Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Sins and Secrets [privado] [+18]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Synnove Cannif el Vie Abr 21, 2017 9:47 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Me encontraba sentada frente a la barra de la cantina, rememorando esta mañana, recordando los sucesos de la noche anterior mientras mantenía en mis manos la jarra de madera y mis ojos esmeralda observaban distraídos a mi alrededor sin ver nada en realidad. No sé cuántas veces me había despertado la noche anterior, lo que si sabía era que cada vez que lo hice encontré a Hakon a mi lado, durmiendo plácidamente. Lo había envuelto con mis brazos mientras el hacía lo mismo y su respiración tranquila contrastaba con la mía, que subía y bajaba con rapidez. Mi mirada inquieta lo inspeccionaba, se aseguraba de que estuviera allí, se arrimaba más para escuchar sus latidos y eran estos los que se llevaban mi inquietud susurrándome sin necesidad de palabras que ese corazón ahora era mío, que de acuerdo con sus palabras siempre lo fue.

Sonreí agitando la jarra con mis dedos, siempre había sido demasiado independiente, con tres hombres en la familia y una madre fuerte, en un principio me quise hacer valer por mí misma y con el tiempo llegué a manejarme físicamente y en las armas tan bien como cualquiera de ellos. Me preguntaba ahora si esa misma independencia no interferiría de alguna forma en mi relación con Hakon, deseaba con todas mis fuerzas no echarlo a perder, que lo nuestro funcionara a pesar de la locura que suponía, a pesar del pecado tan grave que era y del secreto que involucraria.

Cuando desperté él aún dormía, no quise despertarle, tan solo me incliné, paseé mis manos por su oscuro pelo, apreciando su suavidad y al detener mi mirada sobre sus labios me acerqué para presionarlos con los míos suspirando al sentir la manera en que tibios me recibían aún sin que él se percatara. Me relamí con una sonrisa de medio lado, lucía tan apetecible que estaba tentada de hacer más que tan solo rozar su boca pero lo cierto es que debía apresurarme a salir así que garabateé a prisa una corta nota que dejé sobre la pequeña mesa de noche a un lado de la cama.


Hakon,

He salido a buscar a Ubbe, debo dar con él antes de que se meta en un lio lo cual con toda seguridad sucederá tarde o temprano. Ya sé, pensarás que no soy la apropiada para hablar de líos, porque siempre me veo envuelta en uno, pero alguien tiene que cuidar de ustedes, tontos vikingos. Te espero en la cantina al anochecer, ya sabes, la misma que solemos visitar en nuestra realidad con frecuencia. Y Hakon, recuerdo todo lo que sucedió anoche con demasiada claridad, no me arrepiento de nada. Te repetiría cada palabra pronunciada… con tal de que creas en mí, y en la promesa que encierra todo lo que nos aguarda vivir juntos. Así que no faltes o te la verás conmigo.

Te quiere siempre,
Synnove.



Finalmente recordé que había hidromiel en mi jarra y tomé un trago. Mi búsqueda de Ubbe por la ciudad había resultado bastante infructuosa por lo que no me sentía muy animada en ese respecto, aunque sabía que era capaz y podía cuidarse bien. Quizás se le ocurriría visitar esta cantina y le vería entrar repentinamente. Quizás…

Sin embargo no fue a mi mellizo a quien percibí cuando un par de botas se detuvieron a la entrada, pero si a alguien a quien reconocería en cualquier lugar, entre las más tumultuosa multitud, aún apenas distinguiendo su silueta. En cuanto salió de la penumbra para adentrarse en la luz del recinto me levanté del pequeño banco con rapidez y me apresuré a reunirme con él. Mi mirada refulgía cargada de fuego, no le di tiempo de hablar. Lo tomé de la mano y tiré de él para que me acompañara más allá de las mesas, hacia un pasillo adonde dejábamos cualquier mirada indiscreta a un lado y prácticamente lo arrastré para que entrara conmigo en el baño de hombres.

-Hakon…- Apenas usé unos segundos para cerciorarme de que no hubiera nadie en el baño y colisioné contra su boca, necesitada de él, sintiendo como su lengua salía al encuentro de la mía, ahogando un gemido mientras nuestros alientos se fundían en uno. Mis manos ansiosas se movieron sobre su camisa, desesperada por sentir cada espacio, tironeé del extremo de ella para palpar su piel por debajo, ansiosa del calor que me había irradiado la noche anterior y que me hacía demasiada falta desde el amanecer. -¿Me extrañaste?- Apenas abandoné sus labios para emitir esas palabras antes de regresar a ellos y atraparlos en un beso voraz, jadeé mientras mi lengua se hundía más en su boca con desesperación. Lo necesitaba, lo extrañaba, lo quería. -Dime que recuerdas todo… y que aún deseas una vida conmigo…-


Última edición por Synnove Cannif el Mar Mayo 23, 2017 2:59 pm, editado 1 vez



Synnove:
kriger sjel:








deg og meg, en sjel, laget av den samme essensen:



Blodsbånd Cannif:
Brann i blodet:
Hakon & Synnove:
avatar
Synnove Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 61
Puntos : 50
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 10/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Hakon Cannif el Vie Mayo 26, 2017 9:45 am

Mi primo tiraba de mi alegando que aquel a quien pegaba no era capaz de defenderse, que me contuviera pues el combate lejos de ser justo era el de un verdugo, mas si creía que esas palabras aplacarían mis celos se equivocaba, pues bien uso las manos para tocar a mi hermana.
Rugí cuando Synnobe me abrazó por delante, empujándome para ayudar a mi primo a sacarme del antro. Ofuscado solo unas palabras salían de mis labios “no me toques”, siempre me hacia lo mismo, llevarme al abismo empujarme con una venganza que yo no merecía, pues nada había hecho para que tonteara con ese pelele por muy borracha que estuviera.

Devon tomó a mi primo por la mano para volver a dentro, no escuchaba el motivo por le que se lo llevaba pero no podía estar mas acertada.
Synnobe orillada a mi cuerpo trataba de acariciar mi rostro con sus dedos, aparte mi cara de su contacto, sus palabras me tocaban suaves, susurros que anteponían escusas.
-¿Celos? -gruñí ofuscado -¡maldita mujer que me haces perder el juicio!
Te veo con ese tipo y algo me destroza por dentro, después de lo de anoche ¿como has podido?
Niña caprichosa malcriada, que lo quiere todo en el maldito momento. Abres los ojos y desapareces de mi lecho para buscar a Ubbe cuando ambos podríamos haberlo hecho juntos. Una posadera me ofrece tequila y eso te da razón para dejarte sobar por el primer idiota que se te acerca.

Me aparté de su cuerpo, moviendo los brazos para evitar que su agarre me sostuviera a su lado, no entendía que lo que para ella era un juego, para mi había sido un secreto, tantas veces mirando sus esmeraldas, perdido en cada resquicio de sus labios, añorando tocar su piel y haciéndolo con disimulo buscando absurdas escusas que no delataran que la amaba.

Me pidió perdón como si eso todo lo solucionara, estaba tan borracho que me daba todo vueltas, dejé escapar el aire de forma pesada, enfadado mientras escuchaba que no hubiera permitido que ese tonteo pasara a mayores.
-¿eso me da derecho a entrar dentro y beber con la posadera? ¿tontear con ella, acariciar su cintura? -gruñí contra su rostro, mis tempestades oscurecidas se cernían con su peor tormenta sobre su turbia mirada.

Los dos estábamos demasiado borrachos para entender el espectáculo que estábamos montando ahi fuera, ella trataba de sujetar a mi bestia y yo luchaba por zafarme de su agarré una y otra vez maldiciendo a Loqui por reírse de mi en estos instantes.
-Te odio -gruñí tras escuchar que ella me decía exactamente lo mismo.

La odiaba porque la amaba mas que a mi vida, porque jugaba conmigo al escondite, porque conocía el efecto que sobre mi ejercía y aun así me llevaba hasta un extremo insospechado.
-Te odio -susurré contra sus labios cerrando los ojos -te odio -repetí como si al decirlo mas veces eso pudiera ser posible.

Me dejé caer en le bordillo de la callé, no lo entendía, no entendía que yo me jugaba mucho mas que ella en todo esto. Ella era la hija de Erlend, yo solo un niño de piel oscura que llego hace ya muchos años a su vida.
Si en algún momento padre tena que elegir entre los dos, de sobra sabia quien iba a ganar y quien saldría perdedor.
Arriesgaba una familia algo que no tuve hasta que madre me encontró.




Hakon:





Min største synd, ble jeg født min eneste kjærlighet.:


Cannif:
video:

video:
avatar
Hakon Cannif
Gitano
Gitano

Mensajes : 54
Puntos : 56
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 02/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Devon Pendragon el Dom Mayo 28, 2017 3:14 am

Mi mejilla descansaba en su pecho, me sentía exhausta, estaba agotada. Habíamos burlado a la muerte en varias ocasiones en los últimos dos días, no era solo cansancio físico, sino mental, el deseo de poner en pausa las vicisitudes, de creer que podía simplemente concentrarme en la presencia de Niels. Así que cuando le abracé todo lo que realmente quería era un momento con él, sentir ese calor suyo que opacaba a los rayos del sol, que me hacía vibrar internamente, latir mi corazón con fuerza y me llenaba de esos pequeños temblores que no podía evitar porque aún el más pequeño gesto, el más sutil abrazo, una mirada hacia su sonrisa era todo cuanto se necesitaba sin que él hiciera un esfuerzo para ponerme nerviosa otra vez.

Sus palabras rebatieron las mías con rapidez, con seguridad me afirmó que no, que con él nunca habría paz. Una sombra se asomó a mis ojos pardos, no estaba segura de si me advertía, de si quería que le rebatiera y le diera seguridad o si era su manera de alejarme de él. Lentamente solté mi abrazo y alcé la mirada para escudriñar sus esmeraldas. Todas las emociones que seguía descubriendo a su lado eran maravillosas y aterradoras, en un momento podían llenarme de alegría y en otro me llenaban de incertidumbre, en un momento podía anhelar besarlo y en otro me exasperaba, y sin embargo, de algo me percataba al escuchar su pregunta.

-Lo fácil está sobrevalorado Niels.- Me acerqué a él de nuevo, a veces tocarlo me parecía demasiado. -Puede que tengas razón, puede que a tu lado nunca sepa lo que es gozar de tranquilidad pero quien dice que yo nací para eso…- Busqué las palabras que me permitieran explicarle a qué me refería. -En el palacio siempre me sentí inquieta, no comprendía el por qué, podía haber aceptado a alguno de mis pretendientes, casarme, vivir una vida plagada de seguridad, pero nunca fue lo que quise. Cuando estoy contigo es como si una corriente invisible me arrastrara, me lleva de vuelta hacia ti y me siento incapaz de nadar contra ella. Puede que no opine como tú en todo momento. Me pareces obstinado, terco, eres exasperante, un incendio que hace estallar en llamas todo a su paso pero… yo no cambiaría ni un ápice de eso.-

Llevé mi mano hasta su pecho y lo acaricié suavemente. -Hemos pasado dos días juntos escapando de la muerte y en medio de todo ello también veo otras cosas en ti. Me atendiste en la montaña tras sufrir las heridas que me provocaron los huargos, me diste algunas hojas para que con el colocón no sintiera dolor, hoy por la mañana me revisaste de nuevo y atendiste mis heridas calmándome con tus besos mientras lo hacías. Te veo sonreír y siento que el mundo bajo mis pies se sacude, me hundo en tus esmeraldas y me olvido de que algo maligno nos persigue a ambos y que nos quiere dar caza…-

Me mordí el labio con fuerza, presa de la agitación que me embargaba. -¿Cómo sabrás si puedes hacer feliz a una mujer si no lo intentas? ¿Cómo sabré yo si puedo hacer feliz a un hombre si nunca antes había sentido esto? En tus brazos me siento segura … nunca me sentí más segura que anoche después de hacer el amor…- Mi rostro se encendió y desvié la mirada, me sentía expuesta, vulnerable, estaba siendo sincera con él y no tenía ni la menor idea de que pensamientos cruzarían por su mente al oírme. No pude más que contener el aliento unos segundos y después lo liberé con pesadez. -A mi me gustas así como eres...-



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Dom Mayo 28, 2017 3:19 pm

Abrí los brazos para anclar su cuerpo contra el mio, era una necesidad extraña como la de los viajeros al llegar a puerto y poder fundirse con el calor del hogar dejando atrás el mar revuelto.
Deslicé mis dedos entre su castaño cabello, enredándolo en ellos cuando esta alzó la mirada para enfrentar las aguas que se le escapaban de los dedos.
-Desde niño la tempestad me precede, soy un hombre complicado, nunca tengo ancla, ni siquiera timón y pocas veces me dejo guiar por los faros, soy caos y en ese fervor devasto todo por donde paso -acaricié su mejilla con suavidad -moriré joven y no quiero dejar huérfanos y una viuda que me llore.

Hundí mi cabeza en su cuello, acariciando con mi nariz su yugular, perdiéndome en ese olor a fuego que desprendía su cuerpo.
-Pero...contigo las cosas cambian, es como si te convirtiera en firmamento y de algún modo guiaras mi Drakkar por el océano.

Ladeé la sonrisa al sentir que sus manos surcaban mi pecho, me relamí los labios antes de impactar con ellos como las olas lo hacen con las rocas hasta erosionarlas por completo.
-Encajamos Devon, esa es una realidad y aunque soy un cobarde admito que tengo fuertes sentimientos por ti -me eche a reír -esto sobrio no lo reconoceré, porque posiblemente no querré arrastrarte al fondo del mar para que te ahogues en la profundidad, pero... si tu estas dispuesta a intentarlo, yo estoy dispuesto a darte la mano.

Escuché sus palabras, hablaba de lo intenso que había sido el viaje desde que ambos nos encontramos, desde que los humanos nos atacaron hasta que los huargos nos trataron de dar caza.
Habíamos sufrido ambos graves heridas, pero juntos habíamos superado la muerte sin soltarnos, aferrándonos a la vida y a su vez el uno al otro.
Tenia razón, ella no era una humana mas, estaba forjada para la guerra, la seguía una bestia y la oscuridad ya se cernía sobre ella, yo podía ser caos, pero sin mi, no hubiera salido del bosque.
Quizás nuestra vida estuviera destinada a ser efímera pero..porque no darme la oportunidad de  probar simplemente.

Atajé la distancia que separaba nuestras bocas, beso lento, húmedo y cargado de pasión pues a su lado las llamas del infierno prendían como el fuego mas devastador.
Me relamí los labios sonriendo contra sus labios.
-¿Así que te gusta como es este vikingo? -susurré contra su boca -¿y si subimos y me enseñas hasta que punto te gusto?

Mi dedo acarició sus labio, entreabriendolos con la yema de mis dedos, los sellé con los míos, quería saber si podía hacerla feliz y la verdad no tenia ni idea si ese poder podía albergar en mi.
Hasta el día de hoy había sido un gran guerrero, pero en lo que respectaba a las mujeres cada noche una ocupaba mi lecho, quizás era la hora de probar algo nuevo.
Jadeé contra su boca hambriento.
-Subamos Devon.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Synnove Cannif el Lun Mayo 29, 2017 2:21 am

Hakon continuaba enardecido. Furioso forcejeaba conmigo procurando zafarse de mis brazos. Me empeciné en abrazarlo, intentando contenerlo, procurando que al menos por un instante me escuchara, que comprendiera que para mi él era el único, que nadie lograba abrirse paso en mi interior y tocarme el alma como él lo hacía. Necesitaba que supiera que contra toda razón siempre lo quise más que a cualquier otra persona que fuese parte de mi vida. Siempre había sido él, sólo él.

-Hakon si tan solo me escucharas.- Su forcejeo me estaba dejando sin aliento. Mi cercanía parecía irritarle más, el mismo hombre que hace poco con su mirada, con su tacto, con sus besos, me había hecho estremecer con la misma contundencia de las olas estrellándose contra los riscos, no soportaba ahora que le tocara, me empujaba para que no lo hiciera.

Sus palabras fueron más afiladas que los dardos que hace poco yo lanzaba en aquel juego contra la diana. Gruñía, me gritaba, me lanzaba acusaciones, y la verdad sus palabras me dolían, especialmente cuando me tildó de caprichosa y de malcriada. -Estás siendo muy injusto. ¿Por qué mis celos son un capricho y los tuyos tienen justificación? ¿Acaso no siento al igual que tú?-

Se desprendió de mi cuerpo, privándome de cualquier cercanía, mostrándome lo mucho que le desagradaba que lo tocara, además de dejármelo claro con sus palabras. A pesar de ello, en medio de mi ofuscación, me acerqué y dejé que mis puños volaran hacia su pecho. No podía creer que me acusara de esa forma, que me juzgara así. -Me acusas de algo que no hice. Sólo he dejado que ese hombre se uniera a nuestro juego de dardos. Hablas como si lo hubiera incitado, como si le hubiera pedido que me tocara. ¿Crees realmente que soy tan superficial? ¿Qué lo de ayer no significó nada? ¿Qué no estaba a punto de golpearlo en el momento en que me puso los dedos encima?-

Mi mirada ardía al encontrarse con sus tempestades y ya no me importaba que la gente nos oyera, que fuéramos un espectáculo, solo deseaba sacarme la frustración que sus palabras me provocaban. -¡No soy una niña! Hace mucho dejé de serlo. ¿Quién me consciente Hakon? ¿Crees que eres el único que ha tenido que probarse a si mismo en esta familia? ¿Qué no he tenido que hacerlo todo para no estar bajo la sombra de cada uno de ustedes, guerreros Cannif?-

Sus te odio me llegaron uno tras otro, y ¿cómo podía no creer en ellos cuando sus tempestades me lo confirmaban al mirarme? La presión en mi pecho se hizo demasiado intensa impidiéndome respirar, parpadeé para alejar las lágrimas. Jamás lloraría en frente de él, no le dejaría ver como sus palabras me afectaban. No le confesaría ese amor que siempre le oculté, como de una manera u otra siempre me afectó su presencia, como siempre la busqué, como un simple roce suyo siempre estremeció cada fibra de mi ser, logrando que anhelara de él lo que nunca podría tener. Y aún así, desde la noche anterior me atreví a albergar la ilusión más importante de mi vida. Había sido tan estúpida como para creer en un imposible… soñar con  que podía ser su mujer.

Lo vi caer sobre el bordillo de la calle, y giré dándole la espalda para que ese ardor en mis ojos no me traicionara. Luché con todas mis fuerzas por contenerme. ¿De qué serviría que me acercara a él si no quería que lo hiciera? Devon estaba equivocada, yo no era la única que podía aplacarlo, mi presencia le hacía daño.

Pálida respiré varias veces antes de girar para mirarlo. -Volveré adentro. Creo... que es mejor que también lo hagas. Niels se preocupará si no lo haces.-  Sentí que el nudo en mi pecho iba a terminar asfixiándome. Ese estúpido llanto, no lo iba a dejar salir, no lo iba a permitir, aunque al caminar sintiera algo destrozándose muy dentro y tuviera la certeza de que estaba completamente perdida sin él.



Synnove:
kriger sjel:








deg og meg, en sjel, laget av den samme essensen:



Blodsbånd Cannif:
Brann i blodet:
Hakon & Synnove:
avatar
Synnove Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 61
Puntos : 50
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 10/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Hakon Cannif el Lun Mayo 29, 2017 12:14 pm

Escuché todas y cada una de sus palabras, la mayoría no carentes de razón, porque si, también ella había luchado por hacerse sitio en un mundo de hombres, siempre a la sombra de nuestro apellido tuvo que demostrar mas que ninguna otra escudera del norte pues ella era Cannif y eso era una carga que sobre cualquier hombro pesaba.
¿Pero acaso no tuvieron que demostrar Niels o Ubbe lo mismo? Todos nos esforzábamos por llegar a la altura de nuestros padres, ser reconocidos como grandes guerreros y que padre posara su mano en nuestro hombro para decirnos lo orgulloso que sentía de su linaje.
Por mis venas no corría la sangre de los guerreros, era un gitano al que madre saco de un carro en llamas, aprendí a luchar con un hombre que no mostró un mínimo de piedad, no me quejo, eso me convirtió en el hombre que hoy soy y se que tampoco fue menos rudo con ninguno de los hijos que si le correspondían por sangre.

Me alcé del bordillo cuando dijo que iba dentro, sabia por lo ahogadas que salían sus palabras que no estaba bien y aunque me había molestado de sobremanera que tonteara con ese tipo no pude evitar alargar la mano y detener su avance rodeando con mis dedos su muñeca.
-Lo siento -susurré acercándome a ella hasta que mis brazos rodearon su vientre y mi pecho acarició su espalda.
-No puedo soportar que otro te ponga un dedo encima.

Guardé silencio hundiendo mi cabeza en su cuello, besando su cuello por el lateral.
Estábamos corriendo mucho riesgo, Niels podía salir de la taberna en cualquier momento y vernos de esta guisa implicaría que nos descubriera.
Nos meteríamos en gran problema si padre se enteraba de lo que entre ambos había surgido.
-No soporto que te toque otro -susurré contra su piel de esperando que entendiera el porque de mi reacción.

Era cierto que casi mato a ese tipo, pero... ¿acaso ella si la posadera me hubiera puesto un dedo encima no hubiera acabado la situación del mismo modo?
-Te necesito Synnobe -musité apartando a un lado su pelo, la giré para enfrentar sus esmeraldas, mi frente contra la suya, mi aliento acariciando sus labios hasta que mis ojos se cerraron -me voy a volver loco.

Sentí sus dedos enredarse en mi pelo, atajé la distancia entre nuestras bocas, sediento, hambriento de ella, ni siquiera era capaz de pensar con claridad.
Mis manos surcaron su piel por debajo de la camisola.
Jadee mordiendo su labio inferior.
Mi lengua se introdujo en su boca, paladeando cada sendero que durante mucho tiempo anhelé, engañándome incluso a mi mismo y que ahora sentía mio.

Como dos sierpes nuestras lenguas lucharon jadeantes, la atraje hacia mi, cuerpos que encajaron ardiendo en llamas, necesitaba tomarla, hacerla mía, que entendiera que a nadie mas pertenecía.
Mis manos en sus nalgas, la alcé para que nuestros sexos se encontraran, había perdido el juicio, estiré la mano mientras andaba gruñendo contra sus labios hasta que mi mano impacto con la pared y tras ella su espalda.
Aquella noche estaba fuera de mi, la adrenalina y el alcohol se mezclaban en una peligrosa combinación.


Hakon:





Min største synd, ble jeg født min eneste kjærlighet.:


Cannif:
video:

video:
avatar
Hakon Cannif
Gitano
Gitano

Mensajes : 54
Puntos : 56
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 02/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Devon Pendragon el Jue Jun 01, 2017 9:22 am

Estaba tan tensa que mi cuerpo temblaba, nunca le había hablado así a un hombre, nunca tuve la necesidad de quedar expuesta ante nadie, pero con el vikingo todo era novedoso, él traía aspectos míos a la superficie que ni yo misma conocía. Sus brazos se abrieron invitándome hacia ellos y en ellos fue exactamente adonde me perdí, me acomodé en ese espacio sintiendo mi cuerpo descansar al amoldarse al suyo. Sus manos, el roce de su mejilla eran más que suficientes para despertar cada terminal nerviosa en mi cuerpo, mis dedos acariciaron suavemente su espalda.

Le escuché describirse a si mismo, y tenía razón, él era caos, pero negué con la cabeza hundiéndome en esos pozos esmeralda cuando habló de morir joven. No me gustaba eso que decía, aún tratándose de un guerrero de Asgard, aún si él era fuego, le veía tan seguro al decirlo. Me pregunté si era también mi destino, morir en poco tiempo. -Tal vez tu fuego arda más tiempo del que prevees, o tu drakkar podría encontrar finalmente tierra donde anclarse en lugar de ser arrastrado por viento y marea.- Por qué no creer al perderme en esos pozos esmeralda, pensar que podía haber un nosotros, una muda promesa que prolongase nuestra necesidad del otro.

Nuestras bocas se rozaron, ávidas se acariciaban, Niels dibujó una línea con su nariz sobre mi cuello, haciéndome suspirar. Sonreí cuando dijo que yo era su firmamento, esas palabras hicieron latir mi corazón con fuerza. Enredé mis dedos con los suyos, nuestras bocas finalmente se volvieron a encontrar. El beso se tornó pasional, húmedo y profundo, sus labios lograron que mi vientre se tensara. -También siento algo muy fuerte por ti.- Lo miré a los ojos, nunca fui más sincera al decir algo, aunque mis sentimientos me asustaran, me desconcertaran, me llevaran a navegar aguas completamente desconocidas, había algo que se imponía a ello, esa misma corriente que me orillaba hacia él, era más fuerte que todo lo demás. -El tequila entonces es mi aliado, no olvidaré tus palabras ni ese intento que mencionas.- Volví a sonreir antes de que sus labios regresaran a los míos, no lo iba a dejar olvidar pronto lo que acababa de decir. Un nuevo beso, tan intenso que puso mis rodillas a temblar, la lava se fundió con más fuerza en mi vientre al sentir su lengua deslizarse entre mis labios.

-¿No deberíamos… esperar a Hakon y a… Synnove?- Apenas atiné a pensar con claridad. Sentí su jadeo contra mi boca, mis labios trémulos se abrieron cuando el los dibujó con su dedo. Mi boca acogió ansiosa la suya en un beso ferviente al sentirme encerrada contra su abrazo, sus manos acariciaron mis caderas, mi espalda baja, el inicio de mis glúteos y mis dedos sin quedarse atrás se perdieron en los caminos de su anatomía. -Por otro lado… podemos verlos más tarde…- Lo sentí cogerme en volandas, sus dedos se hundieron en mis nalgas aferrándose a ellas, con la respiración entrecortada y mis mejillas coloreadas mis manos rodearon su cuello, apretándome contra él. -Te deseo tanto Niels...-

Mis piernas abrazaron su cintura mientras me llevaba por las escaleras, mi boca se fundió con la suya otra vez, sus besos ardientes me embriagaban. Nos tambaleamos un poco al chocar su pie con un escalón, afortunadamente recuperó el equilibrio manteniéndome sujeta a el. Nuestras risas se escucharon al llegar arriba de las escaleras, por el pasillo, en sus brazos me sentía volar. Sus pies nos dirigieron a la habitación, chocamos contra esa puerta, por un momento ni recordé donde puse la llave. ¿La traía yo? ¿La olvidamos abajo? Mis pensamientos se diluyeron al sentir como nuestras lenguas se entrelazaban junto a nuestros cuerpos, el aliento en la boca del otro, mis pechos frotándose suavemente contra su tórax, se erizaban con esa fuerza devastadora que él irradiaba, que me atrapaba irremediablemente.

Mordidas de mis dientes en sus labios, su mano se deslizó por mi muslo, palpitante su virilidad dura rozó mi sexo, sus manos acariciaron mi pierna buscando mi intimidad. Mi necesidad de él creció con fuerza convirtiéndose en llamaradas. Mis manos trémulas tiraron de su camisa intentando sacársela por arriba, fundirme en su piel. Entre ahogados jadeos me balanceé siguiendo a sus caderas, perdida en el fuego que nos unía, algo que iba más allá de la pasión, un sentir que se desbordaba bajo el cobijo de sus ardientes caricias. -No encuentro la llave… rompe el cerrojo…- Reí contra sus labios, mi pecho se embargaba de una emoción fuerte, distinta. Mis ojos sonrieron pero mi interior se estremeció porque intuía... sabía que con facilidad podía enamorarme de él.



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Vie Jun 02, 2017 5:49 am

Contra mi boca susurró haciendo un esfuerzo por que la razón dominara la situación que debíamos esperar a Hakon y Synnobe.
-¿Tu crees? -susurré contra su boca antes de volver a hundirme en esta, beso encarnizado que nos tentaba a subir arriba, olvidarnos de la razón y por una vez hacer caso al corazón.
Mis manso aferraban sus glúteos, sus caderas bailaban como las llamas de las hogueras del norte, hoy era mas vikinga que nunca.

Su lengua saqueó por completo mi boca, me dejaba hacer jadeando de forma ronca contra sus labios, perdido en ella, como si nada mas existiera.
Su respuesta fue lo que esperaba, y a tientas empecé a subir las escaleras, tambaleándome porque el duelo entre nuestros cuerpos no paraba, serpenteábamos buscándonos, tal era el modo en el que ardíamos que casi trastabillé en uno de los escalones, gracias a Odin que guardé el equilibrio y así ambos estallamos en carcajadas al alcanzar el destino.
-Yo también siento algo muy fuerte por ti -reconocí preso del alcohol que me daba el valor que de estar sobrio completamente no hubiera tenido.

Sonreímos cómplices, mordí su labio, la pasión nos embriagaba, estábamos al borde de esa sana locura que nos hacia reír como niños y amarnos como si mañana no nos despertara el alba.
Jadeé contra su boca cuando la espalda de esta choco en la puerta, hambriento devoré sus labios, me hundí en su boca recorriendola por completo, lenguas que dentro y fuera serpenteaban decididas a probar la manzana, pecar y dejar el Paraíso porque los dos nos deseábamos de un modo enfermizo.

Sus pechos duros como astas  impactaban contra mi tórax serpenteando con aquel vaivén de caderas que me hacia arder por dentro, mordía mis labios y yo le respondía con roncos gruñidos mientras mis dedos se hundían en sus caderas haciéndola bailar sobre mi endurecido miembro.
Su voz oscura de deseó me instigó a que rompiera la puerta, pues no encontraba la llave.
Jadeé contra su boca dándole la espalda a la puerta y como el bárbaro que era la embestí hasta que esta cedió por completo golpeando la pared lateral.

De nuevo reímos, bocas que acogían las carcajadas, los jadeos y la errática respiración del otro, en ese momento nos amábamos como dos locos incapaces de ver mas allá de los ojos del otro.
Mi mano tiró todo lo que sobre el tocador había, la palangana del agua, peines, perfume y allí deposité sus nalgas.

Mis dedos se perdieron raudos en las cintas de su corseé tire gruñendo para que cedieran ,estaba tan excitado que ni con el lazo atinaba y la dama no me lo ponía fácil, sus dedos en mi camisa me atraían mas contra si.
Los cuerpos quemaban, la ropa estorbaba y el acero de mi daga solucionó raudo el problema pues sin pensarlo deslicé el filo por su ropa desgarrandola para dejar su piel descubierta, solo arropada por esas bragas negras.

Ladeé la sonrisa impactando de nuevo contra ella, claro que la venganza se sirvió tibia y Devon tomo las solapas de la camisa y de un brusco tirón la abrió haciendo que el tintineo de los botones sobre el suelo retumbara en la habitación.
De nuevo las risas de ambos chocaron contra nuestras bocas, voraces nos comimos a besos, mientras sus dedos liberaban la bestia que mis pantalones oprimían.
Gruñí al sentirla dura danzar entre su mano, caricias lentas que me calcinaban por completo haciendo que cerrara los ojos golpeando sus labios con mi aliento.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Synnove Cannif el Lun Jun 05, 2017 2:18 am

Mis pasos me dirigieron al interior de la taberna, iba directo a agarrar una botella de lo que fuera, bebérmela completa, procurar abotargar mis sentidos y mis sentimientos de la única manera en que fuera posible hacerlo, con más alcohol, correr a buscar una habitación y encerrarme en ella, pero los pasos acelerados de Hakon me alcanzaron y su mano me aferró de la muñeca. No dije nada, un nudo se atoró en mi garganta, tiré de mi muñeca sin saber ni que hacía. Su cuerpo se acercó al mio justo cuando iba a resistirme y el que me abrazara por la espalda logró que me estremeciera. Su pecho me quemaba, así de poderosa era su presencia, el más ligero roce suyo me trastornaba, me hacía desear más roces suyos, siempre por casualidad, siempre anhelándolo, nunca permitiéndome aceptarlo, negándome la verdad a mi misma, pero ya no lo hacía más, no desde que supe lo que era ser suya.

Cerré los ojos y respiré, me dijo que no soportaba que otro me tocara. ¿Acaso creía que quería que otro que no fuera él lo hiciera? Ladeé la cabeza cuando sentí su respiración en mi cuello, sus labios me llevaban al abismo, uno al que ambos nos arrastrábamos en este momento, uno muy profundo en el cual nos ahogaríamos al sucumbir a esta necesidad que estaba mucho más que prohibida. Mi pecho se sentía más pesado que nunca pero las lágrimas ya no pugnaban por salir, él me tenía ahora clavada al suelo con sus palabras.

Sus brazos me giraron y lo escuché decir que me necesitaba, su frente se pego a la mía y ya no pude ni quise alejarme de él. Necesitaba sentirle así como ahora, todo mi ser le necesitaba con más fuerza de la que alguna vez sentí necesitar a nada o a nadie. -Esto está tan mal…- Lo necesitaba tanto que me dolía, mi cuerpo dolía, mi alma dolía. Él dijo que se volvería loco y todo lo que en el interior de mi ser luchaba por salir ya no pudo resistirse más. Mis dedos se enredaron en su oscuro pelo buscándole, sus labios, mi pecado, acariciaron los míos. Jadeé cuando sus manos recorrieron mi piel en una caricia por debajo de mi camisola. Estaba perdida en él, íbamos a ser la condena del otro ¿pero podíamos evitarlo aunque lo supiéramos?

-¿Cómo algo que está tan mal parece tan correcto, se siente tan bien?- Su mordida en mi labio me hizo atraerlo más. Su lengua se introdujo en mi boca y mis labios se abrieron para recibirla. En ese momento no me importaba nada, me olvidaba del peligro de que nos descubrieran, de que Niels pudiera salir en cualquier momento y nos viera, mi mundo dependía de que Hakon me besara, de que me quisiera como yo le quería a él. Nuestras lenguas en flamas se buscaron, gemí sintiendo como sus brazos me apretaban con fuerza, ambos explorando la boca del otro a nuestro antojo, nadie más existía, solo él.

Lo sentí agarrarme por las nalgas y lo envolví entre mis piernas, pasando mis manos alrededor de su cuello, sin abandonar sus labios ni un segundo, amoldándome a su cuerpo ahogué en su boca el jadeo que me produjo el encuentro de nuestros sexos. Mi mirada buscó la de sus pardos antes de que sus labios alcanzaran mi mandíbula y bajaran por mi cuello. Su cuerpo se convirtió en mi cárcel, el golpe brusco contra la pared acrecentó mi deseo al igual que sus gruñidos que me indicaban que estaba tan perdido como yo lo estaba.

Apenas pude controlar los latidos desbocados de mi corazón, alcancé su camisa y mis dedos desesperados la desabotonaron, quería sentir su piel bajo mis dedos, necesitaba sentir todo de él. Todo mi cuerpo se sacudió por las llamaradas que él me estaba produciendo al seguir la danza de nuestras caderas, mi sangre de vikinga corría desaforada. Sus manos en mis nalgas las apretaron atrayéndome contra su cuerpo, gemí sintiendo la protuberancia en su pantalón.

El fuego me recorrió concentrándose en mi intimidad cuyas palpitaciones deseosas de su falo se confundieron con las de mi corazón. -Hakon te quiero.- solté sin pensar que lo decía. Mis ojos buscaron los suyos en un momento en el que la verdad se hizo presente en mi mirada y aceleró los latidos asustados en mi pecho. -Te quiero desde niña... siempre a ti, desde que tuve uso de razón...- Mis esmeraldas vibraron al confesarlo, pero necesitaba que lo supiera, que comprendiera que siempre estuve enamorada de él. Mis labios regresaron a los suyos en un roce en el que vertía esa verdad, no deseaba ocultarla más, nunca fui más sincera. -Siempre fuiste tú, te quiero…-



Synnove:
kriger sjel:








deg og meg, en sjel, laget av den samme essensen:



Blodsbånd Cannif:
Brann i blodet:
Hakon & Synnove:
avatar
Synnove Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 61
Puntos : 50
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 10/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Hakon Cannif el Lun Jun 05, 2017 8:17 am

Un incendio eso sentía ahora mismo en mi cuerpo, empezó como un ascua que mis dedos tocaron al rozar su piel, mi boca fue el combustible que golpeada por su aliento se prendió en fuego.
Nuestras lenguas bailaban voraces entre las llamas.
-No lo se, pero quiero arder -respondí jadeando contra sus labios.

La pared era el lecho que acogía su espalda, ambos estábamos idos en ese momento en el que bien podríamos ser descubiertos, pero su lengua trepando como una enredadera era el pecado que mordería cualquiera.
Gruñí contra sus labios empujando contra su sexo mis caderas, necesitado de el tacto de su piel, de que me acariciara hasta que el alba nos encontrara. Prometía jugar al escondite para que eso no sucediera.
Había vivido fingiendo solo ser su hermano, ocultando aquello que una y otra vez me orillaba a su piel, un roce, una mirada, solo eso me hacia vibrar.
Siempre en la sombra, protegiéndola, cuidándola, amándola en un silencio sepulcral y ahora era mía y no podía soportar la idea de que me la arrebataran, no ahora que el echo se había convertido en nuestro confesor, las sabanas en nuestro rezo y la habitación en el rosario con el que solventar nuestros pecados.

Mi lengua repasó sus labios, su lengua salio a mi encentro y las manos sentenciaban cada centímetro de piel del otro.
Escuché ese te quiero que me hizo sonreír, me relamí contemplándola, sus esmeraldas brillaban y las mías turbias por el alcohol se clavaron en sus orbes de fuego.
Loqui disfrutaba con aquel prohibido encuentro, Hell nos esperaba con sus ríos de fuego.
-No olvides que soy tu destino -musité mordiendo su labio inferior.

Nuestra nariz se rozo, sus dedos se hundieron en mi pelo negro, atrayéndome contra su boca de nuevo, vaivén de caderas que me incitaban a pecar de nuevo.
-te quiero Synnobe -gruñí contra sus labio.
Con una de mis manos en las nalgas de mi vikinga y la otra en la pared, busque el refugio del oscuro callejón del lateral a la taberna.
Ella sonrió mientras la oscuridad se convertía en nuestra aliada mas profunda.

La bajé girándola, mis manos bajaban su pantalón de montar, jadeé contra su cuello, lamí su ido, mordiendo después el lóbulo de su oreja.
La pared contra sus pechos, su mirada lasciva por encima del hombro.
Nuestros alientos se acariciaban, sus dedos bajaban raudos mi pantalón libreando mi hombría.
-Synnobe -jadeé contra sus labios mordiéndolos entre gruñidos.
Como un temperamental caballo, empuje mi falo contra su trasero, mis manos abrieron sus nalgas adentrándome por completo en su sexo.

Besos en su cuello, su mano enredándose en mi pelo, mis manos en sus caderas para embestirla de forma ruda, salvaje.
Desquitandome de como ese la había tocado antes.
-Mía -rugí en su oído


Hakon:





Min største synd, ble jeg født min eneste kjærlighet.:


Cannif:
video:

video:
avatar
Hakon Cannif
Gitano
Gitano

Mensajes : 54
Puntos : 56
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 02/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Devon Pendragon el Sáb Jun 10, 2017 1:44 am

Niels atendió de inmediato el pedido de mis palabras, sosteniéndome se hizo para adelante y luego arremetió con su espalda en un fuerte y decidido movimiento con el cual rompió la puerta. Esta se abrió permitiéndonos la entrada a la habitación, reí alegremente cuando sucedió, con mis brazos aún en torno a su cuello y mis sentimientos por él a flor de piel, hechizada por el vikingo, completamente perdida en él. Para mi en ese momento no existía otra cosa, me olvidaba de que seguíamos siendo perseguidos, de que el peligro no cesaba de toparse con nosotros en cada esquina, solo podía apreciar el ritmo de nuestras respiraciones, los latidos desbocados de nuestros corazones, sentía el suyo bajo mi palma al detener mi mano sobre su pecho y esos latidos me maravillaban, me estremecían por dentro.

Reí otra vez cuando raudo lanzó al suelo todo lo que se encontraba encima del tocador para depositarme sobre su firme superficie, pude sentir su tibio aliento estrellándose contra mis labios, embriagándome con su deje de cerveza negra y tequila, quería seguir paladeando ese sabor, no dejar nunca de saborearlo. Abrí mi boca en unos segundos en que el deseo se imponía otra vez, humedeciendo mis labios con la punta de mi lengua, tal era mi anhelo al mirar sus labios, al sentir su piel tan cerca que ni siquiera necesitaba que rozara la mía para que reaccionara como si sus dedos ya la hubieran surcado. Mis dedos desesperados otra vez volvieron a la carga, buscando su camisa pero él fue más rápido, sacó su daga y con ella cortó la estorbosa tela de mi vestido que rasgado en dos cedió cayendo al suelo para dejar mi cuerpo expuesto bajo su mirada.

Tragué saliva al observar sus brillantes iris esmeralda que con intensidad me observaban, robándome el aliento, su sonrisa ladeada me pareció más hermosa y seductora que nunca. En cuanto regresó a mi rompí los botones de su camisa con cierta desesperación. Eliminada esa barrera deslicé mis manos en una caricia intensa e íntima por el tatuaje de martillo de Thor en su espalda hasta alcanzar sus omoplatos. Una sonrisa espontánea iluminó mis orbes pardos, todo mi ser clamaba por más de él, mi cuerpo lo buscaba, mis labios se separaban para corresponder a sus besos. Sus labios me resultaban tan magnéticos y provocadores, la calidez y la humedad de su lengua era tan adictiva. No quería abandonar sus labios, quería devorar a cada momento esa sierpe que rauda y decidida se enredaba con la mia, prendiéndose las dos en una misma llama que nos quemaba por completo. Una magia más fuerte que cualquiera que hubiera podido presenciar con anterioridad nos envolvía, acompañando nuestras respiraciones.

Con mis pupilas oscurecidas tiré de su pantalón hacia abajo, liberando su virilidad.-Niels…- mi voz sonó ronca, no pude evitar jadear al notar que estaba completamente erguida, que era yo quien provocaba esa reacción de su cuerpo, nada me parecía más excitante o me hacía temblar con mayor fuerza que descubrir que me deseaba tanto como yo a él. Mis dedos la exploraron con suavidad y decisión, acariciándola, arrancándole así diversos jadeos que morían en mis labios antes de que mi necesidad me impulsara a saquear su boca ofreciéndole mi lengua que se rendía ante él mientras me concentraba en deslizar mis dedos sobre la superficie de su falo, desde la punta hasta la base, apreciándolo todo, lo grande y hermoso que era. Tocarlo me provocaba otra vez esas sensaciones intensas, recordaba la sensación de tenerlo adentro, lo quería adentro otra vez.

El deseo se esparcía por mi vientre, sin dejar de masajearlo mis pupilas dilatadas adquirieron el brillo del antiguo fuego de los dragones. -Quiero aprender a complacerte.- Con mis mejillas sonrojadas lo observé con intensidad, de verdad quería hacerlo. Sabía que él tenía experiencia pero quería provocar en él lo mismo que yo sentía, hacerlo vibrar como su cuerpo lograba hacer con el mio al tocarme. Cada nuevo roce despertaba todas mis terminales nerviosas, me movía debajo de él necesitada de fundirnos, dirigiendo su hermoso falo hacia mi entrada, presionando con el mi hendidura debajo de mis bragas, gimiendo al sentir como su calor y su palpitación contra la tela provocaba que esta se empapara irremediablemente.

Sus dedos tiraron de mis bragas, torturando mi piel con su roce, estaba aprisionada entre su cuerpo y la superficie del tocador sintiendo como el aire a nuestro alrededor se volvía más pesado, mis pechos perdían la batalla intentando ocultar su acelerado ritmo. Sus manos acariciaron mis piernas al sacarme la última prenda y gemí cuando su glande ardiente entró en contacto directo con la entrada de mi sexo provocando que mis músculos internos se contrajeran con fuerza.

Busqué sus esmeraldas completamente perdida. -Siento tanto por ti Niels… quiero que me toques, sentirte en toda mi piel, que dejes tu marca en toda ella. Quiero entregarte todo. Déjame quererte esta noche, demostrarte lo que siento. Nunca sentí esto antes por nadie, nunca.- Moví mis caderas pegándome a su pelvis, mi deseo era tan fuerte que dolía, no solo físicamente si no también en mi corazón. Hundí mis manos en su pelo y lo envolví con mis brazos, mi respiración movía mis pechos contra el suyo. Lo abracé y hundí mis dedos en su espalda, clavándolos en el tatuaje que cubría sus fuertes músculos, hundiendo mi rostro en su cuello y abriendo más mis piernas para él, deseando darle todo lo que yo era porque cada parte mía ya era suya.



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Sáb Jun 10, 2017 11:48 am

Mis ojos bailaban de su boca a sus rasgadas avellanas, su cuerpo cedía frente a mis caricias como si brasas fueran mis dedos y lograra solo con un roce incendiarla por completo y ahí residía mi mayor debilidad, mi mayor placer.
Sentía como se entregaba a mi por completo, dando todo de si, jadeando contra mi boca como si en este mundo nada mas que nosotros existiera.

Sus dedos acariciaban tímidos mi dureza, deslizando su yema por el glande, dibujando su grandeza.
Gruñí excitado ¿acaso no veía como estaba?
Ella provocaba en mi todo esto, porque era diferente a lo que hasta hoy había probado, era tan dulce, tan verdaderas sus palabras, me sentía único, pero de verdad, sin juegos.

Ladeé la sonrisa cuando dijo que quería aprender a complacerme, mi mano tomo la suya, los dedos de ambos se deslizaron por mi duro acero forjado con el fuego de las valkirias.
Jadeé contra su boca, muy excitado, con nada me llevaba a un extremo en el que cada corriente atravesaba mi cuerpo tensando mis músculos.
-Lo haces ¿acaso no lo ves? -susurré antes de fundirnos en un apasionado beso en el que nuestras lenguas serpenteaban juguetonas, acariciándose, mordiéndose.

Mi hombría acortó de nuevo la distancia que había, su feminidad la meta tras una larga carrera y solo la tela de esas bragas negras el obstáculo que batiría espada y escudo en mano. Jadeaba ansioso por entrar de nuevo, por proclamarme el vencedor absoluto de la gesta y que ella me ofreciera la victoria con los gritos que solo yo de su boca arrancaría.

Su hendidura calcinaba mi glande, las bragas se mojaban de forma irremediable y eso nos encendía mas, empujé como si nada me impidiera entrar y mis dedos ágiles se perdieron en su trinchera apartando la prenda para darme paso a través de ella.
Gruñí lamiendo su boca con mi lengua, repasando sus labios y con mi mano deslicé la punta por toda su hendidura, para que sintiera como me ponía, masturbándonos a ambos con ese gesto mientras gemíamos perdidos en nuestros labios.

Me apreté contra su apertura, hambriento de ella, la mitad de mi glande cubierto, sintiéndose caliente mientras su boca me susurraba palabras que afloraban mis sentimientos por ella.
“Nunca sentí esto por nadie”
Abrí mi boca exhalando contra ella mi aliento y me adentre hasta el fondo de su laberinto, empujando con fuerza, sintiendo mis nalgas tensas.
-Yo tampoco -reconocí completamente ido por la pasión que me embriagaba en ese momento.

La embestí con fuerza, sus pechos alzados eran un desafió, se movían con violencia fruto del momento que vivíamos y mi lengua se convirtió en su tortura, lamiendo los pezones, coronando la cima con mordiscos, succionando su piel por los costados mientras gruñía preso del mas hondo de los placeres.
-Te necesito -reconocí atrayendo sus nalgas mas contra mi, como si adentrarme en ella hasta que toda mi dureza quedara cubierta fuera el único modo de evitar que se fuera.

Los movimientos se tornaron rudos, mi errática respiración moría en su boca acogida por el vaho de la ajena.
La sacaba por completo para volver a clavarla con fuerza, una estocada tras otra, hasta que sentí que  al placer sucumbía, dentro me moví embistiéndola, arrasando todo a su paso, hasta que sus paredes vibraron para atraparme entre ellas, calcinarme y tomando sus nalgas me metí por completo sacudiéndome dentro, esparciendome mientras gruñía contra sus labios.

Sus dedos en mi pelo, caricias en mi nuca, me deje caer sobre su cuerpo sirviendo el tocador como sustento de ambos.
-Devon -susurré con mi cabeza en su cuello, la espalda arqueada hacia delante y los ojos cerrados dejándome embriagar por su olor.
-¿crees que llegaremos a la cama? -pregunte riendo contra su piel.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Synnove Cannif el Jue Jun 15, 2017 4:07 am

Mi corazón latía demasiado aprisa, demasiado, mis latidos asustados resonaban en mis orejas, no me era fácil confesarle que estaba enamorada de él. Mis esmeraldas hurgaron en sus tempestades y él esbozo una sonrisa que alcanzó las mismas, iluminándolas, llevándose con ellas mis temores de manera tan sencilla. Así era él, siempre había logrado ese efecto, en los momentos difíciles su mano había estado allí para enredarse con la mía, dándome un tirón para ayudarme a reencontrar mi propia valía y a recordar mi valor y esa era otra razón por la cual lo quería.

-Te quiero.- repetí, tanto para él como para mi, porque yo también necesitaba comprender que lo quería, reconciliar esa idea en mi interior y asimilar lo mucho que lo necesitaba. Una sonrisa se dibujó en mis labios y busqué los suyos un beso hambriento y lleno de apremio, apremio que compartía con mis manos que no podían ni querían dejar de tocarlo y con mi cuerpo que deseaba ardientemente volver a sentirlo adentro mio, no había deseado otra cosa en todo el día, en toda mi vida. -¿Qué vamos a hacer tú y yo?- pregunté jadeante, mordiendo sus labios cuando me indicó que él era mi destino.

Llevada por el deseo y el amor bebí de su boca, desesperada por sentirlo como nunca lo hice antes. Me había sido imposible quererlo como hombre, y ahora era yo y no otra quien gemía bajo sus besos, sintiendo como me calentaban la sangre, quien apretaba sus pechos contra su tórax y quien mecía sus caderas contra las suyas indicándole que lo deseaba como a nadie. Él lograba lo que nunca pudo lograr otro, estremecerme hasta lo más hondo, llenarme de anhelos y deseos que solo el demonio de la pasión que compartíamos podría saciar, quería quemarme en el pecado con él una y otra vez, lograr que el tiempo se congelara y que nos amáramos esta noche en una eternidad que fuera solo nuestra.

Sonreí de nuevo cuando escuché que me quería. -Más te vale probármelo entonces.- Lo contemplé con la mirada ardiendo. Estaba tan excitada, mis esmeraldas se habían oscurecido y mis labios rojos e hinchados temblaban entre cada nuevo beso caliente y húmedo que nos prodigábamos. Su respuesta fue llevarnos con rapidez a un callejón oscuro adonde me dejó sobre el suelo. Sus movimientos me sorprendieron, raudo me volteó contra la pared sin darme tiempo para pensar antes de que sus manos bajaran mis pantalones. Me estremecí, con mis entrañas calcinándome, mi respiración entrecortada moviendo mis pechos a un veloz ritmo contra la pared. Sentí sus manos en mis nalgas atrayéndome hacia su cuerpo de forma posesiva y jadeé cuando sentí su protuberancia frotarse en medio de ellas. Mi cavidad se humedeció contrayéndose con fuerza, implorando tenerlo adentro. -Hakon…-

Desesperada busqué con mis manos su pantalón para bajarlo, para que se hundiera en mi de una vez. Mi mente era una turbia maraña al sentirle respirar contra mi cuello, morder mis labios, envolvernos en la pasión. Mi boca hambrienta recibió su lengua, batalló con ella succionándola, mordiéndola, sus labios ahogaron el gemido que brotó de lo más profundo de mi ser cuando me llenó con una poderosa embestida iniciando el incendio del mismo Hell.

Me arqueé apoyándome en la pared para facilitarle más la entrada, sintiendo como mi centro engullía completamente su tronco y empecé a mover mis caderas contra él, apreciando como su poderoso y palpitante falo me empalaba, encajando nuestros cuerpos de forma perfecta y atravesándome de manera que cada nueva embestida calcinaba mi clítoris de forma intensa y devastadora. Enredé mi mano en su pelo, gruñendo, adueñándome de su boca que ya me pertenecía, enredando nuestras lenguas en un beso sensual y salvaje, adonde vaciaba cada nueva ráfaga ardiente que con cada una de sus embestidas nos atravesaba a los dos.

-Mía.- le escuché rugir y si, yo era suya, suya y de nadie más, así como él era mío, me pertenecía. Mi lengua se tornó lasciva, caliente, y pesada, abrí más mi boca para que él la saqueara a gusto, entregándole mis gemidos y mis temblores en cada empuje suyo que le hundía más en mi cavidad húmeda y caliente, perdida en el mundo que ahora se hacía nuestro y que únicamente encontraba con él. Dejé de apoyarme en la pared para apoyarme en su cuerpo, moviendo mis caderas y anclándolas con fuerza en su erección para lograr que se hundiera más profundamente en mi. Nunca sentí de manera tan abrumadora, ya no pensaba ni que estaba bien o mal, solo sentía, le sentía a él. Él me hacía sentir con cada roce, con cada beso y con el baile de nuestras caderas, regalándome algo que por momentos me abrumaba mucho más que sentirlo adentro mío, era el saber que me deseaba, que me quería, que era él, mi Hakon, el que estaba en el oscuro callejón conmigo y la emoción era tan fuerte que no sabía como lograba contenerla y me preguntaba si él la percibiría también.

Llevé sus manos a mi cuerpo para que me tocara, para que acariciara mis caderas, mi vientre, mis pechos, y me aferré a sus brazos, abriéndome más para él, anclándome a sus caderas de forma tal que ya no podía distinguir quien era quien. Gemí al sentir sus penetraciones, quemándose cada parte de mi cuerpo al ser llenada por él, sintiendo como sus manos volvían a aferrar mis caderas para que nuestros cuerpos se mantuvieran pegados al rebotar salvajemente con cada nuevo choque. Repetí su nombre una y otra vez, sentir su respiración ronca contra mi oído y escuchar sus gruñidos incitaba a mi intimidad a contraerse para que le envolviera con mayor fuerza, otorgándole asi el mismo placer que me devoraba en llamas y que amenazaba con hacerme estallar de un momento a otro. -Tuya.- dije al sentirlo en todas partes, en mi cuerpo y en mi alma, deseando que supiera que lo era.



Synnove:
kriger sjel:








deg og meg, en sjel, laget av den samme essensen:



Blodsbånd Cannif:
Brann i blodet:
Hakon & Synnove:
avatar
Synnove Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 61
Puntos : 50
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 10/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Hakon Cannif el Jue Jun 15, 2017 8:16 am

Nuestras lenguas se batían en un duelo de titanes, hambrientas, lascivas se saboreaban calcinando el aire que entre ambas bocas quedaban.
Me regalaba su aliento, sus gemidos, su ser, nos habíamos unido en uno solo y los vaivenes de mi cuerpo otra el suyo embistiéndola sin pausa era la prueba de lo bien que sabia lo prohibido y de lo poco que me importaba ser condenado en el infierno, en Hell o en el valle de los caídos.

Cerré los ojos completamente embriagado por su olor, por el sabor a hogar que encontraba en ella, no como mi hermana, si no como mi mujer, la única que volvería a tocar hasta que Odin nos llevara al Valhalla.

Su cuerpo cedió contra el mio. Húmeda me daba cada vez mas cabida, sus caderas bailaban contra mi hombría, ancladas a mi dureza. Su errática respiración incendiaba mi boca, miradas que se acariciaban entre miles de promesas, difícil era el camino que aun nos quedaba por recorrer, plagado de dudas, dificultades y Hell se abría frente a nosotros, pero...lucharía por esto, porque nunca sentí nada parecido, porque siempre la amé en silencio y por fin podía gritarlo, susurrarlo en su oído.

Su nombre escapó de mis labios preso del embrujo, aquella noche, en ese callejón poco iluminado nada mas existíamos nosotros, solo ella y yo. Mis embestidas desbocadas hacían retumbar la tierra, como si Thor me hubiera poseído, podía oír los truenos invadirla a través de mi martillo. Su espalda se arqueaba dejándome la mas bella de las imágenes jamas vista, cascada de pelo azabache que acariciaba su piel clara con cada uno de los movimientos. Salvajes olas creaban nuestros cuerpos colisionando como la mar picada.

Ella era mía, su boca me lo dijo mientras su cuerpo temblaba engullendome con ahincó. Juntos nos fuimos, dejando que miles de corrientes nerviosas se convirtieran en estrellas. Mis manos recorrían cada sendero se su piel, las suyas me guiaban furtivas, dándonos placer.
Mi hombría se sacudió con fuerza, esparciendome en ella, sus paredes vibraron y la palpitación de ambos nos hizo alcanzar el mismo firmamento que nos iluminaba sobre nuestras cabezas.
-te quiero -confesé contra su boca, la pared volvió a convertirse en nuestro punto de apoyo, las sonrisa de uno y otro fue la dulce condena que nos impusimos por pecar de nuevo.
-Prométeme algo -supliqué aun en su interior, sintiendo contra mi su agitada respiración.

Sus esmeraldas se hundieron en mis pardos, me relamí paladeando su sabor.
-Si en algún momento te das cuenta de que esto solo ha sido un error, que te has dejado llevar por tu impulsividad. Prométeme que me lo dirás, que no te lo callaras porque me quieres de un modo diferente a como te quiero yo a ti, como siempre te querido.

Tenia miedo, miedo de que lo que para mi siempre fue un hecho, nunca fui capaz de verla como una hermana , para ella fuera algo efímero, algo a lo que la soledad en un mundo distinto la hubiera empujado a hacer.
Siempre fui yo el mas maduro, ella era una cabeza loca, una niña que se movía por caprichos, no podría soportar ser solo eso y aunque quería confiar en sus palabras, tenia miedo de perder lo que siempre había querido.

Salí de su interior, se giró para enfrentar mis pardos y mi boca colisiono ansiosa con sus carnosos, quizás porque no quería escuchar una respuesta o quizás porque necesitaba que de nuevo nuestros labios combatieran.
-Te he querido siempre Synnove, vamos a la habitación -pedí deslizando mis dedos por su pelo, sintiendo como los mechones se deslizaban entre la yema de mis dedos me juego mucho en esto, tu siempre seras la hermana de Ubbe..pero yo...
Los dos íbamos muy perjudicados esa noche, quizás era mejor simplemente...acostarnos.


Hakon:





Min største synd, ble jeg født min eneste kjærlighet.:


Cannif:
video:

video:
avatar
Hakon Cannif
Gitano
Gitano

Mensajes : 54
Puntos : 56
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 02/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Devon Pendragon el Vie Jun 23, 2017 1:28 am

Sonreí al mirar a Niels, él era lo más hermoso que mis ojos habían contemplado, tanto, que nuevamente me preguntaba si realmente estaba a mi lado, si no me había quedado dormida en aquella montaña a causa de mis heridas, si aún no soñaba a causa del colocón, y por cierto que volvía a ver el brillo de las pequeñas hadas, esta vez por encima de su hombro, revoloteando afuera de la ventana de forma curiosa al mirarnos. Las regañé con mi mirada para que nos dieran privacidad, ya bastante habían visto la primera vez, y al parecer me comprendieron porque su brillo se alejó del cristal, dejándome  a solas con él. Si estaba con él, sus esmeraldas no dejaban de mirarme, y lo hacían con tanta intensidad que no podía evitar temblar bajo su influjo.

Él despertaba algo nuevo en mi interior, algo distinto que quería demostrarle. Sonreí cuando dijo que lo complacía. Sentí que era verdad, que sabía como besarlo y como tocarlo, y que de alguna manera ese conocimiento lo traía en mi interior desde siempre, aguardando a encontrarlo y que él lo despertara. Él era la música que generaban mis dedos en los instrumentos, ya lo había descubierto en la montaña, pero quería que lo supiera, que lo sintiera, y es que al tocarlo, mis dedos se paseaban por el instrumento más maravilloso de todos, y la música la producíamos ahora, entre los dos. Dejé de pensar y enredé mis dedos en su castaño pelo, entregándome a un nuevo beso, uno profundo y hermoso, cargado de pasión en el que vertí mis anhelos y mis temblores.

Niels colocó el extremo de su hombría en mi entrada, enseñándome su deseo palpable y masturbándome de tal manera que me hacía sentir mareada, embriagada, completamente ida. Me sedujo con sus labios, con su respiración entrecortada, con esos gemidos que vertía junto a los míos al moverse despacio sin entrar aún, el roce de nuestros sexos al entrar en contacto no solo nos encendió en flamas, trajo a los cuervos de regreso para que sus alas batieran sobre la habitación de la posada, surcando el cielo nocturno y perdiéndose su majestuosidad oscura contra los haces de plata.
 
Su glande quedó ahora a medias en mi centro, llenándome de sensaciones que provocaban que este se tensara y se relajara al cobijarlo, nuestras caderas se buscaban y sus manos me acariciaban las nalgas incendiándome hasta lo más profundo de las entrañas. Nuestros labios se buscaron otra vez, en un beso tan ardiente que nos llevó a un estado de combustión, adonde no pude soportar más la tortura de no tenerle adentro. -Por favor Niels…-

Sus dedos apretaron mis nalgas y los mios se hundieron en sus costados, sintiendo sus músculos tensarse. Entró entonces hasta lo más profundo de mis recovecos y mi corazón latió como nunca cuando dijo que él tampoco sintió esto antes. Lo envolví con mis brazos dejándome llevar por la pasión gimiendo en su boca cada vez que saqueaba el interior de mi cuerpo, sin dejar de mirar en el fondo de sus esmeraldas, de recorrer su rostro, sintiéndolo en cada espacio mio, mientras mi pelvis subía y bajaba logrando que nuestros cuerpos se fundieran de forma perfecta. Niels me llevaba al cielo y que me dijera que me necesitaba me hizo ver las estrellas brillar como si no hubiera techo sobre nosotros.

-Aún lo quiero todo vikingo.- Sonreí, apretándome contra él, sintiéndole moverse con contundencia en mi interior, arrancándome jadeos mientras mis piernas le envolvían, sintiéndole deslizarse en mi humedad tibia, haciéndome perder completamente el control, que mis mejillas adquirieran un tono carmín y mi cuerpo se perlara de sudor. Sentía que me lo daba todo como yo le daba todo y mi necesidad de él crecía con la intensidad de los drakares que navegan contra las bravas mareas.

Lo atraje hacia mi con fuerza cuando sus labios alcanzaron mis pechos embargándome de un calor tórrido que amenazaba con derretirme. Me aferré a su cuello y me apreté contra su cuerpo mientras danzábamos perdidos en el otro. Él estaba tan dentro, llegaba tan hondo, y yo necesitaba que estuviera así, que nunca se fuera, que siguiera perdido en mi cuerpo y que el tiempo se detuviera. Necesitaba a ese vikingo con toda mi alma. El filo del placer me atravesó y devastó mi cuerpo, sus penetraciones fuertes y salvajes me llevaron al más agudo de todos ellos, lo escuché gruñir al sacudirse adentro mío y mi boca buscó la suya para gemir en ella al alcanzar el clímax.

Sonreí cuando se dejó caer sobre mi cuerpo, lo llené de caricias, él me hacía tan feliz. Repasé su cuello sintiendo su tibio aliento contra el mío, aún me erizaba de esa forma la piel. Me eché a reir cuando preguntó si llegaríamos a la cama. -Ahorita no puedo ni moverme.- Reí de nuevo, presa de una felicidad desconocida que en ese momento no me producía temor, tan solo me cobijaba y me embargaba por completo. -También te necesito.- dije sincerándome con él. Lo acaricié despacio mientras permanecíamos en silencio recuperándonos y  luego lo empujé suavemente. -Quiero llegar contigo a la cama.- Sonreí bajando del tocador y tirando de él para envolverlo en mis brazos, mientras caminábamos así hacia ella.

-Me sigue gustando tu nariz.-  Reí frotando la mía con la de él. -Me gustan tus cejas.- añadi, pasando mis dedos sobre ellas. -Pero esa sonrisa tuya es mi debilidad, lo confieso.- sonreí repasando la carnosidad de sus labios antes de dejarnos caer sobre el colchón. Me acurruqué junto a él y acaricié su pierna despacio, pensativa,, envuelta en su calor. -No quiero separarme de ti, aún después de que lleguemos a Paris.- confesé, articulando despacio las palabras. Esa había sido nuestro trato inicial, que me acompañara, que se asegurara de que llegaba intacta hasta dejarme con los guardias que velarían por mi, una vez llegase al destino del cual me había desviado.

Me pegué a él y mis dedos ascendieron para acariciar su espalda baja, mientras mis iris pardos lo acariciaban al mirarlo. -Creo que puedo enamorarme de ti Niels…- Coloqué un dedo sobre sus labios antes de que fuera a decirme que no sabía si era bueno para mi. -No te pido nada a cambio, solo necesito que lo sepas.-



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Vie Jun 23, 2017 4:27 am

Su risa era música, me gustaba escuchar como inundaba esa habitación de sincera felicidad. No existía un duelo de egos, en el que uno y otro mostraba lo que no eramos, simplemente y por primera vez mis escudos habían caído y era yo, Niels.
No tenia que ser orgulloso, porque ella se mostraba perfecta, dulce.
Su piel olía muy bien, no quería separarme de ella, de echo no lo hacia, aparque mis propias reglas, no tenia la menor intención de salir huyendo de esa habitación, no cuando lo único que me apetecía era llegar al lecho y colmarla de caricias, las mismas que ella ahora me devolvía.

Permanecimos en silencio un rato, la sonrisa de idiota no se me borro del rostro, hasta que me empujo con suavidad para que ambos fuéramos al lecho, curvé mis labios admirando a esa mujer de cuerpo pequeño, piel clara.
Nada tenia que ver con las norteñas, las mujeres en las que de normal me fijaba eran mucho mas exuberantes, mas tetas, mas culo y sin embargo nunca sentí desear nada mas en este mundo que fundirme con Devon.
Era preciosa, muy guapa, era distinta y por Odin que me gustaba.

Me dejé arrastrar hacia el lecho, durante todo el camino las atenciones se sucedieron, me dejaba completamente desarmado, mis esmeraldas la contemplaban fijamente, me relamí al sentir sus dedos dibujar mis labios, me sentía tan bien en este momento.
Mis piernas golpearon contra el lecho y allí caímos enredando de nuevo nuestros cuerpos, sus dedos se paseaban por mi pierna, los míos dibujaban su figura en silencio, pensativo.
No podía creer lo que estaba sintiendo en cada momento, era como si estuviera hecha para mi, como si Odin por fin enviara a mi valquiria y por un momento me sentí tentado a preguntar si esto era el Valhalla y había muerto luchando.

La miré fijamente cuando dijo que no quería separarse de mi en París, yo ya ni contemplaba la idea de que eso pasara.
-Te esperan, tu familia querrá saber que estas bien, pero..no puedes dejarme, no ahora -pedí contra sus labios.
No sabia como lo haríamos, sabia que las intenciones de este viaje eran buscarle un hombre de bien, alejarla de sus ideas de convertirse en una guerrera, conmigo no encontraría la paz, de echo, siempre pensé que yo de todos mis primos seria el primero en caer, pero ¿no merecía aun así esto?
Por otro lado yo buscaba al hechicero que me daría muerte, no pertenecía a este tiempo, esto era una locura pero..¿no lo convertía eso en algo mas intenso?

Acaricié con mi nariz la suya, nos convertimos en cíclopes por un momento, sintiendo como nuestro aliento congestionaba en esa ínfima distancia que separaba nuestros labios entreabiertos.
Sus dedos recorrieron la parte baja de mi espalda y sus palabras llegaron como un vendaval que todo lo arrasa.
Admito que si hubiera escuchando “enamorarme” de otros labios ni hubiera recogido los calzoncillos para poder salir de la habitación mas rápido, sin embargo ahora...no se..
Puso su mano en mis labios no quería que hablara, decía no pedirme nada a cambio de sus palabras.
Eso era ella, alguien que todo lo daba y nada pedía como respuesta, su dulzura me envolvía y nunca me había sentido mejor en mi vida.
-Intentemoslo -susurré contra su boca -no prometo que funciones, nunca he estado de esta forma con una mujer, pero si me dejas intentarlo...
Mis esmeraldas chocaron con sus pardos.

-No puedo perderte ahora. Soy un caos, terco, nunca pienso antes de actuar y suelo meterme en mas líos de los que puedo soportar. Soy egoísta en muchas ocasiones, incapaz de expresarme cuando tengo que hablar de lo que siento, soy un desastre..pero...¿me dejas intentarlo?



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Synnove Cannif el Lun Jul 03, 2017 2:22 am

Un jadeo brotó de mis labios antes de volver a buscar los suyos para besarlo, vertiendo mis gemidos en su boca. Él me quemaba con sus embestidas profundas y salvajes, nuestros movimientos se habían vuelto desenfrenados, ardientes. Nuestra familia quedaba a un lado, los temores y los tapujos los enterrábamos con nuestra mutua entrega. Solo existíamos nosotros, la pasión que compartíamos y un amor más fuerte que cualquier restricción o convicción que buscara separarnos. Creo que por eso me aferraba tanto a él al chocar sus caderas con fuerza con las mías, completamente necesitada de fundirme con él, como si de esa forma pudiera asegurarme de que nada nos arrebataría la posibilidad de estar juntos.

Su falo era como el martillo de Thor, como poderosos truenos sus embestidas me llenaban de sensaciones que recogían los ecos de su respiración acelerada en mi oído, logrando excitarme aún más. Sus sonidos disparaban mi sangre, se mezclaban con los truenos que recorrían mi cuerpo, logrando que me abandonara al mismo placer que sentía estremecerle. Enredé mis dedos en su pelo adueñándome de sus labios, cerrando mis ojos, perdida en ese sabor único, en la inigualable tibieza de su lengua. Mi centro se contrajo alrededor de su falo que caliente se desbordó en mi interior a la vez que una impetuosa marejada me sacudía con violencia cuando ambos alcanzamos las estrellas.

Me recliné contra la pared, un te quiero suyo me hizo sonreír mientras nuestros latidos desbocados se convertían en la única interrupción en ese callejón oscuro, testigo de la intensidad de nuestros sentimientos prohibidos. Mis esmeraldas oscurecidas brillaban y mi cuerpo temblaba contra él. Ráfagas me recorrían aún, alcanzaban mi intimidad que apretaba su miembro aún en mi interior mientras sus labios alcanzando mi oído y acariciando mi oscuro cabello me solicitaban una promesa.

Presioné mis palmas contra la pared y sus palabras me llevaron directo a un abismo profundo al sugerir que podía llegar a cambiar de opinión, que podía percatarme en algún momento de que lo que pasaba entre los dos era un error. Antes de que pudiera responderle me volteó hacia él y calló mi respuesta con un arrasador beso.

Mis manos se hundieron en su pelo y sentí sus brazos envolverme con fuerza, mis labios le correspondieron con urgencia en un beso profundo que no se podía comparar con los de ningún otro, para mi solo existía él. Negué contra su frente recuperando la respiración, antes de alzar la mirada y encontrarme con sus expresivas profundidades. -No puedo prometértelo.- Sus dedos se deslizaban por mi pelo envolviéndome en la caricia de su presencia a la vez que los míos dibujaban su rostro temiendo que de alguna forma pudiese perderlo. 

-No puedo porque te he querido siempre, desde que tuve uso de razón. La otra noche me preguntaste por qué no había un hombre en mi vida y no pude responderte. La razón eres tú Hakon. Hasta ahora nunca tuve el valor para aceptar que toda mi vida he estado enamorada de ti. Me lo negué a mi misma, me autoengañé convenciéndome de que no era así, porque ¿cómo podía amarte si no me estaba permitido hacerlo? ¿Cómo aceptar que podía estar hipnotizada por ti si ante los ojos de todos somos hermanos?-

Por primera vez en mi vida me sinceraba del todo con él. El miedo ante lo que podría suceder al enterarse otros y la alegría de saber que me quería se enfrentaban en mi interior, me dividían, pero la suerte estaba echada desde el momento en que caímos en los brazos del otro en la bañera, desde el primer momento en el que supe lo que era beber de sus labios. Ya no podía negármelo ni negárselo. -Ubbe siempre será mi hermano, mis padres siempre serán mis padres. Los quiero, son mi familia pero si tengo que elegir entre ellos y tú…- Mis esmeraldas vibraron emotivas al capturar el brillo de sus ojos, necesitaba que me creyera lo que ahora le decía. -Si tengo que escoger te escogeré a ti, aunque me repudien, aunque no lo entiendan, para mi no habrá otro más que tú.-

Le eché los brazos al cuello y bebí nuevamente de su boca, ansiosa de sentirle, de amarlo, no como hermana si no como una mujer ama a un hombre. Nos separamos con nuestras respiraciones agitadas y los latidos de nuestros corazones latiendo a un mismo ritmo, las llamaradas volvían a mis esmeraldas al tomarlo de la mano para regresar al interior de la posada.

-Ahora procura portarte bien cuando entremos si es que Niels aún anda por allí, aunque algo me dice que no le encontraremos ni a él ni a su chica.- Me eché a reír tirando de él mientras nos vestíamos a la carrera. Nuestros labios volvieron a colisionar con vehemencia una y otra vez hasta llegar a la puerta de la entrada. Le di un golpe en el pecho con severidad para que se separara de mi y se comportara pero al llegar a las escaleras lo tomé de la mano y subí corriendo con él, ávida de llegar a la habitación y volver a amarnos hasta que amaneciera. 


Última edición por Synnove Cannif el Lun Jul 03, 2017 6:35 am, editado 1 vez



Synnove:
kriger sjel:








deg og meg, en sjel, laget av den samme essensen:



Blodsbånd Cannif:
Brann i blodet:
Hakon & Synnove:
avatar
Synnove Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 61
Puntos : 50
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 10/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Hakon Cannif el Lun Jul 03, 2017 5:14 am

Ladeé la sonrisa sintiendo como su boca me calcinaba por completo, se apoderaba de cada resquicio de mi boca, la surcaba con su drakkar y mi mar se embraveció nuevamente acunándola entre las devastadoras olas.
Beso húmedo, sentido y necesitado solo acallado por unas palabras que prometían que siempre había sido yo, ese y no otro era el motivo que nos condenaba y a su vez nos elevaba al Valhalla.
Cometería los peores pecados en su nombre, lucharía la peor gesta de mi vida si al final de esgrimir la espada era ella lo que me esperaba.
Este camino iba a ser difícil, padre no lo aceptaría, Ubbe me odiaría pero ¿tenia mas opción que seguir a mi corazón?

Nos vestimos mirándonos, le daba algún manotazo en el culo mientras reíamos, ella me picaba como de costumbre, alegaba que tenia que portarme bien ¿cuando un vikingo se porta bien?
De la mano fuimos hacia la taberna, allí me dio un manotazo en el pecho, para que quitara la mano de sus posaderas, no era cuestión que Niels nos viera de esa guisa a los dos.
-Niels estará ya montándose a su mujer en la habitación, parece que no lo conozcas -alegué en mi defensa devolviendo la mano a su lugar natural, su culo.

Ella reía, hundiendo sus esmeraldas en mis oscuros, aquella noche había empezado mal, pero la habíamos terminado muy bien, ahora era hora de subir a nuestro lecho, no estaba saciado de ella, creo que nunca podría estar saciado.
Subimos entre risas las escaleras, corriendo uno tras otro, quebrandonos, hasta que la lacé como si fuera un saco, mi botín, mi mano en su trasero, ella pataleaba riendo y yo le daba pequeños cachetes que prometían una noche caliente entre ambos.
-¿que me dices? Repetimos -bromeé bajándola una vez estuvimos dentro de la cámara.

Cerré la puerta tras entrar, de nuevo nuestros cuerpos colisionaron, hambrientos, necesitados, aquella mujer era todo cuanto había amado, quizás ella no lo supiera pero también era el motivo de no haber echo propuestas de matrimonio a ninguna otra vikinga.
-Voy a tomarte hasta que salga el sol Synnove -gruñí alzándola de las nalgas con violencia.
Ella se enredaba en mi pelo, sus dedos recorrían mi cuerpo, despojándome de la camisa...

Así nos enredamos de nuevo en una violenta gesta, peligrosa, devastadora que fundió nuestros cuerpos hasta que agotados caímos sobre el lecho.


Fin


Hakon:





Min største synd, ble jeg født min eneste kjærlighet.:


Cannif:
video:

video:
avatar
Hakon Cannif
Gitano
Gitano

Mensajes : 54
Puntos : 56
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 02/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sins and Secrets [privado] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.