Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Arsen Di Sforza el Sáb Mar 04, 2017 10:22 pm

Algunas costumbres no cambiaban con el tiempo y él se dio cuenta de eso después de estar un par de meses en esa ciudad. Los mortales seguían dedicándose a vicios tan efímeros como en el pasado. Los inmortales sentían que tenían mucho más poder, al menos en esa ciudad, cosa interesante a su parecer. La historia estaba marcada de sangre porque ¿Cuántos vampiros llegaron a tener la corona? Quizá en demasiados reinos pero toda una hazaña en el de Francia. De alguna forma eso daba más confianza a algunos aunque Arsen se mantenía al margen de todo eso. Lo que sabía le llegó a los oídos gracias a las palabras de varias personas. Una de ellas una esclava de sangre que había conocido en una de las primeras semanas después de su regreso. No le fue muy difícil ponerse al día acerca de la política y la sociedad de esa ciudad. Sin embargo, entre más sabía, más se convencía de que se había perdido por demasiado tiempo. La mayoría de sus enemigos habían sido convertidos en ceniza. Peleas internas, traiciones, todo disuelto con el paso del tiempo. Su familia también había perecido en esos acontecimientos, con excepción de una persona, alguien a quien una vez considero su familia.

Le dijeron que era posible que ella estuviera en esa fiesta. Un noble local invitó a algunos a una fiesta de máscaras, propia de la época, en un palacio a las afueras de la ciudad. Arsen solía negarse a ir a esas reuniones pero al escuchar ese rumor simplemente no pudo más que aceptar. ¿Por qué? Toda la humanidad que una vez intentó conservar había muerto con él después del ataque en Italia. Esa mujer lo dio por muerto, nunca pretendió saber si era cierto, y siguió disfrutando de la vida que una vez compartieron. No guardaba rencor contra ella debido a que “ese” que fue para la mujer había muerto. Sobre su tumba podían quedar los remordimientos. El que era en la actualidad no sentía nada más que curiosidad por ver ese rostro nuevamente como si fuera un recuerdo difuso de una vida pasada.

El día de la fiesta de máscaras llegó y el partió al anochecer. Llegó un poco tarde a la reunión pero esa era su intención. Se notaba que muchos ya habían abusado del vino y es que esas fiestas no terminaban hasta el amanecer. Las orgias eran muy naturales para algunos de los asistentes. Él no pretendía caer en ese juego. En el interior de la gran residencia aun las damas bailaban con acompañantes que las miraban con lascivia. Total despreocupación para todos. Entre las máscaras era muy difícil reconocer a alguien pero él no era un mortal y el olor de esa piel lo tenía grabado en lo más profundo de su memoria. ¿Cuáles serían los instintos de ella? ¿Habría tirado aquellas sábanas? Él caminó entre la multitud hasta que encontró a la persona. Su olfato lo guió hasta ella. La misma sangre caliente en sus venas la hacía diferenciarse de los simples mortales. Su figura no había cambiado pero algo en ella sí. Él espero a la segunda ronda del baile para entrar al baile y a los cambios continuos de pareja hasta llegar a quien en ese lugar parecía estar en el máximo anonimato. Estaba frente a ella, clavándole la mirada, pero con ferocidad en lugar de devoción. Algunas cosas sí cambian.




Arsen Di Sforza:
avatar
Arsen Di Sforza
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 25
Puntos : 25
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 27/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Sophia D`Luca el Vie Mar 31, 2017 12:50 pm


INSTINTOS

La vida de las personas estaba marcada siempre por varias épocas, tanto épocas de buen vivir como épocas donde la oscuridad se volvía la mejor compañía, mirando a través del espejo que se encontraba frente a mi analice lo que veía, mis ojos perdieron el brillo, volvía todo hacer como la primera vez cuando no era nada, ni nadie en este mundo, donde lo único que importaba era intentar sobrevivir, y era así exactamente como me sentía estaba tratando de sobrevivir en un lugar donde no pertenecería nunca, cerré los ojos pensando en desistir de todo.

La puerta sonó y con un entusiasmo sin igual entro la única persona que conocía toda mi historia y la que siempre había creído en mí, quien vio mi sufrimiento y mi felicidad, mi doncella personal Darla traía consigo una máscara completamente negra con incrustaciones de brillantes, su sonrisa me alegraba en esos días – Tiene que ir a la mascarada Signiora, usted me lo prometió – aquello era cierto pero no tenía ganas de salir de mi encierro, de mi anonimato, de mi parcial ocultamiento – Si, lo se Darla iré solo porque te lo prometí además tú también estás invitada – ella sonrió y saco su máscara una colorida y alegre en total contraste a la mía.

Más tarde…

Entre al salón con la máscara puesta mi vestido completamente negro hacia juego con mi antifaz, que cumplía lo más importante ocultar mi identidad, varias parejas bailaban al ritmo de los violines todos con miradas curiosas, que a mi parecer decía más que cualquier otra cosa, mi doncella radiante busco a su pareja y comenzó a bailar, más yo preferí deambular por el lugar en silencio, observando por mi cabeza pasaron historias de terror donde los personajes principales eran aquellos que bailaban buscando algo más, un sirviente  me ofreció un licor uno diferente, del color de un atardecer entre naranjas y rojos, no pregunte nada tome el vaso y bebí el fuego quemo hasta mis entrañas, alcohol en su máxima expresión, sonreí pensando que este no era mi lugar…

Las horas se hacían eternas y mirando desde lejos podía notar la embriaguez de los asistentes a esa mascarada, camine por el lugar y un joven bastante pasado de copas tomo mi mano, con enfado intente que me soltara, en vano fue con el ceño fruncido mi cuerpo comenzó a moverse de un lado a otro de una pareja a otra… no me sentía cómoda quería parar… hasta que los la mirada penetrante de mi última pareja hizo que me temblaran las piernas y mis ojos apagados parecieron iluminarse y me quede mirando sin dar tregua a quien hozaba de mirarme de aquella manera, mi corazón se había acelerado y me sentía intimidada ¿Quizás me iba atacar? ¿Me habían encontrado? Los que habían acabado con mi felicidad estaban ocultos tras esas máscaras, mi respiración se aceleró y sentí pánico todo parecía acabar tal vez sería lo mejor – Mi scusi signore – intente soltar el agarre pero no pude, me sentí paralizada, una parte de mi quería salir corriendo y la otra quería quedarse ahí, las fieras de mi interior parecían luchar pero yo no las quería oír… las había dejado de oír hacía mucho tiempo…

MI cabeza daba vueltas y no por efectos de aquel extraño alcohol que había ingerido, mis instintos parecían confusos ¿Lo conocía? ¿Quién era? Me sentía desconcertada… necesitaba aclarar lo que mis fieras me decían… pero no podía…




Última edición por Sophia D`Luca el Mar Mayo 02, 2017 5:54 am, editado 1 vez




Hoy es para siempre todavía 



buscando... esperanza:






avatar
Sophia D`Luca
Cambiante/Realeza
Cambiante/Realeza

Mensajes : 2006
Puntos : 2138
Reputación : 188
Fecha de inscripción : 18/08/2010
Localización : en la oscuridad de mi castillo

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Arsen Di Sforza el Dom Abr 30, 2017 6:05 pm

Él todavía recordaba cómo los relojes se habían detenido una vez en una lejana tierra. Los empleados estuvieron conformes al ver que una persona “con pulso” lograba entrar a esos muros, conquistar la frialdad de un rey, y cambiar todo. Quién hubiera dicho que todo ardería y que la muerte estaría tan cerca. La memoria fragmentada de Arsen le hacía recordar a un inmortal que parecía desconocido para él. La única prueba de que ese hombre había existido, estaba ahora muy cerca de él, en ese baile. Su aroma no había cambiado nada pero ya no tenía el mismo efecto en Arsen. “El otro” se hubiera lanzado a ella, embriagado por su sensualidad y su sola existencia. Arsen, sin embargo, había perdido mucho de lo que antes tuvo de humanidad. No dejaba que sus sentidos fueran cegados, su carne no comandaba sus acciones, su deseo no lo hacía esclavo. Al menos había mejorado en todo eso después de lo sucedido tantos años atrás. Claro que esa mujer, la reina, también había cambiado mucho en presencia y en facciones. No existía rastro de la mujer que una vez fue más fiera indomable. Ahora ella era una auténtica dama de sociedad, imponente, respetada y segura de moverse entre todo ese gentío.

El baile, eso podía aprenderse, pero los movimientos de una persona eran únicos ya que no todos se movían al mismo ritmo aunque eso pareciera. Arsen entró al círculo de los danzantes para acercarse a la reina. Las máscaras cubrían todos los rostros y después de pasar por muchas parejas, después de muchas cuerdas rasgadas, sonrisas fingidas, y manoseos disimulados que iban y venían, llegó a tomar su mano cubierta por un guante. Agradeció que ambos fueran tan apropiadamente vestidos para que el tacto no los desenmascarara antes de tiempo. Entonces no hubo más miradas alrededor o más cambios de pareja. Algunos los miraron con desagrado por quedarse sin rotar. Arsen siguió el ritmo de la música con la misma seguridad que una vez tuvo al sostener ese cuerpo. No era la primera vez que bailaban pero se sentía como si fuera así. Se quedaron en silencio, observándose, quizá recordando un viejo o una pesadilla, todo dependía de la perspectiva.

De pronto el cuerpo de Sophia se sintió tenso, se notaba que quería soltar el agarre y escapar, pero él no se lo permitiría. Sostuvo a la reina con firmeza sin dejar de mirarla y sus pasos fueron lentamente girando y alejándose de la multitud hasta que se abrieron paso por una caída de cortinas que escondía un corredor. La música cada vez se escuchaba más lejana pero no por eso dejó de guiarla hasta estar cerca de una puerta de color oscuro. Al vislumbrarla, y al utilizar sus sentidos para rastrear cualquier presencia humana, se decidió a que era seguro entrar allí. Se paró en seco y todo lo que sostuvo con fuerza fue la muñeca de la reina para prácticamente arrastrarla hasta el interior de la habitación y cerrar tras de ellos la puerta. —No hagas un escándalo Sophia, no me molestaría matar a la mitad de la gente presente en este lugar— dijo finalmente dándole la espalda mientras se acercaba a un escritorio. Al parecer ese era el despacho u oficina de alguien. Arsen prendió una lámpara para darle algo de luz al oscuro lugar. Se quedó de espaldas a ella y se quitó la máscara lentamente. Los muertos no necesitan un rostro, pero él no estaba tan muerto como ella creía.




Arsen Di Sforza:
avatar
Arsen Di Sforza
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 25
Puntos : 25
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 27/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Sophia D`Luca el Dom Mayo 07, 2017 4:18 pm


INSTINTOS

Todo siempre tiene un desenlace, puede ser bueno o desfavorecedor, pocos de los que estaban ahí presentes conocían mi rostro, tan solo era un simple recuerdo de lo que alguna vez fui, tenía que sentirme seguro, la máscara lograba cubrir una identidad que había robado para el beneficio de mi persona, en realidad era lo que menos me importaba mientras siguiera siendo un secreto lo que realmente quería ocultar. Paris me servía para traer de vuelta a las fieras indomables que habitaban en mi interior, cosa que Italia se había encargado de opacar. Podría decir que venía al baile por gusto, pero solo era para intentar rehacer una vida de la nada, en el completo anonimato, tal vez era lo mejor.

A medida que nos movíamos en conjunto de mi pareja de baile en ese momento note que nos alejábamos de la multitud, que la música parecía ser un rastro por los pasillos de aquel lugar. ¿Miedo? Lo había perdido el día que todo se volvió cenizas, ¿confusión? Demasiada, porque nadie sabía de mi paradero o al menos así lo creía. ¿Intriga? Hasta las masas, todo de aquel hombre era un completo misterio, pero algo parecía ser muy certero… el me conocía, mis fieras que gritaban me lo hacían saber. Me deje llevar por la curiosidad de lo que podría ocurrir, las máscaras ocultaban más de lo necesario mi corazón acelerado, no por excitación sino más bien por emoción, me hacía sentir viva por primera vez en años, mis ojos buscaban un punto donde observar, la oscuridad no era problema uno de los dones que compartía con mi felino era la agudeza visual nocturna algo muy práctico para situaciones como esta, conserve el silencio mas no la calma, ¿Dónde terminaría esto?

Fue en el momento cuando mi nombre salió con aquella entonación familiar que mis bellos se erizaron por completo, el hombre que se encontraba a unos metros de mi me conocía, una sensación electrificante sometió a mi cabeza a explotar, mis fieras se callaron y tan solo me dejaron escuchar… En la frase no encontraba una congruencia… escándalo y matar algo a lo que estaba acostumbrada sonreí de medio lado, quizás de los puros nervios, saque la máscara que cubría mi rostro mas no mi anonimato. – Hace mucho tiempo que nadie me llamaba por mi nombre – ya que solía presentarme como Clarice Rinaldi, fue lo único que pude decir, no tenía intención de “Armar un escándalo” pues yo no era de ese tipo de personas, nunca lo había sido ¿o Sí? – Zarek era el único que me llamaba así – él había sido el último hombre en llamarme por mi nombre mas todos los demás anteponían el cargo de reina y ahora duquesa Rinaldi o Clarice, mi corazón se estrujo al pronunciar su nombre un nombre que tenía prohibido decir, pensar e imaginar…

Las fieras volvieron a descontrolar mi interior con rugidos que me hacían vibrar, ¿Quién era? ¿Zarek?, lo habían dado por muerto… y por más que había buscado por cielo mar y tierra nunca hubo un rastro o una pista de lo que paso, me sentía confundida mi cabeza daba vueltas, su tono de voz fuerte era similar, ya que el rey era más calmado para hablar, no tan prepotente… pero su entonación era la misma… una lluvia de ideas, imágenes, situaciones comenzaron a envolverme. – ¿Qué hacemos aquí?- no era que quisiera salir corriendo, pero necesitaba hacerme una idea de lo que sucedería, confirmar mis dudas, intentar hacer un perfil de quien me hablaba de una forma sin igual. Me apoye en una estantería llena de libros y cruce mis brazos esperando ver aquel rostro, esperando… en realidad no esperaba mucho… hacía tiempo que había dejado de esperar cosas… solo esperaba que sucedieran y liso…








Hoy es para siempre todavía 



buscando... esperanza:






avatar
Sophia D`Luca
Cambiante/Realeza
Cambiante/Realeza

Mensajes : 2006
Puntos : 2138
Reputación : 188
Fecha de inscripción : 18/08/2010
Localización : en la oscuridad de mi castillo

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Arsen Di Sforza el Dom Mayo 21, 2017 5:59 pm

—¿Qué es lo que más deseas?— le dijo la muerte en su última agonía y él vio los rostros de las personas que le importaban. Ninguno de ellos estaba ahí para liberarlo del enorme peso que sentía en el cuerpo. No sabía si aún poseía todas sus extremidades porque el dolor lo era todo. Se quemaba, se convertía en ceniza, era el fin. Entonces escuchó esa pregunta y lo único que deseó, o que pensó, fue “respirar”. Deseaba respirar y la oscuridad lo cubrió todo hasta que despertó en esa cabaña en el bosque. Abrir los ojos le dio tanto dolor que volvió a caer en la oscuridad por semanas. La próxima vez que recuperó la lucidez vio el rostro del anciano que había curado sus heridas. La piel quemada tardaba en recuperarse porque el metal casi había sido adherido a su cuerpo para quemarlo. La mejor medicina para el dolor fue el alivio. Su mente era un papel en blanco y eso era respirar, al menos para él.

Muchas cosas sucedieron en el tiempo que estuvo ausente hasta que fue necesario que recuperara su memoria. Una de las primeras cosas que vio fue el rostro de esa mujer. Su nombre, la primera vez que lo pronunció, le causó tal disgusto que mató a una familia que tenía una cabaña cerca de donde él vivía. El anciano murió poco después en la encrucijada de si había hecho bien en salvarlo o no. Él ya no era el hombre agradable y en quién se podía confiar. Después de tocar la oscuridad, su humanidad se perdió, quedando solo la bestia. Los recuerdos no le atormentaban, pero le fastidiaban y todo lo que quería era deshacerse de ellos uno a uno. Después de eso seguiría con su vida, con la nueva inmortalidad sanguinaria a la que se había entregado desde su nuevo despertar.

Desde que llegó a Paris se puso al tanto de las personas a las que necesitaba encontrar. Pasó un tiempo hasta que llegó a escuchar de Sophia D´Luca. La ocasión para encontrarse con ella llegó de la forma más sencilla. Una fiesta, algo muy casual a decir verdad, a la que no se negó a asistir. Las máscaras ayudaban para que pudiera moverse plácidamente por todo el salón. Su mirada finalmente encontró a ese rostro conocido y una vez olvidado. Bailaron, como en otra vida, y él la guió hacia la oscuridad como hace tanto la había guiado hacia la luz. En esa ocasión la vida de Sophia D’Luca cambió y esta vez el pasado solo era una sombra. En silencio, en la habitación en la que se encontraban encerrados, ambos bajaron las máscaras aunque Arsen permaneció de espaldas a ella al principio. Lentamente giró para encararla y torció una mueca semejante a una sonrisa. No era nada parecido a la sonrisa amable que “el otro” tuvo con ella. —Es que creo que sería muy desagradable que nos quitáramos las máscaras frente un montón de extraños, ¿no crres?— respondió a la pregunta de la fémina. Su mirada fija sobre ella era peligrosa.




Arsen Di Sforza:
avatar
Arsen Di Sforza
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 25
Puntos : 25
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 27/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Sophia D`Luca el Jue Jul 06, 2017 4:32 pm


INSTINTOS

La incertidumbre crecía a medida que  los segundos pasaban no quite la mirada de el en ningún momento, sabía muy en el fondo que él no era el mismo del que me había enamorado así que simplemente no me hacía muchas expectativas, su sonrisa parecía una verdadera mueca del mismísimo demonio, levante las cejas, quizás por sorpresa quizás por rabia, pase saliva notoriamente – Aprecio que tomaras en consideración que nos quitáramos las máscaras solo los dos – levante una ceja mientras mantenía la máscara sobre mi mano trataba de no dar muchas vueltas al asunto, aun cuando un pequeño miedo invadía mis instintos permanecía ahí como un  bloque de piedra – Pero sigues sin darme una respuesta ¿Qué hacemos aquí? ¿Qué quieres de mí? – me acerque a él ¿Qué era lo peor que me podría pasar?

Las fieras tranquilizaban a la frágil Sophia, sentía como un fuego me quemaba el alma, una mezcla de sentimientos invadían mis instintos, tanto buenos como malos, quería salir corriendo pero mi orgullo me lo impedía, necesitaba respuestas, la curiosidad era más en estos momentos. Como el permanecía en un parcial silencio – Es claro que no eres la misma persona que conocí hace años atrás, y yo tampoco soy la misma… así que sigue dándome vueltas en la cabeza ¿Por qué ahora? Justo cuando estoy tratando de volver a ser una persona “normal”- apreté mis labios con fuerzas y aguarde silencio.

El tiempo me había enseñado una cosa, mi fortaleza interior era algo que me mantenía en pie, luchar contra la corriente por tanto tiempo ayudaba en esos momentos cuando todo parecía desaparecer bajo mis pies, no tenía ni la menor idea que pasaría después, quizás al salir un grupo de maleantes acabaran con mi vida, o tal vez nunca más lo volvería a ver… o peor de todo quiera o busque algo que ya no tengo. De cualquier forma no me iría sin respuestas, había apagado el fuego del sentimiento por Zarek, ya que él no era “MI ZAREK” me acomode entre los libros, la oscuridad para una persona como yo no era gran problema, mis ojos se acomodaban como cual felino era. – Si me encontraste es porque tienes buenos espías, hace un tiempo que ya no soy Sophia… - termine por decir.






Hoy es para siempre todavía 



buscando... esperanza:






avatar
Sophia D`Luca
Cambiante/Realeza
Cambiante/Realeza

Mensajes : 2006
Puntos : 2138
Reputación : 188
Fecha de inscripción : 18/08/2010
Localización : en la oscuridad de mi castillo

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Arsen Di Sforza el Lun Ago 07, 2017 9:10 pm

Las máscaras terminaron por caer y no precisamente las que cubrían sus rostros. En otro tiempo habían sido inseparables, pero en el presente solo quedaban dos extraños y los recuerdos de dos seres que parecían pertenecer a otra vida. Arsen finalmente dio a conocer su rostro a la mujer que una vez llamó suya. Sí, ambos conservaban los mismos rostros, pero de ninguna forma compartían la misma mirada. La mujer que él observaba no tenía la misma aura que la que conoció en un bosque. Él, por su parte, había muerto ya demasiadas veces como para conservar algo de humanidad y empatía. —¿Qué quiero de ti?— repitió apretando los dientes y es que las pregunta de Sophia parecían ser una burla para él. Por suerte no le sorprendía para nada la actitud de la mujer. Con el tiempo toda la carne se corrompía, se vendía, se convertía para intereses egoístas. Lo vio demasiadas veces como para no reconocer ese cambio aunque antes de morir por segunda vez quizá pensó que Sophia no sería tocada por esa vara.

Guardó silencio por un momento y cerró los ojos para recordar los rostros de aquellos a los que amaba. A ambos los había puesto en riesgo por aquella mujer y de hecho nunca los quiso escuchar cuando le advirtieron que no debía meterla en sus vidas. Para cuando abrió los ojos, la voz de Sophia volvía a cortar el silencio. Arsen apretó los puños para controlar a la bestia que ahora residía en su interior. —Además de resaltar lo obvio cuestionas que no esté muerto. Bien, lamento decepcionarte y echar a perder…tus planes. Supongo que no contabas que uno de los Di Sforza saliera con vida después de tu traición— afirmó muy tranquilamente como si estuviera contando un cuento para dormir. Obviamente, la acusación estaba un poco lejos de los hechos ya que los que acabaron con su familia habían sido otros vástagos. Sin embargo, cuando eso sucedió, Sophia no volvió la mirada para buscar a aquellos que la cobijaron en un palacio cuando ella no tenía nombre ni derecho a existir. Desde cualquier perspectiva que él la viera, sería una traidora como todos los demás, o por lo menos lo creería hasta que ella le diera una explicación convincente. La pregunta era si Sophia la tenía o si simplemente guardaba en silencio su propia culpa.

—No importa cómo te encontré, lo mismo da si eres Sophia o “una persona normal”, es más, es perfecto ya que el que ves aquí no es al que llamabas Zarek. ¿Qué quiero de ti?— dijo finalmente acercándose a ella hasta estar frente a frente. Solo cinco centímetros separaban su cuerpo del de ella. Repentinamente la tomó con fuerza del cuello e hizo un esfuerzo para que la bestia no lo quebrara como tanto le gustaba hacerlo desde su renacimiento. La dejó y volvió a apartarse —Las viudas siempre se quedan con la fortuna de sus maridos. El tuyo está muerto así que es lo que menos importa. Lo que quiero es la sangre que le pertenecía a Zarek, sus verdaderos lazos de sangre, el príncipe y la princesa de Italia. No tengo que decir que tu vida depende de tu respuesta— concluyó y se cruzó de brazos para apoyarse en el escritorio. La voz dentro de su cabeza lo urgía a quebrar el cráneo de aquella mujer sin dejar que diera ni una sola palabra. Algo le alertaba que no la dejara hablar o flaquearía. No se había permitido tal cosa desde su nuevo despertar. Claro que, también podía esperar la respuesta de la Sophia que quería verlo muerto, y si llegaban a ello no habría vuelta atrás.




Arsen Di Sforza:
avatar
Arsen Di Sforza
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 25
Puntos : 25
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 27/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Sophia D`Luca el Mar Ago 08, 2017 1:34 pm


la verdad

Una combinación entre miedo, pena, ira, descontrol, no podía entender sus palabras, me había dejado completamente en blanco, decía cosas que no entendía y eso me angustiaba, un dolor en mi corazón comenzó sin cesar, sentía una presión que me impedía ser racional o al menos eso creía, cuando termino de hablar tanta barbaridad junta lo mire directo a los ojos, buscando a Zarek, buscando a mi esposo muerto, o al menos a quien creía muerto, pase saliva con dificultad,  hasta respirar me era difícil apreté los labios al mismo tiempo que mis manos para poder canalizar todo lo que tenía que decir y al final  intentar hablar, ¿cómo le diría la verdad si sentía que nunca me creería?

Me has dejado sin palabras y no por el hecho de que esté buscando una mentira o tratando de ocultar la verdad, ni en mil años podría… claramente no somos los que nos conocimos en la laguna y me apena que no seamos aquellos… vi como acababan con tu vida y con tu linaje… ¿sabías tu que eso fue un error? ¿Qué es a mí a quien querían? ¿Qué es a mi quien aún buscan para matarla? ¿Sabías que nadie respeta a las reinas sin rey?   me condenaste a una vida sin ti… me condenaste a vivir algo que no pedí… y aún recuerdo cuando me dijiste la verdad… fue… se me derrumbo el mundo… y aun así seguí adelante… no por que deseara tener riquezas… sino porque lo compartiría contigo… poco duro nuestra historia – aguarde silencio solo por un momento para tomar aire… había pedido por años poder desahogarme y aun con  todas las lágrimas que derrame, no lo habían conseguido, solté un poco de aire que aún quedaba en mi interior – Y siento que creas que quería tus riquezas… poco me conoces… por que tus riquezas están donde mismo las dejaste… en el mismo lugar… no tome nada… ni siquiera la corona… todo lo que tengo ahora… fue la herencia que me dejaron… mis padres…  la familia de mi madre me busco hasta que dieron con mi paradero en Italia poco después de tu desaparición o muerte – moví la cabeza ya no sabía como decir lo que creí por tanto tiempo - Y ahí recibí algo que tampoco desee pero es la único que tengo… tu herencia esta en Italia en tu castillo.  Nunca necesite mucho para vivir incluso ahora es poco lo que ocupo,  porque así soy… ¿cambie? Claro que si… mi carácter se endureció me tocó vivir muchas cosas, aprendí también que no todos quieren lo mejor para uno y que siempre hay gente interesada que quiere más…  ahora vivo en las sombras para que nadie sepa quién soy por miedo a que me maten…  y sabes sobrevivo cada día con cautela, sin anunciarme, sin darme a conocer, ¿Amigos? ¿Familia? No tengo… solo una doncella que acepta todo sin preguntar… y claro he tenido que pagar por su silencio… pero esta es mi vida… oculta del ojo público, oculta de los italianos… oculta de quienes quieren acabar con mi existencia…  

Respire profundamente, había dicho la verdad y ahora solo dependía del creerme o no,  no sabía que pasaría, no tenía más respuestas para el… siempre seria Zarek… en mi cabeza… uno diferente… uno que solo pensaba en sí mismo – Tu sangre…. Hice un mausoleo en los jardines del castillo ahí yace el memorial de los Di Sforza, fue el lugar que construí para llorarte y para recordar a tu familia, tu linaje de sangre. Lamento no tener información de ellos… - baje la mirada recordando los días que pasaba en ese mausoleo, conversando con una lápida de mármol… contándole lo que me pasaba… todo lo que lo extrañaba… -Solo quise de ti… tu amor – termine por decir…






Hoy es para siempre todavía 



buscando... esperanza:






avatar
Sophia D`Luca
Cambiante/Realeza
Cambiante/Realeza

Mensajes : 2006
Puntos : 2138
Reputación : 188
Fecha de inscripción : 18/08/2010
Localización : en la oscuridad de mi castillo

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Arsen Di Sforza el Sáb Sep 02, 2017 11:19 pm

La razón la había perdido hace mucho. Si es que se controlaba en el presente era porque tenía una voz en la cabeza que le decía que tenía que ser muy astuto. No por nada había sobrevivido a las llamas del infierno para regresar por segunda vez. El fuego no puedo destruirlo…aunque casi lo logró. Las heridas de la piel habían sanado gracias algún tipo de magia y a la naturaleza vampírica. ¿Cuántos litros de sangre tuvo que consumir para regenerarse? Muchos, incontables, y no le importaba ya si era de gente inocente o no. Desde hace mucho tiempo que no pensaba en los demás. Después de su segunda muerte solo importaba una persona en su vida, él. La sola idea de que alguien le volviera a importar era inconcebible. La venganza lo alimentaba de cierto modo, pero no había mucho más que hacer ya que los principales autores de lo sucedido no existían más. Arsen se preguntaba como continuar y para eso tendría que hacer frente a su pasado. Al igual que una vez amó a su familia, también amó a una mujer de diferente naturaleza a la suya.

Ella fue reina de Italia durante muchos años. ¿Quién era en el presente? Sin duda seguía entre la realeza. Arsen había dejado atrás los títulos, las reuniones pomposas, la idea de gobernar por el bien de una nación. Nada de eso le importaba a menos que lo viera todo arder. Tal vez el fuego en la piel ajena le diera la paz que tanto había olvidado. Entonces, empezar con Sophia no resultaba una idea tan mala. Fue así que llegó a encontrarla y a encararla. La morena no lucía muy sorprendida de verlo, o eso pareció al principio, pues después explotó. Las palabras de Sophia no las entendía y, por otro lado, no las aceptaba. Las palabras no cuadraban con los actos. Arsen la miró curvando una ceja pues parecía estar siendo testigo de la cuenta regresiva una bomba de tiempo. Ambos lo eran a su manera. No la interrumpió, no tenía sentido, y lo poco que logró entender le causó risa. Empezaba a formarse en su garganta un sonido que parecía un gruñido. Finalmente, rió lo bastante fuerte como para callar a su ex esposa. Siguieron los aplausos de su parte por la magnífica interpretación que acaba de atestiguar.

Arsen volvió a acercarse a ella y la risa se cortó para nuevamente asumir un gesto serio. —¿Crees que la riqueza me importa? ¿Tu corona, una tumba o tus lamentos?— empezó diciendo muy tranquilamente sin quitarle la mirada de encima a la cambiaformas. —He vuelto de la muerte demasiadas veces para saber que todo eso puede conseguirse con el tiempo. ¿Alguna vez lo has intentado? Me refiero a morir, tocar la oscuridad, sentir el frío y el silencio dentro de tu propio cuerpo…nunca— continuó y golpeó a un lado de Sophia fuertemente con uno de sus puños. La bestia lo había cegado tanto en los últimos años que le era imposible comprender las palabras de la mujer que amó. En su mente había un ligero lapsus en el que recordaba cuantas veces había prometido estar con ella, pero no significaba nada después de todo lo sucedido. —Tuviste amor, el de Zarek y el de cuántos más…aún no terminas, ¿no es cierto?— dijo curvando una sonrisa siniestra —No olvides cambiar las sábanas, las mismas en las que ríes y lloras, porque mereces que te entierren en ellas…y tal vez construyan un memorial para ti— se burló de ella y rascó su mentón antes de alejarse nuevamente. Estar tan cerca era contraproducente para sus propósitos. Zarek amenazaba con despertar y Arsen nunca lo permitiría, al menos no hasta encontrar a aquellos que había perdido, incluyendo a la verdadera Sophia.




Arsen Di Sforza:
avatar
Arsen Di Sforza
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 25
Puntos : 25
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 27/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuovo giorno [Sophia D'Luca]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.