Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 02/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Que te van a comer la cara..[Priv]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Corbin Lockwood el Dom Feb 05, 2017 6:46 pm

Recuerdo del primer mensaje :

El primer domingo del mes era siempre algo digno de ver. Las calles abarrotadas de gente de todas las clases estaban allí, el ruido era ensordecedor, la cantidad de puesto era aun más asombroso. Las amplias plazas del mercado estaban tan a reventar de gente que no se podía pasar sin rozarse con alguien. Había todo tipo de puestos, aunque siempre por zonas, separados en distintos rangos de precio y calidad, aunque eso no impedía que todo el mundo pasease alrededor y observara, aunque algunos no pudieran permitírselo y para otros eran productos muy por debajo de su estatus.

Entre aquella algarabía había músicos, que animaban el lugar, los ladrones, por supuesto, no podían faltar y tampoco la gente que llevaba demasiados trastos encima y que apenas podían acarrear con ellos. Una muchacha de cabellos oscuros y esbelta figura no era diferente, se afanaba por estirarse e intentar alcanzar una brazada de hierbas secas que colgaban de una de las tiendas que pertenecían a los gitanos, de sobra conocido que eran los más entendidos en este tipo de productos.

Una manaza apareció con lentitud, dando sombra a la mujer, antes de alcanzar aquel ramo de unas plantas que él ni siquiera conocía. Corbin le bajó el ramillete seco y excesivamente aromático para su gusto, pero qué sabía él de esas cosas. El hombre llevaba consigo un propio fardo de cosas a la espalda, pero nada que ver con flores ni nada por el estilo.




Spoiler:
avatar
Corbin Lockwood
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 119
Puntos : 115
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 02/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Corbin Lockwood el Miér Nov 22, 2017 4:34 pm

A veces se sentía como un auténtico imbécil, con esos libros infantiles o sencillos, pero había perdido la vergüenza con esa mujer, sabía por instinto que Aletheia no se burlaría de él por ser un ignorante. Ojeó por encima las páginas del libro, para empezar no le pareció mal. ¿Debería contarle también lo de los sueños? Claro que no eran agradables y no se sentía orgulloso, pero cuando los tenía sentía cierta plenitud, cierta tranquilidad, como si una parte de él quisiera realmente convertirse en la bestia que descuartizaba gente y se la comía como si fueran corderos. Por supuesto, tan rápidamente como se despertaba, perdía el gusto por lo que hacía y se sentía terriblemente culpable.- Me basta con saber si tengo algo o no, para estar prevenido o fiarme de mis instintos, por lo menos, aunque tuviera un poder devastador dudo mucho que en mis manos sirviese para mucho.- Sonrió, guardándose el libro.

Se despidió un par de pastas y una taza de té después. Dejó a Aletheia sola con su embarazo durante varios días. Intentaba estudiar, pensar, sobre todo. No se le daba mal indagar sobre sí mismo, a decir verdad tenía un conocimiento basto sobre su propia persona, llevaba muchos años abstrayéndose y al menos para eso le había servido. Al volver, tenía alguna que otra noticia para la bruja. Dejó el libro en la mesa del té, había apuntado algunas palabras, que no conseguía pronunciar o aquellas que no entendía qué eran, pero lo importante era otra cosa.- He notado que..Si me concentro..Si..Me esfuerzo mucho, puedo notar los deseos de la gente, es casi como si los escuchara, la mayoría de las veces son cosas que ocultan, que se guardan para ellos. No siempre es claro y depende mucho de la persona..Pero..Creo que puedo sentirlo..De alguna forma. Creo que ahí pone que es empatía.




Spoiler:
avatar
Corbin Lockwood
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 119
Puntos : 115
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 02/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Aletheia Brutus el Jue Nov 30, 2017 2:23 pm

-¿Empatía? Puede ser. Además, es algo poco frecuente. -Sonrió y sirvió una taza de té, que dejó a su alcance, en la mesita baja que había entre ellos. Se tomó ese largo minuto que tardó en servir las tazas y dejar todo dispuesto para ordenar las ideas en su cabeza-. La empatía es algo similar al mentalismo, pero menos racional. El mentalismo te permite leer o escuchar mentes y manipularlas, no tengo claro como les gusta decirlo a la mayoría. Eso quizás deberías preguntárselo a Stein Ackerman, es uno de los mejores mentalistas de la Logia, aunque a veces entren ganas de encerrarlo en un tonel y tirarlo al mar. Pero la empatía es algo más emocional. Si realmente es eso y podemos desarrollarlo, podrías sentir lo que sienten otras perdonas. Por eso puedes conocer sus necesidades más ocultas. No es la habilidad mágica más corriente ni la más sencilla de aprender, pero es un arma muy poderosa. Eso sí, tiene doble filo, porque podrás sentir y conocer las emociones de otros. podrás saber sus deseos y actuar en consecuencia, sí, pero... cuanto más desarrolles tu empatía y más fuerte se haga el vínculo empático con una persona, podrías incluso llegar a sentir su mismo dolor.

Dejó el té olvidado y se levantó para curiosear uno de los estantes llenos de libros. Leyó los lomos. Se llevó el dedo al mentón, en gesto pensativo. Resopló y miró a Corbin.
-Me temo que no tengo aquí ningún libro específico sobre empatía, no es algo que pueda hacer y tampoco es mi materia favorita. Pero sí puedo visitar la Logia y sacar un par de tomos para que trabajemos. La próxima vez que vengas, tendré algunos para que puedas llevarte. No te desesperes con las palabras complicadas, habrá un montón. Pero sí puedo darte un glosario con las más habituales.

Regresó a la mesa y probó el té.
-Ahora, cuéntame, ¿qué dificultades has tenido con este libro? ¿Qué te ha parecido?






The Paines:
Sigue nuestra historia por capítulos:

avatar
Aletheia Brutus
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 246
Puntos : 225
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017
Edad : 247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Corbin Lockwood el Jue Ene 04, 2018 4:58 pm

Corbin prestaba atención, nunca había sido el más listo de la clase pero por su profesión sabía escuchar incluso cosas que no le interesaban en absoluto, como quería empaparse de toda la información que Aletheia pudiera darle no se perdía ni una sola sílaba y estaba totalmente interesado, hasta que mencionó a Stein. Bajó un momento la mirada, incómodo, tenía que empezar a olvidarse de todo aquello o jamás podría superarlo. Al ver el té lo cogió con alegría, a ver si con su calor conseguía derretir el frío que se había instalado en su pecho. Después de un generoso trago miró de nuevo a la bruja, no pensaba consultar con Ackerman pero ella no tenía por qué saberlo. Prefería mantener las distancias, últimamente la relación estaba muy complicada y tampoco quería aburrir a Aletheia con sus cosas y menos de amoríos, que bastante tenía ella con el suyo.

- De momento no me ha ocurrido lo segundo, puedo intuir lo que los demás sienten o desean, pero nunca me ha afectado..Más de lo normal, después de todo..Ya sabes cómo soy.- Podía sentir más o menos lástima por la gente, incluso repulsión, pero dado su trabajo nunca se había permitido exteriorizarlo, la parte de no dejar que el resto del mundo le afecte tanto la tenía dominada, hasta que Faith se coló antes de poder impedirlo.- Me harías un favor si consigues esos libros. Ya no se ni cómo pagarte tanta amabilidad, Ale.- Se acercó y desplegó una hoja, había empezado a escribir y su letra era irregular, con un trazo muy poco decidido, pero legible. Repasaba con un diccionario lo que escribía de modo que a veces había tachones y correcciones o apuntes a los lados sobre cómo se pronunciaba una u otra palabra.- Con las compuestas me hago un lío, pero creo que desde que aprendí a usar el diccionario avanzo más rápido.

-------

A pesar de que sus reuniones para el té de la tarde ya eran básicamente una rutina, Corbin no apareció durante unas cuantas semanas, ni siquiera se presentó a trabajar, cosa que era también harto extraña. Su vida había dado un giro tremendo, al final aquella incomodidad que se había sembrado en su vida amorosa, había desembocado en lo que venía siendo evidente desde el principio. En definitiva, él sobraba y aquello le había sumido en una profunda tristeza, justo cuando empezaba a levantar cabeza, tenía la sensación de que alguien le estaba vigilando continuamente y de pronto se encontró con visitas de las autoridades, haciéndole preguntas extrañas como dónde estuvo, qué hacía, cómo salió del burdel y qué sabía sobre las muertes y desmembramientos que asolaban París desde hacía unas semanas. Por supuesto, Corbin no tenía ni puñetera idea de qué le hablaban, salvo para visitar a Aletheia, no salía de la mansión de Erline para nada.

Los interrogatorios fueron cada vez más exhaustivos, convencidos de que él tenía algo que ver, había testigos que aseguraban haberle vestido en diferentes escenas truculentas y él no tenía nada que decir al respecto, salvo que estaba en el jardín con sus flores. Llegó un momento, en el que solo respondía lo mismo, que él no sabía nada, completamente hecho trizas. Nadie iba a echarle de menos de todas formas y él tampoco temía a la muerte, así que se abandonó a la desesperanza y no intentó salir de la situación.

Navegaba entre la inconsciencia y las respuestas automáticas, no sabía ni lo que decía, ni qué era real ni parte de su sueño. Veía al lobo rojo que ya conocía tan bien de sus pesadillas, los gritos de fondo y hasta paladeaba el sabor de la sangre mientras la bestia tronchaba huesos y se divertía. Escuchaba gritos cerca de él, pero tampoco era extraño, no era al único que intentaban sonsacar información, pero si era la primera vez que escuchaba eco, que olía por una parte lo que el lobo rojo olía y por un momento se vió a sí mismo, colgado de una de las muñecas del techo y el otro hombro dislocado, como un amasijo de carne amoratada, suelo, sudor y a saber qué más por el suelo. Ya no sabía quién era el lobo y quién él. Notaba una respiración ronca y agitada contra la cara, abrió los ojos para entrever la silueta enorme y oscura, al principio borrosa, de nuevo la respiración contra su cara y la visión se le fue acomodando. ¿El lobo rojo? ¿Así se veía el lobo rojo en el que se convertía en sus pesadillas? ¿Seguía soñando?

No llegó a saber qué más ocurría, lo siguiente que recordaba era el bosque, el frío y a alguien rugiendo que no tenía permitido morir, que no iba a ser el único desgraciado, que lo había tenido fácil, que tampoco iba a dejarle ser feliz. ¿Eso era a él? Ni que hubiera sido feliz alguna vez. Bueno, tal vez podía rememorar una o dos veces. El hombre que tenía delante rugió y le golpeó de nuevo, ya había perdido la cuenta, ni lo sentía. Le gritó que le mirase cogiéndole de la mandíbula y lo hizo, pero se vio a sí mismo. Si ese hombre era él...¿Quién era Corbin?

Reconocía el camino a duras penas, el que le llevaba a la casa de Aletheia, cómo podía caminar, por qué estaba vivo y qué estaba pasando no tenía ni idea. Caminaba por inercia, hasta que llegó al porche de la señorita Brutus. No le dio tiempo a tocar la puerta, al menos no con el puño. Se había acercado a hacerlo, como había hecho durante todos esos días, pero su cuerpo había reconocido que estaba al fin en un lugar seguro y se desplomó hacia delante. Si no echó la puerta abajo con el peso muerto fue porque los goznes estaban muy bien clavados.




Spoiler:
avatar
Corbin Lockwood
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 119
Puntos : 115
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 02/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Aletheia Brutus el Jue Ene 11, 2018 12:35 pm

El sonido del golpe contra la puerta atrajo su atención. Por un momento pensó que podría tratarse de Leif, porque Corbin era bastante más cordial a la hora de tratar la madera que el lobo.
-¿Qué demonios...? -empezó a reprenderle por llegar sin cuidado ninguno, cuando se interrumpió al reconocer que no se trataba del pirata, sino de Corbin, quien a punto estuvo de caer sobre ella y, seguramente arrastrarla con él al suelo, porque en su estado no era que tuviera la mejor de las estabilidades ante los golpes-. ¡Corbin! ¿Qué te ha pasado?

Pidió ayuda a gritos y en cuestión de minutos, el enorme hombretón estaba acomodado en el sofá del salón, junto al fuego, con una humeante tetera delante y una bandeja con dulces al alcance. Y con una preocupada Aletheia sentada a su lado, con un barrigón considerable, limpiándole el rostro con un pañuelo empapado en alguna de sus pociones que olía a menta.

-Corbin, cielo santo, ¿qué ha pasado? Come algo, te sentará bien.
Dejó a un lado el pañuelo, junto al botecito con que lo había impregnado, y le sirvió una taza de té, que dejó en la mesa, a su alcance.

Le observó un rato, en silencio, sin estar muy segura de si quería o no conocer la respuesta a la pregunta que acababa de hacer. ¿Qué podría haberle ocurrido? Y pensar que últimamente había estado tan ocupada con todo lo de la boda fallida, la boda real, el traslado al bosque, Elora y Xaryne... Se sentía culpable porque había dejado más desatendido a Corbin y, de algún modo, se sentía un poquito culpable.






The Paines:
Sigue nuestra historia por capítulos:

avatar
Aletheia Brutus
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 246
Puntos : 225
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017
Edad : 247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Corbin Lockwood el Lun Ene 29, 2018 5:09 am

No era capaz de hablar, mientras entraba en la casa de Aletheia todavía estaba intentando entender su situación, el dolor se entremezclaba con el sopor, tal vez era tan grande el destrozo que sufría su cuerpo que su cerebro no era capaz de asimilarlo. Siempre había tenido esa resistencia, su cuerpo soportaba desde que era niño una cantidad exagerada de dolor, pero esto iba mucho más allá. Aletheia conocía bien la anatomía humana, sabía que el bulto que su camisa ensangrentada dejaba entrever era una costilla fuera de sitio, que su rodilla izquierda estaba en un ángulo extraño, su hombro también dislocado, varios dedos rotos y ni qué decir del rostro, que no parecía ni él, alguien se había quedado a gusto.

Al sentarse en el sofá, el grandullón todavía estaba sin habla, su cabeza daba vueltas a la situación, al licántropo que le había dicho que no iban a matarle a no ser que fuera él, no estaba para razonar lo sucedido, estaba muy confundido y perdido. Cerró los ojos un instante y se intentó llevar las manos a la cabeza, como si eso pudiera poner en orden lo sucedido, por suerte una vez había dejado de primar la supervivencia, ya no pudo moverse más. Aun navegaba entre la consciencia y el sueño profundo, pero Aletheia se merecía una explicación. Abrió los ojos con pesadez para mirarla.- Lo siento..No sabía a dónde ir.- Sus ojos se desviaron hacia el inminente panzurrón y apretó los labios.-..No debería estar aquí.

Solo traería problemas a la bruja, la policía seguramente le estaría buscando y ahora sabía que su hermano no iba a dejarle vivir. Empezó a incorporarse, muy despacio, parecía increíble que aun tuviera la voluntad si quiera de pestañear, pero aun y con esas estaba intentando salir por donde había venido y pensar que había traído problemas a la bruja, cuando ya tenía los suyos propios..Y que estaba en un momento muy delicado de su vida, no necesitaba sobresaltos, ni esfuerzos.




Spoiler:
avatar
Corbin Lockwood
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 119
Puntos : 115
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 02/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Aletheia Brutus el Mar Feb 13, 2018 12:52 pm

-Tonterías, estás justo donde deberías estar. No voy a permitir que te vayas en ese estado, así que ya puedes quedarte sentado mientras voy a buscar lo necesario para curarte. No me obligues a usar magia para retenerte, porque ahora mismo no puedo abusar y la necesitaré para ayudar a tus heridas a sanar.

Le dejó un momento a solas, mientras iba a buscar lo necesario y le pedía ayuda a Loui, porque necesitaría colocar algunos huesos y para eso sería necesaria una fuerza que ella no poseía. Una a una fue atendiendo todas las heridas, sirviéndose de la magia, las pociones y sus conocimientos de hierbas, así como de hilo y aguja para cerrar la carne abierta. La magia no podía solucionarlo todo.

-Ahora necesitas comer y descansar. Adele te preparará una habitación. Y no quiero excusas, Corbin. Yo voy a cuidar de ti.
Le apartó el pelo de la cara y le sonrió con ternura. Quería a ese hombre como a un buen amigo, le debía mucho. Él había estado a su lado cuando todo su mundo se derrumbaba a causa de Leif y ella iba a devolverle ese favor de la mejor forma que pudiera.






The Paines:
Sigue nuestra historia por capítulos:

avatar
Aletheia Brutus
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 246
Puntos : 225
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017
Edad : 247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Corbin Lockwood el Miér Feb 14, 2018 9:40 am

El grandullón se debatía en esos momentos en proteger a Aletheia de la mejor manera, irse o no le estaba carcomiendo por dentro, pero decidió que no quería que la bruja se excediera en nada, debería estar en reposo y no allí arriesgándose por él. Podía curarle e irse cuanto antes, para causar el menor contratiempo posible. Estaba a punto de caer inconsciente, porque la cantidad de sangre que había perdido y que estaba perdiendo no era moco de pavo, sin embargo, el dolor que la morena le provocaba con el fin de curarle, le mantenía aun con la mente despierta. Aguantaba las curas sin quejarse y eso que recordaba muy pocas cosas peores que devolver huesos a su lugar original, aun así solo bufaba y se tensaba, apretando los dientes pero sin soltar ni una sola queja.

Cuando todo terminó estaba terriblemente agotado, incluso para discutir.- Ale..Sería mejor..Irme. - O al menos que le dejara en el cobertizo, si alguien hablaba sobre sus visitas a la mujer acabarían allí y  le traería problemas, tenía que decirle que la policía le buscaba.- La policía, vendrá. - Dijo, medio balbuceando, notó que le forzaban a ponerse en pie, no era la bruja, pero por miedo a que pudiera ser ella hizo un último acopio de fuerzas para hacerlo él mismo y seguir prácticamente a ciegas al hombre que le guiaba hasta la habitación. Apenas llegó a la cama, porque se derrumbó en ella y cerró los ojos, cayendo finalmente en un profundo sueño no deseado.

Ese estado recordaba mucho al de su hermano, Uryan caía también en él cuando se le pasaba la adrenalina al perder completamente la cabeza. Solo que sus heridas sanaban solas, las de Corbin no.

Despertó bastantes horas después, casi un día entero dormido y sin dar mayores señales de vida que la respiración pausada y los latidos lentos del corazón. Se encontraba en una habitación, pero no recordaba haber llegado hasta allí, miró a su alrededor confuso, pero el olor lo reconoció en seguida. La casa de Ale tenía ese olor, esa sensación a hogar que no había sentido en ninguna otra parte. Miró a su alrededor buscando a la bruja, tenía que contarle qué había pasado o le iba a estallar la cabeza.- ¿Aletheia?




Spoiler:
avatar
Corbin Lockwood
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 119
Puntos : 115
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 02/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Aletheia Brutus Ayer a las 5:03 am

-Pues que vengan -respondió con seguridad cuando Corbin habló de la llegada de la policía.
¿Qué le iban a hacer? ¿Detenerla por ayudar a un hombre moribundo? Tenia mil y una excusas para ello. Era más, no necesitaba siquiera excusas. Su padre era un general de prestigio, uno de los hombres de confianza del rey, que había conseguido grandes victorias para Francia y contaba con el favor de la corona. Sus hermanos eran hombres bien posicionados en el ejército. Hasta su abuelo había sido un veterano consejero.

No, la policía no la tocaría, no tras el escudo de su apellido. Quizás no sirviera para evitar que detuvieran a Corbin si llegaban a buscarlo, pero no iba a ponerse en lo peor, no cuando su amigo se debatía entre la vida y la muerte.

Atendió sus heridas y preparó un par de pociones en las horas en que Corbin permaneció dormido. Loui era el encargado de vigilar su estado. El muchacho se apresuró a buscar a Aletheia apenas el hombre despertó.

La bruja entró en la habitación con una leve sonrisa y una bandejita en las manos, con una botellita de cristal con un líquido ambarino y un vaso con agua. Los dejó en la mesita junto a la cama y se sentó en la butaca que había junto al lecho y que minutos antes había ocupado Loui. Se acomodó las faldas del vestido verde y negro que llevaba.

-¿Cómo te encuentras, Bello Durmiente?
-bromeó, alargando la mano para coger la botellita-. Vas a tener que tomarte esto. Tiene mucha miel y empalaga, pero es la única forma de que tenga un sabor aceptable. Te sentará bien.

Cuando se lo hubiera tomado y estuviera con fuerzas, podría contarle todo lo que había ocurrido.






The Paines:
Sigue nuestra historia por capítulos:

avatar
Aletheia Brutus
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 246
Puntos : 225
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017
Edad : 247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que te van a comer la cara..[Priv]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.