Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Mensaje por Hania Doe el Lun Abr 24, 2017 8:56 am

Carta de Hania Doe a Nicolas Flamel, el recién nombrado consejero de la alta esfera de Vampiros de París. Carta que llegará directamente a Héctor Lebeau-Fortier, el que maneja al alquimista en la sombra.

——————————————— ~o00~—————————————————



París 24 de abril de 1810

Estimado señor Flamel,

No tenemos el placer de conocernos en persona, así que en primer lugar me presento: mi nombre es Hania Doe y como a estas alturas ya sabrá quien soy, no son necesarias más presentaciones.

Sé que recientemente ha ocupado la sexta silla del Consejo, así que supongo que debería felicitarle, pero no sería honesto por mi parte hacerlo, cuando en realidad me compadezco de su situación. La razón por la cual le escribo es para advertirle, me veo en la obligación moral de hacerlo. Usted es el recién llegado a este lugar, y aunque le vayan poniendo al día, siempre habrá cosas que no sabrá, porque la verdad es muy manipulable, y más cuando se tienen tantos años y tanto poder. Déjeme que le cuente mi verdad.

Quisiera, si no es molestia, simplemente que lea mis palabras, pues las escribo a costa de mi propia seguridad. Usted es Alquimista, sus avances y sus descubrimientos marcaron un antes y un después en la ciencia y en la magia. Apelo a su sentido crítico, a su buen criterio, para que sepa distinguir un mal negocio. Lo que sea que le pida el Consejo, es un mal negocio. Aunque atrapen a Assur Black, sean cuales sean sus planes para él, sólo conseguirán la condenación de toda la especie. Nunca le salió bien al perro morder la mano de quien le alimenta. Somos hijos de Caín, pero él lo es de verdad, no se ciegue por la codicia ni la gloria, sólo conseguirá matarnos a todos cuando los Black sólo desean convivir en paz.

Posiblemente esta letras acaben en el fuego o en el fondo de un cajón, pero tengo que intentarlo. Llámeme ingenua, téngame condescendencia por mi juventud e inexperiencia. Pero la Historia se repite una y otra vez y parece que nunca aprendemos, en eso no nos diferenciamos de lo que todos fuimos alguna vez: humanos. Todos los imperios caen cuando sus dirigentes se vuelven codiciosos, cuando se creen invulnerables, cuando sienten que las normas no están hechos para ellos. Todos tenemos un techo encima de la cabeza: el cielo donde brilla el sol, y es para todos igual.

¿Alguna vez sueña usted con un mundo diferente? yo lo hago a diario, y en él no hay tanta rabia, tanta maldad ni tanta necesidad de destruir a otros. Algo me dice en mi interior que otra realidad es posible y que basta con que comencemos a no dejarnos morder por el odio. Sé que le sonará infantil, idealista o romántico, pero al menos yo sé quién no quiero ser, en qué no quiero convertirme. No quero despertar un día y saber que sobre mi cabeza pesa la destrucción de toda una especie.

Ojalá no se deje encandilar por la soberbia y la inquina que el Consejo destila hacia mi sire. Ojalá mis palabras desordenen su conciencia. Mas si no es así, no se lo tendré en cuenta, sé cuan difícil es tomar la opción menos cómoda y con más probabilidades en contra.

Cuando el viento cambie recuerde mis palabras, y ojalá que nunca tengamos que afrontar las horas más oscuras sintiéndonos tan solos como los que únicamente están llenos de odio.

Siempre suya,

Hania Doe.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Mar Abr 25, 2017 3:56 pm

Los golpes en la puerta de la biblioteca sonaban nerviosos. En el interior, Hector ocupaba una butaca de respaldo alto junto al fuego, con una pierna cruzada sobre la otra, sirviéndose de atril para el libro que leía. Las llamas bailaban en la chimenea de piedra, inundando la habitación de un titilante brillo anaranjado, cálido. El vampiro no acusaba el frío, pero le gustaba observar el movimiento hipnótico del fuego. Cerró el libro, sin preocuparse de marcar la página por la que estaba abierto, y lo dejó en la mesita de café que tenía cerca.
-Adelante.
La puerta de madera tallada se abrió para dejar paso a la figura de otro vampiro. Aparentaba unos cuarenta y cinco o cincuenta años. Bien llevados. Con las sienes plateadas y arrugas de expresión que daban solemnidad a su rostro.
-Ah, Nicolas. ¿Qué te trae por aquí? ¿Has venido a por una nueva partida de ajedrez?
-preguntó con afabilidad, aunque ya sabía que no era eso lo que traía al alquimista a su mansión.
-Buenas noches, Monsieur Lebeau-Fortier. Disculpe que le moleste.
Con un leve asentimiento, Hector le invitó a seguir. Con un gesto de la mano, a ocupar la butaca frente a la suya. Nicolas avanzó hacia el interior de la inmensa biblioteca y ocupó el lugar que se le ofrecía.
-¿Va todo bien? ¿Ya has tomado posesión de tu puesto en el Consejo?
-Oh, sí, sí. Eso ha ido estupendamente. Necesitaré un poco más de tiempo para hacerme con la plena confianza de todos. Pero algunos ya somos viejos conocidos, así que pronto estaré funcionando con normalidad.
-Lo celebro. No había nadie más idóneo que tú para ese puesto. Me alegro de que el Consejo haya sabido verlo.
-No lo habría conseguido sin su apoyo.

Resultaba curioso que el que aparentaba mayor edad tratara de usted a un hombre joven, como en apariencia era Hector. Pero sus edades reales no se correspondían con su aspecto físico; ahí Hector acumulaba muchos más siglos que el alquimista.
-¿Qué te trae aquí entonces?
-He recibido una carta. Es, cuanto menos, curiosa. -La sacó del bolsillo de su chaqueta y se la ofreció. Hector la tomó, pero no la extrajo del sobre aún, esperando que Flamel continuase-. Es de la chiquilla que Assur Black ha tomado bajo su protección. Me advierte sobre algunas prácticas del Consejo.
-¿Qué tipo de prácticas?
-Habla de persecución y acoso a su Sire. Lea la carta, ella lo explica.
Hector pasó los ojos por la suave caligrafía de Hania y sonrió.
-Parece una señorita encantadora. Debería usted cultivar su amistad. Así quizás pueda presentarnos algún día. Pero no la hagamos esperar, escríbele.
Se levantó y caminó elegantemente hacia el escritorio. Cogió papel y una pluma y se lo entregó. Con una sonrisa que no admitía un no por respuesta.
Flamel agarró los útiles y comenzó a escribir lo que Hector le sugería.


París, 25 de abril de 1810.

Estimada srta Doe,

Quisiera, en primer lugar, agradecerle sus líneas. Es cierto que no tenemos el placer de conocernos en persona, pero espero que podamos ponerle remedio algún día, cuando coincidamos en algún lugar, o cuando nuestro intercambio de misivas nos haga sentir la necesidad de poner un rostro a las palabras. Hasta entonces, me conformaré con conocerla a través de sus frases, de la forma más pura en que pueden conocerse dos extraños como nosotros.

Le agradezco, además, su preocupación y sus advertencias. Sepa que no caerán en saco roto. Al igual que usted y su Sire, algunos deseamos mantener el equilibrio y evitar una absurda guerra de poder que sólo nos llevaría a la caída de nuestra raza.
Espero que mi llegada al Consejo aporte tranquilidad y un nuevo enfoque. No sería lógico perseguir a aquellos de entre nosotros que llevan más tiempo en el mundo, con todo el conocimiento que pueden acumular.

Ese mundo diferente del que habla se forma también en mi mente. Quizás no es tan brillante y cándido como el que usted insinúa, pero entienda que en mis largos años he dejado muy atrás toda esa inocencia. Sin embargo, sí que ansío un cambio. Y espero ser parte de él, impulsarlo, promoverlo, o simplemente ser testigo si mis opciones no son suficientes.

Puede contar con que, si alguna de las decisiones del Consejo atenta contra esa paz que ambos ansiamos, haré lo que esté en mis manos para oponerme. O, al menos, salvar aquello que nos es importante.

A sus pies,

Nicolas Flamel.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Mensaje por Hania Doe el Miér Abr 26, 2017 5:47 am

París, 26 de abril 1810

Estimado señor Flamel,

No sabe cuánto me alegra haber recibido su carta. Cuando la escribí no apostaba demasiado por obtener contestación, así que ha supuesto una bonita sopresa. Me transmite usted un talante moderado, cauto, quizás hastiado de ver cómo a lo largo de los siglos hay cosas que nunca cambian. No podría alegrarme más por ello; desde que abrí los ojos en este nuevo mundo de tinieblas no puedo decir que mi camino haya sido fácil, o que la gente que he conocido haya sido agradable conmigo, al contrario. Han intentado destruirme desde el primer momento, excepto aquel que me tendió la mano y me sacó de la miseria y de una existencia lastimosa, condenada a ser una criatura de las alcantarillas si no hubiera sido por su intervención.

¿Acaso es que los vampiros con el paso tiempo pierden la memoria? Sé que Assur Black no es perfecto, que la mayoria le consideran un monstruo, pero para mi no lo es. Le estaré eternamente agradecida por traer la luz a mi vida, por encontrarme cuando yo misma estaba perdida y sin rumbo. ¿Es un requisito indispensable para ser inmortal el ser desagradecido, o frío? Disculpe que le haga estas preguntas que quizás son retóricas, pero por desgracia no conozco a demasiada gente con la que pueda hablar, aunque sea por carta, y que no esté intentando matarme a la vez.

La mayoría de ustedes no tienen muy presente que por las venas de mi sire corre la auténtica sangre de Caín, de aquel que nos dio el abrazo inmortal. Yo no soy madre, pero imagino que al padre de todos no le hará demasiada gracia que intenten acabar con sus hijos, los más cercanos, los predilectos. Quizás es que con el tiempo también se pierda el miedo o el sentido común.

A veces me siento a escuchar en la noche, las voces van y vienen y me traen historias lejanas, de humanos y vampiros. En este mundo hay dolor, soledad, odio...pero también belleza. Por fortuna no todo el mundo quiere acabar con los que se alzan por encima de ellos, no todo el mundo quiere arrebatar al otro sus posesiones importantes. Hay gente que comparte sueños, vidas, momentos... hay gente que sencillamente disfruta de las pequeñas y grandes cosas, y no siempre porque sus existencias sean efímeras.

De humana vivía fuera de las normas de una sociedad como tal, el orfanato era un lugar tranquilo, una burbuja en mitad del tiempo y el espacio, así que supongo que de haber salido fuera hubiera sido una inadaptada, tal y como me siento ahora. Si existe una "sociedad" vampírica con sus propias reglas y estatutos establecidos (de esos que no se escriben en nigún lugar pero quien no los cumple es excluido), posiblemente estoy fuera de nuevo. No comprendo esos yugos. ¿Por qué tanto afán de que todos jueguen al mismo juego? no me gusta jugar, no me interesa ganar, y no me importa perder porque lo que se gana o pierde en esta pantomima no me interesa. ¿Poder? ¿Riqueza? ¿Posición? ¿Dónde se queda todo eso si tenemos que afrontar la eternidad solos y vacíos?

Son preguntas que me hago en noches silenciosas, preguntas sin una sola respuesta válida. Ahora mismo lo único que logra captar mi atención es la música, anhelo regresar a la Ópera, sentir en la música los sentimientos del autor y saber entonces que aún sigo viva a pesar de todo.

Espero que el Consejo le escuche, que tengan en cuenta su enfoque y su sentido común, y por mi parte, si no le resulta molesto, seguiré escribiéndole. Si estas cartas sirven para aliviar el alma de una huérfana eterna, sepa usted que está haciendo una buena acción, y que estoy segura que la vida, le destino, los dioses o en lo que crea usted, le compensarán por ello.

Siempre suya,

Hania Doe.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Mar Mayo 02, 2017 5:20 pm

Hector acabó la carta con una sonrisa en los labios, estiró el brazo y se la devolvió a Flamel.
-Guárdalas, Nicolas. Pueden sernos útiles algún día. Consérvalas en tu escritorio, con el resto de correspondencia que intercambias. Nunca se sabe...
-Así lo haré.
-Has pensado ya una respuesta.
-Aún no, señor. Realmente no sé qué más podría decirle. Es una chiquilla soñadora y no ve más allá de Black.
-Eso no es necesariamente malo, mi fiel Flamel. Sobre todo si Assur siente el mismo afán de protección. Escríbele. Dile que tú no eres el único que ansía un cambio en el Consejo, que más de un hijo de Caín aboga por esa paz que ella describe en sus cartas. Dile que tú puedes llevarla hasta alguno de ellos, si lo desea. Pero no menciones aún mi nombre. Deja que sea ella la que se interese.
Referirse a sí mismo como un hijo de Caín le retorcía las entrañas. Hijo de Caín... ése que se decía que era hijo de los primeros hombres, creados por Dios... El Dios de los cristianos, de los judíos... un Dios que había visto nacer en la mente de los hombres. Él, que era hijo del mismo Cielo y la misma Tierra. El que había amado a la Luna, el que había visto nacer al Tiempo y comerse a sus propios vástagos. Y había visto a su propio hermano destronar a su padre. Y convertirse en el Rey de los Titanes. Para luego caer a manos de su hijo, en una irónica repetición de la historia.
Él, que había sido adorado como un dios, más aún, un titán... y ahora sólo era un "hijo de Caín". Tsk.
-¿No sería más sencillo, simplemente, decirle que usted quiere intercambiar opiniones con ella?
-Sería más sencillo, sí. Pero esa muchacha está asustada de lo que puedan hacerle a Assur. No puedo llegar yo hasta ella... es necesario que ella se acerque a mí. No queremos que se aleje de nosotros, Nicolas.
No, claro que no, quería que conservar esa inocencia lo más intacta posible. Si había que corromperla, quería hacerlo él mismo. Con sus palabras dulces, con sus juegos de inteligencia, con su ingenio, con lo que fuera necesario con tal de alejarla de Assur y debilitarle ante el Consejo aún más.




Paris, 1 de mayo de 1810.

Estimada srta Doe,

No sabe lo feliz que me hace volver a tener noticias suyas tan pronto. Temí por un momento que su misiva no fuera más que un acercamiento cordial y cayera en el olvido mi respuesta. Me alegra tanto que no haya sido así que no puedo borrar la sonrisa mientras escribo estas líneas.

¿Le gusta la Ópera? Es maravilloso. Yo no la frecuento demasiado, estoy más inclinado hacia las obras científicas, pero alguna que otra vez he asistido y me ha parecido un espectáculo impresionante. ¿Puedo conocer su favorita? Así, si una noche la interpretan, podría llegar a reunir el valor de atreverme a invitarla.

Ah, dulce Hania, es usted un alma pura en medio de toda esta oscuridad. Mas no permita que le arrebaten ese brillo. Las leyes impuestas por el Consejo y su forma de actuar tienen más detractores de lo que parece. Si mantiene los ojos abiertos, tal vez pueda encontrar a más de uno que comparte esos ideales que usted y yo hemos dejado entrever en las palabras que intercambiamos. Por mi parte, pretendo promover sutiles cambios que puedan desembocar en una variación mayor de nuestra sociedad, anclada en un pasado demasiado lejano que no debemos olvidar, pero tampoco revivir hasta la extenuación.

No deje de soñar con ese mundo que describe, no está sola en ese camino. Puede que Assur Black sea el primero que le ha tendido la mano cuando otros intentaban destruirla, pero es únicamente porque tuvo el privilegio de conocerla antes.

Deseando que se alegre al recibir esta misiva, me despido, pues me temo que las obligaciones del Consejo me reclaman y hoy no puedo extenderme mucho más. Espero poder transmitirle buenas noticias tras la reunión.

A sus pies,
Nicolas Flamel.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Mensaje por Hania Doe el Jue Mayo 04, 2017 11:19 am

Una docena de cartas después, tras un vaivén de letras, de sentimientos impresos en tinta y atrapados en papel, ha sucedido algo que levanta polvareda en el gallinero. Hania se apresuró a coger papel y pluma y escribirle a Flamel, al que en verdad comenzaba a desear conocerlo en persona.

————————————— ~~oOo~~——————————————

París, 8 de junio de 1810.

Estimado señor Flamel,

Me gustaría preguntarle por ese recuerdo feliz que mencionaba de pasada en su última carta, pero me temo que la necesidad y la angustia me apremian. He escuchado que culpa a Assur Black de la muerte del principe vampiro de Londres, Mithras. Entiendo que la información que les ha llegado es confusa y que parece que podría haber sido mi sire, pero él no estaba allí, no fue él. Es cierto que estaba en Londres cuando sucedió, pero puedo asegurarle que fue una trampa, alguien aprovechó para que todo apuntase a él.

¿Sabe lo que ocurrirá si no se deshace este entuerto? declararán caza de sangre contra él y por ende, contra mi. No me asusta perder mi vida, a fin de cuentas ¿no estamos ya muertos? pero me temo que nos perseguirán, y usted sabe tan bien como yo que nos veremos obligados a defendernos. No sé cómo pararlo, cómo hacer para detener este despropósito. ¿Podría arreglarlo para que me presente ante el Consejo y se lo explique? pero necesitaría garantías de que no me harán nada.

Sé dónde me meto, sé que intentarán jugármela, porque capturarme es tener a Assur Black en el filo de la navaja. Pero no estoy indefensa y no iré sola. Señor Flamel, confío en usted, le ruego que no traicione mi confianza, no por miedo a las consecuencias, ni siquiera por decantar la balanza hacia la opción más razonable, se lo estoy pidiendo yo: Hania Doe, por favor no me falle usted, me partiría el corazón.

Siento el tono urgente de esta carta y espero poder reanudar la correspondencia en condiciones más favorables.

Esperando su pronta respuesta, siempre suya,

Hania Doe





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Sáb Mayo 06, 2017 4:24 pm

París, 9 de junio de 1810.

Estimada señorita Doe,

Lamento ser portador de malas noticias, pero tiene usted razón. Hace un par de noches tuvimos noticia de lo ocurrido en Londres. Una gran desgracia. Ni siquiera hemos tenido tiempo de conocer todos los hechos, pues, como bien dice, todo es demasiado confuso.
No le negaré que el nombre de Assur Black ha estado entre los que se barajan como responsables, que no son demasiados. Siento no poder revelarle los demás, esta carta podría caer en malas manos y empeorar la situación.

En nuestra próxima reunión propondré ante el consejo que se la reciba para conocer su versión de los hechos, pero ya le adelanto que no tengo demasiadas esperanzas. Tenga en cuenta que el señor Black se ha ganado enemigos poderosos. Pero trataré de conseguirle una audiencia. Por supuesto, en caso de que el consejo se la conceda, me haré responsable personalmente de su seguridad.
No me perdonaría jamás el que le ocurriera a usted algo malo, teniendo en mi mano evitarlo.
Mantenga la calma y espere una nota de mi parte, fijando día y hora, si es posible.

Suyo,
Nicolas Flamel.

P.D.: Tendrá que disculparme si en medio de toda esta tormenta veo un instante de luz ante la idea de encontrarla a usted por fin frente a frente.




-Perfecta, Nicolas. Estamos en el buen camino. Mañana le enviarás una nota, citándola dentro de tres días, a medianoche en la Sala del Consejo.
-¿Tres días?
-Sí. Lo de convencer al Consejo es sencillo, pero dejemos que se alargue la incertidumbre un poco más.
Unas cuantas indicaciones más y Flamel abandonó la mansión Lebeau-Fortier, dejando a Hector solo en la biblioteca.
-Todo va saliendo según lo previsto... Pronto, mi amada Febe. Muy pronto.


París, 10 de junio de 1810.

Estimada señorita Doe,

He conseguido, gracias a la acertada intervención de un gran amigo que no ha dudado en apoyarme en esta causa, que el Consejo la reciba. Dentro de tres días, a medianoche. Yo mismo la estaré esperando.

Las horas no pasan suficientemente rápido para poner fin a esta sinrazón, pero tenga paciencia.

Lamento que esta misiva sea tan breve, pero tendremos ocasión de intercambiar líneas más extensas cuando las aguas hayan vuelto a su cauce.

A sus pies,
Nicolas Flamel.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Mensaje por Hania Doe el Dom Mayo 07, 2017 12:11 pm

La trama continúa AQUÍ





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Mensaje por Hania Doe el Jue Jun 15, 2017 2:37 am

Una semana después de que Assur matase al consejo, y tras su palabras, sucede la siguiente escena que contiene una carta.

———————————— ~ oOo ~ ————————————

Spoiler:

I can see that you're giving up
It should not mean that much to me
And I don't know where the rest go
But everybody's been telling me no

But I'll always have a thing for you
I'd move the earth
But nothing made you want me better
There is nothing I can do
But steal the moon
But nothing made you want me better

Oh woman oh man
Choose a path for a child
Great mirrored plans
Oh woman oh man
Take a devil by the hands through
Yellow sands

And I can see that you're giving up
So tell me it should not mean this much to me
And I don't know where the rest goes
Everybody's been telling me no

But I'll always have a thing for you
I'd move the earth
But nothing made you want me better
There is nothing I can do
But steal the moon
And nothing made you want me better

Oh woman oh man
Choose a path for a child
Great mirrored plans
Oh woman oh man
Take a devil by the hands through
Yellow sands

Woman choose your man
Woman who understands
Do you really understand?
Do you really understand?
Do you really understand?




La luna se colaba entre las cortinas de la habitación de la mansión que solía ocupar Hania iluminando con sus plateados rayos la mesita sobre la que escribía en sus largas noches de soledad mientras el resto del mundo palpitaba ahí fuera.

Sobre el escritorio un cuaderno viejo y desgastado atado con una cinta rosa y sobre éste un sobre con una carta que llevaba el nombre Assur escrito en el anverso, con la pulcra caligrafía de la rubia. En el interior, una larga carta para él, meditada mil veces y escrita con todos los sentimientos mezclados en la tinta.

Querido Assur,

He intentado empezar esta carta cien veces y he fracasado en todas ellas porque ¿cómo puede alguien despedirse de su corazón? pensé que jamás podría reunir el valor y la fuerza suficiente para hacerlo... pero no estás bien. Te veo cada día caer más y más y en parte es por mi culpa. Hasta que llegué a tu vida, todo te marchaba sobre ruedas y desde entonces te has precipitado a un vacío. Estabas hecho de acero, fuego y coraje y mis lágrimas derritieron la coraza que te permitía vivir sin que el dolor te tocase. Involuntariamente te hice débil al quererme; no entendía hasta qué punto te estaba dañando mi presencia y no al revés.

No has hecho nada mal, nadie te enseñó a amar y no puedo quererte menos por eso. Te dije que eres mi Sol, y siempre lo serás. Tú fuiste la luz en la oscuridad, el calor cuando sólo había frío, pero no puedo abrazar al sol sin quemarme o destruirlo...porque parece que estoy condenada a destruir lo que toco aunque lo que quiero es justo lo contrario. Me encontraste cuando estaba perdida y nada tenía sentido; he intentado ser tu faro ahora que estás perdido, pero me he dado cuenta de que no puedo serlo, sólo consigo que te pierdas más y más a la deriva. Me he dado cuenta de que no soy el faro, soy la corriente silenciosa, la que te arrastra en su calma.

Me diste un padre, un amigo, un mentor; me diste un hogar y un apellido. Uno que no puedo honrar porque soy la vergüenza de la especie ¿recuerdas? Ese recuerdo me arranca una sonrisa cuando lo escribo. Si alguien me pregunta quién soy, ya sé quien soy gracias a ti, que me encontraste cuando mi cabeza estaba perdida entre brumas: soy Hania Doe la chiquilla de Assur Black.

Tengo que irme, marcharme para no acabar corroyendo tu coraza, antes de que sea demasiado tarde para los dos, porque si tu caes, yo ya no sabría como vivir, no podría perdonarme. Tengo que irme porque en tu corazón pueden caber dos afectos, pero uno te hace débil, y en tu vida no necesitas más tensiones.

Siento que la luz se aleja de mi corazón con cada palabra que te escribo, pero me enseñaste que debía ser fuerte y no mirar atrás, y no disculparme nunca. Sé que zozobraré cien veces cada vez que recuerde este momento, pero es el precio que tengo que pagar por tu felicidad. Deseo tanto que la encuentres, que cuando te alcance no la alejes y la abraces por completo... sea como sea, tanto si es con Sun como si no, solo o en compañía...deseo que encuentres esa felicidad y la disfrutes sin tanto drama ni dolor. Me dijiste que no me podías prometer que intentarías ser mejor hombre...prométeme al menos que intentarás ser feliz, que esta despedida no será en vano.

Pronto caerá la noche y tendré que abandonar para siempre esta habitación y siento que no es el momento de las recriminaciones. Todos podemos hacerlo mejor siempre, porque somos imperfectos, pero espero que creas mis palabras cuando digo que he amado todas tus perfectas imperfecciones. Espero que sepas perdonar las mías.

Me llevo tu corazón pegado al mío, ese rubí siempre irá conmigo a donde vaya. No puedo dejarte nada más que lo que fui, lo que soy. Quédate el único objeto importante que conservo, mi diario. Ha sido mi ancla desde que aprendí a escribir, en él está todo lo importante para poder encontrarme si algún día pierdo la cordura. Si ese día llega, si me convierto en la muerte escarlata, si me envuelve el frío y me pierdo entre la blanca nieve de la ausencia de sentimientos, si dejo de ser yo... léemelo, si todavía queda algo de mi en esta mente rota, trataré de regresar a ti.

No mires atrás, no te rindas, un Black no lo hace nunca. No seas la vergüenza de la especie, no me arrebates ese título. Has vivido seis mil años y vivirás otros seis mil, y siempre diré orgullosa que mi padre es Assur Black. No sé que me traerá el destino, pero estoy dispuesta a descubrirlo; antes me asustaba el mundo, me asustaba la oscuridad de mi interior. Ahora sé que no hay que temer lo que se desconoce, hay que enfrentarlo y asumir las consecuencias, no es más que eso.

Cuando vuelvas la vista atrás recuérdame con una sonrisa, no con dolor, porque para mi has sido el Sol, mi Sol, y sin el sol no hay vida. Estaré bien, no debes preocuparte por mi, he aprendido algunas cosas del mejor.

Cuídate Assur, que significa el Rey de los dioses, el Dios de los reyes, "el que da la vida y trae la guerra". Siempre te llevaré conmigo, y si algun dia tu corazón necesita tocarme, estaré a un pensamiento. Unidos en el principio y el fin.

Te querré siempre,

Hania.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El destino baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.