Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Orchid. {priv.Corbin}
Hoy a las 7:45 am por Corbin Lockwood

» En busca de... // Privado - Ryuu
Hoy a las 7:02 am por Aneu Chandler Arkensow

» Time out. {priv. Aletheia}
Hoy a las 6:54 am por Anaé Boissieu

» Respuestas // Privado
Hoy a las 5:07 am por Storm

» Vann stein (privado)
Hoy a las 4:21 am por Lund

» Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)
Hoy a las 4:00 am por Höor Cannif

» A prueba de muerte | Privado
Hoy a las 3:29 am por Agnar Jorvik

» Sin luna[Libre]
Hoy a las 2:04 am por Sylvana Di Angelo

» A suspicious job (Calliope)
Hoy a las 1:54 am por Soren Kaarkarogf



La Tempestad. (+18)

Página 8 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Lun Ene 02, 2017 2:00 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Este tema va a continuación de La Clameur du Silence.

AMBIENTACIÓN AQUÍ

"Full fathom five thy father lies;
Of his bones are coral made;
Those are pearls that were his eyes:
Nothing of him that doth fade
But doth suffer a sea-change
Into something rich and strange.
Sea-nymphs hourly ring his knell
Hark! Now I hear them – Ding-dong, bell."

— William Shakespeare, The Tempest, Act I, Sc. II


2 de enero de mil ochocientos y algo.

Sus manos se cerraban sobre el asa de la maleta de cuero con correas que sujetaba delante de sus rodillas. El muelle estaba silencioso y cubierto de niebla, su silueta se recortaba apenas a unos metros de la pasarela que unía el Northwind a tierra, tal era el nombre del navío que los llevaría hasta las costas del norte. Su vestido era de un color negro riguroso como si del luto más profundo se tratase, cubierto con un grueso abrigo gris. Las botas de cordones le llegaban hasta las rodillas y las medias de lana negra completaban el atuendo; el único toque de color que destacaba bajo su palidez era el rubio de sus cabellos y sus ojos verdes tocados de marrón alrededor de las pupilas.

Lo había dejado todo arreglado, su familia sabía que se marchaba, si bien creían que iba a estudiar un mes a Londres. Descubrirían más adelante su verdadero destino, cuando ya no hubiera vuelta atrás.

No sabía cómo reaccionaría al verlo, no la esperaba allí, no había sabido nada más de él desde aquella noche semanas atrás. Cada vez que miraba por la ventana hacia el cementerio de Pére-Lechaise esperaba ver su pelaje blanco entre las tumbas, pero no había sucedido.

Las heridas y cortes habían sanado, los huesos se habían recompuesto y sus recuerdos dolían en algún lugar del corazón, pero estaba escrito lo que debía ser, y ella no sería quien desafiase al orden cósmico.

La semana anterior, cuando regresaba de la biblioteca, ensimismada, pensando en algo que había leido, chocó contra un hombre y se desparramaron sus libros y papeles por el suelo. Muy amablemente, el desconocido la ayudó a recogerlos y pudo ver su rostro a la perfección; mandíbula cuadrada, ojos azul hielo, pelo ralo rubio como el trigo y barba poblada. El extraño siguió su camino y Lana se quedó plantada en la calle teniendo una visión. En su mente se sucedió una serie de escenas bastante claras.

El extraño rubio se acercaba a una mujer hermosa a la que llamaba Thyra, y le entregaba malas noticias. El rey acababa de usurpar sus tierras y había mandado a un pequeño contingente de hombres para someter a los aldeanos y trabajadores de dicha propiedad. El rey pensaba que en ausencia de la señora del lugar, podía apropiarse de lo que le diera la gana.

La siguiente escena tras un breve fundido a negro, era Thyra ordenando a Ulf que se fuera al norte y que lo arreglase, dandole un montón de legajos y haciendo que le acompañara un burócrata que defendiese sus derechos por la via legal, pero si el rey no atendía a razones, tenía instrucciones de emplear la fuerza.

Tras otro fundido a negro se le reveló el nombre del barco, el Northwind, y la fecha escrita en unos pasajes.

Por último, la bruja vio el norte, vio la contienda, la sangre y el fuego. Vio al rey reir satisfecho después que una oráculo predijese la muerte de los rebeldes. Todos ellos caerían.

Sus rodillas fallaron y se desplomó sobre el suelo de la acera de la biblioteca. No podía dejarlo a su suerte, tenía que preguntarle al Barón Samedi si era la hora de Ulf, porque si no lo era, tendría que intervenir. Se apresuró a llegar a casa para beber Sazerac, entrar en una especie de trance y conjurar al más poderoso de los Loas, pero éste parecía no responder, la bruja todavía no estaba preparada para llamar a la puerta de una deidad así. Pero Legba sí acudió, siempre tan misterioso con sus acertijos.

Giuliana, las respuestas que buscas no las vas a encontrar.
¿por qué?.— La bruja inquirió al más sabio de sus dioses.
Porque erraste en las preguntas.
¿Y cómo sabré qué preguntas son las adecuadas?
Porque obtendrás respuestas.
Eso no me ayuda.— Legba rió con aquella boca cosida tan desagradable.
No estoy aquí para cumplir tus deseos, niña.
Dime al menos si el Barón reclamará su alma, si no estoy cometiendo el peor de los errores negándole ese deseo al señor de la Muerte.
Si el Barón desea su alma... no habrá nada que puedas hacer para impedirlo.— Legba se encendió un puro apresándolo entre los resquicios que dejaban sus labios cosidos.

Eso ya era una respuesta, más o menos. Agradeció a Legba su enrevesada ayuda y lo preparó todo para subir a ese barco. Compró el pasaje, llenó la maleta con lo que podía necesitar para ayudar con los hechizos que sabía y llegado el día, cuando aún no despuntaba el alba, se perdió entre las nieblas parisinas para llegar al puerto y esperar a que apareciesen los norteños.


Última edición por Giuliana Mordrake el Dom Ene 15, 2017 2:12 pm, editado 1 vez





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 156
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Lun Sep 04, 2017 5:47 am

Admito que el invierno fue pasando y en esos tiempos la felicidad volvió a nuestras vidas, apenas discutíamos mas allá de las simples tonterías del día a día que como antes solucionábamos con un revolcon y muchas risas.
Ella daba clases a los pequeños Cannif, Sirius y Valeska. A su lado aprendían, se divertían y podía ver en sus ojos la admiración que yo mismo sentía por ella.

Mi mujer no solo se había hecho al norte, si no que lo convirtió en su hogar, lo adoctrino como su bandera y lo convirtió en parte de ella.
Mi causa se convirtió en la ajena y juntos empezamos a ser indestructibles ante los ojos de cualquiera.
Ella era el fuego de mi fragua, el aire que impulsaba mi drakkar hacia la batalla, el acero de mi espada.
Admito que cuando la conocí penes que no aguantaría mucho tiempo a mi lado, después cuando la vi besarse con un nosferatu vi que mis posibilidades habían aumentado, ahora en serio, pensé que no duraría ni dos días en tierras norteñas, aquí el invierno era frio y las noches demasiado largas.
Me equivoqué, esa mujer merecía mi respeto, no solo el mio, el del norte entero.

Su madre me pidió que la alejara de la oscuridad de la magia, nunca vi magia mas blanca de la que ahora en el norte estaba creando.

Pócimas que ayudaban a los heridos, barreras, todo tipo de ungüentos que duplicaban fuerza o destreza, hizo todo cuanto estuvo en sus manso por nosotros y pronto se convirtió en una mas en Akhershus.

Me perdía en el lecho, besaba su vientre abultado, Bröok era fuerte, daba patadas y algo me decía que era un varón, ella deslizaba sus dedos por mi pelo enredando sus dedos en mis rizos, pasábamos las noches así, hablando de aquello que sucedería cuando Loqui pidiera lo que le habíamos prometido.
Sabíamos que este camino no seria sencillo, de echo mas bien lo contrario, pero ahora, viéndola junto a mi, no podría haber encontrado mejor compañera de viaje.

Aquella casa de piedra se convirtió en nuestro hogar, un hogar lleno de esperanza. Ella pasaba sus días leyendo, aprendiendo nuevos hechizos, yo dirigiendo el ejercito y después nos encontrábamos hambrientos del otro hasta que prendimiento el fuego.
-Höor, un pequeño ejercito y yo partiremos en breve hacia los bosques que con su espesor cubren el templo, creemos que si allí es donde se abrió el portal por donde la piedra cruzo al ser sustraída podemos encontrar algún resquicio de magia que nos de una idea de donde puede Randulf haberla enviado, pues los espías dicen que no esta en su fortaleza.

Si ella estuviera para cabalgar nos seria de gran utilidad pues de seguro podría seguir el rastro de ese portal.
-¿puedes sacar algo que nos pueda ayudar pequeña bruja? -susurré mordiendo su labios inferior mientras montaba sobre el cuerpo de mi mujer de nuevo -aunque mejor ahora abre las piernas y déjame entrar mujer -bromeé dándole un azote en el trasero mientras ambos reíamos a carcajadas.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 142
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Lun Sep 04, 2017 11:00 am

Con la llegada inminente de Brökk, los poderes de Giuliana aumentaban, al contrario de lo que ella pensaba que sucedería. Le escribió a su tía Gwenda con quien mantenía correspondencia habitual, preguntándole sobre ese hecho y su tía le contestó que en las brujas comoe llas era normal, su poder aumentaba como mecanismo de protección para ella y su hijo, ya que su cuerpo ahora estaría en desventaja, más lenta, más pesada y con dolores absurdos que cambiaban cada día. Junto con el aumento de la potencia de su magia, empezó a experimentar otras cosas como escuchar voces y susurros de vez en cuando.

Esa mañana estaba paseando por la plaza cuando escuchó llorar a unos niños. Se acercó a ver qué pasaba y resultó que se les había muerto el caballo en la noche, un cólico acabó con él, y así su padre no podía ganarse la vida. Sabían quien era la bruja, no desconfiaban de ella porque en Akhershus muchos se había hablado, pero los hechos habían despejado los rumores. Giuliana se acercó al animal, inmóvil, rígido, con la lengua azulada y los ojos con ese velo opaco grisáceo y colocó sus manos sobre el cuello del caballo. Iba a decirles que lo sentía mucho, que estaba muerto y ella no podía hacer nada (porque pactar con Legba por un caballo sería una ofensa) cuando de pronto el animal pateó y se movió. Se apartó apresuradamente, eso no era normal, estaba muerto y bien muerto y ella no había accedido al plano espiritual para pedirle al dios que levantara al muerto como hizo en la isla de las amazonas. Pero el caso es que el caballo se levantó tras unos minutos, y la familia agradecida le regalaron unas manzanas.

La bruja estaba completamente alucinada, no sabía lo que había hecho, pero desde luego no era algo que hubiera aprendido antes. Durante los días siguientes probó con pollos y conejos que Hilde iba a echar al puchero y cuál fue su sorpresa cuando podía levantarlos. ¡Era una nigromante! por eso escuchaba voces, de ahí su magia oscura. Devoró los libros que tenía sobre nigromancia y comenzó a practicar la comunicación con los espíritus, algo que la sobrecogía y asustaba. Quizás se topara con el espíritu de algun conocido, y eso era extraño. La cuestión es que consiguió hacerles preguntas y obtener respuestas. Quizás eso pudiera servir para muchas cosas. Ahora tenía que practicar para controlar esa nueva faceta de su magia y no sería fácil.

Ulf le preguntó si tenía algún as en la manga para sacarlos de aquel atolladero. No estaba muy segura de si Ulf aceptaría su nueva vertiente mágica, pero tenía que contárselo.

Ulf... mis poderes han aumentado con el embarazo, al aprecer es una reacción de protección, según dice mi tía.— Se acomodó contra él guiando sus manos a su vientre, pues el pequeño guerrero ya estaba dando patadas y puñetazos, quería que su padre lo sintiera de la misma forma.— ahora puedo resucitar muertos sin pactar con Legba... y hablar con ellos. Tengo magia nigromante y la ha despertado Brökk. Puedo preguntarles a los muertos, que averigüen dónde está la piedra, o una pista... no hay mejores espías que ellos, nadie los ve y pueden ir donde quieran. Es más... si algún día te vas con una vikinga lo sabré y mandaré a todos los muertos a por ti, no volverás a dormir en tu vida. Es una muerte dolorosa..— sonrió divertida, él siempre la había hecho reír y algo se le pegaba.


Última edición por Giuliana Mordrake el Mar Sep 05, 2017 4:21 am, editado 1 vez





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 156
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Mar Sep 05, 2017 4:03 am

Enarqué una ceja ante su respuesta, mi hijo golpeaba con fuerza su vientre, sentía sus patadas en la palma de mis manos y eso por un momento e hizo suavizar el gesto orgullosos de lo que mi mujer gestaba dentro.
-Será un gran guerrero -apunté henchido de orgullo -pero... -dije recuperando ese ceño fruncido clavando mis ojos en la bruja -¿como que nigromancia? Ese poder es oscuro, peligroso, sabes que no quiero que juegues con ese tipo de cosas, es peligroso y ahora no estas sola, llevas en el vientre a nuestro hijo Giuliana, la oscuridad siempre tiene un precio, tu misma me lo has enseñado.
Llevas un tiempo tranquila, haciendo conjuros que nso han ayudado...

Iba a replicar cuando negué elevando el tono con un rotundo ¡no! Que de seguro se escucho hasta en el palacio de Höor.
-No voy a consentir que pagues un precio, tu vida esta unida a la mía, eres mi mujer y no digo que quiera que dejes de practicar la magia, sabes de sobra que no es eso a lo que me niego, ni siquiera a que una vez nuestro vástago este en este mundo y sea capaz de valerse sin tu leche, me acompañes a alguna batalla, peor no, no jugaras con la muerte y esa es mi maldita ultima palabra.

Alcé el dedo en su dirección de forma amenazadora
-No es una advertencia, es una negación rotunda ¿queda claro? -fruncí mas el ceño esperando una respuesta, la conocía en demasía, sabia que en mas de una ocasión había hecho lo que ella creía bueno para mi, para todos, olvidándose de si misma, como cuando se largo sola al norte y acabó muerta.
-¡Giuliana que me respondas! -gruñí furioso

Su madre me habia pedido que la alejara de la oscuridad y por Odin que eso estaba haciendo, desde que nos casamos y se quedó en cinta estaba mas calmada, enseñaba a los hijos de Höor magia y nos ayudaba con barreras protectoras, sanaciones, todo magia blanca, no estaba dispuesto a volver a asumir ciertas cosas, no ahora.

Mis ojos amarillearon ante los suyos.
-Te aseguro que irme con otra vikinga sera lo mejor que te puede pasar si me desobedeces en esto -gruñí de nuevo.
Estaba siendo duro, era cierto, peor es que ella era terca, obstinada y desobediente, no quería controlar su vida, pero si que entendiera que tenia miedo a que le pasara algo, la quería y quizás no era este el mejor modo de mostrarlo, peor era el que yo tenia, no dejaba de ser un bárbaro.
De un manotazo tiré la lampara de aceite de la mesilla de noche.
-Dilo, jura ante tus dioses y los míos que no usaras magia negra mientras nuestro hijo este en tu vientre.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 142
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Miér Sep 06, 2017 9:49 am

Ulf se puso como un basilisco furioso, no lo había visto así nunca y al principio pensó que era un cabreo de los suyos, pero conforme iba efervesciendo se llegó a asustar. Le gritó un NO rotundo, jamás le había levantado la voz tanto. Giuliana no podía dar crédito a sus palabras, no porque no las entendiera o hubiera algo de razón en ellas sino por la forma en la que se lo dijo. Ella jamás lo había tratado de esa forma, ni siquiera cuando las hormonas la volvían irascible, pero aquel embarazo estaba cambiando muchas cosas, y una de ellas es que la bruja se sentñia completamente segura de sí misma, tenía que proteger a su cachorro de todo mal, incluido un arrebato de su padre.

¿qué te responda? ¿te estás oyendo? nunca me habías gritado así!!! ¿sabes lo que te digo? que sé hablar varios idiomas pero el de los rebuznos aún no lo controlo!!!.— ella también elevó el tono de voz y se puso en pie empezando a vestirse con movimientos bruscos, apretando los labios y frunciendo el ceño. Ella también se estaba cabreando. ¿Quién se creía Ulf para hablarle de ese modo? ni su padre le había gritado nunca así.

"Te aseguro que irme con otra vikinga sera lo mejor que te puede pasar si me desobedeces en esto". Hasta ahí podíamos llegar. ¿Desobedecer? Oh...oh... el lobo estaba empleando palabras muy inadecuadas. La bruja estalló girándose y encarándolo.

¿Obdecerte? quien te crees que soy, uno de tus soldados??!!! He dejado atrás a la única familia que me queda, he venido hasta este lugar donde se me ponen los nudillos morados del frío, he aprendido tu lengua y tus costumbres, he abrazado vuestra causa... todo por ti. ¿Y te atreves a tratarme como si fuera menos que el último de tus hombres?.— le escupió las palabras con rabia.— Retíralo!!! Retíralo o te juro que ahora mismo empiezo a invocar muertos para que compruebes cómo de oscuro es el poder que corre por mis venas.


Posiblemente Ulf tuviera razón en que era mejor no usar la magia negra mientras Brökk estuviera en sus entrañas, sólo por si acaso, pero lo había planteado tan mal con esa actitud tan violenta y dictadora que la bruja se rebeló, se lo pedía el cuerpo, y haría lo que fuera para porteger a su niño. Avanzó hacia la puerta dispuesta a salir afuera a tomar el aire, pero Ulf la aferró del codo con fuerza. Elevó el mentón clavando sus ojos verdes en los amarillos del lobo.

No juraré nada hasta que te disculpes por hablarme así..— su pecho subía y bajaba agitado, presa del cabreo, del momento tan tenso que estaban teniendo.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 156
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Jue Sep 07, 2017 4:30 am

Gruñí frustrado cogiéndola del codo para enfrentar sus verdes, alzó el mentón cargándose de razón como si su maldita amenaza pudiera hacerme algún tipo de gracia.
¿Acaso no se daba cuenta de que solo trataba de cuidarla? A ella y a nuestro hijos ¿acaso había olvidado que apenas hacia unas semanas que le habían levantado el reposo?
Bufé contra sus labios ofuscado, maldije en mi idioma la terquedad de las mujeres y volví a gruñir amenazante cuando me dijo que me disculpara.
-No -rugí de nuevo -no hasta que me jures que no vas a hacer magia negra.

Iba a salir de la casa paro no se lo permití y de un tirón la volví a meter hacia el interior.
-Vas a obedecer a tu marido aunque tenga que atarte y amordazarte a la cama, eso que llevas dentro es mi hijo y tu eres mi mujer, no me hagas recordarte lo que sucede cada vez que decides ir por libre con tu magia negra, la ultima vez viajamos al tártaro ¿recuerdas?

Bufé de nuevo exasperado dando vueltas por el salón bajo su atenta mirada, encima me había echado en cara estar en el norte solo pro mi ¿que cojones les pasaba a las mujeres extranjeras?
-Creía que aquí eras feliz -le recrimine con el ceño fruncido y esta vez con cierto tono de dolor en mi voz, un reproche que no me esforcé un ápice en ocultar -creía que mi hogar era el tuyo no por obligación si no porque aquí lo habías encontrado, tu lugar -dije sin mas -¿me equivoque?

Mis amarillos se mantuvieron fijos en sus verdes esperando una respuesta que no llegaba, ella estaba cabreada, tenia un carácter del demonio pero yo era un vikingo y el mio no se quedaba atrás en esta gesta de dos titanes descontrolados.
-No es necesario que me mandes al sofá, ya me se el camino -gruñí mascullando nuevas maldiciones entre dientes.

Pero antes de largarme me paré en la puerta y alcé el indice dejandole bien claro lo que pensaba.
-Si se te ocurre por un minuto desafiarme, si invocas muertos, hablas con espíritus o haces cualquier tipo de magia negra atente a las malditas consecuencias.
Un portazo fue mi despedida mientras caminaba acomodando mis pieles sobre los hombros y con los dientes prietos hacia las caballerizas para ir al palacio.
Esa mujer era insoportable, terca, cabezota y desobediente ¿que demonios le costaba admitir que yo tenia razón y que jugar con la magia negra siempre tiene unas consecuencias desastrosas para los dos.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 142
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Jue Sep 07, 2017 9:13 am

Giuliana no daba crédito a lo que estaba escuchando ¿quién era ese hombre? ¿dónde estaba su Ulf? ¿se había vuelto loco? Él se marchó ofuscado hacia el castillo y ella enfiló rumbo a la cantera de piedra, allí podía desatar sus barreras de energía sin miedo a hacerle daño a nadie, y además así las rocas que se desprendiesen servirían para construir con ellas. Estaba furibunda, necesitaba romper algo, gritar, liberar la rabia que se agitaba dentro de su ser. Extendió los brazos y desató una onda de energía tan potente que derrumbó parte de la pared de caliza. Después liberó otra, y otra más, creando derrumbes e impactos que se escuchaban como truenos. Vació su magia una y otra vez hasta que tuvo que sentarse respirando agotada. Había gritado, llorado y destruido cosas, ahora ya estaba más tranquila. Iría en busca de Ulf antes de que se emborrachara, porque desde luego no estaba dispuesta a razonar con un beodo.

Entró en el gran salón de los Cannif, hallando allí a Ulf con Höor, vaso en mano. Seguia dolida, pero no quería irse a dormir sin arreglar las cosas.

Buenas noches Höor, ¿puedo llevarme a mi marido un rato?.— si estaban tratando asuntos de guerra, podria esperar, pero lo dudaba, se pasaban el día juntos, seguramente Höor supiera más de él que ella misma. Höor asintió y Ulf se levantó. Salió afuera al balcón y apoyó las manos sobre la baranda de piedra mirando al cielo nocturno.— No quiero discutir nunca más como hoy. No me molestó tu opinión sobre lo de hacer magia negra sino cómo me trataste. Ulf, no puedes hablarme como a tus soldados, porque no soy uno de ellos, no responderé bien ante las amenazas, yo también puedo amenazarte y sabes que podría cumplirlas. Esto no es bueno, así no podemos funcionar. Deja a Randulf el miedo y las amenezas, tú no eres así.— Se giró para enfrentar sus ojos.— No hubiera venido aquí si no fuera por ti, me da igual vivir en París o en Nueva Orleans, el sitio es lo de menos. Si mañana tuvieras que vivir en el desierto, me iría contigo, porque donde tú estés es donde quiero estar yo, y si tú no estás, me da igual el Norte, el Sur o cualquier cosa. Mi lugar no está ligado a la tierra está ligado a ti y sólo así soy feliz. Supongo que lo que quise decir es que no puedes exigirme las cosas de ese modo, no te ha hecho falta exigirmelas para que lo deje todo por ti, lo hice porque te quiero más que a mi propia vida y no me arrepiento de haberlo hecho... pues no empieces a exigir de esa forma ahora, que me ha dolido mucho.

Brökk se removió en su vientre, colocó la mano sobre la zona y acarició la piel bajo la tela. No había nada que no hiciera por seguirlo a donde los dioses lo llevaran ¿Acaso no podía ver eso? Estaba muy decepcionada por cómo la había tratado, tenía miedo de que Ulf se volviese un hombre así, dictador, autoritario, violento...porque él no era de esa forma, no era ese hombre del que se enamoró.

te prometo que no usaré la magia negra si tú me prometes que no volverás a tratarme de esa forma.

Esperaba que Ulf atendiese a razones, porque si no, las cosas se pondrían muy feas. Brökk se volvió a alterar en su interior. ¿Qué le pasaba hoy? debía ser por los nervios que había sufrido. ¡Oh, no! Ulf se estaba volviendo azul a sus ojos, la inconfundible luz azulada de una visión la estaba atrapando. Se puso rígida, con los ojos en blanco y su cuerpo cedió a la voluntad de los dioses.

Hola Giuliana.— Una mujer de piel canela y cabello níveo lleno de flores la esperaba sentada sobre un trono.
¿Erzulie?
Así es.— Erzulie era el equivalente a la Virgen de los cristianos, la madre de todos, la encarnación de lo bueno, lo puro y lo luminoso.— No te asustes, no vengo a requisarte a tu pequeño hijo, me hace feliz que vayas a tenerlo.
ehm... gracias. ¿Entonces? ¿para qué estoy aquí?
Hay algo que quiero que veas, los demás Loa no estaban de acuerdo en decírtelo, pero yo no tengo por qué plegarme a sus deseos.
De acuerdo.

Lavisión se desarrolló nítida frente a sus ojos, los esbirros de Randulf saltando el portal y apareciendo en Craig Mor Dhun, un círculo de piedras sobre una colina verde cerca de Callanish en las islas hébridas de Escocia, salpicadas en el mar del Norte. Los druidas habían conectado esos dos portales que los unían a la magia celta con la que se unieron los elementos que conformaron esas reliquias.

Callanish stones:






Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 156
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Mar Sep 12, 2017 4:22 am

Me alcé cuando Giuliana reclamó mi presencia dejando a Höor bebiendo solo en la mesa.
Mi ceño seguía fruncido, es mas, miré de reojo si llevaba la sarten en la mano antes de salir tras ella al balcón, capaz era de lanzarme desde arriba a sartenazos.

Su semblante era serio, apoyó los codos en la baranda mientras yo hice lo propio con la espalda y con los brazos cruzados frente a mi torso la miré de reojo esperando que soltara lo que aun le quedara por decirme.
No tardó en comenzar a hablar, esta vez con un tono mas conciliador a decir verdad, tampoco yo quería discutir, pero es que usar magia negra siempre la llevaba a la muerte y la idea de que me lo hubiera planteado como si no viera el inconveniente me había enervado.

Se giró para enfrentar mis grises, mi actitud también se había ido relajando y ahora tiré de su cintura para quedar pegados.
-Lo siento -aseguré como primera respuesta a aquel desafortunado incidente.
Hundí mi cabeza en su cuello besando despacio su piel antes de proseguir.
-No siento lo que te he dicho, en esencia así es como pienso, siento los modos, pero me conoces bruja y no es la primera, ni será la última vez que los utilizo.
No era mi intención tratarte como si fueras un soldado de mi ejercito, mis soldados no me ponen como tu ni de lejos -bromeé – bueno, alguna escudera …

Me miró frunciendo el ceño y yo ensanché la sonrisa antes de besarla.
-Tengo miedo de perderte, llevé mi mano a su vientre que se movía contra mi palma -de perderlo y conozco lo imprudente que eres. Se que lo haces en tu afán de ayudarme a mi, a Höor y al norte, pero yo quiero que ahora seas egoísta y te cuides, lo cuides. ¿No lo entiendes? no puedo perderte, perderos, ya he experimentado esa sensación, no es desconocida y … por muy general que sea tengo miedo de que la magia negra te lleve.

No podía ser mas sincero, me puse así porque no quería que nada malo le pasara y ella misma me había dicho que toda magia conlleva un precio.
-Yo buscaré le modo de calmar mi carácter, de hablar con “mas sosiego” a cambio no hagas magia negra, por favor. No quiero que pierdas tu esencia, eso seria estúpido por mi parte, se que me he casado con una bruja, una que en vez de escoba gasta sartenes, pero ten cuidado.

Era cierto, pedirle que dejara de hacer magia era tan imposible como si ella me pidiera que dejara el campo de batalla, ninguno de los dos podía, eramos lo que eramos y esa esencia corría por nuestras venas, solo le pedía calma ahora que Bröok estaba dentro de ella y cuando naciera ya se vería...
-Se que has convertido el norte en tu hogar por mi ¿crees que viendo a Höor es algo que no valoro? ¿me crees tan necio? Este lugar no esta hecho para cualquiera, admiro como te has adaptado. Los norteños somos muy cerrados y sin embargo no hay uno solo en Akershus que no te valore, te has ganado un sitio entre los míos y se que eso también lo has hecho por mi.

Mis labios besaron los suyos con ganas, supongo que todo estaba dicho y no necesitaría el sofá a fin de cuentas, iba a tirar de ella para partir hacia nuestra morada cuando la sentí ponerse rígida, conocía esos achaques, pero nunca le habían dado embarazada, mi preocupación aumentó cuando sentí a Bröok moverse como lo hacia.
-¡Höor! -grité aferrando el cuerpo de mi mujer y alzándolo entre mis brazos para meterla al interior.

Höor me guió hacia una de las cámaras de palacio, allí deposité su cuerpo y pronto fue llamado el doctor.
Al borde de la cama sujetaba su mano suplicando a los dioses que me la devolvieran.
Cuando abrió los ojos creo que respiré, me habia olvidado de hacerlo todo ese tiempo.
-Giuliana -la llamé apartando el pelo de su perlada frente -¿estas bien? ¿nuestro hijo? -no había apartado la mano de su vientre pero había dejado de moverse hacia un rato.

La doncella llegó con el doctor que Höor había hecho llamar, la examino, todo estaba bien, nuestro hijo estaba vivo, no veía motivos para volver a mandarle reposo, así que simplemente le pidió que fuera con calma y que si sangraba de nuevo que guardara reposo, poco mas se podía hacer con estas cosas.
Ella aseguró sentirse bien y así termino este periplo por las tierras de sus dioses.
-Voy a darle a Legva con la botella de ron la próxima vez que lo vea -apunté maldiciendo en mi idioma mientras ella se reía -¿que ha pasado bruja?




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 142
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Miér Sep 13, 2017 4:15 am

Abrió los ojos algp confundida, no había tenido visiones desde que quedó encinta y que fuera precisamente ahora la preocupó un poco.

no he hecho nada... no he sido yo. Te acababa de prometer no hacer magia negra, pero las visiones de los dioses vienen cuando quieren. Esta vez no era Legba, era Erzulie... lo cual es extraño, es la diosa de la fertilidad. Pensaba que iba a decirme algo de Brökk, a avisarme de algún contratiempo con él pero... no. Me reveló donde está la piedra. Sé dónde hallarla. Craig Mor Dhun cerca de Callanish, en las islas Hébridas de Escocia. Los druidas procedían de una antigua orden celta y conectaron esos dos portales, los hombres de Randulf al cruzarlo han ido allí. Posiblemente esa piedra descienda del círculo de Callanish, un monumento prehistórico y mágico.

Miró con cierta ilusión a Ulf, ella era de ascendencia irlandesa, de brujas wiccanas, y regresar a territorio celta le apetecía mucho, pues pensaba que allí podría retablecer su energía, purificarla, porque entre esos bosques centenarios, los magníficos acantilados y las piedras rituales, podría recuperar el equilibrio perdido y terminar aquel complicado embarazo como debía ser.

Regresaron a su casa en cuanto se pudo poner en pie y hablaron del tema.

es un lugar lleno de magia blanca, la puedes sentir en cualquier sitio. Te conecta a la tierra, al mar y al aire, los elementos más puros de la magia. Aquí estoy conectada al acero, al fuego y la piedra. Me vendrá bien una purificación de mi energía, llevamos tiempo usando mi magia para ser útil en batalla pero es magia destructiva. Regresar al lugar que me vio nacer será bueno para los dos.

Colocó las manos sobre el vientre, ahora su prioridad era Brökk y su propia salud, que seguramente pudiera mejorar en ese viaje, renovando sus fuerzas.

necesitaremos hechizos de protección, que la magia wiccana sea blanca no significa que no haya otros peligros.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 156
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Dom Sep 17, 2017 4:04 pm

La historia de Ulf y Giuliana continúa en ESTA AVENTURA.

Lo que sucede luego, se postaerá a continuación.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 156
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Vie Oct 13, 2017 5:00 am

Tras regresar de Escocia Ulf necesitó algunas semanas para estar repuesto, si no murió fue de puro milagro, y porque su naturaleza cambiante lo dotaba de una fuerza y una capacidad de regeneración acelerada que evitó el desastre, además de que con la magia de su mujer pudo mantenerse con un hálito de vida.

Esas semanas fueron bastante "aburridas" para el lobo, que no podía ir a entrenar ni a luchar y se pasaba el día gruñendo y rezongando por estar en casa, pero para Giuliana eran tranquilidad, tenerlo con ella maldiciendo y gruñendo era indicativo de que estaba vivo y sano. Llegó abril, el mes cálido e inicio de la primavera y una tarde después de comer, la bruja se sentía dolorida y los riñones no le daban tregua. Le pidió a Ulf que fueran a un manantial de aguas termales que solían estar calientes y la relajaban bastante; fueron a caballo, no estaba muy lejos. Se relajó desde el momento en que su cuerpo sintió el agua cálida en la piel y el abrazo del lobo a su espalda. Ese vientre estaba a punto de explotar, era cuestión de días o... Mierda.

Las manos de Ulf estaban sobre su tripa mientras recorría su cuello a besos, pero la bruja se tensó y emitió un quejido, le había dado un calambre terrible.

creo que ...ya viene.

No les daba tiempo a vestirse y subirse al caballo, tendrían que traerlo a este mundo allí mismo. Otra contracción le sobrevino al poco tiempo y se agarró de la mano de Ulf con fuerza... porque eso era la mano ¿no? daba igual, estaban desnudos edentro del agua, esperaba que el calor la ayudase a relajarse y traer a Brökk al mundo.

Tendrás que ayudarme, no puedo hacer esto yo sola...— El dolor la tenía atenazada, las lágrimas corrian por sus mejillas silenciosamente, ya sabía que dolería, pero estaba concienciada, llevaba nueve meses concienciándose. Empujó una vez, apretando los dientes agarrándose de la mano de Ulf y gruñendo. Dolía más de lo que esperaba, pero el agua al menos le otorgaba comodidad, y sentir al lobo a su espalda con ella la llenaba de coraje para seguir adelante con aquello. Puso las manos de su marido sobre la parte alta de su tripa.

Voy a empujar, aprieta hacia abajo, a ver si así sale...es tan tozudo como tu, no quiere salir de mi interior...— rió entre lágrimas, estaba nerviosa, pero parecía que todo iba bien. Empujó de nuevo al llegar la contracción, y así durante las siguientes tres o cuatro hasta que el agua del manantial se tiñó de rojo, podía notar como la cabeza asomaba.— Cógelo Ulf, ayúdame a sacarlo, ya está casi fuera...

Con un último empujón y las manos del lobo ayudándolo a salir, emergió la carita de Brökk a la superficie. Le hicieron un nudo al cordón antes de cortarlo y soplaron en sus fosas nasales para retirar los líquidos. Al momento lloró con la furia de un guerrero y los dos sonrieron con alivio. Se lo colocó en el pecho, al amparo del agua caliente mientras Ulf iba en busca de su camisa para arroparlo. Estaba hecho, pero tenían que regresar a Akershus, las comadronas tendrían que ver a Giuliana y sacar cualquier resto de placenta que pudiera quedar, vigilar la hemorragia y darle descanso. Antes de salir del manantial besó los labios del rubio mirando al pequeño.

Es idéntico a ti, frunce el ceño como tú...lo hemos hecho muy bien.— No esperaba dar a luz así, pero se alegraba de que hubiese sucedido y que fuera su propio padre quien lo ayudara a venir a este mundo. Por lo general, mandaban a los hombres fuera y dejaban que eso lo hicieran las mujeres. Ahora Ulf ya sabía lo que era traer una vida nueva al mundo.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 156
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak el Dom Oct 15, 2017 9:13 am

Tedio, fastidiosa esa sensación de inutilidad que me atenazaba mientras me recuperaba de las heridas que había sufrido en Escocia.
Maldecía durante todo el día, gruñía malhumorado porque las horas pasaban muertas pese a los intentos de mi esposa de distraerme de ese aburrimiento que me embriagaba por completo.

Había insistido hasta la saciedad de volver a los entrenamientos de los jóvenes que se habían unido a las filas, peor Höor y Giuliana parecían haberse aliado en mi contra y ni uno ni el otro parecían dispuestos hasta que los puntos dejaran de estar tiernos.
Aquel día mi esposa quería ir a una piscina natural de aguas cálidas que no estaba demasiado lejos de Akershus.
Giuliana ya estaba muy incomoda, en cualquier momento Brökk llegaría a este mundo, así que lo esperábamos con cierta impaciencia, supongo que ella por quitarse un peso de encima y yo porque en los últimos meses montarla no era lo mismo.

A lomos del espectro atravesamos Akershus cruzando el rastrillo de la ciudad, tras una hora a un ritmo tranquilo siguiendo el sendero del bosque, cruzando una zona de vegetación abundante, tras unas zarzas llenas de moras encontramos la piscina de la que le hablaba.
Su sonrisa se ensancho y agradeció sin duda una vez desnudos nos metimos en ella estar allí.
Calmaba sus dolores, la ayudaba a relajarse y creo que también a mi.
Nos besamos despacio, acariciándonos, hablando de todo y de nada al mismo tiempo cuando sus palabras y su cuerpo tenso me sobresaltaron.
-¿que va a donde? -le pregunté enarcando una ceja al decir que venia -¿aquí? -pregunté empezando a asumir lo que me decía.

Joder ¿ahora? Giuliana temblaba o quizás era yo, pero parece que el guerrero había decidido salir y la bruja empezaba a empujar aferrada a mis brazos mientras su espalda se tensaba contra mi pecho.
-Lo estas haciendo bien bruja -susurré besando su cuello.
Creo que me hubiera matado de poder por como me apretaba la mano que llevó a la zona alta de su vientre pidiéndome que empujara hacia abajo para que el terco de nuestro hijo bajara.

Hice exactamente lo que me pedía, estábamos solos y la experiencia lejos de ser aterradora estaba resultandome muy emotiva, los dos nos esforzamos ,ella lloraba haciendo fuerza, yo no dejaba de besarla, apoyarla hasta que vi asomar la cabeza de nuestro bebe y asiéndola entre mis manos tiré con el ultimo empujón de Giuliana.
-Ostia si parece un nosferatu, aquí ha habido tongo -me reí cuando me miró con el rostro perlado en sudor y ganas de matarme mientras yo me reía.
Lo coloqué rápido sobre sus pechos mientras anudaba el cordón y ella quitaba el liquido de su nariz para que respirara, un azote bastó para que nuestro hijo llorara con fuerza.

Me levanté asegurándome de que mi esposa estaba bien y fui a por la daga con la que corté el cordón umbilical y una camisa con la que envolvimos a nuestro hijo.
Lo miramos durante un buen rato, enganchado a los desnudos pechos de su madre apoyada en mi espalda.
-Frunce el ceño como yo, pero ¿no lo sientes? -pregunté deslizando mis manos por la espalda de nuestro hijo -es la misma sensación que tengo cuando te toco, es magia, creo que no has traído al mundo solo a un guerrero bruja, me parece que tendremos que lidiar con esa oscuridad que sentías.

Pasamos horas allí, piel con piel, riendo, besándonos, acariciándonos, simplemente disfrutando de unos instantes que nos pertenecían, que eran nuestros.
Antes de que cayera la noche, nos vestimos, la ayudé a ponerse en pie y con cuidado la subí de lado sobre la montura con nuestro bebe en brazos.

Así, al paso llegamos a Akershus, Giuliana fue atendida de inmediato por las matronas y un medico que se encargó de asegurar su bienestar y el de mi hijo mientras Höor y yo nos fundíamos en un sincero abrazo, para mi Höor era un hermano, sus hijos eran mis sobrinos y Brökk crecería sintiéndolo su tío.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 142
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Giuliana Mordrake Ayer a las 9:52 am

Nueve meses de tensa espera, un viaje a Asgard para conseguirlo, la furia de los dioses vikingos como garantía si no lo hacían bien...toda una experiencia vital. Pero por fin llegó y se llevó todo eso con un leve parpadeo, los bonitos ojos del pequeño llenaban a su madre de una felicidad indescriptible y a su padre de un orgullo tan grande como él.

Cada día era un descubrimiento, un gesto nuevo, una sonrisa distina, un llanto más fuerte... no pensaba que un bebé pudiera llenar sus días de ese modo. Ulf tenía razón, la magia corría bajo su suave piel y tendrían que lidiar con ello, pero las preocupaciones era mejor tenerlas cuando llegaban, sufrir por ellas antes de tiempo eran ganas de mortificarse sin necesidad. La casa estaba siempre bastante llena, Ulf era un general muy querido por todo el mundo y hasta los aldeanos querían llevarle un presente, aunque fuera un pastel de bienvenida al niño que muchos decían que sería el protegido de los dioses.

Giuliana pensó que se sentiría sola sin su madre ni su padre en un momento así, pero lo cierto es que el día que Arthur llegó la casa estaba llena de gente trajinando. Fue al encuentro de su hija, Brökk era su primer nieto y sentía un orgullo tremendo de todo lo que habían conseguido, porque lo cierto es que siempre supuso que Lana sería una de esas brujas solitarias y oscuras como Gwenda. Le llevó un cargamento entero de vino, cerveza y whisky, en el barco carguero llamado Amelia, como la madre de Lana, trajeron todo tipo de víveres básicos y escasos al estar en guerra como el azúcar, la harina o el aceite. Pensaba costear la fiesta de bienvenida del pequeño, aunque fuera en la cultura vikinga. Él no era afín a ninguna religión, la familia wiccana de su mujer emparentó con el vudú, así que hubiera sido extraño bautizarlo o hacer algo similar.

Tiene tus labios... pero frunce el ceño...
como su padre.
Exacto!! jajajaja. Tu madre estaría muy orgullosa.
hablando de eso... deberías buscar una buena mujer que te hiciera la vida más cómoda. Mamá se fue, por fin ascendió, es el momento de pasar esa página.— Su padre la miró con cierta tristeza, es cierto que había amado a Amelia toda su vida, pero Lana tenía razón, él estaba solo y centrado en los negocios.
¿La madre de Ulf está soltera?
Papá!!!.— le golpeó en el hombro y Arthur sonrió.
No sé, te veo tan contenta aquí...que lo mismo es cuatión de buscar a una vikinga.

Pasaron un par de horas hablando y riéndose, como nunca lo habían hecho. Sus vidas siempre habían estado teñidas de ese gris velo que la enfermedad de Amelia tejió sobre ellos y ahora era como una segunda oportunidad. Cuando Ulf se unió a la conversación, Arthur aprovechó para intercambiar algunas palabras con él.

Los negocios van muy bien, mejor que nunca, así que pedidme lo que necesitéis. Sé que Lana se conforma con lo que tiene, nunca fue una niña caprichosa ni apegada a los bienes materiales, sólo los libros, y por lo que tengo entendido aquí hace falta de todo. Tanto si son suministros como armas...contad con mi apoyo, sé que no me llevaré mi dinero a la tumba, así que haced que mi nieto viva en una tierra libre y segura.— le puso la mano en el hombro a Ulf, visiblemente emocionado.— La estás cuidando muy bien, sé que es feliz aquí y te lo agradezco.





Me:
Love:
Ulf y Lana XDDDD:
Gracias Nirole:
♥️♥️♥️LISTEN TO YOUR HEART♥️♥️♥️ Ulf&Lana VIDEO:
avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 135
Puntos : 156
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Ulf Tollak Ayer a las 1:50 pm

Desde que llego el mocoso la felicidad se había instaurado entre las cuatro paredes de mi casa, quizás no era exactamente el tipo de vida que un día imaginó la bruja pero por Odin que yo no podría imaginar una distinta.
Las visitas se sucedían, muchos eran los que querían ver al niño bendecido por los dioses y traerle un presente, en su mayoría cosas hechas a mano pues la riqueza en el norte escaseaba pero esos gestos llenaban a mi mujer de felicidad.

Ella se había hecho a mi hogar, era muy querida entre todos los norteños, respetada por los guerreros pues nos había acompañado a la guerra con la determinación de una de nuestras escuderas.
El día que la conocí juro que no tenia muy claro que esto pudiera salir bien, pero ella me demostró que lo nuestro era inquebrantable.

Su padre llegó con un buen cargamento de alcohol al que daríamos un buen uso en la celebración del nacimiento de Brökk, mi primogénito y algo de vivieres que repartimos entre los mas necesitados.
Nosotros no vivíamos en la opulencia, nadie en el norte lo hacia, pero teníamos lo necesario para que no nos faltara un buen plato en la mesa.
Yo siempre fui feliz aquí, el norte corría por mis venas.

Mi madre también había acudido hacia ya unos días, antes de que la bruja diera a luz, las dos se llevaban muy bien. Madre no era una mujer que se metiera en lo que no le pertenecía, como toda madre vikinga conocía su lugar, me trajo al mundo, me convirtió en alguien fuerte y ahora me dejaba seguir mi camino de la mano de la mujer que había elegido.
Criar a nuestro hijo era asunto de Giuliana y respetaba todas y cada una de sus decisiones, mio era el convertirlo en un guerrero que amara el norte y a nuestros dioses.

Freya jugaba con el con un caballito tallado en madera, se lo enseñaba mientras el bebe lo miraba desde la cuna arropado por las mantas.
-Le colgaremos ese caballo -le dije a mi hija depositando un beso en su pelo castaño -creo que le ha gustado a tu hermano.
Ella reía feliz.

Mi hija también había hecho buenas migas con la bruja y aunque pasaba mucho tiempo con Höor en el castillo, también lo hacia con nosotros en casa.
Deje que Giuliana y su padre hablaran en la intimidad mientras yo pasaba el rato tumbado frente a la lumbre con Freya y mi hijo en brazos, fue cuando esté se acercó cuando le pasé a Brökk a Freya y me levante para escuchar sus emocionadas palabras.
-Soy yo el que he de agradecer la hija que has educado, nunca podría haber ni soñado con una mujer así. No negaré que tiene carácter, saca una sarten de debajo del colchón y me manda al sofá de Höor mas a menudo de lo que me gustaría y menos de lo que merezco.
Lo estreché en un abrazo, sabia que ese hombre quería a sus hija y los dos buscábamos lo mismo su seguridad y que fuera feliz y lo era a mi lado.

Esa noche celebraríamos como era debido el nacimiento de nuestro hijo, sin duda era motivo de celebración para todos los norteños.




Gracias por leer:

Spoiler:

XDDDDD:
Listen to your heart:
avatar
Ulf Tollak
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 142
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Tempestad. (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 8 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.