Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 08/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Los habitantes de la noche -privado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los habitantes de la noche -privado.

Mensaje por Rikkert Moos el Jue Abr 13, 2017 10:46 pm

Les bêtes habitent la nuit

Después de años de sueño profundo, mi cuerpo se encuentra deseoso de sustentarse con ése precioso elixir malva que corre por el torrente sanguíneo de los humanos. Deliciosa, tibia y de un color rojo intenso: La Sangre. Alimento por excelencia de las criaturas malditas, como yo. Si bien yo no escogí éste destino, me entrego a él, simplemente por el hecho de seguir existiendo en éste mundo lleno de maravillas. Lleno de arte, poesía, música, cuentos, fábulas, leyendas... Yo mismo soy una leyenda entre los que me conocen. Soy un inmortal. Humilde hacedor de mis propias aventuras e incansable guerrero que gusta de inmortalizar en un lienzo, a las más bellas criaturas que jamás han visto éstos ojos, que algún día habrán de comerse los gusanos.

Soy Rikkert Moos. Un vampiro...

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Camino. Casi floto por los enmohecidos techos hechos de tejas, de los grandes y humildes edificios circundantes del centro de la ciudad. Es una noche espléndida para salir de caza. Una noche bulliciosa, llena de colorido. Los humanos parecen estar de fiesta. El momento idóneo para elegir - de entre todos ellos - al más corrupto e insensible humano que detecte mi agudo olfato vampiresco. No deseo, ciertamente- conformarme con el "pequeño trago", como algunos colegas míos. El monumento- que es mi cuerpo- necesita recobrar las fuerzas perdidas por el sueño profundo. Me siento débil en mi condición de vampiro, pudiendo ser presa fácil para los hábiles cazadores en busca de la gloria eterna. De poco servirían mis alegatos. Ellos verían en mí, sólo un trofeo más en su colección. Ellos no pueden advertir, que no soy como el resto de mi especie; simplemente buscarían el momento idóneo para dar fin con mi existencia. Un sabio se esfumaría de la faz de la tierra. Como el viejo roble que ha muerto de pie, por la ignorancia y la poca tolerancia de la raza humana. Sólo ceniza de las cenizas.

Acecho.

Metros adelante de mí, puedo oler con exquisitez, a varios hombres lo suficientemente robustos para satisfacer mi sed. El más grande de ellos, un hombre de no más de cuarenta años, discute con otro de menor envergadura. Éste es muy pequeño en relación con su interlocutor y lo suficientemente asustado para evitar que un líquido amarillo escurra por sus pantalones, haciendo un charco sobre el suelo terregoso. El infeliz bastardo le sostiene por el cuello de su desgastada camisa de manta. Le amenaza con un cuchillo de cocina, que al parecer está muy afilado, pudiendo rebanarle la garganta sin ninguna dificultad a la menor provocación. Al leer su mente, puedo arme cuenta perfectamente que él vocifera y dice improperios por una suma de dinero que le debe la posible víctima. Pero no tiene la menor intención de matarle, sólo darle un buen escarmiento por faltar a su palabra de caballero. Entonces desecho la idea de alimentarme de él. Debo buscar en otro lugar menos afortunado, en aquellos oscuros callejones llenos de vándalos sin prejuicios que sólo buscan saciar sus más bajos instintos con las "chicas alegres" de la calle, que esperan pacientemente por un cliente, recargando su espalda desnuda sobre alguna barandilla a media luz.

Levito en el aire, mezclándome entre las sombras de la noche. Si... puedo sentirlos... Hay una riña justo a mis pies, entre varios humanos, uno de ellos es una joven mujer. Les miro desde las alturas. Se han enfrascado en una lucha desigual, en donde uno de ella ha resultado victoriosa, pero herida de muerte. Ahora le miro caminar tambaleante, sujetándose apenas de las paredes. La vida puede escapársele si no recibe la atención adecuada. Podría ser la oportunidad que tanto he esperado, pero me doy el tiempo justo de escudriñar en su mente, y lo que me encuentro me deja sin aliento.

En blanco.

Su mente no puede rebelarme nada de su pasado y presente llamándome profundamente la atención. Es como un libro sin ninguna historia escrita en él. Decido descender de las alturas y seguirle muy de cerca, aún incrédulo por lo que acaba de acontecer. Es demasiado joven y de inmediato me hace recordar a alguien a quien conocí hace muchas decenas de años. Voy sigiloso tras de sí, y en cuanto le veo a punto de rendirse, le sujeto por el brazo, evitando su caída. Su sangre me taladra los sentidos, pero es tanta mi experiencia, que de inmediato relego mi instinto voraz a un tercer plano. Necesita ayuda.

-Joven damisela- le digo en un tono cordial, utilizando un poco de mi glamour vampírico para infundirle confianza- Necesita atenderse la herida o puede desangrarse, permítame ayudarle. No tenga miedo de mí.

Generalmente suelo ser más intempestivo cuando se mujeres y sangre se tratan, pero ésta noche me invade la maldita nostalgia y no sé cuál sea el motivo exacto. Me siento indulgente y caritativo. Poco común que siempre voy en busca de aventuras cargadas de adrenalina, buscando salirme siempre con la mía.







ME (?)
avatar
Rikkert Moos
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 156
Puntos : 111
Reputación : 22
Fecha de inscripción : 11/09/2012
Localización : El mar

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.