Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Recuerdos en arena

Ir abajo

Recuerdos en arena

Mensaje por Olympia El-Gohary el Lun Ene 16, 2017 8:14 pm

Era tan feliz… Era la primera vez que le dejaban usar un cuchillo real. Las prácticas, generalmente, las hacía con trozos de madera. Observó la hoja, llevó su índice hacia la punta y apoyó escasamente el dedo. Fue un roce sutil, pero suficiente para provocarle un corte pequeño. Olympia no lloró, tampoco se impresionó. Le gustó la sensación de control, a pesar de ser una niña. Aquel era el primer trofeo que tenía, lo que la marcaba como verdadera miembro de los El-Gohary.

—Gracias, papi —lo miró desde su escasa estatura. Tenía a penar cinco años. Era tan chiquita y tan decidida que, a pesar de lo prematuro que podía resultar, el líder había decidido iniciarla. Aún en contra de la voluntad de su madre, que consideraba que debía practicar más con otro tipo de armas.

—De la única manera que debes agradecérmelo, es honrando a nuestra familia —se puso frente a ella y se agachó, apoyando una rodilla en el piso. —Mi pequeña, tienes el espíritu más firme de ésta familia. Estás llena de gloria, has nacido para triunfar —estaba visiblemente emocionado.

—Sí, papi. Lo haré —y si bien era aún demasiado joven, entendió la tamaña responsabilidad y el honor inmenso que significaba que un hombre como él, se expresara así. Ni con sus otros hijos lo había hecho. Olympia era su predilecta, y no se esmeraba en disimularlo.



"Un guerrero sin práctica espiritual, es sólo un asesino"

El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar:
Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero:
avatar
Olympia El-Gohary
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 45
Puntos : 43
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos en arena

Mensaje por Olympia El-Gohary el Miér Abr 19, 2017 11:41 pm

—Es una niña, no puedes llevarla a la misión. De casualidad empuña el cuchillo…

—Lo hace mejor que cualquier principiante —la defendió su padre.

—Los principiantes la doblan en edad. Es…pequeña, por Dios... —la madre de Olympia, angustiada, se llevó las manos al rostro. No podía creer que no detendría aquella locura.

—Son lobos —intercedió el hermano mayor. —No temas, mamá. Estaremos todos con ella.

— ¡No son simples lobos! Son licántropos. ¡La despedazarían en un segundo! A ustedes mismos puede ocurrirles eso. Estarán demasiado ocupados para cuidarla.

—Yo creo que Olympia sabe cuidarse muy bien —ese era el segundo hijo. Todos los hombres de la familia estaban de acuerdo en llevar a la pequeña a su primera misión, con tan sólo seis años.

—No podré con ustedes. La decisión está tomada y, diga lo que diga, será en vano. Es posible que pierda a mi única hija mujer por su imprudencia. Ella será la mejor, si sobrevive a ésta noche —sentenció, con gran amargura.

La mujer salió al jardín, donde estaba Olympia aguardando el veredicto. Lejos de parecer ansiosa, estaba limpiando los puñales que solía utilizar. Su madre, emocionada, se quedó detrás de un naranjo, observándola. Era tan disciplinada y madura, que se confirmaba lo que siempre había pensado: su hija era un alma vieja.

—Madre, sal de tu escondite. Ya te vi —la nena alzó la cabeza y le mostró su sonrisa desdentada. —Si estás aquí, es porque me dejarás ir —le comentó, una vez que la cazadora se plantó frente a ella.

—Eres demasiado inteligente. No puedo pedirte que te cuides, eres una niña.

—Traeré a mi padre y a mis hermanos con vida, mamá. No te preocupes —amplió aún más su sonrisa por un instante y continuó con su labor.



"Un guerrero sin práctica espiritual, es sólo un asesino"

El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar:
Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero:
avatar
Olympia El-Gohary
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 45
Puntos : 43
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos en arena

Mensaje por Olympia El-Gohary el Dom Sep 10, 2017 9:43 pm

—Tu hija no deja nunca de sorprenderme —el hombre había posado las manos en los hombros de su esposa. Ambos la observaban luchar. Había vencido a todos y cada uno de sus contrincantes, incluso algunos que eran mayores que ella.

—Es una guerrera. Sabrá defenderse en la vida —respondió la mujer, con la voz repleta de orgullo. Los movimientos de la niña eran dignos de un cazador experimentado pero, la principal característica, era que nunca perdía la concentración.

—Sus hermanos no saben si odiarla, retarla a un duelo o sentirse orgullosos de ella.

—Creo que es una mezcla de las tres cosas —bromeó, y se secó la lágrima que amagó con correr por una de sus mejillas. —Olympia, ven aquí —la llamó, cuando la vio tambalearse por un golpe que recibió. La nena se acercó, cabizbaja.

— ¿Qué fue eso? —preguntó la cazadora.

—Bajé la guardia, madre.

— ¿Y por qué? —un silencio sepulcral se apoderó de la niña. —Dime por qué, Olympia. No será una acusación, necesito saber qué te afecta para poder ayudarte a superarlo.

—Me dijo que las niñas no debemos pelear. Y que, cuando sea adulta, me casarán y tendré que dedicarme a cuidar a mis hijos. Yo no quiero casarme, mami. Y tampoco quiero tener hijos —se sinceró.

— ¿No quieres darme nietos? —se sorprendió su padre.

—No quiero nada que me haga débil —y la respuesta dejó mudos a sus padres. —Debo volver a entrenar —les sonrió, más repuestas, y en dos movimientos logró voltear a su contrincante.



"Un guerrero sin práctica espiritual, es sólo un asesino"

El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar:
Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero:
avatar
Olympia El-Gohary
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 45
Puntos : 43
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos en arena

Mensaje por Olympia El-Gohary el Dom Nov 12, 2017 9:01 pm

No era sorpresa para nadie lo especial que era la hija de los El-Gohary. No pasaba desapercibida jamás, y tampoco se esmeraba en hacerlo. Sabía que era el centro de atención, que estaba en boca de todos y esa presión la hacía esforzarse por superarse día a día. No quería decepcionar a sus padre, mucho menos a sí misma. A pesar de su cortísima edad, tenía una consciencia de su lugar en el mundo, como si se tratase de alguien mucho mayor.

—Le gustas a ese niño —una de las nenas se le acercó mientras trenzaba su cabello en el reflejo del agua que había dentro de una fuente.

—No me interesa —respondió con sequedad, sin siquiera dirigirle la mirada. Olympia no estaba para esas tonterías.

—Quiere casarse contigo —insistió. Era un poco mayor que ella, también preciosa y delicada. Como la mayoría de los niños, había convertido a Olympia en una especie de centro de atención, y siempre buscaba la manera de acercarse.

—Que se case contigo —respondió, irritada. Olympia terminó su tarea unos instantes después y la chiquilla continuaba parada junto a ella. —Vete. No quiero ser tu amiga —se quejó.

Contrariada, la nena se largó a llorar. La heredera de los El-Gohary no supo qué hacer y le apoyó la mano en el brazo, intentando consolarla. En ese momento, apareció la madre de la muchachita, que corría al escuchar el llanto de su hija.

—Mami, Olympia me pegó —mintió, con malicia.

— ¿Qué puedes esperar de esta irreverente? —la tomó entre sus brazos y observó con odio a la futura cazadora. —Si continúas así, te quedarás sola para siempre. Empieza a comportarte como una niña normal, y no como si fueras un hombre. Tus padres te están educando muy mal —se alejó, dejando a Olympia atónita, confundida. Ni siquiera había tenido tiempo de defenderse de la mentira, tampoco del insulto. Se sintió débil, como nunca antes. Corrió hacia su casa y se refugió en el abrazo de su madre. No le contó qué había ocurrido, porque tenía vergüenza de que lo que dijo la mujer, fuera una verdad.



"Un guerrero sin práctica espiritual, es sólo un asesino"

El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar:
Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero:
avatar
Olympia El-Gohary
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 45
Puntos : 43
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos en arena

Mensaje por Olympia El-Gohary el Vie Abr 06, 2018 11:40 pm

Silencio. Ni siquiera el viento interrumpía aquel momento. Las miradas se mantenían firmes una contra la otra. Todos los presentes, sentados alrededor de los dos combatientes, contenían la respiración. Uno hizo un movimiento, luego el otro y, de pronto, lo único que comenzó a escucharse fue el sonido de los golpes cayendo sobre los cuerpos y los pequeños quejidos, también alguna leve expresión de los espectadores, que era acallada instantáneamente por los presentes.

—Me da miedo que a tu padre lo lastimen —la madre de Olympia tenía una mano en la boca del estómago y la otra en la base de la garganta. Su rostro reflejaba la preocupación, a pesar de ser una experimentada cazadora y a la que muy pocas cosas le generaban temor.

—Papá es el mejor —respondió orgullosa, la niña, que se sostenía de la mano de su mamá. Una sonrisa enorme, de dientes blancos, refulgía bajo su piel bronceada de tantas horas de entrenamiento bajo cruel Sol de El Cairo.

—El otro muchacho es tan joven… —continuó, pero cortó la frase cuando vio a su esposo hacerle una llave a su contrincante y dejarlo tendido en el suelo.

— ¡Te lo dije! —Olympia se soltó y corrió hacia los brazos de su agitado padre que, en ese momento, le ofrecía su mano al rival para ayudarlo a levantarse del suelo. El chico era su mejor alumno, y aceptó el ofrecimiento y se puso de pie. —Nadie te gana, papi —la orgullosa niña le extendía los brazos. Cuando su padre la alzó, ella se abrazó a su cuello.

—Creo que eras la única que me creía capaz de vencerlo —observó, risueño, mientras la miraba.

—Mamá también —respondió con complicidad, antes de darle un sonoro beso en la mejilla.



"Un guerrero sin práctica espiritual, es sólo un asesino"

El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar:
Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero:
avatar
Olympia El-Gohary
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 45
Puntos : 43
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos en arena

Mensaje por Olympia El-Gohary el Dom Jun 10, 2018 8:17 pm

Era la primera sesión a la que Olympia era invitada. Aquel ritual era sólo de mujeres, se podía asistir si todas estaban de acuerdo con la convocatoria. Era la bienvenida a la adultez de tres jóvenes, que habían tenido su primera menstruación.

Alejadas de la aldea, peregrinaban durante varios días hasta ubicarse en el desierto, donde levantaban un campamento. Esa noche, todas llevaban atuendos negros, salvo las tres homenajeadas, que estaban de blanco y el cabello suelto y peinado.

Se sentaron todas en círculo y allí, Olympia descubrió que su madre era una especie de pitonisa. Comenzaron a cantar una oración, y la mujer, que se había parado en el centro, di inicio a una danza ancestral, que las presentes acompañaban con sus voces. La niña no conocía la canción, pero era suave y le calmaba el corazón ansioso ante tantas novedades.

La mamá de Olympia se retorció, y todas enmudecieron. Aquello ocurría muy pocas veces, y nunca vaticinaba algo bueno. Las mujeres se tomaron de la mano para escuchar la predicción.

—La muerte acecha a nuestro pueblo —los ojos se le habían puesto blancos y la voz sonaba más grave. —Sólo habrá una elegida, sólo una sobrevivirá. Los demás perecerán. Será el fin de nuestro clan —lanzó un alarido, y una de las cazadoras detuvo a Olympia, que quiso acercarse a socorrerla. La mujer se retorció una vez más, y cayó sobre la arena.

Los cantos se iniciaron de nuevo, pero ya no había alegría en los semblantes, tampoco en la voz.



"Un guerrero sin práctica espiritual, es sólo un asesino"

El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar:
Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero:
avatar
Olympia El-Gohary
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 45
Puntos : 43
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos en arena

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.