmo que mis dedos se sacudían con violencia dentro de ella.
Su mano atrajo mi cabeza, dedos enredados en mi pelo, jadeé cuando su aliento impacto rabioso en mi boca.
Sus caderas me buscaban afianzando cada movimiento, la sentí explotar de nuevo contra mis dedos, algo que no solo me arrano un gruñido si no la satisfacción de saber que yo también tenia poder sobre su cuerpo, aunque solo fuera en este sentido.

Fueron sus siguientes palabras las que me perturbaron, hablaba de que me marchara, celos enfermizos no porque la amara, era mas bien una posesión extraña, como el drogadicto no quiere perder su droga yo no la quería perder a ella.
-¿Irme? Para que tras de mi venga otro y coja lo que es mio, no...vendrás conmigo, te lo he dicho, yo seré tu esclavo, mas tu no seras menos. Mia -rugí contra su boca incendiando el escaso aire que se consumía entre nosotros -mas como se que no hay forma alguna de llevarte conmigo por la fuerza, se que amenazarte con matarte no seria efectivo, lo haremos de otro modo.

Me deje caer sobre su lecho cerrando los ojos, no sin antes llevar mis dedos a la boca para lamer su cautivadora esencia, hasta eso me gustaba.
-no te queda mucho tiempo para decidir, cuando el sol entre por esa ventana, ya sabes que pasará ¿verdad?
Sabia que no me quería muerto, posiblemente porque vivo podría protegerla de otros a los que encomendaran la misma misión que a mi, aunque fuera en un acto egoísta por salvar la propia vida, me acompañaría a mi hotel...

Sus ojos se centraron en los míos, como si tratara de descifrar en ellos si iba o no de farol, si la mano la tenia perdida o ganada.
Cara de póquer y sonrisa ladina se instalo en mis labios.
-Tic, tac, tic, tac -susurré contemplándola en silencio.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Dom Feb 19, 2017 11:20 am

¿Por qué demonios no le dejó beber de ella y acabar? Todo aquel que se cruzaba en su camino para deshacerse de ella, acababa del mismo modo…ahogado en su propio deseo de ahogarse en su sed de sangre, deseándola hasta el último segundo de agonía. Sin embargo, esa noche no era como todas esas veces. Desde que aquel ser de la noche había entrado en la habitación, le aseguró que no se arrepentiría ni tan siquiera de morir entre sus brazos fuese el último aliento de su vida.

Alguien de su reputación, supuestamente solo servía para complacer, llevarles a la locura máxima pues como él sabía, tuvo que pagar caro para pasar una noche con ella…con la perdición en la que se había convertido para él. Sonrió aún con los ojos cerrados, apenas le quedaban fuerzas para respirar. Era fuerte, aún faltándole gran parte de su sangre pudo prometerle todo y nada.

Ya no era ningún secreto que el solo hecho de haber tomado su sangre, él se volvía loco…más adicto a ella, su total destrucción algo que el vampiro aún desconocía. No debía saber pues entonces sería cuando se convertiría en su rehén, algo que a lo largo de los años…al conocer “su poder” había evitado y salido airosa de ello. Un alma mortal para cualquier ser de la noche. No sería amor ni devoción solo adicción y obsesión pues ¿quién iba a enamorarse de una prostituta que es capaz de deshacerse de quien desease? La situación de por sí se volvió de lo más interesante… pues después de esa noche ¿qué pasaría?

¿cómo era posible que le hubiese hecho llegar sin tan siquiera haber entrado en ella? un nuevo orgasmo tan intenso como la adicción que él sentía por ella, acaso…¿ambos se estaban condenando? Rugió, gruñó perdida casi en el sueño profundo… necesitaba al menos media hora para recomponerse y aquel líquido hiciese efecto, devolviéndole su vitalidad. Negó con la cabeza, odiaba oír que era de alguien. Tuvo que incorporarse, quedando sentada, mirándole fijamente a los ojos y negar con la cabeza.

-No se te olvide, nunca jamás que no soy tuya, no soy posesión en todo caso tú serías mío. Mírate, no puedes ni controlarte… estarías dispuesto a hacer cualquier cosa por mí para luego recompensarte con tan solo unas gotas de mi sangre. No me mires así, sabes de sobra que tengo razón.-la retó y se echó a reír, tomando el rostro ajeno entre sus manos…volviendo a lamerle los labios, sonreír de ese modo en la que se lo ofrecía todo -Sí que tendrás que irte, me dejarás aquí para que otro pueda tomarme de todas las maneras posibles y me pruebe, no quieres eso… ¿lo que leo que es? - intentó buscar las palabras perfectas pero ni ella misma lo sabía.

-Si me voy contigo nadie debe saberlo, ya me buscan, tú me buscabas ¿quién te enviaba? Ni siquiera sé tu nombre pero quizás es mejor así. No quiero ponerle nombre a mis posesiones -aquella maldita mujer le estaba engatusando, llevándole a su terreno. Como pudo se puso en pie para tomar algunas cosas que le harían falta, lo hizo sin dejar de mirarlo desafiante. Era muy atractivo, jamás había tenido alguien tan guapo y terriblemente tentador que podía volverte loca con tan solo mirarte -Vámonos, estoy deseando ver cómo me cuidas… - volvía a tentar a la suerte, no le temía… algo que jugaba a su favor.



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Lun Feb 20, 2017 8:36 pm

Su cuerpo se arqueo de nuevo con mis dedos dentro, estaba extenuada, sentí sus paredes contraerse salvajes contra mis dedos mojando la palma de mi mano que acariciaba con firmes movimientos su clítoris.
Ladeé la sonrisa cociente del efecto que era capaz de producir en ella, quizás yo no fuera su droga pero si era capaz de convertirme en su deseo mas oculto, de arrastrarla al infierno solo con dos de mis dedos.

Cerró los ojos vencida, su pelo azabache formaba un abanico sobre las sabanas blancas mientras mis ojos se deleitaban de nuevo con ese precioso cuerpo desnudo que obnubilaba mis sentidos arrastrándome de nuevo contra su boca.

No estaba dispuesta a reconocerse mía, apenas unos momento para tomar aliento y se irguió para enfrentarme desafiándome con aquel juego de palabras al que estaba mas que acostumbrada.
-Yo no soy como los demás -aseguré con los iris rojos como las mismas llamas.
No podía juzgarme como al resto, yo era un guerrero que se había forjado como capitán del ejercito, era de una época donde el acero te sacaba y metía en peligrosos jardines.

Era cierto estaba dispuesto ha hacer cualquier cosa por unas gotas de su sangre, eso era algo evidente, algo que lela sabia y también yo, ambos reímos, ella con aquel alarde de saberse vencedora, yo porque le as lo guardaba en mi manga.
-Por eso soy tan peligroso, porque haría cualquier cosa por mantener mi droga cerca, hasta quedarme aquí con ella.

Tomo mi rostro lamiendo mis labios de forma furtiva, creo que evaluando hasta que punto hablaba en serio, pronto detecto en mi los celos, o la posesión, en ese instante nos sabia bien como definir mi estado.
-Eres mía -rugí de nuevo cuando esta hablo de que otro que no fuera yo la tomaría.
Poco o nada me importaban sus palabras, ella quería ser libre, peor ya no lo era, puede que yo tampoco, ambos habíamos sentenciado nuestros destinos, si quería deshacerse de mi le aconsejaba una buena estaca en mi pecho al verme dormir.

Al final parece que esta cedió, se incorporó para recoger sus cosas mientras me miraba de reojo como mi cuerpo reposaba sobre el lecho. Unas condiciones que bien cumpliría, no decirle a nadie que me acompañaba, por mi parte estaba muerta, al menos eso era lo que pensaba hacer creer al resto del mundo en exclusiva a esos que habían contratado mis servicios.
-Baco, y ahora que has decidido ser mía, tráeme a una amiga del burdel. Me gustan como tu, morenas con ojos chocolate y piel de ébano.
Sonreí de medio lado mirando sus ojos ,esperando despertar la mitad de celos que me arrastraban a mi al imaginarla con otro.
-Vamos, solo tengo la noche.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Dom Feb 26, 2017 11:13 pm

Ingenuo el inmortal, poco le hubiese importado que de un mordisco acabase todo después de beber de la sangre del vampiro. Evitó lo que él jamás podía haber predicho y aún, le recriminaba que no era como los demás ¿Acaso ella sí? Ambos eran diferentes, ella por tener esa sangre deliciosa…esa arma mortal para los seres de la noche. Valiosa, delicada y un auténtico tesoro para cualquier vampiro, al igual que su propia condena.

Le aguantó la mirada, no lo estaba juzgando pero sí dejando claro que para ella tampoco había sido como una de esas veces en las que simplemente pagabas, ocurría y se marchaban. Ella seguía allí, admirándole con sus ojos color café, preguntándose demasiadas cosas en silencio. Sonrió, acercándose a él despacio, como una pantera relamiéndose ante su presa. Demasiado tentador, ese hombre le acababa de trastocar la noche, su vida pendía de un hilo…ahora que sabía era muy valiosa, la condena se la había marcado ella misma.

-Ser tuya conlleva a solo una cosa - no podía apartar la mirada de él. sus orbes oscuras solo podían tenerle a él en el punto de mira, lo demás había dejado de existir -Si soy tuya. TÚ me perteneces -habló con propiedad, con aquella seguridad y determinación que pocas mujeres poseían, daba por hecho que él se había encadenado a ella como si no fuese otra opción que barajar, cadenas y cuerdas invisibles en torno a ambos.

Se echó a reír ante su petición ¿Deseaba a otra más para aquel juego? Se la traería, sabía bien qué cartas jugar, muy inteligente, astuta…se separó de él susurrando su nombre, mirándole intensamente, recogió la bata del suelo , echando la cabeza hacia atrás y sacar su cabello, jugueteando con éste y no perder la sonrisa. Alzó la mano, para que esperase, ambos sabían que no podía escapar…así que en cuestión de minutos, volvió pero no lo hizo sola, una joven de cabello oscuro y tez morena, rodeaba la cintura de Ayla, dedicándole alguna que otra palabra y caricia furtiva entre risas.

-¿Te gusta, caballero? -murmuró, clavando su mirada en ella, acababa de quedarse prendada de él y no era para menos. Sentado en la cama, intensa mirada, ganas de seguir jugando toda la noche si hace falta. -Es mucho más atractivo de lo que me prometiste, Ayla -tiró de la recién llegada, acercándole a la cama y ambas sentarse en el borde, Ayla gateó hasta él… lo que iba a susurrarle seguro él no se lo esperaría -Pruébala, vamos… solo tengo la noche -murmuró contra sus labios, le había traído la cena, quería que la probase como viese oportuno para que viese que no, nadie podía compararse a ella.

¿Celos mutuos?



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Lun Feb 27, 2017 7:08 pm

La mujer de ébano tomaba mis palabras como las de un borracho cualquiera, como si no tuviera ningún sentido nada de lo que decía, como si ella tuviera el control sobre mi y lo mio fueran vanos intentos por imponer una voluntad de la que carecía.
Era cierto me había convertido en un drogadicto, su esclavo, mi necesidad de ella se incrementaba con el paso del tiempo.
Mas si pensaba que cedería, que seria como el resto de zombis que la adoraban obedeciendo con fe ciega su voluntad, se equivocaba.

Me pertenecía, como la luna a la noche y el sol al día, ahora que ella se había convertido en mi única fuente de energía, había quedado su vida enlazada a la mía y le gustara o no le gustara me acompañaría allá donde mi camino me llevara.
-No, no soy tuyo -aseguré altivo sin apartar de ella mi parda mirada.

Su risa volvió a inundar esas cuatro paredes, me desquiciaba, no entendía cual de mis palabras le hacia tanta gracia, yo que estaba acostumbrado a controlarlo todo por primera vez no lo hacia y eso me ponía en una situación comprometida.
Era un hombre solitario, ni siquiera sabia como seria ni lo que supondría compartir la vida con una mujer.

Se alzo del lecho mas que decidida a complacerme, a unir al juego a otra mujer diferente, como si poco o nada le importara que me perdiera en otras piernas, estaba claro que la puta no era celosa.
Ladeé la sonrisa tratando de fingir la misma indiferencia, mientras me dejaba caer sobre el lecho completamente desnudo.

No tardo demasiado en volver abrazada a otra mujer chocolate de características similares, sin lugar a dudas me serviría para mi propósito, era fácil que ante ojos inexpertos pudiera pasar por ella y mas si me ensañaba en el crimen, no era mi estilo, mas por una vez tendría que hacer una excepción para confirmar la regla.

Alcé medio cuerpo mirando a la nueva de arriba a bajo, bonitas proporciones las de la dama, claro que ni de lejos podía igualarse a mi cortesana en belleza.
Esperé paciente que ambas se acercaran para así empezar el juego ,admito que quería probar cuan cierto era la ausencia de celos en Ayla.

Ambas se acercaron entre risas, como si a este juego hubieran jugado tantas veces que era simplemente rutina. Ambas vendían su cuerpo al mejor postor cada noche, hoy tomaría sendos cuerpo claro que de forma muy distinta.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Sáb Mar 04, 2017 5:52 am

Qué loco, necio y testarudo. ¿Cuándo iba a asimilar que sí que era suyo? La miraba con fervor, acaparando incluso el aire que respiraba. Era mutuo aunque lo negasen mil veces, durante toda la existencia. Las miradas volvían a decirlo todo, ya nada sería igual después de aquel encuentro en el que se lo habían jugado todo. Y habían perdido de tal forma en la que ya nada serviría…porque volverían a caer en el mismo juego una, otra, y otra vez.

Sus orbes, se entrecerraron al asegurar que no era suyo. Le gustó demasiado que se negase , relamiéndose los labios, podía negarlo cuantas veces quisiera…ambos sabían la verdad. Ponerle a prueba, él lo hizo, con la idea de desear a otra con las mismas características ¿pensaba iba a suplicarle que no buscase otros brazos? Solo así admitiría que era ella y no otra. Y la joven que acababa de llegar, reaccionó justo como pensaba, totalmente absorbida por aquella atracción, aquel juego peligroso en donde no saldría viva…y eso solo dos lo sabían.

Ayla dejó que la joven se acercase a gatas a él en la cama mientras ella rodeaba ésta para quedar al lado de él. una en cada lado. Ayla solo se inclinó para rozar con su nariz el cuello del vampiro, los dientes descendieron y bajaron del mismo modo… tentadores y provocadores como si ella misma fuese ese ser de la noche que lo acechaba. Una de sus manos, de dedicó a bajar por su pecho, delineando cada parte … mirando de reojo a su compañera quien no tardó en unirse al juego, tomando del mentón al atractivo hombre de ojos oscuros y terminaba sentándose en su regazo.

-Quiere más -murmuró en voz alta, perdida en lamer su mentón y morder su barbilla, ella no era la que se encontraba sobre él y aún así lo buscaba, lo tentaba para que ante sus ojos y sus instintos, ella y no otra ocupase sus pensamientos -Puedes tomarla, tiene buena salud y…ya me entiendes. Shhhh ¿Qué no juegue? Tarde. Los dos hemos empezado la partida -la otra joven buscaba darle atenciones a su miembro, dispuesta a tomarlo con su boca, mientras…Ayla lo miraba divertida, sin apartar su mirada de ella. No importaba si la otra lo llevaba al mismo infierno… pues ambas miradas no dejarían de encontrarse.

- No, no eres mío, es mucho más -susurró en su oído, lamiéndolo, dejando un mordisco y reír entre gemidos, el simple hecho de aquel gesto le había excitado a sobre manera, eso que él aún no ha hecho nada. Ahora vendría la pregunta, clave… la que sí que lo cambiaría todo.

-¿Qué quieres hacer, Baco? Podemos divertirnos un rato o simplemente… pertenecer al otro de una forma que nadie podrá jamás. -la otra chica, tomó del trasero a Ayla, acariciándola y ésta, se mordió el labio inferior…provocándole.

Solo a él.



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Baco el Dom Mar 05, 2017 9:35 am

La mujer de ébano no parecía dispuesta a ceder en aquel duelo de titanes que marcaría el poder del otro.
Ella jugaba con clara ventaja, era mi afrodisíaco, mi droga, mi necesidad mas absoluta, mas eso no implicaba que mi orgullo quedara relegado a la nada.

Ladeé la sonrisa cuando la otra joven gateo por la cama, mis ojos persiguieron a Ayla, movimientos felinos bordeando la cama, dos depredadores mirándose de frente. Sediento de la palpitante sangre que corría por sus venas como un torrente de aguas claras, su corazón golpeaba aquel pecho perfecto que ahora ansiaba volver a lamer, a torturar hasta cansarme, si es que eso era posible cunado la tenias delante.

Tuvo que tirar de mi mentón la otra para que le prestara algo de atención, como hacerlo cuando los dientes de la furcia se paseaban descarados por mi cuello erizandome la piel con tan sutil gesto.
En mi regazo acabo aquella mujer que quería mas, el problema ¿lo quería yo? no
Busqué con mi boca los labios de Ayla, enredando mi lengua en la ajena, danzando por esos senderos ardientes que me convertían en un demente.
Incapaz de pensar mas allá que en ella, en su sabor, su olor...jadeé necesitado, perdiendo aquel duelo a muerte entre los dos.

La mujer desconocida bajo por mi pecho, acariciándome, arrastrando sus uñas por este, dispuesta a jugar con mi miembro que duro como el acero esperaba para un nuevo envite, mas no de ella precisamente.

Mis ojos de nuevo anclados en los de mi esclava, pues aunque ella no lo creyera eso era, mía.
Tiré de su pelo para atraerla hacia mi, lamió mi oído susurrando palabras que me retaban, que me arrastraban al infierno, dándome de bruces con la cruenta realidad, ya no me pertenecía.. Un gruñido brusco de frustración porque solo deseaba su cuerpo, su sangre su boca. Colisione con esta con rabia, ira, fuego, nuestras lenguas serpentearon en busca de un oasis que aplacara la sed.

La mujer parecía disfrutar con nuestro beso, pues su mano acaparó el trasero de ébano, absurdo su gesto que lo significo todo y nada, pues mis garras cruzaron su esternón con rabia.
-No se toca lo que es mio -rugí frente a sus labios que ahora se entreabrían esparciendo gotas carmesí por ellos.
Tiré del corazón sintiéndolo latir en mi mano, desgarrando sus órganos, su cuerpo inerte contra le lecho ensangrentado.

Mis ojos carmesí buscaron imponentes los de mi droga, gruñí contra su boca tomándola de nuevo, el corazón cayo rodando en su regazo, esperaba que eso le sirviera como respuesta a su pregunta.
Eramos uno del otros, acaso no había quedado suficientemente claro.
Mi mano en su mejilla, restos de vitae en esta y de nuevo nos buscamos con desesperación, necesidad infinita.
Mi cuerpo la tumbó sobre el mismo lecho escarlata, un empujón basto para que el cuerpo inerte lo abandonara.
-Ya estamos solos tu y yo ¿por donde íbamos? -susurré con aire engreído.


avatar
Baco
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 27
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Ayla el Vie Mar 24, 2017 5:12 pm

Ninguno podía apartar la mirada del otro, la otra mujer ni siquiera existía en ese duelo. Sus ojos oscuros, se anclaron en los del vampiro , desafiantes. No necesitaban a nadie, pero él le había pedido compartir aquella noche con alguien más ¿quién era ella para negárselo? Estaba allí para dárselo todo, todo y absolutamente todo lo que pidiese.

Sonrió a la joven, se había atrevido a buscarla…solo así captó la atención del vampiro, sin el éxito que esperaba. Ni siquiera miró la escena, seguía inmersa en la imagen de aquel hombre, el ser de la noche que había quedado prendado de ella, su esencia. Algunas gotas de sangre le habían salpicado y su reacción no fue otra que lamerse los labios. Con dos de sus dedos, tomó las otras gotas que habían manchado su rostro, terminando por llevárselo a los labios, mordisqueándose las yemas de los dedos en un gesto de lo más tentador, dejando escapar una risa.

No era la primera vez que mataban a alguien en su presencia, demasiados seres de la noche reclamándola, envolviéndose entre sus sabanas. Ese ser de la noche no solo la reclamaba, quería adueñarse de ella, algo que tampoco era la primera vez que alguien se encaprichase de ella. negó con la cabeza, gateando hasta él y sentarse en su regazo. Los dos perdidos de sangre, excitados, buscándose.

-Iba a tocar lo que era mío -murmuró contra su boca, acomodándose en su regazo, pasando los brazos por su cuello y atraerle hacia sí de la nuca, lamiendo sus labios, como si fuese ella el ser de la noche -Tengo sangre por todas partes, puedes tomar un aperitivo, lamerme la sangre …luego, puedes tomar mi sangre…despacio, el postre… podemos tomarlo juntos, podemos follar hasta el amanecer… hasta que tengas que esconderte - rió contra sus labios, mordiendo su labio inferior… lo quería todo de él.

-Si me llevas contigo… haz que no me arrepienta , convénceme…me llevarás de todas formas pero ¿no sería divertido mostrarme de lo que eres capaz? - echó hacia atrás la cabeza, sentándose sobre su regazo, moviendo las caderas queriendo y deseando volverle loco… más de lo que ya lo estaban el uno por el otro, no tenían que fingir, ambos sabían cómo era el otro… ¿qué tenían que perder? ¿Y ganar? Todo.


-Muérdeme... -ronroneó, girándose en la cama, quedando a cuatro patas, mirándole por encima del hombro, desnudándole con la mirada... -Soy tuya



Spoiler:
avatar
Ayla
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 21
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 28/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de lluvia, con aroma de flores blancas... [Privado] +18

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.