Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA HUMAN HUNTING - PARTICIPAN ALICE D. DEFORT Y MEFISTO TEMPORIS - PARTICIPAN ELORA PAINE Y HÖOR CANNIF UNITED WE STAND, DIVIDED WE FALL - PARTICIPAN AXEL BLACKMORE, XARYNE ACKERMAN, GAEL LUTZ, ELORA PAINE THE HAUNTING - PARTICIPAN PIERO D'PÁRAMO & DOMINIQUE DE BRICASSART EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 12/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Una mañana para descubrir - Tema Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una mañana para descubrir - Tema Libre

Mensaje por Rebbeca Spielrein el Jue Abr 06, 2017 6:56 pm

Como todos los días, desde que consiguiera el puesto de pianista en el importante elenco del teatro Opera, Rebbeca, comenzaba su rutina, desayunando en un coqueto café que se encontraba en cercanías del imponente edificio del teatro, para luego dirigir sus pasos a su trabajo, y pasar la mañana en una de las salas de estudio, un magnifico salón con acústica perfecta en el que podía pasar todo el tiempo que quisiera, repasando las obras que debería interpretar en la noche de gala, para la cual solo faltaban unos meses.

Había pedido un café bien cargado, con un pastel de manzana, así entre sorbo y mordisco, recordó sus días en Moscú, disfrutando de un café turco, y comiendo las deliciosas masas de la cultura que tanto extrañaba, mas si debía ser sincera con ella misma, jamás cambiaría su nueva vida, no podía soportar pensar en lo que hubiera sido su existencia si, tras casarse con Ivanov, éste le prohibiera tocar o componer música, estaba completamente segura de que terminaría con el alma muerta, cual las rosas que se desmayan en los elegantes floreros del salón imperial del palacio del Zar.

Disfrutando aún de su desayuno, no pudo dejar de tamborilear sus dedos sobre la mesa, como si estuviera tocando el piano de cola que la esperaba en el aquel salón de concierto, mientras en su cabeza surgía alguna de las melodías que debería plasmar en papel para no perderlas en la maraña de ideas que poblaban su cabeza.

tras pasar una media hora mas en aquel café, se dispuso a pagar su desayuno y emprender el corto trayecto que la separaba de su obsesión. Cuando por fin el aire de la mañana inundó sus pulmones, pensó que a pesar de gustarle la primavera en París, prefería el frío que helaba los pulmones, de su Rusia Natal. cruzó la calle y se detuvo para admirar el elegante edificio, - ciertamente, no tiene que envidiarle a las imponentes construcciones de Moscú - sentenció en voz alta, como si alguno de los pocos peatones que pasaban por allí, hubiera estado charlando con ella.


avatar
Rebbeca Spielrein
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 10
Puntos : 5
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 11/12/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mañana para descubrir - Tema Libre

Mensaje por Eden Enqvist el Mar Abr 18, 2017 6:12 am

La búsqueda había comenzado. París estaba teniendo un extraño efecto sobre Eden. Era una ciudad cosmopolita, veleidosa, frenética. Cada esquina conducía a un secreto, un peligro, una emoción. Se sentía vulnerable y desprotegido. Y su lobo lo sabía. Sin embargo, y para su ventura, Madröm no había hecho acto de presencia desde su llegada, lo que dotaba a su mente de una inusitada estabilidad. Podía pensar con relativa nitidez, lo que le ayudaba en la complicada tarea de reconstruir los confusos fragmentos de su infancia.

Entusiasmado por su inesperado equilibrio, Eden se deslizó por las calles, percibiendo sensaciones, retrotrayéndose a los bulliciosos bulevares que conoció treinta años atrás. Era tal el cúmulo de emociones que se originaba en su interior, que le resultaba harto complicado interpretarlas. Después de trece años en los que solo había lidiado con sentimientos como el miedo y el temor, se descubría ante él un mundo ignoto, en el que cada experiencia resultaba estimulante y cautivadora, mas al mismo tiempo, aterradora, pues Mardróm siempre aguardaba el momento en el que desatar su bestialidad y tomar el control.

Fue entonces, abismado en aquella abrumadora andanada sensitiva, se vio golpeado por una imagen. Un magno edificio se alzaba ante él. Sus columnas, sus ornatos lo elevaban a un esplendor sublime. Nunca sus ojos habían contemplado algo como aquello, una arquitectura de tamaña beldad... “No. No es la primera ves que estoy aquí... -se dijo, incapaz de dominar el temblor que se apoderaba, incoercible, de sus manos”.

Una efigie, cual cuchillo, atravesó su mente. Su madre, blandiendo el violín sobre un escenario. Ese violín. Apremiado. Eden dejó la bolsa que siempre portaba consigo en el suelo y extrajo, con sumo cuidado, el instrumento. Estaba ajado, mas había padecido el inexorable discurrir del tiempo de una forma generosa, conservando una bella tonalidad caoba. El licántropo no pudo reprimir sus impulsos; como si se hallara treinta años ha, se deshizo de su sombrero, asió el arco, emplazó el violín en su hombro contrario, y empezó a tocar aquella melodía, la misma con la que su madre lo acunó desde su nacimiento. Era lóbrega, triste, pero en el corazón de Eden, sembraba una calma sin parangón.

Tanto se abismó en aquel indócil impulso, que no se percató de que se hallaba en plena calle, ante la vista de un grupo de transeúntes parisinos que se habían visto atraídos por la música. Una súbita vergüenza se apoderó de Eden, que se arrodilló para guardar su violín y asir su sombrero. Mas en ese momento, descubrió que unas monedas descansaban en su interior. Sorprendido, se guardó las ganancias y todavía avergonzado, hizo una reverencia, para de inmediato, abandonar el lugar con presteza.

Acelerado, se aproximó al edificio. Su corazón latía con fuerza. Sentía que aquel era el lugar donde su madre desplegó su talento como violinista. Quizás la clave para desembozar cuál había sido su destino. Distraído, no se dio cuenta que se había plantado al lado de una mujer hasta que escuchó su agradable voz:

-Ciertamente, no tiene que envidiarle a las imponentes construcciones de Moscú.

“¿Está hablando conmigo? -se preguntó el licántropo. Era una mujer hermosa, de rasgos elegantes a la par que exóticos. Sus nervios se acuciaron-¿Por qué haría tal cosa?”

Confundido, Eden sonrió levemente. Pensó en darse la vuelta y marcharse, mas sus instintos le empujaron a lo contrario. Siempre sus instintos:

-No tengo el gusto de conocer Moscú, mas sería un placer para mí que me explicarais qué hace especial a este lugar -profirió, incapaz de mirar a la mujer a los ojos, apocado, intimidado por su deslumbrante presencia-. No puedo evitar sentir que, de algún modo, la belleza fluye en este lugar. -Eden hizo una pausa y alzó ahora sí la mirada. -Es cautivador.


"Juega, ríe, sonríe.
Llora, teme, miente.
Mardröm, llega.
Mardröm, adviene.
...Corre."
Canción popular del pueblo escandinavo de Nitt.
avatar
Eden Enqvist
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 15
Puntos : 6
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 17/04/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.