Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Beast and the Harlot

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Beast and the Harlot

Mensaje por Alchemilla Gillespie el Lun Abr 10, 2017 7:14 am



¿Alchemilla?
No locked doors, No windows barred
No things to make my brain seem scarred

Alchemilla:

Si la mente fuera un edificio, el suyo amenazaría ruina.

Alchemilla está enferma. Sufre un trastorno mental, esquizofrenia paranoide, que hace que tenga alucinaciones constantes y no sepa distinguir la realidad de lo que es falso, por lo que vive en un estado constante de hiperrealidad. Sus alucinaciones a veces son completas, pero normalmente son voces en su cabeza que le dicen que haga una cosa o que haga otra, normalmente bastante sádicas. Podría decirse que Alchemilla es una sádica en potencia porque obedece a esos impulsos en forma de voces que le dicen que derramar sangre está bien, pero a la vez lucha (débilmente, claro está, pero ahí está su conflicto interior) contra eso que no está tan bien. Dependiendo de la intensidad de las voces se comportará como una persona más o menos civilizada, con sus delirios y alucinaciones, o como una auténtica y peligrosa zorra, pues lo que más suelen repetirle es que haga daño a las personas con las que se relaciona.

De su castillo de naipes, sólo quedan las cartas esparcidas y manchadas de sangre.

Hace tiempo que ha perdido el control de sí misma, y Alchemilla no es una persona precisamente lógica. Le importan muy poco las convenciones sociales, sobre todo porque nunca ha llegado a aprenderlas, así que ni siquiera se molesta en intentar ser sociable a no ser que la persona le caiga bien o le llame la atención inevitablemente. Es curiosa, sí, pero suele ser del tipo de curiosidad que mata a gatas como la felina muchacha, que también es desconfiada a más no poder. Por su propia psique no sabe relacionarse con la gente sin sentir deseos homicidas o violentos hacia ellos, y eso se ve perfectamente en su tendencia a apartar a los demás y, sin ir tan lejos, en sus palabras, pues suele ir a hacer daño a su interlocutor o, simplemente, a humillarlo verbalmente... vamos, que es considerablemente malhablada, burlona y dañina para los demás. Es bastante cruel, violenta y su pequeño problema con la sangre (¿no lo he mencionado? La adora) sumado a esa testarudez y a las voces dañinas que escucha la hace bastante inestable y caótica, desde luego alguien difícil de tratar.

Si vamos a morir de todas maneras, ¿para qué vivir?

La idea de la muerte la obsesiona sobremanera, la fascina y la atrae hasta sus brazos para después rechazarla, vapuleándola en un caos inestable cuyos restos conforman la mente de una niña que ya no es tal. Ella no es precisamente la alegría de la huerta, más bien al contrario, pues constantemente la abruma el pesimismo, y por eso mismo no se cuida a sí misma demasiado y excepto en ocasiones se lanzará de cabeza hacia las amenazas que vea. Su aspecto mismo es desaliñado, y su mente podría estar más sana, mejor, si tan sólo se prestara un mínimo de atención, pero las voces siempre la distraen y por eso mismo su seguridad es lo último en lo que suele pensar, siendo una muchacha tan arrojada e intrépida que incluso es temeraria. Atrae al peligro, aunque no sólo es capaz de provocarlo, sino que también tiene una parte masoquista, producto de su enfermizo subconsciente, que busca castigarla por sus crímenes y pecados y que influye en lo demás, suponiendo un peligro considerable para sí misma porque, pese a todo, siempre intentará hacerse daño... Tal vez eso explique que no sea capaz de huir del peligro, pero en cualquier caso siempre, absolutamente siempre, llevará alguna herida encima, ya sea autoprovocada o infligida por alguien en una de sus muchas peleas.

Sus pensamientos son tan viciosos...

Al tener problemas para socializar, tiende a utilizar a las personas más que a tratarlas y a hacer relación con ellas, así que normalmente son medios y no fines en sí mismos. Además, no le importa hacer daño a cualquiera siempre que así vaya a conseguir sus objetivos o siempre que las voces se lo hayan dicho así. Sus únicas excepciones son sus escasísimos allegados y su familia muerta, aunque pueble sus alucinaciones, y ellos mismos confirman la regla que rige la vida de Alchemilla: el fin justifica los medios. El problema es que ni ella misma tiene claro qué fin es ese, por lo que tiende a vagar sin rumbo fijo por ahí, guiada únicamente por las voces de su mente, y de manera tan errática como sus pensamientos. Cuando alguien la fascina o considera que una persona es lo suficientemente importante para dedicarle atención al margen de las voces; vamos, cuando tanto ella como las voces están de acuerdo en que una persona es fascinante, siente una curiosidad enfermiza que la hará acercarse a dicha persona, si bien al no saber cómo tratarla es muy probable que acabe tan dañada como el resto.

Espera a la llamada de la medianoche, cuando las luces se apagan y las sombras bailan en la pared...

Sus poderes mismos hacen que esté peor de lo que podría estar. Sabe que es una bruja, que además es bastante poderosa (cuando es capaz de centrarse, claro) y que pocos pueden comparársele potencialmente, y por eso su orgullo, un orgullo amargo y dañado la escuda del mundo, la protege y aumenta la leña de la hoguera de su arrojo, ese tan extremadamente peligroso. La luna es su afín; ella se siente más cómoda en la oscuridad de la noche, donde lleva a cabo sus miles de tropelías, y las criaturas nocturnas simplemente ejercen sobre ella la misma atracción que un imán a un trozo de metal susceptible de ser atraído: total. Los vampiros la obsesionan, y ella los emula – inconscientemente, en realidad – con sus naturales instintos sádicos y violentos. Ah, las voces... Ellas le han metido en la cabeza que ser la muñeca de sangre de un vampiro es un buen destino, pero también que no lo es, por lo que su actitud respecto a ellos es polivalente y, como siempre, inestable, desconfiada... de Alchemilla.

Elia:

¿Cómo puedes ser tú mismo si todo a tu alrededor te obliga a cambiar?

Elia es lo que sucede cuando se arroja un cubo de agua sobre una hoguera ardiente: se apaga, aunque quedan las chispas que, tal vez, sugieran un nuevo fuego... Nunca ha vivido, sólo ha sobrevivido; siempre ha tenido que ser más lista, más rápida, más ágil, más atenta... En definitiva, más, más incluso de lo que ella quería ser, por lo que de la Elia real queda poco o nada ya, y se ha convertido en una sombra de lo que fue. Se ha puesto a sí misma y a sus deseos en segundo plano con tal de seguir adelante un día más, siempre con la lejana esperanza de que algún día todo mejoraría. Sumamente práctica, se refugia en su imaginación para soportar los malos tragos que aguanta, y eso le ha regalado cierta frialdad, como si estuviera, pero al mismo tiempo no estuviera. Pasiva, desdeñosa incluso, simplemente está en su propio universo, un mundo donde los pesares que ha sufrido desde siempre duelan menos, donde alguien podrá quererla por ella pese a ser una muñeca rota y donde las cosas se solucionarán...

Tus deseos son órdenes para mí

Pese a que tuviera orgullo, tuvo que tragar eso y más para avanzar, y ha llegado a un punto en el que simplemente se deja manejar. Pese a ello, analiza las cosas con la mente fría y práctica de alguien que controla cada movimiento; no hace nada sin reflexionarlo antes, sin darle mil vueltas a los pros y a los contras, y no se deja llevar mucho por los sentimientos, pese a que con su sumisión pueda parecer que sí. Capaz de adaptarse a las circunstancias, Elia será más o menos cordial, más o menos atrevida, en función de la persona que tiene delante, a la espera de que alguien quiera conocer a la mujer de verdad, que se oculta bajo muchos años de dolor y llanto reprimidos. Y pese a que podría llorar, de hecho alguna vez lo hace si siente que sus clientes así lo desean porque le darán más monedas, no lo hace; siente, sí, pero es fuerte, y sabe sobreponerse y racionalizar en gran medida todo lo que su corazón desea, así que podría decirse que ella es una mujer que actúa más con la cabeza que con las emociones.

Dime, oh bella, qué se esconde bajo la fachada...

Su pasión es calculada, sus verdades son limitadas, se atreve lo que la situación le deje, y está continuamente atada de pies y manos porque sabe, como buena luchadora, que debe aguantar hasta poder ser libre. Con un gran sentido del humor, se ha convertido en una mujer rencorosa, orgullosa y a veces demasiado salvaje, aunque esto únicamente cuando se enfada. En ocasiones peca de creerse más lista de lo que es y de arriesgarse mucho, y le cuesta admitir sus fallos, incluso aunque se los echen en cara. Además, también puede ser rastrera y llena de bajezas, pues cuando la hieren, devuelve los golpes como puede, o lo haría de poder... Y ese es su principal problema: Elia no puede ser más que una copia barata de sí misma, y eso la convirtió en alguien tan indiferente que provocó su situación actual... Tan compleja como ahora lo son ellas.

Hush little baby, don't say a word
And never mind that noise you heard
It's just the beast under your bed,
In your closet, in your head

Tabula rasa. Esas son ellas ahora mismo. Un cuerpo para dos mentes diferentes, una que no recuerda nada de sí misma y otra que sabe demasiado, pero que no pertenece precisamente al cuerpo que habita. ¿Son, en realidad, dos, o se han fundido y hay un conflicto abierto por saber quién debe dominar? Más probablemente sea lo segundo, pero no hay certeza, no hay seguridad, solamente hay confusión, porque, efectivamente, ella está confusa. Amnésica por completo, inocente hasta cierto punto e ingenua en medidas todavía mayores, es como una niña que lo está redescubriendo todo a su alrededor, de forma aventurera e incluso inconsciente, pues no conoce los peligros a los que se adentra. Al mismo tiempo, es fuego salvaje, es una prostituta que intuye que lo es y parece recordar cosas que no comprende, como la manera mejor de darle placer a un hombre, que sabe comportarse de la forma que se espera de ella. Pero ¿qué le viene de antes y qué es nuevo? No lo sabe, ella no, pero esa voz...

Esa voz en su interior le grita cosas, y es la misma que le dice que se llama Alchemilla y que pone en duda todos sus movimientos y sus acciones, llenándola de inseguridad y de una profunda necesidad de gustar. ¿Esquizofrénica? Puede, pero con un motivo de peso; aun así, se encuentra constantemente al borde del abismo, ya que la voz de Alchemilla saca lo peor de ella, de ellas: todo aquello que sea capaz de imaginar de ruin, ambicioso, putrefacto, violento, doloroso y, en definitiva, malvado de ella está a flor de piel, esperando al momento perfecto para salir. Así pues, pese a esa inocencia relativa, Alchemilla es inestable, mucho, pues apenas una palabra errónea ya puede hacerla estallar en mil pedazos de las formas más violentas posibles. Por lo mismo, es frágil, ya que no conoce en absoluto el límite de sus nuevos poderes, su control, su dominio, nada en absoluto; Alchemilla sí, claro, pero a la voz no se la escucha, ¿no...?

En constante lucha consigo misma, es dada a extremos, y problemática es una palabra que ahora se le puede aplicar, indisolublemente ligada a otra: influenciable. Sólo quiere recordar y que todo se detenga, que esa voz se calle, que la deje tranquila... Intuye que se trata de algo ajeno a ella que la está invadiendo, pero a veces tiene razón y la protege, así que ¿cómo actuar? Sola contra el mundo, está progresivamente más desesperada, ahora es explosiva, y ya no está tan comedida como antes lo estuvo Elia, de cuya existencia se ha olvidado por completo, y con ella todo el mundo. Nunca correrá peligro de abrazar la indiferencia, de hecho su problema es el contrario: la hoguera del caos que es su personalidad actual está volviendo a encenderse, y ahora el riesgo es que provoque un incendio forestal; está degradándose, y sólo el tiempo dirá si ambas, Elia y Alchemilla, se mezclarán o una de ellas triunfará...

Aunque, a veces, eso pasa. Cuando Elia es más débil, Alchemilla toma el control, y Elia es mudo testigo en su mente de cómo la otra maneja su cuerpo. Gracias a ello, ambas han descubierto un poco más de la magia, de forma totalmente intuitiva: puede haber olvidado su identidad, pero conoce palabras de grimorios, de literatura, de cosas que no entiende cómo ha podido aprender ella, que es una vulgar desharrapada, eso lo tiene muy claro. La mezcla se está produciendo lentamente, el conflicto entre la inocencia y la dulzura de la amnésica Elia y la cada vez más cruel y desquiciada Alchemilla, de forma que están ganando cosas de la otra. Así es: "Alchemilla" es un proceso constante, un río en movimiento continuo, una ósmosis entre dos personalidades e identidades que nadie sabe cómo puede terminar... aparte de en desgracia, claro.

#P
#K

K I N D N E S S

Hermanos
-

Mejor amigo
-

Mejor amiga
-

Inseparables
-

Confidentes
-

Buenos amigos
-

Amigos
-

Te estimo
-

Confianza
-

En proceso de amistad
-

Amigos secretos
-

Trato cordial
-

Interés
-

Aliados
-

Respeto
-

Lealtad
-

Aconsejados
-

Consejeros
-

Protegidos
-

Protectores
-

Conocidos
-

Alchemilla Gillespie
19 (mente) y 27 (cuerpo)
Clase baja
Heterosexual(es)
Oslo... y Roma
Cortesana/Hechicera
Vulgar fulana
#L

L U S T

Atracción
-

Deseo
-

Obsesión
-

Cariño
-

Amor
-

Pareja actual
-

Ex pareja
-

Amor/odio
-

Sexo
-

Desliz
-

Debilidad
-

Dependencia
-

Tensión sexual
-

Amigos con derecho
-

Rollo de una noche
-

Coqueteo
-

Curiosidad
-

Confusión
-


H A T E

Trato hostil
-

Enemigos
-

Envidia
-

Desconfianza
-

Rencor
-

Temor
-

Odio
-

Lucha de egos
-

Piques
-

Celos
-

Asco
-

Intolerancia
-

Indiferencia
-

Lista negra
-

Mascotas
-
#H
♡.



Stay inside the hole:
let me take control:
You were nothing more:

you were something less:

Something has to give - something has to break:
Fingers on your skin, let my savage in:

avatar
Alchemilla Gillespie
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 169
Puntos : 277
Reputación : 137
Fecha de inscripción : 25/06/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beast and the Harlot

Mensaje por Dennis Vallespir el Miér Ago 30, 2017 8:53 pm

Hace mucho tiempo, cuando me negaba a que lo nuestro fuera un encuentro repetido, tú te empeñaste en decir que volveríamos a vernos. Que aquella endiablada locura en las callejuelas no sería nuestro único desliz

No, no vengo a reconocer que tenías razón, vengo a cagarme en tu puta estampa, como el niñato desolado que se supone que soy, ¿verdad? Aún te crees que lo has visto todo al otro lado de los ojos de tu coco, pero no tienes ni la más remota idea, bruja, te odiaría plenamente si no me dejaras tan confuso. Por desgracia o por fortuna (y lo último respecto a ti es demasiado cuestionable), esto sólo acaba de empezar. De nuevo y definitivamente.

¿Sabes lo que sí que odio (la horterada del amor/odio, supongo que lo llaman) a pesar de todo eso? Que ya no se trata sólo de ti. Has puesto un tercero en medio, desgraciada, ¿cómo esperas que me desinhiba como aquella vez (+18) sin cargo de conciencia ahora que ya no eres enteramente tú? ¡Aparte de que me parezca deleznable lo que quiera que pretendas hacer con esa mujer que no conozco, pero que inevitablemente me está empezando a interesar! Como si no tuviera suficiente contigo, que eres perfectamente capaz de emular el efecto de la luna llena, que me descontrolas, que me atraes hasta lo más desesperante de mi naturaleza. Nunca me he fiado de ti, es cierto que me despiertas un lado hostil que no dejo fluir ante todo el mundo pero que supongo que siempre ha estado ahí, desde mucho antes de encontrar a la horma de mi zapato.

Sí, me estoy refiriendo a ti. O no...

No. No, joder, estás loca. Tú. Sólo tú. Ni el sexo consumido ni la tensión sexual que aún me provocas pueden alterar ese hecho. Estoy deseando que el cuerpo en el que habitas tome el control, hay algo demasiado embaucador en la misteriosa prostituta que tú no podrías obtener ni con tus mejores hechizos.

¿Has visto cuánto ha cambiado aquel lobo inestable?

… ¿He cambiado de verdad o sólo es que, a fin de cuentas, me alegro de 'verte'?



Lobo hombre en Paris... Su nombre, Dennis.

Si no puedo salvar a nadie, no puedo salvarme a mí mismo:
You know the child wasn't really the problem, it wasn't Neverland a lie:
You can give it to me when I need to come along:

I planned it all, I just forgot romance:
No imaginé lo que ahora sé, me basta con mirar:
Prepared to burn:


avatar
Dennis Vallespir
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 163
Puntos : 204
Reputación : 101
Fecha de inscripción : 14/02/2012
Localización : Bajo el dedo de Judith

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beast and the Harlot

Mensaje por Alchemilla Gillespie el Lun Sep 18, 2017 1:38 pm

¿Quién eres? Eso lo sé, eres Dennis, pero ¿qué significas para mí? ¿Qué significas para ella? Ahora somos las dos quienes vivimos aquí, y lo que fue una realidad para ti, y quizá también para ella, ya no lo es tanto porque he entrado yo en medio, ¿recuerdas? Y yo no te conozco. Es decir, sí, claro, eres un conocido con el que me encontré una vez, hace tiempo, pero ¿y qué más? Ella podría decirte más, claro, pero ella... A ella no quiero dejarla salir a la luz, y tal vez entiendas por qué o tal vez no, pero me da igual, la decisión está tomada siempre y cuando dependa de mí. ¿Sabes cuál es el problema? No siempre depende de mí. A veces, está desatada; a veces, ella sabe cosas y está pendiente de cuándo yo estoy para salir en el momento oportuno, cuando aparece alguien a quien conoce... Alguien como tú.

Quiere salir, ¿sabes?, pero no voy a dejar que lo haga porque no le quiero dar más poder. Por eso, no te lo voy a dar tampoco a ti, no te voy a dejar acercarte mucho; eres un riesgo para mí y un juguete para ella, de quien desconfío pese a todo, porque siempre hay más. Claro, de ahí a admitirlo hay un mundo de diferencia, pero de momento está en mi mano controlarlo, así que simplemente me centraré en lo demás: hostilidad, recelo, confusión y, quizá, tal vez temor. Por ser un lobo, por el efecto que tienes en ella, por ser ¡un coco! Oh, no, ¿ves lo que estás haciendo? ¿Lo ves! No puedo tolerarlo, no puedo. Así que debo despedirme y...

Seré rápida, coco, ¡sigues sin gustarme! Te acepto cosas, pero por fastidiarla a ella, ¿sí?, sé consciente. Su cuerpo me pertenecerá, sigues sintiendo la misma atracción que te llevó a cometer un desliz en el pasado, ¡sexo en medio de un callejón! Eres un animal, tampoco confío, te tengo recelo y hostilidad, todo eso lo comparto. Pero ya no me interesas, haya tensión sexual o no entre nosotros. Lo malo lo compartimos, lo bueno... Eso sólo es cosa mía. Ten cuidadito, Vallespir, y elige bien a cuál de las dos prefieres enredar en tus redes, ¡coco!



Stay inside the hole:
let me take control:
You were nothing more:

you were something less:

Something has to give - something has to break:
Fingers on your skin, let my savage in:

avatar
Alchemilla Gillespie
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 169
Puntos : 277
Reputación : 137
Fecha de inscripción : 25/06/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beast and the Harlot

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.