Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Mar Feb 21, 2017 6:13 pm

Caminaba por la madera que crujia bajo sus pies, la brisa que acariciaba su negra melena, suspiraba pensando en su Londres. Hacía tanto que se había ido ya de alli, y el puerto..llegó a él hace tiempo. Ahora residia en cierto modo en París aunque siempre andaba de allí para allá buscando algo. Debido a su personalidad Yendra nunca podría terminar de estár en una busquedad constante de algo más.

Buscar otros seres como ella...sobrenaturales en cuestión, sonreía para si misma mientras sus azules ojos se fijaban en el mar, y en aquellos enormes barcos, había barcos de todo tipo, si bien ella tampoco entendia mucho de barcos, el puerto siempre es un buen sitio para pasear. De hecho la actividad era bastante animada, pesqueros...cargamentos varios...Le resultaba distraido ver los que haceres de la gente de a pie, mientras paseaba entre ellos con seguridad...

Ninguno de los que allí se encontraban sabía su autentica naturaleza, Yendra era una gran fan del misterio. De hecho, por extraño que pareciese le encantaban los libros sobre misterios. De hecho le encantaba pasar desapercibida, cosa que le era realmente facíl. Tenía un don innato en pasar desapercivida si así lo deseaba. Aunque ahora no se esmeraba en ello ni mucho menos. Paseaba de manera chulesca fijandose en los hombres y mujeres que por su lado pasaban, olisqueando...buscando algo que los hiciese especiales quizás.

Casi parecía una obsesión para ella, se estiraba un poco, no dejaba de tener cierto comportamiento algo felino aun en humana, echó su melena negra hacía atras mientras olisqueaba el aire salado, y se paró unos minutos observando aquellos barcos. Sonriendo para si misma recordando los relatos de piratas que había leido. Esas aventuras sonaban interesantes, aunque Yendra no albergaba esas esperanzas de aventuras...a fin y al cabo ¿Que pintaba un felino en el mar?. Sonrió de maliciosa forma cuando su mente se lleno de pensamientos tan oscuros como eroticos.

Derbordante imaginación la de la cambiante, sin duda. Pero ya encontrará quien la comprenda y la entienda. Sería bienvenido tener un compañero. Un amigo o alguien que comparta su fiereza, su lado salvaje tambien la llama. Y hablando de llamadas...algo hay en el ambiente...lo huele, más que algo...alguien...cerca...¿interesante? Tal vez.


Última edición por Yendra Isley el Dom Feb 26, 2017 6:54 am, editado 1 vez



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Miér Feb 22, 2017 7:13 am


El sol estaba bien alto sobre aquella inmensidad azul llamada Cielo, mientras que los ojos claroscuros de aquél hombre fornido y de espaldas anchas llamado William Bones se quedaban perplejos al observar la inmensidad del Cielo, comparándolo con el cielo azul claro de la paradisíaca Nassau. El cielo de este lugar era azul, sí, mas no lo era tanto ni de lejos siquiera como el de Nassau y las demás islas de las indias occidentales y eso se debía a que esto era una gran ciudad y el azul claro y pristino reflejado por el mar en antaños tiempos del ex-pirata se alejó por completo por un azul más apagado, más... Gris.

Se encontraba en el puerto de París, Francia. Una ciudad de pomposas gentes en la que llevaba poco tiempo. El necesario para conocer un poco la zona y el como labrarse algo de dinero más allá de ejercer su trabajo como mercenario o... ejem, dotes mas oscuras como las del Ladrón. Ya había estado en varias tabernas y probado a varias mujeres del lugar, según él eran bastante (A veces demasiado) pomposas pero no obstante admitía que los labios de las francesas y londinenses, les gustaba. Aunque claro está... no para besar precisamente, o almenos eso es lo que pensaba la cabeza de William en estos momentos para no aburrirse o no rendirse al cansancio físico ya que en aquél puerto se encontraba transportando desde un barco de carga varias cajas pesadas cuyo contenido no sabía e imaginaba que serían botellas de alcohol para el comercio, comida.. verdura y en resumen, cosas pesadas que no eran problema para aquellos brazos fuertes y recios como dos vigas de acero. No obstante.. tras llevar unas 4 horas, desde bien temprana la hora de la mañana, la cosa empezaba a hacer mella.

Spoiler:



Pasados 38 minutos exactos, su mente ya comenzaba a divagar aún mas en aquellos labios pomposos de las chicas de allí, ya eran varios dias sin probar calor de mujer y eso empezaba a notarse en él. Descargó todas las cajas que había si no más y comenzó ahora a transportar y descargar las redes de pescado que traía el barco ya que él, en ocasiones, los martes para ser mas exactos, era pescador. En su estancia ejerciendo el noble trabajo de Pirata, se le conocía por ser un gran pescador y luchador, y eso le permitió en varias ocasiones (Aunque no demasiadas) llegar incluso a cazar tiburones. Su carne según el, era deliciosa por que se deshacía en tu boca.

Se hechaba al hombro el cuerpo enorme de un atún que a simple vista parecía pesar una tonelada, lo que hacía que sus músculos se tensaran y se pusieran duros como las rocas de los percebes. Justo cuando su mente llegaba a uno de los puntos mas álgidos donde una linda mujer de pechos exhuberantes y fuera de sus nobles ropajes le traía una jarra de ron en su imaginación... un olor llegó a rozar sus fosas nasales, y no era el olor salado y  marítimo ni el olor entremezclado de la arena, la suciedad y el tabaco con alcohol del lugar. No. No era ninguno de aquellos olores... si no todo lo contrario, un olor... que despertaba cada sentido remanente bajo su piel, un olor que penetraba como si transpirara por cada uno de los innumerables poros de su piel. Sus ojos estudiaron una vez más el lugar.. mirando a borrachos marineros contar batallitas, la taberna cercana.. el mar al que tanto añoraba.. Pero no veía ni identificaba de donde provenía aquel agradable olor que tanto le comenzaba a.... añadir sensaciones. No pasaría mucho tiempo hasta que sus retinas vieran.. el foco del erótico olor.

Lo que allí vio no era en absoluto parecido a todo lo que ha visto en estos dias por los lugares civilizados... mas bien, lo que sus ojos estaban viendo era una diosa del mar, o eso pensaba él al ver tan hermoso cuerpo de aquella hembra que paseaba aparentemente..  Oh dios mio, como puede existir tal mujer entre los hombres, como puede existir algo asi entre algo tan burdo, pensaba en aquellos momentos William Bones a cada ladeo de melena de aquella chica que olía tan bien. Tal fue así que el cadaver del enorme Atún se cayó al suelo por las fuerzas que le flojearon a Bones.

"Pero.. cómo es posible que exista alguien como ella... ¿Qué es lo que estoy viendo? ¿Acaso llevo días muerto en verdad y esto es el cielo que tras ver a borrachos y chicas normales y pomposas, veo a una diosa de verdad? Fíjate en eso... por todas las Calaveras y Tesoros del mundo.. Sus curvas son impresionantes, sus labios son perfectos.. Sus pechos puestos en su sitio sin dejar de moverse al ritmo al que anda. Si esto fuera Nassau.. ya estaría en mi cama. Por las barbas de Neptuno... quién se hiciera con semejante hembra... la de cosas que mis manos podrían obrar en esa cúspide de belleza real. Sus piernas al mirarlas dan la misma sensación que la primera vez que te echas al mar.. y te notas con el poder y lujuria de conseguirlo todo. De que todo... está.. a tu alcance.."

Pensaba William Bones, lo que él aun no sabía por su condicion de licántropo que apenas.. lleva algunos meses, unos 7 meses, es que tenía un poder innato y oculto para él ya que no le había pasado hasta ahora. Puede hablar telepáticamente con otro de su especie u animal si esta cerca, pero claro, ni él mismo sabía que había hablado en forma telepática y aun sabiéndolo.. Tampoco funcionaría, ya que aquella hembra podía ser de todo, incluso diosa. Pero no una licántropo. Ni por todo el oro del mundo se le hubiera pasado eso por la cabeza a William, quien estaba congelado y perplejo agachándose lentamente a recojer el atún que había dejado olvidado. Tensándosele los enormes biceps como vigas de cemento al recogerlo.

Pero.. sin quitar ojo a la preciosa mujer de ojos azules como el mar en calma.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Miér Feb 22, 2017 10:24 am

Seguía olisqueando el viento, y la brisa del mar...suspiró aun con ese singular aroma distrayendola de las hermosas vistas que ante ella se alzaban, el horizonte azul fundiendo el mar con el cielo, torcio la cabeza hacía la derecha mientras se balanceaba sobre sus pies. Mientras se deslizaba un mechon negro tras su oreja. Mientras tanto se mantenía sumergida en sus pensamientos, casi todos producto de su imaginación desbordante.

Seguía su mirada perdida en las olas, cuando algo la saco de su embelesamiento imaginativo a historias de amor en alta mar, se sonrió, pero algo la desconcertó notablemente. Sus ojos se abrieron notablemente, cuando escucho en su mente el pensamiento de alguien que le pareció cuanto menos atrevido. Dada que esa experiencía la solía darse cuando hablaba con animales, le resultó notablemente extraño, y con serias dudas de que ese pensamiento surgiese de algún gato o alguna rata cercana. Se quedó paralizada con los ojos muy abiertos, incluso apretando los labios para aguantarse dicha risa.

Se giró y miro por el muelle del puerto, olisqueando buscando de quien pudo venir tan lascivo pensamiento. No pudo evitar que se le escapase una risa maliciosa, siguiendo su olfato buscaba al culpable de ese pensamiento de comunicación compartida. Yendra se paseaba con aire altivo, no deja de ser una felina, mientras miraba a todos en aquel pueto.

Por fín creyó que dió con el culpable, se le quedo unos segundos mirandole, cuando el joven parecío percatarse de la presencia de ella junto a él, ella le miró inclinando la cabeza jugando aun con los mechones de pelo negro que ella tenía, mientras le miraba aun alzando la ceja con una sonrisa de medio lado. Incluso se mordió el labio.-Quizás no deberias comunicarte directamente con lo que estás pensando, se podría mal interpretar, o....incluso ofender, podría haberme enfadado y venir a abofetearte.- Dijo ella sin perder la sonrisa. -Pero resulta que me ha parecido descaradamente encantador..- Se rió finalmente observando al chico. -Pero la proxima vez podrías provar a acercarte y presentarte, eso suele ser un saludo mas normal....soy Lady Yendra Isley...-No es que fuese una dama de renombre...pero a Yendra le gustaba ponerse el Lady delante de su nombre. No dejaba de ser una señorita a fin de cuentas.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Miér Feb 22, 2017 11:06 am


El viento de forma suave y livana acariciaba la dura tez de aquel rudo ex-pirata, aquella brisa no era como la de las Bahamas si no mas... no sabía explicarlo a ciencia cierta William, pero le gustaba. Sus ojos seguían congelados en el tiempo, en aquél momento.. Para él aquella chica seguia parada jugando con su mechón de pelo ladeando sus cristalinos ojos tan azules como la mar que tanto él ama. Con aquellos pechos bien puestos en su lugar que daban lugar a un sin fin de pensamientos que sin que él lo supiera... Ella los acertaría al momento por la experiencia que ella tenía y él no. Parecía no importarle a Bones con tal de que la vida le regalase mas de aquellos mágicos segundos donde parecía ser presa de un Hechizo o Encantamiento de una lasciva bruja que quisiera su atención. Lejos de la realidad, su mente volvía a la tierra, a la madera del muelle que sus pies pisaban. A la suave y viscosa piel del Atún que transportaba y a notar como el sudor masculino bañaba cada parte de sus pectorales y grandes brazos adornados por aquellos biceps sin precedentes.

Finalmente sus ojos volvieron en sí,  "Despertándose" del hechizo de aquella preciosa mujer, pero William.. cuando ella se le acercó para hablarle con aquella voz que jamás olvidaría en la vida, no pudo más que abrir la boca.. arquear sus propios labios para soltar alguna frase que le hiciera parecer ingenioso.. Pero no daba con dicha frase. Un momento.. se decía a si mismo. ¿Acababa de decir que lejos de enfadarse por su pensamiento, le parecia descaradamente atrayente? En aquellos momentos la mente de Willy no sabía que era lo mas raro de la situación.. Si saber que ella ha leido de algún modo que él por ahora desconoce, lo que acababa de decir mentalmente, saber que a ella no le molesta y que lejos de eso, incluso le ha parecido.. ¿morboso, sería la palabra? o.. que un Licántropo y Hombretón como él, no tuviera o no le salieran palabras por la boca teniendo a tremenda hembra delante de sus narices. Fuera como fuera... luchaba interiormente para que las palabras, las vocales, ¡Algo! de él saliera. Finalmente.. pareció conseguirlo.

-Precioso.. nombre, nombre que jamás, en mis aventuras por alta mar había alcanzado a escuchar. Yendra... Yendra Isley. Solo con decirlo.. aflora en mi piel sensaciones que creí olvidadas.-
Parecía confuso pero a su misma vez, muy cómodo y cada vez.. más relajado. Seguía oliendo aquél aroma que desprendia de la chica a la que iba a llamar Yendra, o ¡Incluso Yendri si ella se dejaba! Aunque claro.. el haría todo lo que ella se dejara hacer. Sonrió de forma descarada y lasciva ante tales pensamientos que no promulgó y seguía oliendo la fragancia. Cada vez tenía más claro que aquella mujer no podia ser una mera humana. No solo por su belleza o su personalidad, si no por como olía.

-Supongo que nunca es tarde para las presentaciones debidamente expuestas.. ¿Verdad señorita? Mi nombre es William. - Se quedó pensativo, nuevamente con su boca semi-abierta y aquellos labios masculinos arqueados. -William Bones. Puedes llamarme Will o Huesos si lo prefieres, señorita Isley. De cualquier modo me gusta. Una pregunta.. si me permites, ¿Por que la fragancia que emana de ese precioso cuerpo, pareciese que me hechiza? No es por que no me guste, ni mucho menos...-

"Si no por que... yo mismo tengo miedo de mi mismo, de que.. mi otro lado aflorase por la lascivia intensa de tu olor, y entonces.. una vez dada esa situacion, no poder dar marcha atras.. Tengo miedo de mi mismo. Y a la vez de tus ojos, cuyos iris son los mas hermosos que jamas he podido ver. Como las primeras perlas de la mañana en la profundidad del mar titilando al darles los rayos de sol, como si no estuvieran solas.. y quisieran brillar por si mismas."

-Es sólo que.. bueno. Me gusta mucho. No entiendo lo del.. pensamiento. ¿Me lo has leido?-
Dijo extrañado, haciendo la pregunta que tanto quería hacerle. Aunque realmente no le molestaba que la chica tuviera ese poder y se aprovechara de ello. Solo había una cosa, por ahora, que aterrara a William Bones. Y ese temor era él mismo.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Miér Feb 22, 2017 12:10 pm

Yendra se mostraba bastante confusa por la avalancha de sentimientos del joven, incluso le impresionaba bastante la pasión del joven por ella. Ya que no estaba para nada acostumbrada a ello, o que le entrasen con tan directiva forma. Muchas palabras bonitas juntas, pensó, eso le rozaba lo abrumado. Pero mantuvo la sonrisa no obstante. Aunque no sabia tampoco muy bien que hacer. -Ahm...Gracias...supongo.-Murmuró con cierta confusión.

Tambien cogio un poco la tela de su ropa y se olisqueó, llevaba la depredación en la sangre, y no le gustaba que su olor destacase, seria contra producente para cazar. Más volvio a mirar a William negando con la cabeza.-No...no suelo usar perfume.-Dijo finalmente colocandose bien el atuendo. Desde luego es cierto que los hombres de mar suelen ser romanticos como en las novelas que ella lee habitualmete.

Más entrecerro los ojos observando al chico. Mietras jugaba con los dedos mirandole, mas volvió a abrir los ojos bastante escuchando lo que le decía. -No...yo solo me comunico telepaticamente...con otros de mi especie...o animales...o...Lican...bueno ya sabes a que me refiero supongo.- Dijo dando un suspiro, mientras desvió la vista de manera pensativa, tampoco sabia muy bien como reaccionar, demasiado pasional. Aunque mentiría si dijese que no le dio cierto morbo.

-Y he oido eso ultimo que dijistes, por que no lo estas pensando...te estas comunicando conmigo de manera animal...y me estas contando todo lo que te pasa por la cabeza.- Dijo aguantandose un poco una sonrisa nerviosa. Mientras dejo escapar un suspiró, aun observando al joven. Le miraba con atención, la verdad es que entraba bastante bien dentro de sus gustos. Alto, fuerte...Aunque sabe de buena tinta que ella no es ninguna señorita de alta clase. Yendra tenía un caracter bastante fuerte, y dominante. De hecho la dulzura del joven le estaba ciertamente dando ternura. No lo podía evitar. No maneja sus poderes aun bien...eso para ella lo encontraba...una ricura ciertamente, o eso es lo que ella pensaba. Le sonrió ampliamente mirandole.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Miér Feb 22, 2017 12:38 pm



William podía entrever que la chica, al igual que él, también estaba confusa. Mas bien no lo veía ni observaba si no que lo sentía.. lo intuía. A raiz de que pasara el tiempo Will se iba dando cuenta cada vez mas de sus poderes innatos y aquella capacidad de observación que era tal que incluso veía las formaciones dentro del iris manáfico de aquella preciosa mujer. En la cara del hombre se dibujó una sonrisa mientras de lejos, no a muchos metros de allí pero si lo suficientes como para no ser cerca le llegaban sonidos de música, tal vez de violines o de pelotas cayendo al suelo o su roce con la piel humana. ¿Malabaristas mas música? Cirquenses llegó a pensar pero no le dio mucha importancia no por ahora al menos ya que tenía algo mucho mas interesante de lo que ocuparse ahora mismo y tenia la forma mas bella que había hallado.

]-De modo que... sin darme cuenta, tu.. Señorita Lady has escuchado lo que mi mente ha dicho.. o mas bien lo que yo he dicho a mi mente.. ¿me equivoco? -Dijo con clara sorpresa dibujada en sus grandes ojos redondos. El sudor en sus pectorales y músculos del cuerpo cada vez era más patente. ]-¿Entonces eres como yo? Ya.. sabes.. una Licántropo. -No sabía bien como decir el femenino de Licántropo, si bien no era estúpido y sabia de bastante estrategia naval y de combate, en lo que es la cultura de la gramática, no era demasiado ávido -Bueno.. pensándolo de esa forma que has dicho tampoco suena mal, ¿No crees? suena incluso como si nos.. ya sabes, vinculáramos o algo. Suena como una historia de un Pirata y una Loba que me contaban en el barco donde me crié.

Conforme pasaba el tiempo con ella, y ya había pasado bastante a lo tonto.. como una hora o así, se notaba mas suelto menos confuso y lo más importante: Mas decidido. Lo que le hizo caer en la inmediata cuenta de que.. llevaba como una hora sujetando el tremendo cadaver del Atún. Y de ahi el sudor.. -¡Oh! Casi se me olvida.. ¿Me acompañas unos metros a la sombra? Si no dejo este cargamento, el tío feo del bigote rizado además de no pagarme hablará mal de mi, y es algo que bueno.. En este momento no es que sea lo que más me interese. -Dijo, caminando junto a la chica con el Atún a cuestas como quien coje una pluma del suelo y la lleva al naranjo mas cercano. Una vez hubo soltado semejante animal donde tenía que soltarlo, ya se notaba mas ligero y liviano, mas feliz si cabía en aquella situacion. Echó un vistazo a la mar y el como se fundia el fondo de la escena con el azul del boscoso cielo.

-¿Eres de por aqui, señorita Isley? Yo llevo pocos días ciertamente. Aunque viendo las hermosuras que hay.. es posible que me acostumbre pronto incluso con trabajos como los que hago. -Dijo él intentando ser elocuente y coqueto con ella ya que estaba más que claro que se moría por tocar aquellas curvas, poseer aquellos labios y sentir su garganta en el lugar donde donde llegan los fines de los tiempos. El Tártaro. Pero ahora no podía nublar su juicio con esos pensamientos tan morbosos como eroticos, que de estar cerca algún sacerdote seguro se escandalaría de las atrocidades sexuales que se le pasaban por la cabeza. -¿En que trabaja, señorita? Se le ve flexible.. ¿Cirquense quizá? Tal vez podríamos ir tres calles allá, creo que están dando un número de ello y despues.. Si me permite añadir, podria invitarle a algo de beber en la taberna. -Se quedó pensativo aunque sonriendo, ya lejos del nerviosismo y confusión de antes. Observó la taberna objetivo y asintió para si mismo como si fuera un objetivo. Y todos sabemos lo que son los piratas con sus... Objetivos. -Y algo de comer, si asi lo acaba deseando, preciosidad. E insisto. Llámame Will.

Aunque ciertamente no le importaba que le llamase Huesos.. así es como le llamaba la mayoría que temían su infinita agresividad, y claro está.. lo último que quiere es que aquella semejante diosa del mar le temiera o le viera como un problema. Ni por todo el oro del mundo.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Jue Feb 23, 2017 10:23 am

Suspiró mientras escuchaba a aquel licantropo, sonrió para si misma, pensaba que era una Licantropo, aun se nota que es nuevo por estos lugares. Ella siguió al rubio alto, desde luego tenia un monton de preguntas, eso estaba claro. Casi la abrumaba con tanta preguntas que no sabia a cual responder primero. Aunque muy a pesar de que a lo mejor cambiaría su idea sobre ella, ya que de manera natural no es que sean especies amistosas. -No..no soy una Licantropo..-Dijo en un susurro, los demas no tienen por que saber su condición o asi piensa ella.-Soy una cambiante...concretamente una cambiante felina....-Dije algo dudosamente. No me fiaba mucho de su reacción.

Aunque no creia que se le fuese a cambiar el estado de animo, visto los pensamientos de antes, se cruzaba de brazos observandole, mientras descargaba el gigantesco atún para que le dieran sus honorarios por el trabajo. -Y vine a Paris hace poco la verdad...yo soy de Inglaterra...concretamente de Londres...-Se miró asi misma, creo que sus rasgos desvelan su nacionalidad, pelo negro, ojos azul cielo, piel blanca...eso en su tierra se solía dar bastante amenudo. Sonrió a su nuevo amigo aun sin saber muy bien que opinaría de lo que ella es.

Miró en dirección hacía el mar riendose de manera timida, ¿Circense? la verdad es que eso le gusta bastante. Y por que no decirlo...gracias a su condicion...flexibilidad y agilidad fuera de lo común haría que fuese una buena circense.-Me he planteado ser circense...la verdad es que el trapecio me encanta...y..la verdad que el escapismo creo que se me daría bien..aunque eso podría abrir otras puertas con algo dentro. Ya me entiendes.- Sonrió divertida la cambiante. Mientras su imaginación se desbordaba pensando como conseguir practica para el escapismo y abrir cajas fuertes...esto último especialmente util, todo sea dicho.

Sonrió a William mordiendose un poco el labio con nerviosismo, mientras tambien miraba los pescados en los cajones, Yendra tenía muchas rarezas, entre ellas, le gustaba la carne cruda..o el pescado y ciertamente tenia algo de hambre. -Si a pesar de saber mi verdadera naturaleza aun quereis invitarme o quereís que me marche...preferiría no pelear...cuando no estoy enfadada..ahm...- Inclinó la cabeza.- Y si quereis..podremos ahí hablar mas discreta y profundamente de lo que ha pasado antes.- Le guiña un ojo juguetonamente, mientras su corazón iba a mil por la adrenalina de la situación ante el licantropo.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Jue Feb 23, 2017 10:58 am



El alto y fornido rubio sonreía con mucha más tranquilidad que hacía varios minutos u horas, ya ni lo sabía ni quería saber el tiempo que llevaba hablando con aquella chica tan hermosa como el mar y mística como el cielo. Escuchaba pacientemente como la voz titubeante y susurrante de Yendra le comentaba su condición racial.. Resultaba que no era una Licántropo como él pensó dada la ocasión con la fragancia y el olor lo cual provocó que sus ya de por sí grandes y redondos ojos se hicieran mas grandes al abrirse al completo. Tras unos instantes.. ya que a William realmente le gustaba jugar.. de forma satírica haciendo que la joven se impacientara un poco tal vez.. o se hiciera de rabiar.. Sonrió, sus labios arquearon en una simpática y sincera sonrisa a la par de masculina y atrayente.

-Así que una Cambiante.. y además.. una gata eh.. Mis favoritas.- A pesar de se quedó pensando y algo traspuesto, sus ojos giraron hacia arriba a la derecha como si estuviera mirándose el cerebro reflexionando. -Aunque realmente eres la primera cambiante que conozco.- Sonrió de medio lado como si hubiera hecho la mayor deducción del mundo cuan Sherlock Holmes y la observó a ella plenamente. -Pero.. que mas da. ¿Que mejor modo de conocer la raza, que conociendo a la mejor de dicha raza, no? Además.. no se por que parece que lo dices con tiento.. como si eso fuera a enfadarme o cohibirme de seguir hablando a semejante diosa que se dispone delante de mí.-


Tras eso y durante unos segundos William sintió el viento mecerse en su tez y con su mano derecha alcanzó para acariciar la cara de aquella bella mujer de ojos claros y pelo negro cuan inglesa. Justo en aquél momento ella le explicaba de donde venía. -De modo que estas igual que yo eh.. aunque a ti parece irte bien por el lugar, yo en cambio me siento como pez fuera del agua... Este no es mi elemento ni esto es lo mio.. -Dijo señalando el pescado, que curiosamente.. los claros ojos de la joven miraban. -¿Y por que no te presentas para cirquense? Sinceramente.. y viendo semejantes muslos si me permites añadir tal osadía, señorita... - Eso acompañado de una mirada cómplice y descarada al culo y las piernas de la chica. Pero que se podía esperar... si es o fué un pirata. -Ningun trapecio ni malabar aéreo se te resistiría.- Acto seguido notó como la chica seguía mirando el pescado, cosa normal pensó el dada la situación racial gatuna en la que se encontraba su nueva y sensual amiga que cada vez denotaba mas lascivia abriendo camino a la lujuria que tanto ansíaba el Licántropo. Aunque claro, eso no lo decía.. si no que lo pensaba. Pensaba cada movimiento brusco que le haría, nuevamente... sin darse cuenta de que ella podría saber de ello por su conexión animal.

-Noto.. y veo que tienes hambre, señorita Yendra. Uhmm..- Mira a ambos lados, la adrenalina comienza a surgir y se agacha a cojer dos cajas de las 17 que había descargado del barco. Sus musculos vuelven a tensarse al 100%, esta vez.. a centimetros de la mirada de la joven. Él sonríe mirando la Taberna. -Nadie se enterará.. descuida. Esto es para ti.- Dijo mirando el pescado de la caja, dos cajas para robarlas. Tras eso se dio cuenta de lo que ella dijo y puso una cara de extrañado, arqueando hacia abajo sus pobladas cejas. -¿Bromeas? Ni por todos los reales de a 8 renunciaría a una estancia contigo. Me da igual lo que seas o lo que se cuente por ahí como ley de que debamos ser enemigos raciales. Por supuesto que sigo queriendo invitarte.-

Sus palabras fueron agresivas, pero no en el mal sentido si no en el sentido.. animal. Y ambos eran animales, asi que eso no tenia por que ser malo, pensó él. Tras escuchar lo que parecía una proposición con doble sentido de la cambiante, no pudo impedir que la sonrisa invadiera su cara. -Y por supuesto.. que quiero hablar..  discretamente. Profundizar discretamente.. y... Todo discretamente. -Dijo él con cierta cara de alguien sorprendido y alegre a la vez, como si le hubiera tocado un trebol de 3 hojas. Él se puso en marcha con el cargamento de las dos cajas de pescado que iba a regalar a su nueva amiga.

Dirección a la taberna cuyo nombre parecía ser "Anzuelos por dedos". Lo que a William le recordó a un dicho marinero que se decía en su barco.




"Todo buen marinero debe de tener anzuelos por dedos."




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Vie Feb 24, 2017 11:57 am

La joven sonreia mientras seguia jugando con su mechon de su pelo. Era curioso aquel joven, y licantropo...se mordia el labio con emoción sin duda alguna, mientras miraba como cargaba esas cajas, miraba su musculatura que le resultaba bastante atractivo. Sín duda alguna.
Miraba hacía atras, preguntandose si de verdad no se darian cuenta de que faltaban un par de esas cajas del cargamento, aunque hay había peces para llenar la tripa una semana, eso desde luego, pero él parecia notablemente confiado de sus acciones, Yendra simplemente se dejo llevar por el momento. Mientras pensaba en la velada con él en una taberna, o algun sitio interesante igualmente, se relamió pensativa.

-Asi que te gusta lo que soy ¿eh? interesante cuanto menos.- Dijó mientras caminaba de altiva forma, se le notaba su aire ingles desde luego, y su acento, aun muy londinense, pero con una grave y femenina voz, mostraba sus encantos femeninos al andar de manera coqueta observandole, mientras sonreia de medio lado de manera maliciosa como era normal en ella. -Conozco algun tugurio de mala muerte por aqui cerca. Quizas nos sirva para charlar o comer algo...y os explicare algunas cosas, podras preguntarme lo que deseeis.- Sonrió de maliciosa forma mirando al lobo, la verdad no era experta en hombres lobo, pero como enemigos naturales que eran tenia ciertos conocimientos, por si tenia que enfrentarse a alguno de ellos. Aunque con el joven Will parecia que no iba a ser el caso ni ese tipo de enfrentamiento.

Yendra se sonrió para si misma, mientras acompañaba a Will, como queria que le llamase, o huesos, le miró de reojo. -Huesos...no estas en los huesos...precisamente. Asi que creo que te llamare Will mejor.- Bromeo mientras caminaban. Mientras pensaba cual era el mejor sitio para hablar y conocerse o lo que surja.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Vie Feb 24, 2017 3:30 pm


William Bones escuchaba de forma atenta y entregada las palabras salidas de la boca mas sensual que había visto en años si no en toda su vida. Las palabras parecían salir con extrema facilidad y llegar a sus oidos de curioso refine dada su condición racial y el don de la Licantropía, de forma que una sonrisa que parecía ser ya más que patente con ella también se le dibujo en el duro rostro de aquél hombre trabajado en el mar. Del mismo modo que su sonrisa aparecía tambien lo hacía el sudor ya no solo en su masculino torso si no a traves de su corto pelo de color dorado con mezclas de bronze, las gotas caían de forma suave y lenta a traves de la nariz que no era corta en tamaño pero tampoco fea, almenos.. así lo pensaba él bajo su juicio comparando lo que él pensaba de sí mismo con lo que pensaban las mujeres de una noche con las que se había acostado. Que a decir verdad.. no eran pocas ni mucho menos. Dicho así era que ahora al observar a tremenda mujer que delante estaba... su cabeza comenzaba a trabajar en divagaciones futuras.. poniendose en el lugar de que ambos tuvieran algo. Él esperaba internamente que su libertad.. como buen pirata y hombre de mar, quedara intacta, ya que él por su parte.. jamás pensaría en ponerle grilletes a la joven cambiante.

El piensa al observarla que ella es como él, libre. Y así la dejaría aún en el caso de empezar algo los dos juntos. El tenía ese pensamiento.. a pesar de que es bien sabido que un Lobo ama incondicionalmente al igual que.. se encela. Simplemente veía injusto que él quisiera retener su propia libertad de acción y enjaularla a ella, y William era muchas cosas malas.. pero Hipócrita no estaba entre ellas. Finalmente su rusta mano se posó en el menton femenino de la Cambiante, observándola, contemplándola durante unos instantes en los que la chica parecía ruborizarse seguido de una sonrisa coqueta. Él se la devolvió.

-¿Tugurios? No es que no me gusten, me encanta repartir mamporros a los que se pasan de listos.. Y a decir verdad, me vendría bien para impresionar a semejante Diosa Animal como tu. Pero.. por esta vez creo que vendría mejor en aquella Taberna de curioso nombre. Me recuerda a una historia que me contaban de pequeño. -Esbozó una sonrisa pragmática, nostálgica, desviando sus grandes ojos al cartel de la taberna cercana. Nuevamente volvió a mirarla. -Además, quien sabe. Igual ahi tambien puedes ver mis musculos en acción, nena. Y a juzgar por tu olor.. estoy seguro de que tu no te quedarías atras en absoluto. Y... por que no admitirlo. Si vamos a hablar.. discutor.. de forma discreta o no.. ¿Que mejor lugar que ese? .-Añadió un guiño coqueta y cargado de doble sentido mientras le acariciaba por la cintura caminando hacia la puerta del local. Estaba claro lo que él deseaba antes de proponerle cualquier cosa... más romántica, era llevársela a la alcoba.

"Mira que curvas... mira que ojos. Le voy a dar hasta debajo de la piel.. Menuda melena, menudos rizos de cuervo para agarrarte a ellos y hacerle gritar mientras ve el cielo"

Nuevamente cometió el error de forma que ella sabría lo que ha pensado justo en este momento, pero él es feliz ahora mismo en su ignorancia y seguía encaminándola al Local llamado "Anzuelos por Dedos". Al abrir la puerta el aire de dentro se escapaba por ésta, un aire cargado ya que había mucha gente del lugar y del barrio en aquel local. Pronto se hicieron las miradas de culpa, de agresividad y de adversión, así como las miradas de contemplación y admiración.. Tanto de parte de hombres que parecían desear a William y a Yendra, como de mujeres que parecían desear una noche entera de cama. Había de todo y de todas las sexualidades. Al fondo en la parte de más penumbra parecía haber dos hombres de rostro ennegrecido que la pareja no hizo mucho caso por que la música del ambiente.. parecía captar la atención de ambos, y es que había una especie de actuación en el lugar.

Arriba, en el suelo de madera que se levantaba sobre cuatro escalones, tenía un telón rojo abierto en el que se encontraba una bella mujer de pelo dorado y ropajes de bardo con un laúd pequeño que tocaba con gran habilidad y majestuosidad. Su dulce voz enebra los oidos de los presentes con una dulzura increíble en cada palabra y cada estrofa. Sus ojos azules miraron tanto a William como a Yendra como si de algún modo extraño y resuelto.. La canción fuera para ellos.



""Pasa tus dedos por las cicatrices de mi cuerpo,
para sellar nuestro destino y reírnos del cielo.
Abre estas heridas y juega a cerrarlas,
un destino se teje y nos une sin remedio.

Cuando amanece, de mis sueños huyes,
mi amarga grosella y lila más dulce.
Quiero soñar con tus rizos de cuervo
y tus ojos violetas cubiertos de duelo.

Hasta la tormenta seguiré al lobo más fiero,
para dar por fin con tu corazón terco.
Con rabia y tristeza hechas acero,
en tus duros labios prenderé un gran fuego.

Cuando amanece, de mis sueños huyes,
mi amarga grosella y lila más dulce.
Quiero soñar con tus rizos de cuervo
y tus ojos violetas cubiertos de duelo.

Desconozco si nos unirá el destino,
o el amor y su ceguera han intervenido.
¿Fue el deseo susurrante cuando todo empezó,
el crisol de un amor que ningún sino forjó?

Cuando amanece, de mis sueños huyes,
mi amarga grosella y lila más dulce.
Quiero soñar con tus rizos de cuervo
y tus ojos violetas cubiertos de duelo.""





El local entero parecía consternado con la voz suave de aquella musa que cantaba, William no era para menos, sólo que William no estaba embrujado por aquella chica si no por la que tenía justo a su lado a la que agarraba de la cintura desde atrás, apollándose el mentón en el hombro de la cambiante. La miraba a los ojos de forma romántica con una sonrisa de medio lado dibujada en cada centímetro de sus labios. Como si tratara de devorar a aquella felina con cada centimetro admirado, seguía mirándola mientras la canción seguía. Parecía que él se sabia la letra, o parte de ésta. -¿Huirás de mis sueños cargados de traviesos momentos, al amanecer? ¿Mi amarga grosella y lila mas dulce? -Dijo presa de un hechizo que no era ni la música ni el ambiente, si no algo que él sabía bien que en el mar se llamaba amor.

La canción acababa y el suavemente cogía a su acompañante de la mano llevándola a una mesa libre, cerca del final, pidiendo de paso por la barra, dos jarras de Ronmiel para ambos. William se sentaba en una de las dos sillas de la mesa de madera tallada aunque estropeada por el tiempo y los jolgorios que seguramente habría vivido en su vida, más no dejó que Yendra se sentara en la otra silla, frente a el, si no que la volteó con alevosía y a traición, sin que ella lo esperara y la sentó en su regazo, es decir; Sus piernas. De cara a él, el abundante busto de la mujer casi estaba alineado con el mentón del pirata. Sus ojos mirando hacia arriba sonriendo de divertida manera a la vez que sus manos rudimentarias y grandes agarraban la carne bien repartida y trabajada del culo de la Cambiante, estrujando con intensidad a la vez que aprovechaba para hacer que se restregara por su entrepierna.. que comenzaba a despertarse como un dragón que custodia un tesoro. -Bien.. es hora de hablar.. discutir.. """discretamente""" muñeca.. - Se le dibujó una sonrisa, mas picara que todas las anteriores, a la misma vez que los demas pillaban asiento ya que la música había cesado. -Antes dijiste que.. te parece interesante.. que me guste lo que eres. Por lo que a mi respecta... a mis ojos, me gusta TODO lo que eres. Furia. Ira. Compasión. Lujuria. Eternidad. Travesura. Tormenta. Tempestad. Caos. Ganas. Guerra. Paz. Armonía. Serenidad. Lascivia. -Dijo enumerando cada una de las cosas mientras que en sus ojos aparecían unos leves brillos titilantes.. que ella vería si se fija lo suficiente. La sonrisa del hombre comenzaba a ser.. mas lupina que humana. -Todo lo que eres.. lo quiero poseer.- Finalmente sus labios se fusionaron con los de ella, su lengua.. como una serpiente del tártaro, escalaba a traves de sus labios para conseguir encontrarse con la lengua de la Cambiante y luchar en un lujurioso duelo donde Will, no contento con ello.. iba a aún más, penetrando con su lengua incluso su garganta a la vez que sonreía y su mano derecha se aferraba a uno de los grandes pechos que poseía Yendra.

Todo parecía tranquilo además de lascivo, y todo parecía ir por el rumbo previamente marcado por William Bones como si se tratase del curso dibujado a traves de un mapa junto a la rosa de los vientos. En otras palabras: Parecía ir segun lo planeado pese a que no lo tuviera. No obstante.. en el ambiente, aparte de respirarse la obvia lujuria candente despertada en la Cambiante presa de las frases del Licántropo y justo cuando parecía que ahora era la entrepierna de ella la que.. despertaba, algo alertó el sentido de la defensa de William y llevó su mano a la empuñadura de su fiel arma de acero oriental que siempre lleva consigo. Dicha arma era una Katana, un arma muy poco común por estas tierras al igual que ya lo era en Nassau, y es así por que es de otras muy lejanas. El poseía dicho acero por que lo heredó de su mejor amigo antes de que éste muriera junto a toda la tripulación. El nombre de la katana era Yashiro.

Justo cuando su mano se posaba de forma disimulada sobre Yashiro al ver que una mano musculina iba a agarrar a Yendra y el la interceptó con la suya propia a la vez que otro brazo distinto posaba un sable curvo sobre el femenino cuello de la Cambiante que seguía sentada encima de William. Los enormes ojos del pirata miraron primero a uno.. luego a otro. Eran los dos hombres que anteriormente eran bañados por la sombra y penumbra del lugar.. parecían, por sus atuendos.. Cazadores. La situación era tal que así, pero todo indicaba que por algun motivo.. iban a por ella, quizá no supieran que es una cambiante y la confunden con una Licántropo, el caso es.. que de él aún no se dieron cuenta. -Alto ahí chico, si no quieres salir lastimado.. Suelta a mi compañero. Por ahora.. solo queremos a la señorita. Contigo no va el asunto.- Dijo el que apresaba el cuello de ella con el sable. A Will se le curvó la boca estallando en una carcajada. -¿Sabes, colega? -Añadió, relajándose y soltando la mano que anteriormente interceptó para que no tocaran a Yendra. -Yo que tu.. y visto lo visto.. como huele ella y como oléis vosotros, cobardes, no me metería con ella.. si no quiero acabar con mi cabeza metida en el culo de mi compañero. -Giró su vista al compañero, sonriendo a modo mofa. -Que tambien es un cobarde. Co-bar-de.-

Las mofas del pirata no parecían mejorar la situación.. eran dos, y por ahora, parecían en desventaja por la escena. Pero por algún motivo Will estaba tan seguro de si mismo como de que no hay que enfadar.. bajo ningún concepto habido o por haber, a su nueva compañera. Yendra Isley.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Dom Feb 26, 2017 7:19 am

Ella sonreía mientras acompañaba al Licantropo, le parecía realmente atractivo y veia encantador mas aun cuando sin querer, volvío a comunicarse con ella de esa manera que el interpretaba como estar conectados. Lo cierto es que le sorprendía la idea romantica del joven, la encontraba encantadora e interesante, le miro volviendose a señalar la sien indicandole que le había escuchado eso tambien, le iba a tocar hacer las veces de maestra para enseñarle como usar ese don ciertamente. Ponian el rumbo a esa taberna de nombre cuanto menos mistico, aunque le sorprendío que el sitio no fuese tan tugurio como en casi todos los que había estado. Un sitio para marineros bebieran sin duda, miro a William sin saber que esa pregunta iba para ella o formaba parte de alguna cancion, dado el poema que había en la entrada, simplemente se limitó a sonreir observando aquel lugar.
Yendra se dejó llevar por su nuevo y encantador amigo cuando la sorprendió haciendola sentar asi de golpe en su regazo, la verdad que fué un gesto que a Yendra le gusto bastante la iniciativa de aquel joven, y que no se achantase, aunque siendo lo que es se vería bastante complicado que se hechase para atras.
Alzaba una ceja notando como aquel joven aprovechaba la situación para tocar mas de lo debido en esta sociedad "correcta" o eso era lo que pensaba Yendra, aunque tampoco era algo que le preocupase mucho. Miro al joven hablar y como decía lo mucho que le gustaba la cambiante. -¿Así que quieres poseerme, eh? veremos si eres capaz.- Le dió un lametón juguetón en los labios y rió pillamente. Hubo un poco de jugueteo por parte de la cambiante con aquel licantropo. Bastante divertido, pero la diversión fue cortada cuando la tensión vino.

Unos cazadores, que parecian ir tras ella, ¿una confusión o un despisté por parte de ella habia revelado su naturaleza? se relamió los labios con notable nerviosismo, mientras miraba de reojo la mano de William dirigirse a su arma, y como se mostró muy impertinente con aquellos cazadores, mientras Yendra se mostraba notablemente rigida, meditando...sopesando la situación, quizas una pelea seria arriesgado, pero no iba a achantarse. Suspiró hondo cerrando los ojos. William se mofaba de aquellos cazadores, mientras uno de ellos sonrio de maliciosa forma. -Tu callate, no tienes vela en este entierro...nunca mejor dicho.- Exclamó el cazador, Yendra gruño y repentinamente saltó del regazo de William a sobre la mesa, que la uso para tomar impulso embistiendo a uno de los cazadores que caia hacia atras, mientras este la daba pueñetazos en la espalda, Yendra aguantó el dolor de los golpes sin soltarle hasta estamparlo en la pared, ahí se incorporó con un codazo a la barbilla y agarrandole la cabeza para hacersela chocar contra la pared, mientras otro de sus compañeros la tiraba al suelo con un golpe al costado. Se dolió del golpe pero al menos sabe que ya había hecho daño a uno, miró dolorida al que la había tirado al suelo, se enganchó a su pierna mordiendole con fuerza, pero ella sola va a tener problemas contra los dos cazadores ella, son habíles, aunque ahora el segundo pegaba alaridos por la mordida.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Dom Feb 26, 2017 4:01 pm


William observaba todo lo que allí ocurría y desde luego que no era el único que disfrutaba con el espectáculo formado por una sensual cambiante que, a cada movimiento enseñaba más carne. Sus ojos se clavaban además de en su culo que no paraba de moverse, en sus manos, que cogían aquella cabeza como quien untaba mantequilla por la pared. Todos en la taberna comenzaban a vitorear a la Cambiante, obviamente no sabían lo que era aunque seguramente pensaran que fuera algún tipo de bestia por estar aqui los cazadores, cosa que parecía no importarles con tal de ver un espectaculo de golpes y de pechos casi salidos de su escondite.

Varios de los hombres se acercaron a Will, que aún sentado estaba, de forma tranquila y pasiva observando la batalla la cual por ahora parecía valerse sola la mujer contra ambos. Los hombres miraron a ella, luego a él y vacilaron antes de hablar. -Vaya chorba.. ¿no cree? parece que va con usted, amigo.- Dijo uno de los más descarados mientras Bones sin quitar la vista en el tremendo espectáculo de mujer se llevaba a la boca la jarra para dar un trago de su Ronmiel. Acto seguido torció la boca para hablar con propiedad. -Va conmigo, y tengo pensado que tras darle una buena paliza a esos dos, podais escuchar los gemidos de tremenda diosa desde vuestro asiento cómodo aqui abajo en la taberna.- Cuando dijo eso, los dos hombres que parecían más que impresionables dado el lugar, se quedaron boquiabiertos ante el descaro de William quien parecía haberse quedado como Dios, tranquilo y seguro de si mismo con la sonrisa dibujada en el rostro animando a su Gata.

El combate parecía terciarse por el lado de la joven aunque no por mucho tiempo o a partes pares al menos, ya que por fín la cambiante parecía en problemas, pequeños.. si, pero problemas a fin y al cabo pensaba la incesante cabeza de William almacenando información o mas bien.. imagenes de Yendra desnuda. O quizá todo a la vez, que más da. El caso era que, por fín había un atisbo de diversión para él cuando Yendra parecía no poder mas allá de morder al otro cazador quien miraba e intentaba dar una patada en la boca de Yendra.

Dicha acción enojó al Licántropo y por ello sus ojos se volvieron algo ambarinos, quizá sin miedo a mostrar su naturaleza que seguro verían ahora los dos Cazadores. Se levantó dejando su arma posada en la silla, y sin mediar palabra con el brazo hinchado y los musculos de éste tensados agarró el cuello del hombre que era mordido por ella, levantándolo con tal fuerza que lo lanzó al lado contrario donde estaba Yendra. Las gentes del lugar se abrieron en pasillo, formando un coro a la vez que el enorme cuerpo de William, que era bastante alto.. se cernía ensombrecido ante aquel hombre cazador que se reponía fuerzas levantandose. -Lo lamentarás.. Veo tu fuerza, fracasado. Y ahora queda patente que.. eres uno de esos chuchos malformados.- El cazador escupió a los ojos de William quien de inmediato retrocedió en un respingo y con sorpresa cosa que el Cazador aprovechó para sorprenderlo con un puñetazo a la barbilla. La sangre hacía acto de presencia disparándose directa al techo en leves salpicaduras como si hubieran tirado un cubo de pintura roja.

El ataque del Cazador seguía a la vez que el compañero de éste hacia lo suyo con Yendra, quien debía estar luchando con todas sus fuerzas con tal de no transformarse en público y salir ilesa a la vez. Pero no, Will sabía que su pensamiento no podía enturbiarse o distraerse, no ahora por lo menos. Ni siquiera con imagenes de aquellos pechos sin alijo que los aprese, ¡No!, se gritó a si mismo justo cuando el próximo puñetazo iba camino a su menton de nuevo. Bones interceptó el puño agarrándolo de la muñeca, en ese momento su bicep derecho se endureció tanto que casi parecía un barril de cerveza. Retorcía la mano del cazador que gritaba ante tal sumisión a la que no se rendiría tan facilmente. Tal fue así que sacó de su espalda la pequeña ballesta de madera que poseía y sin vacilar y en un rápido instante lanzó un virote que por pura suerte y azar del destino William esquivó no sin llevarse un roze.. que le abriera una herida en la tez, justo debajo de su ojo izquierdo. Comenzaba a sangrar.

-Parece que esto se pone interesante, Don "Cazador no digo mi nombre por que soy demasiado guay para ello". Me importa una mierda lo que pienses de mi, de ella o de esta gentuza que bebe y paga impuestos. Al igual que me importa una mierda tu ballesta roída. -Al decir eso, y con extraña velocidad que pocas veces experimenta el propio Bones, su mano agarró la ballesta de madera del Cazador dando un brutal golpe contra la barra. Uno detrás de otro, una acometida de golpes. 8 golpes en total para que la ballesta quedara inutilizada. El cazador con notable sorpresa miraba eso, como si se tratase de la mayor de las ofensas pero antes de que pudiera despertar y volver a la realidad de la Taberna para encontrase de cara al gancho de derecha de un William Bones muy enfadado. La vena de la frente se le marcaba llegando hasta su ceja. Sus labios estaban torcidos por el gesto, sus dientes se podían apreciar. En general su tez estaba contraida de una forma más que lupina.

El gancho de derecha llegó a buen puerto, justo al labio inferior del Cazador que por el golpe y el retroceso de éste su sombrero se cayó al suelo dejando ver una negra melena de muelles azabache. Melena que agarró el brazo izquierdo de Bones para comenzar a darle golpes contra el mostrador de la barra, llenando la madera donde posaban las bebidas de sangre, cada vez en más cantidades. Cuando se hubo cansado de reventarle la cara contra la barra le comenzó a dar puñetazos directos al menton, a la nariz. Sin dejar respirar al Cazador que en todo momento intentaba llevar las manos a su arma. En un arrebato de lucidez el Cazador esquivó uno de los ganchos directos del Pirata agachándose y dandole un gancho alto cerca del cuello y la mandibula, dejando sin equilibrio al Licántropo. Ahora la acometida de puñetazos a la cara, a la nariz y a las orejas era del Cazador, que parecía saber donde dar para que un hombre tan alto y corpulento perdiera cada vez mas las ganas de mantenerse en pie.

Giró por unos instantes la mirada a su nueva compañera, sonriendo con sangre entre los dientes. -Espero que vayas bien.. muñeca... ¿Yo? Lo tengo t-todo controlado.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Lun Feb 27, 2017 9:24 am

Yendra observó la tremenda habilidad luchistica de Will que la dejo sin duda bastante impresionada, incluso notablemente excitada, la verdad es que susodicha visión, era algo que le ponia bastante a Yendra, le sonrio cuando William se giró a hablarla con la boca con sangre por la pelea, afirmando su control sobre la situación, ella sonrió ampliamente, pero el dejarse seducir por esos encantos tan primarios le paso factura, ya que el cazador con el que ella se encargaba reacciono con un codazo a la cara de la cambiante derribandola, que cayó pesadamente hacia atras, el cazador no perdio tiempo en ponerse sobre ella de brusca forma. -Asquerosa criatura.- Gruñó el cazador, mientras cogia una de sus armas, de plata concretamente, pero Yendra estubo rapida dandole un cabezazo al cazador quitandoselo de encima. Se toco la cabeza, "no, no voy a transformarme" pensó, estaba perdiendo bastante los estribos.

Se lanzó salvajemente sobre el cazador gritando de rabia, agarrandole la cabeza para darle otro cabezazo, y pateó su mano para que soltase el arma de plata. -Cuidado...llevan plata.- Advirtio Yendra a su nuevo amigo pirata, ya que eso si que era un problema, sin embargo Yendra se estaba quizá distrayendo mucho con su nuevo amigo, ya que no vió como el cazador saco otro arma de plata y la hizo un corte en el costado, Yendra dió un alarido tremendo por la quemazon, por suerte fue un corte bastante superficial, pero llamó bastante a su rabia, se lanzo sobre el cazador con varios puñetazos a su cara mientras mordió su brazo haciendo que soltase el otro arma, y arrancandole un cacho, le escupió la sangre a la cara del cazador que aullaba de dolor por ello, Yendra se rió de lamiciosa forma y con la lengua empapada en sangre de aquel cazador lamió la cara de este riendo maliciosa.

Se rió de una manera algo siniestra mientras se acercaba a la barra cogiendo una jarra que uso para romperla con un revés contra la cara de aquel cazador al que despues de derribarle dejo caer su rodilla sobre el cuello de este con intenciones bastante oscuras, como asfixiarle ahora que estaba totalmente aturdido por el golpe de jarra, miró a William relamiendose lascivamente, le gustaba su bestialidad animal, y parecia tener control tambien para no hacer el cambio de forma, no hay que mostrar mas de lo necesario ciertamente, o ese era el pensamiento de la cambiante, no le gustaba mostrar mas de lo debido, pero no solo por ocultar su forma, si no por que tambien pensaba que no merecian ver su felina forma. Soplo un beso a William bastante encendida por el morbo del momento, y alzo una ceja.-Me conformo con su desmayo...o ¿lo termino de asfixiar?.- Preguntó de muy juguetona forma.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Mar Feb 28, 2017 8:22 am



William quien sonreía para no preocupar a su nueva compañera recibió mientras tanto un codazo en una de sus siens lo que hizo que su cabeza y su espalda musculada tocaran el suelo de madera de aquella Taberna en la que estaban donde todos bebían pero no había canciones ni griterío si no un silencio sepulcral mientras miraban, contemplaban y observaban con gran detalle lo que allí estaba ocurriendo ahora. Es por eso que William luchaba contra sí mismo a la vez que contra el cazador, luchaba por no transformarse y devorar a cada pobre diablo que estuviera presente. Luchaba por no transformarse y salir en el periódico de la mañana del siguiente día. Luchaba por no transformarse.

Sus ojos volvían a despertar tras unos instantes que a él le parecieron eternos, justo antes de que la bota del cazador pisara con agresividad su pecho el lo esquivó haciendo la croqueta hacia un lado, el izquierdo para ser mas concretos. Sus ojos se abrían ahora con más claridad, tenian una tonalidad ambarina, signo inequívoco de que está furioso y que su lado animal le acompaña en mayor o menor medida, no obstante sonrió y se levantó. Dio varios gruñidos interligibles y sin pensar en las consecuencias se lanzó en un placaje raudo y veloz al cazador cayendo sobre una de las mesas y partiéndola en dos con ambos cuerpos que ahora reposaban en el suelo al mismo tiempo que Yendra avisaba al Licántropo de que tuviera cuidado, pues llevaban plata y eso podría significar un mayor problema al dolor fisico al que ya estaba más que acostumbrado Huesos.

-¿Plata? Serán cobardes.. ya decía yo que todo era muy bonito como para que no usaran uno de sus desvendijados trucos. Malditos traidores.. ¡Y luego las criaturas horrendas somos nosotros! Como si nosotros le ahogaramos en el mar por ser debiles a ello.. -Bromeó parcialmente William haciendo alusión de su ácido humor que no todo el mundo pillaría ni era esa la intención. Justo en aquél momento y no en otro fue cuando el otro cazador laceró el costado de su amiga. -¡Señorita Isley! ¡Maldita sea! -Dijo en furiosa manera, mientras se levantaba algo aturdido por el cansancio y la lucha interna que llevaba con su otro yo que pedía salir de la jaula a gritos, golpes y aullidos. Diose la vuelta William para intentar ayudar a su amiga cuando su enemigo le volteó y se encontró de bruces con una especie de puño americano puesto en sus dedos que golpeó su cara una, y otra, y otra vez. Aquello hizo a Bones ver las estrellas, los mares y las esferas del universo.. no sabía ni donde estaba, puesto que el arma que había usado el cobarde Cazador era de plata las heridas ocasionadas en el rostro de duras facciones del Pirata no desaparecerían así como así ni en unos pocos minutos.

William luchaba por mantenerse en pie, por no tambalear, por no retroceder. Suerte la suya de tener habilidad de fortaleza, si no ya estaría en el suelo sin mas pronóstico que su caza. Cuando parecía volver en sí y sonriendo.. como siempre, el Cazador sacó otro arma. No era ni el puño de plata ni la ballesta que anterior mente el lobo destruyó, si no que esta vez era un bastón corto, elegante, negro, pero que al desenvainarlo.. era un estoque de plata. Por todos es conocido en el lugar el estilo de lucha propio que tenía Londres, armados de puños americanos y de bastones en una mezcla entre arte marcial, yudo y puro combate de calle. Pero no Will. Will desconocía aquello por ser extranjero, por ser de otro lugar muy lejos de allí. Desconocía el Bartitsu.

El Cazador arremetió contra el enorme hombre, primero un par de cortes superficiales en sus antebrazos debilitando así un poco la fuerza de éstos. Despues en el pectoral izquierdo. William retrocedia, mareado, viendo probablemente como toda la taberna se movia y mecia de un lado a otro, tal fue así que.. perdió el equilibrio, se cayó de espaldas en la mesa en la que estaba sentado hará unos minutos con la preciosa Yendra. No sabía que hacer.. no podía pensar demasiado..

Pero su mirada se desvió un poco hacia su silla.. donde reposaba.. su fiel arma. Yashiro. -En este momento.. sólo tu.. mi buen amigo.. puedes hacer que las tornas cambien. Si este hijo de puta.. es tan cobarde de usar Plata... yo no seré menos indulgente.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Miér Mar 01, 2017 4:19 pm

Yendra daba gritos de rabia mientras intentaba romper el cuello de aquel cazador usando su rodilla contra su garganta, pero el cazador era cazador a fin de cuentas...y por algo lo era, no por ser debilucho, Yendra lo sabía bien...tenia una amiga, o asi lo consideraba que era cazadora, y como habló con ella...hay cazadores de todo tipo..algunos que cazan por el simple hecho de ser una criatura no humana. Yendra se distrajo y eso le costo un rodillazo del cazador en la cara, la sangre broto de su nariz, cosa que por alguna extraña razon le daba cierto morbo a la cambiante...que sonrió de una sadica manera cuando cayó hacia atrás por el golpe, se toco la cara pataleando por el golpe. El cazador tosía con fuerza tocandose la garganta por dolor, casi le hundió la cambiante la traquea, pero se puso a cuatro patas buescando su arma, quizás demasiado lento, a Yendra le dio tiempo a recuperarse algo y gatear hacía él, dandole un tremendo bofetón en la cara primero y despues aun en su forma humana empezo a arañarlo enrabietadamente cuello y cara.

La distracción llego cuando escuchó el estruendo de William callendo contra la mesa que antes habían estado, parece que el fanfarroneo le paso factura ya que el cazador que estaba contra él empezó a coger aire para el combate contra el enorme lobo. -¡William!. - Exclamó la cambiante para que el licantropo se cercionase del peligro que corria con ese cazador y reaccionase, Yendra se fue a levantar, pero el cazador que estaba contra ella se recompuso lo que pudo despues de los arañazos de la cambiante y la tiró con un empujon, Yendra dió un bufido enrabietado, ya va siendo hora de quitarse de encima esa enorme molestia que tenía acabar con esta pelea, le estaba costando la paciencia muchisimo, y ella nunca se caracterizó por ser alguien paciente precisamente.

-No..no me mate..-Empezó a sollozar gateando huyendo del cazador que se crecía por segundos de la situación dominante que parecía tener, mientras seguía a la cambiante que se arrinconó en un lateral de la taberna. -No me hagas daño..- Dijo en un lloriqueo, el cazador sonrió de medio lado y se acercó a intimidar para recrearse antes de un golpe final a la cambiante, pero lo que no se esperó el golpe bajo que Yendra le propinó, aprovechando que ella estaba de rodillas derrepente levantó el brazo de tal forma, muy rapida, y con la sobrenatural fuerza que le ofrecía su condición de cambiante, para golpear con el antebrazo a la entrepierna de dicho cazador que dió un estraño aullido de dolor antes de caer derribado por esto. Yendra se rio de maliciosa forma. -Nunca te fies....- Dijo volviendo a la verticalidad pateando la cabeza de susodicho, no cree que de más problemas. Miró a William.




When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Jue Mar 02, 2017 3:46 pm



A William todo le daba vueltas.. ya no escuchaba apenas sonidos que no fueran voces huecas resonantes en cada cabidad de su cráneo, su mirada estaba totalmente perdida.. mientras su mano intentaba llegar a su fiel acero. Todo le daba tumbos, no podía enfocar bien la mirada por los golpes de la plata. Apenas alcanzaba a escuchar los desesperados gritos de su nueva amiga Yendra los cuales clamaban de forma rauda que se levantase y que siguiera luchando, cosa arto facil de decir... pero no de hacer y eso quedaba más que patente por la situación. El Cazador parecía burlarse de la situación del licántropo, las tornas habían girado. -Vaya vaya.. perrito, ¿Donde ha quedado tu enorme boca? ¿Ya no hablas tanto, verdad? Tu tendrás la culpa de que a esa zorra nos la follemos turnándonos, por haber llamado a nuestra ira. Solo veniamos a por ella para prenderla fuego pero te tuviste que meter en medio.. Ni siquiera sabíamos que eras un chucho deforme. Ladrón estúpido y engreido, tenias que abrir la boca y que todos te escucharan, ¿Verdad? Ahora no pararemos hasta que esa puta muera degollada mientras nos la follamos sin piedad. En cada embestida y atraganta que le causemos le recordaremos el nombre de quien ha causado su desgracia.. asi que hazme el favor, ladrón estúpido, y dime tu nombre antes de que te lo saque a base de golpes, chucho malo.

William estaba demasiado ocupado intentado recuperar la verticalidad de su equilibrio, dandose tiempo a que la herida de un modo u otro comenzase a cicatrizar, como para encima escuchar aquellos desaires y faltas de respeto hacia él y lo que era aún peor: Hacia ella. No escuchó casi nada.. solo las partes en las que mentaban la violación de su amiga y la parte en la que le pide el nombre cosa que hizo que el licántropo esbozara una cansada pero elocuente sonrisa. Suspiró, tras esto, tomó aire de nuevo. Comenzaba a volver a poner forma a las cosas.. algo era algo por suerte, y en un instante como si de un golpe divino se tratase las fuerzas llegaron e inhundaron todo el brazo derecho de William Bones quien por fín alcanzó su espada, desenvainandola con respeto y cuidado pero con sorprendente agilidad y velocidad volviéndose sobre si mismo aplicando un elegante corte que silbó en el aire a causa del choque del metal, el aire y la carne. Se levantó.. miró lo que había hecho.

El Cazador estaba tirado en el suelo mientras una mancha de color carmin empezaba a cojer demasiada consistencia, casi pareciendo una pequeña charca. Bones sonreía mientras por el elegante acero de la hoja de aquella Katana que él llamaba Yashiro se deslizaba cada gota de sangre hasta gotear en el suelo creando un sonido lento pero incesante. La mano de William agarró la cabeza del Cazador que estaba de boca tumbado en el suelo, puso su rodilla flexionada en la espalda de éste y con todo el peso constante del Pirata hizo un golpe que clavó aún mas el cuerpo de aquél hombre. No contento con eso volvió a cogerle de la cabeza para ponerlo de pie pudiendo observar lo que hizo Yashiro en el golpe anterior. Le había rajado literalmente, la boca. Los labios y las comisuras de éstos estaban totalmente desgarrados. Con mofa y una sonrisa en la boca William abrió la mandibula del Hombre aún vivo y respirando, dejando ver una grotesca escena a todos los demás. Aquella boca.. parecía la boca de una serpiente abierta de par en par, el corte había sido tan limpio y profundo que literalmente estaba abierta hasta las.. Orejas.

Bones no se daba por satisfecho, se miraba sus heridas y eso le enfadaba aún mas, quería dejar un mensaje claro para todos los demás. Se llevó el cuerpo del hombre que no podía hacer ahora mucho a rastras, cogido de la cabeza. Le empujó contra una estanteria de platos, todos partidos incluido el cristal del mueble, provocando micro-cortes en la cara, cabeza y cuello del Cazador. Aquella cansada mirada que hasta hace unos momentos era la de Will, ahora era la del Cazador. Bones volvió a coger a Yashiro y sin darle más vueltas a la acción le propinó un elegante corte que cercioró el cuero del abdomen y la tripa. La sangre volvía a hacer acto de presencia para bañar el torso semi desnudo del Pirata.

Mientras Yendra seguía en su lucha, que parecía ir en problemas, Will se dió una vuelta. Los demas ni se atrevieron a tocarle, de hecho.. le abrían paso. Fué a por una silla a la cual le partió las 4 patas de madera, astilladas y cuantiosamente afiladas. Volvió sobre sus pasos a la sangrienta escena donde el Cazador intentaba tomar aire, pero el golpe que antes recibió por sorpresa.. le costaría la vida. La mano ruda del Licántropo agarró el cuello del Cazador levantándolo en peso como quien levanta a un niño, los músculos del brazo de William se tensaban. Con la mano restante agarró una de las 4 patas rotas a forma de estaca y la clavó cerca del hombro del Cazador. No fue rapido. No fue limpio. Tampoco se clavó con facilidad, y por supuesto.. así con las otras estacas, hasta dejar el cuerpo presumiblemente ya sin vida, clavado a la pared de la Taberna con la sangre cayendo como botes de pintura.

Bones, aún cansado por las heridas que parecían empezar con a cicatrizar de forma lenta y dolorosa, se dió la vuelta ante la multitud. Sus ojos abiertos, llenos de agresividad pero de triunfo tambien. -¡Mi nombre es William Bones! Pirata, Ladrón, Mercenario y en ocasiones.. Acompañante deseado e indeseado. En este día dejo claro que quien moleste a William Bones o sus posibles allegados, acabará de igual forma o peor que este buen señor. -Lo último lo dijo con un tono tan sarcástico que dolía incluso. -Me importa una mierda lo felices que vivais pagando vuestros impuestos a quienes no les interesais lo más minimo. Seguid con vuestros quehaceres, respetad a quien debais respetar, y no pasarán... - Miró el ya cadaver del Cazador, sonriendo con crueldad. -Malas cosas.

Fue a su sitio, a su silla donde la vaina de Yashiro reposaba. Envainó su katana, y se sentó con los pies alzados en la mesa, mirando a todos, y el combate de Yendra. -Ahora. Si alguien... no a escuchado mi nombre, o se le olvida quien soy. Estaré encantado de... recordarselo. -Miró nuevamente a yendra, y a su rival, a éste ultimo con soslayo y desdén. -Mátalo, deja claro el mensaje, muñeca. Querían violarte, demuestra que es lo que pasa con el solo hecho de pensar en tal falta de respeto.- Acto seguído parecía tararear alguna saloma pirata.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Sáb Mar 04, 2017 5:19 pm

Yendra gruñia mas que de forma rabiosa, miraba al que noqueado estaba tras su golpe en la entrepierna de manera traicionera, y su patada a la cara, pero no había quitado sus azules ojos del combate que había tenido William con el otro cazador, que le hicieron erizar el bello las palabras sobre las macabras intenciones que tenian para con ella. Yendra hizo crujir su cuello de manera intimidante para estirar los musculos, mientras bufaba fuertemente, pero le impresiono la violenta reacción que tuvo aquel pirata licano, que dejo ver mas de su lado oculto de lo que parecía.

No pudo evitar quedar impresionada por el poderio fisico de aquel pirata, que perdio bastante los estribos, pero eso a la cambiante no hacia mas que gustarle, le gustaba el poderio fisico, la aptitud barbara, cosas que iban poco acordes con lo que ella había conocido en Inglaterra, pero aunque ella sabia pelear y era fuerte siempre le atraia eso de un hombre. Tambien pensaba que era su parte animal la que hablaba en aquel momento, o mas bien...la que reaccionaba en aquel momento por la bestialidad de su compañero. Sonrió de medio lado saboreando la sangre de las heridas durante la trifulca, sus azules ojos se abrieron algo absorta por la brutal forma de matar a aquel sadico cazador. Aunque estaba segura que le dijo eso para enfurecerlo, pero se había metido en la pelea por ella. La cambiente torció la cabeza hacia la derecha observando la cantidad de sangre que caia, mientras se relamió por la emoción del momento y la adrenalina que corria en ese instante por sus venas.

Se levantó sin prestar mucha atención a su incosciente rival, y miró el comportamiento remolon de William que se daba anunció así mismo y sus intenciones. Vaya, "¿Quien lo diria del joven timido del principio?" Pensó sonriendo de medio lado, mas recogio uno de los cuchillos del suelo del cazador, prefirió optar por una muerte mas rapida que la que dió el pirata al otro cazador, y sonrió con malicia .-Era una amenaza que solo se le iba a quedar en sueño aunque no hubieses intervenido....odio este tipo de cazadores..- Comentó con desdén mientras se echó con soberbia su negra melena hacia atrás y sonrió de medio lado. Miro el cuchillo que había usado para matar al cazador comprobando que este no fuera de plata y paso la lengua de manera burlona por el filo, y escupio sobre el cuerpo sentandose junto a William dejandose caer algo cansada por la batalla, y dolorida todo sea dicho.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Vie Mar 10, 2017 11:24 am


William seguía sentado en la silla, tomando aliento y respiro rajando parte de sus pantalones roidos de tela para hacer un vendaje muy provisional para tapar sus heridas. Le quedará alguna cicatriz en el rostro debido al componente alquímico de la plata y su reacción en contacto con su piel pero eso no le importaba. No le importaba en absoluto mientras pudiera suspirar triunfante y ver como su nueva y poderosa amiga, remataba a su rival de forma rápida y piadosa. En casos como este.. Will no aprobaba bajo ningún concepto la piedad, eso no servía para dejar mensajes claros al "público", pero por ser ella, lo dejó pasar. A fin de cuentas.. ¿Quien es él para disuadirla o discutirle la decisión que ha tomado? Giraba su cabeza, hacia la pared donde crucificó al otro cazador, sonriendo más tranquilo. Es cierto que su lado animal ha salido demasiado... pero no se arrepiente.

Se levantaba con dificultad, cojeando un poco, pero arrancó un trozo de madera de la mesa que ya estaba destruida por el combate. Con una astilla escribía algo de forma tallada en la madera y acto seguido colocó ese tablón en el cuerpo inerte del Cazador, clavándolo al cuerpo. Echó varios pasos atras mientras toda la taberna estaba espectante ante la escena y Yendra se incorporaba como podía. Los ojos del lobo observaban y luego viraban hacia el cadaver cuya sangre ya estaba mas seca que húmeda.


"Yo hice enfadar a William Bones."


-Intervine por que es lo que debía ocurrir. Eran dos, pese a que no dudo de tu increíble capacidad para solventar estos problemas ya sea con la fuerza o con la boca, no sería bueno para mi dejarte a solas contra ambos. Mi condición no me lo permite, y aunque asi fuera.. Yo mismo me lo negaría.- Dice guiñando uno de sus ojos, volviéndose a sentar y cogiendo otra silla para Yendra. Viró hacia los demas. -Pero bueno.. ¿No he dejado ya claras mis intenciones? ¡Todo el mundo a hacer su maldita y estupida vida! ¡YA!- Todos volvían a beber, hablar.. murmurar, como si nada hubiera ocurrido. Como si en la pared de la taberna no hubiera un tipo crucificado con un cartel escrito y en el suelo otro muerto. Como si no hubiera ocurrido.. pese a que en sus cabezas todos y cada uno de ellos jamás lo olvidaría. Jamás olvidarian los ojos de la bestia.

Bones mira a Yendra, sonriendo como ya era la costumbre dando toquecitos en la silla. -Vamos preciosa, siéntate. Estábamos en una buena conversación antes de que esos estúpidos nos interrumpieran.. ¿Verdad?- Miraba la silla y paró de dar toquecitos vacilones y con su mirada viajó hasta sus pantalones, su.. entrepierna, y en ese preciso instante sonrió y miro a Yendra. -Ah.. ya recuerdo.. No estabas sentada en la silla... ni mucho menos. - Esbozó una sonrisa cómplice, con los labios llenos de sangre aún y la cara sucia. Pero duda que eso le importe a su nueva y animal amiga. ¿Verdad? El sabía perfectamente que el combate y su desemboque había dejado más que humedas las piernas de la preciosa Inglesa.

Lo sabía por la mirada que ella tenía, el cómo danzaba el iris en aquella preciosa cabidad que ahora parecía sangrar un poco. Lo sabía por la sonrisa timida y dudosa que la hacía dudar en si sonreir, acercarse o simplemente abalanzarse contra él para no dejarle escapar hasta mañana bien entrada la mañana. Él lo sabía, tenía instinto, olfato.. Vista. Y sabía perfectamente como aprovecharse de aquella situación, de cómo aumentar aquella fascinación que la joven había comenzado a desarrollar en pos hacia él. A fin de cuentas... él tambien sentía fascinación hacia ella, asi que no pasa nada por que eso sea recíproco. Total... esta claro que este es el inicio de una fructífera amistad.



"Incluso más que amistad... "
pensó.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Sáb Mar 11, 2017 9:43 am

Se relamía la punta de los dedos, mientras observaba el caos que dió lugar toda esta trifulca, William sentado con esa sonrisa triunfal y la cara manchada de sangre por la trifulca. Yendra le miraba como había dejado claro quien mandaba, había oido algo también de que cuanto más joven fuese el licantropo más impulsivos eran...o algo así desde luego, William era todo testosterona ahora mismo, olor que atraia a la cambiante por su lado animal, aunque realmente no fuesen de la misma familia de animales. Pero eso ahora mismo tenia poca relevancia, observaba como el lobo indicaba que volviese a sentarse en su regazo tal y como estaba antes de esa intrusión tan desagradable. Malditos cazadores.

Yendra se crugió los nudillos mientras camino en direción a William con una sonrisa maliciosa, y se sentó en el regazo del pirata mientras se limpiaba con el brazo la sangre de la boca, y sonreia con satisfacción, todos habían seguido su orden, no está mal, no le gusta los debiluchos, ella no era la canguro de nadie. Pero aunque los más debiles le despertaban cierta ternura, lo cierto era que como pareja prefería alguien que como ella le gustase una buena pelea, tener arriesgadas aventuras, y sobre todo que aunque ella se valga de sobra que sea capaz de protegerla. Eso era importante para ella, y ese joven rubio era el candidato perfecto. -No te confundas...creo que el perder su hombría antes de la muerte fue suficientemente cruel...antes de una muerte rapida. Estaba incosciente no habría sufrido de igual forma...así que...¿Qué más daba?.- Se encogió de hombros y se rió divertidamente.

Tras unos segundos de meditación se mordió el labio de manera juguetona, la verdad que con todo lo visto estaba realmente sobresaltada dicho de manera suave, observó al pirata mordiendose el labio inferior para girarse bruscamente a besarle de agresiva forma, la verdad llevaba un rato deseandolo, casi desde que empezo la pelea, a Yendra le gustaba mucho las demostraciones de poder. Quizás por su naturaleza animal que tán a flor de piel se mostraba la mayoría de las veces. Besaba con pasión al pirata dandole igual las manchas de sangre mientras que con sus manos buscaba el calor del pecho colandolas por debajo de la ropa.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Jue Mar 16, 2017 5:37 pm



Bones escuchaba lo que tenía que decir su nueva más que amiga Yendra Isley, como cada palabra trazada con elegancia por los hilos de su preciosa voz enebraban un calor que nadie más había conseguido para con el licántropo. Éste se sentía muy agusto, como si el estar con ella el lugar en el que estuvieran automáticamente se convirtiera en una especie de.. Santuario. Él recordaba muy vagamente, quizá demasiado para los tiempos que corren y los que se avecinan despues, que su Capitán le enseñó que la palabra Santuario significaba un lugar de relajación extrema, un lugar de protección de meditación. En resumidas cuentas: Un lugar seguro. Así es como se sentía él con aquellas cálidas y femeninas manos adentrándose por su cuerpo.

Notaba, cada vez mas y mas y mas excitado como aquellas manos obraban a su antojo ante su pecho que respiraba lentamente y se hinchaba. Como los dedos de la joven se adentraban cada vez más en el calor que pronto el licántropo no pudo aguantar más. Observó a ambos lados.. nadie les hacía caso tal y como él ordenó hará unos minutos. Su miembro.. abajo allá entre sus piernas duro como el mastil de proa del mas grande y trabajado de los barcos. Decidió poner sus manos en el voluminoso y generoso culo de la que, el había decidido que era a partir de hoy; Su hembra.

-Vaya.. vaya.. menudo culo gastas preciosa. Si ya cuando te vi por primera vez.. me tenias hechizado como una bruja de mar hechiza a un buen hombre de actos deshonestos.. Con tu culo sin duda harás que mi mente caiga en una hipnosis permanente. No se que ocurre.. pues mis manos están como adheridas a esa parte de tu precioso cuerpo, como si tuvieran conciencia propia.. no quieren separarse.- Y no se separaban, es más, se colaban dentro de la ropa para tocar, acariciar y esculpir la piel desnuda de aquella parte tan erótica de un cuerpo femenino. Y del masculino, claro. En el rostro de Huesos se dibujaba una sonrisa que lejos de la timidez del principio o la agresividad de hace un momento, ahora era lasciva con millones de intenciones lujuriosas para con su hembra Yendra. Se acercaba a los labios de la cambiante, los mordisqueaba sin besarlos pues aún no le daría ese gusto ni ese premio.

Sin que ella se diera cuenta, maniobrando consiguió sacarse su miembro, un falo de carne dura que gritaba por ser liberado y así fue. Tamaño considerable, pero al igual que todo el cuerpo de William. Era enorme, casi dos metros medía el lobo y por supuesto, su entrepierna iba a ir acorde. El sonreía indicandole a los cristalinos ojos de Yendra que miraran hacia abajo donde nadie mas estaba mirando. Guió su mano a aquel trozo durisimo que parecía tener vida y conciencia propia. -Mira quien se alegra de verte... hermosa.- William era muchas cosas. Salido estaba entre ellas, por supuesto. Lleva bastantes noches sin calor de mujer y esta noche no va a ser menos. Pero no aún. No ahora. Ahora va a divertirse.. de modo pillo, de modo travieso. De modo.. morboso. Quiere ver a ver hasta donde se atreve semejante mujer... sin ir a un sitio de intimidad. Lo que a él respecta, le suda bastante el miembro que alguien le vea como le vea. Pero.. ella es totalmente Inglesa, ¿Le dará igual? ¿Le importará? ¿Será presa de las apariencias como casi todo londinense? ¿Le importará el "Qué dirán"?


E ahí lo bueno del.... Juego.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Vie Mar 17, 2017 6:38 am

La cambiante abría mucho sus azules ojos, notablemente divertida por ese atrevimiento del que gozaba aquel licantrópo de nombre William, colando sus enormes manos por debajo de sus ropajes para tocar la piel desnuda, y como alagaba su culo y su piel suave, Yendra sonreía de medio lado con altivez, la verdad es que le encantaba esa osadia que hacía tiempo que no había visto en nadie. Se rió alzando una ceja. -Vaya, vaya, así que lo que os ha enamorado es mi culo ¿eh? la verdad he tenido algunos pretendientes, pero normalmente nadie se me declara de esta forma. Jajajaja ¿hipnotizarte con él? desde luego si podría valer de circense e hipnotizar al publico con él, según tú. Más ¿Donde está el tierno lobo que ví antes? se escondió y ahora salió el descarado licano..¡ja! divertido. - Jugó con un mechon de su pelo observandole con esa sonrisa maliciosa que caracterizaba a la cambiante cuando se estaba divirtiendo.

La cambiante dejandose llevar por el momento y sus instintos también aprovechó para tocar los pectorales de aquel pirata más osado en el que se había convertido. La verdad es que la atracción era cuantiosamente notable. Ella se relamiá lanzandose a besarlo con pasión arañando un poco sus hombros con sus uñas. Le miró despues pero para aquel pirata parecía que la cosa no había terminado ahí ni mucho menos, sin que la cambiante se percatase por que estaba ocupada en besarle por el cuello y mordiendole la oreja juguetonamente William parecía haber aprovechado el momento para dejar su intimidad al aire aunque tapado por el cuerpo de ambos, pero la cambiante podría verlo con solo bajar la vista.

El comentarío de William llego alarmando a la cambiante de que si bajaba la vista vería algo que antes no estaba a la vista, Yendra se sobresalto y miro ojiplatica al pirata y miró alrededor comprovando que nadie más veia lo que ella veía en ese momento. -¿Qué? sois demasiado osado me parece a mi.- Dejo escapar una risilla nerviosa y comprovó que nadie veia lo que hacían antes de acariciar esa zona de William, no estaba muy dispuesta a exponerse en publico de unos desconocidos, pero la emoción de maniobrar sin que los viesen le parecía bastante divertida. De echo empezó a estimularlo riendo nerviosamente por lo bajo, pero se mordía el labio señalando que quería algo de intimidad para jugar a algo más intimo sin duda alguna.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Lun Mar 27, 2017 4:10 pm


William escuchaba las lascivas y atrevidas palabras que salían de aquellos labios que el describía de ensueño dibujandose él mismo una sonrisa de lado a lado más que lujuriosa. Arqueaba las cejas sintiendo como algunas miradas habían clavose en la pareja de la taberna, pero claro esta... nadie veía la serpiente de Bones sacada de forma tan osada que hasta al más valiente ruborizaría. Finalmente fijó su ojos y pícara mirada en la de su hembra, la cambiante Yendra para entonar la frase que respondería a su pregunta.

-¿Tímido? Creo que.. te refieres a mi estado natural cuando no estoy.. Ligando. En el momento que te ví, pensé que eras una diosa del mar.. y como buen pirata de mar que soy.. Las amarras te quería echar. -Dice con tono jocoso con toques de picardía lamiéndose un poco el labio superior antes de comenzar a besar a la preciosa Londinense que parecía cada vez mas y mas sorprendida por lo que aquí acaecía en la situación de la cual, las riendas las lleva por ahora totalmente el Licántropo pirata. Sus manos viajaron nuevamente a lo largo del tremendo cuerpo de aquella diosa femenina y llegaron a buen puerto; Su culo. Un culo que volvía totalmente loco a William le hacía querer resurgirse en ella rindiéndose al placer y a los instintos mas bajos y básicos del hombre, pero no pore ello malos.. De hecho William era muy fan de eso tan "básico".

-¿Osado? Quizá.. Prefiero llamarlo atrevido.. valiente.. divertido. Y por lo que veo.. te atreves a más que mirar. A más que comértela con la mirada... eh. -Pues Will se percató de que al ver lo que había hecho, la tez de Yendra se ruborizó un poco y una sonrisilla esbozó intentando disimularla para no darle tanta cancha al Lobo, pero.. era observador, demasiado, y en lo que a mujeres se trata; Se las suele saber todas o casi todas. Ésta vez no iba a ser menos, por supuesto. Durante unos minutos Will pudo recrearse en silencio ante la gran habilidad manual de la que poseía la Hembra cambiante, pues poco le faltaba para agarrarle su intimidad a dos manos si hiciera falta.. Y a juzgar por las retinas y los labios que ponía.. estaba claro que quería hincarle el diante mas pronto que tarde...

Pero no aqui.
No en este lugar.
No abajo, por lo menos.

Sin guardarse el Kraken, se levantó cogiendo a Yendra en brazos, como si de un saco se tratara. Sin elegancia. Sin dilación. Sin cuidado. Sin modales algunos. Mientras toda la taverna veía lo que le colgaba de las piernas y como se llevaba a la que probablemente, sería la hembra mas hermosa que han visto hoy, Will se giraba a ellos con el cejo fruncido y sonrisa pícara. -Seguíd bebiendo. Brindad por mi si asi lo deseais, a esta ronda.. Invito yo. Ah, y si escuchais alaridos.. gritos.. gemidos que ni en vuestros sueños mas húmedos imaginaríais que escuchariais.. Que no se preocupe nadie. Que me la follaré bien por cada parte que se pueda abrir. -Dijo guiñando el ojo, mas por fardar que por otra cosa, a toda la Taberna.

Subió las escaleras, no sin antes dejar una pequeña bolsa de piel de carnero llena de monedas de Oro para pagar la habitación. Habitación que elegiría al azar, por supuesto. Tal fue así que.. al elegirla, había una pareja dentro. Los ojos de Will titilaron en un intenso ambar que recordaba a las ascuas de una hogera. -Fuera. Ahora. De lo contrario, sereis nuestra cena tras decorar estas paredes con los restos de la follada que tendremos. ¡AHORA! -Dijo eso ultimo, alzando bien la voz, señal inequívoca de que no repetiria una segunda vez la orden. La pareja de enamorados, semi-desnudos y asustados salieron por patas a la orden del Licántropo cerrando incluso la puerta con "educación". Will sonrió y tiró con dejadez y fuerza a Yendra sobre la cama, rajándose él mismo su camiseta sudada y manchada de sangre.




-¿Y bien? ¿Por donde empezamos nuestra nidada?.




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Miér Mar 29, 2017 8:32 am

Los ojos de la cambianten se deslizaban por el cuerpo de William memorizando su aspecto por completo, era muy guapo, o eso pensaba la cambiante, mientras se mordía el labio con algo de lascivia y pensando de que maneras podría jugar con aquel licantropo, suspiró mientras le miraba. Se rió cuando dijo esa pequeña rima y esa broma sobre su timidez, Yendra dejó escapar una carcajada coqueta. -Así que sueles ser timido menos cuando hay una dama de por medio, que curioso es esto cuanto menos...encantadora rima.- Rió divertida por el comentaró de William. Ella hizo un alarde de atrevimiento, ya que sus manos estaban siendo deslizadas traviesamente por debajo de los ropajes, y procedía a un masaje intimo y disimuladamente, ya que Yendra se percataba bien de que nadie estuviese atento a lo que las manos de esa cambiante estuvieran haciendo y que la intimidad de William estuviese fuera de donde tuviera que estar.

Masajeaba esa zona masculina mientras sonreía a William aun sonrojada por la situación de echo entrecerro los ojos de manera juguetona observando al rubio. -Asi que valiente y divertido...yo diría que te gusta demasiado mostrar lo que te gusta delante de gente y mirones...por eso insisto otro sitio.- Sonrió de medio lado mientras aumento la intensidad para provocar más aun a aquel pirata, que parecía que ya lo tenía bajo control. De echo dió un muerdo al aire de manera provocativa mirando aquel pirata. Se relamió los labios pensativa ya que William no parecia tener intención de levantarse y estar ahí con ese morbo de ser pillados, a Yendra le divertía sí, pero tenía ganas de hacer otro tipo de salvajadas con el rubio.

Dejo escapar una risa, cuando William fué quien se adelantó primero y se la puso sobre el hombro como si la cambiante fuese un saco, ella rió divertida mientras tenía primer plano visual del culo del pirata, y como se levantaba y daba ese mensaje tán descarado a los que allí estaban presentes, a lo que le dió un manotazo en la espalda por vacilon, y soplo un beso desde su situación a los que atrás quedaban mientras se dirigian a una de las habitaciones. Aunque la cosa se puso extraña un momento cuando eligió la habitación ya ocupada por otra pareja, Yendra observo a William cuando dió ese comentario notablemente sadico, pero que como resultado hizo que la pareja huyera, Yendra los miró alzando una ceja. Vaya caracter...pensó la cambiante y despues se sentó en la cama, sonrió a William. -Me parece a mi que te gusta demasiado dar ordenes querido...espero que seas una bestia a la que se le dé bien domar otras bestias...a mi no me intimidas...- Pego un enorme salto para colgarse del pirata y hacerle caer sobre esa cama que había ahí.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por William Bones el Miér Mar 29, 2017 10:02 am


-Me encanta dar ordenes. Y.. por supuesto que soy una bestia que doma con el látigo a las mas fieras del bestiario, muñeca. -Dice William respondiendo a lo que una más que lujuriosa Yendra le decía, casi podría decirse, escupiendo morbo y lascivia por cada poro de su cuerpo enjaulado aún en aquellos ropajes. Will, que tenía a su bestia marina sacada al aire sin ningún tipo de pudor y tras tirarla violentamente a la cama pudo ver y contemplar como ella, lejos de rendirse a su dominación, saltó y se lanzó hacia el cuerpo de Will, hacia su torso desnudo y de músculos tensados con ciertas gotas de sudor que hacían la escena mas morbosa si cabía.

Por el peso de la tremenda mujer con increibles curvas.. y pechos, todo dicho sea, Will cayó a la cama de espaldas y ésta botó levemente. Bones sonrió de medio lado con destellos fulgores en los ojos, color naranja. Sus manos fueron directas al escote de la Cambiante, escote que acabó cediendo, rajándose y deshilachándose por completo a jirones sobre el suelo de la habitación. Sin ropa de repuesto.. Will sonreía maliciosamente pensando como iba a solventar, su actual pareja, el salir de este lugar sin ropa.. y sin transformarse, a modo de.. Reto. Escuchó perfectamente el reto de ella.. de que no la intimida, de modo que, tras dejarla en sosten, los colmillos de éste crecieron un par de centímetros haciendo ver su mandibula mas musculada y algo sacada. Sus garras tambien crecieron y se endurecieron y entre gruñidos guturales de bestia apresó el sostén por el medio, justo en el canalillo de semejantes montes que se levantaban sobre la tersa piel de la Cambiante y sin dudar, tiró hacia él rompiendo completamente el sosten dejándolo irreparable al completo.

Su estado volvió algo a la normalidad, no al completo, ya que sus garras seguian sacadas y sus ojos brillantes, además de que sus pobladas cejas estaban erizadas a modo de bestia. Sonriendo de medio lado cogió con una mano uno de aquellos dos enormes trozos de carne que estaba suave y era como tocar un globo excesivamente lleno de agua. Encontrándose con el duro y tieso pezón de aquella hembra sus manos pasaron a hacer delicias manuales con las yemas de sus dedos en aquella superficie blanda.

Alzó la vista, observando como, por aquellas caricias en lugares clave de sus pechos, parecía ella perder algo de fuerza, como es lógico por otro lado.. -Claro que te intimido. Y esto no es nada... Creame cuando le digo, señorita Isley.. que al final de la velada, no quedará cama en la que podamos reposar. Cómodas en las que podamos guardar las pocas prendas sin romper que sigamos teniendo.. Espejos en los que vernos, o cortinas con las que taparnos en la ducha. Si queda la habitación cimentada aún.. da gracias. -Dijo, a modo de morbosa advertencia. Comenzaba a sudar más que antes, agarrando directamente de las piernas a aquella pantera, cogiendola en peso como si fuera una llave de la lucha libre de la calle, pero tirándola una vez más contra la cama, sin cuidado, sin alagos.

Se puso las manos en su pantalon, bajándolo rápidamente y agarrandose su serpiente de carne dura como los cimientos del Olimpo. Masajeándose ante la mirada femenina y bestial de su hembra, se acercó por el lado de la cama, al filo de ésta a la par que agarraba un matojo de pelos de la cabeza de Yendra, tirando violentamente hacia su herramienta. Labios contra la carne dura.. en ardua batalla.. de la cual, Will estaba seguro que ganaría con creces, ya que no imaginaba que la mujer fuera capaz de hacerle un trabajo largo.. y tendido.

"Ahora veré de que estas hecha.. preciosa diosa. Veremos si no toses a la primera.. de cambio. Y si no se te va la valentia y el morbo.. por donde ha venido."


Largo... y tendido.


Alzó su ceja, su mirada era violenta. Su pose era seguro de sí mismo y sus pectorales casi parecían latir entre ticks naturales de los musculos humanos. La luz que había era tenue, la tipica de las habitaciones de posada. Perfecta para tales actos tan morbosos y viles, que por su nombre mejor no nombrarlos en una sociedad tan sisi y "correcta".




Where does the man end and the beast begin..?

Spoiler:
avatar
William Bones
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Yendra Isley el Jue Mar 30, 2017 7:47 am

Le observaba de arriba abajo, la cambiante podía percibir ese aroma a testosterona que inundaba ahora la habitación, aquel licantropo ahora andaba comido por el morbo, eso estaba claro, miraba al rubio y sonreía de medio lado al escuchar como con tanta seguridad hablaba, como le comía la lascivia, como insinuaba que la intimidaba, ella se mordió el labio inferior mirandole como ahora estaba con el torso desnudo, dejó escapar una risa juguetona para él, mientras le observaba como decía que iban a acabar tras este morboso juego, Yendra torció un poco la cabeza observandole. -Así que no tienes intención de no dejar nada en pie, pero no te confies tanto querido William....Yo juego en otra división, te lo puedo asegurar. - Le guiño el ojo, y dejo que su parte de arriba fuese fuera, y como rompía su sosten para liberar sus senos, ella dejo que él se deleitase en un juego donde curioseaba y toqueteaba por sus pechos. De echo lo disfrutaba bastante y le dejaba hacer, y que acariciase por la parte de arriba de la joven.

La temperatura subía igual que el deseo que se podía respirar en el ambiente de aquella habitación, la cambiante se relamía observandole. Mientras le empujó bruscamente al pirata y se atrevió a dar un rapido manotazo al rubio con intenciones juguetonas o morbosas más bien por como se tercía la cosa. Se relamió mirandole. -Esto se va a poner muy interesante, veremos como acaba quien aquí.- Gruñó ella de manera lasciva, le miró de arriba abajo, dejando que el deseo creciese entre ellos, antes de buscar quitarle los ropajes de abajo aunque ya enseñaba lo esencial, le araño las piernas al quitarsela, y empezó primeramente a curiosear con su lengua ahí abajo. Sín dejar parte sin humedecer con su lengua, antes de usar sus labios para un placentero masaje en la zona intima de su pirata favorito. Se recreaba en estó mientras hacia mas profundo el masajeo con los labios, y arañaba con sus uñas los cachetes mientras subía más la pasión del momento. Alzó la vista mientras hacía esa acción y liberó la boca para provocar más. -Espero que estés disfrutando de lo que estoy echa...-

Pero eso no iba a quedar solo en un paseo de lengua en las intimidades, saltó nuevamente sobre él para tirarlo bruscamente haciendo vibrar la cama, por la brusquedad con la que le arrojó sobre la cama, se pusó sobre él para un morboso restriego con su cuerpo el cual recordó a la de una felina en celo, tras catar su intimidad sentía deseos de algo mucho más, mordió su oreja de morbosa forma mientras apretaba su busto contra los pectorales de aquel caliente pirata, que parecía que no iba a aguantar mucho más, se sentó bruscamente sobre él. -Ahora eres mi esclavo.- Dijo la cambiante de juguetonamente dandole un arañazo en el pectoral y mirandole mordiendose notablemente el labio inferior, de echo la cambiante se contoneaba con intenciones de provocarlo aun más.



When the night dreams, Im wake up...
Spoiler:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 103
Puntos : 89
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando al lobo feroz (privado) (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.