Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 08/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Sáb Ene 07, 2017 5:44 pm

Unos años antes...



Recuerdos. Momentos de la vida los cuales perdurarán por siempre. Recuerdos que quedarían implantados en las mentes de aquellos que formaban instantes memorables, eternos. Su vida humana fue plena, feliz y maravillosa…lo que cualquiera podría soñar. Una esposa hermosa y a la que amaba, su hija, fruto del amor entre ambos y un negocio que iba viento en popa. Pero a veces el destino jugaba malas pasadas y en este caso… le tocó a su familia, a la familia Zahir.

Intentaba por todos los medios, llegar antes a casa, pasar más tiempo con sus dos flores hermosas. Antes de la cena, solía jugar con Naitiri mientras se deleitaba en el olor de la cena que emanaba de la cocina. Comía como un rey, se sentía así, rodeado de lujos como la compañía de las dos, la risa de su pequeña al alzarla por los aires, la imagen de su Tahirah peinando el largo cabello azabache de Naitiri. Olor a jazmín, música de fondo… nana eterna de la que no olvidaría jamás.

Noche de verano, Naitiri tendría unos cinco años. Correteaba por la casa estrenando un vestido nuevo. Él mismo se lo había hecho, seda roja, precioso contraste con su piel de color caramelo. Naitiri reía feliz dando vueltas a su alrededor, como una princesa de cuento de las mil y una noches. Rió divertido, ofreciéndole una de sus manos para que la tomase y juntos dar vueltas en el salón.

Se sentía un tanto mareado, mareado y loco de felicidad. Las risas de ambos, alentaron a Tahirah quien salió al ver la escena. Tomó a Naitiri por la cintura para alzarla por los aires y ser él quien le diese vueltas en el aire, concediéndole el sueño de volar con el sustento que era él mismo. Qué feliz era, qué sensación. La más intensa, plena.

-Naitiri, a la de tres te suelto, una…dos y… -la soltó para volver a tomarla, estallar entre risas, terminar en la alfombra como dos niños que se pasarían la vida jugando sin fin. Desde el lugar, clavó su oscura mirada en su esposa, dedicándole una sonrisa cómplice. Complicidad entre padre e hija, se acercó a ella para susurrarle al oído un secreto, algo de lo que Tahirah no podía enterarse -Le haré a mamá el traje más bonito del mundo ¿me ayudarás? Solo queda tu toque… mañana es su cumpleaños. ¿De qué quieres la tarta, mi pequeño jazmín? Prometo traerte otro regalo… un regalo que a mamá no le gustará -

Rió, pensó en regalarle un cachorro canino a la pequeña, un mejor amigo leal. El mejor regalo del mundo para él, era su vida… una que no pensaba jamás que se la arrebatarían tan pronto. Días de felicidad…



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Vie Ene 13, 2017 12:05 pm

La noche ya había caído y como de costumbre Tahirah preparaba la cena mientras yo jugaba en el salón, esperando a que papá regresara. Ese día me había regalado un vestido rojo, siempre me gustaba jugar que me hacía vestidos y cogía las telas de la tienda, como si fueran para mí. Me gustaba que me hiciera vestidos como a una princesa y corretear por la casa con ellos puestos. Me acerqué a Tahirah y me pegué a su pierna mientras ella me cantaba una canción, con la música sonando de fondo, y miré hacia arriba. Su pelo largo y negro que caía en hondas era lo primero que veía, me gustaba verla así de guapa con ese pelo y yo quería, de mayor, llevarlo como ella.


-¡Mami, mami! –la llamé esperando a que pusiera su atención en mí y al mirarme sonrió sin dejar de cocinar.
-¿Sí, cielo?
-¿Cuándo va a llegar papá? –ella se rió por la pregunta, se agachó para quedar a mí altura y acarició mí pelo.
-Pronto cariño, seguro que no tarda mucho en venir –cogió mí nariz entre sus dedos, hice un mohín ante ello y reí al ver que dejaba besos por mí cara- Venga, corre a jugar que seguro que no tarda –se levantó para seguir con la cena y yo volví al salón para seguir jugando, corriendo por el lugar. Pasado un tiempo oí que la puerta de casa se abría y que por ella entraba la persona que había estado esperando, y me lancé corriendo hacia él.
-¡PAPI! –él se agachó para darme un abrazo y yo me lancé contra él mientras dejaba un beso en mí cara. Cogí su mano y como siempre comenzamos a jugar tirando de él, corriendo por el salón divertida. Me cogió en brazos y me dio vueltas por el aire, mientras yo reía divertida y le pedía por más. Cuando me soltó chillé divertida y comencé a reír para acabar en el suelo jugando. Cogí uno de los juguetes que había cerca y luego lo miré a él- ¡Si! –grité ante la idea de ayudarle con un vestido, me echó una mirada para que no gritara y luego reí- Sí, sí, sí… si que quiero –me encantaba hacer vestidos con él cuando me dejaba, y si eran para mamá mejor- Qué guapa –aplaudí un par de veces ante la idea- ¡De pocholate papi! –Me lancé sobre él y reí- ¿Un regalo? ¿Qué regalo, papi? Yo quiero saber –le hice un puchero para ver si me lo decía




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Sáb Ene 14, 2017 5:48 pm

El ambiente de la casa, siempre olía a jazmín y especias, las que utilizaba Tahirah para hacer la comida, un banquete delicioso que nos acompañaba cada noche entre risas, charlas y momentos irrepetibles, únicos. ¿Lo mejor del día? Llegar a casa y que tanto su hija como su esposa le estuviesen esperando con las mismas ganas que él deseaba estar con ellas.

La hermosa Tahirah, la mirada del más puro amor eterno y verdadero. La de su hija, la inocencia y aún así la seguridad, le recordaba tanto a sí mismo que le parecía hasta imposible que alguien se pareciese tanto a él, el mejor reflejo que podía tener de su futuro. Las risas, dieron paso a los secretos entre padre e hija. Tahirah no debía enterarse del regalo de cumpleaños que sería próximamente. Había creado tanto para madre e hija, un vestido similar con un complemento especial que esperaba la pequeña le ayudase a realizar.

- Lo sabrás pero tienes que ayudarme. He traído las coronas reales a las princesas de mi casa -diadema de plata en donde podía decorarla como desease, ambas tenían pequeños brillantitos plateados entre medias para que el resultado fuese aún más impactante. Dejó ambas en la pequeña mesa, de camino, había ido recogiendo jazmín y rosas. Las esencias de sus princesas -Adórnalas, hoy os coronaré -sonrió a la pequeña, dirigiéndose a su esposa y abrazarla por la cintura, buscando su mejilla dejando un beso tierno en su mejilla -Huele delicioso y debe saber aún mejor… deja reposar y… ven con nosotros. Os traje algo

Tahirah entre risas, se dejó llevar por su marido. Él observaba a su pequeña jugar con las flores, elegirlas para colocarlas con sumo cuidado en las diademas. Para que no se pinchase, fue tomando una por una las rosas para quitarle las espinas .

- Me encantará tener un premio por semejante regalo ¿quién empieza? -carraspeó, dejándose vencer en el suelo para que ambas diesen ese ansiado regalo que él pedía. La vida era perfecta, con ellas, lo tenía todo. Cuan equivocado estaba si pensaba que así…sería por siempre.

Risas, miradas de complicidad, completa felicidad..momentos que pese a todo se iban repitiendo en su mente… una y otra vez, siendo incapaz de olvidar.



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Miér Ene 18, 2017 2:54 pm

Ver entrar por la puerta a papá era una de las cosas que más me gustaba cuando llegaba la noche, siempre jugábamos mientras mamá hacía la cocina porque decía que “así no molestábamos”, algo que no sabía muy bien por qué lo decía y que nos daba tiempo para jugar a los dos. Siempre me gustaba que me levantara y diera vueltas a mi alrededor, me hacía reír y me gustaba jugar con él porque siempre me hacía cosquillas mientras reíamos en el suelo. Mis ojos, curiosos, lo miraron cuando dijo lo del regalo y asentí dando una palmada, entusiasmada con la idea. Me gustaba que me regalaran cosas y ayudarlo a crear vestidos.

Delante de mí sacó dos coronas y comencé a reír entusiasmada con la idea. Siempre me hacía coronas cuando íbamos de paseo, de jazmín, que tanto me gustaban. Me dejó para que las decorase y las cogí mientras veía las flores que había dejado. Ladeé la cabeza y lo intenté la primera vez mientras ellos estaban en la cocina, la primera flor no salió como las hacía él y resoplé dejándola a un lado y poniendo otra. Recordé como lo hacía él y tras un par de intentos fui haciendo la corona que era más pequeña, al poco rato llegaron y ya casi la tenía terminada.


-¡Mira mami que corona he hecho! –se la enseñé mientras papá me dejaba solo las rosas a un lado y me ayudaba con la otra corona. Nos las iba a poner esa noche y quería ayudarlo, pero él iba más rápido que yo y terminó ayudándome con la última para dársela a mamá. Me levanté con la corona de rosas en la mano y me acerqué a mamá que ya estaba sentada a nuestro lado y le puse la corona en la cabeza- ]¡Qué guapa que está! ¿Verdad que está guapa, papi? –pregunté girándome para mirarlo mientras miraba a mamá, con su pelo largo cayendo sobre sus hombros y la diadema decorando su cabeza con rosas rojas y blancas. Me tiré a los brazos para darle besos en la cara y hacerle algo de cosquillas, subido sobre él, cuando dijo aquello mientras mamá se reía de fondo al vernos a los dos tirados por el suelo.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Sáb Ene 21, 2017 5:37 am

Recordar esos momentos e instantes que ya no volverían, le recordaban porqué seguía allí…en Paris, velando en las sombras por su hija. Su parte más humana ganaba en este caso pero cuando decaía, se convertía en un monstruo que lo arrasaba todo a su paso. Una vida eterna, en la que poder emendar su error, un error del que ningún Zahir tuvo la culpa. ¿Cómo hacerlo? nadie le había enseñado cómo, tampoco reaccionar a ciertos secretos ocultos, a otras más cosas de las que no encontraba sentido.

Recordar, le llenaba por completo, al menos aquello no se lo habían arrebatado. El dolor al principio se disipó pero los recuerdos terminaban por susurrarle todo lo que había perdido, lo que nunca tendría jamás. Refugiarse en su antigua vida era lo único que le quedaba. Su hija no quería ni verle, le odiaba por haber aparecido en su vida como una sombra errante. Tuvo que mentirle pero ¿acaso no valía la pena? Esos momentos después de tantos años, la noche en la que la perdió y corría con aquel vestido rojo como la sangre, seda tintada de lágrimas de cristal de aquellos ojos oscuros que sin duda había heredado de sí mismo.

La pequeña Naitiri, entusiasmada, canturreaba en su idioma infantil sin perder la sonrisa. Él bebía un poco de  té caliente, hacía frío y el estar en la calle vendiendo género se le había calado en los huesos.  Rió al ver como una de las rosas era imposible colocarla, le ayudó, faltaba otra y sería la última. El resultado era perfecto, rosas de distintos colores que le quedarían a Tahirah justo como imaginaba.





Se mordió el labio inferior sin poder evitar tomar el rostro de su esposa entre sus manos y admirarla durante unos segundos, la voz de Naitiri le arrancó una risa, mostrando en aquel atractivo rostro… total felicidad, amor, infinita lealtad por las dos. Asintió deslizando los dedos por cada una de las rosas, hasta que sus dedos acunaron sus mejillas, besándola en la frente con una delicadeza digna del amor que sentía por ella.

-Aún queda coronar a la reina de la casa así que ¿preparada?- su corona al ser más pequeña, apenas tardaron unos minutos en hacerla, bonitos jazmines que adornaban la dorada diadema. Un complemento que a Naitiri quedaría de aquel modo tan adorable, era tan bonita y perfecta que más dichoso no podía sentirse -Preciosa.  ¿No le das un beso a tu papi por traértelo? -abrió los brazos para volver a tomarla entre sus brazos, aspirar el aroma de su cabello, podía sentir la suavidad y el olor de ambas…quemándole las fosas nasales.

Porque eso no podía ser otra cosa que felicidad… y al faltarle, preferiría la muerte.



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Mar Ene 24, 2017 2:28 pm

Dicen que; cuando uno sacude el cajón de los recuerdos, son los recuerdos los que terminan sacudiéndolo a uno… y no podría haber mayor verdad en aquella frase. Siempre había recordado, de alguna forma, todos aquellos momentos que de pequeña no pude analizar puesto que no tenía la suficiente mentalidad para ello, pero que ahora siendo adulta y viendo los niños con sus padres me hacían, inevitablemente, volver a mí pasado, a aquella casa en Guiza donde fui feliz con mis padres durante cinco años. Recordaba estar por las noches a la espera de que Naeem llegara, siempre con algo para mí como alguna flor de jazmín, o alguna rosa que adornara mí pelo… incluso algún traje nuevo que había hecho y que no había dicho ni mi a mí madre.

Siempre me había gustado que me hiciera coronas de flores de pequeña, adornando mí pelo, con jazmines como decoración… siempre había dicho que era mí flor, que yo era como su pequeño jazmín. Incluso después de tanto tiempo seguía recordando aquellos pequeños matices, aquellos pequeños detalles que eran lo que me habían dado vida y alimentado durante tanto años, lo que me había hecho seguir hacia adelante y me daba fuerzas. No había sido fácil y los había echado mucho de menos, para una niña pequeña crecer sin sus padres y sobre todo sin los consejos de la madre o ciertos apoyos en determinados momentos… había sido duro. Me mordí el labio y me dejé llevar por aquel recuerdo donde habíamos hecho coronas aquella noche, una para mí y otra para mamá. Resultaba raro decir “mamá”, pero podía recordar lo hermosa que era con su pelo, oscuro como el mío, le caía en rizos por sus hombros.





Papá me había ayudado a terminar la corona que era para mí mientras veía a mami con la suya, ¡qué guapa que era! Siempre me gustaba acariciar su pelo y me senté delante de ella adornando la corona, apoyando mi espalda en su pecho. Papá me ayudó a terminarla y luego fue él quien me la puso a mí, entre risas porque los pétalos me hacían cosquillas conforme se enredaban en mí pelo. Me abracé a él y le di un beso para levantarme y correr a mirarme en un espejo entusiasmada con la idea de ver cómo quedaba.



-¡A ver como queda! –grité corriendo por el pasillo buscando un espejo, terminé en su habitación y me miré. El jazmín se notaba al ser mí pelo oscuro, volví de nuevo junto a ellos y me tiré sobre papá riendo por como había quedado- ¡Me gusta mucho! –dije dejando mí cabeza contra su pecho, mientras mamá terminaba de preparar la cena- Papi, papi… me prometiste que mañana me llevarías a ver las pirámides –lo miré esperando a que me dijera que sí, que mañana iríamos de excursión y pasaríamos un día juntos- Porfi, porfi, porfi, porfiiii –le hice un puchero y no me separé esperando que aquello funcionara- Nos iremos con mami y que nos cuente historias.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Vie Ene 27, 2017 11:30 am

Mi pequeño jazmín se había secado, justo el momento en el que ella se fue por la puerta. Ya no era una niña aunque para mí lo fuera. Ahora, tenía esa vida por la que tanto había pasado. Conocía a otras personas y en realidad, nosotros dos…sus padres solo éramos recuerdos que aún perduraban en su mente, pero… nada más. ¿Y si era egoísta? ¿Y si iba a borrar cada recuerdo del ahora y mostrarle, recordarle con más fuerza que nunca los del presente? Podría hacerlo y me volvería a odiar pero acaso…¿no me odiaba ya? Solo quería que fuese feliz, mi niña, mi tesoro más preciado, mi jazmín eterno.

Apenas puedo pensar en otra cosa. Mi hija me odia más que a nadie en este mundo y yo, con este alma condenada… la amo, la amo porque es lo único que me queda. ¿Qué si lo merezco? No. No me merezco eso precisamente. Ni eso ni nada. Solo pudrirme en un rincón oscuro, dejarme morir sin alimentar mi naturaleza, poco a poco dejar este mundo para que ella por fin pueda ser feliz, rompa sus alas a volar.





Qué bonita era, cada vez se parecía más a su madre. La pequeña Naitiri correteaba por la casa como alma que lleva el diablo, buscando un espejo en donde reflejarse y al hacerlo, mostrar esa sonrisa que lo iluminó todo pese a ser de noche. Los regalos no habían cesado. Aún quedaba otro que estaba esperando impaciente. Le pedí a un amigo del mercado, que me consiguiera un cachorro, conocía a mi pequeña, gran amor por los animales. Y esa noche iba a tener uno al que cuidar.

Rió por el grito, una mirada cómplice con Tahirah, un beso en su frente y en las mejillas, embelesado se quedó mirándola hasta que Naitiri regresó con sus pequeños pero agigantados pasos. Las pirámides, es verdad… qué tonto fue, se le había olvidado con el asunto del cachorro y demás. Negó con la cabeza por su despiste y la tomó en brazos, dejándola sentada en una de sus piernas.

-Es verdad, la excursión a las pirámides, pues mañana te va a tocar madrugar, a todos… -miró de reojo a su madre junto con una sonrisa - Mamá sabe contar muchas historias, me las sé de memoria y aún así, no puedo dejar de escucharlas, a ti también te pasa ¿cierto? Y …¿Esa es la puerta? Vamos , pequeña a ver quien es -qué momento, solo con imaginar su reacción, se echó a reír.

Fue él quién abrió, un hombre de mediana edad, traía en sus manos, más bien en una un pequeño cachorro de pelaje negro. Ambos intercambiaron unas palabras, Naeem tomó el perrito y nada más cerró la puerta, se agachó para entregárselo a su pequeña.

-Mira lo que trajo la noche, negro como tu pelo. Es tuyo, mi niña…cógelo



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Miér Feb 01, 2017 9:54 am

Miré por la ventana viendo las gotas de lluvia que caían y repiqueteaban contra el cristal, como si fuera una danza que solo ellas podían ejecutar y con el sonido tan característico que hacían al chocar contra la ventana, un sonido que me hizo lanzar un suspiro y que al mismo tiempo me tranquilizaba. La lluvia siempre me había calmado de alguna manera, no sabía por qué, pero así era. Estaba sentada en el sofá con las piernas dobladas y el codo apoyado contra el respaldo de este, dejando mí cabeza contra el puño recostado y mirando por la ventana. La cabeza de Isis se movió contra mí regazo y se acomodó estirándose en el sofá y tumbándose en una mejor posición con su vista fija en mí mientras me instaba a que le acariciara. Aquello me hizo sonreír, y también, envolverme en un recuerdo… en el de aquella noche donde, por primera vez, tuve una mascota.



La corona ya adornaba mí cabeza y contrastaba con el oscuro de mí pelo, sentada en la rodilla de papá lo miré haciendo pucheros para que accediera a llevarnos de excursión. ¡Nos lo había prometido! Quería que mamá nos contara las historias que siempre me contaba de noche antes de ir a dormir, y ver el lugar donde trabajaba. Siempre había visto las pirámides de lejos y quería verlas por primera vez de cerca.


-Yo quiero montar en camello… -fue lo único que dije ante la idea de madrugar, no me importaba si mamá también nos acompañaba y nos contaba historias. Me giré para mirarla- ¿Nos contarás historias, mami? –Pregunté mirándola, a lo que ella sonrió y acarició mí rostro.
-Claro que sí cielo, dime, ¿qué historias quieres que te cuente mañana?
-¡Todas! –abrí mis manos abarcando algo que no estaba y ella rió.
-¿Todas? Pero si son muchas –negué con la cabeza- Está bien, te contaré todas las que quieras.
-¡Bien! –esta vez fue a ella a quien abracé mientras la puerta sonaba de fondo, miré a papá que se acercaba y fui hacia allí mientras él abría. Cuando se giró mí rostro se iluminó y una sonrisa se puso en mis labios. ¡Era un cachorro!- ¡Un perrito! –dije corriendo para quitárselo de la mano y cogerlo yo. Era pequeño y podía cogerlo con mis manos porque no pesaba mucho, era negro como la noche y me miraba moviendo el rabo, me dio una lamida en el rostro y reí más fuerte- ¡Qué bonito! –Lo abracé pegándolo a mi pecho mientras el cachorro me daba besitos, haciendo que riera- ¿Es para mí? ¡Gracias papi! –Pregunté y luego abracé a papá dejando un beso por el regalo- ¿Qué nombre le ponemos? –Vi a mamá- Mami, mami… ayúdame a ponerle un nombre por fi, por fi. Un nombre de las historias que cuentas y que tanto me gustan –dejé el cachorro en el suelo mientras pensábamos un nombre- papi ven, ayúdanos.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Mar Feb 07, 2017 2:11 pm

Una vida eterna, carecía de sentido si te esperaba soledad. Eso pensaba en ese instante en el que sus orbes se perdieron entre las sombras. No sabía dónde ir, vagaba por las calles, perdido… como nunca antes lo había estado. No podía irse pero tampoco quedarse. Sus ojos oscuros se perdieron en la imagen de dos jóvenes, tendrían la edad de Naitiri. Solo las observó, una era morena como su pequeña, la otra con el pelo claro…rubio. Embelesado en cómo reían, desistió en acabar con aquella melodía, arrebatarles la vida y siguiesen riendo esa noche, todas las demás.

Desde que Naitiri se fue, no hizo otra cosa que saciar su sed de sangre. Ser esa bestia y dudaba que eso desapareciese sin más, era su naturaleza. Su atractivo no pasaba desapercibido para las mujeres y él, siempre buscaba a la misma. En cada cuerpo por el que pagaba, cerraba los ojos e imaginaba que era su esposa, esa parte quedaba saciada hasta que abría los ojos y se daba de bruces contra la realidad… una fantasía. Una vida llena de mentiras.




La reacción de su pequeña al ver al perrito, fue tan conmovedora que le hizo reír a carcajadas. Le encantaba ver a las dos, cómo compartían madre e hija. Se agachó a la altura de su pequeña y el perrito, acariciando con un dedo la cabeza del perrito. Se iba haciendo tarde y era mejor irse a dormir , el día de mañana tendrían uno muy ajetreado, una excursión en familia.

-No sé ponerle nombre a nada, princesa. Así que.. ¿por qué no lo llamas como uno de los dioses egipcios? Llámale Ra, cuando lo llames la atención gritarás…. RA RA RA RA RA RA RA RA RA -momento que le hizo cosquillas, rompiendo a reír con ella, teniendo en cuenta que no cayese al perrito. -Mamá te ha dicho todas las historias y no has nombrado ninguna. ¿No me has contado? Nada. -

Se acercó a su esposa, abrazándola por la cintura, sus ojos se perdieron en ella, mirándola intensamente a los ojos, a ambos le gustaban en especial una historia y bien tenía que ver con los dioses egipcios Ra e Isis. Y fue esa leyenda la que sin querer, susurró al oído de su esposa, lo suficientemente fuerte… para que su pequeña la oyese.

-Dicen que… ISIS era una diosa muy sabía, casi tanto como el gran RA, tan solo le faltaba conocer el nombre secreto de este para tener su poder.

Tanto ella como los demás dioses envidiaban a RA, el era quien dominaba el mundo y toda criatura estaba sometida a él. En su juventud luchó por conseguir la autoridad que en su madurez le otorgaría el respeto y el reconocimiento que merecía por un reinado justo y pacífico.

Pero el tiempo no perdona, ni siquiera a las divinidades, y según RA envejecía, los demás veían que cada vez estaba más cerca el momento de poder hacerse con su poder aprovechando su debilidad.

ISIS trazó su plan. Hizo con sus manos una serpiente con barro y la dio apariencia de bastón. Cuando RA cogió el bastón la serpiente le mordió, provocándole mucho dolor. Fue entonces cuando ISIS apareció y le convenció de que moriría si no le decía su nombre secreto para poder acabar con el maleficio. Cuando no puedo soportar más dolor le dijo su nombre e inmediatamente el sufrimiento desapareció, pero a la vez RA fue consciente de lo que había hecho, a partir de ese momento tendría que compartir su poder con ISIS.
-besó la mejilla de Tahirah , riendo por lo bajo -Mañana te tocará a ti, así que… ve pensando - abandonó el abrazo de su esposa para inclinarse a su pequeña, sonriendo ampliamente -¿Ya decidiste el nombre?



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Dom Feb 12, 2017 2:16 pm

Tener al perrito en brazos era algo que me hacía muy feliz, era negro como mí pelo y no paraba de darme besitos en el rostro mientras lo tenía sujeto entre mis manos. Quería ponerle un nombre que estuviera chulo y que fuera diferente, distinto a todos los demás nombres que tenían los otros perros. Reí ante la ocurrencia de papá de ponerle Ra, sin poder evitarlo, al ver cómo decía aquel nombre repitiéndolo todo el rato hasta hacerme cosquillas y que riera más fuerte sujetando al cachorro con fuerza entre mis manos para que no se cayera.



-Entonces, ¿de quién fue la idea de ponerme mí nombre, papi? –Pregunté ante sus palabras viendo como luego se acercaba a mamá y comenzaba a contar una de las historias que le había oído contar a ella muchas veces. Me senté en el suelo con el perrito encima de mis piernas sin dejar de acariciarle, escuchando la historia que me contaba papá y que tanto me gustaba. Era una de mis favoritas y me gustaba escuchar cómo ella la contaba antes de irme a dormir por la noche. La historia llegó rápido a su fin y me quedé mirándolo un segundo para luego mirar al perrito que se había acomodado sobre mí regazo y que ahora bostezaba recostando su cabeza en mí brazo.


-¿Y cuál era ese nombre, mami?
–Pregunté porque no me acordaba del nombre verdadero de la historia, sin estar convencida de si lo había oído alguna vez. Papá se acerco hasta donde estaba y lo miré, no sabía realmente qué nombre ponerle así que se me vinieron a la cabeza los nombres de la historia, pero principalmente uno en concreto, aunque al pensar en ese me vino otro que había escuchado también mucho- ¡Osiris! –dije acariciando al perrito. Osiris siempre iba representada con atuendos negros, era la hermana de Isis y era toda su contraria- Mami, ¿verdad que es la hermana de Isis? –Mí madre me miró con una sonrisa y asintió con la cabeza.
-Si cielo, es la hermana de Isis que representa todo su contrario. Isis es la Diosa de la naturaleza, y Osiris sin embargo está representada más por ser una… destructora –hizo una leve pausa- Le pega por el color negro, ¿lo has elegido por eso?
-¡Sí mami! –ella rió y se levantó para acercase donde estaba y que me levantara-
-Venga a la cama, mañana tenemos que madrugar si quieres ir a ver las pirámides –cogió a Osiris y me levanté para mirarla
-Mami… ¿puedo dormir con el perrito? Por fi, por fi, por fiiiiiii –Hice un puchero y le puse mí mejor cara para que accediera, esta miró a papá y luego asintió con la cabeza.
-Pero solo por esta noche, ¿de acuerdo?
-¡Vale mami! –lo cogí en brazos de nuevo
-Dale un beso a papá antes de ir a dormir –me acerqué para abrazarlo y darle un beso fuerte
-Buenas noches papi –y seguí a mamá hacia la habitación con el perrito en brazos, con la idea de ir a las pirámides juntos.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Jue Feb 16, 2017 10:09 am

La verdad, concebir a Naitiri fue lo mejor que le había pasado en la vida después de Tahirah. Ante la pregunta de su hija, lo único que se le ocurrió fue encogerse de hombros y mirar como culpable a su esposa. Fue un trato, si era varón lo escogería él y si fuese niña ella… ¿Qué importancia tenía ese detalle cuando ella era la luz de sus vidas?. Se inclinó a ella, tomando su nariz como una broma y mirarla fijamente a los ojos.

-Fue tu madre, hija… si fueses pequeño en vez de princesa , a saber qué nombre te hubiese puesto. Soy un desastre para eso pero quien sabe ¿y si tienes un hermano? Los dos seríais mi perdición. -rió de lo más divertido, observándola en completo silencio. El perrito la adoraba y era lo mismo por su parte, un completo acierto y es que no se merecía menos.

Observar a las dos mientras disfrutaba de su bebida, era lo más cercano a sentirse pleno, feliz y completo. Naitiri sería como su madre cuando fuese mayor, le apasionaba la historia al igual que a Tahirah. Abrumado por las palabras de su esposa, sonrió ampliamente, en completo silencio, dejando escapar un suspiro y mirar con complicidad a su esposa, Naitiri era tan adorable cuando pedía cualquier cosa por favor que pocas veces era imposible resistirse.

-Mañana será otro día, princesa así que vamos… -besó su mejilla, beso que fue devuelto, los dedos se enredaron en la larga cabellera de la pequeña, un gesto que aún conservaba, el más real para Naeem… más cercano a Naitiri. -Buenas noches, mi pequeño jazmín - las risas de ambas, un bálsamo para el Naeem del presente quien lo había perdido prácticamente todo… y en el presente, no se merecía ni tenía nada.

Al día siguiente, ambos esperaban a Naitiri, todo estaba previsto. Una bolsa de tela en donde contenía algo de comer y beber para la excursión, los días en familia eran escasos pues esperaba pasar más tiempo cuando por fin pasase la temporada de “fiestas y eventos” en la ciudad.

-¿Preparada? El perrito tiene que quedarse, no aguantará todo el día fuera pero cuando sea mayor vendrá, te lo prometo . tengo ganas de escuchar a mamá así que…date prisa, bebe la leche y… mientras mamá y yo..-atacó por detrás a su esposa y la alzó en brazos, quería oírla reír… pidiese entre risas que la dejase en el suelo… volver a recordar… lo feliz que fue en su día porque para él, no había nada mejor que su antigua vida.



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Miér Feb 22, 2017 5:43 pm

Aquello recuerdo que me dormí, por primera vez en mí vida, junto a mí primera mascota. Al menos la primera de muchas que tendría a lo largo de mí vida. No pensé jamás que sería de aquella forma como sucedieran los acontecimientos, marcándonos de aquella forma, pero aquel perro al que puse de nombre Osiris, era muy parecido a la pastora belga que ahora estaba acurrucada junto a mí cuerpo en el sofá. Su pelaje era igual de negro que el que había tenido y, al igual que a Isis, también lo tuve desde pequeño. Mí amor por los animales no disminuyó en ningún momento, y dormir junto a Osiris abrazada como si fuera un peluche fue la confirmación de que me encantaban los animales, y ahí me di cuenta de que siempre iba a tener uno a mí lado.

Tener a Isis me había ayudado muchísimo, ella podía aplacar mis peores días y mejorarlos cuando se acercaba a mí cuando notaba que algo me pasaba, incluso se había puesto hasta triste de solamente verme a mí. Me alegraba en mis malos momentos y era una compañía fie y leal, lamentaba no poder pasar tanto tiempo con ella como me gustaría, pero pronto aquello acabaría y podría estar mucho más con ella. Miré hacia la estantería que tenía en frente y me fijé en una de las portadas de los libros, en concreto, uno donde se hablaba sobre la historia de las pirámides, y aquello volvió a sumergirme de nuevo en aquel feliz recuerdo…


Al despertarme lo primero que vi fue a Osiris durmiendo a mí lado, se había acurrucado conmigo bajo las mantas y dormía tranquilo cuando el sol entraba por la ventana. Mamá había entrado para despertarme y había dejando un beso en mí frente para que me levantara y así pudiéramos salir hacia la excursión. Me lanzó una mirada sonriendo y me ayudó a vestirme, al terminar cogí al perrito en mis manos y salí a la cocina donde papá ya estaba esperando desayunando, le hice un puchero cuando me dijo lo del perrito pero no sería bueno para él, así que lo dejé en el suelo aunque quería llevármelo. Me senté en la silla y comencé a tomar lo que habían preparado para mí mientras veía a papá y a mamá, riéndose de algo que yo no entendía y al perrito bebiendo de un cuenco donde tenía leche puesta.


-¡Ya estoy papi! –Me bajé de la silla y me acerqué para que me cogiera en volandas mientras mamá terminaba de preparar todo y los dos salíamos por la puerta- ¿Vamos a montar en camello? –Pregunté con ilusión saliendo a la calle, aún nos quedaba un recorrido hasta llegar al lugar- Yo quiero que mami nos cuente historias –cogí de la mano a mamá y reí mientras saltaba teniendo las manos de los dos entre las mías, mucho más pequeñas.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Dom Feb 26, 2017 6:25 pm

Sabía que Naitiri, recordaba ciertos momentos únicos e irrepetibles siendo niña. Sus ojos oscuras como la noche, se lo gritaron en silencio en el tiempo que estuvieron juntos, lo habían recordado inconscientemente. Esos largos paseos, el recuerdo de su madre, el de ambos con esa complicidad y amor padre e hija. Volvía a latir con fuerza en su cabeza, aunque su corazón ya no latiese… muerto en vida, tenía la oportunidad al menos de cuidarla en las sombras.

Un día normal, perfecto como todos. No podía pedir más, tenía a los dos grandes amores de su vida, un buen trabajo y toda la vida por delante para disfrutar cada instante con ellas. Curioso que el destino les fuese a jugar esa mala pasada.

Naeem, rió por lo bajo al comprobar como el terremoto de su pequeña subía las escaleras con el perrito en los brazos. Tahirah no era partidaria de tener animales pero al verle tan pequeñito… la ilusión en los ojos de su pequeña y en lo contenta que se puso, poco podía decir al respecto. Miró a su marido cómplice para que se fuesen a la cama, mañana sería un día largo. Y tal como subió, bajó las escaleras dispuesta a comerse el mundo, le encantaba eso de su pequeña.

-¿En camello? Sabes lo que te pasó la última vez, estuviste vomitando toda la noche con tanto movimiento pero si quieres…está bien, salvo con una condición, me des el beso de buenos días que merezco -con todo preparado, los tres se dirigieron hacia el lugar en concreto. Llevaba de la mano a la pequeña, que todo lo observaba con sus ojos grandes y oscuros. Él era poco de historias, solo se sabía a la perfección la que contó anoche…eso era cosa de Tahirah.

Tahirah se adelantó, deteniéndose de golpe y mirar hacia arriba, su mano tapaba sus ojos…le encantaba admirar y perderse en aquellas esculturas, su hija no era menos, le encantaban esas historias cuando a otros… les causaba sueño eterno. Desde la posición de los tres , podía verse la Esfinge, alzarse orgullosa, hermosa… e inquietante.

-Mira la Esfinge, Naitiri. ¿quieres que te coja en brazos para que la veas mejor? siempre me he preguntado, cuanto se tardaría en subir hasta arriba del todo. Sé que no se puede pero… ¿os imaginais? Se verá todo y más allá , justo como Naitiri… ¿ves bien, pequeña mía? - aprovechó que su mujer estaba despistada para darle un beso en la mejilla -Cuéntanos, estamos deseando , tu público te aclama -sonrió ampliamente, jugando con Naitiri, dando saltos en sí mismo para que la pequeña riese.







avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Mar Feb 28, 2017 11:10 am

Sí, recordaba perfectamente aquella primera y única vez en la que había montado a camello, concretamente, el año anterior cuando papá me llevó de excursión a ver cómo trabajaba mamá. No era un lugar donde pudiéramos entrar nosotros, pero como estaba al aire libre nos dejaron pasar para poder verla, como iba a tardar un buen rato papá me llevó a montar en camello y… lloré, lloré la primera cuando estuve encima de aquel animal, solo me calmé cuando papá se montó conmigo detrás y comenzamos aquel paseo. Al final terminó hasta por gustarme, aunque luego por la noche lo pasara mal por tanto movimiento de aquel animal. Aun así quería montar de nuevo, si podíamos los tres juntos.

Hice un puchero cuando me recordó aquello mientras seguía andando por las calles, agarrada de sus manos dando algún que otro saltito conforme nos íbamos acercando hacia el lugar. A medida que nos acercábamos cada vez se podía ver más de cerca las pirámides que se alzaban a lo lejos, enormes, enigmáticas, un misterio a la vez que atracción para muchas personas en el mundo. A lo lejos parecían más pequeñas de cómo eran realmente cuando te acercabas, incluso con las distancias que las separaban una de otras.


-Jo… pero papi, yo quiero volver a montar –puse mí mejor cara de lástima que podía tener para que aceptara de nuevo –mamá se soltó de mí mano y se adelantó dejándonos atrás a nosotros, miraba hacia arriba que era donde estaba. Asentí con la cabeza cuando me dijo de cogerme en brazos y antes de que me pusiera sobre sus hombros, rodeé su cuello como pude y dejé un sonoro beso en su mejilla- Buenos días papi –dije con una risilla antes de sentarme sobre sus hombros haciendo que riera. Por un momento hasta quise subir ahí arriba- ¿Y por qué no se puede, papi? –Pregunté bajando mí vista- ¿Podemos mami? –La miré teniendo mis manos puestas en las mejillas de papá acariciando su barba con mis deditos- Sí mami, cuéntanos una historia –la miré esperando a que empezara a contar, ella suspiró mirándonos a los dos y cogiendo el brazo de papá acercándose donde estábamos comenzó a contar aquella historia.
-La esfinge es una figura mitológica que tiene cuerpo de león y cabeza humana, y es el guardián de las pirámides. Un día cuando Tutmosis IV se fue de caza, este se quedó dormido bajo la cabeza de la Esfinge que se le apareció en sueños y le dijo que sería el futuro rey si desenterraba la arena que la cubría. La Esfinge había estado cubierta durante más de mil años bajo la arena, después de que Kefrén la construyera para proteger las pirámides que había a su alrededor –sus dedos se deslizaron por mí pelo mientras seguía contando- A Kefrén cuando se le apareció por primera vez le dijo que lo ayudaría a construir su pirámide siempre y cuando acertara un simple acertijo y adivinanza, y que debería de construir también una esfinge en su honor. ¿Sabéis qué adivinanza era? –nos preguntó mirándonos, yo la sabía pero igualmente negué con la cabeza. Ella rió y dejó su dedo en mí nariz- ¿Segura que no te la sabes, pequeña? –reí y prosiguió con la historia- Ningún humano antes había podido averiguar el acertijo, así que se la dijo a Kefrén pensando que él podría adivinarla: “¿Cual es el ser que anda primero con cuatro, luego con dos, y después con tres patas y que se vuelve más débil según tenga más patas?” –nos miró a los dos esperando que contestáramos, y al no hacerlo, rió y nos miró negando con la cabeza- El hombre –me revolvió el pelo y comenzó a andar- Vamos, creo que podemos entrar dentro.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Vie Mar 03, 2017 12:56 pm

Naitiri y los camellos tenían su historia, no importaba la de veces que se pusiese enferma o simplemente estar cerca de ellos, terminaba siempre mal. Rió por su insistencia , no se lo negó pero tampoco le dejó. No iban a empezar el día con los camellos, ni siquiera habían llegado donde deseaban. Los guiaba Tahirah mientras padre e hija conversaban , jugaban entre sí. Entre ellos existía una complicidad que no tendrías con nadie, lo sabes. rió por su puchero, qué bonita cuando se enfadaba, justo igual que de mayor… eso no lo había perdido.

Y aparte de la complicidad con su pequeña, estaba Tahirah, era capaz de atraparte cuando hablaba, lo atrapaba. Imposible no mirarla, no prestarle atención, era tan buena en su trabajo que le hacía muchas veces sentirse pequeño. Un simple sastre, casado con una mujer tan maravillosa como aquella. ensimismado , oyó la historia, observando a la vez como Naitiri miraba a su madre con ojos brillantes de ilusión, intriga. Le encantaban esas historias, a él al igual pero tenía un problema, la memoria le fallaba y solo se acordaba de alguna y por encima… un total desastre.

-El hombre menos Rashid, ese anda con tres. Siempre te llevas una buena tunda con su bastón si pasas por su lado, así que Naitiri…ya lo sabes. Sé que te gusta el pan dulce que hace su esposa pero es un poco cascarrabias, tendrías que hacerle cosquillas, a lo mejor deja de cojear y es “el hombre” -Tahirah le regañó con la mirada pero se echó a reír, de lo más divertida… siempre haciendo reír a sus dos tesoros.

Siguió los pasos de su esposa, tomando a Naitiri en brazos, plagado de gente que se les había ocurrido la misma idea. no iba a soltarla pero sabía que al final terminaría reclamando el suelo, para observarlo todo , tocarlo, sentirlo… y es que no podía culparla, tan inquieta como su madre. Siseó , atrayendo de la cintura a su esposa, a la que besó en el pelo. Los ojos oscuros del joven Zahir, se alzaron para ver aquella maravilla en su interior, tan ensimismado que al final terminaría la pequeña saliéndose con la suya.

-Es espectacular ¿y qué historias hay más aparte de la que acabas de contar? Refréscame la memoria -susurró rodeando a la mujer por la cintura , dejando escapar una sonrisa juguetona, Naitiri se había escabullido de sus brazos -¿No tienes ganas de oír más, Nai…tiri? -la buscó con la mirada, pero no, no se encontraba en sus brazos. Giró en sí mismo, soltando la cintura de su esposa, buscándola sin resultado.

-Tahirah, Naitiri… la tenía en brazos y … ¡NAITIRI! -muchas miradas se clavaron en él, no le importó, no tardó en ir corriendo a cada rincón a buscarla, él mismo la había perdido, era el culpable. La desolación se reflejó en sus ojos oscuros… esos que no se diferenciaban mucho al presente… la perdió en el pasado una vez y en el presente…



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Vie Mar 10, 2017 11:45 am

Algo que siempre me había gustado hacer era escuchar a mamá cuando contaba las historias, no me cansaba de escucharlas y siempre le pedía que me contara algo antes de irme a dormir, sin esas historias no era capaz de conciliar el sueño y por ello ella siempre me contaba una cuando me iba a la cama. Mientras me contaba el cuento siempre pensaba que de mayor quería ser como ella, aprenderme los cuentos y trabajar como lo hacía ella, me había acostumbrado a ver como trabajaba y quería ser como ella en todos los sentidos.

Reí por la respuesta de papá para pedirle que me bajara al suelo para ver bien las cosas cogida de su mano, ellos comenzaron a andar y yo les seguí mientras miraba con todo con curiosidad. Había mucha gente habían por allí más niños con sus padres que habían tenido la misma idea que nosotros.  Hubo uno de los puestos que llamó mí atención y me solté de la mano sin decirles nada, mientras yo movida por la curiosidad me acercaba al puesto.

Era un peluche de una pantera negra que estaba tumbada, con los ojos claros y los pies de delante juntos. Si había algo que me gustara tanto como las historias de mamá, sin duda alguna, eran los peluches. Me había quedado mirando aquel peluche que quería tener para mí sin darme cuenta alguna de que mis padres se habían alejado y no se habían percatado de que no estaba. Cuando me quise dar cuenta al girarme no los encontré por ningún lado y sentí miedo de verme allí sola rodeada de tantas personas.



-¿Papi?... ¿Mami? –Pregunté levemente temiendo que no me encontraran, mirara donde mirara solo veía personas que no conocía. Comencé a andar para intentar buscarlos y en uno de los puestos vi algunos papiros como los que había visto que tenía mamá, así que me senté delante del puesto mirándolos e intentando poder traducirlos como podía. Claro que no tenía los recursos ni el conocimiento necesario, pero sí que podía distinguir algunas figuras. La mujer del puesto al ver que estaba sola me preguntó por mis padres y dije que los había perdido, así que se quedó conmigo preguntando mí nombre seguramente con la esperanza de que me encontraran. Tras unos cuantos minutos en los que las dos estábamos mirando los papiros fue cuando escuché mí nombre, y pude ver a papá que me estaba buscando- ¡Papi! –me levanté para ir a su encuentro y saltar para que me cogiera abrazando su cuello.
-Me alegro de que la haya encontrado, me he quedado con ella hasta que vinieran –la mujer del puesto se acercó a nosotros- Tiene usted una hija muy guapa y muy lista –la miré con el rostro escondido en su cuello- Ten, toma, te lo regalo para que puedas seguir traduciéndolo–me entregó el papiro que estábamos las dos buscando- Ten más cuidado pequeña –me sonrió y revolvió un poco el pelo.
-¡Gracias! –dije contenta por obtener aquel papiro viendo como la mujer se alejaba de nosotros dos.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Miér Mar 15, 2017 10:47 am

Porque el peor sentimiento… es la sensación de pérdida, desasosiego, impotencia y desolación. Ese día, en el que fueron de excursión como un día más… fue el primer momento de angustia, la primera vez… en la que sintió la punzada de haberla perdido. Y el miedo, el terror, la horrible sensación… jamás la olvidaría. Ni siendo humano, ni quien era en ese momento en París, un ser de la noche incapaz de encontrar su sitio… un monstruo consumido por la tristeza, un depredador que nada le importaba a la hora de cazar, así era ahora Naeem Zahir, nada que ver a aquel marido entregado , ese padre modélico.

La desesperación le descompuso el gesto, buscaba a su pequeña por todas partes, totalmente perdido. Hacía unos minutos la tenía de la mano y sin embargo, ahora… se había volatilizado, así, sin más. ¿Por qué? la tenía tan cerca, de la mano… bromeando sobre el camello y de repente… sin más, voló.

La gente lo miraba en silencio, él no podía evitar gritar el nombre de su niña una y otra vez. Volteó a alguna que otra niña con las mismas características sin suerte. ¿dónde estaba Naitiri? Pasó mucho tiempo, o eso al menos a él le pareció. Cada segundo era peor que el anterior, una impotencia infinita, un nudo en la garganta, se ahogaba, le apretaba… no podía perderla. Podía haberle pasado cualquier cosa y más en aquel sitio tan transitado. No se rendía, nunca perdía la esperanza y siempre luchaba, si terminaba tomando de la mano al miedo… acabaría con él.

-¡Naitiri! -le faltaba el aire, negaba con la cabeza sin poder encontrar la respuesta que necesitaba…dónde estaba su niña - Nai…tiri-murmuró recuperando el aire , lo necesitaba para volver a gritar su nombre. A lo lejos, divisó aquel cabello negro…inconfundible. No tardó en de un par de zancadas sentarse en el suelo, de rodillas, tomándola por los brazos… los ojos le brillaban intensamente -Naitiri pero ¿dónde estabas? ¿sabes el susto que me has dado? Gracias, no sé como puedo agradecérselo -que le regalase aquel pergamino aún más

-Démelos todos, es lo de menos además Naitiri tendrá por donde empezar ¿no crees? Vamos, mamá nos esperas, se los tendrá que enseñar… teneis trabajo juntas. ¿Te gustaría? Ser de mayor… o mejor ¿qué te gustaría ser de mayor, mi niña? Serás lo que quieras que quieras ser , nunca olvides eso ¿me lo prometes? Siempre lucha por tus sueños… por todo lo que te hace feliz, hacer algo que no te llena… es darle un sentido equivocado a tu vida

Frotó la nariz con la de su niña, sonriendo… imaginándosela de mayor en ese instante.



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Sáb Mar 18, 2017 10:29 am

La mujer había sido muy amable a la hora de quedarse conmigo mientras mis padres me buscaban y había pasado un rato divertido traduciendo aquellos pergaminos que tenía, claro que mis padres estarían preocupados mientras yo era feliz con aquello. Al final oí la voz de papá llamándome y me giré para que me cogiera en brazos y regresar junto a mami que nos estaría esperando. Lo miré y luego me giré para buscar el peluche que me había llamado la atención y que había hecho que me desviara, pero no lo encontraba. Solo había pensado en que lo quería y no había podido evitar alejarme para verlo más de cerca.


-Quería un peluche papi –dije como si fuera la explicación más lógica y sencilla del mundo, y que con ella expiaba el hecho de haberme separado. La mujer me regaló el pergamino que habíamos estado traduciendo y luego papá le dijo que quería todos pergaminos a lo que la mujer los metió en una bolsa y me la dio mientras le decía adiós con la mano y nos alejábamos de allí para encontrarnos con mamá. Si me preguntaban que era lo que quería ser de mayor, lo tenía claro- ¡Ser como mami! –no había otra cosa que quisiera hacer, más que lo que ella hacía- ¡Quiero traducir cosas como ella! –reí divertida notando que rozaba su nariz con la mía y me giré entre sus brazos para buscar a mamá para enseñarle lo que habíamos comprado. Me bajé al suelo cuando llegamos junto a ella y la abracé por las piernas hasta que se agachó a mí lado- ¡Mira mami! –le enseñé la bolsa que traíamos con todos los demás papiros- Mira lo que hemos traído –le saqué uno de ellos que era el que había empezado a traducir y se lo mostré con una sonrisa- Una mujer me estaba ayudando y nos lo ha regalado –ella sonrió acariciando mí pelo.
-¿Qué bien, no? –miró la bolsa- ¿Todos son papiros? –asentí sonriendo con la cabeza y ella rió- Tenemos ahí mucho trabajo, ¿me ayudarías a traducirlos? –preguntó enredando sus dedos en mis rizos oscuros.
-¡Sí mami! –la abracé envolviendo su cuello con mis brazos y pegué un salto para que me cogiera mientras ella se levantaba y nos poníamos en marcha hacia el lugar que ella nos había dicho- ¿A dónde vamos ahora, mami? –pregunté jugando con uno de sus mechones mientras me llevaba en brazos y yo me dejaba hacer.
-Vamos a ver una exposición que hay de la esfinge, a lo mejor puedo dejar que nos cuelen y podemos verla por dentro, ¿te gustaría hacer eso? –Asentí con la cabeza mientras nos íbamos colando entre la multitud hasta llegar a la esfinge. Era enorme y en la entrada había un hombre con el que ella, tras dejarme en el suelo, se acercó a hablar con él y al poco rato nos hizo una seña para que entráramos dentro. Yo fui la primera que se coló por aquella puerta tirando de la mano de mamá. Estaba un poco a oscuras aunque había antorchas por el lugar para que se iluminara un poco.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Jue Mar 30, 2017 9:29 am

A nadie le deseaba pasar por ese rato, ni a su peor enemigo. Sentir como mueres lentamente de desesperación, no la encontraba, no la veía por ninguna parte y escasos segundos la había tenido cogida de la mano. Y verla , a salvo, ante sus ojos… su alma dio un respiro, remanso de paz. Sus ojos oscuros se cerraron con fuerza a medida que se acercaba al puesto con paso rápido. No le importaba nada más que estrecharla entre sus brazos, llenarla de besos y en vez de enfadarse y regañarle… alzarla hacia el cielo y abrazarla con fuerza.

-Te llevas más que un peluche , mi niña… pero no vuelvas a darme esos sustos ¿sabes lo mal que lo he pasado cuando no te vi? Pensé que te perdí… y…-sus ojos se desviaron un instante hacia el gentío. El Naeem del presente, recordó aquella paz y a la vez… la primera vez que sintió esa sensación de perdida absoluta y a la vez, el devolverle a su pequeña..su tesoro más preciado.

¿Y ahora quién se la devolvía? Esa vez no estaría en el mercado, ni tan siquiera esperándole en el salón para ver lo que le traía ese día. La había perdido, esta vez de verdad. Sí, podía dejar que lo cazasen, acabar con todo de una vez pero aún esperaba que Naitiri volviese, fuese ella quien le encontrase , él era el que se había perdido entre la multitud. No podía ser salvado, no lo merecía después de todo el daño causado a su pequeña.

El Naeem del pasado, miraba a ambas absorto, enamorado y entregado. La sonrisa no desaparecía de su atractivo rostro, inevitablemente…acaparase ciertas miradas sin proponérselo pero que él ignoraba pues solo tenía ojos para su esposa. Tahirah, su amor más profundo…único y él mismo hizo desaparecer ¿podía condenarse más? No. nunca fue tan dichoso como en el pasado, recordar le ayudaba a no perder el norte, la cabeza…pero solo era cuestión de tiempo.

-Naitiri -advirtió a la pequeña para que tomase con fuerza su mano, él tomó la de su esposa, observando aquella maravilla en silencio… la risa de su hija, provocó una sonrisa , amplia y pura. Estaba seguro que su hija conseguiría todo lo que se propusiese, sus padres estarían a su lado, apoyándole… como ahora, ese momento -Tu hija te quitará el puesto ¿se lo has dicho , Naitiri? Quiere ser como tú, así que… te toca estudiar mucho y aprender de la mejor, cuando tus padres vengan ancianos, cogidos de la mano para ver la esfinge y estés contando mil anécdotas..seguro que no te acuerdas de este momento

El futuro les tenía una buena sorpresa preparada…quien iba a decírselo.



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Mar Abr 11, 2017 12:04 pm

Para una niña, una niña de esa edad era muy difícil comprender la preocupación que sus padres podían sentir al perderla de vista, al no encontrarla por ningún lado… yo no fui consciente de ese detalle aunque ahora lo recordara tras muchos años atrás. Yo también luego los había perdido y fue entonces cuando comprendí lo que significaba la pérdida, aunque fue a una edad bastante temprana lo descubrí de la peor forma posible que alguna vez ninguna niña, ni cualquier persona, debería de hacerlo. Separarte de tus padres con ocho años, alejarte de ellos y que jamás volvieras a verlos era aterrador como desgarrador… así que ahora, echando la vista atrás, podría saber qué sintió mí padre aquella vez cuando me perdió entre el gentío cuando íbamos a visitar la esfinge. Claro que ninguno éramos conscientes de lo que nos deparaba el futuro, que íbamos a ser separados de una forma para marcar un trágico destino, al cual nos veríamos obligados sin poder evitarlo.




Miré como mami hablaba con un hombre en la entrada y nos señalaba a papá y a mí, cargados con los papiros que había comprado papá para que mamá y yo los tradujéramos, aunque fuera ella quien menos recibía ayuda porque yo apenas empecé a aprender hacía un tiempo. Nos hizo una seña para que nos acercáramos y cogidos los dos de la mano nos dejaron pasar dentro donde había más gente en otros grupos, cogí la mano de mami y la miré dando pequeños tironcitos con ella.



-Mami, ¿tú trabajas aquí? –Ella asintió con la cabeza y nos fue explicando lo que habían descubierto mientras yo ponía atención a cada detalle. Papá le dijo lo que yo quería ser de mayor y mamá se agachó para mirarme y sonreírme.
-¿Quieres ser como yo de mayor? –asentí con la cabeza sonriendo y ella me cogió en brazos dejando un beso en mis mejillas, para continuar hasta una sala algo más apartada donde decía que estaba trabajando. Había otro hombre en la puerta para que no entrara nada pero al verla la dejó pasar sonriendo y ella nos presentó antes de dejarnos pasar. Estaba todo a oscuras y me dejó en el suelo para luego, como por arte de magia, la estancia se iluminó de golpe viendo todo lo que había. Abrí la boca asombrada por ello y ella me cogió de la mano para enseñarme cosas- Si vas a ser de mayor como yo debes de saber que esta sala es muy importante, y que a pesar de todo Naitiri recuerda que la luna camina despacio, pero atraviesa el mundo –la miré- algún día lo entenderás pequeña –dejó un beso en mí cabeza y siguió enseñándome cosas, los dioses que habían grabados en las paredes, todo mientras yo miraba con cara de asombro y disfrutaba de aquella visita.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Lun Abr 24, 2017 2:05 pm

Perderlo todo parecía no ser suficiente. Pues ahora me sentía vacío. Poco a poco podía sentir como si lo que me quedase de mi alma, de mi lado más humano…se evaporase como una nube de humo. Mi Naitiri me odiaba, para ella no solo era un monstruo. Si antes ya me consideraba muerto, un bonito recuerdo… mi imagen se había mezclado con la de ahora, causándole dolor y que desease… no querer recordar. Temí que desease eso, lo consiguiese…pues solo eso significaría que a Tahirah la olvidaría como a mí… porque ya no era ese hombre que conoció. Y ese hombre… jamás volvería, ahora era…”esto”




La esfinge, lo más visitado por los turistas… para la familia Zahir podía considerarse como casi su segunda casa. Disfrutaban de esos momentos juntos, ver como la pequeña Naitiri se parecía cada vez más a su madre y por un segundo, se dijo a sí mismo lo mucho que había crecido en tan poco tiempo.

Seguiría siendo su niña pero ya no era un bebé. Una niña fuerte, hermosa que de mayor sería aún más bella que su madre. Se imaginó… hacerle el traje de bodas, entre risas cómplices que solo un padre y una hija podían profesarse. Que cruda realidad les esperaría, era mejor no pensarlo. Los ojos oscuros de Naeem, seguían con la mirada a ambas mientras conversaban, aún estaba inquieto por lo ocurrido…tuvo muchísimo miedo, temor… y el simple hecho de imaginar volverlo a sentir… sería mejor no recordarlo.

-Nunca olvides las palabras de tu madre, hija. Tienes que memorizarlo todo si quieres ser una buena egiptóloga. Es lo que más deseas ¿no? te ayudaremos en todo, bueno… yo te llevaré a donde me digas, tu madre se encargará de darte esas clases. No soy de memorizar nada más que medidas de trajes y vestidos -rió a la que se unió su mujer, la cual seguía explicándole a su pequeña todo lo que se encontraban a su paso.

-Naitiri, ven, mira -le hizo un gesto con la cabeza para que se acercarse y así subirla a sus hombros, desde allí, donde se encontraban… podían ver un bonito paisaje de la ciudad, apenas acababa de atardecer -¿A qué no sabes donde está nuestra casa? Y no, es a la izquierda, mi niña… -se echó a reír, una mano libre tomó a su mujer de la cintura, dejando escapar un largo suspiro…era feliz, mucho y se prometió que ese instante jamás lo olvidaría.

-Cuando seas egiptóloga, tenemos que volver aquí los tres… mirar hacia el frente y disfrutar de no solo el simple hecho de estar juntos si no de… la familia, lo importante que es estar unidos. Poder gritar a los cuatro vientos…lo orgulloso que estaré de ti, hija -miró a ambas con ojos vidriosos, un recuerdo feliz, único.



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naitiri Zahir el Lun Mayo 08, 2017 10:18 am

De la mano de mi madre miraba absolutamente todo a mi alrededor mientras maravillada con lo que ella me mostraba tomaba nota de todo lo que me decía por aquellos pasillos. Había más gente entre esos pasillos visitando sus salas pero al parecer mamá nos iba a llevar a una que era donde estaba trabajando y donde solo junto a ella podíamos entrar. Ella me contaba relatos y me explicaba lo que habían descubierto y yo, como si me estuviera contando un cuento, no paraba de dejar de mirarla y de escucharla, embobada por completo con lo que me decía. Me señalaba grabados en las paredes, imágenes que llevan allí mucho tiempo y que algunas reconocía pues ella me había enseñado algunas de ellas.

Mama rió con las palabras de papá y este nos alcanzó para andar junto a nosotras, cogiendo mi otra mano dejándome a mí en medio. Él decía que no era bueno para memorizar, que solo sabía de medidas y de trajes y mamá rió por ello, yo asentí ante que debía de prestarle atención y que ella me ayudaría en lo que pudiera, que tendría que enseñarme ella y aprender de ella. Quería ser como ella y aprendería de la mejor, que para mí, era ella sin duda alguna.

Entramos en esa sala y nos contó a papá y a mí lo que había descubierto, estaba llena de imágenes en las paredes y algunas columnas tenían oro grabadas en ellas. Mamá se acercó para enseñarme el colgante que siempre llevaba encima, recordándome que la luna siempre era importante, que la luna aunque caminar despacio siempre atravesaba el mundo, algo que me decía mucho pero que volvió a repetirme en esa sala. Nos enseñó a papá y a mi los dioses que estaban pintados en la sala así como el truco de los espejos y que hacia que la habitación se iluminara al dar un rayo de sol en uno de estos y que espejo tras espejo iluminaba la habitación.

Salimos a otra de las salas que podía ver la gente y papá me llevó sobre sus hombros para que viera algo sentada sobre él, me preguntó donde estaba nuestra casa y me encogí de hombros sin saberlo exactamente.


-¿Dónde está, papi? –Pregunté dejando mis manos en sus mejillas ahora con mamá a nuestro lado, él hablaba sobre un futuro que yo no entendía pero que al parecer mamá estaba de acuerdo con él y yo solo me pude quedar callada ante aquello, viendo las vistas que se extendían ante nosotros disfrutando de ese momento en familia.




Gracias Estrellita:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:


The Sands Of Time:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 408
Puntos : 421
Reputación : 50
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Naeem Zahir el Miér Mayo 17, 2017 2:20 pm

Desde que su pequeña llegó a sus vidas, el matrimonio Zahir no pudo ser más feliz. Una hija esperada, fruto de un amor intenso y verdadero. Un amor que reinaba en el pasado y al que al día de hoy, solo era un recuerdo. El ser inmortal te alejaba de los sentimientos, más si eran pasados. Él no perdió del todo la humanidad, a este paso no solo la perdería, se convertiría en un extraño entre las sombras, alejándose de la única persona que lo tenía anclado en Paris… y le odiaba.

La risa de Tahirah y Naitiri, la melodía perfecta para sus oídos. Era feliz en ese mismo instante, podía apreciarse en la forma en la que sonreía, ampliamente y feliz. Dejó escapar un suspiro, pleno y satisfecho de aquel paseo que significaría mucho más de lo que los tres imaginarían. Solo se conformaba con que en el futuro, los tres se asomasen a ese mismo lugar, con unos años más y poder gritar desde allí arriba, gracias por esta plena vida. Pero no sería así. Tahirah faltaba, la perdió , él mismo la mató con sus propias manos… para sobrevivir él.

¿qué sentido tenía la vida ahora que ya no le quedaba nada? ese recuerdo quedó anclado en el pasado, en donde una vez no solo fue feliz, lo tuvo todo y ahora nada. Temía que los recuerdos se evaporasen, desapareciesen y entonces, solo sería polvo… lo que debió ser, dejar a su hija rehacer su vida sin oponerse, sin arrastrarla a la oscuridad… jugar con sus sentimientos, crearle falsas esperanzas.

Desde allí, podía saborear la libertad. Aspirar aire puro, apretando las manos de ambas. La pregunta que le acababa de hacer a Naitiri tenía truco, porque no tenía nada que ver con saber donde estaba situada, era una pregunta mucho más fácil que señalar una casa o un lugar en concreto.

Se agachó, quedando de rodillas ante la pequeña y sonrió ampliamente, no miraba las vistas si no a ella misma, dirigiendo a Tahirah una mirada de complicidad que fue devuelta. Rió por la curiosidad que despertaba siempre su pequeña, tan viva y llena de sueños, los que en su mano estaría por cumplir lo haría.

-Está…aquí -señaló su corazón, el propio y el de su madre -Tu hogar siempre estará en tu corazón, vayas donde vayas, estés donde estés recuerda…hija, estaremos juntos aunque estemos separados -acarició su rostro, dejando un beso sentido en su frente.

Rememoró el recuerdo con los ojos cerrados, pudo sentir el olor a flores de sus dos tesoros , como si estuviese allí. ante él.



avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 57
Puntos : 46
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos pasados con olor a Jazmín [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.