Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Ciel et l'enfer
Hoy a las 12:10 pm por Samael

» Ausencias de Ladislav Pekkus & co.
Hoy a las 12:01 pm por Ladislav Pekkus

» Fight For Your Life ~ Privado
Hoy a las 11:53 am por Arisley Bouvier

» APERTURA DE FICHAS
Hoy a las 11:42 am por Bethany S. Dunne

» Requiescat in pace {Yulia Leuenberger}
Hoy a las 11:27 am por Eliot Ferrec

» Los muertos no saben cantar | Privado
Hoy a las 11:20 am por Boudica

» The Rotten Apple
Hoy a las 11:12 am por Kala Bhansali

» Vår Begynnelse, Vår Ende ~ Privado
Hoy a las 11:02 am por Naitiri Zahir

» Shattered Memories ~ Privado
Hoy a las 10:43 am por Utukki Black



La Noche De Las Bestias {Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Noche De Las Bestias {Libre}

Mensaje por Zeniba el Sáb Feb 04, 2017 12:19 pm

El frío de la noche había llegado a París finalmente, desde hacía quizás una semana escasa, había llegado finalmente a aquel destino. ¿Por qué estaba allí? La respuesta más adecuada sería porque una presa, un ser de la noche me había conducido hasta aquella ciudad dejando atrás mí lugar de origen, dejando muy lejos mí hogar y mí casa. Aunque, ¿podría llamar a vivir bajo el mando de alguien que me compró para convertirme en asesina, un hogar? No sabía exactamente la respuesta, pero al menos tenía un sitio donde poder volver. Tampoco me importaba si no volvía, sabía que no era el momento de mí muerte, pero se me pasaba por la cabeza el hecho de matar a aquel ser y no regresar allí… podría ser libre, libre de decidir por mí misma, libre de ser la dueña de mí destino. Pero él me encontraría, aunque pensándolo bien, eso llevaría a una buena batalla donde por fin podría acabar con su vida, como muchos otros de los que fue mentor quisieran haber hecho desde un principio.

La lluvia comienza a caer presagiando que, aquella noche de caza, no sería un mero paseo por las calles de París. Llevaba una semana en aquel lugar y había algo en el ambiente, algo por sus calles que me daba mala espina. No era el hecho de saber que había licántropos en la ciudad, ni tampoco de la existencia de vampiros… sino algo más que no sabía distinguir pero que hacía que los vellos se pusieran de punta. Miré hacia la luna, parcialmente oculta por las nubes que había en el cielo y cerré algo más el abrigo para no intentar calarme por completo. Era noche de cacería, la noche donde las bestias saldrían a jugar al escondite, y aunque estaba en París por una presa en concreto, de la cual había empezado ya la búsqueda, no quitaba que no pudiera divertirme un poco mientras lo encontraba.

Porque llegar desde Persia en un largo viaje agotador, plagado de pistas que se iban desvaneciendo por el camino, había sido arduo. Todavía intentaba acostumbrarme al lugar y a sus gentes tan diferentes de donde provenía. El mayor impedimento podría haber sido el idioma, sino fuera porque no era la primera vez que pisaba Francia, donde ya había dado caza a un inmortal, así como matar a un hombre importante de negocios que quería llegar hasta España, pero que había muerto en aquel país. Nuestra “organización” era sumamente secreta, al igual que letal y efectiva. Era una asesina adiestrada para matar sin contemplaciones y sin dejar rastro alguno, metódica y eficaz… ninguna presa se había podido salvar, fuera un ser de la noche o no.

Lista y preparada para dar caza por sus calles me infiltré entre sus gentes sin que nadie pudiera saber, o conocer, que bajo mis ropas y mi abrigo portaba armas letales que podría acabar con la vida de cualquiera. Mis ropajes distaban mucho del de la mayoría de las mujeres de la ciudad, no llevaba ningún vestido pomposo y colorado que se cerniera a mí cuerpo y le daba volumen, sino más bien al contrario, llevaba pantalones y botas altas negras que eran perfectas para perseguir a una presa, no quería imaginarme tener que correr tras una de ellas con un vestido que seguramente facilitaría la huida del perseguido. Encima una blusa blanca y un corsé encima negro que se ajustaba a mí pecho pero me daba la libertad para moverme sin mayor problema, y encima del todo ocultando las armas una gabardina negra y larga.

Las dagas estaban guardadas en sus sendas fundas y habían sido limpiadas y afiladas antes de partir, llevaba una funda en cada muslo escondidas. En mí espalda, justo en la cintura, llevaba varias estacas guardadas en una funda, dos tridentes pequeños de plata también en mis caderas. No solían gustarme las armas de fogueo, pero llevaba un trabuco escondido en un bolsillo interior de la gabardina y las balas de plata en un pequeño estuche en otro bolsillo. Miré hacia lo lejos y el primer relámpago de la noche surcó el cielo mientras andaba por las calles buscando algún rastro, alguna pista que pudiera conducirme hacia un objetivo.

Mis pasos me llevaron finalmente hacia un puente mientras la gente andaba con algo de prisa intentando no mojarse de la lluvia y encontrar un sitio donde resguardarse. A mí no me importaba mojarme, había estado en peores condiciones y la lluvia le daba un ambiente algo más serio a la noche. Me paré en mitad del puente bajo la luz de una farola iluminando el lugar, me apoyé en el borde y miré hacia abajo por un instante. Las luces de la ciudad se reflejaban en el agua donde las gotas creaban pequeñas ondas en ella, lancé un suspiro y elevé mí vista al cielo dejando que se mojara un poco mí rostro. En pocos segundos un aullido, procedente de las calles anexas al final del puente llamó mí atención y fijé mí vista en el lugar. Sonreí de lado, por fin había encontrado la primera presa de la noche, y con paso decidido me acerqué al lugar para dar muerte a aquella bestia. Pero la noche no iba a ser tan fácil como aparentaba… y lo peor aún estaba por llegar.





Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 92
Puntos : 84
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Noche De Las Bestias {Libre}

Mensaje por Santhiago Morel el Vie Mar 10, 2017 10:09 pm


Noche de luna llena con los aullidos que teñirán por siete días de tonos escarlatas, cual ríos o mares de estos; donde los gritos de la guerra se anuncia y los bandos ya han sido trazados, pero aun así en aquel lugar inhóspito, imposible por las altas horas que hagan accesible una concerniente cita con la imperiosa necesidad de enfrentar la cara de la muerte, una trágica y tortuosa; al borde del río se lleva acabo el encuentro, más seres aguardan en las sombras a que llegue el caballero en cuestión.

Grandes ecos que se forman por el sonar de los zapatos así como el de un bastón ante la silueta que se deja entrever entre la niebla fría y espesa hasta aparecer en el borde de aquel canal muy cerca al puente, los demás invitados observan atentos aguardando hambrientos el poder aparecer y dar un golpe a aquel que solo observa impávido a quien le ha citado

–Bonita noche, no crees Morel, me recuerda a la fría noche en la que se creo a un vástago de las sombras en rey del infierno ¿te acuerdas?– la sonrisa sombría y mal intencionada del caballero que se dirige a Morel fue todo lo que quedó.

–Si, me acuerdo perfectamente aunque lo que más queda en mi mente es la sangre que se derramó luego de eso ¿Cuántos fueron? ¿Quinientos de tus débiles hombres? Ahora dime ¿A que debo el desagradable llamado a esta hora?– Morel sonríe con su bastón sujetándolo de tal forma que solo aguarda el movimiento de los inesperados.

Una conversación entre susurros es lo que se da entre Morel y aquel hombre en el que poco a poco el tono de las voces subía, más que nada del desconocido que iba perdiendo los estribos mientras que Santhiago sereno se mantenía y hasta con una forma burlona e irónica al referirse en varios puntos con el sujeto; dos segundos bastaron para que de la nada una pequeña riña se suscitara entre ambos, la cabeza tronó en las manos de Morel arrojando el cuerpo y cabeza al río, esa fue la señal que se necesitó para que los demás salieran dispuestos a no perdonar tan ofensa hacia su maestro.

Una guerra se desató a orillas del canal, las espadas chocaban así como el despliegue de habilidades que mantenían a unos sumidos en dolor y a otros en agonía total, era un enfrentamiento desigual de diez contra uno y cada uno de ellos con destrezas diferentes que le era imposible detenerlos a todos, tanto así que inocentes comenzaron a pagar por el crimen de cruzarse en medio de aquella batalla de nobles demonios, hasta que de la nada el aullido de dos seres que atravesaron las calles aparecieron llevando consigo rastros de aquellos seres de la noche, más se sumaron a la pelea junto a los tres miembros de la familia aunque el cuarto miembro estaba en el techo de uno de los edificios observando en silencio, viendo a cada mortal que ha caído como a las posibles víctimas, ella era la que vigilaba que ciertas personas se acercaran a ese encuentro.

–No debe quedar vivo ni uno, mátenlos a todos– sentenció guardando el filo de su espada en el bastón caminando entre cadáveres descuartizados –Ellos no se atreverán a decir nada contra él y eso es lo que me molesta, si tan solo uno de ellos pudiera ser de utilidad pero no se enfrentaran entre clanes, no lo harán, Xaziel y Markus, pueden devorarlos si quieren ya no me sirven ellos– el sonido de ambos lobos que destrozaban las carnes de los nocturnos mientras el mayor caminaba directo al puente aun cubierto de sangre justo cuando sus dos familiares sueltan un enorme aullido que podría atraer mucha atención como la que tenía en frente y de la cual sería un obstáculo para ella.




"Noches estelladas, noches sin luna, noches en mi cama como ninguna
No debes prometer andar en la oscuridad si no has visto el anochecer
No puedes hablar de sangre ni deseos cuando no has sentido el cenit de la vida"



Eternun pugnats:
Familia M&O:
"Clanes:
Misterios :
Cosas:
Mirame y deseame:
avatar
Santhiago Morel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 214
Puntos : 224
Reputación : 43
Fecha de inscripción : 03/09/2011
Localización : No es de tu incumbencia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Noche De Las Bestias {Libre}

Mensaje por Zeniba el Vie Mar 24, 2017 12:29 pm

La noche ha cambiado de tornas con aquel aullido que procedía desde lo profundo de una de las calles que hay al final del puente, sé que es la oportunidad que he estado buscando y rauda no dudo en acudir al lugar para ver qué voy a encontrarme. Estoy preparado para cualquier cosa que pueda pasar, si son lobos como el aullido que había oído llevaba dagas de plata que utilizar contra ellos. Si era un vampiro las dagas harían menor efecto, pero las estacas cumplirían con su función en cuanto estas se clavaran en su inerte y polvoriento corazón. Estoy deseando empezar a luchar, llevo días tranquilos y no estoy acostumbrada a la calma, mí vida siempre ha girado en torno a la acción, a las luchas y a las peleas y mis músculos necesitan ejercitarse.

Conforme me voy acercando al callejón con paso rápido la lluvia sigue cayendo sobre la ciudad mojándolo todo a su paso, es un lugar apartado y no hay mucha gente por la calle y de haberlo serían incapaces de pasar desapercibidos los gritos que se pueden oír desde el final del callejón, hay una lucha encarnizada y tengo la sensación de que no voy a encontrarme con un solo individuo… sino con varios. Eso no me estremece ni me achanta y sigo acercándome al lugar. Mientras lo hago puedo notar el olor a sangre que hay esparcido por el ambiente, la lluvia lo tapa un poco pero para alguien que ha nacido y creciendo luchando y matando es un olor inconfundible.

Cuando llego a la entrada del callejón hay una figura que con paso lento y firme se va acercando hacia donde yo me encuentro, sus ojos se fijan en los míos y yo lo examino con rapidez. Esa tez blanca, esa belleza casi divina, y esos ojos son todo lo que necesito saber para darme cuenta de que es un vampiro. Su ropa está manchada de sangre pero al fondo del lugar se sigue oyendo una pelea… ya sabía que la noche no iba a ser fácil, pero no esperaba encontrarme con un vampiro que ha salido indemne contra licántropos. Aunque nada me aseguraba que no estuvieran con él, porque tampoco sé lo que ha pasado. Los andares elegantes son otra de las pruebas que lo delatan.

Todos mis sentidos están alerta en ese momento, mí mano se mueve veloz bajo el abrigo que llevo buscando las dagas que he guardado antes de salir en mis muslos, sé que las dagas no le va a hacer mucho pero las estacas guardas en su funda sí. Mí vista no se aparta del vampiro, sé que sabe lo que soy, mis ropajes difieren mucho de una joven normal y mí posición de ataque le confirma lo que seguramente está pensando: soy una cazadora y he llegado para matarle. A él no le hacen falta armas para matar, sus colmillos así como sus uñas afiladas son suficientes para desgarrar la carne, su fuerza también es algo que les ayuda bastante para matar y su rapidez no tiene parangón alguno.


-Prepárate a morir, vampiro –mí voz es clara y firme y se oye sobre la lluvia que cae sobre ambos, no soy dada de llevar armas de fogueo mas ahora lo que hago es sacar el trabuco, ya cargado, y disparar en su dirección sin pensarlo demasiado. Sé que lo puede esquivar y que la bala de plata solo puede debilitarle mínimamente y hacer que no se regenere donde le he disparo, si es que no lo esquiva. Tan rápido como le disparo saco mis tridentes pequeños de plata, esos con los que me siento tan cómoda, y me preparo para presentar batalla al vampiro. Solo uno va a salir vivo del callejón, y esa sería yo.




Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 92
Puntos : 84
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Noche De Las Bestias {Libre}

Mensaje por Santhiago Morel el Miér Mayo 10, 2017 8:52 pm


Ojos rojos del color de la sangre brillan en medio de la oscura noche donde el cielo ha decidido llorar por la muerte de aquellos pobres ingenuos que solo seguían ordenes insulsas. La sangre se lava pero queda el aroma sobre el hombre, si se le puede llamar así, que sonríe ante la majestuosa demostración de las precipitaciones; su cuarto familiar, aquella mujer de cabellos largos que se observa sobre el tejado de una casa observando en silencio con una ligera que sonrisa y susurros que solo pueden llegar al oído de los monstruos de la noche.

Gran sonrisa con los colmillos expuestos, grandes y hambrientos. Da la espalda al callejón como si continuara con un paseo nocturno muy normal, avanza tres pasos, dos más…al final desaparece al escuchar el resonar de una pequeña explosión. Frente a la causante de aquel ataque se acerca pero a una distancia prudencial, no esconde su condición de la que muy orgulloso se encuentra. Extiende aquella mano con uñas tan largas que podrían arrancar una garganta de tajo

–Si lo que quería era morir, debió unirse a los otros nos hubiera ahorra tiempo– señala hacia su familiar que se ha encontrado como un perro vigía. Aquella era una mujer siniestra por lo que pocas ocasiones aparecía –Si quiere matarme debe encontrar mejores formas, cazadora, no balas de platas cuyo sonido puedo escuchar al salir del cañón, no dagas que veo que guarda entre sus ropas, el aroma la delata. Tampoco piense en agua bendita, podría darle formas de matarme pero es aburrido– esboza una sonrisa macabra en aquel rostro que se deforma volviendo a relucir aquellos ojos rojizos

El índice posa sobre sus labios ocultando la diversión que siente por la humana, con la otra mano desenfunda su espada llamando a aquella cazadora previamente –Veamos sus intentos, si llega a tres intentos sin dar un golpe o herida, usaré mis habilidades en usted. Pero sería fácil para mí, le daré veinte pasos en esos intentos usted debe lastimarme de una a tres veces, si no lo logra morirá, pero si lo logra la dejaré con vida– sonríe ante el contrato que estaba haciendo, un contrato sinuoso con ganancias y pérdidas equivalentes a la muerte –Al menos me debe esto por intentar matarme a quema ropa y de manera villana, y por haberse metido en medio de una contienda especial– aquella mujer que hace de vigía baja quedando alado de Morel hasta que este con una mirada la manda a alejarse de nuevo, desapareciendo en medio de la lluvia como si nunca estuviera ahí.

A lo lejos e oye el aullido de dos bestias que anuncian buenas nuevas para aquel que alza el rostro sonriendo con dicha en su rostro que muestra el terror y la maldad volviéndose serio contra la mujer.



"Noches estelladas, noches sin luna, noches en mi cama como ninguna
No debes prometer andar en la oscuridad si no has visto el anochecer
No puedes hablar de sangre ni deseos cuando no has sentido el cenit de la vida"



Eternun pugnats:
Familia M&O:
"Clanes:
Misterios :
Cosas:
Mirame y deseame:
avatar
Santhiago Morel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 214
Puntos : 224
Reputación : 43
Fecha de inscripción : 03/09/2011
Localización : No es de tu incumbencia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Noche De Las Bestias {Libre}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.