Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Where all the monsters goes. «Malachai Vlahovic»

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Where all the monsters goes. «Malachai Vlahovic»

Mensaje por Cameron D’ Lizoni el Miér Mar 29, 2017 6:16 am

"Is it broke yet?"




Da vueltas de arriba hacia abajo devanando los sesos en busca del epicentro del huracán, se pregunta cuando todo comenzó y sus pensamientos se catapultan a la noche es la que aquella nefasta carta llegó a sus manos, sin embargo, no fue cuando la tormenta inició, no, fue hace muchos años disfrazada de una gentil llovizna con la que asumió no era tan dañino jugar. Y, a la cereza del pastel se agrega Amara Argent quien insiste en ser la autora principal de sus angustias más esta noche no recorre la ciudad en busca de una coincidencia, alguna insulza excusa que le permita verla a ella. No. Una noche como hoy cuando la luna es prominente en el firmamento de París y el frío amenaza con congelar aquellos lo suficiente tontos para salir a las calles a tan baja tempratura, él busca con desespero a su mejor amigo.

El entorno que vio crecer a Cameron le instruyó a no confiar en los demás, a ser reservado y jamás olvidar que, como el D’Lizoni que era, no había nacido con el derecho de encontrar compañía en los demás…, hasta que su camino encontró el de Malachai quien a pesar de las adversidades que le forzó la vida a atravesar, el dolor que deja atrás perder un ser querido, ha actuado como un verdadero consanguíneo, Cameron no entendía a totalidad lo que perder alguien amado significaba, podía apreciarlo en los días que la mirada de Malachai se ensombrecía, en cómo a diario se castigaba y obligaba a ser una persona diferente, empero, no fue hasta que perdió a su madre que lo entiendo y, ahora que con certeza siente haber perdido un hermano.

De haber escuchado sus advertencias no estarían metidos en tan retorcido predicamento. Ha ido de la taberna al teatro, incluso del burdel al bosque no obstante Malachai no daba señales de vida…, preocupación era legible en su semblante.
—¿Dónde estás?
De norte a sur buscó en cada rincón hasta que a orillas de la playa lo vio sentado, cabeza entre las piernas y al aura apagada. Pero ¿que iba a decirle ahora? ¿tenías razón? ¿lo siento? Él con certeza no sabía cómo doblegar su voluntad y aceptar sus errores sin importar la simpleza de estos por lo que se vio a sí mismo atrapado haciendo círculos en la arena no más de cuatro metros a distancia cuestionando cuál sería la decisión más inteligente.

Comprendió porqué le llamaban vacilación.

Tomó aire, tanto como sus pulmones lo permitieron. Luchó por recordar quien debía estar en control, quien tenía la obligación de dominar al demonio que osó alborotar. Eran tantas las preguntas que le ahogaban sin darle oportunidad a nadar, tantas las palabras que repiqueteaban en su interior e inmenso el miedo de perder a la última persona que ha creído en él, que vio más que un título y buen apellido.
¿Por donde debía comenzar? ¿Preguntar? Sin duda alguna disculparse pero ¿cómo? De verlo a distancia resultaba en cierto modo gracioso como incertidumbre tomaba control sobre él y hubiese seguido por varios minutos más en tan insulsa empresa de no haber sido notada su presencia.
Lo siento, pensé. Nada, supo decir. “Buen clima para dar un paseo en la playa” atinó a pronunciar.  




Spoiler:

                                   by Sofi♥
avatar
Cameron D’ Lizoni
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 45
Puntos : 33
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 20/04/2016
Localización : Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where all the monsters goes. «Malachai Vlahovic»

Mensaje por Malachai Vlahovic el Miér Abr 12, 2017 3:12 am

Día tras día una insondable oscuridad se apropiaba del alma del menor de los Vlahovic. Incansable, el joven lobo, luchaba por mantenerse a flote o por lo menos cerca de la superficie, donde los rayos de sol aún mantenían cálido y nítido su camino, permitiéndole nadar sin extraviarse, acogido en el sosiego, al que se había entregado cuando se encargó de extirpar de este mundo la existencia del criminal que le arrebató a su semejante. No obstante, la tarea, de mantenerse inmerso en aguas calmas, se tornaba extenuante cuando el agresivo oleaje le arrastraba mar abajo, mientras grilletes de acero rodeaban sus pies anclándole firme a ese lugar del que impotente deseó huir.

Era una perfecta alegoría a los sentimientos que aguardaba aquella noche, justo cuando marea alta y feroces olas ahogaban los innumerables cristales de arena a la orilla de la playa, justo a los pies de Malachai. El aroma salino de las aguas inundaba sus sentidos y su tacto se enganchaba en la tierra; el joven lobo apretó los parpados, e imaginó el rostro del inmortal, quien, bajo dictamen de sus recuerdos, semejaba ser el único y verdadero asesino de su hermano mayor.

Sintió la bestia atronar en su interior. Apretó los puños y pudo jurar que sintió sus garras emerger e incrustarse en la carne de sus palmas, sin embargo, su resistencia al dolor no le permitió saberlo a ciencia cierta. El palpitó de su corazón se aceleró y sintió sus mejillas calentarse, la sangre en su interior comenzó a bullir, la culpa carcomía sus entrañas y el monstruo insaciable de venganza despertaba de un efímero sueño que el hombre pensó sería eterno.

No podía vivir conociendo que había sido verdugo de inocentes y sus manos perpetradoras de inexorables vanos delitos, que ni siquiera equilibraban la balanza con respecto a la muerte de su hermano. Había sido vilmente engañado y el hombre… la criatura, que seguramente se jactaba del homicidio, aún vagaba libre por el planeta, con la noche y la eternidad a su favor. De repente, la bestia emergió, queriendo usurpar su cuerpo, incluso aunque su astro madre no surcaba los cielos en su completo esplendor.

Una ráfaga de viento golpeó su rostro. Gélida y breve, la ventisca removió sus rizos sin despeinarlo realmente. La imagen mental que, con rencor, mantenía tras sus párpados, comenzó a difuminarse y de repente, en cambio, apareció definido el bello rostro de la inmortal de sus más dulces sueños y brutales pesadillas. Aquellos finos rasgos y dorada cabellera que, sin querer, enloquecían cada parte de su cuerpo y doblegaban su voluntad… su corazón. Ella le sonreía, mientras su sedoso cabello ondeaba al ritmo de la misma brisa que golpeaba su piel y así de improviso como llegaron los sentimientos destructivos, que inquietaron a la bestia oculta en su interior, así mismo le abandonaron, dejando nada más que un hombre encantado por la belleza de una mujer.

No obstante, pronto un aroma bastante peculiar desvaneció de su mente la imagen de la despampanante inmortal. Aquella fragancia llevaba impregnada la esencia de alguien que conocía bien, su amigo, su hermano, Cameron D’ Lizoni. Su corazón se oprimió instantáneamente ¿Cuánto tiempo llevaba abrumándose en su propio dolor? Sí, era cierto, había pasado días evitando al único ser que podía considerar familia, pero ¿Por qué?

Allí se encontraba D’lizoni, a pocos metros de distancia, su olfato no mentía y, aun así, el menor de los Vlahovic aparentó no inmutarse. No sabía cómo explicar su ausencia o cómo explicar que le había sido revelado el verdadero asesino de su semejante. ¿Cómo le diría que ansiaba venganza tanto cómo él y que aquello se encontraba lejos de ser su culpa? Eran demasiadas aclaraciones, más de las que se sentía capaz de formular, sin embargo, parecía ser Cameron quien vacilaba más.

Un suave murmullo de palabras, provenientes del otro licano, se perdieron en el ruido de las olas. De no ser por sus agudos sentidos, probablemente, Malachai nunca las hubiese llegado a escuchar.

Apestas a ansiedad— pronunció jocoso aún con la mirada en el mar — ¿Qué no ves que me distrae de mi ardua labor? — continuó alzando las manos, en una de ellas sostenía una botella de trago, una que hasta el momento había olvidado llevaba consigo; entonces volteó su rostro, ahora sonriéndole a su amigo— Ven aquí D’Lizoni, sé hombre y explícame qué sucede — Le dio un sorbo a la botella y luego la estiró en dirección al creador de su bestia — La última vez que olías igual, dos de tus novias se encontraron en el mismo bar — soltó una carcajada, recordando con viveza aquella anécdota, no había sido acogido por risa más sincera en días, quizá semanas — Siempre me asaltó esta duda ¿lograste conservar a alguna?



Bad moon rising:
The beast you made of me:
Let's go take a howl at that moon:
the drama is coming:


avatar
Malachai Vlahovic
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 63
Puntos : 44
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 23/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where all the monsters goes. «Malachai Vlahovic»

Mensaje por Cameron D’ Lizoni el Sáb Ago 05, 2017 9:55 pm

Sonríe ante las palabras que suelta Malachai, siente ligeramente que el peso que ha cargado desde entonces, disminuye, quizás no del todo mas lo bastante para tomar la botella de las manos de Vlahovic y tomar un trago largo.

Siempre sabes donde encontrar las mejores bebidas en esta inmunda ciudad —afirma al retornar la botella. No evita recordar los días en que apenas conocía al licano, en que apenas era uno del todo, en aquel momento culpa arremetía de cuando en vez, era la primera ocasión en que transformaba a alguien, en que fue tan banal como para compartir la maldición. Y es irónico incluso, como quien nunca tuvo tal necesidad o fue instruido para preocuparse por terceros, se vio así mismo, por primera vez en toda su vida, sintiendo responsabilidad por alguien más, como su tío que nunca alejó la mirada de su difunta madre…, ha de ser diferente para nosotros, pensó. Era tan clara la diferencia que yacía entre sus padres, hilarante como las bestias eran capaces de mostrar más humanidad que los mortales.

Malachai tenía razón, ansiedad destilaban sus poros al indagar por cual de todas las verdades comenzar y cual de las tantas preguntas cuestionar. Cómo decirle que la unica opción que restaba para salir de esto con las piezas que aun permanecían con él, era irremediablemente abandonar Francia. Anne no tardaría en tocar a la puerta con maleta a sus pies y un ramo enorme de "tenemos que volver a casa" con su tan adjudicada tarea de seguirle el rastro a quien estaba destinado a ser su compañero de vida. Asegurarle que Amara era más que una simple cazadores sin prueba palpable, que no estaba tan loco; que restaba más en el asesinato de su madre de lo que él mismo sabía.

No podía, no sin alcochol en la sangre y la serenidad que solo la luna le brinda y el jocoso aire que, sin importar lo terrible de la situación se esmeraba en ser el mejor hermano que pudiera desear, uno al que inultimente le había fallado en proporciones incalculables.

Arrebata la botella de las manos de su amigo por segunda vez ante la mención de aquel accidente, ríe más que pretencioso en busca de sujetarse al débil recuerdo pues reconoce que estaba falto de un respiro.

Anne —pronuncia el nombre de la hechicera que ha conocido desde que es capaz de recordar—, unas cuantas semanas en Italia resolvió todo. Dejé ir un lindo par de piernas pero el compromiso sigue en pie —dice con falsa dicha.
Añora inane los días en que existir era suficiente, sonreír cuando le pedían en sociedad le libraba de su padre y la única preocupación que podría quitarle el sueño en raras ocasiones era su compromiso con Anne. Ahora era otro Cameron que agradecía contar la suerte de tener a Malachai para recordarle cuando comenzaba a apestar de tanta ansiedad e inservibles preocupaciones. Un licano que tal como otros llegó al punto de la vida en el que no sabía con exactitud quien era a pesar de regodearse en no caer en tales clichés.

¿Aquí vienes a contar tus demonios, Vlahovic? —pregunta recordando la conversación que tuvo con la vampira respecto a su amigo. Eran tantas las cosas que debían poner sobre la mesa; agradeció el alcohol.




Spoiler:

                                   by Sofi♥
avatar
Cameron D’ Lizoni
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 45
Puntos : 33
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 20/04/2016
Localización : Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where all the monsters goes. «Malachai Vlahovic»

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.