Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Consciousness of Love — Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Consciousness of Love — Privado

Mensaje por Gwynneth Aylwin el Lun Mayo 01, 2017 9:11 am


Calla y dime
¿Por qué lloras?
Somos tu y yo
Los mismos de antes.
—D.H. Lawrence.



Desde hacía varias semanas que no tenía noticias de Ludovic. El encuentro en el orfanato no había empezado de buena manera, y es que no se esperaba que él fuera a aparecer de manera tan repentina, y mucho menos, luego de tanto tiempo. La última vez que coincidieron había sido en Irlanda, pero las cosas cambiaron. Quizá ese rencor que desarrolló hacia él era una reverenda estupidez; Ludovic también deseaba encontrar a su hijo, tanto como ella. Y no sólo eso, la responsabilidad que caía sobre sus hombros de velar por el bienestar de sus hermanos menores, lo habían endurecido. Gwynneth casi no lo reconoció en un principio, aun así, logró derrumbar ese muro que erigió para defenderse del mundo. Ahora, más que nunca, él necesitaba de su apoyo, y aunque le dolía terriblemente desconocer el paradero de su pequeño, tampoco podía dejar a un lado al hombre que tanto amaba.

Gwynneth siempre había sido una mujer cándida, noble, pero dispuesta a proteger a los suyos a capa y espada, de ser necesario. Los McQuoid eran parte de su familia, por lo que, tanto Klaus como Daphne, eran de su interés, por esa misma razón se encargó de hacerle entender a Ludovic que debía ir tras ellos primero, asegurándole que su hijo estaría bien; su instinto maternal no la engañaba.

Pero las horas de angustia cesaron cuando recibió la tan esperada misiva por parte de Ludovic. Sintió de nuevo tranquilidad, deseaba enormemente poder verlo de nuevo y que le hablara de esas tan buenas noticias que le debía, aunque claro, estaba consciente de que no todo podía ser tan bueno, aun así, fue optimista. Si algo le había enseñado su padre, era precisamente mirar la vida con buena cara, a pesar de que ésta no siempre era bondadosa. Las cosas había que superarlas con la frente en alto y no dejarse apabullar por los malos ratos, y así lo estaba haciendo. Gwynneth dejó salir todas esas espinas que le envenenaban el alma y decidió hallar soluciones, pues el rencor sólo la aislaba cada día más.

Estuvo largo rato leyendo, luego, al notar como la noche iba cayendo, empezó a caminar de un lado a otro. Él no aparecía, y ante aquel silencio nefasto, no pudo hacer a un lado el terrible pensamiento de que algo pudo haberle ocurrido. Se llevó las manos al rostro; de seguro exageraba, pero los minutos transcurrían cada vez más rápido y no había respuesta. Sin embargo, cuando decidió tirar la toalla, pensando que Ludovic ya no llegaría al encuentro, un llamado a la puerta hizo valer de nuevo toda esperanza en su interior.

Fue a la puerta de la módica habitación y al abrirla, ¡cuán grande fue su alegría!

—Me alegra tanto que estés bien —dijo, apenas lo vislumbró en la entrada—. Vamos, entra. Debes estar cansado. —Lo invitó a pasar—. Estuve tan preocupada por ti, espero que haya ido todo bien.



Memories:
avatar
Gwynneth Aylwin
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 34
Puntos : 38
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 08/02/2015
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Consciousness of Love — Privado

Mensaje por Ludovic McQuoid el Vie Jun 02, 2017 6:00 am

— Gwynneth, ha pasado mucho desde que pude vislumbrar una alegría tuya, me reconforta tal recibimiento, no debes porque preocuparte, mi cansancio desaparece siempre cuando puedo estar contigo, lamento la espera, más traigo buenas primicias.

Entró Ludovic cuando fue recibido en la puerta de la habitación asignada, cerrando la puerta y viendo como caminaba ella, una grata sensación arrasó su templo, tanto tiempo que no percibió una alegría por parte de ella, recientemente han sido favorables sensaciones que han hecho que no caiga en ese inmenso abismo, uno al que temería él mismo por lo que llegó a verse como un monstruo, no podía reflejarse en un espejo porque era abrir la brecha de su interior y exteriorizarlo, antes podía conservarse, pero ahora, ya no existían limitaciones, si en su labor era un hombre duro y despiadado, un ser más cruel que pelea como señor de la justicia para muchos, y la inquisición, se encargó de renacer una pesadilla, porque no quedo en ello, lo llevó en todas partes, hasta para con los demás débiles, era él mismo para con todos, y temió llegar a verse frente a su esposa de esa manera, pero no podía darle gusto a sus peores sensaciones, esas debían yacer para los responsables de esta catástrofe, y ahora en estos tiempos, se fortaleció controlando los aspectos de la vida, el ciclo de luchas, perdidas y esta vez alegría por dos razones; el hallar a su hermano, y la otra, el estar rodeado de aliados para la guerra venidera, porque la sorpresa que llevaba entre el bolso de su capa, es un retrato de su hijo, de ese pequeño barón que anda visitando las mentes ajenas para otorgar un mensaje a sus padres de que continúen en su búsqueda, que sigue vivo, en espera de ser encontrado.

Caminando detrás de ella, que le abrazó por la espalda. Ya no pesaban los largos caminos de generaciones y exigencias, el no fallar para no decepcionar y traer más desgracia. Pero así como el mar es tan impredecible, así su personalidad se reveló contra quien desea controlar el mar. El sin compasión presionaba cada vez más las debilidades que sobresalen en los demás. Recordando como disfrutaba cuando el dolor se apoderaba de su alma, alzándose orgulloso de su logro al destruir esa parte de él que ya se negaba a entregar, y ahora, una paz perfecta se liberaba en un susurro a su oído, tan cerca, tan íntimos, el calor de su templo, su perfume, le hicieron envolverla entre sus brazos, transmitiendo la sensación.

— Poco a poco se vuelve a integrar nuestra familia, he hallado a Klaus y regreso conmigo, me asegure de que se instale en la casa donde suelo descansar para que puedas verlo, y tengas menos pesar por ese lado. Por otro lado, creí verme solo en esta habitación, caí a la idea de que no acudirías a mi llamado, más tengo algo que te pertenece.

Le giró al tomarla de los hombros, enfocando las irises en las suyas, un cristal fundido en la unión matrimonial; tu carga es mi carga, tus alegrías son mis alegrías, así como los dolores y un sin fin de situaciones en los aspectos compartidos. Sonrió, un natural gesto, que su pureza podía saberse a felicidad, sacando de su lado izquierdo, el lienzo de aquel retrato desenrollándolo poco a poco, pero se detuvo, lo posó entre esas manos al estirarlas y hacer que sus palmas estuviesen expuestas.


“No podía decidir si ella era un ángel enviado por Dios para salvaguardarme de un mundo frío y complejo… O si era un demonio, que había comenzado a lamerme la cara para luego reclamar mi alma por toda la eternidad”
BESTIA:
AUSENTE:
douleur:
AWARDS:

avatar
Ludovic McQuoid
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 34
Puntos : 39
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 27/02/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Consciousness of Love — Privado

Mensaje por Gwynneth Aylwin el Sáb Jul 01, 2017 8:43 am


Todas sus dudas se dispersaron apenas abrió la puerta; es más, se desvanecieron mucho antes, justo cuando escuchó ese llamado que no había llegado minutos antes. Fue un alivio para ella, pues ya empezaba a temer lo peor. Y no, no era la idea de que Ludovic hubiera rechazado su invitación (porque tal cosa nunca iba a suceder), sino que algo malo le ocurriera en el camino. Eso fue lo que más descolocó a Gwynneth en su momento, sin embargo, su calma regresó en el momento en el que él ingresaba por el umbral de aquella habitación.

Las cosas no habían quedado muy bien la última vez que coincidieron, y en partes, era por su culpa. ¡Claro! Aún llevaba el rencor clavado en su corazón, pero luego de aquella inesperada reunión, reflexionó sobre su actitud, terminando por asimilar, de una vez por todas, que Ludovic no tenía la culpa, era otra víctima más de los verdaderos verdugos. Tenían que unir fuerzas, y no sólo por su hijo, también por los hermanos menores de él, en especial por Klaus, quien representaba el blanco principal, aunque aquellos que les perseguían no lo sabían, hasta ahora.

A pesar del malestar que aún albergaba en su espíritu, no pudo ocultar una sonrisa sincera, en especial por sus palabras. Ya era hora de tener buenas noticias después de tantos malos ratos que habían vivido. Gwynneth estaba satisfecha, quizás no se hubiera solucionado todo, pero aquello representaba un pequeño avance, y, con buena fortuna, podrían ir logrando sus objetivos progresivamente.

—¿Ah sí? No sabes lo feliz que me hace escuchar eso. En realidad, ya me hacía falta ser testigo de buenas nuevas después de tanto tiempo. O sea, no es que me queje constantemente de todo lo que ha ocurrido, es que hay cosas que aún no puedo asimilar del todo —expresó en un intento de dejar salir todo lo que pensaba, pero no fue suficiente. Podía decirse que hasta se sentía un poco extraña, experimentando cosas que hacía mucho habían quedado abandonadas en algún lugar de sus memorias—. No sé, quizás estoy arruinando las cosas con estas tonterías. Ya mejor cuéntame lo que ha ocurrido durante todos estos días, que estoy deseosa de saber.

Se giró de inmediato apenas escuchó la respuesta. El corazón le dio un vuelco en el pecho, casi soltando una risa breve ante semejante noticia. Le alegraba tanto que Klaus estuviera bien y que hubiera aceptado regresar con Ludovic, pues ya conocía el temperamento del joven, y temía que decidiera actuar por su cuenta, pero resultó lo contrario. Gwynneth observó a su compañero a los ojos, percibiendo un brillo curioso en su mirada, algo que le despertó más la curiosidad, incluso más que sus palabras.

—Gracias al cielo él está bien y que haya dejado su terquedad a un lado. Me gustaría verlo pronto, debe estar muy cambiado, aún lo recuerdo como un chiquillo curioso —bajó la mirada al observar el lienzo que le colocaba en sus manos—. ¿Esto? ¿Acaso tiene que ver con...? No creo tener en mis recuerdos un lienzo, pero a ver.

Desplegó el lienzo con pericia, debido a los nervios que le invadían en ese instante. Podía tratarse cualquier cosa... No, ¿sería algún retrato de su hijo? Pero, ¿cómo? Eso fue lo primero que se cuestionó al vislumbrar aquella imagen.

—Pero, ¿esto qué significa? Ludovic —le miró directamente a los ojos—, ¿es nuestro hijo?




Memories:
avatar
Gwynneth Aylwin
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 34
Puntos : 38
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 08/02/2015
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Consciousness of Love — Privado

Mensaje por Ludovic McQuoid el Dom Jul 16, 2017 6:51 am

Sucesos inesperados han otorgado alegrías venideras por parte de él, y ahora ella. Vislumbrar su sonrisa, emanaba un inmenso calor, una unión que antes era difícil de percibir por su transparencia, y ahora, poco a poco se esclarece, volviendo a sentir una dicha suficiente para que responda con el mismo cariño a su mirada, la misma tonada de su voz hacia sus réplicas, la sinceridad abrazandose con la confianza, y la alegría desterrando en minoría a las penas. Viendo por fin la luz, la viveza en esas irises al sujetarlas con firmeza, sin perderse algún gesto, ni algún toque por parte de ella, porque ya no podía permitir alejarse más, realmente la ama y le necesita. Tanto, que necesitaba envolverla al mundo que su propio hijo engendraba para que lo recogieran.

— Lo se, sé con exactitud lo que ha ocurrido para sentir tanto pesar, no son tonterías, ni lo he visto como quejas, pero así como hoy nos alegramos por estas cosas, llegara ese dia en que seamos los tres, y aun mucho mejor con los Mcquoid juntos. Prometo que poco a poco aliviare tu dolor, y haré que no tengas que pasar por más, no quiero que jamas te distancies de mi. Que vivamos y sigamos compartiendo todo juntos. Como ahora, me dio una tranquilidad ver a klaus vivo, me da tristeza reconocer que ha sido tanto tiempo separados que ahora él está recuperando su memoria, sabe más de lo que quisiera que supiera. Pero, estoy orgulloso de él, te sorprenderá cómo ha crecido, ya no es más un chiquillo.

Aguardo a deleitar el asombro que impacta aquel lienzo, si él en un principio fue una gran sorpresa, para ella sería aún mayor, sin poder tener las palabras exactas para confortar esa imagen, y conforme fue desplegando, le fue desarrollando los sucesos que le orillaron a él.

— Asi es, es él, nuestro pequeño, al principio creí que se trataba de una broma, o de alguien que quería hacerme una jugada. Pero no fue así, es él, tengo la certeza que es él. Primero una niña me recordaba su rostro, preguntándome cada vez que la miraba como estarían sus manitas, sus pies, su rostro...diciéndome si le han de alimentar, el cómo se encontraba, toda esa clase de interrogantes, y estuve a punto de dispararle por ello. me sentía atrapado, como si la emplearan para cazarme, y ahí sus espíritus me hablaron, ahí es donde descubrí por primera vez la ayuda que me proporcionaban para su búsqueda. Y me dieron la certeza que seguía vivo, luego, en uno de los tantos viajes, me encontré con un cambiapieles...

Redactaba en brevedad las anécdotas pasadas, el cómo llegó a obtener ese lienzo, y sobre todo como empezaron los sueños a darle pistas, era curioso la manera en que comenzaba a hundirse a un mundo de espíritus, magia, y poder sobrenatural. Por lo que el aliento se acrecentaba; una potente razón para entregarle esa esperanza a ella.

— Me hablo de mi pasado como si lo fuese presenciado, me hizo mención de tantas cosas que solo nosotros sabemos, y luego la captura de nuestro hijo, creí que estaba enloqueciendo, el creer en lo imposible hasta que ese lienzo me mostró. Es igual a él, y desde que lo perdimos, él ha estado dejando huellas para que lo hallemos, ha visitado a grandiosas personas para decirnos que esta con bien, a este muchacho lo visitó en sus sueños, así es como el dibuja, plasma todo lo que sueña. Y quise dártelo, entregarte esta maravilla.

Parecía hablar como un tremendo lunático, más la realidad es esa, hay mundos tan distintos y ocultos que yacen en la vanguardia para mantener un equilibrio, y cuando más necesitan de uno, o cuando alguien requiere de ayuda, ahí están, para brindar las grandezas del mundo. Y con la emoción lo transmitía.


“No podía decidir si ella era un ángel enviado por Dios para salvaguardarme de un mundo frío y complejo… O si era un demonio, que había comenzado a lamerme la cara para luego reclamar mi alma por toda la eternidad”
BESTIA:
AUSENTE:
douleur:
AWARDS:

avatar
Ludovic McQuoid
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 34
Puntos : 39
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 27/02/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Consciousness of Love — Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.