Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Noche en blanco (libre)(+18)
Hoy a las 7:06 pm por Erline D'Amencourt

» Ciel et l'enfer
Hoy a las 6:59 pm por Samael

» Vann stein (privado)
Hoy a las 6:38 pm por Danielle Morgan

» Tiempo de ruina. (Privado)
Hoy a las 6:31 pm por Axel Blackmore

» Le ressort || Libre
Hoy a las 6:31 pm por Dragomir Negrescu

» Bloody crazy {privado} +18
Hoy a las 6:14 pm por Ephraim Eichhorst

» Nuit de orageuse [Privado]
Hoy a las 6:04 pm por Höor Cannif

» Una decisión valiente.{priv}
Hoy a las 5:49 pm por Sirius Cannif

» Se busca dueño para Coco.
Hoy a las 5:42 pm por Coco



Nostalgia - privado - Suni

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Gwangjong Goryeo el Dom Abr 30, 2017 3:38 am

Se había sentido un extranjero en su tierra, y ahora que era un extranjero en una ciudad europea, se sentía aún mas apartado de todo. Tanto había cambiado el mundo desde que él caminara por la tierra libremente, que no podía dejar de sentir una cierta melancolía, que solo calmaba contemplando alguna pintura que representara su Corea, su cultura, su música. aún, cerrando los ojos, podía contemplar a las jóvenes doncellas, las damas de la corte, las hijas de los nobles, recorrer su palacio, usando sus trajes típicos, la delicadeza de aquellas telas realizadas con el mas delicado hilo de seda. Podía recordar la forma en que grácil se movían, como si fueran suaves flores movidas por la brisa primaveral. Por eso fue que aquella tarde, cuando el sol ya descendía de lo alto del cielo, el vampiro se despertó, con solo una idea en la cabeza, ir al único lugar donde podían conservar piezas de su reino, del legendario Goryeo. Bien sabía de lo codicioso que eran los europeos y que tras la colonización de parte del Asia por parte de la corona Inglesa, mucho de los tesoros de los antiguos reinos del Este, habían sido trasladados a ciudades como la que hoy lo acogía. El mejor lugar para encontrar algo familiar, sería pasear por las vacías  galerías del museo, allí, podría disfrutar de sus recuerdos, esos que le recordaban porqué había decidido dejar su patria, solo para intentar encontrar su única estrella en la vida, esa que hacía tantos siglos se extinguiera, allí en Goryeo.

La noche había tomado su lugar en el paisaje, cuando el carruaje que llevaba al embajador, llegó a las puertas del Museo, aunque éste se encontraba ya cerrado, Wang Jo, logró con mucha facilidad, que el hombre le abriera las puertas. Le aseguró que no era necesario que lo acompañara, bien sabía donde se encontraba la sala en que se exponían las mas valiosas y antiguas piezas de la dinastía Goryeo. Se condijo por los pasillos, con la altivez de quien es el dueño del lugar, como si aún se encontrara en sus dominios, cuando aún era el rey, cuando una mirada, un gesto de sus manos, podían significar la vida o la muerte de cualquier ser vivo.

Tomó un candelabro de una mesa que se encontraba en el pasillo que conducía al recinto de Arte Asiático, y con un gesto las velas se encendieron, iluminando todo a su paso. Al llegar las puertas se encontraban entornadas, Wang, apoyó su mano en la puerta y ésta cedió, mostrando al vampiro, las innumerables piezas de las que contaba el museo, la mayoría de la época de su reinado. Su rostro mostró una suave sonrisa, por la alegría que le producía volver a contemplar aquello que le era tan familiar, - que bueno es volver a sentirse como en casa - susurró, apoyando el candelabro en una mesa auxiliar y dirigiendo sus paso hasta una pintura en donde se mostraba el retrato altivo de un extinto rey.



Vuelve a mi, porque la vida sin ti, es un eterno sufrimiento:


avatar
Gwangjong Goryeo
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 34
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 26/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Suni Kang el Dom Abr 30, 2017 4:57 am

Los ojos de Suni se mantenían fijos en el hermoso jarrón que tenía frente a si, ese que llevaba cerca de una hora contemplando en silencio. Sabía que la hora de cierre del museo ya había pasado, pero una de las ventajas de ser directora de uno de los departamentos era tener acceso a cualquier sala del museo a cualquier hora del día o de la noche, sin mencionar además que el museo era como su verdadero hogar. Ella extrañaba su hogar y a su familia, sobre todo a su padre pero al estar rodeada de antigüedades se sentía como a su lado una vez más y en determinados momentos hasta era capaz de jurar que escuchaba la voz de su padre, contándole maravillosas historias de todo lo que existía en el museo.

Un suspiro salió de los labios de la muchacha, que se levantó de donde se encontraba sentada y con sumo cuidado tomó entre sus delicadas manos el jarrón.
Hora de llevarte a tu nuevo hogar – sonrió – Mañana será tu primer día en exhibición – con singular alegría, Suni comenzó a andar en dirección a la sección donde se exponían las piezas de la Dinastía de Goryeo, lugar que albergaría desde ese día aquel maravilloso jarrón que se decía, alguna vez estuvo en el palacio. Conforme avanzaba entre las diversas salas del museo alumbradas levemente por la luz de la luna que se colaba apenas por ventanas demasiado altas para que los ladrones entraran, Suni se percató de que era la única de los directores de sección que quedaba ahí, detalle al que le resto importancia pues sabía que a la salida la estaría esperando un carruaje que la llevaría a su hogar.

La sonrisa que Suni lució durante todo el trayecto se desvaneció al ver la puerta a la sección de la Dinastía de Goryeo abierta. Aquello era extraño, estaba segura de que todos sus compañeros de trabajo ya habían salido pero igual podía estar equivocada, así que creyendo que alguien conocido admiraba la exhibición, entró. Toda la sala seguía en penumbras, pero más allá de donde ella se encontraba, distinguió la luz de una vela. Una nueva sonrisa apareció en sus labios mientras que sus pies la guiaban a la luz y sostenía el jarrón fuertemente contra su pecho.
De todas las salas del museo, esta es mi favorita – aseguró al estar más cerca de la luz, situación que la llevó a descubrir que la persona que se encontraba en el lugar no era ningún trabajador sino un completo desconocido.

Una exclamación de sorpresa se ahogo en su garganta y sus brazos se aferraron más fuertemente al jarrón que sostenía. Suni creía estar en presencia de un ladrón y aunque imaginarse a si misma en esa situación le asustaba, temía más por las maravillosas piezas que podrían ser extraídas del museo si es que no actuaba.
El museo y esta exhibición están cerradas, así que le pido que se retire – su voz sonaba firme pero su cuerpo lo sentía débil. Era consciente de que podía estar arriesgando su vida pero también sabía que si su padre hubiera estado en la misma situación que ella haría exactamente lo mismo y eso le daba valor.


Nadie puede amar como amamos nosotros
avatar
Suni Kang
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 16
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 28/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Gwangjong Goryeo el Dom Abr 30, 2017 9:39 pm

Que extraño era poder verse en ese retrato, aunque sabía que el mismo, poseía innumerables  cambios,  defectos, realizados  a propósito, para  no ser descubierto. Él mismo había pedido que hicieran esas modificaciones, con el transcurso de los años y las décadas, fue cambiando peinado, barba, bigote, todo lo que le permitiera aparentar una edad mas avanzada, hasta que  al serle imposible seguir ocultando su eterna juventud, decidió elaborar la obra teatral de su muerte, fue así que los libros de historias, las fuentes documentadas, le proporcionaron una fecha en la que  había muerto, a la edad de cincuenta y un años. Había descubierto que sus enemigos comenzaban a murmurar, por la imposibilidad de envejecer, y de su extraño modo de vida, siempre de noche, jamás recibía de día. Su belicosidad se había liberado, como hacía décadas, cuando era el verdugo de su padre, hacía ajusticiar a cualquiera que le intentaba llevar la contraria, sin importar si era un hombre, una mujer, un noble o un campesino.

Su carácter se volvió inestable, no solo por su nueva condición de vampiro, sino, por el dolor que le provocaba la ausencia de su único amor. Sus súbditos habían tenido que sobrellevar todos esos años de tristeza y frustración, hasta que decidió desaparecer, por el bien de su amado reino. Por eso, estar allí reviviendo todo aquel calvario, hizo que su humor se amargara, la misma desesperación de entonces, aquella frustración, el dolor de su perdida, le hicieron tensar la mandíbula, en un gesto de furia, ante la pregunta totalmente lógica que le hiciera la joven, que parada tras él, muy cerca de la puerta, le pidiera una explicación de su presencia en ese lugar.

Se fue girando lentamente, tan despacio, que si la joven hubiera sabido del peligro que estaba corriendo, enfrentando al vampiro, de seguro hubiera soltado el jarrón de porcelana, y corrido por su vida. Mas esa ingenuidad en sus ojos, le demostraron al inmortal, que no le conocía. Con paso firme, se acercó a la joven, sin dejar de clavar  la mirada en esos orbes, - Es incomprensible que su superior, no le informara de mi visita, ¿como pretende que se inaugure una muestra de tal magnitud, sin el consentimiento y aval del embajador de Corea? - le espetó, con el mayor desprecio, mientras que con un rápido movimiento, le quitaba de las manos el jarrón que llevaba la joven en las manos.

Fue un segundo, pero logró rosar con sus fríos dedos, la suave mano de la joven, en ese instante, su alma se estremeció, dejándolo descolocado y disgustado por no entender que era aquello que le había pasado. Se dispuso a colocar el preciado objeto junto al candelabro, - Soy, Gwangjong Goryeo, el embajador y he venido a controlar su trabajo, el guarda sabía de mi visita, pero... ¿como usted no? - dijo con un tono de voz vacilante, pues aun se encontraba confundido por aquel sentimiento, entre tristeza y melancolía. Se preguntó porque lo asaltó la melancolía con solo un roce leve, mas no encontró ninguna respuesta a su duda.



Vuelve a mi, porque la vida sin ti, es un eterno sufrimiento:


avatar
Gwangjong Goryeo
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 34
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 26/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Suni Kang el Mar Mayo 30, 2017 4:55 am

Suni se mantenía inmóvil, observando la figura que le hacía compañía en aquella sala donde se suponía que nadie debía ingresar. Sus manos frágiles se aferraban con desesperación al jarrón, que de haber sido ella más fuerte, se habría roto contra su pecho de la presión ejercida por la actual directora de aquel departamento. Su voz al momento de pedir al desconocido que se retirase fue firme, más firme de lo que ella imaginó y eso le dio el valor necesario para levantar el rostro de manera orgullosa.
¿No me ha escuchado? – preguntó al ver que el hombre no se movía o si quiera la miraba – Esta exposición esta cerrada y ya le he pedido que se retire, así que no me haga llamar a los guardias para que le saquen – Suni no sabía si es que alguno de los guardias se encontraba cerca, pero se atrevía a decir aquello, confiando en que si algo malo sucedía, alguien acudiría al escucharle gritar.

Suni se arriesgaba de más por el arte, de eso era plenamente consciente, sin embargo, sabía que ella misma se recriminaría su falta de coraje si es que algo llegaba a sucederle a aquella exhibición. Además, pensar en la deshonra que eso significaría para su padre le resultaba abrumador. Su padre, aquel hombre inteligente del que la joven aprendiera todo cuanto sabía, se esforzó porque ese puesto de directora de sección le fuera entregado a su hija; él había jurado que no existía nadie más calificado que ella y defraudar su confianza era lo último que la mujer deseaba.

Teniendo en mente lo que su cobardía podría significar para su carrera pero sobre todo para su padre, Suni permaneció firme, observando como el hombre se giraba para enfrentar la mirada acusadora de la muchacha. Los pies de Suni se mantuvieron intactos contra el suelo mientras que el desconocido se acercaba hasta ella con paso firme y sin alejar sus ojos de los suyos. Cada paso que aquel hombre había dado en dirección a ella, le aterrorizo pero fue la voz cargada de desprecio y molestia lo que la llevó a dar un respingo.

Incapaz de responder nada debido a la sorpresa, no solo por la inesperada presencia del hombre, sino además por su identidad y su manera de actuar, Suni permaneció en su sitio, observándolo en silencio llevar hasta un lugar adecuado el jarrón que segundos antes estuviera en las manos de ella. Sus manos, esas que se sintieron extrañas cuando los dedos del hombre que se presentaba como Gwangjong Goryeo las tocaron. De manera inconsciente Suni se miró las manos pero sin perder detalle de las palabras que salían de los labios del embajador.
Yo… – vaciló un poco antes de apartar la mirada de sus manos y dirigirla hasta la espalda del caballero – No recibí información alguna de que vendría a supervisar y no poseo explicación alguna del porque no se me dijo, pero le pido de la manera más atenta una disculpa, no ha sido mi intención recibirlo de una manera tan brusca embajador, sin embargo, deberá comprender que encontrarse con un desconocido en la oscuridad brinda muy pocas posibilidades de acción.

Sabiendo entonces la identidad de su invitado nocturno, Suni se acercó hasta a él y con una inclinación de su cabeza, se dispuso a presentarse.
Mi nombre es Suni Kang, soy la directora de este departamento y me gustaría saber, ¿Le agrada como esta dispuesto todo para la exhibición de mañana?.


Nadie puede amar como amamos nosotros
avatar
Suni Kang
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 16
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 28/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Gwangjong Goryeo el Lun Jun 05, 2017 1:14 am

Sus miradas se encontraron, y aunque en aquella mujer, le decía que era especial, él no podía dejar de mostrar su autoridad. No sonrió en ningún momento, por el contrario, el rictus en su boca, advertía a cualquiera, que no era un hombre de carácter apacible. Cuadró su postura, aumentando su estatura, pareciendo aún mas alto y amenazante, arrogante, - Suni - caviló, mientras correspondía al saludo con una leve inclinación. - Es un placer - pensó en decir, pero eso sería mentira, pues por el contrario, él deseaba estar solo, que aquella señorita desapareciera y lo dejara de molestar. Pero parecía que estaba dispuesta a importunarlo. Así que sacó paciencia de donde no tenía, solo para intentar ser mas amable en sus contestaciones.

- En verdad, está bastante bien la forma en que ha expuesto los tesoros de Corea, me supongo que sabrá la historia del cuarto rey de la dinastía Goreyo, ya que ha colocado el retrato del rey Wang So, presidiendo la exposición - dijo, mientras se tomaba su tiempo para observar la muestra, fijando la mirada en su propio retrato. De pronto, no supo porque, pero aquel peso que comúnmente sentía, se desvaneció, y como hacía centurias, la angustia y la tristeza en su corazón, lograron apaciguarse, aunque no desaparecer, - Tiene suerte, de vivir en éste siglo y no en el tiempo en que aún vivía ese demonio, de seguro la hubiera hecho colgar, si la exposición no era de su agrado - no pudo dejar de sonreír, como cuando aún se encontraba en el palacio y ella vivía.

Aún sonriendo, giró su cuerpo, buscando la mirada de aquella señorita Suni, - no se preocupe, no hubiera pasado de algunos azotes, el jarró pertenecía a su esposa, y él no la amaba - , se quedó mirándola, y el brillo de alegría que se podía ver en los ojos del vampiro, como la sonrisa sincera en sus labios, se fueron borrando, volviendo a mostrar aquel rictus en su rostro, su mirada se volvió fría - creo que está correcta, tal vez, lo único que podría decirle, es que ha puesto dos jarrones que no pertenecen al periodo del cuarto rey, sino a su sucesor, pero creo que es algo que puede pasar desapercibido - Volvió a quedar intrigado con aquella joven, y lo que podía provocar en él. El silencio se prolongó mas de lo cortes, lo que hizo que el embajador, carraspeara incomodo ante su falta de educación, pero se había quedado atrapado en aquellos orbes, - lo siento, no quise tratarla mal - se disculpó.



Vuelve a mi, porque la vida sin ti, es un eterno sufrimiento:


avatar
Gwangjong Goryeo
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 34
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 26/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Suni Kang el Miér Jun 28, 2017 6:28 am

Tuvo miedo. Desde el momento en que se dio cuenta de que no estaba sola en aquella exposición y hasta que aquel hombre se presento, la directora de sección le había temido. El porte orgulloso, la sensación de superioridad que emanaba, la manera en que la miraba y hasta como caminaba hasta ella; Gwangjong Goryeo el embajador que estaba ahí para supervisar su trabajo, era temible pero eso no impediría que ella cumpliera con su cometido, que pasaba de ser simplemente el de encontrar un lugar adecuado para un jarrón a tener satisfecho al embajador que podía, si es que algo no le gustaba, cancelar la presentación de las nuevas adquisiciones del museo.

Consciente de que la responsabilidad entera de la colección y su presentación caía sobre sus hombros, Suni pensó en su padre; en la manera como él manejaría la situación y lograría como siempre, cumplir con su cometido, fuera cual fuera. El líder de la dinastía Kang era pues, el modelo a seguir por su hija, quien siempre quería enorgullecerlo. Esperando entonces enorgullecer mucho más a su progenitor, la Kang se mostró completamente dispuesta a escuchar lo que el embajador tenía para decir respecto a la exhibición.
Efectivamente – dio un paso para quedar más al lado del embajador – Conozco no solo sobre él, sino sobre todos los emperadores de Corea, sin embargo, el emperador Wang So es del que puedo decir más he estudiado – admitió mientras que contemplaba el cuadro del emperador con una sonrisa en los labios. Suni nunca había sabido dar un motivo lógico o valido para su predilección por el emperador Wang So; lo único que siempre supo y que quizás siempre sabría, era que aquel emperador poseía algo especial, algo que le hacía querer saber más sobre él – Disculpe que no le apoye pero, yo nunca he visto a Wang So como un demonio y de hecho, no me hubiera importado vivir en su tiempo – Como conocedora de la historia era consciente de que aquel emperador había sido considerado uno de los más crueles pero algo en su interior le decía que no siempre era de esa manera, que tenía un lado más humano y que ese lado humano era sencillamente hermoso.

El comentario que hizo el Goryeo sobre el jarrón y los azotes la hizo mover la cabeza de un lado a otro y ampliar su sonrisa.
No amaba a su esposa, pero seguramente amaba a alguien – respondió con seguridad, aquello sin pensar realmente en sus palabras, motivo que la hizo agachar la mirada, avergonzada por su desliz – o eso es lo que imagino – agrego en un intento de corregir lo que el embajador podría quizás tomar como un desafío a su conocimiento.

Los jarrones fueron puestos ahí según instrucciones mías. Sé que no pertenecen al periodo del emperador pero fueron hechos poco después de su muerte así que conservan aún la esencia de su reinado, además que – suspiró – los jarrones que originalmente estarían ahí se perdieron en el camino; así que, si le molestan los que están ahora, puedo quitarlos y esperar a encontrar otros que sean de la época – tener una perfecta exposición del periodo era, después de todo, lo que ella más deseaba. Tan enfrascada en la conversación se encontraba, que no se dio cuenta de que ambos se perdían en la mirada ajena, siendo el carraspeo por parte del embajador lo que la llevó a desviar los ojos – No tiene porque disculparse. Fue mi error no saber que estaría aquí esta noche.


Nadie puede amar como amamos nosotros
avatar
Suni Kang
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 16
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 28/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Gwangjong Goryeo el Lun Jul 10, 2017 4:21 am

El embajador, estuvo muy atento a lo que ella decía, y aunque la joven afirmaba que no le hubiera molestado vivir en aquellos siglos, cuando aún era humano, el negó suavemente con la cabeza, - no, niña tonta, crees de manera romántica en esa época, como lo hacen las jóvenes europeas, cuando sueñan como hubiera sido haber vivido en la época de caballeros y princesas, mas la realidad era otra, dura cruel y sangrienta - caviló, su mirada se endureció, su rostro comenzó a parecerse más a las duras facciones del anciano emperador que representaba la pintura. Quiso expresar en voz alta su pensamiento, mas prefirió callar. Su mirada se dulcificó de nuevo y siguió escuchando a la señorita Kang.

- Creo que usted tiene mucho conocimiento de nuestra cultura e historia.
Pero, idealiza la realidad de aquellos tiempos.
- dijo, mientras, se giraba y caminaba por la exposición, llevando su mirada a la joven, esperando que ella lo siguiera. Caminaron juntos hasta una pintura en que se podía apreciar un peñasco, un árbol de cerezo florido, ademas de una nube de mariposas que se posaban en sus ramas, pareciendo dispuestas a cubrirlo, como si intentaran fundirse con él. En un costado de la obra, escrito en antiguos caracteres chinos, se encontraba un corto poema decía, " las mariposas vuelven al árbol cada primavera, como el la amada a su enamorado, cumpliendo así, la promesa de un amor eterno". Contempló en silencio aquella obra, para luego girarse y preguntar a la joven, ¿conoce el secreto de ésta pintura? sonrió leve, sus orbes tenían el brillo de la picardía, pues era poco común o casi imposible, que ella conociera el significado. Él había dibujado esa obra, en verdad significaba como su corazón se había secado tras la muerte de su amada, pero cada vez que la recordaba, estaba seguro que de alguna manera, como las mariposas, ella lograría volver a él, y así cumplir la promesa que se habían jurado.

Siglos después, cuando ya era un vampiro, había escrito algunos tratados de la dinastía Goryeo, en el que incorporara una leyenda, que él creara, la que contaba un poco la historia de amor que viviera. - ¿le recuerda algo la leyenda de las mariposas azules? - preguntó, contemplando el rostro delicado de la joven asiática. La estaba sometiendo a un examen, si conocía esa leyenda, de verdad podría reconocer que en el fondo se trataba del significado de aquella pintura, creada por el mismo emperador Jo. Pero, ¿conocería el trasfondo de aquella historia? ¿la similitud con su vida? no, no lo creía, por la simple razón que era una historia que él le había creado para su amada y a la que se la había leído, una tarde de primavera, cuando los cerezos eran decorados con centenares de mariposas, que libaban de sus flores rosadas.  

Su mirada se perdió en la pintura, de pronto, se encontró en el estanque de la ciudad imperial, sentado junto a su amor, contemplando las ondas del agua y el reflejo de un árbol de cerezo en la superficie acuosa, - Amor, te contaré una leyenda... - había dicho a su amada, acariciando sus cabellos renegridos. Inmerso en sus recuerdos, volvió a relatar la leyenda, como si Suni, fuera aquella dulce joven que alguna vez había amado.  - Hace mucho tiempo, un príncipe y una joven hechicera, se juraron amor eterno. pero aquel amor, estaba destinado a ser efímero, como la vida de una mariposa, pues cuando el emperador y sus ministros, se enteraron de tal romance, culparon a la joven de haber embrujado al príncipe y por ello, le dieron caza. La capturaron en lo alto de un peñasco, para luego llevar engañado, al joven príncipe. Allí, sostenida por dos soldados, intentaba liberarse, una mujer que vestía como pordiosera, le explicaron que se trataba de una  bruja, que ocultaba su rostro tras una mascara, le exigieron matarla, ya que ésta, había echado una maldición sobre la familia real, pero el joven se negó, no quería manchar sus manos con sangre, ¿como podría abrazar luego a su amante con aquellas manos? Al ver que el príncipe se negaba, un astuto ministro, le hizo creer que aquella vieja bruja, había asesinado a la joven dama que había cautivado el corazón del príncipe. Enfurecido, ciego de dolor, tomó la espada de un soldado y atravesó el cuerpo de aquella mujer, sollozando y maldiciendo, a la vil asesina. La mascara que cubría el rostro de la bruja, cayó al piso, quebrándose en mil pedazos. Dispuesto a no olvidar el rostro de quien había asesinado a su amada. Levantó con desprecio el rostro semi oculto por los negros cabellos, al hacerlo, descubrió con horror que el asesino era él. Sollozando, aferrado al cuerpo sin vida de su amada, pidió a los dioses que la salvaran, los cuales, condolidos por tan triste destino, convirtieron el cuerpo de la hechicera, en miles de mariposas azules, de iridiscentes detalles en sus alas, y al joven en un seco árbol, cuyas flores atrajeron desde entonces  a las mariposas azules, que cada año, volvían a el, cuando se cumplía un aniversario de su amor -.



Vuelve a mi, porque la vida sin ti, es un eterno sufrimiento:


avatar
Gwangjong Goryeo
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 34
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 26/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Suni Kang el Vie Jul 28, 2017 4:30 am

El movimiento en negativa de la cabeza del embajador la llevó a sonrojarse mucho más, agradeciendo enormemente que la sala no se encontrara tan iluminada como para volver evidente aquello. Quizás el embajador le creía una torpe, una ilusa que no sabía nada de la vida. Él no era el primero en pensar eso, después de todo, nadie en su sano juicio querría vivir en la época de Wang So, nadie, excepto ella. Segundos después de intuir lo que él creía, su idea fue confirmada por la voz firme del embajador.
Claro que tengo conocimiento de la cultura e historia, es mi trabajo pero también mi pasión. Además, conocer de la historia de su pueblo es lo mínimo requerido para cualquier persona – aseguró mientras seguía lentamente los pasos del embajador de Goryeo – por otro lado, no es que idealice la realidad – sonrió llevando una vez más su mirada a la pintura de Wang So – Sé perfectamente todo lo que se habla de él pero estoy segura de que no era como todos lo creen… no en el fondo – miró entonces de reojo a Gwangjong – Es probable que no me de a entender correctamente pero es que ni yo misma sé de manera clara porque pienso eso – un suspiro salió entonces de sus labios, y lanzó una ultima mirada al cuadro del emperador, no sin antes hacer una ligera reverencia y sonreír al cuadro.

Dejando al antiguo emperador de lado, el embajador y la Kang caminaron hasta otra pintura. Una que resultaba ser muy especial. La pregunta del embajador la hizo sonreír.
Dicen que su secreto es que fue pintada por Wang So – contemplo la imagen del peñasco, el árbol de cerezo y las mariposas azules – Pero siendo él como era, la gente duda de la veracidad de ese hecho. Creen que alguien tan cruel es incapaz de crear algo tan hermoso, pero sabe, yo sí creo que él fuera capaz de hacerlo porque como ya dije, debió existir otro lado de él. Un lado que amaba, que sentía – el silenció surgió entre ambos y una nueva pregunta fluyo de los labios del Goryeo – Conozco la leyenda – respondió veloz – Es una leyenda muy triste pero hermosa – y entonces la voz del embajador le llevo a guardar silencio. Los ojos de Suni contemplaban el rostro de aquel hombre y la tristeza que emanaba de él, como si al relatar aquella leyenda estuviera contando su propia historia.

Aquella leyenda que tantas otras veces leyera y escuchara de otros labios, le estaba afectando verdaderamente esa noche. Suni no sabía si se debía al cansancio de los últimos días, a que se encontraba en una fase sentimental o si aquello era lo que provocaba la voz y visión del hombre al que contemplaba. Cualquiera que fuera el caso, la Kang no pudo contener las lágrimas que silenciosas comenzaron a rodar por sus mejillas, de la misma manera en que no fue capaz de detener su mano, esa que se posó sobre el hombro del embajador.

Una sensación igual a la que experimento cuando él toco sus dedos, recorrió su cuerpo, haciendo que despertase de aquel trance en que se encontraba.
Lo lamento… – se excusó, alejando su mano y girándose, para de esa manera comenzar a limpiar sus lágrimas.


Nadie puede amar como amamos nosotros
avatar
Suni Kang
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 16
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 28/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Gwangjong Goryeo el Jue Ago 10, 2017 1:54 am

Embriagado por el recuerdo, permaneció hundido en sus cavilaciones, instantes después que la última palabra se extinguió en el silencio que los rodeaba. Su mirada, perdida en la antigua y bella imagen, apresaba su alma errante, volviéndola por un instante tan solo, a esa época en donde aún creía que podría obtener tanto el poder, como el amor. Unas manos invisibles, - las del pasado amado - acariciaron su rostro, haciendo que Gwangjong bajara la mirada y cerrara sus ojos, intentando capturar esas caricias que tanto se parecían a las de Soo.

Tensó su mandíbula, tanto como su espalda y brazos, convirtiendo su cuerpo en una masa de músculos, tan endurecidos y fríos, como los de una de las tantas estatuas clásicas que adornaban los salones del Louvre o los jardines de Versalles. No deseaba ser débil, no podía mostrarse quebrado, ante una extraña. Se reprochó en silencio, mientras intentaba conseguir el aplomo necesario para poder girar su cuerpo y enfrentar a la humana, quien a mas de demostrar un basto conocimiento de la cultura y la época de su vida como humano, seguía pareciendo a ojos del vampiro, como una mujer que se había obsesionado con un personaje ficticio, que había logrado idealizar y hasta enamorarse. Pero nada era como la joven coreana pensaba, por lo menos, no en la forma que intentaba explicar su punto de vista al embajador de Corea, al propio Gwang So.

No había logrado recomponerse de aquellos recuerdos, en parte dolorosos y en parte preciosos, únicos e irrepetibles. cuando el contacto de la mano de aquella joven, en su hombro, le provocó nuevamente, una sensación de lo mas extraña, mezcla de dolor profundo, angustia incontenible y deseos irrefrenables de abrazarse a ella. Sus ojos se abrieron, enormes, casi desorbitados, llenos de asombro, mas en el momento de poner su mirada en la ajena, ésta solo demostraba la enorme tristeza que lo embargaba. Como si aquel contacto fuera una puñalada en su hombro, el embajador realizó movimientos casi sobrenaturales, alejándose de ella. no se trataba de que aquel contacto lo molestara, sino que le provocaba la extraña sensación de pensar que su amada estaba cerca, ¿pero como eso podía ser posible?

con incredulidad, la vio inclinarse como si estuviera en la corte, como si él volviera a ser el emperador. - no es necesario que haga una reverencia de ese estilo, no soy el emperador, y hasta estoy seguro que ni él espera que sus súbditos tengan ese trato, al momento de pedir perdón-, dijo mientras con su mano extendida, intentaba impedir que continuara realizando ese tipo de demostraciones, ya que aquel comportamiento lo descolocaba.

Aún sobresaltado por todo lo vivido y experimentado, Gwang So, se mantuvo alejado, pero continuó con su pequeño discurso. - Es usted, una mujer admirable, mas creo necesario repetirle, que está equivocada al pensar que la época del reino de Goryero, era mejor que ésta - Al llevar su mirada a la ajena, y ver reflejada en ésta, la misma ingenuidad que la de su amada, volvió a tensar su mandíbula, sus ojos refulgieron de ira, llevó sus manos a los delicados brazos de la joven y los atenazó, - Niña tonta... se equivoca, Gwang So... fue un asesino... y aquella época su infierno personal. Un martirio que regó con sangre y dolor la tierra de Corea, ese demonio... ese maldito ser... merecía morir, merecía el desprecio de su familia... mas... mas... ella lo amo... - dijo clavando su mirada en los orbes de Suni, manteniéndola aferrada, tan cerca de él, que el latido de su corazón, retumbaba en sus oídos, como si se tratase de un tropel de caballos. Inclinó levemente su cabeza a la derecha, manteniendo el contacto visual y físico, - ¿porque? porque lo amaba... porque... me amaba... - se escuchó decir en un tono de voz casi inaudible.



Vuelve a mi, porque la vida sin ti, es un eterno sufrimiento:


avatar
Gwangjong Goryeo
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 34
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 26/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Suni Kang el Lun Ago 28, 2017 7:39 am

¿Cómo era posible que una historia que escucho hasta el cansancio la conmoviera esta ocasión hasta las lágrimas? Suni no podía comprender que era lo que le ocurría, pero con cada palabra que salía de los labios del embajador, su corazón parecía doler más y más. De manera inexplicable, sentía un enorme pesar que la llevaba a pensar en que olvidaba algo o más bien a alguien. El dolor que experimentaba no hizo más que incrementar una vez que vio el rostro del embajador, pero dolor no fue lo único que experimento. La Kang, al ver el sufrimiento del embajador, deseo abrazarlo, decirle que estaba ahí y que lamentaba todo, que no volvería a dejarlo nunca; claro que esos deseos le parecían extraños e impropios, siendo lo impropio de los mismos los que la hicieron quizás, solo tomar el hombro del apenado hombre.

Fue el contacto entre ambos los que los llevó entonces a evadirse. Suni, avergonzada y un tato aterrorizada por su impulsividad, se giro rápidamente, tanto como para no darse cuenta de que los movimientos hechos por el embajador eran demasiado fuera de lo común.
Es necesario, he hecho algo imprudente y lo he incomodado así que discúlpeme, por favor – dijo, inclinándose no tanto para pedir disculpas sino para ocultar las lágrimas que continuaban fluyendo por sus mejillas y que no podía contener por más que deseara.

Tratando de recomponerse sin éxito alguno, la Kang continuo evadiendo la mirada de Gwangjong.
Soy consciente de que es una locura lo que digo, de que nadie con un mínimo de inteligencia hubiera deseado vivir en esa época, pero no puedo evitar querer estar en aquel tiempo y la verdad es que no poseo una respuesta lógica para explicar ese deseo – forzó su voz a salir sin quebrarse para emitir aquellas palabras, esas que la dejaron satisfecha. Temerosa, la joven levantó la mirada para encontrarse con la del hombre que le estaba provocando tantas sensaciones extrañas y fue el encuentro de los ojos de ambos lo que desencadeno lo inesperado. Con fuerza, Gwangjong tomó sus brazos y le obligo a mirarlo, solo para escupir palabras hirientes hacía el emperador Wang So – Me lastima… – susurró Suni al notar como es que el agarre del embajador era demasiado fuerte y sus palabras demasiado frías, lo mismo que su mirada – Y yo…. Yo ya le dije lo que creo de Wang So, nadie me hará cambiar de opinión, aunque no sepa porque creo esas cosas de él y… – su voz, esa que trató de mantener firme se quebró entonces y las lagrimas corrieron una vez más libremente por su rostro – No sé por qué lo amaba… – las lagrimas continuaron fluyendo y cerrando los ojos añadió – No sé por qué te amo – en ese momento su llanto en lugar de detenerse se intensifico, tanto que a la Kang le comenzó a costar respirar. Atemorizada por sus pensamientos, su dolor y aquel llanto que le impedía respirar bien, Suni miró a los ojos del embajador, implorando por su ayuda.


Nadie puede amar como amamos nosotros
avatar
Suni Kang
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 16
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 28/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nostalgia - privado - Suni

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.