Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Ciel et l'enfer
Hoy a las 11:59 am por Samael

» Vann stein (privado)
Hoy a las 11:38 am por Danielle Morgan

» Tiempo de ruina. (Privado)
Hoy a las 11:31 am por Axel Blackmore

» Le ressort || Libre
Hoy a las 11:31 am por Dragomir Negrescu

» Bloody crazy {privado} +18
Hoy a las 11:14 am por Ephraim Eichhorst

» Nuit de orageuse [Privado]
Hoy a las 11:04 am por Höor Cannif

» Una decisión valiente.{priv}
Hoy a las 10:49 am por Sirius Cannif

» Se busca dueño para Coco.
Hoy a las 10:42 am por Coco

» Vår Begynnelse, Vår Ende ~ Privado {+18}
Hoy a las 9:15 am por Naitiri Zahir



La Tempestad. (+18)

Página 7 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Lun Ene 02, 2017 2:00 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Este tema va a continuación de La Clameur du Silence.

AMBIENTACIÓN AQUÍ

"Full fathom five thy father lies;
Of his bones are coral made;
Those are pearls that were his eyes:
Nothing of him that doth fade
But doth suffer a sea-change
Into something rich and strange.
Sea-nymphs hourly ring his knell
Hark! Now I hear them – Ding-dong, bell."

— William Shakespeare, The Tempest, Act I, Sc. II


2 de enero de mil ochocientos y algo.

Sus manos se cerraban sobre el asa de la maleta de cuero con correas que sujetaba delante de sus rodillas. El muelle estaba silencioso y cubierto de niebla, su silueta se recortaba apenas a unos metros de la pasarela que unía el Northwind a tierra, tal era el nombre del navío que los llevaría hasta las costas del norte. Su vestido era de un color negro riguroso como si del luto más profundo se tratase, cubierto con un grueso abrigo gris. Las botas de cordones le llegaban hasta las rodillas y las medias de lana negra completaban el atuendo; el único toque de color que destacaba bajo su palidez era el rubio de sus cabellos y sus ojos verdes tocados de marrón alrededor de las pupilas.

Lo había dejado todo arreglado, su familia sabía que se marchaba, si bien creían que iba a estudiar un mes a Londres. Descubrirían más adelante su verdadero destino, cuando ya no hubiera vuelta atrás.

No sabía cómo reaccionaría al verlo, no la esperaba allí, no había sabido nada más de él desde aquella noche semanas atrás. Cada vez que miraba por la ventana hacia el cementerio de Pére-Lechaise esperaba ver su pelaje blanco entre las tumbas, pero no había sucedido.

Las heridas y cortes habían sanado, los huesos se habían recompuesto y sus recuerdos dolían en algún lugar del corazón, pero estaba escrito lo que debía ser, y ella no sería quien desafiase al orden cósmico.

La semana anterior, cuando regresaba de la biblioteca, ensimismada, pensando en algo que había leido, chocó contra un hombre y se desparramaron sus libros y papeles por el suelo. Muy amablemente, el desconocido la ayudó a recogerlos y pudo ver su rostro a la perfección; mandíbula cuadrada, ojos azul hielo, pelo ralo rubio como el trigo y barba poblada. El extraño siguió su camino y Lana se quedó plantada en la calle teniendo una visión. En su mente se sucedió una serie de escenas bastante claras.

El extraño rubio se acercaba a una mujer hermosa a la que llamaba Thyra, y le entregaba malas noticias. El rey acababa de usurpar sus tierras y había mandado a un pequeño contingente de hombres para someter a los aldeanos y trabajadores de dicha propiedad. El rey pensaba que en ausencia de la señora del lugar, podía apropiarse de lo que le diera la gana.

La siguiente escena tras un breve fundido a negro, era Thyra ordenando a Ulf que se fuera al norte y que lo arreglase, dandole un montón de legajos y haciendo que le acompañara un burócrata que defendiese sus derechos por la via legal, pero si el rey no atendía a razones, tenía instrucciones de emplear la fuerza.

Tras otro fundido a negro se le reveló el nombre del barco, el Northwind, y la fecha escrita en unos pasajes.

Por último, la bruja vio el norte, vio la contienda, la sangre y el fuego. Vio al rey reir satisfecho después que una oráculo predijese la muerte de los rebeldes. Todos ellos caerían.

Sus rodillas fallaron y se desplomó sobre el suelo de la acera de la biblioteca. No podía dejarlo a su suerte, tenía que preguntarle al Barón Samedi si era la hora de Ulf, porque si no lo era, tendría que intervenir. Se apresuró a llegar a casa para beber Sazerac, entrar en una especie de trance y conjurar al más poderoso de los Loas, pero éste parecía no responder, la bruja todavía no estaba preparada para llamar a la puerta de una deidad así. Pero Legba sí acudió, siempre tan misterioso con sus acertijos.

Giuliana, las respuestas que buscas no las vas a encontrar.
¿por qué?.— La bruja inquirió al más sabio de sus dioses.
Porque erraste en las preguntas.
¿Y cómo sabré qué preguntas son las adecuadas?
Porque obtendrás respuestas.
Eso no me ayuda.— Legba rió con aquella boca cosida tan desagradable.
No estoy aquí para cumplir tus deseos, niña.
Dime al menos si el Barón reclamará su alma, si no estoy cometiendo el peor de los errores negándole ese deseo al señor de la Muerte.
Si el Barón desea su alma... no habrá nada que puedas hacer para impedirlo.— Legba se encendió un puro apresándolo entre los resquicios que dejaban sus labios cosidos.

Eso ya era una respuesta, más o menos. Agradeció a Legba su enrevesada ayuda y lo preparó todo para subir a ese barco. Compró el pasaje, llenó la maleta con lo que podía necesitar para ayudar con los hechizos que sabía y llegado el día, cuando aún no despuntaba el alba, se perdió entre las nieblas parisinas para llegar al puerto y esperar a que apareciesen los norteños.


Última edición por Giuliana Mordrake el Dom Ene 15, 2017 2:12 pm, editado 1 vez





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Lun Ago 07, 2017 5:44 am

Se sentía ridícula vestida como un soldado vikingo de la fortaleza del Maëlstrom, pero después de haberse puesto un tocado de cabeza de ciervo sangrante ¿qué era un poco de ropa de ajena? La espada que pendía del cinto le molestaba a la hora de moverse y se iba golpeando con ella y tropezando, así que simplemente la desató y la dejó dentro de un macetero que encontró a su paso.

Avanzaban deprisa fingiendo ir en busca de algo o alguien, tratando de parecer lugareños y de no llamar la atención. La horda soldadesca ya había pasado el portón del patio rumbo a las almenas y las murallas y ellos tomaron un camino diferente para alcanzar la torre más elevada. Para ello giraron en un pasillo y se internaron en las cocinas. Allí deberían pasar de largo y ascender por la escalera del servicio, pero al avanzar tiró un cuenco grande con salsa que se desparramó por el suelo.

Un hombretón agarró a Giuliana por el hombro y le dedicó unas palabras en noruego. Su dominio de la lengua norse estaba aún muy lejos de ser fluido, practicaba con la otra lengua vikinga, pero era la literal, no la que hacía referencia al idioma. Se quedó petrificada sin saber qué hacer, el hombre parecía furibundo y la sacudió por los hombros, ante la estupefacta y horrorizada mirada verde de la bruja. No se lo pensó dos veces, agarró una sartén que tenía a mano y descargó un sartenazo contra la cara del tipo, que cayó redondo al suelo. Ulf le había gritado algo, así que se giró para prestarle atención, pero no le dio tiempo de pararse a averiguar qué le habia dicho, porque otro hombre corrió hacia ella alargando las manos con ánimo de agarrarla del cuello y darle una paliza...pero de nuevo la sarten voló y dos dientes salieron despedidos por el aire, a la par que el tipo caía al suelo con otro sonoro "clonck". Iba a girarase a atender las palabras del lobo pero el primer noqueado se incorporó y la bruja le arreó otro sartenazo que lo mandó al suelo.

Giuliana miró la sartén en su mano y sonrió ¡Había encontrado un arma mejor que la espada! ésa sí sabía usarla y era muy efectiva. Bajó la sartén y la puso tras su espalda cuando miró a Ulf y a Höor que la observaban con las cejas levantadas. Se encogió de hombros poniendo una mueca satisfecha y media sonrisa y les hizo un gesto para que avanzaran hacia la escalera que ascendería al primer piso, donde estaban las dependencias de los generales, las oráculo y la gente que tenía algun rango o importancia en aquella fortaleza.

El general Asgeirr estaba ya sobre el portón azuzando con los arqueros al ejército de Erlend, mandó con su vozarrón que soltasen las fieras del primer sótano. Unos túneles de piedra las llevaban directamente de las mazmorras al foso, de ahí cruzarian por el agua hasta la orilla y despedazarían a los vikingos.


Última edición por Giuliana Mordrake el Jue Ago 10, 2017 12:30 pm, editado 2 veces





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Lun Ago 07, 2017 7:26 am

Era fácil camuflarse entre tanto caos y las ropas hicieron su función, convirtiéndonos en los fieles soldados del rey que acudían al torreón a protegerlo con devoción.
Corríamos como ratas por las cocinas cuando Giuliana fue interceptada, iba hacia allí dispuesto a matar a aquel tipo que había osado sacudirla cuando me quedé anclado al suelo.
La bruja sarten en mano empezó a mamporrazos.
Höor y yo nos miramos atónitos, de echo hasta se hizo un silencio en el que solo se oía el metal blandido contra las cabezas de los guerreros norteños.
-¿Contigo también usa la sarten? -me preguntó Höor muerto de la risa.
-Si, para freírme los huevos -apunté con picardia.
-Así te tiene la bruja, voy a tener que pedirle que le de descanso a mi general.
Le metí un puñetazo a Höor en el pecho y ambos estallamos en carcajadas.

Giuliana llegó ante nosotros con su nueva gran arma.
-Ulf, estoy pensando despojarte del cargo de general y dárselo a tu bruja, se puede hacer un ejercito de escuderas con sartenes -dijo Höor sin dejar de reírse.
-Sin duda ellas solas acabarían con la guerra del norte y nosotros podríamos ir a la taberna a emborracharnos -puntualicé cuando la bruja me atizó en el pecho para que nos dejáramos de cháchara y siguiéramos andando.
-Ya tiene dotes de mando -bromeé volviendo a reírme a carcajadas con Höor.
-Iré con cuidado o me quitará el puesto de rey -decía Höor entre risas -sera la épica reina bruja y su sarten.
-¿No era un espejo mágico? -pregunté en tono jocoso
-No idiota, el espejo es lo que vamos a romper ahora
-¿y la manzana? -pregunté sin dejar de reírme.
-Eso es lo que va a meternos tu bruja por el culo como no cerremos la boca.


Seguimos ascendiendo, ahora por unas escalinatas en forma de caracol que daban a un piso superior, nos cruzamos con varios de los guardias, pasamos desapercibidos hasta que dos hechiceros se cruzaron en nuestro camino, alertados posiblemente por la visión de alguna oráculo que no había caído en el hechizo de la bruja alertó a los hombres que aceros en mano emprendieron su letal ataque.
Hoor y yo nos íbamos abriendo camino a base de mandobles, cuando uno de los hechiceros nos lanzó una bola de fuego que nos hizo salir por los aires disparados.
Por suerte nuestros reflejos fueron suficientemente buenos para no comernos la totalidad del impacto.
Lancé desde el suelo uno de mis cuchillos dando de llenó en su pecho mientras Höor se alzaba con la espada cubriéndome la espalda de otro de los soldado que con intención de darme el golpe de gracia alzó su acero.







Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Jue Ago 10, 2017 1:17 pm

La bruja bufó, con un gesto que se le había pegado de su marido mientras éstos dos hacían bromas, pero cierto era que se estaba cubriendo de gloria en esa incursión, estaba siendo muy útil a los leales hombres del conde, y cuando veía el orgullo en la mirada pantanosa del lobo, su corazón se estremecía como si recibiese una caricia. Por fin su magia servía para una buena causa, por fin encontraba un propósito para dejar que la invadiera y que la acercase a su verdadera naturaleza, a la que no debía tener. Estaba empezando a sentir que era un Don y no una maldición, y que utilizada correctamente le proporcionaría muchos momentos intensos y bonitos.

Giuliana levantó una barrera de energía para proteger a Höor que estaba en pie y que iba a ser víctima de otra bola de fuego. Sus barreras no eran muy fuertes, no había practicado mucho, pues se dedicaba más al vudú, pero al menos pararía el impacto lo suficiente para que pudiera moverse y esquivar el siguiente.

Necesitaba un segundo para sacar al muñeco vudú, abrió la bolsa y confió en que Höor pudiera aguantar, sacó el cuchillo ritual y mirando al hechicero lo hundió con saña en centro del pecho del muñeco. La túnica del brujo se tiño de sangre, pero todavía le quedaron fuerzas para soltar una oleada de enrgía que barrió a la bruja estampándola contra la pared, antes de desplomarse. Giuliana empezó a ver chiribitas mientras todo parecía dar vueltas y oscurecerse.

Tenía una brecha en la cabeza que empezaba a sangrar hasta gotear por la nuca, se había estampado contra los ladrillos con toda la coronilla. La sala daba vueltas, la gente gritaba en el idioma que empezaba a conocer pero que todavía no dominaba, caos, sangre, chocar de acero y calor que bajaba por su nuca en forma de hilillo rojo. Parpadeó varias veces, aturdida, tratando de no desvanecerse. Ulf!! ¿Dónde estaba Ulf? intentó localizarlo con la mirada pero todo estaba borroso. Blandió la sartén, a cualquiiera que se le acercase le asestaría un último golpe, moriría matando, o intentándolo al menos.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Vie Ago 11, 2017 2:13 am

Alzábamos nuestros aceros, los soldados buscaban el modo de morder la carne con sus afiladas espadas mientras nosotros al unisono protegíamos nuestras espaldas blandiendo las armas.
Los soldados del rey caían a nuestros pies, otros eran lanzados por la barandilla a base de golpe de escudo
Contra los guerreros era fácil luchar, pero las bolas de fuego eran otro cantar y ahora de nuevo una oleada de ellas fue descargada sobre nosotros con violencia, lo único que la detuvo fue el muro que mi mujer puso frente a los dos, pero aun así parte de su onda expansiva la atravesó lanzándonos por los aires a los dos.
Sabor férreo en mi boca, el impacto había sido fuerte, aunque gracias a Giuliana no mortal, sentía una de mis costillas rotas, oprimía ligeramente mi pulmón costándome así respirar.

Mis ojos buscaron a Giuliana, que apuñalaba un muñeco logrando acabar así con el hechicero no sin antes recibir el impacto de una de esas ondas energéticas que la empujo con brusquedad hasta la pared trasera.
Sangre, parecía haber perdido el conocimiento, sangraba en abundancia por la cabeza y por un instante temí lo peor..
Salí corriendo desesperado en su dirección ,mientras Höor, herido por un costado alzaba la espada cubriendo mi retirada.
-Giuliana -.susurré contra sus labios mientras taponaba con mi mano la parte de atrás de su nuca -estoy aquí -susurré al escuchar mi nombre escapar de sus labios.

Mis dedos pronto recorrieron su cabeza aparte de un chichón y una buena brecha no parecía tener fractura en el cráneo.
Respiré aliviado presionando sus labios mientras la intentaba poner en pie.
La escudera yacía muerta en el suelo, ahora solo quedábamos los tres.
-Vamos, hay que continuar.
La sujeté por la cintura casi arrastrándola, estaba bastante ida, el golpe había sido demasiado fuerte, pero ahora mismo era imposible recular, el patio de armas era un hervidero, no saldríamos de allí con vida si no rompíamos ese espejo.

Asentí cuando los pardos de Höor me miraron, ella estaba bien, solo necesitaba recobrarse del golpe.
El conde iba abriéndonos paso a base de mandobles, yo, con Giuliaa sujeta por un brazo blandia mi acero con la otra mano tratando de abrirme paso frente a aquellos que a Höor se le escapaban de la mordida de su arma.
Así alcanzamos la parte alta de las escaleras. Un breve descanso pues desde esa posición no se vislumbraba enemigos.
-Vamos pequeña -le pedí apoyándola en la pared con suavidad.
Höor me pasó la bota de agua que llevaba para que le diera un trago, moje su cara, su nuca y limpie ligeramente su herida.
-Vamos bruja, te necesito -susurré cuando centro en mi sus ojos.
Obviamente no la necesitaba para esto, si no para mi vida, no concebía una existencia sin ella.

Sus dedos acariciaron mi rostro, sonreí mirándola.
-Estoy bien -le aseguré guiñándole un ojos. Di un trago de la bota y se la pase a Höor para que hiciera lo propio.
-A la próxima trae hidromiel que calma mas el dolor que esto -bromeé.
-Llevo beleño negro, si crees que nos da tiempo lio un canuto -apuntó Höor riéndose
La bruja tocaba mi costilla, no necesito mucho para darse cuenta de que la tenia rota y que Höor sangraba por uno de sus costados.
-Estamos bien, es lo normal en una guerra -le aseguré besando sus labios mientras sujetaba su rostro con mis manos -saldremos de aquí, te lo prometo.
-Tranquila bruja, en peores nos hemos visto -aseguró Höor que apoyado recobraba el aliento mojándose los labios con el agua..




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Vie Ago 11, 2017 5:17 pm

Si, se las habrían visto en peores lides, pero todavía no habían partido el espejo y aún tenian que salir de allí por el túnel otra vez. Se recompuso como pudo, palpó a Ulf y notó sus heridas, pero el lobo le restó importancia, a esas alturas se había roto más huesos de los que cualquier persona sensata podría parterse en toda su vida, y sobrevivir a ello.

Avanzaron hacia las escaleras y pararon unos instantes a beber y respirar, habían perdido a la escudera, así que Giuliana tendría que defenderse mejor si la atacaban. Bueno, seguía teniendo su sartén, le habia dado un buen resultado y no pensaba soltarla hasta salir de alli.

arriba estará el espejo, seguramente custodiado por alguna criatura...tened cuidado.

Subieron sigilosamente y la planta de arriba era circular, amplia, rodeada de columnas en forma de círculo que dejaban el famoso espejo en el centro. Era un altar tan grande como una rueda de carro, el espejo reposaba sobre éste a modo de cuenco, sobre el que flotaban una extrañas aguas azuladas perladas de hebras negras.

espejo:

En la sala ardían antorchas, estaba completamente a oscuras y no parecía haber nadie custodiando, eso era extraño y daba mala espina.

Höor...Ulf...esto no me gusta...

La bruja no había acabado de decir esas palabras cuando un cendal de niebla negra la agarró por el tobillo sacudiéndola y haciéndola caer. ¿Elementales de sombra y oscuridad? eso existía de verdad? había leido sobre ellos pero eran extremadamente raros. A la vez que Lana mordía el polvo, dos engendros negros como la rabia se abalanzaron contra los hombres, criaturas escamosas de piel corrupta y putrefacta, con fauces de oso y garras de león.

¡Las ventanas! tenía que hacer entrar luz para que las sombras no los atrapasen. Se levantó y corrió hacia una de las vidrieras, reventándola con su improvisada arma, que al parecer valía para todo. Eso delataría su posición y haria que su huida fuera más dificil, pero no tenía opción, los elementales de oscuridad eran terriblemente malvados, y no dudarían en sujetarlos como cuerdas hechas de niebla negra hasta que las aberraciones los devorasen.

La luz del amanecer despuntaba blanquecina por el horizonte, Erlend ya se habría marchado o de lo contrario ardería en llamas, tenñian que darse prisa. Las nieblas se detuvieron cuando la luz se adueñó de un corredor de la sala. Sorteó las columnas y rompió la siguiente, abriendo un pasillo seguro hacia el espejo. Escuchaba los gruñidos y farfullos de los guerreros dando matarile a las criaturas, pero no se podía detener, debia llegar hasta el espejo.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Sáb Ago 12, 2017 4:19 am

Llegamos a la ultima planta, un salón circular plagado de columnas, con pequeños ventanales opacos.
Solo unas antorchadas iluminaban de forma tétrica la estancia, sobre el altar el espejo tumbado, teníamos que llegar allí y romperlo, no parecía tan difícil teniendo en cuenta que no se veían enemigos de ningún tipo.
Höor y yo emprendimos la carrera hacia el lugar, cuando la voz de Giuliana atrás levantó a las bestias del lugar, engendros polimorfos oscuros que nos atrapaban con sus grandes garrar rasgandonos y quemándonos la piel bajo su contacto.
Nuestras armas no les hacían nada, se partían como si fueran una masa y se volvían a unir sin mas problema.

Giuliana empezó a romper los cristales de las ventanucos, solo la luz difuminaba las hebras negras que nos atrapaban mientras aquellas bestias polimorfas nos atacaban sin cesar.
Gruñíamos combatiendo con valor, abriéndonos paso acero en mano mientras íbamos avanzando al ritmo de la bruja formaba un pasillo de luz por el que corríamos.

Estábamos a nada de llegar al espejo cuando la puerta trasera se abrió saliendo por ella un enorme gigante con una maza.
-Joder -gruñimos a la vez rodando por el suelo esquivando su primer mazazo.
-¿Esto no tiene botón de apagado? -preguntó Höor a mi bruja.

Dejé caer el acero, empezando mi trasformación, pronto mi hocico creció, mis colmillos tomaron forma y mis manos y pies se convirtieron en paras plagadas de zarpas.
De un salto me encarame a la chepa del gigante, hundí allí mis colmillos con saña, Mis ámbar se hundieron en Höor, era el momento.
Mientras el gigante trataba de alcanzarme con sus enormes manos para partirme en dos dejo descubierto su pecho.
Höor salto con la bastarda en la mano y apoyando su pie en la rodilla de la mole tomó nuevamente impulso elevándose por el aire hundiendo el acero de forma salvaje en el corazón de la bestia.

El gigante de las colinas se tambaleo dando sus últimos coletazos de vida, mientras nosotros saltábamos de su cuerpo antes de que cayera al suelo emitiendo un gran estruendo.
-Bruja el espejo -gruñó Höor alzándose para correr hacia la puerta delantera, pronto estaríamos acompañados de nuevo.

Regresé a mi forma recuperando mi acero, teníamos que acabar el trabajo y salir de allí, el alba ya despuntaba, Erlend se habría retirado ya.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Dom Ago 13, 2017 3:25 pm

No se lo pensó dos veces, fue directa hacia el espejo con la sartén sujeta entre las dos manos, dispuesta a descargarla y romperlo en mil añicos, pero una voz empezó a emerger del artilugio. Unos susurros la llamaban por su nombre...Giuliana... Giuliana... Se giró hacia un lado y después hacia el otro, buscando esas voces, le resultaban conocidas. Las aguas negruzcas que cubrían el espejo empezaron a arremolinarse y a tomar forma, levantándose de la superficie en forma humanoide. La bruja siguió las voces, alejándose unos pasos del espejo.

ma... madre..?— era la voz de Amelia, la estaba escuchando retumbar y hacer eco en aquellas paredes. Pero no podía ser!! Amelia fue reclamada por sus dioses, no estaba allí, no podía estar. Miró alrededor, buscando el origen de aquellos sonidos y cuando volvió a girarse hacia el espejo, la forma humanoide ya esra completa y estaba emergiendo de las aguas. Tenía la cara de la difunta madre de Lana, estiró una mano con la palma hacia arriba, como pidiéndole que le diera el arma, que la bajara. Ojalá hubiera sido real, ojalá hubiera sido ella, pero esa cosa sólo quería confundirla, su madre descansaba por fin en el lugar al que pertenecía, y lo que ella tenía delante no era más que un conjuro dolorosamente real.— tú no eres ella.

Levantó la sartén con ambas manos y la descerrajó contra la superficie mojada del espejo, ignorando a la figura hecha de niebla. El impacto partió el objeto y las nieblas se arremolinaron furibundas, moviéndose como serpientes agitadas en el aire y en un momento dado, antes de explotar, golpearon a la bruja haciéndola rodar por el suelo.

En el instante en que estalló en esquirlas, las bestias que salían por las mangas de contención hasta el foso, dispuestas a devorar a los leales hombres del norte, cayeron al suelo retorciéndose y regresando a sus formas originales o muriendo. Lo habían conseguido, estaba hecho, pero aún debían salir de allí y Giuliana estaba aturdida, no esperaba que esas cosas jugaran así con ella. ¿Y si realmente su madre la hubiera estado llamando?





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Lun Ago 14, 2017 6:20 am

Mientras nosotros luchábamos con los entes oscuros que emergían del suelo en forma de sombras, mi bruja corría con la saeten hacia el espejo dispuesta a darle fin a su poder.
Gruñí al ver como una masa polimorfa emergía de él, un “mama” fue su respuesta cuando la oscuridad tomo la forma de su madre.
-No es real Giuliana -grité dando una estocada que atravesó el oscuro humo que me envolvía rasgando mi piel con sus garras afiladas.

La bruja no cedió, su mente fuerte la ayudo a discernir la verdad de la mentira y con la sarten quebró el liquido negro destrozando aquel panel librándonos a mi y a Höor del caos.
Oíamos como la guardia subía por las escaleras, Höor corrió hacia la puerta atrancandola para que no entraran en la cámara donde estábamos, no teníamos salida a no ser que nos la abriéramos a base de espadazos y era un horda lo que se amontonaba a las puertas.

Corrí hacia la habitación contigua de donde había salido el gigante, un ventanal de piedra gris en forma oblicua daba a la parte trasera del edificio, un enorme precipicio cuyo final eran aguas bravas, salvajes y una cascada bastante impresionante que moría con una espuma blanca en sus aguas que ocultaban los rocosos salientes.

Volví adentro, Giuliana parecía destrozada mentalmente, la veía derruida pero ahora no tenia tiempo de abrazarla, no cuando Höor forcejeaba contra una horda para que no cruzaran la puerta.
Corrí hacia él y moviendo un armero que había en la cámara lo dejé caer contra la puerta para retrasarlo.

Los dos salimos corriendo hacia la habitación contigua, en la carrera atrapé la cintura de Giuliana que como una muñeca de trapo se dejó hacer.
Corrimos hacia el ventanal, o las espadas del ejercito o las aguas bravas y creo que la elección estaba clara.
Höor guardó mis espaldas para que me lanzara junto a mi mujer. Parecía absorta en sus pensamientos peor el miedo se reflejo en sus ojos.
-Tranquila, confía en mi -susurré tirando de ella para saltar ambos al vació, cubrí su cuerpo con el mio, mis manso en su cabeza y los dos caímos juntos hasta que el agua nos engulló por completo, me golpeé partes de mi cuerpo con las rocas mientras buscaba protegerla y finalmente cada uno salia disparado hacia puntos distintos, sintiendo como tragaba agua...






Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Mar Ago 15, 2017 2:07 pm

Estaba hecho, lo habíamos conseguido pero la retirada se planteaba complicada, poco menos que imposible. "Confía en mi". Siempre, siempre confiaría en él. ¿Cómo no hacerlo? Ulf me había demostrado incansablemente su amor, su apoyo incondicional, su fidelidad y lealtad. Si Ulf me decía "salta" frente al precipicio...saltaría. Y así lo hicimos, literalmente.

Impactamos contra la dureza del agua, sus frías cuchilladas nos helaban y nos sumergían más adentro, arrastrándonos y volteándonos por la corriente. Mis manos se soltaron de las de él, por mucho que intenté agarrarlo, la fuerza de las aguas bravas nos separó. No sé ni cuantas vueltas di hacia dentro y hacia fuera, tratando de respirar antes de que los rápidos me volvieran a sumergir, pero finalmente saqué la cabeza y me mantuve a flote. Busqué con la mirada a Ulf y entré en pánico, no lo veía, tan sólo pude localizar la cabeza morena de Höor en la orilla y nadé hacia allí. El cuerpo me pesaba, la cabeza me dolía en donde había recibido el impacto contra pared, pero estaba entera. Sin embargo el rey estaba cubierto de manchurrones de sangre propia y ajena en toda su ropa y se arrodillaba sobre un bulto en el remanso del rio. El corazón se desbocó en mi pecho, Ulf había saltado protegiéndome a mi del impacto, y si mis sospechas eran ciertas, era él el que yacía tumbado sobre la orilla.

Ulf...Ulf!!!!!.— corrí desesperada hacia los dos y cuando llegué a él me dejé caer a su lado, tenía los ojos cerrados, no respiraba y Höor le lanzaba maldiciones en noruego para que despertase.— no te atrevas a morirte ahora!!! no me obligues a ir a por ti de nuevo al infierno...!!! Ulf!!!

Golpeé su pecho con fuerza con mis dos manos juntas y después las apliqué sobre su corazón empujando de forma seca y rítmica. Todos los años moría gente en los pantanos, sabía las maniobras básicas de reanimación, pero no sabía si por dentro estaría reventado, esperaba que sólo fuera agua en los pulmones.

Apliqué mis labios sobre los suyos insuflando con fuerza el aire que removiera esas aguas y le permitiese respirar.

Vamos!! tienes que despertarte!!

Le indiqué a Höor que siguiera con el masaje sobre el corazón mientras yo le insuflaba aire, hasta que tras unos minutos de angustia, tosió y expulsó parte del agua. Lo tumbamos de lado para que pudiera acabar de echar todo el liquido que acumulaban sus maltrechos pulmones y yo por fin pude soltar las lágrimas retenidas, pensando que lo perdía, que de nuevo volveríamos a la casilla de salida, a la encrucijada de Legba a pedir favores para poder estar juntos.

Ni un minuto de paz en nuestras vidas, ni un sólo día en el que la felicidad campara a sus anchas sin sobresaltos. Ese era nuestro destino, nuestro camino, el que los dioses tejían para nosotros. Sujeté su cara con las dos manos y besé sus labios murmurando aliviada.

La próxima vez que te ahogues te reviviré a sartenazos...así que no lo hagas más.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Miér Ago 16, 2017 9:02 am

Creo que me había acostumbrado a esto de la muerte porque juro que cuando vi a Legba en vez de a una valquiria tetona hubiera enganchado la sarten de la bruja y le hubiera dado en la cabeza al gordo ese.
El “dios vudú” se reía por mi cara de pocos amigos y cuando le pedí el ron me lo dio sin rechistar, posiblemente sabiendo la que se me vendría encima al despertar de entre los muertos.
-No es tu hora Ulf, ademas no quiero que la bruja vuelva a pedirme favores tan pronto me dijo mientras yo daba un trago de su bebida y escuchaba la voz de fondo de la bruja suplicando.
-¿No hay diosas tetonas en el vudú? Me cambiáis la imagen de una valquiria por ti, y sin ofender pero... -bromeé mientras me desvanecía de allí y la botella caía al suelo.

Abrí los ojos de golpe, di una bocanada de aire antes de empezar a toser vomitando el agua que llenaba mis pulmones.
Sentí como me giraban para que pudiera tirarlo todo. La mano de Höor en mi espalda y la bruja acariciándome sumida en un llanto.
-¿creía que no podía morirme sin darte hijos? -bromeé cuando dijo lo de la sarten.

Los tres nos echamos a reír, era cierto que habíamos tenido una salida un tanto imprevista, pero estábamos vivos y eso era mas que suficiente, ademas el espejo estaba roto, con eso íbamos a ganar tiempo.
Aparté los mechones de pelo húmedos del rostro de mi esposa y recorrí sus labios amoratados por el frio con suavidad.
-¿estas bien guerrera de la sarten? -le pregunté.
Físicamente era un echo que si, pero la visión de su madre...eso me preocupaba.

Fue Höor quien nos dijo que teníamos que movernos, no tardaría en llegar una avanzadilla buscándonos vivos o muertos, así que volvimos hasta el lugar donde habíamos escondido las monturas y emprendimos camino al galope hacia la fortaleza de Akershus.
Höor pese a la victoria parecía preocupado, sumido posiblemente en sus problemas personales, no era un secreto que los tenia y los rumores ya corrían por el palacio con la misma velocidad que la pólvora.
-Necesito hablar con vosotros, es confidencial y a de ser a solas -dijo finalmente mirándonos a ambos.
Asentí, Höor tenia no solo un general en mi, si no un amigo, mi fidelidad hacia él no conocía parangón.
-Cuando quieras -le dije con una ladeada sonrisa -menos a mi mujer -bromeé guiñándole un ojos despertando también la suya mientras atravesábamos el rastrillo de Akersus bajo la mirada de lso arqueros y los vítores del pueblo que veían a su futuro rey volver victorioso.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Jue Ago 17, 2017 5:56 am

Estaba bien, pero tan sólo es que las visiones de seres queridos que ya no iba a poder recuperar, siempre atormentaban un poco. La Oscuridad lo sabía y jugaban con esa ventaja. Romper la mente del enemigo era mucho más efectivo que cien palizas, y con la bruja era sencillo, pues transitaba entre nieblas donde muchas criaturas podían estar escuchando y viendo.

Llegaron a la fortaleza de Akershus y se dejaron atender, curar y secar. Había sido una escaramuza muy peligrosa pero al menos el rey Rannulf había perdido a las criaturas del bastión, le costaría meses o años rehacer tal ejército si es que llegaba a hacerlo, porque debería encontrar hechiceros poderosos dispuestos a seguirle, y con la lección de ese día, más de uno se lo iba a pensar.

Se reunieron con Höor en su despacho, a solas, después de haber descansado un poco, que bien merecido se lo tenían. Les habló de su viaje a una realidad paralela donde Valeria no existía, murió al interponerse entre él y un balazo que iba dirigido a matarlo. Les habló de Sirius y su naturaleza, lleno de magia oscura e incontrolable. A esas alturas Ulf y Lana no se sorprendían ya de nada, habían cruzado dos infiernos, resucitado otras tantas veces y visto prodigios que dejarían sin habla a cualquiera. Ese niño iba a necesitar mucho apoyo, muchos cuidados, gente que lo comprendiera y no lo juzgara y ellos eran perfectos para eso. En ese aspecto, la pareja se compenetraba a la perfección. Höor necesitaba su ayuda, Sirius los necesitaba, y ellos estarían allí.

ayudaremos en todo lo que esté en nuestras manos. Estudiaré su magia para intentar ayudarlo de la mejor manera que pueda...y cuando los dioses nos bendigan con una descendencia pronto... será como uno más en nuestra casa.— entrelazó la mano con la de Ulf. Los dioses tenían que cumplir esa promesa, si es que no estaba ya cumplida, si no había sangrado la siguiente semana, sería un hecho.— y eso me recuerda que... mi marido no ha dispuesto una casa para nosotros aquí en el norte. No me importa estar en esta fortaleza, pero creo que sería más seguro para todos contar con una casa que tenga recias paredes y lejos de la miradas indscretas de una corte...ya pude comprobar lo fácil que era volver en mi contra a los hombres como hizo Sigrid.

Esa espina la tenía clavada, llegaría el dia que ajustaría cuentas con esa pelizorra que la mandó al agua y luego se alió con el rey.

La bruja se había casado con el lobo, con el norte, con una causa. Lo entendía y abrazaba esa situación sin más problemas ni lamentos. Le daba igual vivir aquí o allá mientras estuviera con Ulf, aunque realmente prefería París, porque el Norte era muy frío y la miraban de reojo. Aún así, no se achantaría, se establecería con ellos y mantendría la casa de París para poder pasar allí algunas temporadas cuando lo necesitase, de igual forma que pensaba regresar a Nueva Orleans al menos una vez al año para ver a su familia y recargar las pilas en su querida casa del pantano.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Vie Ago 18, 2017 5:06 am

Mi mujer se prestó voluntaria de inmediato para ayudar a mi rey con el cuidado de su vástago, sabia que algo mas torturaba a Höor, peor si el no lo decía, no iba a ser yo el que lo mencionara.
Por lo que se decía, la condesa abandonaría nuevamente el norte, no terminaba de hacerse a esta gélida vida llena de combates y necesitaba tomarse un respiro en su ciudad natal, llevar sus negocios mientras Höor inmerso de cabeza en una tempestuosa guerra no podía acompañarla.

Odin le complicaba las cosas a mi rey, aunque la verdad es que ¿quien en estos tiempos de caos las tenia fáciles.
Sangrar acababa haciéndonos mas fuertes y aunque no envidiaba su situación, pues ni de lejos quería que mi esposa se largara del norte, podía ser capaz de entender las dos partes.
Miré a mi mujer, la veía adaptada allí, mas aun así me recorrió cierto temor, el norte no estaba hecho para todos y yo aquí tenia mis obligaciones. Viajé a París con el único propósito de ayudar a mi señor, ahora mi vida estaba en el norte, ligada a la suya y esperaba que mi mujer entendiera eso, indistintamente de que pudiéramos aprovechar cualquier descanso para viajar a tierras parisinas para visitar a su familia.

Giuliana no había olvidado la afrenta de Ingrid, no quería permanecer en palacio, si no que tuviéramos nuestro propio hogar.
Yo disponía de la casa de mis padres, estaba en una aldea cercana, así que no seria problema mudarnos solos allí.
Claro que Höor nos ofreció una casa dentro de la fortaleza de Akershus, pero no en el castillo en si.
Allí tendríamos intimidad, seriamos un matrimonio mas al que pronto los dioses les bendecirían con hijos.
Pero a su vez estaría a un tiro de piedra del castillo para entrenar a los jóvenes, así como para que mi esposa pudiera ayudar al pequeño Sirius.
-Tu decides mujer, si quieres que aceptemos la casa que Höor nos ofrece yo mismo le haré los arreglos necesarios para convertirla en nuestro hogar, pero si prefieres que vayamos a la casa donde vive mi madre, estaré de acuerdo, mi mundo esta contigo vikinga de la sarten -apunté con una ladeada sonrisa mientras mordía su hombro con suavidad.

Höor sabia que podía contar conmigo para lo que necesitara, mi vida estaba en sus manos y mi espada junto a su ejercito.
Los dos clavamos la mirada en la bruja, esperando su respuesta.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Sáb Ago 19, 2017 12:12 pm

No necesitó mucho tiempo para decidirse. Sabía lo que hacía cuando le dijo "si quiero" a Ulf bajo el árbol de la vida. Estaban sellando sus destinos, el uno junto al otro, y ella era más errante que él, no estaba anclada a ningún lugar más que a otro y sabía lo que significaba el norte para el lobo.

nos quedamos con la casa dentro de la fortaleza de Akershus. Así podremos estar cerca de Sirius y tu querido amigo podrá dejarte el sofá y darte un filete para los chichones que te haga cuando te arree con la sartén.— se encogió de hombros sonriendo. Ya que iban a formar parte de esa rebelión sí o sí, lo más práctico sería estar cerca de lo importante. Y además se sentía más segura dentro de la fortaleza, para qué mentir.

Seguramente necesitaría regresar a París, pues en Noruega no había bibliotecas ni Logias arcanas donde poder estudiar la magia del pequeño, pero serían pequeñas temporadas, podrían apañarse. Por lo demás, trataría de encontrar su sitio allí aunque jamás encontrase realmente uno, pues las brujas no eran bien vistas excepto en lugares mágicos como Nueva Orleans. Con todo arreglado, lo único que podían hacer ahora era celebrar su victoria por la incursión exitosa en el Maëlstrom y descansar, y al día siguiente ya podrían acondicionar su nueva casa.

id a beber con los hombres, querrán celebrar... yo creo que voy a caer en coma en la cama... no sabía que las guerras cansaban tanto.— estaba agotada, había empleado toda su energía en aquella gesta y su cuerpo era humano, no cambiante, así que su resistencia era mínima. Bostezó y se retiró a las habitaciones que ocuparían hasta el día siguiente, en ese momento meterse bajo las pieles con la chimenea encendida se le antojaba el mejor plan jamás pensado. Quizás el norte no estuviera tan mal, si por las noches podía pegarse a Ulf así. Era la diferencia con los pantanos, que la humedad y el bochorno invitaban a ocupar cada uno un extremo de la cama.

Amaneció un día nuevo en la fortaleza Cannif y se encontró con los pies enredados con los del lobo y sus rizos rubios picándole en la nariz. Se removió remolonamente, había dormido como un tronco y estaba muy descansada. Besó la nariz de Ulf recordando lo sucedido el día anterior. Había sido una semana muy loca, pero su magia había sido crucial, y eso la hacía sentir muy útil y muy satisfecha consigo misma, hasta hacía bien poco consideraba su don una maldición y ahora empezaba a verlo de otro modo más positivo. Se encontraba en la línea de salida de una nueva etapa, podía sentir cómo el mundo se movía y ella con él, y eso era bueno. Por fin había salido de su mundo estático y muerto, rodeado de estatuas de mármol y muerte. Ulf la sacó de allí y le brindó una vida nueva...y quería cogerla con ambas manos.

despierta dormilón... tenemos que mudarnos a nuestra casa.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Sáb Ago 19, 2017 12:44 pm

La noche fue tan arrasadora como nuestra victoria, la hidromiel corría rebosando los cuernos en el gran salón. El buen ambiente era una reseña, los vítores se sucedían entre rugidos de unos y otros, mesas volcadas por lo ebrios que íbamos y sexo en cada rincón, no se podía decir que los vikingos no supiéramos celebrar una victoria.
Höor y yo nos echamos unas partidas lanzando cuchillos a una improvisada diana mientras bebíamos sin parar, ya que nuestras manso no rodeaban los culos de las norteñas en algo teníamos que ocuparlas.

A mi regreso me encontré con mi mujer dormida sobre el lecho, cubierta con las pieles y la chimenea caldeando la habitación, ladeé la sonrisa quitándome la ropa mientras trastabillaba en mas de una ocasión por la que llevaba encima.
La hubiera despertado, mis ganas eran inmensas después de la celebración, pero algo me decía que esa mujer era capaz de sacar la sarten de debajo del almohadón y atizarme en la cabeza hasta noquearme como se me ocurriera la maravillosa idea de acabar con su sueño reparador.
Así que bufando me colé entre las mantas y acabé dormido en cuestión de minutos.

Abrí los ojos cuando la penetrante voz de mi mujer sacudió mi cabeza.
-Shhhh .-susurré volviendo a cerrarlos y tirando de ella para cubrirlos de la luz sumergiéndome en su cuello -¿hoy? Tengo resaca -le aseguré mordiéndole el cuello para ver si colaba.
Algo me decía que no iba a hacerlo, mi bruja era de ideas fijas.
-¿Por que no llamas al nosferatu y que te ayude? -le pregunté logrando que me atizara en el pecho un golpe con el puño.
-Gracias Odin por no darle una sarten a estas horas de la mañana -dije riéndome contra sus labios - ¿que quiere mi preciosa mujer? ¿que me levante y le arregle su preciosa morada?

Su ceño fruncido lo decía todo, aunque se le escapaba la risa al verme tan zalamero.
-¿y a cambio que consigo yo? -pregunté deslizando mis labios por su cuello despacio, mordiendo su hombro -tenias que haber venido ayer conmigo, eche de menos tus posaderas en mi regazo -apunté guiñándole un ojo, Höor y yo parecíamos dos desviados -bromeé mientras ella salia de la cama obligándome a hacer un mohin y a seguirla.

Acabamos en la casa que Höor había dispuesto para nosotros, estaba cerca del castillo, apenas un par de cuadras me separaban del sofá de mi amigo.
La edificación era buena, una casa baja, con una guardilla, con grandes jardines donde nuestros hijos podrían correr, hacerse hombres, caballerizas y granero.

Rodeé la cintura de mi mujer, su espalda contra mi pecho y mi barbilla apoyada en su hombro.
-¿te gusta? -pregunté acariciando el lóbulo de su oído con mis labios -puedo hacerle arreglos, la casa esta bien construida, puedo levantarle una planta mas para hacer mas habitaciones, quiero un ejercito de Tollak -bromeé mordiendo su cuello -¿que me dices vikinga?
Se estaba adaptando al norte, pero admito que después de lo que le había pasado a Höor, ciertos sentimientos enfrentados me sacudían ligeramente.





Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Sáb Ago 19, 2017 1:39 pm

La casa estaba realmente bien construida, sólidos muros de piedra, tejado de madera y pizarra, una cocina amplia, una sala de estar grande, varias habitaciones, bodega y jardín. Pero necesitarían más estancias si ella pensaba usar la bodega para sus brujerías.

sí, creo que necesitaremos más espacio...pero no deberías hacerlo tú. No quiero que dejes de entrenar por algo que puede hacer cualquiera y que podemos pagar...También necesitaremos ayuda para la casa, soy la única heredera de mi padre, no tengo necesidad de fregar los suelos y cocinar, cuando se me requiere para una tarea más compleja como la que nos ha pedido Höor. La magia es muy absorbente...— sabía que no necesitaba dejarle claro a Ulf que ella venía de una clase alta y que no iba a convertirse en una campesina bárbara si no había necesidad de ello. Estudiar y practicar requería tiempo, y una casa como aquella podía fácilmente absorber todo el disponible, y ahora que había encontrado su camino, no quería perderlo a costa de hacer las labores del hogar. No necesitaba lujos, pero tenía su propio dinero y no iba a dejarlo perder, compraría su comodidad.

yo no conozco a nadie aquí, elige tú a quien quieras para que nos ayude...y así ya estará con nosotros cuando venga el bebé.— sujetó la mano de Ulf sobre su vientre.— en una semana sabremos si Loki ha cumplido...

Estaba impaciente por saberlo, desde que firmaron aquel acuerdo con los dioses de Asgard estaba en vilo con ese asunto.
¿Cómo lo llamaremos? escuché una leyenda a uno de tus hombres que hablaba de Brökk y Sindri, los que forjaron el martillo de Thor y se lo regalaron por una apuesta taimada que les tendió Loki. El muy ladino intentó hacer trampas y como no lo consiguió, Brökk le cosió los labios como lección. Me gusta el nombre de Brökk. ¿Qué opinas?.— desde luego a Loki le iba a hacer mucha gracia, porque Brökk había sido de los pocos que había conseguido darle una lección al dios del Caos, siempre tan tramposo y poco honorable.— Señor Tollak...¿quiere estrenar el lecho de su nuevo hogar? porque ahora mismo es lo único que desea su esposa.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Sáb Ago 19, 2017 4:58 pm

Mi mujer no necesitó dos veces pedirme que la hiciera mía en la cama, la alcé de las nalgas pegándola a mi cuerpo mientras mi boca saqueaba ansiosa la ajena.
La cámara presidencial fue testigo de los gruñidos y jadeos que ambos emitimos perdidos en el cuerpo ajeno. El deseo era entre ambos un fiel reflejo del amor que nos procesábamos, la marqué como mía, no podía controlar ese acto posesivo que se había acrecentado con la historia narrada por mi amigo sobre su propia experiencia.
Gruñí contra su piel cuando me esparcí de forma ruda en su interior y ambos perlados en sudor caímos sobre ese lecho que acogería muchas mas tormentas venideras.

Deslicé mis dedos por su cadera, acaricié su vientre con una sonrisa, en una semana sabríamos si los dioses habían cumplido su parte del trato.
-Bröok es un gran nombre y por el guiño que le hace a Loqui, dios del caos, merece portar sin duda ese nombre.
Confieso que quería llamarlo Máni, como el dios luna, pues es perseguido por el lobo Hati, como yo perseguiré a mis hijos para que no hagan de las suyas -bromeé mordiendo suavemente el labio inferior de mi mujer -claro, eso si la señora Mordrake, me deja en algún instante salir de entre sus piernas -bromeé enredándome nuevamente con su lengua en una batalla sin tregua. -Bröok, me gusta.

No lo dije, pero lo que mas me había gustado es que se empapara de mi cultura, que de verdad se esforzara por conocer mis tradiciones y que se implicara de ese modo en ayudar a Höor, un hombre al que no solo admiraba, si no al que me unía una gran amistad.
-Conozco una mujer, se llama Ingrid -me eche a reír mientras esta torcía el gesto y al ver mi gesto picaro empezó a darme golpes en el pecho mientras yo me reía con sonoras carcajadas, sabia que mi mujer se la tenia jurada -no, a ver, conozco a una mujer que puede ayudarnos con la casa y el cuidado de nuestros hijos de ser necesario.
Mañana le diré que se pasé por aquí, ademas su marido no entiende nada de armas, pero es un gran carpintero, un manitas para todo, podrá no solo darle otro piso al caserón ,si no hacerte los muebles que necesites, incluido la habitación del crio.
Viven en una aldea humilde, se que van ahogados con los diezmos que el rey Randulf les impone, así que de seguro se mudaran a la casa que tenemos colindante para el servicio...son buena gente.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Lun Ago 21, 2017 10:04 am

Había pensado llamarlo Nosfe, como mi antiguo amor del que me separaste cruelmente.— bromeaban de forma cómplice. Sus inicios fueron accidentados, pero habían llegado a entenderse de una forma muy intensa.— Oh! no harás tal cosa! si vas a ser un padre cansino y paranoico iré a ver a Loki y que te devuelva tus infértiles soldaditos.

Cuando mentó a Sigrid le cambió la cara y se revolvió contra él golpeándolo en el pecho. Odiaba a esa mujer con toda su alma, la quería ver muerta, reducida a polvo a ser posible, no fuera que se levantase, que bien sabia ella que las cosas no acababan una vez muertos. Se acurrucó contra él escuchando su propuesta y le pareció perfecta, ella no conocía a nadie en esas tierras, y sin embargo tendría que hacerse a ellas, levantarían una familia allí, y por todos los dioses, que quería paz y tranquilidad, un poco de vida en mitad del caos y la guerra. Quería para su familia un refugio, un lugar donde crecer y aprender a ser persona con todas las dificultades que ya entrañaban el resto de los asuntos de la vida. Iba a simplificarle mucho las cosas a Ulf, no era caprichosa ni tenía grandes aspiraciones, tan sólo hallar su lugar, y al parecer estaba en buen camino.

El resto del día tendrían que hacer recados, la casa no se limpiaba sola, ni se llenaba de víveres, ni las cosas necesarias se compraban por arte de magia...así que se pusieron manos a la obra. Los días siguientes Ulf regresaría a sus quehaceres como general del ejército y Giuliana se afanó en dejar lista la casa más o menos, porque su intención era poder pasar más tiempo con Sirius, empezar a entender sus dones. El matrimonio que Ulf escogió como ayuda para la casa se presentaron de inmediato y le cayeron muy bien, eran gente sencilla, y aunque le costaba al principio comunicarse por el idioma, poco a poco iba aprendiendo las palabras necesarias y ellos la enseñaban con paciencia.

Se encontraba encaramada a un taburete colcando unos libros cuando notó la humedad descender por su entrepierna. Alarmada se subió la falda y observó la gota rojoza descendiendo por la cara interna de su muslo. La decepción se reflejó en su rostro. Habia soñado con Ulf y Brökk, no podía ser, debía haber un error!!. Ofuscada, salió de la casa rumbo al lago, necesitaba un sapo, uno gordo, y el pobre infeliz que se cruzó en su camino acabó en el saco. Llegó a casa y se encerró en el sótano, su tía le había puesto bendiciones de fertilidad, aquello no tenia sentido, a menos que esa sangre fuera otra cosa y es lo que iba a averiguar. Realizó el ritual y apuñaló el sapo drenando su sangre, que en contacto con la suya se volvió de color violeta. ¡Estaba embarazada! pero esa sangre entonces significaba lo que más temía: era un embarazo de riesgo, tendría que estarse quietecita y no tentar a la suerte.

Se lo contó a Hilda y Arne, que de inmediato la mandaron a la cama y le llevaron allí la comida, enciendiendo la chimenea y se encargaron de todo lo demás. El hombre fue a buscar a Ulf para avisarlo.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Lun Ago 21, 2017 12:23 pm

Höor tenia el mapa desplegado sobre la mesa de madera noble, Erlend le indicaba donde fue la ultima vez que vio a esa manada de licantropos que estaba saqueando una de las aldeas, se llevaban a jóvenes, a niños, y la situación resultaba insostenible.
El ceño fruncido de Höor lo decía todo, como a mi le olía a chamusquina, si bien era cierto que en noruega convivíamos con varias manadas, siempre habíamos encontrado acuerdos que nos aseguraban la paz para unos y otros, yo mismo sellé varios por la familiaridad que les otorgaba mi condición.
Mas estos parecían no atenerse a reglas, ni pactos, lo que nos llevaba a pensar que Randulf se encontraba tras esos secuestros, la manada no sabíamos como había caído bajo su influjo, claro que esto solo eran suposiciones, ahora nos tocaría embarrar las botas y convertirlo en verdades.

Halde irrumpió en el despacho, su respiración entrecortada no vaticinaba nada bueno y reconozco que la desesperación me invadió mientras le instigaba a hablar moviendolo de la pechera.
Höor se alzó del sillon sujetándome por el hombro para que me calmara y le dejara hablar al hombre.
-Señor Ulf, su esposa sangra, al parecer tiene un aborto o eso me ha dicho mi esposa.

Salí disparado hacia la casona, había hecho demasiado esfuerzo esos días, la mudanza era pesada, me culpe a cada zancada mientras aullaba fruto de la rabia.
Mucho antes de que Halde lo hiciera llegué a la casa, subí los peldaños de la escalera de madera de dos en dos, habíamos colocado nuestra habitación principal en la guardilla, ciertamente encontramos ese lugar perfecto para abrazar nuestras noches de pasión,  mas en ese instante cuando abrí la puerta, solo la vi a ella tumbada, descansaba con su piel marmolea sobre el lecho.
Sus ojos se abrieron tropezando abruptos con ms grises que agonizantes buscaban la confirmación a la noticia dada.

Llegué hasta ella, hundiendo mi cabeza en su cuello, besando su piel, ascendiendo hasta sus labios.
-¿como estas? ¿nuestro hijo?
No tenia sentido, a Loqui le interesaba el nacimiento de ese vástago que si todo hubiera ido bien en nueve meses hubiéramos traído al mundo ¿por que dejarnos sin aquello que durante tanto tiempo habíamos buscado?

Maldije a Loqui en mi idioma, masculle improperios mientras gruñia a no dejaba hablar a Giuliana que hundia sus dedos en mi pelo para calmarme un poco.
-Habla mujer -rugí de nuevo.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Mar Ago 22, 2017 1:18 pm

Hilda salió de la habitación donde la velaba para traerle cualquier cosa que necesitara y Arne llegó al poco, pues su edad y condición física no le daba para alcanzar los pasos de Ulf que había salido a la carrera.

respira... tranquilo... creo que no lo he perdido, es sólo un poco de sangre, un aviso.— Posó la mano en la mejilla de Ulf recostando la cabeza en la almohada.— cuando lo vi pensé que sería el sangrado del mes pero...los sapos no mienten, hice el ritual y hay una vida en mi vientre. Sólo tengo que descansar.— suspiró sonriendo. ¿No era eso lo que querían? ¿no habían librado la batalla más agónica por poder tener su propia familia? Tendría paciencia, se cuidaría y dejaría que la cuidaran, nada de magia ni de esfuerzos, sólo remolonear y descansar hasta que el bebé estuviera bien agarrado.— yo creo que tu hijo se ha quejado porque invades su espacio...— sonrió tirando de él para besar sus labios, no era ningun secreto que se buscaban cada noche y esperaban el alba enredados en el cuerpo del otro y con un abrigo de piel cálida por manta.— Tendrás que acompañar a tu amigo en el sofá, pero esta vez por una buena causa... me da que esto va a provocar muchas bromas durante una temporadita...

La bruja estaba de buen humor, a fin de cuentas lo que estaba pasando era una buena señal, no habían vuelto a ser ignorados por los dioses, su promesa se había mantenido pero tan sólo tenían que tener un poco de paciencia y cuidados.

mandaré a Arne a por libros, te prometo que no haré ningun esfuerzo y no practicaré la magia, Brökk será lo primero. Y como tenga un antojo raro... prepárate, no queremos que el niño salga con una mancha en forma de nosferatu, ¿verdad señor Tollak?

Le pidió que se quedara con ella un rato, quería abrazarse a él, compartir con él su felicidad y a la vez el miedo por poderla perder tan fácilmente. Haría una ofrenda de agradecimiento, a Mama Briggitte le valía con una botella de ron y unas flores, pero desconocía qué se les ofrendaba a los Æsir.

Oye Ulf, ¿qué se les ofrenda a vuestros dioses para agradecer? deberías hacer una ofrenda en nuestra nombre, yo haré la mia a los Loa, es sencilla, nada de sangre, sólo ron y rosas. A fin de cuentas... han cumplido, ahora está en nuestras manos.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Miér Ago 23, 2017 8:07 am

La mano de mi mujer se paso despacio por mi rostro, como si esperara que con ese gesto tan liviano pudiera calmarme de lo dicho, solo sus palabras lo harían, necesitaba saber.
Giuliana dijo que solo era un poco de sangre, que no lo había perdido, los sapos no mentían. Enarqué una ceja no se que cojones quiso decir con eso, pero conociéndola.
-¿he de preocuparme por alguna de esas ranas -pregunté bromeando ahora mas tranquilo -como te va eso de besar a seres repulsivos, menos mal que llegué a tu vida bruja, en tu lista de conquistas conmigo hiciste el agosto -dije de forma engreída mientras me reía.

Hice un mohin tumbandome a su lado cuando dijo que mi hijo se quejaba porque invadía su espacio, era cierto, nuestros encuentros eran constantes, mínimo cada noche y admito que mas de una vez la cogía por banda en la cocina, en la tina o allí donde mi esposa estuviera ¿podían culparme por desearla?
-¿Y si lo hago despacio? -pregunté poniendo cara de pena.
La bruja se reía de mi, era evidente que ni sabia hacerlo despacio, ni pensaba dejarme volver a invadir el espacio de mi hijo, vamos que me iba a pasar nueve meses en el sofá como Höor.
-Perfecto, ahora los dos podremos hablar de las pajas que nos hacemos después de venir de la guerra. Valquiria llévame -dije llevándome un manotazo bien merecido por parte de mi mujer.

Bese sus labios con una sonrisa, acaricié su rostro despacio, solo bromeaba, aunque admitía iba a costarme lo mio mantener lejos de ella mis zarpas.
-Nuestro hijo nacerá, tu solo déjate cuidar -le pedí acariciando su nariz con la mía -hablare con Höor, le pediré algo mas de tiempo para pasar en casa contigo, es nuestro primogénito, Bröok a de venir a este mundo.

Nos quedamos un rato tumbados en la cama, abrazados, acariciándonos, estaba claro que los dioses habían cumplido su parte del trato, ahora era cosa nuestra traerlo a este mundo y como no, no iba a ser fácil ese asunto.
Loqui parecía reírse de mi y juro que no tenia ningunas ganas de sacrificar nada para él, pero si esa idea ayudaba a calmar a mi mujer lo haria sin rechistar.
-Sacrificaré esta noche un carnero en el patio, se lo ofreceré a Freya y a Loqui artífice de todo esto, tu solo descansa y nada de darte lingotazos de ron que ya nos conocemos.






Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Jue Ago 24, 2017 4:12 pm

¡Oh! de eso nada, tan sólo me quedé con el bicho menos feo de todos, no te pongas medallitas.— el más feo...si apenas lo miraba y ya se quedaba embobada contemplando cada curva de su piel, cada rizo de su pelo. No podía verlo más perfecto a sus ojos, hasta en forma animal, en la que adoraba su pelaje suave.

Sabía que a Ulf le costaría no buscarla por las noches y por un momento le invadió el pánico. Sabía de lo abiertos que eran con esas cosas allí en esas tierras, ya le habló una vez de que algunos vikingos tenían dos esposas cuando una no era fértil. ¿Se aplicaría lo mismo en el caso de no poder atender sus necesidades en la cama? esperaba que no. Y en cualquier caso esperaba reponerse antes de nueve meses, que el feto se agarrase bien a sus entrañas para poder estar operativa de nuevo. La perspectiva que pasarse nueve meses en una cama no era nada halagüeña y se iba a sentir muy inútil. Menos mal que Ulf siempre se lo tomaba todo con buen humor y estaba muy contento de por fin poder tener su propia descendencia. Confiaba en que eso fuera suficiente hasta que pasara el peligro.

haré todo lo posible para reponerme pronto y que Brökk crezca sano y fuerte hasta el día que deba salir. ¿Sabes que te quiero con todo mi corazón, verdad?.— besó sus labios y sonrió contra ellos.— y sabes que tengo un montón de sartenes en la cocina y la usaré si te acercas a menos de un metro de una vikinga...¿verdad?

El episodio de la sartén iba a dar para muchas risas entre ellos, pero poca broma, que había dado con su arma favorita.

Los días pasaron lentos al principio, le recomendaron quedarse en la cama y así lo hizo. Pero la segunda semana pidió a Höor que le enviase a Valeska y a Sirius con su niñera, a pasar ratitos con ella, sólo para observarlos cuando jugaban, además de que así estaba más entretenida. En base a lo que podia observar, tomaba notas, sobre las auras, sobre lo que pequeños hechizos le iban revelando sobre los pequeños. Enseñó a Sirius un truco para cambiar las manzanas de color, y así mientras el niño se entretenía en aprender pequeños trucos de prestidigitación mágica, iba aprendiendo a canalizar su energía y su voluntad. La magia de Valeska era más complicada de entender y ella era muy pequeña, pero también le ensñó algunos trucos para ir practicando. Mientras no vieran la magia como algo extraño y maligno, todo iría bien, tan sólo era necesario un poco de cariño, paciencia y mucha instrucción.

Le dijo a Ulf que trajese a su madre, quería conocerla, quería que pasase más tiempo con ellos, a fin de cuentas iba a ser la única abuela que tendrían sus hijos, y quería aprender de la sabiduría de la mujer que trajo al mundo al mejor hombre que conocía.

El verano pronto tocaría a su fin y volverían de nuevo las largas noches. Esperaba poder estar en forma para que no se hicieran tan largas, pero sólo el tiempo lo diría. Comía todo lo que le ponían en el plato, daba paseos cortos y se tomaba el aceite de hígado de pescado que tanto la madre de Ulf como Hilda le habían recomendado para que no le faltasen las vitaminas. Le daba una náusea terrible el puto aceite, pero se dejaba hacer porque aquellas mujeres sabían de lo que hablaban y ella no tenía ni idea. Por supuesto Ulf se mofó de eso, y le dijo que era el castigo que se merecía por no dejarlo meter mano. Y a pesar de que las cosas nunca les salían como ellos querían, el primer trimestre pasó y con él quedó atras el calor estival.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Dom Ago 27, 2017 3:23 am

Admito que esos tres meses de embarazo fueron largo, interminables mas bien, mas por suerte, Bröok aguantaba ahí dentro como el vikigo que era y mi mujer hacia lo necesario para que así fuera.
Me llevé muchos sartenazos, ninguno por acercarme a ninguna vikinga, pero varios por meterle mano a ella.
Su carácter estaba endiablado y mas de una noche el sofá de Höor fue testigo de nuestras disputas.
Madre me pedía paciencia, decía que no era fácil soportar un embarazo complicado y que ademas la bruja estaba lejos de su familia, en el norte, con normas, costumbres muy distintas a las suyas.

Realmente pensar en las palabras de mi madre me hizo darme cuenta de que esa bruja me quería, había trasformado mi hogar en el suyo y lejos de desistir y volver a sus pantanos donde la hubieran cuidado y tratado como una reina, se mantenía a mi lado, inquebrantable, fuerte e implacable.
Por eso la amaba mas todavía.

Con las primeras lluvias desapareció el verano entrando en el gélido frio del invierno, las noches eran eternas, el norte era oscuro en estas épocas.
Se vivía con lo cosechado en épocas mas cálidas y con lo saqueado cuando las aguas no estaban tan bravas.

Esa noche me dejé caer a su lado en el lecho, sus dedos raudos peinaron mi cabello mientras distraída miraba mis grises dibujando en sus labios una sonrisa.
-¿que? -pregunté alzando mi torso para buscar su boca en un beso lento que marco el comprar de los tiempos a los que estábamos sumidos – tengo ganas de ti -aseguré repasando con mi lengua sus labios.

No era solo de eso de lo que quería hablarle, las cosas en el norte estaban complicadas, tampoco era una novedad, con ese rey ¿como iban a estar?
-Al parecer Randulf esta buscando unas piedras que controlan los elementos, hoy Höor a partido hacia el templo que hay en los bosques de oeste.
Entre eso y las capturas de licántropos para convertirlos en aberraciones no se a donde vamos a llegar.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Dom Ago 27, 2017 6:54 pm

La guerra... siempre la guerra. Ulf era la lucha en estado puro, era su motor, no concebía el tedio y la vida tranquila. De vez en cuando paraba a tomarse un respiro, pero no era un hombre de negocios como su padre, era una fuerza de la naturaleza, un lobo salvaje e indómito y precisamente por ser como era lo quería. Pretender cambiarlo era una estupidez, no lo haría, y además dejaría de ser él. Aunque a veces la sacara de sus casillas, aunque a veces sus bufidos y cabreos con el mundo a ella le pareciesen algo ridículos...lo quería así. Aceptaba sus méritos y defectos, tal cual.

pues... llegaremos a donde tengamos que llegar. Ya sabes que los dioses no nos mandan más mierda de la que podemos digerir.— le gustaba acariciar sus rizos rubios que ahora llevaba algo más cortos porque le dio por cortarse el pelo en un arrebato de los suyos. Lo encontraba guapo igualmente. En esos tres meses habían discutido más que en todo el tiempo que estaban juntos, pero al parecer era normal en su estado, la falta de sexo y teniendo en cuenta que Ulf tendía a saltar rápido, se juntaba todo en una combinación explosiva.

Lo miró entornando los ojos y con cierta intencionalidad. Le había preguntado a la matrona, que ya la había visto en varias ocasiones y le había dado permiso para regresar a la vida conyugal, eso sí : des-pa-cito.

Tus ganas y las mías hoy podrán ser saciadas, me han dicho que ya podemos, pero ve con cuidado, todavía hay riesgo de que pase algo.— lo atrajo por la nuca para besarlo, durante esos meses se habían apañado como habían podido, con caricias y y sexo oral, pero no era lo mismo. Las hormonas la tenían completamente del revés, y en concreto esa noche tenía muchas ganas de sentirlo de nuevo en su interior. Demasiado tiempo separados, demasiado tiempo aplacando el deseo que los consumía por el bien del fruto de su vientre. Pero no había vuelto a sangrar y había seguido a rajatabla todas las indicaciones de los que sabían.— por fin, ya era hora de celebrar la buena noticia, me estaba empezado a volver loca. Más todavía.

Empezaba a notarse un poco en su anatomía, el pecho más lleno y más redondo, el vientre un poco más prominente y las hormonas a flor de piel, que a cada beso del lobo erizaban su vello y elevaban la temperatura. Entre sonrisas y besos, caricias y movimientos pausados, se reencontraron sobre aquella cama, que poco uso había tenido para esos menesteres. En aquellos meses habían peleado juntos en una incursión, se habían mudado, Giuliana se adaptaba al norte, habían engendrado a su primogénito y por si el caos de todo eso ya fuera poco, habían estado a punto de perderlo. Demasiadas cosas que en esa noche quedarían ya atrás, iniciando el principio de una nueva etapa, más plácida, más agradable para ambos y en la línea de lo que venía siendo esperar un milagro de la vida que los iba a colmar de felicidad.

Pero como siempre, entre el lobo y la bruja las cosas no iban a ser fáciles: a pesar de que Ulf fue muy cuidadoso, la cama ya estaba en la casa, era vieja y no estaba reforzada para soportar el ritmo de unos jóvenes amantes, así que en un momento dado la madera central se partió y ambos cayeron en el colchón sobre el suelo. Pasado el susto estallaron en carcajadas y terminaron en el suelo, frente a la chimenea, envueltos en pieles.

Como al niño le salga una mancha con forma de cama no vas a tener bosque suficiente para esconderte de la ira de mi sartén.— murmuró sonriendo y acurrucada contra su piel.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Mar Ago 29, 2017 1:50 pm

Juro por Odin que cuando dijo que mis ganas hoy serian saciadas no escuche mas, estaba tan caliente que era hasta incapaz de pensar.
Mis ojos amarillearon, devoraba su cuerpo con mi mirada, no se el hambre que había pasado ella, pero el mio era voraz y posiblemente había agriado mas mi carácter haciendo que saltara a la primera de cambio.

Mi sonrisa se ladeó, picara no se borró de mis labios dándome un aspecto de idiota, pero es que la verdad es que no iba a esperar ni un segundo mas.
-Y porque no lo has dicho nada mas he llegado mujer -repliqué mientras ella sonreía contra mis labios deslizando sus dedos por mis rizos ahora mas cortos que de costumbre.
Para la batalla me molestaba menos así el pelo, de normal largo lo acababa llevando recogido y bueno, fue un impulso.

Subí sobre el lecho, pronto me trasformé en el escudo del cuerpo de mi mujer y despacio empecé a desnudarlo como si fuera mi templo y yo el devoto que arrodillado en el atril adora a Freya hasta su fin.
Me pidió clama, peri mis jadeos roncos no la presagiaban.
-¿Calma? -me eche a reír, no era esa una de las palabras que definían nuestros encuentros.
Desnudos nuestros cuerpos friccionaron encendiendo toadas las fraguas del norte, ni todo el fuego valquirio hubiera podido igualarse a nuestros gruñidos.
Sus dedos se deslizaban ansiosos por cada tramo de mis músculos, definiendolos con hambruna, mientras mis manso se saciaba en sus pechos, apretándolos con desesperación ,llevándolos a mi boca para apagar con su manantial el incendio que sentía en mi interior.

Mi acero se torno rojo, dentro y fuera, sus paredes temblaban ante mi palpitante miembro, la embestí con ganas, gruñendo, mordiendo su boca para acallar el encuentro que terminó en risas, bueno y en placer desbordado.
La cama se rompió nosotros caímos sobre el lecho enredados y aun así seguí dentro marcando le demencial ritmo de la victoria mientras me esparcía en su interior entre roncos gruñidos guturales mordiendo su cuello, marcándola como mía, pues eso era, mi mujer, una con sartenes y que daba ostias como panes, pero mía.

Cerré los ojos dejándome vencer entre sus brazos, ella se reía al ver mi aspecto tranquilo, como si después de tanto tiempo hubiera conseguido aplacar a la bestia.
-Hoy no vas a mandarme al sofá de Höor? -pregunté lazando mis ojos hasta los suyos -como te he dado duro -dije moviendo mis caderas aun dentro de ella -vamos, esto ni tu anterior novio el nosferatu.

Me reí cuando me dió un manotazo en la espalda y de nuevo los dos reímos, enredándonos en besos que no terminaban, tenia que admitir que a su lado había encontrado la felicidad y aunque teníamos nuestros roces, ella respetaba lo que era, un guerrero y jamas habai tratado de cambiar un ápice de mi ser, algo que era de agradecer.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 128
Puntos : 141
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Vie Sep 01, 2017 11:16 am

¿Mandarte al sofá de Höor? estás de broma? te voy a tener esclavizado en este cama hasta dentro de una semana!!.Acabarás pidiéndome que te deje ir a dormir allí.— estalló en carcajadas, ya mucho más relajada, feliz de comprobar que seguían bien a pesar de todo. Su vida era una tempestad constante. Su relación empezó de forma abrupta, se desarrolló de una forma completamente loca y ya no esperaba que las cosas fueran a cambiar en ese sentido, siempre les tocaría navegar en aguas bravas. Pero habían conseguido entenderse, quererse y respetar los ritmos y los defectos del otro, algo que se debía valorar positivamente.—Brökk vendrá con la primavera, los niños nacidos en primavera tienen un carácter fuerte y alegre. Tengo ganas de verle la cara...estoy segura de que se va a parecer tanto a ti.

La casa de los Tollak poco a poco se fue convirtiendo en un hogar, Hilda y Arne se encargaban de todo, desde limpiar y cocinar a fabricar los muebles que necesarios para aquella familia. Giuliana necesitaba un lugar donde practicar su magia y estanterías para alojar las toneladas de libros que tenía. Era una casa de piedra, en la plaza principal de la villa que había en la fortaleza. Estaban levantando otro piso más, tenían planeado que aquella casa fuera la de su propia familia y la de los Cannif, pues Ulf y Höor eran como hermanos y sus hijos crecerían juntos. Tenía un comedor garnde, una cocina bien surtida con su bodega y jamás faltaría un plato sobre la mesa para aquellos que convivían con ellos. Ulf pertenecía a la clase alta de su patria y Lana era la única heredera del imperio de ataúdes de los Mordrake, su padre no escatimaba en gastos para que su única hija tuviera una buena cuenta corriente y no corriera penurias.

El verano acabó y dio paso al otoño, que en esas tierras ya venía con nieve. Los días apenas tenían luz y la vida se desarrollaba en el inteiror de aquella casa a la que ya llamaban "hogar". Las horas transcurrían entre los niños Cannif a los que enseñaba a controlar su magia, y el estudio sobre los dioses nórdicos. Quería empaparse de todo conocimiento que fuera necesario para ayudar a su hijo cuando fuera el momento. Pasaba tantas horas estudiando y leyendo como Ulf entrenando o en el campo de batalla. Tenía varios prósitos vitales y tendría que cumplirlos todos: le prometió a Höor que ayudaría a encauzar la magia de Sirius, se comprometió con la causa que defendía su marido y ello la llevaba a ayudar con pociones y ungüentos curativos, con conjuroas de protección y defensa y todo aquello que pudiera ayudarles en el día a día; y por último, pero no menos importante, sabía lo que habían pactado con Loki y debía estar preparada para cuando eso hiciera falta. Jamás se había sentido más plena que desarrollando sus poderes para hacer el bien.

hogar, dulce hogar:













Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 134
Puntos : 155
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.