Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Inverse Midas Touch → Privado
Hoy a las 7:00 pm por Benedict Fripp

» night walk /Libre/
Hoy a las 6:49 pm por Lyriett Moon

» ¿QUIÉN ROLEA?
Hoy a las 6:04 pm por Faith Blackthorn

» Sonata en la noche //priv. Baran//
Hoy a las 5:50 pm por Arikel Voerman

» Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)
Hoy a las 5:42 pm por Elora Paine

» Drowning (Ephaste)
Hoy a las 5:29 pm por Ephaste Arkwright

» Orchid. {priv.Corbin}
Hoy a las 5:15 pm por Corbin Lockwood

» En viento en calma (privado)
Hoy a las 5:12 pm por Danielle Morgan

» Time out. {priv. Aletheia}
Hoy a las 4:55 pm por Anaé Boissieu



The nobility in Paris [Radu V. Rosenthal]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The nobility in Paris [Radu V. Rosenthal]

Mensaje por Frederick Feemster el Sáb Abr 01, 2017 12:18 am

Frío no inadvertido, lugar poco conocido.

Los días siguientes, azotados por el frío invierno de la cuarta estación del año, días donde las noches eran aún más largas que nunca, tal como si de la predominancia de la oscuridad se tratase, y donde el día apenas y lograba asomar bajo el manto luminoso del sol algo más que una ligera vista, era parte de lo que acontecía, una vez más, en la vieja y antigua Europa. Para el Barón Williams, era, en el año, su primer invierno lejos de su tierra y su hogar: la Baronia de Lambeth. Quizá, de no ser por el evidente cambio de ubicación geográfica, la cuestión no le resultase tan distinta, pues el invierno de las ciudades parisinas sin duda alguna no era tan diferente del de Inglaterra, ambos estaban caracterizados por lo mismo: frío, y más frío, lo que había llevado a Edmond a tomar decisiones precisas sobre las obras en la Compañía, recortando los horarios de trabajo con inteligencia de que la producción se viese afectada en el menor grado posible, y las ganancias no se fueran de picada sobre el suelo, siendo que, pues, la cede que controlaba en Francia aún era joven y le faltaba mucho por crecer.

No era prudente, pese a cualquier situación, climática, o de cualquier característica, permitirse el cese de sus ventas, si quería ser no una marca, sino la mejor y más reconocida marca textil de toda Europa.

Ideologías visionarias, y ambiciosas, que distaban de ser un rasgo visible en el joven.

Aquel día, podría no ser diferente de los demás, pero resultaba serlo, pues el joven Edmond Williams, en lo que llevaba de poco menos de un año, próximo a tenerlo en París, había simplemente desistido de prestar atención a los eventos sociales a los cuales, naturalmente, la clase alta, y más aún, cosa que hacía de alguna manera este evento especial, la nobleza, caso omiso. Más que una cuestión de rebeldía, resultaba más una cuestión práctica, era bien sabido ya la fama que el Barón de Inglaterra tenía en su tierra de origen: joven, apuesto, bien parecido, educado, refinado y lo más importante para las damas de la época: dueño de una gran fortuna que había heredado de uno de los hombres más polémicos de la época, tras la muerte de su esposa: el viudo August Williams, Comodoro de la Royal Navy y último descendiente de un linaje que trascendía así mismo su historia hasta el mismísimo Guillermo, el Conquistador, rey de Inglaterra, duque de Normandía, heredero de la antigua y extinta Casa Normandía y llamado “El Barón”, famoso tras su ascendencia al trono inglés como Guillermo I de Inglaterra. Aquel título, más que ser solo una de las tantas bendiciones que la Corona inglesa podría otorgar, se trataba ni más ni menos que de un título trascendental, algo que sin duda, no podía pasar desapercibido  hacia aún más apetecible al hombre que pesaba sobre sus hombros la historia de aquella sangre. La nobleza, como parte de los protocolos que seguían su código, ya había hecho hincapié en la insistencia de que el joven Barón fuese y estuviese presente en los eventos que continuamente estaban acostumbrados a realizar, sin embargo, para Edmond, de alguna manera, este viaje había también resultado una especie de despegue de todo aquello, que se volvía tedioso y monótono incluso para los hombres más educados, y más cuando los estereotipos de una sociedad tan conservadora como aquella en la que debía moverse eran cada vez que podían, ser recordados y puestos como sumos estandartes.

Lo eran aún más, cuando existían cosas ocultas, no acepadas por la mayoría, y quizá por nadie, con la que debía lidiar día a día, y de las que debía tener por su propio bien, ocultas.

Sin embargo, mientras ligeros pensamientos pasaban por su cabeza, y el carruaje dispuesto desde la Williams Halls, nombre que había pasado a obtener la mansión de la que Edmond había dispuesto para viajar y establecerse en París, el carruaje se detuvo y ahí estaba una vez más frente a sus ojos: el Royal Palace de París. –Señor Williams, hemos llegado.– Se dejó escuchar, apenas pasados unos segundos  el cochero, rápidamente y sin espera, fue diligente y abrió la puerta. Su mirada, no muy distinta de la que estaba acostumbrada a mostrar, paseo unos segundos por la gran fachada de aquella gran arquitectura, y bajando del coche, se dispuso, al igual que la mayoría de nobles que seguían llegando, a ir al interior del lugar.

Los pasos del joven Williams, con sus manos dispuestas a la altura de su espalda y sus hombros erguidos, le llevaron hacia el interior y justo después del arco de la entrada principal, vigilada por la Guardia Real, se disponía el Gran Salón. Era una noche que rememoraba recuerdos, pero que de alguna forma parecía pintar escenarios diferentes.

¿Cómo eran las fiestas de la nobleza francesa?, era una respuesta que estaba a punto de responder.

Frederick Feemster

Mensajes : 31
Puntos : 5
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 05/03/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.