Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» La primera clase- Privado Logan Tisdale +18
Hoy a las 10:43 am por Gaïa Goncourt

» A Sorcerer Needs You [Búsqueda]
Hoy a las 10:40 am por Logan Tisdale

» Los hijos del Dios Tuerto. (Privado)
Hoy a las 10:33 am por Lund

» Vann stein (privado)
Hoy a las 10:12 am por Ingrid Östberg

» Where you go I go | Privado
Hoy a las 10:04 am por Hector Lebeau-Fortier

» Sette peccati mortali (libre)
Hoy a las 9:17 am por Arikel Voerman

» Perro callado muerde por dos (privado)
Hoy a las 9:11 am por Hastur

» El perro de la condesa (privado)
Hoy a las 8:59 am por Geralt

» ¿QUIÉN ROLEA?
Hoy a las 8:55 am por Inadu



Que es realidad y que una inocente ilusión? [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Que es realidad y que una inocente ilusión? [Privado]

Mensaje por Esther Lécuyer el Vie Mar 31, 2017 11:05 pm

Durante el desayuno, Esther se mostraba distante y pensativa, la noche anterior no había podido dormir bien, su cuerpo lo sentía pesado y además se sentía cansada, como si hubiese estado laborando en los campos de algodón durante todo el día. Venía a su mente el rostro de un hombre, lo extraño era que nunca antes lo había visto, pero en sus sueños su cercanía con él era palpable y hasta le daba la idea de ser real, no sabía el porqué de aquel suceso, tal vez en su vida pasada había quedado algo pendiente, recordó algo parecido cuando estuvo viendo uno de los libros sobre la reencarnación, el cual  ojeo días antes. Buscaría su significado eso sí, mientras terminaría de comer y luego se marcharía.

Tras haber pasado una semana en busca de empleo en la ciudad, por fin había sido aceptada como bibliotecaria en la biblioteca nacional de Francia. Aquella  hazaña de independencia la tenía dichosa, no obstante se había valido de una mentir ara que sus padres la dejaran marchar algunos días a la semana.  El poder de sentirse útil, no tenía precio, pero no podía compartir tal sentimiento con sus padres, ellos no entenderían sus razones. Si podía traer dinero al hogar trataría de convencerlos de dejarla seguir. Por ahora, sería su secreto.

Esther se recogió la falda cuando estuvo frente al imponente edificio y subió las escalinatas, atravesando las enormes puertas, dándose permiso de ingresar a un paraíso. El asistente del dueño, la había entrevistado en un pequeño salón, días antes, pero aun siendo su cuarto día de trabajo, el lugar la deja sin habla. Muebles de un marrón oscuro y paredes cubiertas por estanterías, otras estaban ubicadas en varias filas y  ocupadas también de libros. El olor a madera tan característico y ya  familiar para ella.  Al fondo, la majestuosa chimenea en piedra, se encargaba de proporcionar la temperatura adecuada, distando mucho de la fría brisa parisina. Mesas con sus butacas de piel, y enormes ventanales que se erguían desde el suelo hasta el alto techo permitiendo la luz a la estancia. Era algo inimaginable, para una persona de escasos lujos como ella.  

Por otro lado, la lectura había sido su pasión, agradecía a su padre el haberle enseñado a leer y escribir, si bien era un privilegio el ser una persona instruida, desde pequeña y el que su padre fuese profesor, inculco en ella la curiosidad y con paciencia había perfeccionado los garabatos que plasmaba sobre una hoja cuando pequeña, convirtiéndolos en palabras y así en frases comprensibles.  El trabajo de bibliotecaria representaba una responsabilidad mayor y una concentración de su parte. Si, se había convertido en todo un reto.

Camino tranquila hasta su  cubículo y deposito sobre su pequeño escritorio el bonnet. Aunque intentaba mantenerlo ordenado, siempre habían libros y solicitudes por llenar, pero no se preocupaba, ya que lo hacía con diligencia y aplomo. Pocas personas se encontraban allí a esa hora de la mañana, todo estaba tranquilo y soleado. A penas se oían los murmullos de dos jóvenes cerca, pero cuando estos se dieron cuenta que los observaba, la rubia hizo una señal, posando su índice sobre sus labios; Ambos jóvenes se miraron y siguieron lo indicado, terminando por dedicarles una sonrisa.

Tomó tres libros del escritorio, para acomodarlos en su sitio, todo allí seguía un orden y así debía de ser siempre. Leyó los nombres en los lomos de estos y supo a qué estancias pertenecían, uno de ellos, lo había tomado ella para su interés y deleite, así que lo dejo de último. Cada ejemplar tenía una historia por contar, nunca había pensado cuentos libros podía tener a su cargo, sabía que eran miles o millones. Papiros en latín, enciclopedias ilustradas y en varios idiomas, algunos trataban temas de geometría, química, derecho, artes, en otros encontrabas mapas y también los famosos diccionarios enciclopédicos. Libros de literatura religiosa, política y misterio, entre otros. Todo era perfecto en el pequeño mundo que comenzaba a construir y que le hacía recordar a su padre. De momento un sentimiento de añoranza le embargo, si él estuviese vivo la apoyaría por encima de su madre, era la niña de sus ojos. Inhalo un poco de aire y tras dejar sobre sus manos el último libro, se detuvo frente al estante indicado.

Historia de vampiros y espectros ━pronunció apenas en un susurro. Abrió el libro, hasta llegar a la pagina que recordaba, sus ojos volvieron a fijarse con detenimiento  en aquella imagen. Se trataba de una criatura con apariencia humana, lucia ojeras  y la piel pálida, concediendo más bien la impresión de un cadáver, pero no era lo único llamativo, tenía unos caninos largos y una mirada llena de terror. Acaso podían existir seres así? ¿Y que ademas se mezclen con los humanos comunes y corrientes.? se cuestionó. De nuevo, le daba un poco de miedo como el autor relataba el poder y alcance que poseían aquellos seres.

Estuvo tan absorta en sus pensamientos y en la lectura, que se sobresaltó al escuchar unos pasos, pensó que tal vez alguien más buscaba algo que leer, así que sujeto la escalera rodante y la halo hasta donde la necesitaba, debía seguir con su labor, el espacio de aquel libro no estaba a su altura. Con torpeza elevo un poco la falda con el pie, sostenía en una mano el libro y con la otra aun agarraba uno de los lados de la escalera . Apoyo  el pie sobre el primer  peldaño y así hizo con el siguiente. No era una gran altura, pero ya algunos peldaños la alejaban del suelo. Se estiro para lograr encajar el tomo, impulsándose a penas hacia arriba, sin obtener resultado pues fue en ese momento en que resbalo. Se lastimaría seguramente de no ser por sentir unas firmes manos sujetarla con fuerza.
avatar
Esther Lécuyer
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 37
Puntos : 12
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 16/03/2017
Localización : Paris - Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que es realidad y que una inocente ilusión? [Privado]

Mensaje por Christopher Tale el Lun Abr 03, 2017 11:06 am

La biblioteca de Paris. El único lugar de la ciudad en dónde se sentía realmente cómodo, ni en su habitación en la modesta posada que solía frecuentar en los barrios más empobrecidos de la ciudad conseguía relajarse. Tomó aire ¿Qué hacía allí para empezar? Lo cierto es que no estaba muy seguro de por qué siempre acababa en aquel lugar, los libros le había atraído desde siempre, era su punto débil, lo que le hacía sentirse “vivo” en el sentido más literal de la palabra.

Caminó entre las majestuosas estanterías, entre las mesas de madera fina y algún bibliotecario que otro. El resonar de sus pasos rebotaba en las majestuosas paredes del edificio anunciando cada centímetro que el cazador avanzaba, sonrió cansado, no era el lugar idóneo para pasar desapercibido.

Oteó algún manuscrito que otro, decidiendo que ejemplar tomar esta vez. Aquellos libros diferían mucho de los que él poseía, de los que guardaba en el fondo del baúl que descansaba en su dormitorio, no estaban ajados ni amarillentos, estaban cuidado con mimo por un ejército de personas que, desde su punto de vista, tenían un trabajo mucho más interesante que el suyo.

Recibió alguna mirada de reprobación que otra según tomaba libros entre sus manos, no podía evitar pensar que destacaba en aquella biblioteca, y no para bien. Podía haber escogido cualquier pequeño local de libros de la periferia, uno de aquellos sitios en los que algunos ancianos se reunían y, haciendo uso de sus limitados conocimientos, ayudaban a los más empobrecidos con sus estudios. Suspiró, estaba hecho, como otras tantas veces desde que llegó a la ciudad, se había adentrado en la biblioteca, y no iba a marcharse sin ojear al menos alguno de los ejemplares que tenía a su alrededor.

- No todo va a ser trabajar – Dijo para sí dejando descansar su mano útil en el revolver que ocultaba bajo el largo abrigo marrón que nunca se quitaba – Casi prefiero esto a tener que matarme con… - Antes de que pudiese terminar aquella línea de susurros una chica cayó de lo alto, de lo que parecía ser una de las escalinatas que los bibliotecarios usaban para colocar libros.

- ¿¡Pero qué?! – Antes de que pudiese hacer nada la chica ya estaba encima suya. No supo realmente como fue capaz de sujetarla, si alguien le hubiese ordenado expresamente a hacer gala de aquellos reflejos, probablemente habría fallado estrepitosamente nueve de cada diez veces que intentase sujetar a alguien con tan poca antelación. Pero allí estaba, con una chica en los brazos, por su aspecto, una bibliotecaria. - ¿Estas bien? – Preguntó al cabo de unos segundos, dejándola cuidadosamente frente a él, en el suelo. Miró hacía arriba, hacía el lugar en el que la muchacha había estado hacía escasos segundos antes de lanzarse al vacío - …Hay cuerdas y esas cosas…  - Sonrió – Para la alturas – Volvió a señalar el punto alto de la escalera.

Suspiró y se sacudió el abrigo, polvoriento, aquello iba a dejar varias manchas en el atuendo de la joven rubia. – Se te ha caído est… - Frunció el ceño y cortó su frase a la mitad al ver el titulo del ejemplar que yacía a pocos pasos de dónde la bibliotecaria estaba, agachándose a recuperarlo ojeó sus páginas y lo cerró con una sonrisa cansada – Historias de Vampiros  y Espectros – Leyó entregándoselo.

Analizó a la joven, ¿Interesada en lo paranormal? No era el perfil de la típica persona obsesionada con los señores de la noche, o quizás sí, Chris no era lo que se decía un experto analizando a los demás por su apariencia.

-  No te conviene – Dijo señalando el libro que ahora descansaba entre las manos de la mujer – Yo que tú no me acercaría mucho a esos temas – Mentalmente, tuvo ganas de gritar, acababa de quedar como un místico mal de la cabeza con aquellas palabras, tampoco creía que la muchacha se estuviese tomando en serio aquel libro para empezar, lo más seguro es que fuese una mera coincidencia, quizás estaba ordenando aquella estanteria. – Tómalo como… un consejo amistoso. – Muchas de las víctimas de los vampiros eran chicas como ella, chicas que idealizaban a estos entes de belleza imperturbable hasta el nivel en el que quedaban convertidas en esclavas de sangre o, peor aún, muertas.

Negando con la cabeza apartó aquellos pensamientos de su mente -  Dejando a un lado consejos raros – Sonrió de nuevo - ¿Puedo saber dónde están los típicos libros de aventuras? – Dijo tras repasar la indumentaria de la chica para asegurarse de que, efectivamente, trabajaba en aquel lugar.
avatar
Christopher Tale
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 10
Puntos : 5
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 19/03/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que es realidad y que una inocente ilusión? [Privado]

Mensaje por Esther Lécuyer el Miér Abr 05, 2017 2:11 am

No obstante, allí estaba ella, siendo sostenida por unas manos firmes  y vigorosas, que se apoderaron y se ciñeron a su cuerpo con una facilidad inverosímil. La rubia, regresó a su presente, a pesar de que sus ojos estuvieron cerrados por un accionar involuntario al no sentir dolor alguno, el tiempo le pareció eterno. Abrió los ojos, girando su rostro para ver de quien se trataba, quien le estaba dando otra oportunidad a su tiempo. Parpadeo un par de veces, en el silencio de aquellos ojos en un tono azul oscuro. La mirada ajena denotaba impresión y desconcierto, no era de extrañar. – “¿Estas bien?”-  Presto atención a su suave voz. Con delicadeza el hombre la dejaba sobre el suelo. La diestra de la rubia apretó una de las manos ajenas, tratando de retomar el equilibrio, aún estaba  aturdida por lo sucedido.

Si….━ Dijo en un murmuro ━ Si, si lo estoy━ pronuncio nuevamente en un tono que el otro pudiera oírla. Soltó su mano de forma brusca, alejándose y dándole la espalda, para que no notara el leve calor que subía en su rostro y se apoderaba ligeramente de sus mejillas. Estaba agradecida con aquel extraño pero ahora había olvidado como hacerlo. Volvió a escucharlo hablar empleando un singular francés y frunció el ceño. ¿Cuerdas? Creyó que estaba confundido. No era la primera vez que subía a ordenar un libro y siempre había hecho uso de la escalera. Si, era alguien terca que no recibía un no simplemente, si podía hacerse lo hacía y sino, buscaba los medios, no pretendía depender siempre de los demás. Se giró para fijar su mirada en el caballero, desviándola un segundo después al punto elevado que contemplaban los orbes contrarios. No encontraba lógica alguna, pero lo cierto era que para subir a ordena, los bibliotecarios necesitarían otro tipo de ayuda, además de una común escalera y una cuerda. Bajó la vista buscando sus ojos, que ya la observaban fijamente━ La escalera es el único medio que usamos aquí. Pero hoy he sido descuidada. Debo admitirlo━ La última frase sonaba a disculpa.

De nuevo el silencio se hizo a ellos, por lo que  se permitió detallar a su “salvador”. Era un hombre alto, de hombros anchos, sus botas no lucían bien lustradas y su abrigo parecía un tanto desgastado, al igual que sus pantalones. De las mangas de aquel abrigo sobresalía una tela en tono blanco que asumía seria su camisa. Descuidado, era su palabra para definirlo, pero no desentonaba a su vista, parecencia encajar a la perfección, sumándole a ello, su espesa cabellera castaña - cobriza y el bello azul oscuro de sus ojos. Entonces sentía que había visto ese rostro en alguna parte, pero simplemente su mente no ayudaba.

Desvió la mirada, para que no se diera cuenta de lo insolente que estaba siendo y recordó lo que la tenía ocupada. Con la caída, había soltado el libro y comenzó a buscarlo con la mirada. Para su fortuna este yacía a pocos metros de ella, dio dos pasos para inclinarse, pero se detuvo en su cometido, dejando que el caballero lo recogiera para ella. Retomo una posición erguida, asintiendo en afirmación al oír el título de su libro. No le agrado del todo aquellas facciones de derrota, que lograron en ese momento hacerla sentir fuera de lugar. Es decir, ya ella tenía claro que no era alguien normal, no era una joven que gustara de leer poemas o cosas por el estilo. Sabía que juzgaba antes de tiempo y que debía darle una oportunidad a ese tipo de lectura, pero le temía a lo desconocido, a lo que la oscuridad guardaba, no podría considerarse una mujer escéptica o tal vez si?, si podía leer y conocer de otras lecciones lo seguiría haciendo. Podía estar rompiendo con los parámetros de las jóvenes de su edad, pero simplemente ella era así.

Acepto lo que le era ofrecido, y se mordió sin mucha fuerza la mejilla interna derecha, conteniendo las palabras que querían salir con enojo━ Muy bien ━Dijo a regaña dientes, no la conocía y no quería ser criticada de buenas a primeras, pero no estaba para discusiones y menos en su lugar de trabajo ━ Usted debe saber más que yo de vampiros y eso,  por lo que veo. ━ Hablo apegándose al sentimiento de amabilidad. Debía aprender a controlar sus emociones, era un punto más que agregaria a su lista de cosas por cambiar. Se alejó del hombre, sin dejar de escucharlo y deposito el libro sobre una mesa  a pocos metros detrás de él, lo colocaría en su lugar después, no quería volver a subir una escalera, por lo que restaba del día.

Un gran globo terráqueo sobre el suelo, atrapaba ahora su mirada y asintió a las palabras mencionadas. Si sabe de lo que habla, intentaría averiguar más de aquel extraño, así como saber por qué su rostro se le hacía familiar, por lo pronto le haría estar tranquilo accediendo a su petición.

Están por allí━ le indico elevando su índice, señalándole la estantería contigua. Esperó que tomara lugar delante de ella y lo siguió, sintiéndose atraída por su amplia espalda. Esther apoyo la suya propia contra otro estante, cruzándose de brazos relajadamente, a la vez que ladeaba el rostro. ━ Yo nunca he salido de Francia y es algo que espero cumplir antes de morir.━ Le hizo conocedor de aquella revelación. Bajo la mirada a un punto ciego y descruzo sus brazos, llevándolos detrás ━ Ha de ser muy emocionante el conocer otros países y otras culturas. Has viajado mucho?- Pregunto.
avatar
Esther Lécuyer
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 37
Puntos : 12
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 16/03/2017
Localización : Paris - Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que es realidad y que una inocente ilusión? [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.