Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA HUMAN HUNTING - PARTICIPAN ALICE D. DEFORT Y MEFISTO TEMPORIS - PARTICIPAN ELORA PAINE Y HÖOR CANNIF UNITED WE STAND, DIVIDED WE FALL - PARTICIPAN AXEL BLACKMORE, XARYNE ACKERMAN, GAEL LUTZ, ELORA PAINE THE HAUNTING - PARTICIPAN PIERO D'PÁRAMO & DOMINIQUE DE BRICASSART EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 12/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


The Shadow and the Lion [privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Shadow and the Lion [privado]

Mensaje por Skadi Rendahl el Vie Abr 14, 2017 10:42 pm

Una noche más en la que la sombra se pasea por la ciudad de Paris. La luna brillaba en lo alto, en cuarto menguante, sobre ese espacio luminoso. Loki me permitía ver a un astro rojo cuyas gotas de sangre se deslizaban sobre la superficie esférica, goteando en el espacio estrellado el líquido escarlata que teñía a su vez las estrellas, manchándolas para recordarme que hasta lo más blanco e impoluto en apariencia también podía sangrar, que no existía lo meramente bueno, y que si el dios del caos me favorecía aún, lo hacía porque todavía tenía grandes planes para mi. Sé que en mis sueños intentaba seducirme, mantenerme a su servicio, y sé que gracias a él me había acostumbrado a la oscuridad, pero la antigua Skadi, la sombra que llegó a Paris y la mujer que ahora era yo continuaba su inesperada metamorfosis, retazos de cada una persistían y era difícil predecir cual se impondría sobre la otra.

Encuentros en la ciudad, revelaciones, la certeza de que a pesar de no haberme permitido sentir me percataba de que aún lo hacía muy a mi pesar. La vida no me había sido favorable pero tampoco me había quebrado, tenía que soltar el pasado, ahora me percataba de ello. Es solo que de vez en cuando el hacerlo era demasiado difícil, aún escuchaba las risas inocentes que compartía con mi mejor amigo cuando éramos niños, recordaba a mi hermano y la forma en que junto a él luché en el campo de batalla una y otra vez, pensaba también en ese viejo lobo que se topó conmigo unos días atrás, en como sus revelaciones lograron que me percatara de tantas cosas, de la traición de un rey al que juré servir, y de mis deseos de continuar, contra viento y marea.

Caminaba por las calles, percatándome por primera vez al desplazarme sobre ellas de todo lo que con anterioridad no quise ver. Un trío de músicos tocaba el violín y las panderetas en una esquina. Me detuve frente a ellos, hacía tanto tiempo que no me daba la oportunidad de escuchar algo que me gustaba, o de hacer algo por un mero disfrute. La brisa que golpeaba mi rostro era fría pero me gustaba, metí mis manos en mi abrigo y observé a los músicos, la maestría con la que un hombre alto y de barba tupida de color rojizo tocaba el violín. No sonreí porque no estaba acostumbrada a hacerlo, pero algo se removió en mi interior. Al percatarme dejé caer unas monedas en un sombrero que una rubia de curvas exóticas mantenía a sus pies mientras sus caderas se movían y sus manos tocaban la pandereta. Di la media vuelta y me alejé.

Poco a poco dejé el laberinto de callejuelas atrás, ya no estaba en el centro de la ciudad, me dirigía de vuelta al hostal adonde pasaba mis noches en vela. Antes de dar el siguiente paso le escuché, caminaba detrás mio, se detenía cuando yo lo hacía y procuraba mantenerse a escondidas aprovechando las sombras sobre las banquetas adonde los faroles no alcanzaban a iluminar. Sonreí de medio lado al percibirlo. Un puñal dirigido hacia mi, lo esquivé con una rápida pirueta, y caí sobre mis rodillas flexionadas. El sujeto lanzó un segundo puñal en mi dirección. Alargué mi mano para tomar la espada bastarda que llevaba a mi espalda y me dirigí hacia él esquivándola de nuevo. Mi sonrisa fría en el rostro a medida que nos acercábamos, las paredes de las callejuelas fueron testigos del choque de las armas, del ruido de los aceros. Un sonido explosivo me tomó por sorpresa. Apreté los dientes, la bala de un revólver escondido me había rozado y yo le había herido a él en un costado con mi espada.

El sujeto huyó. Me moví con rapidez para no perderle la pista mientras la ciudad quedaba atrás. La zona era bastante oscura, los faroles escaseaban. A lo lejos observé como el asesino se escabullía para entrar en un terreno rodeado de una malla alta que trepé antes de saltar del otro lado y caer sobre la tierra. Mi mirada observó todo con rapidez, habían varias carpas en el lugar. Una más grande en el centro desde la cual escuché ruidos de voces y diversos carromatos.

Aún corría cuando tropecé, mi pie se enredó con algo pequeño que inevitablemente hice rodar. No veía a quien perseguía por ningún lado. Maldije y me acerqué a la pequeña bola que había quedado patas arriba, alcé una ceja y me acurruqué junto a ella. Con un rápido movimiento la volteé y la alcé por el cogote. Un gato me observaba con sus enormes ojos azules. Lo contemplé sorprendida antes de arrugar la nariz, yo no era precisamente afectuosa, y los seres adorables en apariencia me desconcertaban. -¿De qué jaula te has escapado?- pregunté mientras lo mantenía colgado en el aire.



Daughter of blood and sword:



Valkyrie's fire:


Echoes of a broken past:



avatar
Skadi Rendahl
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 32
Puntos : 33
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 13/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.