Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Némesis [Privado]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Némesis [Privado]

Mensaje por Stein Ackerman el Jue 12 Ene 2017, 19:06

Recuerdo del primer mensaje :

El frío comenzaba a calar el alba de las calles de París, haciendo de las mañanas una odisea entre el calor corporal y el resto de la naturaleza. Ni siquiera se escuchaba el trinar de los primeros pajarillos del día, pero el repiqueteo sordo de los cascos de un caballo resonaba por las calles que llevaban a la plaza de Tertre.
Ningún mortal en su sano juicio habría salido de casa, había helado aquella noche y la lumbre de las chimeneas de los hogares seguía encendida. Sólo el demonio de ojos helados que cabalgaba hacia la nueva sede de la Orden de Hellsing.
Sólo existía un motivo por el que un hechicero se atreviera a encaminarse solo y a plena luz del día a la morada de bestias sanguinarias que clamarían por su sangre en cuanto cayera la noche... una tregua. Un pacto de no agresión entre dos de las tres facciones más poderosas de lo sobrenatural en el mundo humano.
Vampiros, Brujos y Cazadores, razas de por sí enfrentadas durante siglos, habían llegado a un punto de no retorno en el que se decidiría el destino de los pobres humanos inocentes que descansaban ignorantes en sus casas. Matar o morir.
Y un nuevo líder de Hellsing en Francia, Axel Blackmore.

Su predecesor había intentado mantener un pacto de no agresión con los brujos de la Logia, pero la falta de organización y de control sobre sus cazadores había derivado en un gran número de muertes innecesarias en ambos bandos.
Pero la Orden parecía haber saneado su cima, y con ello, la oportunidad empujó a Cirilla a volver a pactar sobre las relaciones entre ambas facciones, que podían tanto otorgar ventajas a ambos bandos como llevarlos a la destrucción más absoluta.
Pero contra todo pronóstico, Blackmore y Cirilla habían terminado llegando a un acuerdo después de tres sesiones de discusión en territorio neutral. Ningún cazador tocaría a un brujo que no hubiera cometido un delito. A cambio, los servicios mágicos de la Logia estarían a disposición de los Cazadores para la encarnizada lucha que cada vez se volvía más peligrosa: la caza de vampiros.

Pero los brujos tenían fama de ser manipuladores, por lo que la bruja que dirigía la Logia se vio obligada a ceder en algunos puntos. Cirilla había decidido enviar a un representante, un emisario que colaboraría con ellos en dicha batalla para probar sus buenas intenciones hasta que las dudas iniciales se resolviesen y pudieran comenzar a colaborar juntos, un mago de exquisitos poderes que probaría el poder y la clase de la Logia, y su valor como aliado potencial.
Y de entre todos los brujos, Cirilla escogió a alguien que apenas llevaba seis meses entre sus filas, destacando entre todos como el más joven y brillante hechicero de su generación.

Stein Ackerman.



Frené mi montura y desmonté frente al portón de madera que franqueaba la entrada a la fortaleza. El vaho salía de mi boca en cada respiración, pero no sentía el frío. La adrenalina dominaba mi cuerpo, pensando en el abanico de posibilidades que se abría ante mis ojos cuando Cirilla de Rivia me había designado como emisario entre los Cazadores. Hacía seis meses que había decidido unirme a ellos, ocho desde que llegué a París dispuesto a cumplir mi venganza. Despojaría a mi hermana, Xaryne Ackerman, de todo lo que amaba para después matarla y vengar la muerte de mi madre. Pero la venganza se sirve en plato frío.
Atravesé los portones después de presentarme al guardia apostado en la puerta, parecía que me esperaban. Me habían mandado directamente al despacho de Blackmore. Bien, así podría analizar al carismático líder que parecía haber embelesado a todo el gremio de Hellsing, tanto que se hablaba de sus dotes de liderazgo y la unión que había conseguido entre los suyos con tan poco tiempo al mando. Era bueno, práctico y había conseguido un trato con Cirilla, por lo que tendría que andarme con cuidado.

Subí las escaleras de piedra de la sede y llegué a una puerta de madera tallada donde podía leerse "Axel Blackmore" en letras doradas. Se notaba la categoría desde la puerta. Llamé dos veces golpeando con suavidad la puerta y una voz profunda me invitó a pasar. Compuse mi mejor sonrisa y la mirada color hielo que me caracterizaba. Iría modulando mi actuación según fuera observando a mi interlocutor, pero había investigado; y el hecho de que pareciera ser el perfecto caballero inglés me daba muchas pistas sobre rasgos generales de su personalidad.
Puntuales, irónicos y educados, así era el carácter británico.

Me acerqué a la mesa y observé al capitán, que me esperaba de pie y cuadrando los hombros. Éramos de altura parecida, y su rostro moreno y serio, pero con tinte cordial y sereno, me indicó sin lugar a dudas que había nacido para ser un líder. Sus habilidades sociales y su sentido del honor seguramente encajarían perfectamente con su aspecto de lord. Nos estrechamos cálidamente la mano y me apresuré a presentarme con voz profunda y tranquila.
- Buenos días, capitán Blackmore, me llamo Stein Ackerman y seré el enviado de la Logia para estrechar lazos con la orden. No dude en disponer de mis habilidades como mejor le parezca. Pero supongo que en realidad ya sabe quién soy. - incliné un poco la cabeza en señal de respeto pero sin dejar de mirarle a los ojos. Elstaba claro que mi apellido le sonaría, aunque no añadí nada más.
Mi hermana era una leyenda en la Orden y pocas personas sabían que tenía un hermano, mucho menos brujo, psicópata y sin escrúpulos.


avatar
Stein Ackerman
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 112
Puntos : 125
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 01/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Aveline Blackmore el Lun 06 Feb 2017, 10:46

Tomó nota del lugar al que Stein la había traído. Todos los colectivos de algo tenían lugares frecuentes de reunión, y era bueno saber dónde desayunaban los brujos. Probablemente más de uno tendría poderes mentales como el alemán, así que trató de mantener a raya sus pensamientos sobre la caza y la Orden y se centró sólo en el desyuno y su compañero de correrías.

Me parece estupendo, pero voy a necesitar al menos dos, porque estar toda la noche en vela requiere un consumo de energía grande.

Vinieron a tomarles nota y Aveline pidió té y varias especialidades de la casa, porque realmente estaba hambrienta. Los ingleses solían desayunar fuerte porque la comida nunca se sabía cuándo podría ser, asi que lo mejor era realizar un buen almuerzo matutino y la cena al llegar a casa.

¿Qué tipo de poderes tenemos por aquí rondando? es por si tengo que pensar ya en sombreros y zapatos para disimular.— paseó la vista por el local observando con cierta curiosidad a los presentes. Había un poco de todo, gente con una cara anodina de esas que se olvidaban fácilmente, y por otro lado alguno de los presentes tenía rasgos exóticos o llamativos. En la mesa de al lado había una pareja de piel oscura, de clara procedencia hindú, vestidos con saris de colores potentes. No es que nunca hubiera visto uno, porque Londres estaba llena de ellos al ser colonia inglesa, pero encontrarlos allí disparó su imaginación. ¿Veneraría algun tipo de diosa destructiva como Khali? ¿qué tipo de poderes podrían tener? había visto levitar a Stein, y cómo había calentado las armas para que ella no pudiera cogerlas, y sabía que eso no era más que la punta del iceberg. De pronto se dio cuenta de que los humanos sin poderes estaban muy solos en el mundo, muy desprotegidos a merced de criaturas como ellos o los vampiros.

Axel siempre decía que no se podía fiar de los brujos, pero no le quedaba más remedio que hacerlo. Realmente podía ser aliados poderosos, pero alguien con esas habilidades ¿por qué había de querer proteger al rival más débil?






donde caben dos, caben tres:
avatar
Aveline Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 140
Puntos : 140
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 07/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Stein Ackerman el Lun 06 Feb 2017, 23:16

Observó la actitud de Aveline al estar rodeada de brujos. La cazadora nunca parecía bajar la guardia, en todo momento preparada para hacer gala de su habilidad física. Los brujos de la cafetería no repararían en que era cazadora sólo por su aura, así que de momento estaba cubierta. Pedimos comida en cantidad, pero las actividades de la noche bien valían el gasto de energía, por lo que ambos estábamos hambrientos. La inglesa me preguntó qué tipo de poderes poseían los hechiceros presentes. La miré enarcando una ceja, mientras me comía una crèpe rellena de chocolate y plátano con tranquilidad.

Estaba claro que el mundo de la magia seguía siendo un misterio para los humanos, la Logia siempre se había asegurado de que así fuera. Era mejor para todos si la Orden no tenía acceso a ciertas informaciones, aunque poco podían hacer los cazadores ante brujas o hechiceros poderosos. La Orden presumía de militantes entrenados en diversas disciplinas físicas, así como de mayor fuerza y agilidad. Y eso era muy práctico para la caza de sobrenaturales normales, pero no esencial para nuestro mundo. Incluso existían ciertos sobrenaturales que poseían ciertos poderes fuera de los comunes, como los Nosferatu. Y la Orden no tenía posibilidad alguna contra lo que no se podía explicar con el filo de una espada. Lo físico y lo mágico no estaban ni estarían nunca al mismo nivel, y los cazadores lo sabían. De ahí el miedo y el odio a cualquier cosa que rozara el mundo mágico.

Observé el lugar con un vistazo rápido. Miré de nuevo los ojos verdes de Aveline y di un trago a la taza de café humeante que descansaba entre mis manos.
- La naturaleza de un hechicero no puede saberse sólo por el aura. Sólo intuirse. Además, muchos hechiceros prefieren mantenerlo en secreto en primera instancia. La información es poder. Pero los hindúes - había visto cómo se fijaba en ellos por los saris que llevaban. - son dos elementalistas poderosos. Los he visto en la Logia. Podrían quemarnos vivos con sólo chasquear los dedos. Bueno, quizá a ti. - sonreí de lado, burlón, y comencé a recitar - Oh gran Khali, llévatelos a todos por mi mano, porque con sangre de mi enemigo comenzará el nuevo mundo.

Solté una pequeña risa y meneé la cabeza. La cazadora se creía con una máscara gruesa, pero me resultaba bastante predecible.
- No existen muchos mentalistas, y los que existen no se arriesgan a exponerse. Incluso en mi mundo, no es una de las disciplinas más... nobles. Ya sabes, Loki era la oveja negra. Thor se llevó todo el mérito.
Terminé mi café y eché mano a uno de los cuencos de macedonia de fruta fresca que habíamos pedido.- Aunque en mi opinión, Thor era bastante simplón. ¿Qué gracia tiene freír a la gente con rayos? Demasiado ruido para mi gusto.- arrugué un poco la nariz para reafirmar mi comentario.

Estaba de buen humor tras la noche en el burdel, y en esos escasos momentos donde la rabia no dominaba mi voluntad, hasta yo admitía que podía ser incluso agradable. Pero enseguida puse de nuevo mi sonrisa irónica al comentar:
- Tu mente está a salvo del resto mientras estés conmigo. Y tienes suerte, yo no puedo leer pensamientos.- omití la parte de "pero no está a salvo de mí", aunque sabía que era un hecho que la cazadora tenía presente y que prefería que siguiera así.


avatar
Stein Ackerman
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 112
Puntos : 125
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 01/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Aveline Blackmore el Mar 07 Feb 2017, 12:06

Aveline le mantuvo la mirada a Stein, sus iris verdeazulados a veces afilaban aún más su gesto, porque según la luz eran más verdes o más azules; de la misma forma que el alemán podía cambiar su tono de azul zafiro a hielo. Sonrió levemente con media sonrisa irónica y no dijo nada, sólo pensó mientras tomaba un sorbo de té, sentada en la postura que las ladies utilizaban como sinónimo de buen gusto y decoro. Vista así, nada presagiaba que bajo esa blusa de satén latiese el corazón de la Parca, o que bajo las enaguas hubiera una cincha llena de estacas rodeando su muslo.

Me encanta cuando los sobrenaturales os ponéis en plan "Oh, pequeño e insignificante humano, caerás como una hormiga bajo la suela de mi zapato". Y luego una estaca acaba con el discurso. ¿Sabes cuantas veces he escuchado amenazas? probablemente tantas como he mandado a una criatura al infierno. Pero prefiero que me subestimes, todo es más fácil así.

Cortó un trozo del crêpe de azucar que había pedido y se lo comió.Ahora tenía un extraño compañero de trabajo con el que realmente se lo estaba pasando bien, no era nada aburrido entablar conversación con Stein, ya que la obligaba a afilar la lengua y el ingenio. Era un reto para ella, y con lo competitiva que era, eso le proporcionaba un estímulo mayor que simplemente ganar.

Thor era un vikingo estúpido con un arma mágica, una reliquia poderosa. Hasta mi cocinero podría haber hecho lo mismo que él. Históricamente algunos brujos eran cazadores o tenían relacion con nosotros. De hecho fue la Iglesia la que quemó a brujas, no la Orden.— Tomó otro bocado y se limió la boca con la servilleta entornando los ojos y mirando al hechicero con una mezcla de ironía, provocación y curiosidad.— Así que...hum.. tengo que estar agradecida de que no me puedan leer la mente porque estoy con mi protector y salvador, el gran Ackerman. Una lástima, porque os estáis perdiendo todo un espectáculo de fuego en el que... tú no llevas ropa, que haría temblar hasta a esos hindús.






donde caben dos, caben tres:
avatar
Aveline Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 140
Puntos : 140
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 07/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Stein Ackerman el Miér 08 Feb 2017, 19:25

Solté media carcajada cuando soltó aquel comentario provocativo. Aquella cazadora le estaba interesando más de lo que él mismo admitiría nunca, ya que le hacía competencia en el concurso de ironías. Seguí desayunando tranquilamente, como si no me hubiera inmutado su comentario, hasta que me acabé el cuenco de fruta. Me limpié con la servilleta y entrelacé las manos sobre la mesa. La miré a los ojos.
- Cualquier escena en la que yo no lleve ropa tendrás que ganártela, cazadora. ¿Por qué no pruebas a dejar de ladrar tanto y empezar a morder? - le miré con la burla en los ojos y ladeé un poco la cabeza.

- A mi también me divierte cuando los cazadores creéis que todos los brujos que alardean de su poder son unos peleles a los que podéis ensartar. Es más fácil así.
- mi mirada se volvió interrogante. - ¿O es que lo que temes es acabar cayendo rendida entre mis brazos y por eso te haces tanto la dura engañándote a ti misma?

La verdad era que había pensado en ello en un par de ocasiones, pero nuestros choques eran tan intensos que en una escena más íntima acabaríamos destrozándonos la yugular. Pero nada podía interesarme más que aquellos duelos dialécticos que entablaba continuamente con la cazadora, con esa lengua tan afilada que me daba ganas de morderla también. Le sonreí mordiéndome el labio pero enseguida volví a centrarme.
- Podrías empezar, por ejemplo, invitándome a otro sitio divertido. ¿Qué haces esta noche?- mis ojos volvieron a recorrerla intensamente de arriba a abajo, intentando molestarla.


avatar
Stein Ackerman
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 112
Puntos : 125
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 01/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Aveline Blackmore el Miér 08 Feb 2017, 23:40

¿por qué? ¡Oh! ¿tan desesperado estás que me propones una cita?.— el tono ácido iba acompañado de media sonrisa maliciosa.— Hum, pues mira, sí, te invitaré a algo divertidísimo... tengo que acudir al baile benéfico de la sociedad parisien de artistas. Es en el hotel Le Petit Palais.— Le devolvió la mirada con descaro mirándolo de arriba abajo.— hay que llevar chaqué. Stein el pingüino.— se rió para sí misma y terminó la taza de té. Ese baile iba a ser un maldito aburrimiento, al menos con Stein cerca podría intercambiar algunos comentarios divertidos sobre la gente que estaría por allí.

Acabaron el desayuno con una charla bastante agradable, plagada de pullas y sarcasmos, vamos, lo que venía siendo una tertulia cualquiera en Londres aderezada con esa mala leche inglesa. El alemán no se quedaba atrás y resultaba bastante ingenioso, unido a que esa noche había descargado todas las tensiones, en conjunto el día empezaba bien.

Tenía que pasar por la sede porque debía entrenar a dos cazadores que le habían pedido unas pocas clases de lucha cuerpo a cuerpo. Axel y ella habían tenido los mejores profesores de artes marciales, y al parecer el capitán se uniría también a esa clase para hacer parejas. Un lujo para la vista y un final de mañana increíble. Tenía unas pocas horas por delante en las que pensaba dormir, tomar un baño y acudir a esa fiesta.

Se despertó bastante descansada para haber sido apenas tres o cuatro horas de sueño. Se metió en la bañera y disfrutó de un baño perfecto que acabó pulverizándose esencia de rosa blanca, su fragancia favorita. Había probado perfumes especiados, orientales, frutales...pero la rosa blanca era la que más la definía: hermosa,elegante, refinada y a la vez con espinas agudas que podían herir, llena de energía y vitalidad, y también fácilmente marchitable, en ella hacían mella los años y el peso que cargaba.

Eligió un vestido rojo amapola con escote de palabra de honor, con apliques de pedrería a un lado y una chaquetilla de encaje que cubría sus brazos y hombros. Se recogió el pelo en un moño bajo y raya al lado, terminando el atuendo con unos pendientes finos de diamantes. Lista para no pasar desapercibida. El cochero la dejó en la puerta del Petit Palais y entró al gran salón dejando el abrigo y los guantes en la entrada. La música sonaba en un escenario al fondo, había mesas a los lados con todo tipo de aperitivos, dulces y centros de flores, la bebida se dispersaba también por las mesas y en las bandejas que pululaban de aquí allá en manos de lo camareros.

La Parca de fiesta.:






donde caben dos, caben tres:
avatar
Aveline Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 140
Puntos : 140
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 07/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Stein Ackerman el Jue 09 Feb 2017, 00:30

Me sorprendió que Aveline me invitara a ese baile. Una gala benéfica de la filarmónica, me había dicho que era. La verdad es que acepté porque no tenía otra cosa que hacer y seguro que me divertiría confundiendo y seduciendo a las damas de la corte, que solían fingir escandalizarse por todo pero nunca dudaban ante un cuerpo trabajado y unos ojos tan intensos como los míos. Lo que me divertía era que en la mayoría de las ocasiones ni siquiera tenía que utilizar el control mental para ello, ya que las condesas y duquesas solían estar hartas de sus maridos, encontrándose en sus recuerdos interesantes noches de burdel o apetitos de lo más extravagantes que siempre se podían utilizar para sacar provecho.

Llegué al Petit Palais diez minutos antes de la hora a la que había quedado con Faith. Me había bañado, peinado, afeitado y vestido de traje, como era obligado en aquel tipo de ocasiones.
Spoiler:

Estaba más que acostumbrado a aquellos protocolos, ya que podía colarme en cualquier fiesta como aquella simplemente dominando la mente del portero. Además, el estilo elegante y el traje, aunque quedara mal decirlo de uno mismo, me quedaban de lujo. Me di un paseo de reconocimiento y comencé a identificar a los invitados de la fiesta. Los Montesque, el Varón Laford, Lady Gladis... me sonaban todos de nombre o de vista, y más de uno tenía oscuros secretos que ocultar.
Entonces, un vestido rojo amapola apareció en mi campo de visión y sonreí de lado antes incluso de fijar mi vista en ella, porque sabía quien era.

Lady Aveline Faith Blackmore apareció en escena con un llamativo y elegante vestido digno de su categoría, lo que suscitó rápidamente los cuchicheos de las damas y de algunos caballeros del lugar. Escuché cómo dos duquesas comentaban entre dientes que seguramente acudiría con su hermano o sola, ya que no se le había conocido pareja y parecía que se quedaría soltera para siempre. El comentario me divirtió. Avancé con lentiud y seguro de si mismo y me acerqué a Faith ante las incrédulas miradas de las cotillas damas invitadas y le ofrecí el brazo. Sonreí de lado clavando mis ojos burlones y gélidos en su rostro. Dije con tono de voz profundo:
- Qué alegría encontrarla, lady Blackmore. Espero no haberla hecho esperar demasiado. ¿Me permite?

Le ofrecí el brazo con suavidad y casi pude notar cómo aquellas viejas cotillas se ponían verdes de la envidia. ¿Quién sería aquel joven de ojos azules que acompañaba a la hermana del capitán? Seguro que intentarían descubrirlo.


avatar
Stein Ackerman
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 112
Puntos : 125
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 01/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Aveline Blackmore el Vie 10 Feb 2017, 00:10

Aveline notó de inmediato las miradas sobre su persona, y esbozó una sonrisa con ese gesto algo soberbio, barbilla alta y hombros relajados a pesar de caminar muy tiesa, como una reina ante sus súbditos. Tomó el brazo de Stein y le regaló una enorme sonrisa de satisfacción, su espectacular vestido rojo y el conjunto que ofrecía a la vista, acompañada de Stein, tan guapo y elegante, arrancó miraditas de envidia que eran bastante patentes.

En absoluto, señor Ackerman. Creo que esta fiesta va a pasar de ser un tremendo aburrimiento a ser un gran éxito. Y sí, puede sacar pecho e hincharse como un pavo... será gracias a usted. Anótelo, es el primer y último piropo verdadero que le voy a echar.

Pasaron por al lado de un corrillo de alcahuetas y una de ellas elevó la voz.

Lady Blackmore, pensábamos que no iba a asistir ya que su hermano está en la convención anual de la Camara de Comercio...— la que habló fue una mujer de unos cuarenta y ocho años, de nariz aguileña y pelo cano. Su marido tenía algunos negocios subsidiarios con una de las empresas Blackmore y seguramente estaría en esa gala con Axel. El comentario portaba a lomos mucha malicia, pero la rubia se acercó con donaire.

Señora Bruckheimer, siempre es un placer volver a verla. Y a su hija Annete también.— le hizo un gesto con la cabeza a modo de saludo, la hija era más fea que la madre y era la menor, contaba con 20 años y parecía que tuviera casi tantos como su madre. Además de poco agraciada tenía pésimo gusto vistiendo, parecía una beata.— Le presento a Stein Ackerman. La señora Bruckheimer tiene una memoria portentosa y a veces me pregunto si tiene el don de la ubicuidad, porque sabe donde está todo el mundo en cada preciso instante.— ¡¡¡booooom!!! ironia al canto. Pero si no quería quemarse, que no jugase con fuego.

Alguna de las mujeres que estaba allí soltó una risilla que se cortó rapidamente con un carraspeo. Esa había sido buena. Annete, que tenía pinta de beata amargada, pero con una madre así, cualquiera lo sería; dio un paso al frente y le tendió la mano al caballero, porque de eso iban las presentaciones.

Annete Bruckheimer...encantada señor Ackerman.— Le había echado el ojo al alemán, que estaba de muy buen ver, y seguro que no estaba con la Blackmore, que por ahi se decía que le gustaban las mujeres y por eso nunca se había prometido.






donde caben dos, caben tres:
avatar
Aveline Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 140
Puntos : 140
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 07/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Stein Ackerman el Vie 10 Feb 2017, 00:51

Caminamos por aquel salón plagado de gente, la mayoría más falsos que un billete de tres francos. El juego se trataba de eso, de ver quién era más que quién, de tirar pullas a los que eran algo diferentes al resto. Y de diferencias, sabía un rato largo. No vislumbré ningún aura de hechicero a simple vista, solo detectaba humanos podridos por dentro, con recuerdos desagradables o apetitos que nada tenían que ver con la comida bastante cuestonables hasta para mí. Ahora entendía por qué a Aveline no parecía gustarle acudir a ese tipo de eventos... y eso que no podía ver los recuerdos de sus compañeros de sala. Fruncí un poco el ceño, concentrado en mi tarea de desentrañar secretos, pero una voz algo desagradable pronunció el nombre de Faith y me centré en la conversación.

Se trataba de la señora Bruckheimer, una señora bastante poco agraciada que hacía juego con su hija, Annete. El apellido parecía alemán, pero no me interesaba lo más mínimo entablar conversación con ellas, así que me limité a escuchar con una sonrisa interna cómo Aveline ponía en su sitio a esa vieja urraca, que insinuaba que le parecía extraño que no hubiera acudido a aquel baile sola, debido a la imposibilidad de venir del capitán Blackmote. Sonreí encantadoramente cuando me presentaron, bajando ligeramente la cabeza en señal de saludo respetuoso, cuando la chica, que por cómo me comía con los ojos de beata tenía poco, me tendió la mano para que se la besara. Sonreí de lado en una de mis expresiones que sabía que las damas más admiraban y le cogí suavemente la mano, inclinándome para ir a depositar un beso en el dorso de su mano... que nunca llegó.

Hice tan solo el casto gesto de acercarme, pero la solté enseguida y con una bonita sonrisa hablé en tono respetuoso:
- Es un honor conocerlas, señora y señorita Bruckheimer. Es un alivio poder conocer por fin la corte francesa, mi trabajo me ha tenido mucho tiempo alejado en tierras germanas y no he podido acudir con regularidad. Pero no podía dejar a mi bella prometida sola demasiado tiempo. - dirigí a Aveline una fingida mirada de adoración, aunque por dentro me estaba riendo a carcajadas. Sabía que luego me lo iba a recriminar, pero las señoras se lo estaban creyendo todo dada mi impecable actuación.

Hice una pequeña reverencia y antes de irnos con paso elegante terminé diciendo:
- Espero verlas en nuestro enlace cuando decidamos fecha. Ha sido un placer, pero si me disculpan, tengo que llevar a bailar a esta dama.
Casi pude oír el gruñido de rabia que salió de ambas marujas cuando nos alejamos con parsimonia. Yo hacía esfuerzos por no reírme mientras alejaba a Aveline de aquellas marujas y cuando estuvimos a la suficiente distancia solté una carcajada divertida. La miré con ojos brillantes.
- ¿Quieres una copa, mi amor? - sonreí de lado, burlón como nunca.


avatar
Stein Ackerman
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 112
Puntos : 125
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 01/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Aveline Blackmore el Vie 10 Feb 2017, 01:09

El gesto de Aveline estaba a medio camino entre el estupor, la incredulidad y el ansia asesina. ¿Cómo tenía los santos cojones de soltar eso entre la alta sociedad? más pronto que tarde se enterarían que no era verdad y ella quedaría como una idiota que quiso gastar un broma de mal gusto. Se alejaron del brazo y en cuanto estuvieron fuera del alcance de las sorprendidas alcahuetas, la Parca le dio un codazo frunciendo el ceño.

¿Pero tú eres imbécil? tendré que desmentir esa farsa y quedaré como una payasa. Joder! Mierda!! si ya sabía yo que traerte iba a ser una fuente de problemas... a saber cómo se lo toma mi hermano...

En realidad el capitán Blackmore se reiría bastante, primero porque a Aveline la hubieran pillado de ese modo, un brujo listo y malicioso. Y segundo porque la cosa tenía guasa. Pero ciertamente luego serían la comidilla y eso siempre era un poco molesto.Los ojos de Aveline chispeaban de ira, no podía liarse a puñetazos con él, pero ganas no le faltaban.

No te acerques a la mesa porque como enganche un tenedor pienso sacarte las tripas..."mi amor".— la última palabra la dijo con rintintín. Asi que las reglas del juego habían cambiado, y Stein había impuesto las suyas. Bien, pues no sabia con quién se las jugaba, en cuanto se le pasase el shock inicial, se lo iba a hacer pagar.






donde caben dos, caben tres:
avatar
Aveline Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 140
Puntos : 140
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 07/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Stein Ackerman el Lun 13 Feb 2017, 19:09

Solté otra carcajada, su cara llena de incredulidad y de rabia habían merecido realmente la pena. Le sonreí de forma inocente aunque más parecía el niño que decía no haberse comido la mermelada pese a tener manchada toda la cara. Cogí dos copas de champán de la bandeja de un camarero que pasaba y le di una a Aveline. Resoplé un poco, divertido ante la amenaza que sabía que no cumpliría. A lo sumo, clavarme un cuchillo en el costado. Fingí un gesto pensativo.
- No te recomiendo que me saques las tripas aquí, demasiado estropicio que limpiar después. - sonreí de oreja a oreja y la miré pícaro. - Además, te ha encantado ver la mirada de celos de esas urracas. Casi se ponen verdes de la envidia y se lo merecían, así que no te hagas tanto la ofendida.

Observé a la concurrencia con una sonrisa maliciosa y me acerqué un poco a Aveline para susurrarle al oído:
- Venga, para compensártelo si quieres te cuento los trapos sucios de estos señoritos... - me di un toquecito en la sien. - Sus recuerdos son la mar de interesantes... y turbios.- hice un gesto con la copa en señal de brindis. - Por las fiestas no tan aburridas. - choqué su copa con la mía suavemente y bebí un trago. Acto seguido mi gesto se volvió fanfarrón al guiñarle un ojo y mirarla ntensamente con orbes de zafiro:
- Si no quieres desmentir el rumor, siempre puedes pedírmelo Faith... pero espero que sea una petición trabajada, yo no soy un cualquiera.

Me reí de nuevo al ver su cara y escuché cómo la gente comenzaba a moverse hacia la pista de baile, que iba a comenzar en breves momentos. Le ofrecí el brazo después de dejar la copa en una mesa y la miré, de buen humor por su cara de malas pulgas:
- ¿Me haría el honor de bailar conmigo, lady Blackmore?


avatar
Stein Ackerman
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 112
Puntos : 125
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 01/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Aveline Blackmore el Jue 16 Feb 2017, 21:04

En eso tenía razón, podía escuchar el crujir de dientes por la envidia y lo cierto es que lo estaba disfrutando tremendamente. Por una sola vez, no había rumores a su espalda con ese tono condescendiente de..."pobrecita, debe ser una amargada para que ningun hombre la corteje" o "igual es que es una desviada, qué horror! que mancha en esa familia". Por primera vez cuchicheaban de celos por verla tan despampanante con su vestido rojo y del brazo de un hombre guapo y bien hecho.

Dedicó sonrisas a diestro y siniestro, sin soltarse de Stein, mientras maquinaba mil maneras de hacerlo filetes porque aquella afirmación le iba a costar cara.

No sé si me apetece saber los secretos de monsieur Blanchard...— era un viejo gordo con una ridícula peluca de un color balnco artificial, pero como era dueño de uno de los bancos más solventes de París, nadie osaba no reirle las gracias.— pero si me lo cuentas tampoco voy a taparme los oidos...— sonrió de medio lado. Realmente no era cotilla, pero entendía que la información era poder, y si Stein la obtenía tan fácilmente... Hum. Eso era un arma de doble filo. ¿Quién le garantizaba que no lo haría con ella? no es que hubiera mucho que oscultar, él ya sabía que era La Parca, había matado, desollado y asesinado, eso no era nada nuevo. Pero los recuerdos personales...eso era otra historia. Tampoco es que hubiera nada escabroso, pero no quería que Ackerman los supiera, eran suyos, sólo para ella, y así los quería conservar.

Si te atreves a leer mi cabeza te arrancaré los huevos...querido. Pero para entonces ya estaremos casados y podré hacer contigo lo mismo que tu... cuñada.— Le sonrió cínicamente de lado, haciendo referencia a que sabía que Elora había matado a su esposo para salirse con la suya.

Le pidió bailar y lo cierto es que le apetecía lucirse en la pista, pero también tenía ganas de matarlo. Tendría que aguantarse un poco más, así que lo mejor sería disfrutar del baile y de la situación. Lo que había soltado el alemán por esa bocaza no tenía remedio, así que lo mejor era apartarlo de su cabeza por un rato y tratar de sacarle algo positivo a la situación para que la noche no fuera un completo desastre. La música empezó rítmica, era una especie de vals, y los pasos que ambos dieron, se sincronizaron perfectamente girando y volteando al compás. Desde fuera se les veía como una pareja guapa y con clase, sus movimientos eran elegantes, naturales, fruto de una buena forma física y una destreza impecable.

¿Pedírtelo yo a ti? solo faltaría eso. ¿También quieres que lleve yo los pantalones en esta relación? ¿en qué lugar te dejaría eso a ti? Oh, a partir de ahora debería llamarte Avelino...— sonrió ampliamente.






donde caben dos, caben tres:
avatar
Aveline Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 140
Puntos : 140
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 07/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Némesis [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.