Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Full moon. Our doom. {Emhyr Van Emreys}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Full moon. Our doom. {Emhyr Van Emreys}

Mensaje por Kala Bhansali el Sáb Mar 11, 2017 10:27 am

«Our hopes and expectations
Black holes and revelations»
Starlight — Muse



Campamento gitano, mediodía

Cuando Kala se despertó aquella mañana, lo hizo con una sensación extraña en el estómago. Habían pasado unos cuantos días desde que vio a Emhyr en las calles de París en un encuentro que fue casi un milagro fruto del destino. Se marchó a primera hora, tal y como le había prometido, y no había vuelto a saber de él desde entonces, aunque las ganas de ir a buscarle fueran en aumento en la medida en que se acercaba la luna llena. Cuando volvió al campamento, todavía veía ese día lejos en el tiempo, como si fuera un destino lejano que no creía poder alcanzar. No obstante, ese día llegó como tantos otros antes que él, y con él la inquietud sobre qué sería del licántropo cuando saliera el sol al día siguiente.

Salió de la carreta con un balde en la mano con la intención de ir a buscar agua fresca. Era un día frío, pero el sol brillaba con toda su fuerza, haciendo que todo el campamento saliera a la calle aprovechando el descanso de las lluvias. Los niños corrían por todas partes seguidos de los perros callejeros que vivían entre aquella gente, llenándolo todo de gritos infantiles y risas. Ese buen humor contagió a Kala, que por un momento olvidó la sensación con la que había empezado el día. Se mezcló entre la gente en su camino al río. Los niños jugaban a su alrededor, correteando unos tras otros sin otra preocupación que no fuera ser atrapado por el que iba inmediatamente detrás. En un momento dado, una de las niñas más pequeñas, al ver que con sus piernecitas no iba a conseguir librarse del niño que la seguía, se agarró a la falda de Kala para que ésta la protegiera. La gitana no lo dudó y abrazó a la niña, metiéndose de lleno en el juego del lado de la cría.

De pronto todo se oscureció. La luna brillaba en el cielo, plena, tan redonda que asustaba. Estaba en el bosque, pero no estaba sola; podía escuchar las voces del resto de gente a su alrededor. Gritaban el nombre de la niña, desesperados todos por encontrarla antes de que fuera tarde. Después sólo pudo oler la sangre y escuchar más gritos de terror. Todo era caos y muerte.

Cuando volvió en sí la niña la miraba asustada, y el resto de críos que jugaban a su alrededor también. Kala los tranquilizó como pudo y se marchó de allí, con una angustia tal en el pecho que sintió como si le faltara el aire. La visión que había tenido no presagiaba nada bueno.



Bosque circundante del campamento gitano, al anochecer.

Kala fue la primera en salir en busca de la niña justo después de su madre. La noche se acercaba, y con ella la hora en la que las bestias salían a cazar. Tenían que encontrarla antes de que fuera demasiado tarde. Ella no dejaba de pensar en la visión, y eso sólo hizo que pusiera más ahínco en la búsqueda. La gitana tenía miedo de que se hiciera realidad, pero había sido tan clara que le costaba creer que no fuera ser así.

En pocos minutos llenaron el bosque de voces llamándola por su nombre, controlando siempre la altura de la luna, que marcaba el tiempo que les quedaba para volver sanos y salvos. Las antorchas iluminaban el camino que pisaban, haciendo que todo arrojara sombras tenebrosas en el suelo. La niña no aparecía, y la luna estaba cada vez más alta. Se les estaba acabando el tiempo.



elle:




Om Shanti:


Eṉ nēram:

avatar
Kala Bhansali
Gitano
Gitano

Mensajes : 173
Puntos : 189
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 01/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Full moon. Our doom. {Emhyr Van Emreys}

Mensaje por Emhyr Van Emreys el Vie Mar 17, 2017 4:27 am

Un recuerdo lejano, en un rincón escondido de aquel nicho en el cementerio, una pequeña luz que podía apreciar entre la agonía. La luz de la llena le recordaba que no había perdido aun la conciencia, el dolor del mordisco reciente, le decía que aún estaba vivo, que había sobrevivido a la mordida de la loba, pero que aún no estaba seguro y aquel era el principio del fin.
Mancha oscura que se había dibujado bajo su cuerpo débil y moribundo, aullidos en el exterior. La oscuridad se cernía, mientras había sentido cercano el aliento de la muerte, por una vez en la vida había tenido miedo, ¿por qué? No por él, sino por ella… Tal vez nunca supiera como había muerto, tal vez no viese su rostro nunca más… Él se lo había buscado y no había vuelta atrás.

El recuerdo de la noche de su conversión aun le asaltaba entre pesadillas anunciando la pronta luna llena y el completar de su destino con su primer cambio de piel. Pensaba en Kala en las horas muertas en su última noche.
El calor de su cuerpo pegado al suyo, su respiración calma sobre su piel mientras dormía ajena a toda su preocupación, sus dedos enredados en el azabache… Sus labios de dedicaba alguna caricia mientras su mente vagaba en lo que era el futuro. ¿Desde cuándo el otomano había pensado en el futuro? Vida enfrentada a vagar sin descanso, a huir de la suya pasada.

Aquella tarde la espera le devoraba por dentro, luna llena anunciada y concentrado en su tarea, pasaba una página y otra, en aquel lóbrego lugar, de vez en cuando se detenía y en unas pequeñas páginas sucias, apuntaba algo.
¿Qué hacía allí? Aislarse... Su primera luna llena estaba demasiado cerca, y en la última semana su humor había cambiado demasiado, yendo de mal en peor, llegando a meterle en alguna que otra fuerte disputa.

Sentado y apoyado sobre la pared, de aquel pabellón de caza abandonado, unos pensamientos seguían de vez posándose en el rostro de ella, ¿por qué temía tanto un encuentro y a la vez lo anhelaba de un modo obsesivo? La amaba con tanta profundidad que pensaba que “cambiar” sería un antes y un después con respecto a ella, que no vería igual que le haría daño.

Una de sus cajas de música sonaba en el suelo solitaria, acompañándole en su espera al Plenilunio…

Si, Emhyr había sido egoísta, pero había terminado en París porque buscaba respuestas, y quería hallar la inmortalidad. No la había obtenido como había creído, pero al menos poseía longevidad suficiente para poder llevar a cabo sus objetivos y aquella venganza personal. Pero... ¿a qué precio?

Algo en su interior se removió, inquieto, como si de un animal curioso se tratase, movió su rostro como si quisiera ver más allá de los muertos árboles, con aquella nariz arrugada. Un paso lento, cauteloso, tras otro. Sus ojos castaños tomaron un tono dorado, y su gesto se volvió feroz.

Otro paso seguido de otro lento, y luego a lanzarse a la carrera acechadora... Una carrera que le era dificultosa, al principio. Aún no estaba acostumbrado a las nuevas habilidades que se había incorporado en su fisionomía. Era ágil antes, de transformarse, pero ahora era mucho más, y a veces perdía la noción de la conciencia para dejarse llevar por los más primarios instintos.

Dejando atrás el crujido de las ramas y hojas bajo sus pies, se detuvo repentino a una distancia de seguridad, para darle un margen entre la opción del ataque o la huida.

Frente a él había una humana, Emhyr olfateo el aire, de un modo desconcertante. ¿por qué le sonaba aquel olor?
Aquella pequeña humana, parecía no haberlo visto. A quien se le ocurre meterse a estas horas en el bosque... Pensó con un atisbo de razón humana.

La melodía de la caja continuaba sonado lejana, sin querer morir su música, y de repente Emhyr sintió su corazón dar un golpe y acelerarse con fuerza, su gesto animal se suavizo yendo a la sorpresa, sus ojos excitados en el dorado volvieron a ser castaños.

-Kala... -Solo pronunciaron aquellos labios, ahora decorados con aquella línea deslizante en el lateral de su labio superior, como cicatriz de aquella noche de su conversión, no la única, la verdad.





Por esos buenos momentos...:



avatar
Emhyr Van Emreys
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 678
Puntos : 748
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 31/07/2010

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario http://eljuegodelosangeles.foros.ws/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: Full moon. Our doom. {Emhyr Van Emreys}

Mensaje por Kala Bhansali el Dom Mar 26, 2017 9:26 am

Kala podía oír las voces del resto de las personas del campamento gritando al unísono el nombre de la pequeña. La gitana se maldijo a sí misma por no haber estado más pendiente. No había hecho el caso suficiente a lo que había visto porque no se lo había querido creer. Parecía que no terminaba de aprender cómo funcionaban sus poderes, a pesar de que llevaba casi toda su vida ganándose el jornal con ellos. Cuando se trataba de ella o sus seres queridos era muy escéptica, a veces incluso demasiado, como en aquella ocasión, en la que ya no había vuelta atrás.

¡Libe! —gritó también, esperando que la niña apareciera de pronto.

Escuchó unos pasos cerca de ella y se paró en seco. Miró a través de los árboles pensando que sería Libe, que había escuchado su llamada, pero se equivocó. Su nombre en aquel susurro hizo que fijara sus ojos en la dirección de donde venían todos aquellos sonidos. Se acercó saliéndose del camino marcado y atravezó unos pocos setos hasta que llegó a una especie de claro enano, que era más un hueco donde faltaban un par de árboles. Al otro lado, frente a ella, se encontraba la última persona que pensaba ver aquella noche, la misma que, de haber estado en otras circunstancias, habría estrechado fuertemente entre sus brazos. Él la miraba igual de confuso, puesto que la sorpresa había sido idéntica para ambos. Kala no llegó a apreciar el cambio en el color en los ojos del licántropo, así que delante de ella sólo pudo ver a su Emhyr sin rastro alguno del lobo en el que pronto se convertiría.

Le llamó en voz bajita, incluso se permitió arquear las comisuras de los labios en un amago de sonrisa, pero no se acercó más a él. Le resultaba tan extraño verle allí, tan guapo, y no atreverse a rodearle la cintura con los brazos. Nunca antes había estado tan cerca de un licántropo en aquella fase del mes y desconocía por completo hasta dónde podía llegar sin resultar herida. Miró hacia el cielo en busca de la luna. No debía faltar mucho para que el cuerpo de Emhyr comenzara a transformarse, y con él, el del resto de licántropos de París.

Estamos buscando a Libe, la niña de Joanna —le explicó. Era muy posible que él las conociera; Joanna era una gran amiga de Kala y casi siempre estaban juntas—. Ha desaparecido hace unas dos horas. Estaba jugando cerca de aquí cuando su madre la vio por última vez. No podemos dejarla aquí, en el bosque. Estamos todos buscándola.

No dio más explicaciones, no eran necesarias. Ambos sabían que el bosque aquella noche no era seguro. Se sujetó al primer árbol que encontró a su lado para que sus piernas temblorosas no la hicieran caer.

Antes se me ha acercado y he tenido una visión —confesó. Se apartó el pelo del rostro pasándolo por detrás de las orejas—. He visto que algo malo va a pasar esta noche, y creo que va a ser a ella. Siento que todo esto es culpa mía. No he hecho caso suficiente y...

Cogió aire profundamente y cerró los ojos, para abrirlos después y mirar a su alrededor. La luna seguía brillando fuertemente, amenazadora y cada vez más grande. Kala la miró, siempre calculando el tiempo. Después volvió a Emhyr.

¿Cuánto crees que nos queda para encontrarla? —le preguntó—. Dime que la has visto, por favor...

Dio un paso en su dirección. Se moría por acercarse hasta él, pero ya fuera por su instinto de supervivencia o por la culpa que sentía, se paró. La luna seguía subiendo y, de pronto, se escucharon unos aullidos lejanos que le cantaron.



elle:




Om Shanti:


Eṉ nēram:

avatar
Kala Bhansali
Gitano
Gitano

Mensajes : 173
Puntos : 189
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 01/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Full moon. Our doom. {Emhyr Van Emreys}

Mensaje por Emhyr Van Emreys el Jue Abr 13, 2017 12:05 pm

Un buen jaleo se había arremolinado alrededor del campamento gitano, y luego otras voces procedentes dentro del bosque. No estaba seguro de que fuesen consciente del peligro de aquel plenilunio que su influencia lunar, atraída a todo tipo de criaturas desatadas en su salvajismo.
Claro ejemplo era Emhyr que iba a enfrentarse a una de sus primeras lunas llenas como lobo.

El nombre de ella pronunciada en el aire, incluso mostrando aquella enorme preocupación y el miedo, aquellos ojos castaños y gruesos labios le parecieron los más hermosos. Un arranque donde deseaba tocarla, donde deseaba deshacerse entre sus brazos. Y no sabía si era por la intensidad que sus sentimientos tomaban control de su cuerpo en una noche como aquella.

-No puedo ayudarte, Kala… -Dijo en un hilo de voz, era cierto, el tiempo se le venía encima y podía sentir su nervioso corazón acelerado impulsando aquella sangre que se preparaba para la primera inyección de adrenalina. -No tengo tiempo. Tienes que huir, esconderte...

Mirada angustiosa, sus labios iban a pronunciar algo más y por un momento el otomano congelo su gesto. Ojos castaños que se tiñeron en el dorado, y mirada que se desvió como si solo él hubiese escuchado un ruido que para ella era inaudible.
Los segundos pasaban, no parecía él había perdido un rastro de aquel talante de alegría o picaresca innata en su mirada. Ahora su mirada era de depredador que buscaba, ida por un instante.

Su aroma impregnaba aquel aire nocturno, y lejano. No estaba muy lejos, la cria estaba atrapada y había perdido la consciencia del dolor producido por la trampa que había caído, podía oler su sangre infantil derramándose entre la hojarasca. Emhyr paladeo.

-La huelo, donde la arboleda del claro… Atrapada por el cepo, no os va a responder, se ha desmayado. -Solo le dijo, mientras sentía su cuerpo temblar y el dolor en las articulaciones que deseaban cambiar. -Márchate, ¡vete! Yo no puedo controlarlo, y el tiempo… El tiem…

Los aullidos lo llamaban, era su perdición. Hermanos y hermanas que lo convocan, una mueca de dolor y Emhyr se dejó caer de rodillas retorciéndose por la agonía cuando el cambio comenzó a hacerse.
Esperanza vaga de que Kala se marchase, ella había visto muerte aquella noche, y el era un asesino, ambos destinos se unían.





Por esos buenos momentos...:



avatar
Emhyr Van Emreys
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 678
Puntos : 748
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 31/07/2010

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario http://eljuegodelosangeles.foros.ws/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: Full moon. Our doom. {Emhyr Van Emreys}

Mensaje por Kala Bhansali el Dom Abr 16, 2017 4:29 pm

La necesidad de correr hasta él y estrecharle contra ella la estaba matando. Porque quería, necesitaba, abrazarle, pero sabía que no podía. La luna, brillante y amenazadora, seguía ascendiendo en el cielo, indicándoles que su tiempo se agotaba. El cambio en los ojos de Emhyr la asustó. El lobo estaba ahí, frente a ella, aunque todavía sólo pudiera ver el cuerpo del hombre al que amaba. Husmeó el aire y debió detectar el olor de la niña, puesto que le dio la ubicación de su cuerpo. Kala se tapó la boca y tragó saliva. Había caído en uno de los cepos y dudaba de que pudieran sacarla del bosque con vida, pero si querían hacerlo debían darse prisa.

Sé dónde está el claro, no queda lej…

Escuchó los aullidos, su ruego para que se fuera y vio cómo su cuerpo caía de rodillas, sacudiéndose y adoptando formas grotescas. Supo de inmediato que la transformación se estaba produciendo, pero tardó unos pocos segundos en reaccionar. A pesar de que había oído a los licántropos en las noches de luna llena, de que había oído historias de lo más variopintas sobre ellos e, incluso, había vislumbrado la silueta de alguno a través de la ventana, jamás  había visto cómo uno de ellos se transformaba a tan pocos pasos de donde ella se encontraba. Y si nunca lo había vivido era porque hacerlo se consideraba un completo suicidio. Nadie podía enfrentarse a uno desarmado y vivir para contarlo, por mucho que el licántropo, en su forma humana, tuviera una relación estrecha con su presa. Eran bestias irracionales y muy poderosas, y Kala supo que tenía que salir de allí.

Quiso haberle dicho unas últimas palabras, un cuidate, un te quiero, pero en cuanto fue capaz de reaccionar dio media vuelta y echó a correr, dejándole atrás. Los aullidos la tenían rodeada, pero a lo lejos podía ver la claridad de las luces del campamento. No estar muy adentrada en el bosque le dio esperanzas para salir con vida, hasta que unos sonidos a su derecha la hicieron pararse, asustada. Iba a cambiar de dirección cuando alguien la llamó. Era uno de los grupos que habían salido en busca de la niña, que volvían al bosque armados.

Está en el claro. Ha caído en un cepo y está desmayada, pero no queda tiempo. Están por todas partes —dijo todo de carrerilla, sin darles para nada.
¿Y cómo sabes tú…? —comenzó a decir uno de ellos, pero decidió que daba igual. Irían al claro y sacarían a la cría—. Estamos preparados. Vuelve a casa Kala, y no salgas.

Los hombres desaparecieron entre los árboles y la gitana hizo lo propio en la dirección contraria. Fue recortando terreno poco a poco, pero la linde del bosque cada vez estaba más cerca, y ella más tranquila, dentro de todo lo tranquila que podía estar. Redujo el paso de manera inconsciente, viéndose al fin a salvo de los terrores de la noche. Otro sonido, ahora proveniente de su izquierda, la obligó a pararse de nuevo pero, esta vez, no era un grupo de gitanos lo que salió de entre los setos, sino las fauces de un licántropo que la había estado siguiendo.

Kala no fue capaz ni de gritar. Dando un giro brusco echó a correr sin mirar atrás, esquivando los árboles y arbustos que se interponían en su camino. No sabía si la bestia corría tras sus pasos o había decidido cambiar de presa, pero tenía claro que no podía entrar al campamento con el lobo persiguiéndola. Eso sería el fin para ella y toda su gente, y ya había causado demasiado daño. No estaba dispuesta a perjudicar a nadie más.



elle:




Om Shanti:


Eṉ nēram:

avatar
Kala Bhansali
Gitano
Gitano

Mensajes : 173
Puntos : 189
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 01/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Full moon. Our doom. {Emhyr Van Emreys}

Mensaje por Emhyr Van Emreys el Lun Mayo 01, 2017 12:46 pm

-Largo… -Le repite de mal modo, mientras aquellos ojos dorados la devoran y aquellos colmillos asoman por sus labios. Mirada amenazante, si ella no se aleja, será mejor que lo haga él.
Tiene miedo, terror, teme por la vida a la que ama, no le importa arrasar y sesgar aquellas vidas que ahora deambulan en la misma búsqueda que ella, de aquella niña. Hasta pensar en la búsqueda de aquella niña, siente que paladea su boca en su interior, con aquella hambre lobuna.

Se pierde entre los árboles, sus piernas van impulsadas por esa fuerza increíble. Las ramas arañan su piel, el dolor de su musculatura cambiando le enloquece, los huesos que se quiebran, y el hambre que le desgarra por dentro. Tiene una sed incontrolable.
El cuerpo le arde, sudor frío y ahí viene el cambio. Se deja caer sobre el suelo, y se arrastra dejando escapas aquellos quejidos de dolor mientras sus hermanos le llaman para que acuda a los aullidos que la luna llena le reclama.

Otro crujido, y ahora... ¡Dios otro grito! La piel le ardía, su piel se deshacía cayendo sobre la hierba descubriendo un manto de cabello castaño rojizo, los tatuajes desaparecían y Emhyr entre sus manos ocultaba su rostro cambiante. Retorcido y encogido sobre sí mismo, se dejó llevar en espasmos retorcidos. La conciencia voló y la mente de Emhyr no pudo soportarlo más, quedando ésta conciencia borrada.

Y el silencio se hizo... Y la calma invadió al paisaje exterior frondoso e iluminado por la luna llena. Emhyr quedaba oculto entre las sombras, muy quieto... Demasiado...


Minutos que pasaba y Emhyr no se movía de aquel estado catatónico, ni un ápice... Pero, ahora no era un hombre de piel morena, sino un enorme lobo, el cual tumbado, y en aquel estado inconsciente de vez en cuando arrugaba su hocico gruñendo... Como si se encontrase durmiendo y teniendo alguna clase de pesadilla...

Sus ojos dorados se abrieron de par en par, y un salto casi instantáneo hizo que el enorme lobo que ahora sustituía a Emhyr se pusiera de pie, y se tambalease en cuanto sus cuatro patas apoyasen todo el peso de su gran cuerpo.
El vaho era exhalado por su hocico, el cual de vez en cuando se arrugaba emitiendo otro feroz gruñido, no agresivo, sino más bien confuso.

Si su físico como humano descubría el hecho de que éste fuese extranjero, su aspecto cánido no quedaba atrás respecto a esto. Un lobo normal en occidente sería más robusto con más cantidad de pelo, pero éste no, más flexible que robusto, un hocico alargado y orejas grandes, como los cánidos del desierto y un pelaje menos espeso, más áspero. Y a pesar de que sus rasgos orientales no le dejaban ni en su forma lobuna, sus ojos muy humanos continuaban reflejando el exotismo de su dueño.

Las orejas en alza, buscan los corazones que en latidos de frenesí buscan. Sus ojos se dirigieron al fondo del aquel bosque y su hocico antes arrugado olisqueaba a su alrededor.
En la noche la carrera comenzó, y el enorme lobo de cabellos castaños desapareció entre los árboles.

En un lado de su mente, Emhyr estaba en aquel cuerpo de animal, en algún lugar de su conciencia, su parte humana no se resistía ante aquel que le había poseído. La sensación de libertad, de dejarse llevar hacía que la razón se nublase por completo, el Emhyr que antes pensaba demasiado, el observador y meditativo, no estaba allí, ahora mismo estaba aquel instintivo, aquel movido por la necesidad y la ferocidad... Ya ahora mismo por el estómago vacío.

Un mamífero indefenso, un simple venado, era lo que había atraído al enorme lobo con alma humana al fondo de aquel bosque, todo fue demasiado rápido, ni acecho a su víctima ya que éste estaba seguro de su victoria, y en un abrir y cerrar de ojos su estómago estaba en parte saciado y sus canino y pelaje manchado de su sangre, pero...

¡Otro olor! Un olor más sabroso, más atrayente que el de aquel pequeño mamífero.

Sus picudas orejas se levantaron con atención, su lengua colgaba jadeante y su mirada excitada se dirigió hacia el olor. Árboles que dejaba atrás, ramas que le arañan. ¡Ahí ésta! El olor...

Acechante entre la espesura, con las orejas gachas, no se lo pensó ni dos veces cuando de nuevo fue a atacar a su víctima... Esta vez humana.


Un derribo y entre sus fauces toma a uno de esos humanos que esta hablando con Kala, la primera víctima cobrada en la noche, ruge, la destroza, sus gritos se dejan marchar en aquel silencio de la noche mientras el resto huye… Y eso es lo que espera, que Kala se haya marchado, pero esta entre ellos.





Por esos buenos momentos...:



avatar
Emhyr Van Emreys
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 678
Puntos : 748
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 31/07/2010

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario http://eljuegodelosangeles.foros.ws/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: Full moon. Our doom. {Emhyr Van Emreys}

Mensaje por Kala Bhansali el Dom Mayo 21, 2017 4:03 pm

Corría tanto como le permitían sus piernas, pero sentía que no era suficiente. Los pulmones le ardían, y respirar se había vuelto un trabajo tan doloroso que, por un momento, deseó no tener que hacerlo. Parecía que su cuerpo iba a brindarle ese deseo, porque casi no podía ni tomar aire. Una raíz la hizo tropezar, pero no llegó a caer; apoyó las manos contra un tronco y paró su marcha durante unos pocos segundos. Se había arañado las palmas de las manos y le escocían, pero sólo las sacudió contra la falda. No podía detenerse en banalidades como aquellas teniendo una bestia tras ella. ¡La bestia! Había corrido tanto y sin prestar atención a nada más que su carrera que no había estado pendiente de si el lobo seguía tras ella. Aprovechó el tropiezo para detenerse y coger aire. El bosque a su alrededor estaba en un silencio que helaba la sangre. Ella, quieta cual estatua, aguzó su oído todo lo que pudo, y fue entonces cuando escuchó unos gritos de horror no demasiado lejos de donde ella se encontraba. La voz calló de repente, y la gitana supo que aquella había sido la última vez que pronunciaría sonido alguno. Tragó la poca saliva que le quedaba y miró a su alrededor. Entre los árboles pudo ver el resplandor del campamento y, tomándolo como referencia, caminó en esa misma dirección. Sabía que debía correr y llegar cuanto antes a la seguridad de las carretas y las carpas, pero sus piernas no podían ir más deprisa. Sentía calambres en los muslos y ese ardor en el pecho que se volvía cada vez más insoportable con cada respiración. Se giró al escuchar un sonido de pasos apresurados tras ella.

¡Maldita sea, Kala! ¡Corre! —gritó al pasar junto a ella uno de los hombres a los que acababa de ver—. ¡Corre!

Kala los contó y se dio cuenta de que faltaba uno de ellos. Pero… ¡si acababa de verlos a todos, tan seguros de sí mismos, armados y sabiendo lo que encontrarían ahí dentro! No supo de dónde, pero sacó las fuerzas suficientes para volver a correr. Siguió a los hombres de cerca, pero otro lobo, éste de pelo negro, saltó encima del primero, derribándolo y haciendo que la comitiva que le seguía frenara en seco. El olor a sangre fresca era nauseabundo, y el sonido de las fauces del lobo alimentándose de las entrañas del hombre hizo que a Kala le entraran ganas de vomitar. Tragó aire porque no le quedaba nada más dentro de la boca, y volvieron a correr en otra dirección distinta, esperando, esta vez sí, salir de allí con vida.

Los aullidos eran cada vez más frecuentes en el interior del bosque  y el terror se apoderaba de los humanos insensatos que habían pisado un terreno que no les pertenecía. Las noches de luna llena eran de ellos, de los lobos que habitaban París, y los simples mortales no tenían nada que hacer contra eso. Ni balas de plata, ni flechas, ni estacas de madera; lo mejor —y más eficaz— era encerrarse en sus casas y no salir hasta que lo hiciera el Sol.

Siguieron corriendo durante mucho tiempo, como si la salvación no quisiera llegar. Kala no podía más y casi no podía respirar por el esfuerzo. Dio un paso, después otro y, de pronto, todo pasó demasiado rápido. Giró la cabeza al escuchar un gruñido tras ella y vio la enorme cabeza de un lobo pelirrojo que la seguía de cerca. Algo la hizo tropezar y, esta vez sí, cayó al suelo de frente. Sentía el aliento de la bestia en su espalda, así que dio una patada en su dirección. Supo que le había dado porque sintió que golpeaba algo blando, pero no se entretuvo en mirar el sitio concreto. Agarró una piedra y se la tiró, esperando que le distrajera lo suficiente como para poder tomar ventaja. Por un momento creyó que lo había conseguido, pero poco antes de llegar a la altura de las primeras carpas sintió un frío intenso en su espalda. Segundos después la sintió arder, junto con un cosquilleo producido por algo líquido que corría por su piel. Se llevó una mano a la parte trasera del costillar y, cuando la miró, estaba empapada de sangre.

De pronto vino el dolor, un mareo. Dio dos pasos y vio los ojos dorados del lobo a su lado y sus garras manchadas de sangre. Se tambaleó y escuchó un estallido. Voces que la llamaban. Otro disparo y el lobo que huía de allí. Un rostro familiar frente al suyo. Unos brazos que la sujetaban y… oscuridad.

Sólo oscuridad.



elle:




Om Shanti:


Eṉ nēram:

avatar
Kala Bhansali
Gitano
Gitano

Mensajes : 173
Puntos : 189
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 01/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Full moon. Our doom. {Emhyr Van Emreys}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.