Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Danza de sangre y hiel ~ priv.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Jean D. Lachance el Miér Ene 25, 2017 9:06 am

Con la diestra sujetando mi sombrero de copa por tal de ocultarme el rostro, penetro en el vestíbulo del Thêatre des Vampires cuando llega mi turno. Las puertas, abiertas de par en par, son sostenidas por trajeados empleados que saludan con educadas reverencias a los visitantes. Apenas miran mi entrada, ni tampoco mi inquietante rostro; y es que para ellos sólo soy otro caballero más, algo más pálido que la media. Alguien más importante que ellos, a quien no pueden mirar a los ojos. Su cautela parece fruto de la experiencia, algo que me parece más que normal; no quieren arriesgarse al arranque de ira de algún orgulloso aristócrata, ofendido por semejante muestra de desdén. Lo cual me beneficia para evitar ser reconocido, en un entorno tan similar al que me movía cuando todavía estaba vivo.

Una aterciopelada capa contribuye a ocultar mi condición, oscura como la noche que es ahora mi refugio. Contrasta con el vino y dorado que predomina en la decoración del local,  tan pequeño que queda abarrotado a los pocos minutos de recibir vistantes. Caminando hacia las escaleras, esquivo a la gente, con cuidado para no apartarlos con más fuerza de la habitual. Resulta complicado, ya que forman una masa uniforme de prendas de satén, seda y el raso más fino. Cada paso implica la posibilidad de destrozar el repulgo de algún elaborado vestido, o de pisar el pie de alguien que tal vez me reconozca. De modo que me pego un poco más a la pared, intentando pasar desapercibido hasta alcanzar la ansiada segunda planta. Una vez allí, no tardo demasiado en encontrar el palco reservado. Tiene una vista privilegiada del antiguo escenario, en el que se desarrollará dentro de pocos minutos el macabro espectáculo. Liberándome del abrigo, ocupo una de las butacas a la espera de que se inicie. Espero que mis contactos hayan sido sinceros con la información, y que esto sea lo que estaba esperando tras la partida de Alessia de mi vida.








Everything with a smile:






You & me:


¡Gracias Bea!

¡Gracias Gael!
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Rayda Rennoir el Miér Ene 25, 2017 12:43 pm

Sus colmillos se clavan aún más sobre la piel de su victima con cada bache, acabando con la vida de aquel cuerpo. El carruaje se detiene y Rayda alza la cabeza, sacando un espejo para limpiarse los restos de sangre de los labios. Con rapidez baja del carruaje, sin mirar al lacayo que lo conduce. -Deshazte del cadáver. - le ordena antes de iniciar su marcha hacía el Thêatre des Vampires. La vampiresa espera a su turno para entrar, manteniendo una postura rígida. La espera no es larga, a los pocos minutos Rayda se encuentra dentro, de camino a su asiento.

Observa con atención todas las personas que pasean por la sala en busca de su asiento. En su mayoría vampiros, pero algunos humanos qué, cautivados por la inmortalidad, desean hacer sus sueños realidad. No les presta atención, todo aquel juego le parece inútil. Acelerando el paso llega a la segunda planta, caminando hasta uno de los grandes palcos donde otros vampiros observaban a sus presas y el espectáculo.

Toma asiento, quitando su capa negra y dejando ver un vestido negro con detalles verde esmeralda. Retirando con cuidado un par de mechones que se soltaron con el viento, sus ojos se posan sobre el escenario, ignorando todo a su alrededor, mientras que sus manos reposan tranquilas sobre su regazo. En ese momento, el telón que cubre el escenario se retira, dando lugar al inicio del espectáculo. Todos los presentes aplauden, mostrándose entregados a lo que esta por llegar. Rayda sin embargo se mantiene quieta, sus sentidos captan algo diferente, algo que la intriga. Con disimulo, busca con la mirada entre el público de la planta baja quién podría tener aquel aura tan llamativa que la acosa a cada momento desde que se sentó en el palco.


avatar
Rayda Rennoir
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 36
Puntos : 33
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Jean D. Lachance el Miér Ene 25, 2017 1:23 pm

El espectáculo se inicia minutos después, apagándose las luces primero en los palcos y después a lo largo de las paredes de la planta baja. Los asistentes, que hasta el momento han estado cuchicheando, acallan sus palabras tan pronto como ven subir a un pequeño grupo de músicos a un lado del escenario. Sus instrumentos conjugan elementos modernos con medievales, pero lo que me llama la atención son sus portadores; jóvenes, sonrojados, de mirada radiante. Son indudablemente humanos; y eso se contradice con lo que me dijo Ella antes de desaparecer para siempre. Porque se suponía que los trabajadores iban a ser vampiros, a los que podría acudir en busca de la guía que me negó pese a tratarse de mi propio sire.

Confundido, me reclino más en mi asiento mientras un humo gris empieza a surgir a través del brillante telón de terciopelo. Un murmullo de voces se levanta desde la platea, acompañando mis pensamientos más oscuros respecto a sus propósitos para hacerme venir hasta aquí. Puede que Alessia se equivocara respecto al teatro. Que originalmente sí que fuera creado por un poderoso akelarre de vampiros, pero que decidieran marcharse de una ciudad que ya no tenía nada que ofrecerles. No sería el primer negocio sobrenatural comprado por humanos; y más cuando, después de todo, nos vemos obligados a permanecer ocultos en las sombras. Aceptando la copa de vino que me tiende el camarero, decido esperar a que acabe la función antes de tomar una decisión definitiva. Han pasado más de cuatrocientos años desde que ella estuvo en París por última vez, así que no sería extraño que estuviera equivocada; pero también podría ser que no lo estuviera, y que la verdadera función no haya hecho más que empezar.

El humo continúa manando abundantemente durante un par de minutos más, hasta crear una neblina que no tarda mucho en llenar cada rincón del oscuro teatro. Es la señal que, al parecer, estaban esperando los músicos. Colocándose en posición los instrumentos, rompen el silencio con el ritmo lento de una pandereta, metálica y aguda. A la percusión se une poco después la fantasmagórica melodía de una flauta, y el sonido de unas cuerdas que añaden un toque medieval a la melancólica melodía. Cautivado, noto removerse en mi interior sentimientos que pensé que jamás volvería a experimentar. Nostalgia. Tristeza. Desespero. Tal es la magia de la música, que aumenta de intensidad ante el extasiado público humano que abarrota el teatro.

Ni siquiera cuando se levanta el telón se rompe el silencio. Algunas luces estratégicamente colocadas se encienden tras él, mostrándonos un decorado tan exacto que nos transporta a la profunda exuberancia de un bosque. La luz relumbra sobre las densas copas de los árboles, junto a los cuales parece fluir una ribera baja de piedra tan cristalina que incluso reluce. La apertura del telón es recibida con unos tímidos aplausos, apagados tan pronto como la música cambia su ritmo. Y es entonces cuando la primera figura, cuyo rostro está cubierto por una capucha, sale al escenario caminando con tal gracilidad que despeja todas mis dudas. Es un vampiro. Y también un actor. Revelándole la verdad al público sobre su existencia bajo la mascarada de una sencilla función de teatro.








Everything with a smile:






You & me:


¡Gracias Bea!

¡Gracias Gael!
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Rayda Rennoir el Miér Ene 25, 2017 9:03 pm

La música invade todos los recovecos del lugar, dandole aquel toque de ambientación que requería la obra. Una sonrisa se plantó en el rostro de los vampiros que se encontraban en el palco de Rayda, observando tanto al grupo de humanos que se plantaron en el escenario. Sus sonrisas enseñaban su naturaleza, al igual que el actor que apareció de repente, asombrando al público humano. Rayda miraba con atención todo lo que ocurría, sin dejar de notar aquella extraña presencia. Se preguntó si los demás la habrían notado, pero estaban demasiado centrados en sus presas de aquella noche. Cansada de todo aquello, decidió alejarse de allí, queriendo alejarse de esa presencia que tanto le molestaba.

Paseaba por los pasillos del teatro, con paso lento y mirada perdida. Tenía demasiadas cosas en la cabeza. Sus pensamientos iban desde sus negocios hasta aquellos humanos que morirían aquella noche. No sentía lastima de ellos, era lo que buscaban. Morir para poder recibir el abrazo de los de su especie. Su mente se centró en el humano que visitaba sus pensamientos. Quería saber dónde estaba, qué hacía. Detuvo su paso, dándose cuenta de que estaba haciendo realmente. Deja de pensar en él, no eres tú la que tiene que arrastrase, pensó para si misma mientras reanudaba la marcha.

Pasó por delante de uno de los palcos privados, volviendo a notar aquella aura. Con el ceño fruncido, se acercó a la puerta y la abrió, sin pedir permiso ni llamar a la puerta. Estaba harta de que esa presencia estuviera tan tensa, y quería acabar ya con aquel problema que no le dejaba centrarse en la obra. Se paró justo a la espalda de un hombre, con una media melena que llegaba hasta sus hombros.

-Así que usted es esa presencia perturbada... -susurra mientras da un par de pasos hasta situarse frente a el, impidiéndole ver lo que ocurría en el escenario. -Oh, un neófito. Ahora lo entiendo todo. -dice con pesadez, mientras se cruza de brazos. -Debería decirle a quien le convirtió que le enseñara a controlar sus nuevos poderes antes de que todos se cabreen. No creo que todos sean tan considerados como yo. -su rostro sigue serio, mirando a aquel hombre sin poder evitar tener la sensación de que lo conoce.


avatar
Rayda Rennoir
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 36
Puntos : 33
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Jean D. Lachance el Jue Ene 26, 2017 12:02 am

El vampiro camina lentamente por el escenario, cubierto por una oscura capa que tapa todo excepto su rostro. Níveo y hermoso, aparece torcido en una mueca de terror, que transmite un dolor tal que conmueve a los asombrados espectadores. Aferrándose el pecho con desesperación, da un par de vueltas por el tablado, para que el público pueda admirar cada detalle desde diversos ángulos. Sus prendas están manchadas de sangre, escarlata, húmeda, y sobre todo, real. Aunque eso no lo saben los de platea, claro; creen que es tan falsa como la "pintura" facial del actor, increíblemente blanca incluso entre los de su oficio. Fascinado, me aferro levemente a la baranda del palco, mi cuerpo inclinado hacia adelante para ver mejor el espectáculo. Es todo tan cautivador que no percibo que ya no estoy sólo hasta que alguien me dirige la palabra.

De haber estado vivo, habría dado un respingo. No esperaba compañía, y mucho menos, la de alguien como ella. Girándome en la butaca para mirar hacia atrás, la observo con la curiosidad reflejada en el rostro. Posee ese aura inconfundible que empiezo a asociar con lo de mi especie, pero no es eso lo que me llama la atención. De cabellos como una cascada de plata fundida, se trata de una de las criaturas más exquisitas que he visto jamás. Su cuerpo es esbelto, proporcionado, y su cintura, tan fina que podría rodearla con ambas manos. En cuanto a su piel, es tan pálida y tersa como el mármol; resalta sus rasgos nórdicos, y también sus grandes ojos, oscuros como una noche sin luna. Me recuerda tanto a mi creadora, que por un instante algo se encoge en mi interior; la ausencia de su presencia en mi vida, y el dolor de saber que difícilmente podré perdonarla por lo que me hizo. Ojalá la vida nos hubiera presentado en circunstancias diferentes; unas en las que ella no hubiera tenido que apostar mi felicidad a su egoísmo, perdiéndonos a ambos por el camino.

La sorpresa dura tan sólo lo que tardo en reaccionar. Levantándome con cortesía, retiro la butaca que hay junto a la mía, ofreciéndosela con un gesto. Hay cosas que nunca cambiarán en mi, y los modales son una de ellas. Curioso, le dedico una media sonrisa misteriosa antes de tomar asiento de nuevo en el palco. No sé quién es ni qué es lo que pretende, pero puedo saciar su curiosidad sin comprometer mis demasiado mis propios intereses.

- No sabía que la estaba molestando, mademoiselle, ni mucho menos, a la distancia a la que sin duda se encontraba usted de mi. - Le digo, tomando su zurda para depositar un suave beso en su dorso - Pero ruego disculpe mi educación. Mi nombre es Jean Lachance, y como usted bien ha deducido, he abrazado la senda del Diablo hace relativamente poco tiempo. No parece ser su caso; si no es indiscrección, ¿cuánto tiempo lleva vagando por el mundo?








Everything with a smile:






You & me:


¡Gracias Bea!

¡Gracias Gael!
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Rayda Rennoir el Vie Ene 27, 2017 1:11 am

Observa con atención todos los movimientos del hombre, alzando la comisura de sus labios cuando deja un beso sobre su mano izquierda. Los músculos de Rayda se tensan al escuchar su apellido. Jean Lachance, el hermano pequeño de Varek. En aquel instante comprendió el por qué le parecía tan familiar. Sin quitar la sonrisa de su rostro, hace una pequeña reverencia.

-Mi nombre es Rayda Rennoir. -se presenta, volviendo a ponerse recta y sentándose en la butaca que Jean le ofrece de forma elegante y cortés. - ¿Nunca le han dicho que es de mala educación preguntarle la edad a una dama? -le pregunta mientras se inclina un poco hacia el, mostrando los colmillos con su sonrisa, para después volver a sentarse de forma adecuada, colocando la espalda totalmente recta. -Tengo 756 años. Si no he perdido la cuenta, claro esta.-le confiesa, mirándole profundamente a los ojos. Ambos hermanos tienen rasgos parecidos. Jean no es tan corpulento como Varek, pero tiene ese encanto, incrementado por su nueva naturaleza, que llama la atención de cualquier chica. Rayda junta sus manos sobre sus piernas. Una idea surca su mente, provocando una sonrisa en el rostro de la mujer. -Dígame, señor Lachance. ¿Cuál es su historia? -la pregunta parece inocente, pero las intenciones de Rayda no lo eran. Intentaría sacar la máxima información sobre cierta persona que, poco a poco, se estaba haciendo paso hacia su corazón. A pesar de los intentos que ella ponía en que aquello no ocurriese. Acercarse a Jean le beneficiaba en todos los sentidos. Podía enseñarle a controlar sus impulsos de sed o a utilizar sus poderes, podría tenerlo como aliado cuando le necesitase, o simplemente utilizarle para acercarse a Varek.

Desvió la mirada, volviendo a dirigirla al escenario. En ese momento, el actor rodeaba a una joven humana, intimidándola con su hipnótica mirada. Podía escuchar los latidos de los corazones de la gente del público que, ansiosos, observaban todos los movimientos del actor. Con un movimiento rápido, tumbó a la joven sobre su regazo, haciendo un amago de clavar sus colmillos sobre el expuesto cuello de la joven. El público, maravillado por la gran actuación de los dos actores, empezó a aplaudir, dando por terminado el primer acto de la obra.

Volvió a dirigir la mirada a Jean, coloca su mano izquierda sobre la pierna de este, dedicándole una sonrisa perfecta. -¿Habéis venido a ver la obra o por otros intereses, señor Lachance?


avatar
Rayda Rennoir
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 36
Puntos : 33
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Jean D. Lachance el Vie Ene 27, 2017 3:03 pm

-  Creo que no tiene mucho sentido mantener ciertas normas de cortesía entre nosotros - Le digo a la albina, esbozando media sonrisa misteriosa -  Después de todo, lo que les molesta a las damas no es el hecho de cumplir años, sino que con cada minuto de tiempo que se les escapa, están un poco más cerca de morir. Envejeciendo por el camino, claro está, y perdiendo la admiración que es la coraza de muchas. Permítame decirle que, en su caso, no es necesario que se altere; se conserva extraordinariamente bien pese a los siete siglos que posee, mademoiselle Renoir.

Observando de reojo a la muchacha, fijo mi vista de nuevo en el escenario. Una bella humana ha hecho su aparición sobre las tablas, su rostro desencajado en un gesto de desconcierto al verse rodeada por tantas personas. Un leve sondeo telepático me revela que acaba de despertarse entre bambalinas; lo último que recuerda es haber estado cerrando la tienda de su patrón, a media ciudad de distancia. Confundida, se mesa los cabellos con fuerza, ajena a su situación. Ignora que se ha convertido en una desafortunada víctima, la cena del inmortal que en estos momentos se está girando en su dirección. Sustituyendo el pesar por una sonrisa mortal, camina hacia ella como en un macabro sueño. El público contiene la respiración ante la escena, esperando un desenlace que la naturaleza escribió mucho antes que el guión. Y es el que se desarrolla; deteniéndose para hundir sus afilados colmillos en el cuello de la chica, el vampiro empieza a alimentarse de ella. La imagen es tan perturbadora como excitante; ver a un inmortal robándole la vida a un humano, frente a decenas de los suyos que no saben que es algo real.

Fascinado, observo cómo el bebedor estrecha entre sus brazos el cuerpo de la joven. Ella emite un débil gemido de éxtasis, antes de que sus manos caigan flácidamente a ambos lados de su cuerpo. El telón cae justo en ese momento, ocultándolos a ellos y el decorado de la mirada de los espectadores. Y la reacción es instantánea; decenas de ellos se ponen en pie, entusiasmados ante las increíbles dotes interpretativas de los actores del teatro. Las joyas de sus ropajes relucen al encenderse de nuevo todas las luces del teatro, señal de que pueden moverse con libertad durante el tiempo que dure la pausa.

Aplaudiendo un par de veces a modo de cortesía, muevo mi butaca para mirar fijamente a la vampiresa. Su mano, pálida y delicada, acaba de posarse suavemente sobre mi pierna. Puede que sólo sea un intento por ganarse mi confianza, pero me trae malos recuerdos; imágenes de otras manos igual de finas que las suyas, acariciando mi por entonces moreno rostro en la oscuridad de la fría noche.

- Mi historia, como se suele decir, es sólo mía. Igual que la suya, imagino, así que no le preguntaré por ella. Basta decir que mi creadora ha decidido emprender un largo viaje hacia el norte, del que tardará unos cuantos años en regresar. Pero no sufra por mi; no la echaré de menos, no ahora que París ha adquirido unos atractivos de los que antes carecía. - Le digo, sujetando su diestra por la muñeca para apartarla de mi pantalón. Dudo mucho que el motivo de su visita sea algo tan altruista como avisarme sobre mis poderes. No dudo que mi presencia le resultara molesta, a ella y a los demás que acuden aquí para satisfacer sus cuotas de morbo temporal. Pero que no es la única razón, es más que evidente. Si hay algo que he descubierto de mi propia especie es que somos muy egoístas. Podemos movernos por curiosidad, aburrimiento o el propio interés, pero no por los demás; al fin y al cabo, acaban muriendo o traicionándonos, mientras que nosotros somos todo lo que nos queda en la eternidad. La pregunta está en qué es exactamente lo que busca Rayda. Si distraerse pese a la magnificencia de la obra, u obtener algún beneficio de esta convesación. Señalando el escenario con la cabeza, buceo en sus enormes ojos oscuros en busca de la respuesta. Piensa, Jean, ¿amiga o enemiga? - Había escuchado un inquietante rumor sobre lo que sucedía en este teatro. Y me parecía demasiado irreal para ser verdad. ¿Vampiros dando cuenta de humanos ante ellos, en lugar de ocultarse tras el velo de las eras? Pero había olvidado, madame, que las mejores historias son las que contienen una pizca de verdad. Y ninguno de los humanos aquí presentes puede imaginarse la magnitud de la realidad que acaban de presenciar hace unos instantes.


Última edición por Jean D. Lachance el Sáb Ene 28, 2017 11:09 am, editado 1 vez








Everything with a smile:






You & me:


¡Gracias Bea!

¡Gracias Gael!
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Rayda Rennoir el Vie Ene 27, 2017 5:13 pm

Notando como el gesto que acaba de hacer le molesta, deja que Jean retire su mano. Le observa con cuidado, notando como la mirada de él también la vigilaba atentamente. Las manos de Rayda vuelven a juntarse sobre su regazo, apartando la mirada de Jean para clavarla en el palco donde minutos antes se encontraba ella.
-¿Ve ese palco de ahí? -le pregunta mientras señala con la cabeza.-Están decidiendo cuál de todas estas pobres almas será su cena de hoy. Y ellos accederán, cegados por la belleza con la que les engaña esta fantástica obra. -su mano coge sin pedir permiso la copa de vino de Jean, dando un pequeño sorbo y volviendo a dejarla sobre la pequeña mesa. -La función de este sitio es mostrarnos al mundo, sin que el mundo sepa de nuestra existencia. Para ellos somos simples cuentos que, más allá de hacer que nos teman, nos hacen ver exóticos o incluso deidades. - sus ojos vuelven a posarse sobre Jean, con el rostro serio. -No me malinterprete, en parte tienen razón. Pero siempre he considerado demasiado sencillo que te sirvan la cena. Eso le quita emoción a la inmortalidad... ¿No cree? -no sabía cuantas vidas habría arrebatado Jean, pero conocía lo que podía provocar la sed. Hacerte perder tu lado racional, convertirnos en bestias que solo tienen un objetivo: alimentarse.

El dulce aroma de la sangre invadió sus fosas nasales, lo que significaba que algún miembro del público ya había caído en manos de algún vampiro. Una sonrisa se plantó en los labios de Rayda, mientras negaba con la cabeza.

Levantándose lentamente, apartó algunos mechones de su larga melena hacía su espalda. -¿Desea conocer la verdadera función que ocurre en este lugar? -la pregunta fue como un susurro, arrastrando cada palabra con tranquilidad. -Venga conmigo, tal vez su creadora se marchó, pero no puedo ver a alguien de nuestra especie tan indefenso... Siento una fuerte debilidad por aquello que esta perdido, y usted lo esta demasiado. -le dice con una sonrisa mientras le ofrecía su mano. -Pretendo ser su amiga, monsieur Lachance, puede confiar en mi. Si quisiera causarle algún mal esta conversación habría acabado hace tiempo.


avatar
Rayda Rennoir
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 36
Puntos : 33
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Jean D. Lachance el Sáb Ene 28, 2017 11:39 am

Respetando las distancias, Rayda me observa con sus grandes ojos oscuros. El contraste entre su apariencia, fresca y juvenil y la sabiduría que brilla en su mirada resulta inquietante. Antinatural. Un recuerdo para que no olvide que me encuentro ante alguien que ha tenido casi un milenio para perfeccionar el arte de la manipulación. Porque puede que su belleza y modales le den la inocencia que es propia de los corderos, pero si tuviera que apostar, apostaría porque es una actitud más que ensayada. Una caída algo más larga de lo habitual de sus pálidas pestañas podría significar arrobo y embeleso. Una deferencia superior, admiración contenida. Y una caricia de sus manos del color de la nieve virgen, una promesa más sugerente que cualquier dictamen de la razón. Todo ventajas que explotar para fingir ante los varones que no supone ninguna amenaza para sus planes, y que así olviden que bajo toda esa belleza, se esconde un depredador tan fiero como ellos.

Por suerte para mi, no pienso tropezar dos veces con la misma piedra. Que sean otros los incautos que sucumban ante la tentación que sin duda les supone la vampiresa, porque en lo que a mi respecta, ya he metido la pata lo suficiente para la ración que me queda de eternidad. Mirándola fijamente a los ojos, bebo lo que queda de mi copa mientras Rayda expresa mil promesas silenciosas. Protección, enseñanza, adrenalina. Ofertas que depende de mi aceptar o no, y cuyo rechazo tenga probablemente un precio a pagar igual de alto que si lo hiciera. Porque a nadie le gusta que le lleven la contraria, y a quienes tienen planes ocultos, menos que a los demás. De ahí la importancia de que deduzca en qué está pensando ahora mismo Rennoir; porque si sé qué es lo que más ansía, podré predecir sus próximos movimientos y defenderme de su juego. O incluso manipularla, convertir al marionetista en títere sin que sea consciente de ello.

- Matar siempre es sencillo. Y quien crea que ahí radica el verdadero interés de la inmortalidad, es demasiado simple para sobrevivir al paso de la eras. - Le digo a la mujer, depositando cuidadosamente la copa en la mesa que hay junto a la butaca - Por supuesto que yo no puedo opinar todavía al respecto. No he experimentado eso que llaman el sueño, enterrarse durante unas cuantas décadas para olvidar cuando el dolor es demasiado intenso para continuar. Pero piénselo, mademoiselle. Nuestros cuerpos ya no cambian, sólo para endurecerse más y más con el paso de los siglos. Se rumorea que los más antiguos de nosotros ni siquiera necesitan tomar sangre ya, si no es para curarse o deleitarse con la caza. Por lo tanto, si la sangre es tan sólo una fase, ¿cuál es el verdadero objetivo? ¿porqué fuimos creados? ¿y qué razón podemos darle a nuestra existencia que nos impulse a seguir viviendo cuando todo lo demás se ha ido? Son muchos interrogantes, pero lo único que tienen en común es que ninguno nos convierte en meros asesinos. Hay algo más. Algo más grande que todo eso. Y cada uno debe descubrir cuál es su algo, o acabar loco por ser incapaz de soportar el inexorable transcurrir del tiempo.

La mujer se limita a esbozar una perfecta sonrisa de dientes blancos, levantándose de la butaca con la misma elegancia que posee en todos sus movimientos. Sugerente, me invita a acompañarla. A enseñarme la verdadera cara del teatro, si es eso lo que deseo. Cada palabra que pronuncia está pronunciada con tanto carisma, que casi lo lamento por quienes deban resistirse a la vampiresa. Para un humano debe ser algo imposible, aunque por suerte o por desgracia, yo ya no lo soy.

- Puede que estemos los dos perdidos - Susurro, devolviéndole la sonrisa. Si lo que quiere Rayda es jugar, estoy dispuesto a aceptar el reto. La curiosidad mató al gato, y siempre ha sido, entre todos mis defectos, el que más problemas me ha traído. - Pero la confianza es algo que se gana. Enseñarme los misterios de la noche, mademoiselle Rennoir, sería un buen principio para ello. - Lentamente, tomo la mano que la vampiresa me ofrece, utilizándola para levantarme hasta quedar a su altura. Una vez allí, clavo mis intensos iris aguamarina en los suyos oscuros. Noche y día. Luz y oscuridad. Nuevo y viejo. - Llámame Jean.








Everything with a smile:






You & me:


¡Gracias Bea!

¡Gracias Gael!
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Rayda Rennoir el Dom Ene 29, 2017 5:53 pm

Los pasos de ambos llegan hasta una puerta custodiada por un hombre de dimensiones enormes. Rayda se sitúa frente a el, con la mirada fría y el rostro tranquilo. Con un ligero gesto de su mano, el hombre se aparta, dejando el camino libre para los dos vampiros. El camino deja lugar a unas escaleras, que bajan hacía lo que parece ser el sótano del edificio. Caminan con lentitud, con el ruido de los tacones de la vampiresa de fondo. De nuevo, otra puerta. Pero esta está desprotegida, como si invitasen a entrar a todo aquel aventurero que quisiera descubrir más y más sobre los misterios de la noche. Con un leve movimiento, Rayda estira la mano de Jean hasta dejarlo a su lado. – ¿Cuánto hace que no te alimentas? -le pregunta con una sonrisa inocente, como si todo aquello fuera lo más normal del mundo. Y es que para ella lo era. Esa era su vida desde hacía casi 800 años. La mano de la vampiresa gira el pomo con delicadeza, dejando pasar primero a Jean para después introducirse ella.

Cadáveres sobre el suelo se amontonan, sin vida, sin alma. Tan solo son cuerpos vacíos que no muestran nada. En una de las oscuras esquinas se podían escuchar algunos quejidos, tan débiles que casi pasaban desapercibidos. Rayda empezó a caminar hasta el fondo de la sala, donde una pequeña lámpara iluminaba la estancia. - Esta es nuestra naturaleza, ocultarnos en las sombras tras una fachada de refinería. No somos más que depredadores. - se acerca a uno de los cadáveres y se agacha, recogiendo un poco de sangre que caía por su cuello con su dedo índice. - La diferencia entre los que matan por placer y los que lo hacen para sobrevivir es que los que lo hacen por placer, acaban muriendo también. - con lentitud, lame la sangre de su dedo índice, manteniendo el contacto visual con Jean. - Tienes razón, la confianza es algo que se gana. Pero también algo que se pierde fácilmente. Es difícil confiar en los de nuestra especie, por desgracia. Por cierto, Jean. ¿Tienes familia? - su sonrisa característica se plantó de nuevo en sus labios. Pero a pesar de su fachada, su yo interior estaba confusa. Sabía que con los vampiros era más difícil sonsacar la información, que le costaría más y que posiblemente tendría que acabar utilizando alguno de sus poderes para saber lo que deseaba. Pero odiaba los juegos sencillos y, aunque tardase, acabaría recibiendo información por parte de Jean.

Escuchó como las sillas de la planta de arriba se arrastraban por el suelo, señal de que el segundo acto estaba a punto de comenzar. Aferrándose al brazo de Jean, le guía de vuelta por las escaleras, llegando de nuevo al palco privado dónde se conocieron formalmente. - La vida de un inmortal se basa en esto: sobrevivir. ¿Que alguna vez deseas arrebatar vidas sin cesar? Puedes hacerlo, pero recuerda que siempre estarás en peligro si estás solo. -le susurra al oído, dejando que un atisbo de seducción resbalara por sus labios.


avatar
Rayda Rennoir
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 36
Puntos : 33
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Jean D. Lachance el Mar Ene 31, 2017 10:10 am

La visión de los cadáveres me repugna inmediatamente. Pese a que carecen de olor porque todavía son recientes, hay algo macabro en la visión de tantos cuerpos inertes, apilados indolentemente el uno sobre el otro. En los ojos vacíos, sin vida, que observan sin ver el embaldosado suelo de mármol. En las manos flácidas cuyos dedos, agarrotados por el rigor mortis, parecen las garras de una arpía. En la sangre coagulada, que se arremolina bajo los cadáveres tan oscura y espesa como la brea. Asqueado, sigo a Rayda a través del improvisado depósito. No sé muy bien qué decirle, mas no creo que sea necesario pronunciar palabra alguna. La expresión de mi rostro, habitualmente impasible, muestra demasiado bien que no me entusiasma demasiado este oscuro secreto del teatro. La albina, por su parte, parece encantada con el espectáculo. Sonriendo de una manera más maliciosa de lo habitual, recoge una gota escarlata perdida de una garganta ajena. Sus níveos dedos como la seda quedan manchados por el fluido, que después es limpiado por sus hermosos labios carnosos y sensuales. Apartando la mirada de la suya, la escucho hablar sobre nuestra naturaleza de depredadores. Como si necesitase que me recordasen que estoy viviendo una vida prestada, que depende del sacrificio de mis víctimas en lugar de mi voluntad.

- No necesito alimentarme más por hoy - Le digo simplemente, decidido a no profundizar en ese tema mientras estemos aquí. Me resulta demasiado sencillo ver el rostro de mi hermano en todos y cada uno de los cuerpos, e imaginar lo que sucedería si alguien como Rayda diera con él en una de sus cacerías. Porque por más buen cazador que sea, todos acabamos encontrando tarde o temprano la horma de nuestro zapato. Y cuando eso suceda, él no contará con poderes sobrenaturales que puedan protegerle.

Todavía pensando en Varek, sigo a Rayda escaleras arriba de vuelta a nuestro palco. Los guardaespaldas vuelven a cerrar las grandes puertas a nuestras espaldas, ocultando tras ellas el horror y el desespero que yace oculto en las profundidades de París. Un ahogado grito escapa entre ellas antes de ser cerradas, como un eco desesperado que ya sólo podrá encontrar alivio en la muerte. No me permito prestarle atención; ya no está en mi naturaleza acudir al rescate de quienes son más débiles que yo. Aun así, la visita al subterráneo me ha servido para darme cuenta de algo; aunque fueran los últimos vampiros de la tierra, jamás querría tener nada que ver con este akelarre. Su gusto por lo teatral, entremezclado por la crueldad de lo que he visto en el sótano, es demasiado contrapuesto con mi carácter. Y yo, pese a no ser el mismo que era cuando vivía, jamás he tenido la intención de convertirme en un monstruo.

Sumido en mis cavilaciones, estoy a punto de responder automáticamente a la inocente pregunta de Rennoir cuando uno de sus pensamientos capta mi atención. Un apuesto rostro enmarcado por una cascada de ondulados cabellos castaños, e intensa mirada azulada. De no ser por la intensidad con la que se refleja en su psique, jamás habría sido capaz de captarlo en ella. Su edad la protege de mi inexperiencia, tal y como demuestra que no haya sido capaz de captar sus pensamientos hasta ahora. Pero éste está revestido por una aura de obsesión que me hace estremecer, tanto por su intensidad como por la víctima. Porque en quien está pensando ahora mismo la vampiresa es en mi hermano, Varek. Alguien que no podría hacer nada ante la intensa aura seductora que emana de la albina, tan poderosa que ni siquiera mi bloqueo mental es suficiente para contrarrestarla completamente. Y cuya vida está amenazada en estos instantes, porque pocas cosas son tan peligrosas como el encaprichamiento de una inmortal.

No tardo mucho en tomar una decisión. Con tanta agilidad como soy capaz, inmovilizo con mi torso a la vampiresa contra la ornamentada pared del palco. No soy ningún estúpido; no tengo intención de acabar con ella. Como si pudiera hacerlo, sin acabar aplastado como una simple cucaracha. Su cuerpo, torneado y duro, es mucho más fuerte que el mío; ha sido alimentado durante demasiados años con cientos y cientos de vidas, mientras que yo sólo he contado con unas cuantas semanas para habituarme a mi nueva condición. No; lo que busco que no me infravalore. Que vea que lo que todos confunden siempre con calma, es en realidad inteligencia. Y que incluso yo podría resultar una amenaza, si la situación lo requiriese. Algo que, sin duda, sucederá tan pronto como le ponga una sola mano encima a mi hermano.

Sosteniendo sus finas muñecas contra la pared, la miro fijamente a sus enormes ojos azabache. Parece divertida, pero a mi todo esto no me hace ni puta gracia; quiero saber qué hace la única persona que me importa en este mundo reflejada en sus pensamientos, y me lo va a decir aunque sea lo último que haga.

- No arrebato vidas sin sentido, Rayda. ¿Y tú? ¿Las arrebatas por diversión? - Le digo, mi mirada chispeando con furia incontenible - Antes hablábamos de confianza, así que dime; de qué conoces a mi hermano. - Mi voz, cada vez más gutural, pasa a ser casi un gruñido sibilante. No me resulta nada sencillo controlar mis emociones desde que me convertí en un vampiro, y prueba de ello es que mis colmillos han empezado a alargarse en mi dentadura. - No te atrevas a tocarlo, ¿me oyes? Porque puede que entonces te lleves una sorpresa. Y descubras que, después de todo, la eternidad es demasiado corta para huir de lo que haría contigo.








Everything with a smile:






You & me:


¡Gracias Bea!

¡Gracias Gael!
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Rayda Rennoir el Mar Ene 31, 2017 12:26 pm

Con un golpe seco, nota como su cuerpo golpea la pared, sin llegar a provocarle ningún daño. La rabia en los ojos de Jean hace que se de cuenta de que ha tocado un tema sensible, y eso la divierte. Sus muñecas son sujetadas contra la pared, inmovilizándola aún más. - Siempre viene bien un poco de diversión. -responde a su pregunta mientras mantiene su sonrisa macabra. Disfrutaba de ver la reacción de Jean al preguntar sobre su familia, demostrándole que una parte de él era humana. La siguiente pregunta provocó que soltara una melodiosa risa, dándose cuenta de que uno de los poderes de Jean era la Telepatía. - Vaya... así que tú poder es la telepatía... -le susurra, mientras ladea la cabeza hacia un lado, mostrando su falsa inocencia. - Veo que los dos hermanos tienen una afición a inmovilizarme contra la pared. - ríe mientras se muerde el labio inferior. - Varek es una persona increíble, de verdad. Hacía años que ningún humano me parecía tan interesante. Su dolor, su frialdad... - una sonrisa más grande volvió a plasmarse en sus labios, enseñando también sus colmillos ante la amenaza de Jean. Manteniendo el contacto visual, Rayda escucha la amenaza del vampiro, empezando a notar como la rabia se acumulaba en su interior. Quién era él para amenazarla. Absolutamente nadie, menos si se pensaba que alguien como él podría matarla. Contestando a su gruñido con otro, centra sus poderes en Jean, obligándole a caer de rodillas mientras le provoca un dolor similar a lo que sintió ella cuando Varek le clavó la daga en el estómago. - Cariño... He hecho mucho más que tocarlo. El dolor que sintió cuando tú te fuiste era tan grande, que no le importó que yo estuviese ahí con el. Digamos que él y yo tuvimos un encuentro bastante... íntimo. -le susurró frente al rostro mientras dejaba de causarle el dolor, no quería recurrir a sus poderes para demostrarle que era más poderosa que él. - Y su sangre tiene un sabor tan exquisito. -sus colmillos se mostraron del todo, amenazantes y perfectos.

Rayda situó contra la pared a Jean, agarrándolo del cuello mientras que sus uñas paseaban por la piel de su cuello. - Justo ahí le mordí. -se sentía como una adolescente que quiere hacer rabiar a todo aquellos que la rodean, sembrando el caos. – Varek es tu hermano, pero está ligado a mi de un modo que tú no puedes impedir. Además, no quiero alejarme de él. Con los años conocerás que los encaprichamientos de los inmortales como nosotros suelen ser un tanto peligrosos. O tal vez ya conozcas las consecuencias... -le dice mientras agarra su mentón y aprieta ligeramente. - Habría sido un encanto conocerte siendo humano. -sus dedos acarician la nariz de Jean, bajando hasta sus labios.

Alejándose de el, da un paso hacia atrás, manteniendo la calma. - No te preocupes por tu hermano, si sigue vivo es por algo. Más después de que me provocase el dolor que has sentido antes. -le señala el estómago y alza una ceja. - Pero ahora me intriga otra cosa... ¿Qué harías conmigo? -su voz se escucha por el palco como un ronroneo, sin apartar ese lado seductor que siempre lleva con ella. Le parece divertido jugar con Jean, sabiendo lo que ha hecho con su hermano. Desea ver su reacción y conocer qué sería capaz de hacer alguien por su familia.


avatar
Rayda Rennoir
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 36
Puntos : 33
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Jean D. Lachance el Miér Feb 01, 2017 10:36 am

Un súbito dolor en mi estómago me hace caer de rodillas al suelo, jadeando entrecortadamente. Es una laceración helada y mordiente, que me hiere las entrañas con tal intensidad que una lágrima de sangre resbala por mis mejillas. Llevándome la diestra al vientre en un vano intento por amortiguar el dolor, busco con la mirada al invisible causante. Y ésta se detiene en los oscuros orbes de Rayda, que chispean mientras me miran con el regocijo plasmado en su pálido rostro. Todavía en el suelo, noto cómo sus manos recorren delicadamente mi rostro. Dejan tras de si una estela de helados escalofríos, deteniéndose en mi cuello para depositar un par de caricias en él. Las constantes referencias a Varek aumentan la intensidad de los gruñidos que brotan de mi garganta. No soporto oírla hablar así de mi hermano, aunque no necesito bucear en sus pensamientos para darme cuenta de que todo lo que dice es absolutamente real. Sus sentimientos, el desenfreno, el desenlace de su encuentro con la vampiresa; todo encaja perfectamente en lo que haría el moreno. Aunque no lo culpo por ello; yo fui el primer estúpido que cayó en las redes de Alessia. Mientras Varek trataba de protegerme de lo que se escondía entre las sombras, yo caía en las fragantes redes que me precipitaron a la muerte. Y ahora la historia se está repitiendo; yo estoy intentando protegerle a él, mientras se deja conducir como un corderito a lo que sin duda supondrá el fin de su mortalidad.

- Puede que ahora mismo no suponga una amenaza para ti, pero dicen que la venganza es un plato que se sirve frío. Y si un simple capricho fue capaz de clavarte un puñal en el vientre, imagínate lo que podría hacer contigo un neófito. - Le susurro, mi voz recuperando poco a poco la tranquilidad que me caracteriza. Una nítida campanilla resonando a nuestras espaldas indica que la segunda parte está a punto de empezar, lo que provoca que el teatro se llene del sonido de pisadas dirigiéndose a sus asientos. Sin embargo, ninguno de los dos hacemos ademán de movernos. Sólo nos miramos fijamente, nuestras pupilas dilatándose como las de los depredadores al apagarse las luces de la estancia. - Como bien has dicho antes, siempre estamos en peligro mientras estamos solos. Y dicen que hay que tener cerca a los amigos, pero más aún a los enemigos. Deja que Varek continúe viviendo como humano, Rayda, y seré yo quien vigile que nadie vuelva a clavarte un puñal. Piénsalo, es un buen trato; ambos saldríamos ganando. Sabes que no te traicionaré mientras Varek viva, y por otra parte, tampoco tienes nada que temer de mi si eso sucediese.  - Una melodía lenta y lúgubre empieza a sonar en el escenario, acompañando cada uno de mis susurros. - Y mientras, tú podrías disfrutar de la emoción de tu encaprichamiento. Quedar con él, follar con él, jugar con él. Sigue a Varek si así lo deseas, pero ¿qué interés tienen los juegos que son tan fáciles que hasta aburren? ¿Si vas a utilizar tus poderes para ser la misma causante de tu aburrimiento? Hazlo emocionante. Déjale conservar su voluntad. Y si al final es él el que te pide que lo transformes, si pese a todo quiere formar parte de la eternidad contigo, habremos ganado ambos. Porque yo no perderé a mi hermano, y tú tendrás algo más que una simple marioneta. Tendrás un compañero. Y nunca más volverías a estar sola.








Everything with a smile:






You & me:


¡Gracias Bea!

¡Gracias Gael!
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Rayda Rennoir el Lun Feb 13, 2017 8:03 pm

Una sonrisa de triunfo se plantó en su cara. Los acontecimientos estaban surgiendo totalmente a su favor. Los poderes de Jean, su trabajo y sus conexiones... todo le era beneficioso, de una forma u otra. Pero todos aquellos años de vida le habían enseñado algo: no confiar en nadie. - ¿Quién ha dicho que este sola? Todos tenemos nuestros secretos, Jean. - su voz fue acompañada por la música que resonaba por todo el teatro, dándole un toque oscuro a sus palabras. - Si tu hermano decide no abrazar la inmortalidad, recuerda que serás tú quien se quede solo, así que no sé en qué te beneficiará que ocurra eso. Pero aceptaré tu trato. Dejaré a Varek tomar la decisión, aunque creo que ambos sabemos cuál será. - extendió la mano para sellar su trato, manteniendo el rostro serio y rígido como una estatua de marfil. - Podemos ser amigos, Jean. Pero si me traicionas, si veo algo sospechoso en ti, no dudaré en hacerte sufrir toda tu misera eternidad. - el sonido de los aplausos invadió la sala, concluyendo así la obra teatral. - Vaya... Una lástima que ya haya acabado. ¿No crees? - apoyando sus manos en la barandilla, reclinó su cuerpo hacía delante, teniendo una visión completa del escenario. Una mancha de sangre yacía sobre la madera, otorgando un tono más oscuro allí dónde el líquido se había vertido. El publico aplaudía, repleto de emoción por haber observado aquella maravillosa interpretación.

Todos los asistentes empezaron a recoger sus respectivas cosas, dispuestos a marcharse hacia sus hogares y comentar con sus allegados sus diversas opiniones sobre el teatro y poder así demostrar su alto poder. Todo se basaba en máscaras, todo parecía carecer de sentido cuando se trataba de apariencias. Aquel que más tenía, era el más poderoso. Y Rayda lo quería todo. A sus 800 años, todo lo que tenía se había vuelto mundano y carente de importancia para ella. Por eso, aquel nuevo acuerdo con el menor de los Lachance le había devuelto sus ansias de poder. ¿Por qué conformarse con lo que tenía si podía conseguir más?

Con una sonrisa, se giró para mirar a Jean. - Un placer hacer negocios con usted, señor Lachance. Tendrá noticias mías pronto. - haciendo una reverencia, abandonó el palco privado, dejando a Jean solo.


avatar
Rayda Rennoir
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 36
Puntos : 33
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Jean D. Lachance el Jue Feb 16, 2017 4:00 pm

Nuestro encuentro acaba al mismo tiempo que la macabra función. Mientras los aplausos resuenan en la abovedada estructura de madera, Rayda me dedica una última mirada pensativa. Que no se fía de mi es evidente, pero no necesito su confianza; sólo que me infravalore, creyéndose fuerte y segura ante las adversidades. Quiero que no me vea como una amenaza, sino como una herramienta; alguien que pretende ser jugador en el juego, y no llega siquiera a pieza. Porque así creerá que me está manipulando para conseguir lo que desea, cuando en realidad acabo de conseguir lo único que su presencia amenazaba: tiempo. Tiempo para que Varek pueda alejarse de ella, librándose de su influencia. Tiempo para continuar siendo humano, y que no suceda lo irreversible. Tiempo para aprender. Y sobre todo, tiempo para descubrir cómo librarme de ella.

Que no haya detectado que mi proposición es una farsa reafirma mis suposiciones de que, a diferencia de mi, ella es incapaz de captar mis pensamientos. Otra ventaja a tener en cuenta, si soy capaz de jugar bien mis cartas. Asintiendo levemente ante sus últimas palabras, observo cómo la vampiresa se funde entre las sombras, marchándose en dirección a la salida antes de que ésta se abarrote. Definitivamente, el juego no ha hecho más que empezar. Y no puedo permitirme el lujo de perder, porque no es sólo mi vida lo que está en juego.

Sacudiéndome la levita, me pongo en pie de nuevo y tomo mi abrigo de la butaca. Después, dedico una última mirada al muchacho que está frotando con un cepillo la oscura mancha del escenario, antes de salir a la fría y cerrada oscuridad.


***


Han pasado tres días desde la última vez que vi a Rayda. Tres días de sueños bañados en sangre, y noches plagadas de asesinatos, búsquedas y nostalgia. Tres días desde que Varek partió de vuelta a Nueva Orleans, y me dejó sólo, aunque por primera vez no desamparado. Pese a que ya no le necesito para sobrevivir, lo echo tanto de menos que casi duele. Y es que después de nuestra última separación, de creer que pasaría el resto de la eternidad vagando con su recuerdo, que he desarrollado cierta dependencia de él.

Frunciendo el ceño con irritación, detengo mi caminar por los oscuros boulevares parisinos. Una presencia familiar acecha desde las sombras, desviando mi atención de mis propios pensamientos. Llevándome la mano al sombrero a modo de saludo, la miro fijamente para que vea que la he detectado. Me preguntaba cuándo tardaría en aparecer de nuevo, para reclamar la parte del trato que más le beneficia.

- Rayda – Digo solamente, clavando mis claros orbes en sus grandes y profundos ojos. Relucen tenuemente bajo la escasa luz de la luna, y de las pocas farolas que conservan su aceite a estas horas de la noche. Son hermosos, y peligrosos; la mirada de un depredador, oculta bajo un fragante manto con aroma a flores. Apartándome un oscuro mechón rizado del rostro, avanzo un par de pasos hacia ella. Aparentemente mi aspecto es calmado, pero por dentro soy un torbellino de emociones. Y la que más destaca de todas ella es la desconfianza, necesaria cada instante que pase en compañía de la vampiresa. - ¿Has cazado ya?








Everything with a smile:






You & me:


¡Gracias Bea!

¡Gracias Gael!
avatar
Jean D. Lachance
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 221
Puntos : 186
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 20/10/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de sangre y hiel ~ priv.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.