Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Silent Night | privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Silent Night | privado

Mensaje por Drakul Ardelean el Lun Mayo 01, 2017 10:13 am

Cargaba en la espalda un saco repleto de recuerdos que hubiera deseado ir perdiendo llegando a la vejez, sin embargo no tenía más salida que llevarlos para toda la eternidad consigo. Una condena merecida, más pesada cada día oscuro que se alzaba de su tumba. Retorcidas pesadillas le perseguían en sueños, cuando reposaba a resguardo del sol bajo la tierra fértil, allá cerca del pequeño castillo en el que residía. Igual que un cuento de su vieja patria: el caballero maldito se abría paso a la superficie con sus manos cual alma errante, preparado para un día más llevar a cabo su misión. Se deshacía enseguida de la tierra que cubría su cuerpo desnudo, y que revelaba el lugar donde moraba protegido, y vestía las mismas ropas que no había abandonado desde aquella última guerra, donde la traición marcó el final. Colgaba a sus espaldas, junto aquel saco invisible, las dos espadas que escondía con más celosía que su propia vida, y marchaba entre árboles sobre su caballo blanco hacia su destino.

Durante semanas, incluso meses, en los que cabalgó tierras francesas su rutina no varió ni un ápice. Hasta que la conoció a ella. La pequeña Hania, la dulce flor silvestre que se había visto arrastrada a la más profunda oscuridad por uno de los peores monstruos que podía concebir. Después de Tépes, pues aún no había conocido a nadie con tal sadismo en las venas. Cumplió su palabra de mantenerse al margen tras la pelea con Assur, ella había elegido y no podía hacer nada. No la obligaría, pues solo acrecentaría su rebeldía aún adormilada. Sin embargo, fue incapaz de olvidarla. Mantuvo la distancias para no ser descubierto por ninguno de los dos, pero fue testigo de cada avance entre aquella peligrosa pareja. Y cada noche sus manos sangraban al contenerse de romper las ventanas y llevársela de allí.

¿Quién era ese vampiro para creerse propietario de la pequeña flor?

Aquella noche no hubo caza. Apartó su principal obligación a un lado y aprovechó el único momento hasta entonces en el que encontró a la joven a solas sin su guardaespaldas cainita. Se perfiló su sombra en el cortinaje de la ventana, proyectada por la pálida luz de una noche abierta. No quiso entrar, tocaría en lo menos posible territorio Black para no empezar otra pelea que causara problemas a la Logia, pero ansiaba hablar con ella.

-Pequeña, he venido a ver cómo te encuentras. Si sigues prefiriendo vivir con el que se cree tu dueño. ¿Te ha obligado a mancharte las manos? ¿A hacer algo que no quisieras? Háblame, por favor, no puedo seguir con esta preocupación...



People are strange:
avatar
Drakul Ardelean
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 40
Puntos : 37
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Hania Doe el Lun Mayo 01, 2017 4:37 pm

Se habían mudado a la mansión que Sunshine había escogido y su vida discurría tranquila, más o menos dentro de lo que cabía. Ahora tenía un guardaespaldas con el que a veces hablaba un poco, escribía cartas al señor Flamel con el que comenzaba a tener una especie de relación postal bastante curiosa, y hacía semanas que no veía a los lobos. Su cárcel era ahora un poco más grande, más bonita, con más gente dentro...pero seguía siendo una cárcel.

Cuando vio la sombra en su balconada se levantó del escritorio donde escribía sus pensamientos y los atesoraba como si fueran de oro, porque estaba convencida de que algún día perdería por completo la cabeza. Avanzó despacio, con cautela, porque estaban muy amenazados por el Consejo y nunca se sabía quién podía estar mirando, quién podría hallarse tras un viejo amigo, un conocido...nadie estaba a salvo de ser comprado. Pero Drakul no estaba allí por Assur, estaba por ella, y en verdad estaba algo preocupado, podía sentirlo.

Descorrió la cortina que era apenas un velo transparente y fijó sus ojos en los del caballero del pelo níveo finalmente esbozó una sonrisa y se abrazó a él. Lo sentía como otra de esas personas que sin apenas conocer era como si se conocieran de siempre, le proporcionaba seguridad, una especie de calidez desconocida en aquel mundo de tinieblas. Murmuró.

estoy bien... yo elegí estar aquí. Assur me frena... me impide ser la destrucción cuando hierve la sangre.

Si Ardelean estaba al tanto, ya sabría que ella era capaz de activar el caldero de sangre, un poder que pocos cainitas poseían porque eran tan devastador que se extinguió con los Antiguos, y sólo unos pocos presentaban de forma aleatoria ese extraño don. No es que Assur le impidiera matar, de hecho se había enorgullecido de ella cuando reventó las cabezas de los mercenarios del Consejo que fueron a por ellos, si por él fuera, Hania sería el arma definitiva, la destrucción entre rizos rubios. Pero ella se refería a que ella misma se frenaba al saber que él estaba allí y que podía reventarlo también si se descontrolaba. Y desde luego Hania no quería dañar a Assur. era lo único que la mantenía cuerda.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 192
Puntos : 178
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Drakul Ardelean el Jue Mayo 11, 2017 2:42 pm

¿Por qué le importaba tanto aquella joven? Era la pregunta que se hacía mil y una veces. Las mil y una veces que su imagen se hacía vívida en su mente a lo largo de cada noche. Nunca tuvo hijos, ni esposa o nada parecido. Nunca tuvo nada más que a sí mismo y a un sádico por amigo y compañero. Y aún así, Hania despertaba en él un sentimiento de protección que nunca antes había experimentado. Pero la duda, el por qué de tal desasosiego, no importaban tanto como el saber que estaba bien. A salvo, aunque fuera en manos del enemigo. Nada más verla, y de forma inconsciente, agachó la cabeza a modo reverencia. El guerrero que no se doblegaba ante nada, sentía sin saberlo cierta predisposición a servir a aquella niña. El abrazo fue extraño, no estaba acostumbrado al contacto físico más allá del sexo esporádico, pero resultó incluso cálido para dos gélidos cuerpos como ellos. Su olor impregnó su cerebro, la suavidad de su cabello se grabó a fuego entre sus dedos.

-Sé que estás bien. Todos tus miembros siguen en su sitio. No es eso lo que me cuestiono - alargó la mano y con apenas un roce de yemas, pasó los dedos por su pecho, justo debajo donde se unen las clavículas. - Quiero saber si hay algo que no encaje en esta vida que tú has elegido.

No quería hacerle daño llamándola "mascota", poniendo etiqueta a la extraña relación que tenía con Assur. Sabía que su frágil, y a la vez poderosa, mente no trabajaba igual que las demás. Hania merecía una vida más normal, dentro de los estándares ya de por sí extraños de la vida de un vampiro, pero sobretodo no quería que fuera la marioneta de un ser tan despreciable. - No estás sola, Hania. Mientras yo viva, siempre tendrás a alguien a tu lado. Tal vez no me veas, pero siempre estoy ahí. Velando por ti. No importa el momento, ni el lugar. Cuando me necesites, solo tienes que pronunciar mi nombre y acudiré a ti.

¿Por qué tal obsesión? No creía en vidas anteriores ni en reencarnaciones, pero sentía que la conocía de hacía mucho y que parte de su destino estaba atado a la vida de aquella niña.



People are strange:
avatar
Drakul Ardelean
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 40
Puntos : 37
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Hania Doe el Mar Mayo 16, 2017 1:12 pm

¿Que si habían cosas que no encajaban en su vida? podría enumerar cientos. Pero posiblemente tuvieran la misma importancia que el resto de problemas cotidianos porque en su extraña psique todo se relativizaba de una forma aberrante.

Se separó un poco de abrazo observando ese cabello níveo tan poco usual, seguro que cuando era humano arrancó tantos comentarios como rechazo y exclamaciones al verlo. ¿Por qué la gente era tan cobarde? lo que no se conoce no siempre es malo.

hay cosas que no puedo decir que son como me gustarían... por ejemplo... le regalé el orfanato a Slang pero los vampiros lo arrasaron y no sé si mi tarro de galletas seguirá allí...— para cualquiera que desconociese la secuencia de acontecimientos de su vida, esa frase tendría escaso sentido, pero Drakul le había dicho que estaba siempre observando desde las sombras, y dio por sentado que sabría de qué estaba hablando.— Sunshine me ignora, pero eso está bien, tampoco sé de qué podría hablar con ella. Mientras no le haga daño a Assur, no tengo nada en su contra. Nos mudamos a una mansión y... Assur me ha dicho que me pondrá un guardaespaldas para protegerme pero me dejará salir y ser más independiente.— se encogió de hombros.— sólo quiere protegerme porque le importo.

Cuando le dijo que siempre estaría ahí cuando lo necesitase le sonrió y posó las manos sobre sus férreos antebrazos.

lo sé... puedo escucharte cuando estás cerca. Si te escucho pensar, es como un rumor lejano, y hay cascos de caballo y gritos de batalla, pero es reconfortante. Ahora que puedo salir...¿Quieres que vayamos algún día a ver las gárgolas de Notre Dame? Assur nunca tiene tiempo. ¿Puedes contarme historias de Transilvania? he leido libros, pero no parecen más que leyendas con algo de verdad en el fondo.

Sabía que Ilhan, su guardaespaldas, no estaría de acuerdo con eso pero no tenía opciones de elegir, si Hania le decía que a Drakul no se tocaba, no debía tocarlo o las consecuencias serías nefastas para él, ahora sabía activar el caldero de sangre. Al final, lo único que quería la rubia era un poco de "normalidad", era descubrir el mundo del que había estado confinada, primero en el orfanato, después en la alcantarillas y por último en el hotel donde Assur la celaba.

Ah... hace unas pocas noches... Assur me llevó a cazar, me dijo que lo probase y que si no podía, que no me insistiría más, pero que debía probarlo porque es nuestra naturaleza. Me llevó al puerto, había unos delincuentes que... bueno, lo intenté pero no pude. No puedo hacer daño a la gente si no me dan un motivo como que le estén haciendo daño a alguien que quiero.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 192
Puntos : 178
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Drakul Ardelean el Mar Jun 06, 2017 7:48 am

Su cabeza trabajó rápidamente como un sistema de engranajes perfectamente lubricado.

Slang: el licántropo impulsivo. Un ser que se encontraba en su lista de posibles presas pero que, gracias a su extraño y afortunado gesto protector en cuanto a infantes se trataba, estaba en  los puestos más bajos. Añadiendo el cariño que la pequeña Hania le tenía, Uryan Lockwood quedaba fuera de toda represalia. Al menos mientras siguiera portándose bien, pues ni el propio cariño que él mismo tenía por la vampiro sería suficiente en caso que el lobo decidiera desatar una matanza indiscriminada. Esthia Vikórida era otro lobo en la ecuación, desconocía qué relación había entre ellos o si debía preocuparse de esa actitud infantil que solía mostrar. Drakul jamás se fiaba de prejuicios o apariencias, solo de hechos, y por el momento el lobo número dos solo pecaba de hambre sexual.

El día del altercado en el orfanato Drakul estaba bien presente, como en toda escena donde Hania se encontrara. La impotencia por no poder entrometerse -a riesgo de enemistarse con La Orden- se mezcló con el deseo, y una pequeña parte de envidia, de que Lockwood acabara, o al menos debilitara, al despreciable Assur Black. Igual que un águila desde las alturas, fue testigo silencioso de lo acontecido, aliviado una vez más cuando la pequeña princesa salió indemne de la escena.

Otro nombre. Sunshine Denveraux: la concubina de Assur Black. Poco que decir. La única amenaza que ofrecía era su ceguera en cuanto a compañera de Black. Una mujer sin propia personalidad, atada a ese hombre, sería una presa fácil una vez rompiera la fina línea que la separaba de la locura "por amor". Si no había acabado con ella era por no alzar una nueva guerra, menos con Hania de por medio.

Una vez los engranajes se relajaron, prestó nuevamente atención en su pequeña. Su... sonrió para sí, irónico, pues acababa de cometer un desliz que acortaba la diferencia que existía entre él y Black.

-Te contaré todas las historias que desees y visitaremos cada rincón de esta ciudad hasta que logres sentir algo de libertad... - Sería inútil convencerla de la triste situación en la que estaba. El juguete de un sádico, la mascota de un hombre al que aborrecía. Si Hania estaba ahí, encerrada entre esas gruesas paredes, era porque todos -sobretodo el mismo Assur- sabían lo que era capaz de hacer. - Ven - le tendió la mano - salta conmigo a la vida. Juguemos en la noche. Haremos todo aquello que tú quieras, incluso buscar de nuevo tu tarro de galletas. Mira - la invitó a inclinarse por la ventana y mirar abajo, donde un imponente caballo blanco descansaba a la espera -, ya lo montaste antes, cuando te llevé a mi morada, pero no te lo he presentado debidamente. Su nombre es Costel, que en rumano significa constante y firme.

Saber que uno de los esbirros de Assur iría con ellos cual sombra pegada no le gustaba en absoluto, pero si era el pago por poder darle a esa niña un merecido tiempo de normalidad, que así fuera. La rodeó con un brazo, dejando que se sentara en su antebrazo antes de saltar al vacío y aterrizar con gracia al lado del shiro blanco que no se inmutó ante su llegada.

-Costel es un caballo huérfano, como lo fuiste tú. Dale zanahorias y será eternamente tu amigo - sonrió fugaz. Podría hacer tantas cosas... llevársela lejos, esconderla, perder la vida por alejarla de los Black. Pero no pensaba cometer el mismo pecado que este: no la encerraría. Hania merecía libertad y eso pensaba darle, aunque fuera en fugaces instantes como aquel paseo en la más silenciosa noche de verano. - Vayamos a la catedral a lomos de Costel, subiremos hasta lo más alto y nos sentaremos junto a las gárgolas. Allí te contaré todas las historias que quieras.



People are strange:
avatar
Drakul Ardelean
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 40
Puntos : 37
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Hania Doe el Jue Jun 08, 2017 11:09 am

Nació en París y había vivido en París toda su vida, pero jamás había estado en Notre Dame. El hecho de que Drakul se tomase la molestia de estar ahí como una sombra, preocupándose por ella, la hacía sentirse menos sola, más acompañada, menos rara. Porque ella seguía sintiéndose muy humana, no disfrutaba de matar, de ver correr ríos de sangre; ni siquiera cuando se alimentaba, y sabiendo el sabor y el efecto que la sangre tenía en ella, disfrutaba de ello. La sangre obtenida por la fuerza le daba arcadas, repulsión, la hacía sentir despreciable, inhumana y monstruosa. Ya no se trataba de las arcadas debidas a la sangre de rata o gato, era algo psicológico. Pero la necesitaba para sobrevivir. Assur le proporcionaba bolsas y no había vuelto a insistir de que tomara la sangre de sus víctimas, así que por mucho que dijeran de él, ella lo seguía considerando su sire y su Sol.

Se dejaron caer hasta donde esperaba Costel, el corcel blanco de Drakul, que hacía juego con sus cabellos argentos. Le habló con cariño, como hacía con cada criatura viva que se cruzase en su camino.

hola Costel, no tengo zanahorias, pero la próxima vez te traeré unas pocas, te lo prometo.

Calbagaron hasta la Île de la Cité donde se enclavaba la imponente catedral gótica, abarrotada de contrafuertes y arbotantes que apuntalaban las torres de aguja que apuntaban al cielo. Las campanas marcaron el compás de las 4 con su tañido lúgubre y profundo.

¿Es cierta la leyenda de que un jorobado habita en la torre? ¿Quizás un nosferatu?

El cuento de Quasimodo bien podría ajustarse a la descrpición de un nosferatu solitario que se encerró en el campanario de Notre Dame. Recordó la melodía del cuento y la tarareó mientras paseaba del brazo de Drakul admirando la belleza del rosetón de vidrieras de colores.

Muy de mañana despierta a París
la canción de Notre Dame
redoblan campanas por el Sena gris
suena el son de Notre Dame

Sus campanas que a veces son truenos
y otras veces parecen cristal
Y siempre será el alma de la ciudad
Su canción, el son de Notre Dame

Es una historia que habla de un hombre
y de un monstruo.
Ésta es la historia que empieza en los muelles
De noche en Notre Dame
Cuatro asustados gitanos se acercan
Sin ruido a Notre Dame
Pero van a caer en la trampa
Y ante ellos, altiva, verán
Una horrible figura de voz más oscura que el son de Notre Dame


El Son de Notre Dame:





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 192
Puntos : 178
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Drakul Ardelean el Vie Jun 09, 2017 7:22 am

Qué extraña sensación el pasear junto a la pequeña. No por ser ella, aunque mucho tuviera que ver, más bien por la paz, la tranquilidad... la carencia de destino. Desde que tenía uso de razón sus pasos siempre habían seguido un rumbo, su mente siempre preparada para la batalla, centrada en una misión. Pero aunque su cometido fuera mejorar la vida de la vampira, en ese instante todo resultaba errático. No había un propósito, más que el pasear y disfrutar de la visión de una arquitectura retorcida a la vez que hermosa. Por primera vez el guerrero se sentía inútil y el hombre, curioso. ¿Así se sentía vivir sin cadenas forjadas por promesas redentivas? De ser así, aquel iba a ser solo el primero de muchos paseos.

-Desconozco esa historia - admitió -, mi corto tiempo en Francia no me ha familiarizado todavía con la cultura autóctona. Pero tú la conoces mejor que yo, ¿por qué no me hablas de ello? Seguro que hay muchas cosas que me he perdido de estas tierras - tras esa velada curiosidad había un motivo mayor: quería que se sintiera útil, aunque solo fuera por contarle cosas que él desconocía. Hacer que se diera cuenta que era mucho más que la simple muñeca de un cainita narcisista. - Luego te hablaré de Rumania, si es que aún queda algo que tu avispado poder no haya leído en mí todavía - le sonrió, demostrando que no le importaba que se metiera en su mente. Tal vez solo le preocupaba las atrocidades que pudiera ver en su laberíntica memoria.

Se detuvo a los pies de la catedral y se puso ante ella, clavando una rodilla al suelo para ofrecerle la espalda. La cogió firme de las piernas una vez se subió y, sin estrago alguno y con gran agilidad, fue escalando la fachada de Nôtre Dame cual lagarto entrenado, ayudándose solo de una mano cuyo agarre no vacilaba con cada impulso hacia arriba. Podría sencillamente haber saltado, hacer uso de su don para levitar, pero en el fondo ansiaba sentir el agarre en su cuerpo, ser consciente que era ella por quien aún seguía en Francia. Una vez arriba dejó que bajara de su espalda y observó alrededor. Las vistas, la escena e incluso la compañía, todo parecía formar parte de un extraño sueño en el que, por primera vez, su torturado pasado no era protagonista.



People are strange:
avatar
Drakul Ardelean
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 40
Puntos : 37
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Hania Doe el Vie Jun 09, 2017 2:18 pm

Aunque ambos eran vampiros y su tacto era frío y escurridizo como el de una serpiente, el gesto era cálido. Cuando se colgó de sus espalda como una mochila, se agarró fuerte, quizas más de lo necesario, pero no le importaba hacerlo porque rara vez tenía el lujo de contar con abrazos, achuchones o contacto físico en general. De humana ya era solitaria y ahora todavía lo era más. Eschaba de menos ese contacto que la hacía recordar que no era un fantasma que vagaba en la oscuridad. Por eso le gustaba el tacto de Uryan y de Esthia, eran calentitos, como una manta en invierno.

La terraza superior de la catedral contaba con lo que llamaban la Galería de las Gárgolas. Algunas de ellas eran realmente feas y esperpénticas, otras parecían como si hubieran estado vivas y algun hechizo las hubiera congelado en el tiempo. Pasearon por la galería y Hania observó los rostros de las gárgolas y les puso nombre.

ese diablillo parece que está comiendo algo...le llamaré el Glotón. Ese cuervo paraece que vigila la ciudad...será el Vigilante. ¡Oh! ese es muy raro, es como un cuervo con capucha...es un Cuervo Monja!!... Aquellos se están riendo...¡serán los tres burlones!

gárgolas:




Subieron por la torre a donde estaban las campanas y allí Hania sí le contó las historia que había tras ellas y sus nombres: Emmanuel, Marie, Denis, Genevieve,Gabriel, Marcel, Etienne...todas con nombres de santos. Comprobaron entre risas que el campanero no era un jorobado ni se llamaba Quasimodo, y finalmente Drakul la ayudó a subir a lo más alto de la torre observando el imponente paisaje de la ciudad. París era un espectáculo con la oscuridad del Sena serpenteando muy cerca, las infinitas luces titilantes en la noche.

aquí arriba es como si fuera la reina de todo esto. Sólo tú y yo lo estamos viendo, es nuestro, nadie nos puede quitar esta visión. Me encantaría poder volar, planear por encima de todo esto y subir alto hasta ser parte del viento...

Se acercó a Drakul y lo abrazó apoyando la cabeza en su pecho.— gracias...porque aquí arriba me he sentido libre por completo. Y ahora cuentame historias de Rumania..— se sentó con los pies colgando en el vacío, mirando al frente, disfrutando de la brisa que movía su pelo.


Última edición por Hania Doe el Vie Jun 30, 2017 2:11 pm, editado 1 vez





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 192
Puntos : 178
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Drakul Ardelean el Vie Jun 30, 2017 9:46 am

La inocencia de Hania llegaba siempre cual brisa de verano, derritiendo el frío manto que cubría a Drakul, quien al haber crecido rodeado de muerte y violencia se sentía cada vez más adicto a aquella calidez humana, por muy irónico que pareciera. Observar a Hania en su día a día le hacía testigo de todas sus facetas, pero sin duda su favorita era aquella que, hasta donde sabía, solo mostraba en su presencia. Tan fuerte era el influjo que la joven tenía sobre él, que era capaz de arrancarle una sonrisa a ese rostro parco surcado por los avances de la edad. Verla reír y actuar como la niña que nunca pudo ser le hacía sentirse poco merecedor de su compañía, pues se suponía que no debería estar disfrutando de aquella muerte en vida otorgada por castigo. Más todo sacrificio sería bien recibido si con ello podía seguir deleitándose con su presencia.

-Todo cuanto esté en mis manos te será concedido, joven Hania, desde ser tu más leal amigo a tu caballero protector - la abrazó contra su pecho y besó su dorada cabeza. Ni el orgullo por matar cientos de enemigos era tan satisfactorio como saber el bien que le estaba haciendo a la pequeña. - Ven, siéntate conmigo - cedió su regazo, sentado en el borde de la baranda con los pies colgando en el vacío. La ciudad se extendía ante ellos cual intrínseco laberinto, un reflejo de la mente de cada uno de ellos. - No conozco muchas historias, más que aquellas que he vivido en mis carnes, pero aún recuerdo el cuento que mi madre, siendo yo muy pequeño antes de ser separado de ella, me contaba al caer la noche.

-Se dice que hace tiempo había una hermosa princesa llamada Catalina que todas las noches, al caer el sol, salía a contemplar el resplandor de los astros. Luceafărul, el más resplandeciente de todos, se enamoró perdidamente de la princesa y pronto empezó a sentir que su lugar en el Universo ya no estaba entre las estrellas. Las dudas empezaron a atormentar al dios nocturno, ¿descender y sacrificar su naturaleza inmortal por amor o permanecer en su perfecto pero solitario estado? La joven Catalina le pidió que bajara para poder estar por siempre juntos y Luceafărul no lo dudó ni un segundo. Sin embargo, mientras el lucero hablaba con su padre, el Demiurgo, otro mortal sedujo a la princesa Catalina, haciendo que olvidara al desdichado dios. Se dice que Luceafărul, decepcionado, decidió permanecer para siempre en lo alto del cielo cumpliendo su frío y eterno destino.

Cogió la pequeña mano de Hania y la elevó, señalando un punto en el cielo cuyo brillo destacaba por encima de los demás. - Él es Luceafărul. En Rumanía, tanto guerreros como adivinos se guían por su luz, pues la historia nos recuerda que no debemos olvidar cuál es nuestro propósito en la vida... - la inclinó un poco para poder mirarla a los ojos. - Así que no lo olvides, mi propósito eres tú y no dejaré que nada malo te ocurra.

Se puso en pie sin soltar el abrazo que la mantenía pegado a su cuerpo. - ¿Dices que quieres volar? No podemos hacerlo como los pájaros o las cometas, pero tal vez esto te guste... - Hasta ese momento su poder para levitar se había limitado a una ventaja en combate, pero tras escuchar el deseo de Hania podía darle otro motivo a su habilidad. - Agárrate fuerte... - y, agachándose un poco, se dio impulso para saltar rumbo al cielo, encontrando una corriente de aire que le permitió planear por los alrededores de la catedral.



People are strange:
avatar
Drakul Ardelean
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 40
Puntos : 37
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Hania Doe el Jue Jul 20, 2017 8:49 am

La sensación de levedad, de ser una pluma al viento sólo rodeada de aire, era grandiosa. Jamás hubiera pensado que pudiera ser algo así. Suspendida en el cielo se sintió más libre, como si pudiera escapar de su realidad a donde nada pudiera tocarla. Cerró los ojos y saboreó la sensación, gloriosa, inmensa.

La noche tocaría a su fin, como cada día, y el cestigo de la luz los enviaría de nuevo a esconderse como alimañas. Pero esa noche la retendría siempre en su memoria, la noche que voló, que fue dueña de París vigilándolo desde las alturas.


————————————— ~oOo~ —————————————

El tema continúa aquí: http://www.victorianvampires.com/t39433-la-reina-de-la-nieves-privado





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 192
Puntos : 178
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Silent Night | privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.