Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




La Tempestad. (+18)

Página 8 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ir abajo

La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Lun Ene 02, 2017 12:00 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Este tema va a continuación de La Clameur du Silence.

AMBIENTACIÓN AQUÍ

"Full fathom five thy father lies;
Of his bones are coral made;
Those are pearls that were his eyes:
Nothing of him that doth fade
But doth suffer a sea-change
Into something rich and strange.
Sea-nymphs hourly ring his knell
Hark! Now I hear them – Ding-dong, bell."

— William Shakespeare, The Tempest, Act I, Sc. II


2 de enero de mil ochocientos y algo.

Sus manos se cerraban sobre el asa de la maleta de cuero con correas que sujetaba delante de sus rodillas. El muelle estaba silencioso y cubierto de niebla, su silueta se recortaba apenas a unos metros de la pasarela que unía el Northwind a tierra, tal era el nombre del navío que los llevaría hasta las costas del norte. Su vestido era de un color negro riguroso como si del luto más profundo se tratase, cubierto con un grueso abrigo gris. Las botas de cordones le llegaban hasta las rodillas y las medias de lana negra completaban el atuendo; el único toque de color que destacaba bajo su palidez era el rubio de sus cabellos y sus ojos verdes tocados de marrón alrededor de las pupilas.

Lo había dejado todo arreglado, su familia sabía que se marchaba, si bien creían que iba a estudiar un mes a Londres. Descubrirían más adelante su verdadero destino, cuando ya no hubiera vuelta atrás.

No sabía cómo reaccionaría al verlo, no la esperaba allí, no había sabido nada más de él desde aquella noche semanas atrás. Cada vez que miraba por la ventana hacia el cementerio de Pére-Lechaise esperaba ver su pelaje blanco entre las tumbas, pero no había sucedido.

Las heridas y cortes habían sanado, los huesos se habían recompuesto y sus recuerdos dolían en algún lugar del corazón, pero estaba escrito lo que debía ser, y ella no sería quien desafiase al orden cósmico.

La semana anterior, cuando regresaba de la biblioteca, ensimismada, pensando en algo que había leido, chocó contra un hombre y se desparramaron sus libros y papeles por el suelo. Muy amablemente, el desconocido la ayudó a recogerlos y pudo ver su rostro a la perfección; mandíbula cuadrada, ojos azul hielo, pelo ralo rubio como el trigo y barba poblada. El extraño siguió su camino y Lana se quedó plantada en la calle teniendo una visión. En su mente se sucedió una serie de escenas bastante claras.

El extraño rubio se acercaba a una mujer hermosa a la que llamaba Thyra, y le entregaba malas noticias. El rey acababa de usurpar sus tierras y había mandado a un pequeño contingente de hombres para someter a los aldeanos y trabajadores de dicha propiedad. El rey pensaba que en ausencia de la señora del lugar, podía apropiarse de lo que le diera la gana.

La siguiente escena tras un breve fundido a negro, era Thyra ordenando a Ulf que se fuera al norte y que lo arreglase, dandole un montón de legajos y haciendo que le acompañara un burócrata que defendiese sus derechos por la via legal, pero si el rey no atendía a razones, tenía instrucciones de emplear la fuerza.

Tras otro fundido a negro se le reveló el nombre del barco, el Northwind, y la fecha escrita en unos pasajes.

Por último, la bruja vio el norte, vio la contienda, la sangre y el fuego. Vio al rey reir satisfecho después que una oráculo predijese la muerte de los rebeldes. Todos ellos caerían.

Sus rodillas fallaron y se desplomó sobre el suelo de la acera de la biblioteca. No podía dejarlo a su suerte, tenía que preguntarle al Barón Samedi si era la hora de Ulf, porque si no lo era, tendría que intervenir. Se apresuró a llegar a casa para beber Sazerac, entrar en una especie de trance y conjurar al más poderoso de los Loas, pero éste parecía no responder, la bruja todavía no estaba preparada para llamar a la puerta de una deidad así. Pero Legba sí acudió, siempre tan misterioso con sus acertijos.

Giuliana, las respuestas que buscas no las vas a encontrar.
¿por qué?.— La bruja inquirió al más sabio de sus dioses.
Porque erraste en las preguntas.
¿Y cómo sabré qué preguntas son las adecuadas?
Porque obtendrás respuestas.
Eso no me ayuda.— Legba rió con aquella boca cosida tan desagradable.
No estoy aquí para cumplir tus deseos, niña.
Dime al menos si el Barón reclamará su alma, si no estoy cometiendo el peor de los errores negándole ese deseo al señor de la Muerte.
Si el Barón desea su alma... no habrá nada que puedas hacer para impedirlo.— Legba se encendió un puro apresándolo entre los resquicios que dejaban sus labios cosidos.

Eso ya era una respuesta, más o menos. Agradeció a Legba su enrevesada ayuda y lo preparó todo para subir a ese barco. Compró el pasaje, llenó la maleta con lo que podía necesitar para ayudar con los hechizos que sabía y llegado el día, cuando aún no despuntaba el alba, se perdió entre las nieblas parisinas para llegar al puerto y esperar a que apareciesen los norteños.


Última edición por Giuliana Mordrake el Dom Ene 15, 2017 12:12 pm, editado 1 vez





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Lun Sep 04, 2017 3:47 am

Admito que el invierno fue pasando y en esos tiempos la felicidad volvió a nuestras vidas, apenas discutíamos mas allá de las simples tonterías del día a día que como antes solucionábamos con un revolcon y muchas risas.
Ella daba clases a los pequeños Cannif, Sirius y Valeska. A su lado aprendían, se divertían y podía ver en sus ojos la admiración que yo mismo sentía por ella.

Mi mujer no solo se había hecho al norte, si no que lo convirtió en su hogar, lo adoctrino como su bandera y lo convirtió en parte de ella.
Mi causa se convirtió en la ajena y juntos empezamos a ser indestructibles ante los ojos de cualquiera.
Ella era el fuego de mi fragua, el aire que impulsaba mi drakkar hacia la batalla, el acero de mi espada.
Admito que cuando la conocí penes que no aguantaría mucho tiempo a mi lado, después cuando la vi besarse con un nosferatu vi que mis posibilidades habían aumentado, ahora en serio, pensé que no duraría ni dos días en tierras norteñas, aquí el invierno era frio y las noches demasiado largas.
Me equivoqué, esa mujer merecía mi respeto, no solo el mio, el del norte entero.

Su madre me pidió que la alejara de la oscuridad de la magia, nunca vi magia mas blanca de la que ahora en el norte estaba creando.

Pócimas que ayudaban a los heridos, barreras, todo tipo de ungüentos que duplicaban fuerza o destreza, hizo todo cuanto estuvo en sus manso por nosotros y pronto se convirtió en una mas en Akhershus.

Me perdía en el lecho, besaba su vientre abultado, Bröok era fuerte, daba patadas y algo me decía que era un varón, ella deslizaba sus dedos por mi pelo enredando sus dedos en mis rizos, pasábamos las noches así, hablando de aquello que sucedería cuando Loqui pidiera lo que le habíamos prometido.
Sabíamos que este camino no seria sencillo, de echo mas bien lo contrario, pero ahora, viéndola junto a mi, no podría haber encontrado mejor compañera de viaje.

Aquella casa de piedra se convirtió en nuestro hogar, un hogar lleno de esperanza. Ella pasaba sus días leyendo, aprendiendo nuevos hechizos, yo dirigiendo el ejercito y después nos encontrábamos hambrientos del otro hasta que prendimiento el fuego.
-Höor, un pequeño ejercito y yo partiremos en breve hacia los bosques que con su espesor cubren el templo, creemos que si allí es donde se abrió el portal por donde la piedra cruzo al ser sustraída podemos encontrar algún resquicio de magia que nos de una idea de donde puede Randulf haberla enviado, pues los espías dicen que no esta en su fortaleza.

Si ella estuviera para cabalgar nos seria de gran utilidad pues de seguro podría seguir el rastro de ese portal.
-¿puedes sacar algo que nos pueda ayudar pequeña bruja? -susurré mordiendo su labios inferior mientras montaba sobre el cuerpo de mi mujer de nuevo -aunque mejor ahora abre las piernas y déjame entrar mujer -bromeé dándole un azote en el trasero mientras ambos reíamos a carcajadas.


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Lun Sep 04, 2017 9:00 am

Con la llegada inminente de Brökk, los poderes de Giuliana aumentaban, al contrario de lo que ella pensaba que sucedería. Le escribió a su tía Gwenda con quien mantenía correspondencia habitual, preguntándole sobre ese hecho y su tía le contestó que en las brujas comoe llas era normal, su poder aumentaba como mecanismo de protección para ella y su hijo, ya que su cuerpo ahora estaría en desventaja, más lenta, más pesada y con dolores absurdos que cambiaban cada día. Junto con el aumento de la potencia de su magia, empezó a experimentar otras cosas como escuchar voces y susurros de vez en cuando.

Esa mañana estaba paseando por la plaza cuando escuchó llorar a unos niños. Se acercó a ver qué pasaba y resultó que se les había muerto el caballo en la noche, un cólico acabó con él, y así su padre no podía ganarse la vida. Sabían quien era la bruja, no desconfiaban de ella porque en Akhershus muchos se había hablado, pero los hechos habían despejado los rumores. Giuliana se acercó al animal, inmóvil, rígido, con la lengua azulada y los ojos con ese velo opaco grisáceo y colocó sus manos sobre el cuello del caballo. Iba a decirles que lo sentía mucho, que estaba muerto y ella no podía hacer nada (porque pactar con Legba por un caballo sería una ofensa) cuando de pronto el animal pateó y se movió. Se apartó apresuradamente, eso no era normal, estaba muerto y bien muerto y ella no había accedido al plano espiritual para pedirle al dios que levantara al muerto como hizo en la isla de las amazonas. Pero el caso es que el caballo se levantó tras unos minutos, y la familia agradecida le regalaron unas manzanas.

La bruja estaba completamente alucinada, no sabía lo que había hecho, pero desde luego no era algo que hubiera aprendido antes. Durante los días siguientes probó con pollos y conejos que Hilde iba a echar al puchero y cuál fue su sorpresa cuando podía levantarlos. ¡Era una nigromante! por eso escuchaba voces, de ahí su magia oscura. Devoró los libros que tenía sobre nigromancia y comenzó a practicar la comunicación con los espíritus, algo que la sobrecogía y asustaba. Quizás se topara con el espíritu de algun conocido, y eso era extraño. La cuestión es que consiguió hacerles preguntas y obtener respuestas. Quizás eso pudiera servir para muchas cosas. Ahora tenía que practicar para controlar esa nueva faceta de su magia y no sería fácil.

Ulf le preguntó si tenía algún as en la manga para sacarlos de aquel atolladero. No estaba muy segura de si Ulf aceptaría su nueva vertiente mágica, pero tenía que contárselo.

Ulf... mis poderes han aumentado con el embarazo, al aprecer es una reacción de protección, según dice mi tía.— Se acomodó contra él guiando sus manos a su vientre, pues el pequeño guerrero ya estaba dando patadas y puñetazos, quería que su padre lo sintiera de la misma forma.— ahora puedo resucitar muertos sin pactar con Legba... y hablar con ellos. Tengo magia nigromante y la ha despertado Brökk. Puedo preguntarles a los muertos, que averigüen dónde está la piedra, o una pista... no hay mejores espías que ellos, nadie los ve y pueden ir donde quieran. Es más... si algún día te vas con una vikinga lo sabré y mandaré a todos los muertos a por ti, no volverás a dormir en tu vida. Es una muerte dolorosa..— sonrió divertida, él siempre la había hecho reír y algo se le pegaba.


Última edición por Giuliana Mordrake el Mar Sep 05, 2017 2:21 am, editado 1 vez





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Mar Sep 05, 2017 2:03 am

Enarqué una ceja ante su respuesta, mi hijo golpeaba con fuerza su vientre, sentía sus patadas en la palma de mis manos y eso por un momento e hizo suavizar el gesto orgullosos de lo que mi mujer gestaba dentro.
-Será un gran guerrero -apunté henchido de orgullo -pero... -dije recuperando ese ceño fruncido clavando mis ojos en la bruja -¿como que nigromancia? Ese poder es oscuro, peligroso, sabes que no quiero que juegues con ese tipo de cosas, es peligroso y ahora no estas sola, llevas en el vientre a nuestro hijo Giuliana, la oscuridad siempre tiene un precio, tu misma me lo has enseñado.
Llevas un tiempo tranquila, haciendo conjuros que nso han ayudado...

Iba a replicar cuando negué elevando el tono con un rotundo ¡no! Que de seguro se escucho hasta en el palacio de Höor.
-No voy a consentir que pagues un precio, tu vida esta unida a la mía, eres mi mujer y no digo que quiera que dejes de practicar la magia, sabes de sobra que no es eso a lo que me niego, ni siquiera a que una vez nuestro vástago este en este mundo y sea capaz de valerse sin tu leche, me acompañes a alguna batalla, peor no, no jugaras con la muerte y esa es mi maldita ultima palabra.

Alcé el dedo en su dirección de forma amenazadora
-No es una advertencia, es una negación rotunda ¿queda claro? -fruncí mas el ceño esperando una respuesta, la conocía en demasía, sabia que en mas de una ocasión había hecho lo que ella creía bueno para mi, para todos, olvidándose de si misma, como cuando se largo sola al norte y acabó muerta.
-¡Giuliana que me respondas! -gruñí furioso

Su madre me habia pedido que la alejara de la oscuridad y por Odin que eso estaba haciendo, desde que nos casamos y se quedó en cinta estaba mas calmada, enseñaba a los hijos de Höor magia y nos ayudaba con barreras protectoras, sanaciones, todo magia blanca, no estaba dispuesto a volver a asumir ciertas cosas, no ahora.

Mis ojos amarillearon ante los suyos.
-Te aseguro que irme con otra vikinga sera lo mejor que te puede pasar si me desobedeces en esto -gruñí de nuevo.
Estaba siendo duro, era cierto, peor es que ella era terca, obstinada y desobediente, no quería controlar su vida, pero si que entendiera que tenia miedo a que le pasara algo, la quería y quizás no era este el mejor modo de mostrarlo, peor era el que yo tenia, no dejaba de ser un bárbaro.
De un manotazo tiré la lampara de aceite de la mesilla de noche.
-Dilo, jura ante tus dioses y los míos que no usaras magia negra mientras nuestro hijo este en tu vientre.


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Miér Sep 06, 2017 7:49 am

Ulf se puso como un basilisco furioso, no lo había visto así nunca y al principio pensó que era un cabreo de los suyos, pero conforme iba efervesciendo se llegó a asustar. Le gritó un NO rotundo, jamás le había levantado la voz tanto. Giuliana no podía dar crédito a sus palabras, no porque no las entendiera o hubiera algo de razón en ellas sino por la forma en la que se lo dijo. Ella jamás lo había tratado de esa forma, ni siquiera cuando las hormonas la volvían irascible, pero aquel embarazo estaba cambiando muchas cosas, y una de ellas es que la bruja se sentñia completamente segura de sí misma, tenía que proteger a su cachorro de todo mal, incluido un arrebato de su padre.

¿qué te responda? ¿te estás oyendo? nunca me habías gritado así!!! ¿sabes lo que te digo? que sé hablar varios idiomas pero el de los rebuznos aún no lo controlo!!!.— ella también elevó el tono de voz y se puso en pie empezando a vestirse con movimientos bruscos, apretando los labios y frunciendo el ceño. Ella también se estaba cabreando. ¿Quién se creía Ulf para hablarle de ese modo? ni su padre le había gritado nunca así.

"Te aseguro que irme con otra vikinga sera lo mejor que te puede pasar si me desobedeces en esto". Hasta ahí podíamos llegar. ¿Desobedecer? Oh...oh... el lobo estaba empleando palabras muy inadecuadas. La bruja estalló girándose y encarándolo.

¿Obdecerte? quien te crees que soy, uno de tus soldados??!!! He dejado atrás a la única familia que me queda, he venido hasta este lugar donde se me ponen los nudillos morados del frío, he aprendido tu lengua y tus costumbres, he abrazado vuestra causa... todo por ti. ¿Y te atreves a tratarme como si fuera menos que el último de tus hombres?.— le escupió las palabras con rabia.— Retíralo!!! Retíralo o te juro que ahora mismo empiezo a invocar muertos para que compruebes cómo de oscuro es el poder que corre por mis venas.


Posiblemente Ulf tuviera razón en que era mejor no usar la magia negra mientras Brökk estuviera en sus entrañas, sólo por si acaso, pero lo había planteado tan mal con esa actitud tan violenta y dictadora que la bruja se rebeló, se lo pedía el cuerpo, y haría lo que fuera para porteger a su niño. Avanzó hacia la puerta dispuesta a salir afuera a tomar el aire, pero Ulf la aferró del codo con fuerza. Elevó el mentón clavando sus ojos verdes en los amarillos del lobo.

No juraré nada hasta que te disculpes por hablarme así..— su pecho subía y bajaba agitado, presa del cabreo, del momento tan tenso que estaban teniendo.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Jue Sep 07, 2017 2:30 am

Gruñí frustrado cogiéndola del codo para enfrentar sus verdes, alzó el mentón cargándose de razón como si su maldita amenaza pudiera hacerme algún tipo de gracia.
¿Acaso no se daba cuenta de que solo trataba de cuidarla? A ella y a nuestro hijos ¿acaso había olvidado que apenas hacia unas semanas que le habían levantado el reposo?
Bufé contra sus labios ofuscado, maldije en mi idioma la terquedad de las mujeres y volví a gruñir amenazante cuando me dijo que me disculpara.
-No -rugí de nuevo -no hasta que me jures que no vas a hacer magia negra.

Iba a salir de la casa paro no se lo permití y de un tirón la volví a meter hacia el interior.
-Vas a obedecer a tu marido aunque tenga que atarte y amordazarte a la cama, eso que llevas dentro es mi hijo y tu eres mi mujer, no me hagas recordarte lo que sucede cada vez que decides ir por libre con tu magia negra, la ultima vez viajamos al tártaro ¿recuerdas?

Bufé de nuevo exasperado dando vueltas por el salón bajo su atenta mirada, encima me había echado en cara estar en el norte solo pro mi ¿que cojones les pasaba a las mujeres extranjeras?
-Creía que aquí eras feliz -le recrimine con el ceño fruncido y esta vez con cierto tono de dolor en mi voz, un reproche que no me esforcé un ápice en ocultar -creía que mi hogar era el tuyo no por obligación si no porque aquí lo habías encontrado, tu lugar -dije sin mas -¿me equivoque?

Mis amarillos se mantuvieron fijos en sus verdes esperando una respuesta que no llegaba, ella estaba cabreada, tenia un carácter del demonio pero yo era un vikingo y el mio no se quedaba atrás en esta gesta de dos titanes descontrolados.
-No es necesario que me mandes al sofá, ya me se el camino -gruñí mascullando nuevas maldiciones entre dientes.

Pero antes de largarme me paré en la puerta y alcé el indice dejandole bien claro lo que pensaba.
-Si se te ocurre por un minuto desafiarme, si invocas muertos, hablas con espíritus o haces cualquier tipo de magia negra atente a las malditas consecuencias.
Un portazo fue mi despedida mientras caminaba acomodando mis pieles sobre los hombros y con los dientes prietos hacia las caballerizas para ir al palacio.
Esa mujer era insoportable, terca, cabezota y desobediente ¿que demonios le costaba admitir que yo tenia razón y que jugar con la magia negra siempre tiene unas consecuencias desastrosas para los dos.


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Jue Sep 07, 2017 7:13 am

Giuliana no daba crédito a lo que estaba escuchando ¿quién era ese hombre? ¿dónde estaba su Ulf? ¿se había vuelto loco? Él se marchó ofuscado hacia el castillo y ella enfiló rumbo a la cantera de piedra, allí podía desatar sus barreras de energía sin miedo a hacerle daño a nadie, y además así las rocas que se desprendiesen servirían para construir con ellas. Estaba furibunda, necesitaba romper algo, gritar, liberar la rabia que se agitaba dentro de su ser. Extendió los brazos y desató una onda de energía tan potente que derrumbó parte de la pared de caliza. Después liberó otra, y otra más, creando derrumbes e impactos que se escuchaban como truenos. Vació su magia una y otra vez hasta que tuvo que sentarse respirando agotada. Había gritado, llorado y destruido cosas, ahora ya estaba más tranquila. Iría en busca de Ulf antes de que se emborrachara, porque desde luego no estaba dispuesta a razonar con un beodo.

Entró en el gran salón de los Cannif, hallando allí a Ulf con Höor, vaso en mano. Seguia dolida, pero no quería irse a dormir sin arreglar las cosas.

Buenas noches Höor, ¿puedo llevarme a mi marido un rato?.— si estaban tratando asuntos de guerra, podria esperar, pero lo dudaba, se pasaban el día juntos, seguramente Höor supiera más de él que ella misma. Höor asintió y Ulf se levantó. Salió afuera al balcón y apoyó las manos sobre la baranda de piedra mirando al cielo nocturno.— No quiero discutir nunca más como hoy. No me molestó tu opinión sobre lo de hacer magia negra sino cómo me trataste. Ulf, no puedes hablarme como a tus soldados, porque no soy uno de ellos, no responderé bien ante las amenazas, yo también puedo amenazarte y sabes que podría cumplirlas. Esto no es bueno, así no podemos funcionar. Deja a Randulf el miedo y las amenezas, tú no eres así.— Se giró para enfrentar sus ojos.— No hubiera venido aquí si no fuera por ti, me da igual vivir en París o en Nueva Orleans, el sitio es lo de menos. Si mañana tuvieras que vivir en el desierto, me iría contigo, porque donde tú estés es donde quiero estar yo, y si tú no estás, me da igual el Norte, el Sur o cualquier cosa. Mi lugar no está ligado a la tierra está ligado a ti y sólo así soy feliz. Supongo que lo que quise decir es que no puedes exigirme las cosas de ese modo, no te ha hecho falta exigirmelas para que lo deje todo por ti, lo hice porque te quiero más que a mi propia vida y no me arrepiento de haberlo hecho... pues no empieces a exigir de esa forma ahora, que me ha dolido mucho.

Brökk se removió en su vientre, colocó la mano sobre la zona y acarició la piel bajo la tela. No había nada que no hiciera por seguirlo a donde los dioses lo llevaran ¿Acaso no podía ver eso? Estaba muy decepcionada por cómo la había tratado, tenía miedo de que Ulf se volviese un hombre así, dictador, autoritario, violento...porque él no era de esa forma, no era ese hombre del que se enamoró.

te prometo que no usaré la magia negra si tú me prometes que no volverás a tratarme de esa forma.

Esperaba que Ulf atendiese a razones, porque si no, las cosas se pondrían muy feas. Brökk se volvió a alterar en su interior. ¿Qué le pasaba hoy? debía ser por los nervios que había sufrido. ¡Oh, no! Ulf se estaba volviendo azul a sus ojos, la inconfundible luz azulada de una visión la estaba atrapando. Se puso rígida, con los ojos en blanco y su cuerpo cedió a la voluntad de los dioses.

Hola Giuliana.— Una mujer de piel canela y cabello níveo lleno de flores la esperaba sentada sobre un trono.
¿Erzulie?
Así es.— Erzulie era el equivalente a la Virgen de los cristianos, la madre de todos, la encarnación de lo bueno, lo puro y lo luminoso.— No te asustes, no vengo a requisarte a tu pequeño hijo, me hace feliz que vayas a tenerlo.
ehm... gracias. ¿Entonces? ¿para qué estoy aquí?
Hay algo que quiero que veas, los demás Loa no estaban de acuerdo en decírtelo, pero yo no tengo por qué plegarme a sus deseos.
De acuerdo.

Lavisión se desarrolló nítida frente a sus ojos, los esbirros de Randulf saltando el portal y apareciendo en Craig Mor Dhun, un círculo de piedras sobre una colina verde cerca de Callanish en las islas hébridas de Escocia, salpicadas en el mar del Norte. Los druidas habían conectado esos dos portales que los unían a la magia celta con la que se unieron los elementos que conformaron esas reliquias.

Callanish stones:






CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Mar Sep 12, 2017 2:22 am

Me alcé cuando Giuliana reclamó mi presencia dejando a Höor bebiendo solo en la mesa.
Mi ceño seguía fruncido, es mas, miré de reojo si llevaba la sarten en la mano antes de salir tras ella al balcón, capaz era de lanzarme desde arriba a sartenazos.

Su semblante era serio, apoyó los codos en la baranda mientras yo hice lo propio con la espalda y con los brazos cruzados frente a mi torso la miré de reojo esperando que soltara lo que aun le quedara por decirme.
No tardó en comenzar a hablar, esta vez con un tono mas conciliador a decir verdad, tampoco yo quería discutir, pero es que usar magia negra siempre la llevaba a la muerte y la idea de que me lo hubiera planteado como si no viera el inconveniente me había enervado.

Se giró para enfrentar mis grises, mi actitud también se había ido relajando y ahora tiré de su cintura para quedar pegados.
-Lo siento -aseguré como primera respuesta a aquel desafortunado incidente.
Hundí mi cabeza en su cuello besando despacio su piel antes de proseguir.
-No siento lo que te he dicho, en esencia así es como pienso, siento los modos, pero me conoces bruja y no es la primera, ni será la última vez que los utilizo.
No era mi intención tratarte como si fueras un soldado de mi ejercito, mis soldados no me ponen como tu ni de lejos -bromeé – bueno, alguna escudera …

Me miró frunciendo el ceño y yo ensanché la sonrisa antes de besarla.
-Tengo miedo de perderte, llevé mi mano a su vientre que se movía contra mi palma -de perderlo y conozco lo imprudente que eres. Se que lo haces en tu afán de ayudarme a mi, a Höor y al norte, pero yo quiero que ahora seas egoísta y te cuides, lo cuides. ¿No lo entiendes? no puedo perderte, perderos, ya he experimentado esa sensación, no es desconocida y … por muy general que sea tengo miedo de que la magia negra te lleve.

No podía ser mas sincero, me puse así porque no quería que nada malo le pasara y ella misma me había dicho que toda magia conlleva un precio.
-Yo buscaré le modo de calmar mi carácter, de hablar con “mas sosiego” a cambio no hagas magia negra, por favor. No quiero que pierdas tu esencia, eso seria estúpido por mi parte, se que me he casado con una bruja, una que en vez de escoba gasta sartenes, pero ten cuidado.

Era cierto, pedirle que dejara de hacer magia era tan imposible como si ella me pidiera que dejara el campo de batalla, ninguno de los dos podía, eramos lo que eramos y esa esencia corría por nuestras venas, solo le pedía calma ahora que Bröok estaba dentro de ella y cuando naciera ya se vería...
-Se que has convertido el norte en tu hogar por mi ¿crees que viendo a Höor es algo que no valoro? ¿me crees tan necio? Este lugar no esta hecho para cualquiera, admiro como te has adaptado. Los norteños somos muy cerrados y sin embargo no hay uno solo en Akershus que no te valore, te has ganado un sitio entre los míos y se que eso también lo has hecho por mi.

Mis labios besaron los suyos con ganas, supongo que todo estaba dicho y no necesitaría el sofá a fin de cuentas, iba a tirar de ella para partir hacia nuestra morada cuando la sentí ponerse rígida, conocía esos achaques, pero nunca le habían dado embarazada, mi preocupación aumentó cuando sentí a Bröok moverse como lo hacia.
-¡Höor! -grité aferrando el cuerpo de mi mujer y alzándolo entre mis brazos para meterla al interior.

Höor me guió hacia una de las cámaras de palacio, allí deposité su cuerpo y pronto fue llamado el doctor.
Al borde de la cama sujetaba su mano suplicando a los dioses que me la devolvieran.
Cuando abrió los ojos creo que respiré, me habia olvidado de hacerlo todo ese tiempo.
-Giuliana -la llamé apartando el pelo de su perlada frente -¿estas bien? ¿nuestro hijo? -no había apartado la mano de su vientre pero había dejado de moverse hacia un rato.

La doncella llegó con el doctor que Höor había hecho llamar, la examino, todo estaba bien, nuestro hijo estaba vivo, no veía motivos para volver a mandarle reposo, así que simplemente le pidió que fuera con calma y que si sangraba de nuevo que guardara reposo, poco mas se podía hacer con estas cosas.
Ella aseguró sentirse bien y así termino este periplo por las tierras de sus dioses.
-Voy a darle a Legva con la botella de ron la próxima vez que lo vea -apunté maldiciendo en mi idioma mientras ella se reía -¿que ha pasado bruja?


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Miér Sep 13, 2017 2:15 am

Abrió los ojos algp confundida, no había tenido visiones desde que quedó encinta y que fuera precisamente ahora la preocupó un poco.

no he hecho nada... no he sido yo. Te acababa de prometer no hacer magia negra, pero las visiones de los dioses vienen cuando quieren. Esta vez no era Legba, era Erzulie... lo cual es extraño, es la diosa de la fertilidad. Pensaba que iba a decirme algo de Brökk, a avisarme de algún contratiempo con él pero... no. Me reveló donde está la piedra. Sé dónde hallarla. Craig Mor Dhun cerca de Callanish, en las islas Hébridas de Escocia. Los druidas procedían de una antigua orden celta y conectaron esos dos portales, los hombres de Randulf al cruzarlo han ido allí. Posiblemente esa piedra descienda del círculo de Callanish, un monumento prehistórico y mágico.

Miró con cierta ilusión a Ulf, ella era de ascendencia irlandesa, de brujas wiccanas, y regresar a territorio celta le apetecía mucho, pues pensaba que allí podría retablecer su energía, purificarla, porque entre esos bosques centenarios, los magníficos acantilados y las piedras rituales, podría recuperar el equilibrio perdido y terminar aquel complicado embarazo como debía ser.

Regresaron a su casa en cuanto se pudo poner en pie y hablaron del tema.

es un lugar lleno de magia blanca, la puedes sentir en cualquier sitio. Te conecta a la tierra, al mar y al aire, los elementos más puros de la magia. Aquí estoy conectada al acero, al fuego y la piedra. Me vendrá bien una purificación de mi energía, llevamos tiempo usando mi magia para ser útil en batalla pero es magia destructiva. Regresar al lugar que me vio nacer será bueno para los dos.

Colocó las manos sobre el vientre, ahora su prioridad era Brökk y su propia salud, que seguramente pudiera mejorar en ese viaje, renovando sus fuerzas.

necesitaremos hechizos de protección, que la magia wiccana sea blanca no significa que no haya otros peligros.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Dom Sep 17, 2017 2:04 pm

La historia de Ulf y Giuliana continúa en ESTA AVENTURA.

Lo que sucede luego, se postaerá a continuación.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Vie Oct 13, 2017 3:00 am

Tras regresar de Escocia Ulf necesitó algunas semanas para estar repuesto, si no murió fue de puro milagro, y porque su naturaleza cambiante lo dotaba de una fuerza y una capacidad de regeneración acelerada que evitó el desastre, además de que con la magia de su mujer pudo mantenerse con un hálito de vida.

Esas semanas fueron bastante "aburridas" para el lobo, que no podía ir a entrenar ni a luchar y se pasaba el día gruñendo y rezongando por estar en casa, pero para Giuliana eran tranquilidad, tenerlo con ella maldiciendo y gruñendo era indicativo de que estaba vivo y sano. Llegó abril, el mes cálido e inicio de la primavera y una tarde después de comer, la bruja se sentía dolorida y los riñones no le daban tregua. Le pidió a Ulf que fueran a un manantial de aguas termales que solían estar calientes y la relajaban bastante; fueron a caballo, no estaba muy lejos. Se relajó desde el momento en que su cuerpo sintió el agua cálida en la piel y el abrazo del lobo a su espalda. Ese vientre estaba a punto de explotar, era cuestión de días o... Mierda.

Las manos de Ulf estaban sobre su tripa mientras recorría su cuello a besos, pero la bruja se tensó y emitió un quejido, le había dado un calambre terrible.

creo que ...ya viene.

No les daba tiempo a vestirse y subirse al caballo, tendrían que traerlo a este mundo allí mismo. Otra contracción le sobrevino al poco tiempo y se agarró de la mano de Ulf con fuerza... porque eso era la mano ¿no? daba igual, estaban desnudos edentro del agua, esperaba que el calor la ayudase a relajarse y traer a Brökk al mundo.

Tendrás que ayudarme, no puedo hacer esto yo sola...— El dolor la tenía atenazada, las lágrimas corrian por sus mejillas silenciosamente, ya sabía que dolería, pero estaba concienciada, llevaba nueve meses concienciándose. Empujó una vez, apretando los dientes agarrándose de la mano de Ulf y gruñendo. Dolía más de lo que esperaba, pero el agua al menos le otorgaba comodidad, y sentir al lobo a su espalda con ella la llenaba de coraje para seguir adelante con aquello. Puso las manos de su marido sobre la parte alta de su tripa.

Voy a empujar, aprieta hacia abajo, a ver si así sale...es tan tozudo como tu, no quiere salir de mi interior...— rió entre lágrimas, estaba nerviosa, pero parecía que todo iba bien. Empujó de nuevo al llegar la contracción, y así durante las siguientes tres o cuatro hasta que el agua del manantial se tiñó de rojo, podía notar como la cabeza asomaba.— Cógelo Ulf, ayúdame a sacarlo, ya está casi fuera...

Con un último empujón y las manos del lobo ayudándolo a salir, emergió la carita de Brökk a la superficie. Le hicieron un nudo al cordón antes de cortarlo y soplaron en sus fosas nasales para retirar los líquidos. Al momento lloró con la furia de un guerrero y los dos sonrieron con alivio. Se lo colocó en el pecho, al amparo del agua caliente mientras Ulf iba en busca de su camisa para arroparlo. Estaba hecho, pero tenían que regresar a Akershus, las comadronas tendrían que ver a Giuliana y sacar cualquier resto de placenta que pudiera quedar, vigilar la hemorragia y darle descanso. Antes de salir del manantial besó los labios del rubio mirando al pequeño.

Es idéntico a ti, frunce el ceño como tú...lo hemos hecho muy bien.— No esperaba dar a luz así, pero se alegraba de que hubiese sucedido y que fuera su propio padre quien lo ayudara a venir a este mundo. Por lo general, mandaban a los hombres fuera y dejaban que eso lo hicieran las mujeres. Ahora Ulf ya sabía lo que era traer una vida nueva al mundo.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Dom Oct 15, 2017 7:13 am

Tedio, fastidiosa esa sensación de inutilidad que me atenazaba mientras me recuperaba de las heridas que había sufrido en Escocia.
Maldecía durante todo el día, gruñía malhumorado porque las horas pasaban muertas pese a los intentos de mi esposa de distraerme de ese aburrimiento que me embriagaba por completo.

Había insistido hasta la saciedad de volver a los entrenamientos de los jóvenes que se habían unido a las filas, peor Höor y Giuliana parecían haberse aliado en mi contra y ni uno ni el otro parecían dispuestos hasta que los puntos dejaran de estar tiernos.
Aquel día mi esposa quería ir a una piscina natural de aguas cálidas que no estaba demasiado lejos de Akershus.
Giuliana ya estaba muy incomoda, en cualquier momento Brökk llegaría a este mundo, así que lo esperábamos con cierta impaciencia, supongo que ella por quitarse un peso de encima y yo porque en los últimos meses montarla no era lo mismo.

A lomos del espectro atravesamos Akershus cruzando el rastrillo de la ciudad, tras una hora a un ritmo tranquilo siguiendo el sendero del bosque, cruzando una zona de vegetación abundante, tras unas zarzas llenas de moras encontramos la piscina de la que le hablaba.
Su sonrisa se ensancho y agradeció sin duda una vez desnudos nos metimos en ella estar allí.
Calmaba sus dolores, la ayudaba a relajarse y creo que también a mi.
Nos besamos despacio, acariciándonos, hablando de todo y de nada al mismo tiempo cuando sus palabras y su cuerpo tenso me sobresaltaron.
-¿que va a donde? -le pregunté enarcando una ceja al decir que venia -¿aquí? -pregunté empezando a asumir lo que me decía.

Joder ¿ahora? Giuliana temblaba o quizás era yo, pero parece que el guerrero había decidido salir y la bruja empezaba a empujar aferrada a mis brazos mientras su espalda se tensaba contra mi pecho.
-Lo estas haciendo bien bruja -susurré besando su cuello.
Creo que me hubiera matado de poder por como me apretaba la mano que llevó a la zona alta de su vientre pidiéndome que empujara hacia abajo para que el terco de nuestro hijo bajara.

Hice exactamente lo que me pedía, estábamos solos y la experiencia lejos de ser aterradora estaba resultandome muy emotiva, los dos nos esforzamos ,ella lloraba haciendo fuerza, yo no dejaba de besarla, apoyarla hasta que vi asomar la cabeza de nuestro bebe y asiéndola entre mis manos tiré con el ultimo empujón de Giuliana.
-Ostia si parece un nosferatu, aquí ha habido tongo -me reí cuando me miró con el rostro perlado en sudor y ganas de matarme mientras yo me reía.
Lo coloqué rápido sobre sus pechos mientras anudaba el cordón y ella quitaba el liquido de su nariz para que respirara, un azote bastó para que nuestro hijo llorara con fuerza.

Me levanté asegurándome de que mi esposa estaba bien y fui a por la daga con la que corté el cordón umbilical y una camisa con la que envolvimos a nuestro hijo.
Lo miramos durante un buen rato, enganchado a los desnudos pechos de su madre apoyada en mi espalda.
-Frunce el ceño como yo, pero ¿no lo sientes? -pregunté deslizando mis manos por la espalda de nuestro hijo -es la misma sensación que tengo cuando te toco, es magia, creo que no has traído al mundo solo a un guerrero bruja, me parece que tendremos que lidiar con esa oscuridad que sentías.

Pasamos horas allí, piel con piel, riendo, besándonos, acariciándonos, simplemente disfrutando de unos instantes que nos pertenecían, que eran nuestros.
Antes de que cayera la noche, nos vestimos, la ayudé a ponerse en pie y con cuidado la subí de lado sobre la montura con nuestro bebe en brazos.

Así, al paso llegamos a Akershus, Giuliana fue atendida de inmediato por las matronas y un medico que se encargó de asegurar su bienestar y el de mi hijo mientras Höor y yo nos fundíamos en un sincero abrazo, para mi Höor era un hermano, sus hijos eran mis sobrinos y Brökk crecería sintiéndolo su tío.


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Dom Oct 22, 2017 7:52 am

Nueve meses de tensa espera, un viaje a Asgard para conseguirlo, la furia de los dioses vikingos como garantía si no lo hacían bien...toda una experiencia vital. Pero por fin llegó y se llevó todo eso con un leve parpadeo, los bonitos ojos del pequeño llenaban a su madre de una felicidad indescriptible y a su padre de un orgullo tan grande como él.

Cada día era un descubrimiento, un gesto nuevo, una sonrisa distina, un llanto más fuerte... no pensaba que un bebé pudiera llenar sus días de ese modo. Ulf tenía razón, la magia corría bajo su suave piel y tendrían que lidiar con ello, pero las preocupaciones era mejor tenerlas cuando llegaban, sufrir por ellas antes de tiempo eran ganas de mortificarse sin necesidad. La casa estaba siempre bastante llena, Ulf era un general muy querido por todo el mundo y hasta los aldeanos querían llevarle un presente, aunque fuera un pastel de bienvenida al niño que muchos decían que sería el protegido de los dioses.

Giuliana pensó que se sentiría sola sin su madre ni su padre en un momento así, pero lo cierto es que el día que Arthur llegó la casa estaba llena de gente trajinando. Fue al encuentro de su hija, Brökk era su primer nieto y sentía un orgullo tremendo de todo lo que habían conseguido, porque lo cierto es que siempre supuso que Lana sería una de esas brujas solitarias y oscuras como Gwenda. Le llevó un cargamento entero de vino, cerveza y whisky, en el barco carguero llamado Amelia, como la madre de Lana, trajeron todo tipo de víveres básicos y escasos al estar en guerra como el azúcar, la harina o el aceite. Pensaba costear la fiesta de bienvenida del pequeño, aunque fuera en la cultura vikinga. Él no era afín a ninguna religión, la familia wiccana de su mujer emparentó con el vudú, así que hubiera sido extraño bautizarlo o hacer algo similar.

Tiene tus labios... pero frunce el ceño...
como su padre.
Exacto!! jajajaja. Tu madre estaría muy orgullosa.
hablando de eso... deberías buscar una buena mujer que te hiciera la vida más cómoda. Mamá se fue, por fin ascendió, es el momento de pasar esa página.— Su padre la miró con cierta tristeza, es cierto que había amado a Amelia toda su vida, pero Lana tenía razón, él estaba solo y centrado en los negocios.
¿La madre de Ulf está soltera?
Papá!!!.— le golpeó en el hombro y Arthur sonrió.
No sé, te veo tan contenta aquí...que lo mismo es cuatión de buscar a una vikinga.

Pasaron un par de horas hablando y riéndose, como nunca lo habían hecho. Sus vidas siempre habían estado teñidas de ese gris velo que la enfermedad de Amelia tejió sobre ellos y ahora era como una segunda oportunidad. Cuando Ulf se unió a la conversación, Arthur aprovechó para intercambiar algunas palabras con él.

Los negocios van muy bien, mejor que nunca, así que pedidme lo que necesitéis. Sé que Lana se conforma con lo que tiene, nunca fue una niña caprichosa ni apegada a los bienes materiales, sólo los libros, y por lo que tengo entendido aquí hace falta de todo. Tanto si son suministros como armas...contad con mi apoyo, sé que no me llevaré mi dinero a la tumba, así que haced que mi nieto viva en una tierra libre y segura.— le puso la mano en el hombro a Ulf, visiblemente emocionado.— La estás cuidando muy bien, sé que es feliz aquí y te lo agradezco.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Dom Oct 22, 2017 11:50 am

Desde que llego el mocoso la felicidad se había instaurado entre las cuatro paredes de mi casa, quizás no era exactamente el tipo de vida que un día imaginó la bruja pero por Odin que yo no podría imaginar una distinta.
Las visitas se sucedían, muchos eran los que querían ver al niño bendecido por los dioses y traerle un presente, en su mayoría cosas hechas a mano pues la riqueza en el norte escaseaba pero esos gestos llenaban a mi mujer de felicidad.

Ella se había hecho a mi hogar, era muy querida entre todos los norteños, respetada por los guerreros pues nos había acompañado a la guerra con la determinación de una de nuestras escuderas.
El día que la conocí juro que no tenia muy claro que esto pudiera salir bien, pero ella me demostró que lo nuestro era inquebrantable.

Su padre llegó con un buen cargamento de alcohol al que daríamos un buen uso en la celebración del nacimiento de Brökk, mi primogénito y algo de vivieres que repartimos entre los mas necesitados.
Nosotros no vivíamos en la opulencia, nadie en el norte lo hacia, pero teníamos lo necesario para que no nos faltara un buen plato en la mesa.
Yo siempre fui feliz aquí, el norte corría por mis venas.

Mi madre también había acudido hacia ya unos días, antes de que la bruja diera a luz, las dos se llevaban muy bien. Madre no era una mujer que se metiera en lo que no le pertenecía, como toda madre vikinga conocía su lugar, me trajo al mundo, me convirtió en alguien fuerte y ahora me dejaba seguir mi camino de la mano de la mujer que había elegido.
Criar a nuestro hijo era asunto de Giuliana y respetaba todas y cada una de sus decisiones, mio era el convertirlo en un guerrero que amara el norte y a nuestros dioses.

Freya jugaba con el con un caballito tallado en madera, se lo enseñaba mientras el bebe lo miraba desde la cuna arropado por las mantas.
-Le colgaremos ese caballo -le dije a mi hija depositando un beso en su pelo castaño -creo que le ha gustado a tu hermano.
Ella reía feliz.

Mi hija también había hecho buenas migas con la bruja y aunque pasaba mucho tiempo con Höor en el castillo, también lo hacia con nosotros en casa.
Deje que Giuliana y su padre hablaran en la intimidad mientras yo pasaba el rato tumbado frente a la lumbre con Freya y mi hijo en brazos, fue cuando esté se acercó cuando le pasé a Brökk a Freya y me levante para escuchar sus emocionadas palabras.
-Soy yo el que he de agradecer la hija que has educado, nunca podría haber ni soñado con una mujer así. No negaré que tiene carácter, saca una sarten de debajo del colchón y me manda al sofá de Höor mas a menudo de lo que me gustaría y menos de lo que merezco.
Lo estreché en un abrazo, sabia que ese hombre quería a sus hija y los dos buscábamos lo mismo su seguridad y que fuera feliz y lo era a mi lado.

Esa noche celebraríamos como era debido el nacimiento de nuestro hijo, sin duda era motivo de celebración para todos los norteños.


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Mar Oct 31, 2017 10:06 am

Todos acudieron a visitarlos, la casa estaba llena de gente y aunque Giuliana no era muy dada a fiestas ni a reuniones sociales, se encontraba bien porque estaba rodeada de sus seres más queridos y por una vez nadie ardía en fiebre ni tenía que conjurar la magia wiccana para salvar algun herido. Estaban reunidos para festejar la llegada de Brökk y todos se alegraban con ellos.

Su padre los acompaño hasta la plaza donde la gente empezaba a festejar, danzar, beber y celebrar que los dioses estaban con ellos al bendecirlos con un niño protegido. No sabían hasta que punto los dioses estaban allí, pues Loki el traidor, el embaucador, el dios del caos, había adoptado una forma mortal y se encontraba mezclado entre ellos observando a los mortales pasándose de mano en mano al que sería su instrumento el día de mañana.

Bien, el lobo y la bruja habían cumplido de momento, un vástago fuerte y sano, un niño que como estaba predicho, tendría la magia oscura de los dioses vudú corriendo por las venas pero que crecería bendecido y consagrado a los dioses de Asgard. Loki sonrió de medio lado, él bien sabía que no sería todo tan simple, la partida de ajedrez estaba sobre la mesa y el dios retorcido de seguro que haría trampas. Ahora sólo faltaba saber contra quién jugaba esa partida ¿contra Odín? ¿contra Thor? ¿contra los humanos? los designios de Loki eran complejos de entrever.

Unos ojos negros como carbones contemplaban al dios vikingo hecho carne desde la oscuridad bajo un tabardo grueso. Los Loa no eran tontos, podrían ser pacientes, pintorescos, absurdos en muchas ocasiones...pero no eran necios y también habían acudido a celebrar el nacimiento de ese pequeño que recibiría el don de los ancestros como tenía su madre. Dos panteones, un contrato firmado y un niño en juego. Legba solía jugar a las cartas y los dados mientras fumaba y bebía, no le daba ningun miedo el dios norteño, es más sonrió para sí mismo, porque aquello era una pertida dentro otra partida. Se enrolló en el tabardo y giró los talones sobre si mismo para sentarse en un rincón oscuro a beber.

Giuliana y Ulf bailaban despacio, porque la bruja todavía sangraba desde que dio a luz y no estaba para muchas acrobacias; a Brökk se lo iban pasando como una moneda, de mano en mano admirando sus ojos, sus rizos rubios o su llanto potente de guerrero. Loki se paseó entre la multitud y cuando observó a Freya chasqueó los dedos. La niña era una oráculo y como tal podía tener visiones, pero esta vez el dios se la mandó directa a su cabeza, con la cual se desplomó en el suelo. La gente hizo un corro, llamaron a gritos al lobo y cuando volvió en si, le susurró a Ulf lo que había visto: un brujo, un hechicero muy poderoso estaba tratando de invocar rituales de fuego para arrasar las cosechas, pero no sería esa noche sino en una semana.

Giuliana suspiró pero como siempre, no iba a dejarse vencer por la adversidad.
Que invoque lo que quiera, nosotros podemos traer la lluvia.— Miró al pequeño Sirius con todo el orgullo del mundo, como si fuera su propio hijo y le apretó la mano dándole un beso en el dorso. Sabía que podía hacerlo, era cien veces más poderoso que ella, sólo tenía que controlarlo. Entre ella y Höor conseguirían que el pequeño empezara a canalizar su magia hacia cosas útiles.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Mar Oct 31, 2017 11:35 am

Frente a las hogueras bailábamos, mi esposa se movía despacio contra mi cuerpo y eran mis labios los que se deslizaban despacio por su cuello.
Ahora entrabamos en esa fase en la que no podíamos fornicar “cuarentena lo llamaban”, así que bufaba cada vez que lo recordaba y ella se reía recordándome que fruncía el cejo como mi hijo.
Los gritos pronto me alertaron corrí hacia Freya que sobre el suelo y perlada en frio sudor aseguraba haber visto como el fuego arrasaba los campos, De seguro Randulf enviaba sus fuerzas oscuras caer sobre nosotros.
Las palabras de mi mujer alentaban a los allí presentes que conocían sobrados el poder de las oráculo y la veracidad de las palabras dichas por esta.

Mi mirada se desvió hacia Höor, mi esposa conocía los designios y el poder de estos seres, ella era uno de ellos,  hablar de Sirius como una solución no era del todo certero,  era pequeño, apenas un niño e íbamos a necesitar mas que eso si de verdad Randulf pretendía hacer caer el ragnarok sobre nosotros.
Muchas eran las voces que comparaban al niño con la reencarnación del mismo Thor, el único dios capaz de manejar el trueno, el rayo y los elementos, así que todos corearon el nombre del hechicero.


Bajo una capucha el dios del caos se paseaba entre los presentes, no pudo evitar con esa arrogancia que caracterizaba a todo dios norteño detenerse ante el pequeño de ojos claros y pelo rizado.
Su posesión mas preciada, el que algún día convertiría en su arma definitiva en la tierra.
El que caminaba entre hombres sirviendo a los dioses.
Pero no era un necio, su mente retorcida no solo estaba centrada en el pequeño que trataba sin éxito de cazar el báculo del abuelo, si no en aquellos ojos oscuros que desde las sombras miraban la escena con retorcidos pensamientos.

Loquí miró divertido y desafiante a lo que él consideraba dioses menores, no estaba dispuesto a consentir que una pequeña plaga insignificante quebrara sus planes. Asi que hizo lo que hubiera hecho cualquier arrogante dios, un alarde de poder dejaría claro en ese bautizo que Brökk era unicamente suyo y mas les valia al panteon de la bruja vovler a sus sombras y no sacar el culo de ellas.

Mientras el padre de la criatura ayudaba a la pequeña Freya a levantarse hizo que el báculo golpeara el suelo. En un radio que se fue extendiendo desde su posición y la del niño un campo de fuerza, uno que quebró a todos los humanos, como si la gravedad de la tierra hubiera aumentado, pudo ver con regocijo como caían de rodillas incapaces de alzarse, norteños engreídos que apretaban los dientes sin rendirse.
Ulf gruñía, su hijo en su poder, era tan deliciosa la ofrenda que estuvo tentado a portarla consigo, de no ser porque el contrato había sido sellado de un modo distinto.
Con la voz ronca como la noche, y con los ojos azules reflejando lo que era, un gigante de hielo le recordó a la bruja el pacto alcanzado.
-Tus dioses son carroña esperando su oportunidad, no los quiero merodeando mi ofrenda -aseguró el altivo dios.

Su rostro cambió al ver a un niño con las venas negras y su pelo flotando, como si el campo magnético no le afectara. Este se alzó del suelo haciendo que bajo sus pies el suelo temblara quebrándose.
Ladeó la cabeza el dios con una pérfida sonrisa.
-Gratas son las sorpresas -dijo sin mas antes de volver a centrarse en Brökk


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Sáb Nov 04, 2017 3:02 am

Sirius conocía los elementos, los dominaba a placer, estaba hecho de fuego, tierra, agua y viento, la ame tierra le otorgaba la fuente de su enorme poder, algo que ni los dioses podían arrebatarle pues no se lo habían dado ellos sino un ente superior. El pequeño ostentaba también esa corriente oscura de magia, la misma que Giuliana, Brökk y su propia madre, la que vivía en un futuro. Quizás no fueran rivales para los dioses, pero al menos podía plantar cara, romper una lanza a favor de los humanos. Giuliana también consiguió ponerse en pie y colocar una mano sobre el hombro del pequeño.

- nadie ha traicionado el pacto, Loki. Prometimos que no le enseñaríamos la magia de mis ancestros, pero nadie dijo nada sobre que los Loa extiendan también su protección sobre él, y al igual que tú, pueden caminar sobre la tierra e ir donde quieran.

Legba rió con esa características risa áspera e irónica. Avanzó unos pasos entre los humanos y se plantó delante del dios vikingo con su postura indolente y sus rasgos oscuros y africanos.

- el pequeño vástago de Odin... recuerdo tu nacimiento, siempre tan celoso de tu hermano Thor. Cuando dejen de soportarte en el Valhalla te invito a tomar un ron a mi cruce de caminos, sin rencores, los dioses vudu apreciamos la vida y la muerte en toda su amplitud. Somos un panteón pequeño, como bien has dicho, pero más antiguo que vosotros, así que puedes subestimarnos a placer, será muy divertido sacarte de tu error.- Legba se fijó en el pequeño Sirius y miro a la bruja.- cuando consiga el control estará listo para aprender los secretos de la magia oscura, hasta entonces mejor que sigas enseñándole como ahora.

El dios de la encrucijada estaba acostumbrado a los dobles juegos, a sacarse ases de la manga, a hacer las cosas de forma ambigua, como Loki y en esa ocasión estaba disfrutando de enfrentarlo delante de los mortales, él no dejaba de ser un dios extranjero pero a fin de cuentas uno que había hecho mucho bien al norte a través de la bruja.

- nadie te va a quitar a tu paladín, tranquilo. Pero nuestra esencia corre por sus venas y eso es algo que tú no puedes controlar. Me ha gustado verte Loki, pero he de volver, tengo deberes que me reclaman. Ahora ya puedes regresar a Asgard a urdir algún plan macabro que no te dará resultado. Mientras tanto... invoco el poder de mama Brigitte, que bendiga a este pueblo como regalo por el nacimiento de ese niño.

Realizó un movimiento de manos y una especie de lluvia plateada cayó sobre los presentes. La diosa madre vudu lleno de vida Akershus regalándoles unas cosechas extremadamente fértiles, sanó a todos aquellos que estaban enfermos o heridos y purificó el agua y el aire.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Dom Nov 05, 2017 7:21 am

El bautizo de mi hijo se trasformo en una gesta dialéctica entre dos dioses cuyas mayores habilidades consistían en tergiversar y urdir planes que bien podían destrozar el mundo y nada seriamos capaces de hacer.
Dioses orgullosos que alrededor de la manta donde mi hijo descansaba se retaban con insólita arrogancia.
Me alcé, desafiante hundí mis ojos en los de esos dioses que hablaban de mi vástago como si fuera suyo.
-Habéis olvidado algo los dos -dije con el orgullo de la sangre norteña fluyendo por las venas -que es mi hijo. Hicimos un trato, uno que hemos cumplido. Mi hijo se criará en el norte, conocerá el panteón de nuestros dioses y sera fiel a Loqui. Legba no ha sido invitado, pero siempre habéis caminado entre humanos y dudo que a estas alturas necesitéis que nosotros, simples mortales os hagamos participes de nuestras fiestas para acudir a ellas.

Mis ojos centellearon esperando que le problema se disipase porque si para proteger a Bröok tenia que luchar contra los dioses, lo haría sin pensarlo.
Loqui sonreía de medio lado como si mis palabras le divirtieran y las de Legba simplemente le fueran indiferentes, aunque conociéndolo dudaba que realmente así fuera.
Loqui era el dios del caos, nada pasaba desapercibido para él y las palabras del dios vudú mucho menos.

Loqui deslizó sus dedos entre los rizos de mi hijo antes de llevar la mirada hasta mis ojos. Legba había honrado a Akershus con prosperas cosechas, arrebatando la enfermedad de sus calles, peor esa ofensa Loqui no iba a pasarla, un dios de otro panteón se metía en su territorio y algo me decía que pronto una guerra entre dioses se desataría.

Legba se largo, al parecer con mas prisa de la estimada mientras Loqui se acercaba a la bruja y a Sirius con decisión, le corté el paso pero su imponente mirada basto para que entendiera que no era el momento de hacerme el héroe, no, si no quería desatar el caos en Akershus.
-Bruja, aquello que os he dado os lo puedo arrebatar, no me desafíes, es contigo con quien he sellado el trato y es asunto tuyo mantener lejos de mi paladín a ese borracho de labios cosidos -dijo sin mas.

Desapareció ante nuestras miradas, no sin haber dejado ante los presentes un extraño sentimiento.
Mi mirada se perdió en los ojos de mi esposa, no emití juicio, ni dije palabra, pero estaba muy claro que si queríamos que este trato llegara a buen puerto era necesario que sus dioses se alejara de nuestro hijo. Loqui era un dios vengativo al que mas nos valía tomar en serio.


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Jue Nov 09, 2017 2:11 am

Tras la noche de la celebración Giuliana y Ulf trataron de poner un poco de orden en todo aquello. La bruja provocó el trance y accedió al plano donde Legba y los suyos transitaban. Encontró al dios oscuro con su sombrero y sus labios cosidos sentado en un sillón de cuero rojo en mitad del cruce.

Papá Legba.— le hizo una inclinación de cabeza a modo de respeto.
Mi bruja favorita. ¿Qué te trae por aqui?
lo de la otra noche…sé que Brökk tiene vuestra magia en su interior pero tuvimos que hacer ese juramento y…
no te preocupes por él Giuliana, Loki quiere un instrumento al que utilizar a placer, pero él sabrá navegar entre estos dos mundos.
si lo hace lo pagarán el resto de su familia, es lo que nos obligaron a firmar.— Legba sonrió de medio lado.
Lo sé, pero hay muchas formas de enfocar esto y saldrá bien. Confía en mis palabras. ¿Te hemos abandonado alguna vez?
no.
Pues sigue confiando en ellas. Críalo bien, que su padre le enseñe a venerar a su dios, enséñale la magia básica y la curativa. Cuando llegue el momento todas las piezas encajarán.
de acuerdo… pero…prométeme que lo protegerás, que no dejarás que le hagan daño.
haré lo que deba hacer.— esa respuesta no era un si ni un no, era como siempre ladina, pero a la bruja le bastó porque era cierto que hasta la fecha sus dioses no le habían fallado, le habían impuesto pruebas muy duras como bajar al infierno vudú, pedirle su vida a cambio de tomar la de Randulf, pero al final había servido para que el lobo y ella se unieran más, así que no estaba tan mal.

La cuarentena fue pasando lentamente, los días acababan en noches en las que darse placer mutuo se reducía a darse caricias y besos, pero había que respetarla. Ya había tenido un embarazo accidentado y era mejor no tentar a la suerte. Además de esa cuarentena, se había fijado otra para la ciudad por la llegada de la epidemia de peste. Giuliana sabía mucho de hierbas y de curación, así que se puso al mando de un pequeño contingente de aprendices. Durante días secarían, molerían y mezclarían un montón de sustancias para fabricar ungüentos, elixires y tónicos para curar los síntomas de aquella enfermedad. Eso iría bien para todo Akershus, aprender algo de sanación nunca estaba de más porque podían verse en la situación de que ella no estuviera y necesitasen algo de ayuda. De hecho, durante las largas horas de elaboración estuvo pensando que estaría bien formar un equipo “médico”, personas que tuvieran cierta habilidad o interés en el tema, y que Akershus pudiera contar con esas manos en momentos de crisis. Lo hablaría con Höor cuando regresase. Porque regresaría. No podía caer en aquella atalaya, había tenido visiones de futuro y él aparecía en ellas.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Jue Nov 09, 2017 4:10 am

Giuliana se adentró en la casa con el niño y no tardé demasiado en seguir sus pasos.
Su rostro reflejaba preocupación, el mio tensión y aunque sabia que por las venas de mi hijo también corría la magia vudú, era un hecho que el trato pactado con Loqui debía ser respetado.
-Tus dioses han de entender que han de mantenerse lejos de Brökk no estoy dispuesto a que Akershus pague por la intromisión de panteón.
Se que nos ha dado una gran cosecha, se lo agradezco, pero Loqui no es un dios contemplativo y benevolente, es el dios del caos, un manipulador nato y hoy solo nos ha avisado de que no ha olvidado el pacto sellado.

Giuliana trató de calmarme, sus caricias por mi rostro, sus besos, admito que consiguieron al menos que dejara de pensar en eso.
La bruja decidió acudir en busca de Legba, de nuevo entró en trance ante mi atenta mirada.
Admito que mucho nos habían ayudado sus dioses, también nos habían abocado al desastre en demasiados casos, pero en esta ocasión ,tenían que aceptar nuestra petición.

Cuando la bruja regresó, me contó lo hablado, admito que la intranquilidad se apoderó de mi. En ningún momento le dijeron que iba a apartarse del camino de Bröok, solo que llegado el momento las cosas serian como tuvieran que ser.
-No es suficiente -gruñí ante los labios de mi esposa que mas acostumbrada a la forma de hablar de sus dioses confiaba en ellos.
Yo era mas directo, no me gustaba los acertijos, quería respuestas y ese dios de labios cosido solo parecía dispuesto a eludirlas.

Esa noche dormí en el sofá, el propio, porque no entendía que Giuliana fuera capaz de aceptar que su dios no aceptara nuestra voluntad con respecto a Brökk. Sentía que nuestras culturas por primera vez chocaban y supongo que el alcohol y mi fuerte carácter no ayudaban a una conversación calma. Así que antes de decir cosas que ni pensaba, ni sentía, ni serian buenas para ninguno, me vencí sobre el sofá con el ceño fruncido.

No fue mejor la noche, cuando llegó Dani con noticias ¿no había descanso en estas tierras? Gruñí cuando me contó la decisión de Höor, no porque no lo conociera lo suficiente como para saber que siempre prefería arriesgar su vida que la de los suyos, pero tenia que metersela en esa cabezota de héroe que si él caía, la esperanza lo haría con él.
Bufé, maldije mientras me calzaba los pantalones ante la mirada de la pirata y de la mujer y salí fuera para cumplir ordenes, reunir un grupo de vampiresas que pudiera ayudar al conde y organizar a los soldados para cortar los caminos a Akershus.
-Desviareis a todo enfermo hacia la Ataya, es una orden de Höor -aseguré.

Mi esposa pronto empezó con algunas mujeres a preparar medicinas ,de nuevo la abogaren de una nueva preocupación nos consumía haciéndonos olvidar los hechos pasados apenas unas horas atrás.


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Miér Nov 15, 2017 2:20 pm

La bruja elaboró pociones, ungüentos y remedios de todo tipo para los enfermos de la Atalaya, reclutó a varias mujeres más y a un joven que al parecer tenía algo de magia llamado Dagur, que nació con una malformación en las piernas siendo una más larga que la otra lo cual lo incapacitaba para ser un guerrero. Si podía enseñarle algo de magia blanca wiccana ganarían un buen recurso para la fortaleza porque la idea era esa. Mandó rehabilitar una de las casas de la plaza principal que serviría de botica, allí trabajarían Dagur y las demás mujeres moliendo y mezclando las plantas, hirviendo y emulsionando los ingredientes y procurando tarros y vendas. Si tenían una enfermería en condiciones Akershus estaría en mejor disposición de plantarle cara a Randulf porque en las guerras siempre había heridos y la gente siempre necesitaba remedios y medicinas. Los negocios de Arthur iban bien, siempre había invenrtido en más cosas que la fábrica de ataudes y ahora estaban dando buenos frutos, así que Giuliana invirtió una parte de sus ganancias en financiar ese dispensario tan útil en aquellos momentos.

Por seguridad, no podían salir, se habían establecido equipos fijos en la ciudadela y los que iban y venían no llegaban a traspasar los muros para no poner en peligro a los habitantes de su interior. Ulf se estaba haciendo cargo de todo, Danielle le había asignado esa tarea y la de hablar con los clanes de lobos y vampiros para pedirles que hicieran honor a su alianza con el conde, se les necesitaba en esos tiempos angustiosos y la inglesa no podía hacer algo así, no tenía la suficiente influencia, pero no cabía duda de que había hecho una gran labor organizando la fortaleza, los equipos y tomando las medidas necesarias para garantizar la supervivencia del pueblo.

Los días pasaban lentos y Atharal llegaba con noticias poco alentadoras a diario, hasta que al parecer la pirata se encerró en esa torre. Supuso que Höor había enfermado y les envió más medicinas y vendas, jabón para desinfectar y alimentos que podrían ayudarles a recuperarse antes, pero nadie debía saberlo, no querían que cundiera el pánico, además ella había visto a Höor en alguna visión que aún no había sucedido, así que estaba relativamente tranquila. Ulf se subía por las paredes, no había quien lo calmase. Esa tarde estaba especialmente rabioso caminando de un lado a otro por el comedor de la vivienda empinando una botella a disgusto, ni siquiera le estaba sabiendo bien. Se acercó a él y le arrebtaó la botella de las manos dejándola a un lado.

Sé que estás hecho a pelear, a batallar contra el enemigo sin descanso ni tregua... pero este enemigo no podemos combatirlo con el acero. He visto a Höor en visiones que están por suceder, no te preocupes por él, tus dioses le están cuidando ahora. Ya sé que la espera es tensa... es como me siento yo cada vez que te vas, pero te aseguro que lo volverás a ver. ¿Puedes ir a por los niños? quiero que pasen hoy la noche con nosotros, será como una aventura para ellos, las niñeras ya no saben qué contarles sobre su padre.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Jue Nov 16, 2017 2:29 am

Giuliana estaba haciendo una labor encomiable en Akershus, cuando la conocí admito que no tenia muy claro si esto iba a funcionar, yo era norteño y no iba jamas a dejar atrás Akershus, ella era muy distinta a mi, la magia conformaba su vida. Ahora viéndola ordenar una improvisada enfermería completamente adaptada al ritmo del norte, me daba cuenta de que no pude acertar mas al elegir esposa.
No era para mi algo nuevo saber que muchos de mis compañeros me envidiaban, la bruja entendía mi forma de vida, nunca me reprochaba las cosas que hacia, aceptaba mis costumbres aunque chocaran infinitamente con las suyas.

Aquellos días para mi estaban siendo muy complicados, no solo porque tuve que tomar el puesto del mismo Höor, una carga que pesaba mas de lo que imaginaba, si no porque estaba preocupado por mi mejor amigo. Akershus lo necesitaba, también nosotros, si moría porque la enfermedad se lo llevaba todo por lo que habíamos luchado carecería de sentido.
Como un animal acorralado daba tumbos por el salón bebiendo de la botella que Giuliana me quitó.
cerré los ojos apoyando mi frente en la suya.
Mi aliento pesado murió en sus labios mientras sus dedos acariciaban despacio mi rostro para que me tranquilizara.
-Ya no se que decirles bruja, Orn es mayor y lo entiende, pero las niñas preguntan por su padre. Sirius no pregunta nada, no habla, no se mueve, no juega..creo que lo sabe pero nadie le ha dicho nada pues las doncellas que los cuidan los han mantenido aislados de toda información o rumor.
Iré por ellos, les vendrá bien estar contigo, sobre todo a Sirius. La madre esta en París, así que los niños no lo están pasando bien, traeré también a Niels ¿podrás amamantarlo?

Giuliana estaba haciendo todo lo que estaba en su mano pero no podía olvidar que acababa de parir hace poco y que tenia a nuestro hijo en la cuna necesitado de muchos cuidados.
Posé mis manos en sus mejillas besando sus labios.
-Quiero que no hagas mas de lo que puedes, te necesito, no podría con todo esto sin ti ¿de acuerdo? Temía perderla, ya fuera porque enfermara con todo el trabajo pues estaba recién parida o porque se cansara de esta vida incierta y que me dejara.

En ese momento entró Lund, con el rostro desencajado, acababa de llegar de la misión que Höor le encomendó hacia un par de semanas y nada mas poner un pie en Akershus el general fue informado de lo que pasaba.
-Höor esta enfermo, Danielle estaba cuidándolo, no tengo ni idea de mucho mas pues hace unos días que perdimos el contacto con Atharal. Deduzco que también está allí dentro, algo debe haber pasado.
-¿Dani? - me preguntó angustiado.
Negué, no lo sabia pero al ver como apretaba los dientes supe que era muy capaz de saltarse las ordenes e ir a comprobarlo por si mismo.
-Son ordenes de Höor, son sensatas, cuanto mas se extienda la enfermedad será peor, hay que contenerla, así que solo nos queda confiar en ambos...se que Danielle es importante para ti, pero no seas estúpido porque no vas a solucionar nada si enfermas.

Besé los labios de mi mujer y golpeé el hombro de Lund apoyando mi mano en este antes de acercarme a la puerta.
-Voy a por los niños.
Mi mujer le acercaba una jarra de hidromiel a Lund que cansado por le viaje se sentaba con esta en el sofá. Ella le pondría al día mientras yo me iba a por los críos y a ver como iba todo con los soldados.


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Dom Nov 19, 2017 2:18 pm

Entendía la angustia de Lund y la de cualquiera cuyos seres queridos estuvieran atrapados en un lazareto para contener una plaga.

Pues así es como me siento yo cada vez que os váis de aventuras por ahi. Es un agobio, la incertidumbre, la preocupación, el no saber si Ulf estará bien, cansado, hambriento o con frío. Sé que lo hacéis por Akershus, no lo estoy criticando, pero a veces no os dáis cuenta de que una familia no se sostiene del aire, es muy bonito tenerla, desde luego, pero no todo es así. Cuando sé que Ulf está combatiendo me viene a la cabeza mil formas en las que me lo podrían arrebatar y toda esta felicidad se iría al traste, mi hijo crecería sin padre y yo no encontraría consuelo ninguno. Pero no debes preocuparte he visto a Höor en visiones que están por suceder, y si él sale adelante, Danielle también puede.

No le aseguró si ella viviría porque no la había visto en visiones, por tanto no podía asegurarlo, pero al menos sí que podía quitarle el peso de quedarse sin conde, líder y amigo. Le explicó que habían puesto en marcha el dispensario y que aleccionaría a Dagur en la magia orque tenía dotes. Él se encargaría de seguir llevando ese almacén de emergencia y de seguir enseñando a más gente para que siempre hubiera en Akershus alguien que pudiera sanar y curar. Hilda y Arne prepararon la habitación principal con un montón de colchones y camas para hacer una especie de "acampada", esa noche los niños Cannif dormirían con ellos y ya les habían preparado una suculenta cena para los que podían comer sólidos. Ulf acompañado de una niñera se los llevó a pasar la tarde a su casa, porque estaban tristes y cabizbajos, sobre todo Sirius.

Giuliana tenía a Brökk dormido en la cuna, así que cuando llegaron repartió besos y abrazos a todos, pero se sentó encima a Sirius y a Valeska que eran los más sensibles, los demás se sentaron en la alfombra cerca del fuego.

Tengo que contaros algo. Como sabéis, uno de mis dones es que puedo ver algunas cosas que no han pasado todavía y quiero contaros lo que he visto.— Los niños en teoría no sabían lo que sucedía, pero en la práctica estaban enterados, a alguien se le había escapado y sabían que su padre estaba aislado y enfermo.— Ayer ví en unas de ellas que vuestro padre iría a Inglaterra y hablaría con la Reina de ese país para aliarse con ella. Al regresar os traía un telescopio. ¿Sabéis lo que es un telescopio? se usa para observar las estrellas y verlas de cerca.— Los niños pusieron cara de sorpresa.— Como todavía no ha pasado, eso significa que estará bien y que volverá pronto. ¿Queréis ver algunas estrellas? así las vais aprendiendo para cuando tengáis el invento.

Con un truco básico de bruja atenuó el fuego de la lumbre para que la habitación quedase más oscura y creó una pequeña ilusión en el techo con diminutos puntos brillantes.

Mirad, esa es la Osa Mayor, y aquella de allí es Casiopea. Sirius, esa es el Can Mayor y tu nombre viene de su estrella principal ¿lo sabías? pensad que si vosotros podéis mirar al cielo y saber los nombres, las personas que queréis también pueden hacer lo mismo en este instante y es casi como estar juntos.

Los animó contandoles cosas de las estrellas y aprovechó para ponerles un poco al día de las cosas, pero de una forma que los niños pudieran entender sin asustarse, siendo conscientes de la realidad, pero animados a hacer algo para colaborar. Al día siguiente les llevaría al dispensario a mezclar hierbas y a clasificarlas. Necesitaban salir un poco del castillo y ser parte de aquello que estaba pasando.

Niels necesitaba ser amamantado y de momento tenía leche suficiente para su hijo y el de Höor, así que lo alimentó y lo acostó con el otro bebé. Acabaron todos durmiendo juntos arriba y cuando los niños se durmieron, Ulf y Giuliana estaban rodeados de críos que ponían sus manitas o piernas por encima de ellos. Sonrió contra el cuello de su marido notando la cabeza de Sirius sobre su vientre, agarrado a ella.

Ve acostumbrándote, porque en mis visiones al parecer vas a tener un ejército de Tollaks.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Lun Nov 20, 2017 5:17 am

La mire atontado, me encantaba esa forma que tenia de hablar con los niños, de envolverlos en un halo casi mágico en el que olvidaban las preocupaciones y sonreían.
Giuliana como siempre, tenia las palabras perfectas que pronunciar en cada ocasión, me volvía loco, estaba muy enamorado de ella, en esencia, no era quizás la mujer con la que siempre pensé que terminaría, quizás una mas parecida a Khayla o Skadi, unas escuderas aguerridas, pero lo que había encontrado era infinitamente mejor.
Me había dado un hijo varón, mi primogénito, no podía hacerme mas feliz esa mujer que respetaba mi cultura y que estaba mejorando mucho Akershus, no solo con la magia, si no con su sabiduría que ella tenia.

Ladeé la sonrisa cuando escuché que la bruja contaba a los niños que había visto a su padre ir a ver a la reina de Inglaterra, era poco listo el conde, ella no lo sabia, pero yo si conocía lo que esos dos habían tenido.
Höor no iba a suplicar ayuda, él sabia que la reina se la daría.
La bruja me miró al verme reír como si se estuviera perdido algo, pero yo la dejé proseguir su historia.
Höor a diferencia de Lund, Atharal o yo mismo, no era muy propenso a contar sus encuentros, no los negaba, pero no era de los que alardeaba de ellos por mucho que le tiráramos de la lengua.

Los pequeños agotados y mucho mas felices de lo que habían pasado todo este tiempo acabaron dormidos en el lecho con ambos, mis ojos se centraron en los pantanos de la bruja.
-Te quiero -no podía ser mas sincero, nuestros cuerpos se enredaban con pequeños pies y manos, los hijos del que para mi era como un hermano -te quiero Giuliana, te agradezco todo lo que estas haciendo por Akershus. Por convertir mi hogar en el tuyo, no quiero vivir sin ti y admito que en ocasiones tengo miedo de que abras los ojos y te preguntes que haces con un pazguato como yo.
Se que esto no es fácil para ti, vivías en paz y lo has cambiado por un mundo lleno de guerra, peor si algún día dudas de porque estas conmigo, recuerda que nadie podrá quererte tanto como yo, aunque me equivoque en demostrártelo.

Hablamos de cosas banales, riéndonos, acariciándonos.
-Creo que Lund y Höor están jugando con fuego, algo me dice que esta relación con Danielle va a ser complicada para los tres.

Besé su labios, mis dedos surcaron su piel como un drakkar a la deriva, por mi lo hubiéramos hecho allí, con los niños, no era para nosotros un problema, pero conocía a mi esposa, mas reservada para estas cosas, así que simplemente entre besos y caricias acabamos dormidos.







Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Miér Nov 22, 2017 2:50 am

Abrió los ojos al escuchar las palabras del lobo, su tacto y su olor la reconfortaban tanto y la dejaban tan relajada que casi se quedaba dormida.

no eres un pazguato, eres el hombre más valiente y leal que conozco. Mi mundo era silencioso, estático y triste. Pensaba que si dejaba de hablar un par de días más me convertiría en mármol como las estatuas de ese cementerio. Pero de pronto apareciste para sacarme de las garras del nosferatu y llenar mi vida de luz, de risas y de amor...¿cómo voy a dejar de quererte? eso no puede pasar. Iré a por ti a cada infierno donde vayas, aunque tenga que sacarle el otro ojo a Odin.

Hundió los dedos en sus rizos rubios, que tanto le gustaba acariciar. Por su cabeza no pasaba ni un solo recuerdo feliz en el que él no estuviera. Sonrió al recordar el episodio de las amazonas.

¿te acuerdas de mis pintas cuando me puse la cabeza de ciervo? debiste pensar que estaba como una cabra, pero funcionó, todavía me sorprendo de que funcionase, aunque el oso zombie hizo su papel.

la diferencia de edad no era un problema ahora, pero lo sería algun día cuando ella envejeciese y él no. Todavía tenía tiempo de averiguar cómo hacer para ser más longeva y acompañar a Ulf durante toda su vida, pero en sus visiones había visto más niños, y la mayoria de hechizos para alargar la vida impedía que se pudiera procrear, así que no se agobió por ese tema, era inútil hacerlo. Ahora sólo pensaba en disfrutar de su pequeño rubio y del rubio grande, ese era su mayor premio, junto con poder hacer magia y no ser apartada por ello.

Creo que le voy a regalar a Danielle mi sartén.— estalló en carcajadas besando los labios de Ulf.— a mi me funciona...

Los niños estaban dormidos y era mejor no despertarlos, así que pasaron las noche juntos y revueltos y al día siguiente se los llevó al dispensario con Gundar y las demás mujeres, les explicó cómo clasificar las hierbas y los dejó haciendo montones mientras ella preparaba un caldero. Se llevó a Sirius un momento y le pidió que desease una chispa que encediera la leña, con lo que el pequeño hizo fuego sin apenas esfuerzo.

No hagas esto en casa ¿entendido? sólo en las chimeneas. Cuando crezcas un poco practicaremos al aire libre con fogatas mas grandes.

Les planteó un juego de memotécnica para aprendiesen los nombres y el orden de las hierbas que tenía el ungüento de curar heridas, que Orn y Fiolett iban a necesitar con muchas frecuencia, y todos lo aprendieron cantando. Nunca estaba de mas saber cómo preparar algo tan útil. Hablaría con Höor para que dejase que sus hijos aprendiesen algunas cosas útiles con ella.





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:

Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 160
Puntos : 190
Reputación : 39
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Miér Nov 22, 2017 1:16 pm

Con beso en sus labios y un beso en la cabeza de los niños me marché con las primeras luces del alba de la casa.
Tenia que organizar muchas cosas en Akershus y ahora que Höor estaba enfermo en la Atalaya la seguridad de la fortaleza recaía directamente sobre mi.
Khayla y Lund me echaron una mano organizando no solo las guardias de las almenas, si no las patrullas que de forma constante bordeaban la atalaya para proteger a los civiles enfermos y a nuestro conde.
Él era la esperanza para el norte, Randulf no dudaría en atentar contra él, sabia que si Höor caía lo haría la revolución con él.
Era como cortarle la cabeza a la serpiente y el tirano del rey estreñido era lo suficientemente inteligente y retorcido como para hacerlo.

Pasé todo el día de aquí para allá, los jovenes entrenaban en el patio de armas, todo parecía rodar como debía.
Tal y como las horas iban cayendo el tiempo pesaba mas, no me di cuneta cuanto jodía la carga que mi amigo sostenía sobre sus hombros hasta que esta misma cayó sobre los míos.
Cuando llegó la noche y regresé a casa me dejé caer en el lecho tumbado boca abajo, pude escuchar la risa de mi preciosa esposa.

Me aseguró que todos los niños dormían mientras gateaba por mi espalda y posaba sus manos en mis hombros masajeandolos despacio.
Ladeé la sonrisa con picarda dejándome cuidar, engatusar por aquellas palabras susurradas en mi oído.
Al parecer mi bruja había dispuesto una de las habitaciones para todos los pequeños, allí estaba mucho mas contentos que en palacio.
Me giré para tomarla por la cintura y elevé le torso hasta colisionar con sus labios despacio.
-¿y que me propones bruja? -pregunté repasando el lienzo de sus labios con mi lengua.

La risa de ambos se perdió en la habitación cuando caímos enredados sobre el colchón, la ropa cayó al suelo, mientras nuestras manos dibujaban nuestros cuerpos y los gemidos tarareaban una canción.
Hicimos el amor despacio, sin prisa, saboreando la pasión.


Gracias por leer:
My love:



Ulf:
XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 157
Puntos : 170
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 8 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.