Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Búsquedas importantes para mí (0/2)
Hoy a las 8:16 am por Amadeus Oberlin

» Búsqueda Cuádruple [1/4]
Hoy a las 7:43 am por Ophelia M. Haborym

» Ce qui nous unit||Lora
Hoy a las 7:15 am por Lora Bellamy

» Behind the Mask | Privado
Hoy a las 7:11 am por Danna Dianceht

» Registro de Nombre [OBLIGATORIO]
Hoy a las 7:08 am por Sirenia

» Du Er Min Skjebne ~ Privado
Hoy a las 7:00 am por Naitiri Zahir

» La infancia viste de pieles.(privado)
Hoy a las 6:32 am por Drittsekk

» Heavy [Privado]
Hoy a las 6:25 am por Abbey Appleby

» Batallas ganadas (privado)
Hoy a las 5:35 am por Höor Cannif



El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Página 6 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Mar Mayo 02, 2017 3:44 pm

Recuerdo del primer mensaje :

El parque, una pequeña jungla donde el depredador mas grande devora al mas pequeño. Enarqué una ceja mirando de soslayo como Lobbo jugaba entusiasmado en un arenero con una pala llenándose de arena los zapatos haciendo sobre estos na montaña que luego se sacudía entre risas antes de volver a empezar. A su lado un niño mas grande, le doblaba en tamaño y seguramente también en edad,  lanzaba con ese instrumento del mal arena a diestro y siniestro.
Busqué con la mirada al responsable de esa criatura salvaje, no tardé en localizar su olor, el mismo que el crio infernal llevaba en su camiseta.
La mujer hablaba animada con otra madre, ni caso del niño que cada vez se acercaba mas en sus ataques hacia Lobbo.
Ladeé la cabeza escuchando la conversación, al parecer y como no, criticaban a una mujer posiblemente mas guapa, mas joven y que les arrebataba toda la atención, fuere como fuere eso no me interesaba, solo que llamara al orden al pequeño monstruo.

Carraspeé tratando de llamar la atención, algo no muy complicado, era el único puto hombre en un parque plagado de mujeres y mocosos.
Acaparé la atención de muchas, pero por desgracia, la mujer esa estaba demasiado ocupada en otros menesteres.
Lobbo exploto en llanto frotándose los ojos, al parecer el pequeño demonio le había metido arena en esos espasmódicos movimientos que se gastaba con el arma infernal en sus gorditas manos.
Gruñí rabioso, tratando de contener a mi bestia interior.
Por fin la madre lo llamó al orden, algo que no funciono, pues el niño hizo caso omiso, la mujer siguió a los suyo y yo me encendí por dentro.
Me puse en pie, calmo caminé hasta el arenero, allí junto a Lobbo me acuclillé con la mejor de mis sonrisas, revolví el pelo del crio y mis ojos ahora ámbar se clavaron en el gordo del rastrillo que pronto explotó aterrado en llantos.
Eso le enseñaría que aquí yo era el alfa. Ladeé la sonrisa cuando la madre se acercó preocupada por su intenso llanto, ahora si que la muy perra movía su gordo culo para ver a su hijo.
-Debe de haberse metido arena en el ojo, estas armas las carga el demonio -bromeé señalando el rastrillo que aun sujetaba el niño.

Así volví satisfecho a mi banco dejado que Lobbo siguiera jugando en el arenero, el otro niño se había cagado y meado encima, así que la madre decidió llevárselo en el carro asegurando que era ya un niño grande para hacérselo todo encima.
Me estaba convirtiendo en un monstruo, de ser un alfa que guiaba a mi manada a la batalla, me había convertido en un idiota que asustaba niños en el parque, desde luego París me estaba volviendo loco.
Hundí la cara entre mis manos frotando la cara en ellas hasta que mis dedos se hundieron en mi pelo mostrando mi clara desesperación.
-Necesito una niñera -gruñí entre dientes -el parque saca de mi lo peor.


Última edición por Damon Landvik el Lun Mayo 29, 2017 12:17 pm, editado 1 vez


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Mar Ago 01, 2017 11:10 am

Abrí los ojos con los primeros rayos del alba, tenia que bajar a entrenar, aunque la resaca martilleaba mi cabeza como hacia tiempo no me pasaba.
Había bebido mucho, fue la mejor opción para el encuentro, la peor para la batalla que libraría hoy.
Enredada en mi piel la ajena, aunque no precisamente la de la mujer que deseaba, si no una desconocida con la que había contraído matrimonio.

Me alcé sin mas, ni siquiera me dí un baño en la tina, prefería salir de mi lecho conyugal cuanto antes. Se que ella no era la responsable de que mi razonan perteneciera a otra persona, pero tampoco sentía lastima por ella, el suyo dudaba perteneciera a nadie mas que a si misma.
Su aura era oscura como la noche y al mía a su lado posiblemente pintaba en un tono apagado. Los dos sabíamos lo que había, era un matrimonio concertado en el que el amor no tenia cabida ni la tendría.

Salí de allí colocando los cuchillos en el chaleco, si el día de ayer fue una mierda, no me esperaba ni de lejos nada mejor hoy.
Reclamar mi puesto como alfa en la manada de mi tía me llevaría a enfrentamientos posiblemente con el beta y quizás algún lobo joven se le uniera...
Así funcionaban nuestras leyes y la corona no me convertía en rey como la derrota no me convertía en alfa...tenia mucho que demostrar para ambas cosas.

Me desvié de mi camino, no lo pude evitar, no solo me asomé a la habitación de Lobbo que dormía placido en su lecho custodiado por la implacable Mildred que era consciente que Lobbo se habia convertido en un objetivo a batir de las conspiraciones tras los muros del castillo.
Mildred alzó la cabeza al verme, su mirada me dejaba claro que sabia que no estaba bien, pero que posiblemente peor estaba Brianna, así que me dirigí a la habitación contigua..necesitaba verla.

Entre, ella dormía, casi inerte sobre el lecho, la botella de whisky en la mesita de noche y un vaso tumbado en el colchón.
No eran necesarias las palabras para entender su desazón.
Entré en la tina del baño, quería eliminar todo rastro de la reina, puede que ella no lo percibiera, su sentido del olfato no estaba tan desarrollado, mas el mio me torturaba mas de lo que lo harían sus verdes al mirarme.

Mojado salí de allí con la toalla enrollada y me dejé caer a su lado de la cama deslizando la yema de mi dedo lentamente por su cintura.
-Buenos días -susurré contra sus labios poniendo la mejor de mis sonrisas aunque no había motivos para ello ese día.




Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Miér Ago 02, 2017 6:18 pm

Tuvo sueños caoticos y sin sentido por culpa del alcohol. Su cabeza era un ladrillo cuando se despertó, notaba las manos de Damon sobre su cuerpo y su voz hablando suavemente. ¿Ya era de día? Se dio la vuelta y se abrazó contra él cerrando los ojos de nuevo. El mundo giraba y dolía en su cerebro y lo único verdaderamente seguro, el puerto donde amarrar su barco a la deriva era él.

Necesitaba unos minutos, su mente embotada no era capaz de simplemente despertarse y lavarse la cara, tan sólo necesitaba abrazarlo, sentir su piel, su respiración pausada y nada más. Necesitaba su presencia aunque no dijera nada, sus manos aunque no la acariciasen, con que la sostuviera era suficiente. No quería permanecer en ese mundo de sueños caóticos y dolorosos, pero tampoco despertar a la realidad, esa en la que entre ellos lo normal es que se instalasen los silencios y el frío, como el paisaje de ese triste país. No dejaría que eso sucediese, le prometió esperar, le prometió luchar, y es lo que haría, a pesar de que se sintiera como un trapo sucio y roto con el que han limpiado todos los suelos del palacio. Finalmente despegó los labios y murmuró contra su piel, todavía sin abrir los ojos.

ahora que estás aquí, ya empiezan a ser buenos...— enterró su cara contra el pecho de Damon y dejó que los minutos se desgranasen lentamente, abrazados, unidos por la desgracia que les tocaba vivir, cada uno a su manera. Como si fueran un pequeño faro en un mar embravecido, permanecerían juntos y en pie, hasta que el temporal amainase y llegaría el dia en el que se alzarían rampantes con el sol.

Su mente se fue aclarando con el paso de los minutos y entendió que Damon debía sentirse sucio, porque a fin de cuentas había tenido que yacer con una desconocida y no por placer, sino por obligación. Tenía ganas de gritar, de romper algo sobre la cabeza de la difunta tía de Damon que los había condenado a aquello, pero nada de todo eso iba a hacer que mejorase su situación, así que decidió hacer lo único que sí podría conseguirlo... besar al hombre que llevaba tanta carga sobre sus hombros. Decirle con sus labios, que su involuntaria afrenta estaba perdonada, que sus acciones no necesitaban ser expiadas y que fuera lo que fuese lo que pasó en la habitación real, no importaba. Las únicas marcas que quería que quedasen grabadas en su piel y en su alma, llevarían una firma con una B.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Jue Ago 03, 2017 2:53 am

Cuando sus labios rozaron los míos, primero despacio para tomar intensidad después, un jadeo escapo de estos.
Recorrí con mi boca cada parte de su cuerpo, quizás suplicando esa redención que si necesitaba aunque ella no lo supiera.
Mi piel ahora impregnada de su olor clamaba el triunfo en la batalla que ese día me quedaba por librar ante la manada.
Ahora solo era capaz de pensar en la mujer que bajo la cárcel de mi cuerpo sonreía olvidándose de la condena que ambos cargábamos a las espaldas.

Agradecí la ausencia de celos, la falta de preguntas y los reproches que no escaparon de su boca aunque quizás hubiera sido lo mas fácil para ella.
Por contra confió en mi, en que ni un sentimiento me embargaba por esa reina. Hasta para eso Brianna fue generosa conmigo.

La hice mía aquella mañana, mía porque así lo sentía, porque era con ella con quien quería compartir el resto de mis días y sabia que algún día eso sucedería, no pensaba atentar contra la reina, no era así mi naturaleza, pero tenia la esperanza de que el mismo destino pusiera cada cosa en su lugar y el lugar de Brianna no era el de una concubina, la única que tendría, pues mi interés solo residía en esa mujer de ojos de gata que me miraba robándome el alma.

Me alcé del lecho una vez acabado el acto, ya llegaba tarde y me reí por ello, esa mujer me hacia perder la cabeza, pero la verdad, mi humor había mejorado considerablemente, como si me hubiera insuflado una dosis de energía en este rato.
-He pedido que me preparen los documentos para nombrarte condesa -dije mientras me abrochaba los pantalones y me calzaba las botas -tengo que irme pequeña, me esperan los míos en el patio de armas.
Hoy me acercaré a los bosques para reclamar mi liderazgo ante la manada de mi tía -apunté quitando importancia la asunto, como si fuera un mero tramite.
No quería preocuparla.
-En cuanto tenga lso documentos los firmaré y te los traeré para que tu también los firmes. Después empezaremos las gestiones ¿te parece? -pregunté poniéndome en pie para acortar la distancia entre nuestros labios depositando un fugaz beso en ellos -tengo que irme, llego ya tarde. Te veo luego -apunté antes de salir por la puerta a toda velocidad como un vendaval.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Vie Ago 04, 2017 3:34 pm

Sabía que tenía que reclamar su lugar en la manada y que quizás regresase cubierto de sangre, porque podría ser el rey del país ya que lo decían los documentos; pero el alfa de la manada no quedaba establecido por una firma, a menos que esta se registrase en carne y con un cuchillo.

Asintió, dejándole espacio para que cumpliera su destino y aceptase sus obligaciones, unas que ella no podía compartir porque no formaba parte de esa manada. Sólo podía hacer lo que se le daba bien, quedarse fuera de la línea de batalla ayudando a planificar los siguientes pasos y recogiendo las consecuencias de los resultados.

Se levantó, se bañó y se calzó un vestido de color burdeos, recatado y elegante, peinando su oscuro cabello en un moño alto y trenzado. Se preparó para otro tipo de batalla, se pellizcó las mejillas para darles color, se pintó suavemente los labios y acentuó sus ojos verdes con un poco de sombra oscura en los párpados. Tras pasar a ver cómo les iba a los niños con la nanny pidió al servicio que le trajeran el desayuno y una vez recompuesta, bajó a la sala de recepciones donde solía trabajar con Damon y se sentó hojeando unas carpetas. En ellas estaban registradas algunas de las necesidades más urgentes, peticiones, demandas, negativas y correspondencia variada pendiente de ser contestada o archivada. Se puso a clasificarlo todo y por orden de prioridad, facilitándole un poco más el trabajo al rey. El secretario personal de la reina apareció por allí y esbozó cierta sonrisa maliciosa.

Buenos días mademoiselle, ¿no debería estar encargándose de los asuntos hum...domésticos del Rey?.— esa pregunta llevaba muy mala leche implícita. Pero Brianna no estaba dispuesta a retroceder ni un ápice de la posición ganada.

Buenos días monsieur, desconocía que ahora tuviera yo un secretario que me lleva la agenda, es todo un detalle, gracias.— le sonrió y siguió leyendo ignorandolo a propósito. Pero el hombre no se dio por vencido, se creía con la suficiente potestad como para pasar por encima de ella.

La única mujer que puede revolver entre los documentos del rey es su reina, podría meterse en líos...— Brianna levantó los ojos del papel un instante.

La reina puede hacer y decir lo que le plazca, como debe ser. Pero el rey es la máxima autoridad, y es él quien me autoriza a estar aquí trabajando. Ahora si me disculpa...¿necesita algo más?.

En verdad...si. Necesito el inventario de títulos que tiene pensado otorgar el rey, la reina necesita echar un vistazo para aprobarlos.— Brianna cazó en seguida cual era la intención de aquella mujer...y no iba a darle esa satisfacción.

Regrese entonces en otro momento cuando esté el rey, esa documentación no estoy autorizada a dársela a nadie.

Puedo regresar en un rato con reina, aunque supongo que ella no lo pedirá tan amablemente como yo...

Pues aproveche el tiempo hasta entonces y enséñele a pedir las cosas con cortesía.

El secretario frunció el ceño y se fue disgustado porque pensaba que podía amedrentar a Brianna y sonsacarle la información, pero ésta no cedió ni un milímetro. Cuando se fue, corrió a buscar los documentos, los metió en una carpeta y se escabulló hasta los aposentos de Damon guardándolas en el escritorio personal del rey, siempre podría decir que ella no sabía donde estaban, porque estaba segura de que volverían. Había provocado al secretario de la reina y eso no quedaría sin represalias.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Vie Ago 04, 2017 4:32 pm

Caía el ocaso cuando atravesé el portón de mi propio hogar, el castillo Hunyad.
Este construido sobre una antigua fortificación romana lo convertía en un lugar inexpugnable, aunque bien sabia que las peores alimañas no estaban tras sus muros si no en el interior.
El castillo Hunyad de arquitectura italiana, quizás por eso elegido para ser mi vivienda por la clara referencia a mi nacionalidad y de estilo gótico era una edificación de imponente tamaño, capaz de hacer pensarse dos veces el asedio por parte de cualquier país rival.

Atravesé le patio de armas, seguido por mi séquito personal, la manada que me había acompañado desde París y que ahora se habían convertido en mi sombra.
Desmonté frente a las caballerizas, sangre reseca en mi rostro, heridas aun abiertas de claros signos de pelea y la cara de los asistentes personales que gritaban con estupor que el rey había sido atacado mientras yo me limitaba a ladear la sonrisa y pedir que no cundiera el pánico.

Desconocía que rey ocupaba antes el trono, cuales eran sus hábitos, mas yo era un lobo y los problemas los solucionaba en su mayoría, personalmente.
Dirigiría a mi ejercito siempre hacia la victoria o la muerte, pero no mandria jamas jóvenes a morir, a teñir mis campos de sangre mientras yo bebía vino sentado en mi trono.

De todos modos en esta ocasión nada tenia que ver con la guerra mi estado, si no que eran temas de lobos, de manada...
Brianna corrió preocupada a mi encuentro, en sus ojos el pánico que no aprecié en los de la reina pese que a ambas les había llegado el mismo rumor.
Mis ojos quedaron anclados en los de Brianna, claro que mis palabras y el beso en la frente fue para mi “reina”.
-No os preocupéis mi señora, estoy perfectamente, solo ha sido una desavenencia puntual, nada que debáis lamentar.

Ni por un minuto dejé de hundir mis pardos en sus esmeraldas, casi rogándole que acudiera a su cámara, que iría en cuanto lograra escapar de la atención de todo el personal.
Necesitaba saber como había pasado el día en aquel lugar, que me diera los documentos que yo mismo tramitaría y de paso un beso que sanaría mis heridas mas rápido incluso que mi propia regeneración lobuna.

Tras mi victoria la inmensa manada de mi tía me pertenecía, ahora apostillados en las fronteras de ese castillo, la fortaleza era impenetrable.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Sáb Ago 05, 2017 3:25 pm

Estaba ansiosa por saber el resultado de aquella batalla, no le cabía duda de que Damon lo haría bien, daría el 200% como siempre, pero no sabía si la manada de su tía sería legales y respetarían las leyes, o por el contrario emboscarían a su legítimo alfa para arrebatarle el puesto con artimañas rastreras. Esperaba que no fuera así, y al verlo llegar en su caballo seguido del resto de la manada de París y más gente que no conocía, que suponía que serían los miembros de la otra manada, soltó el aire con alivio.

La reina también estaba presente y la había mirado varias veces de reojo, pero en pose digna y altiva, no le dirigió la palabra. Mejor así, no tenía ningún interés de conversar con ella. Las miradas se cruzaron entre el rey y la "asistente", y por extraño que pareciera, ella sabía lo que quería decir, estaba aprendiendo a leer las miradas, porque en ese ambiente les iba a tocar conversar en silencio muchas veces. Asintió y tras recibir ese beso en la frente se dirigió hacia los aposentos, ignorando miradas y comentarios susurrados.

Cerró la puerta tras ella y esperó a que Damon pudiera librarse de la gente que lo requeria para minucias y para otros asuntos, pero sobre todo, deshacerse de la reina. Se sentó en un sillón que tenía frente a la lumbre y se calentó las manos. Un buen rato después apareció él, notó en su rostro el cansancio y la tensión vivida, pero el brillo de sus ojos revelaba que estaba contento,había superado aquella dura prueba y el precio pagado apenas lo recordaba. Pero cuando Brianna se acercó vio la sangre en su camisa.

¡Dios mio, Damon! ¿estás bien? ¿qué te han hecho? ¿quieres que avise al doctor?— su manos recorrieron la tela abriéndola para comprobar cómo de graves eran las heridas encajadas. Bueno, había recibido algunos cortes y arañazos, pero nada grave, nada mortal. Respiró algo más aliviada.

ven siéntate aquí, te las desinfectaré y te ayudaré a que te sientas mejor.— Lavó las heridas con agua y jabón y aplicó un poco alcohol como antiséptico. Después fue a por un aceite de almendras y se aplicó unas gotas en las manos, se colocó tras Damon y empezó a masajearle los omóplatos, estaba tenso, podría sentir los nudos de tensión bajo su piel. Con sus manos fue trazando círculos, aplicando presión para soltar las contracturas y de vez en cuando se inclinaba a besar su mejilla o el lóbulo de su oreja.— Estoy muy orgullosa de ti, sé que no habrá sido fácil, sé que estabas muy preocupado... pero lo has conseguido y estoy muy feliz por ti.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Dom Ago 06, 2017 11:09 am

La contemplé mientras deslizaba sus manos por cada herida de mi cuerpo, desinfectandolas con cuidado, con una suavidad que no merecía pues yo y no otro era el único culpable del lio en el que estaba metida.
No era un necio y aunque sus palabras eran dulces, reconfortantes y acariciaban mi vanidad vanagloriando mi destreza en el combate, bien sabia que para ella esto no era precisamente lo que había soñado.
Tenia a la reina en contra, muchas eran las voces que se alzaban entre esas cuatro paredes dejando que los rumores corrieran como la pólvora y aunque posiblemente mi reina no era ejemplo de fidelidad, por el momento las únicas hazañas que eran nombradas eran las mías en el lecho de Brianna.

No se veía mal que un rey se desfogara con su cortesana, para eso estaban, el problema es que Brianna no era eso, ella no quería ser eso y yo no quería que se le tachara de eso.
Tomé su mano cuando sentí de forma placentera como masajeaba mis hombros.
Estaba tenso por la batalla, tenso por los problemas..tenso porque odiaba todo esto.
Tiré de su mano para que rodeara mi cuerpo hasta sentarla sobre mis piernas.
Mis pardos buscaron sus esmeraldas esa inconfundible mirada de gata que me hizo preso de cada parpadeo hace ya algún tiempo.

Hubiera pronunciado un lo siento si eso hubiera bastado para cambiar algo, pero como disculparme cuando todo iba a seguir exactamente igual y lo peor es que temía que ella no lo pudiera soportar.
Que se largara sin mas, no podría culparla si encontrara en cualquier fiesta un hombre que la mereciera infinitamente mas que yo y eso admito me desesperaba.

Habíamos entrado en un bucle de celos, celos porque no podíamos poseernos por completo, ella nunca seria completamente mía y yo de algún modo tampoco de ella.
-Sabes que te necesito ¿verdad? -pregunté contra la piel de su cuello -mi acto era egoísta mas no por ello una burda mentira.
Mordí su cuello marcándola, succione su piel en un acto desesperado de convencerme a mi mismo de que la poseía, esa parte animal se apoderó de mi mientras mi boca se deslizaba hambrienta por cada resquicio de su piel.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Jue Ago 10, 2017 12:23 pm

Lo sabía, claro que lo sabía. De la misma forma que le dolía verlo cargar con tanto peso, cualquier otro hombre ya se habría vuelto loco, habría mandado a la mierda algunos asuntos y se hubiera dedicado a vivir la vida, dinero no le faltaba. Darse al vicio y escoger la salida fácil era de débiles. Damon no era uno de esos. Era fuerte, llevaba en su interior una llama que ardía constantemente, imposible de apagar. Si había alguien capaz de sobrevivir a una situación tan difícil, ese era él.

Y la había elegido a ella, podía sentir en su fuero interno que su corazón le pertenecia, que de poder ser las cosas de otro modo, lo serían. Le daría una vida a su lado, compartida plenamente y sin tapujos. Pero la realidad los sometía a ambos a soportar esas cadenas, ese peso. Ella no se quedaría atrás. Porque la inmensa soledad que había vivido casi acaba con Brianna, la mujer, la persona. Porque había encontrado a su amor, por el que suspiraba y que le correspondía, la aceptaba como era, con sus cargas, con sus defectos. Porque no quería matar ese corazón que ahora sangraba de dolor, pero que también latía vivo gracias a él.

Acarició su mejilla con la mano y después su pelo, le encantaba hundir las yemas en sus rizos espesos y oscuros. Se acercó a sus labios para susurrarle.

y yo a ti...no importa el tiempo que pase...será para siempre.— besó con hambre al lobo que la hacía temblar cada vez que sus cuerpos se unían en perfecta armonía. Aguantarían, resistirían, tenían que hacerlo, y si no podían mostrarse afecto en público, redoblarían la dosis en privado, como en ese momento.

Se enganchó con las piernas a su cintura y se tomó todo el tiempo del mundo para besarlo, para explorar con su lengua hasta el último resquicio de la de él, para acariciar su pelo, sus hombros, su pecho y bajar hasta el ombligo. Se deseaban, se amaban, y ambas cosas estaban unidas, indisolubles. Lo acompañaría esa noche demostrándole con actos que era suya completamente, y que él también era suyo, porque lo reclamaría donde tuviera que hacerlo, aunque tuviera que batirse el cobre con una reina.

Ya tendrían tiempo de habar al día siguiente sobre asuntos oficiales, sobre su título, sobre empezar a entrenar con alguien para no ser un blanco tan fácil...pero por unas horas sólo quería perderse en su cuerpo, fundirse en él y fusionar sus deseos y sus sentimientos en uno sólo.




Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Jue Ago 10, 2017 2:10 pm

Como un bálsamo no solo para las heridas exteriores, si no para esas que pesaban en el alma, las palabras de Brianna me daban fuerzas, unas voraces, sinceras, esas que me decían que no me rindiera, que luchara pues ese “para siempre” era tan real como los besos que ahora paladeaba lentos, plagados de caricias.

No pude evitar pensar mientras sus dedos recorrían cada musculo tenso de mi cuerpo que ahora, de no haber muerto mi tía estaría casado con ella, que seria mi mujer y yo el licantropo mas feliz del mundo, pues ella seria mi compañera, mi alfa.
Jadeaba contra su boca mientras esta se movía sobre mi hombría de forma lenta, sentida, mis labios sentenciaban cada resquicio de su piel, cuerpos perlados en sudor, que se pertenecían y que al menos durante esa noche se prometerían la eternidad en esta vida y en las venideras.

Caímos exhaustos sobre el lecho, sus labios acariciaban aun los míos, mi aliento calcinaba su boca, ambas respiraciones se iban acompasando a la del otro mientras nos plagábamos de caricias y reíamos hablando de como nos conocimos.
-Le hubiera estampado al niño ese el rastrillo en la cabeza -confesé entre risas mientras ella se moría de la risa.
-Desde ese día supe que serias mi perdición -apunté deslizando mis dedos por su cadera ascendiendo lentamente por su cintura.
-Ofrecerte trabajo fue lo único que se me ocurrió para tenerte cerca, no se como no preguntaste nunca al ver que Mildred cuidaba así de bien de Lobbo -reí contra su piel confesando mis pecados mientras ella me montaba riéndose contra mis labios.

Tras un segundo asalto nos dormimos, desperté con los primeros rayos del alba, ella dormía y no quise despertarla asi que le dejé un beso tibio en los labios y me fui a entrenar, después me esperaba una larga mañana escuchando a mi pueblo y sus problemas, esperaba poder sacar tiempo para perderme nuevamente en el cuerpo de Brianna, estos momentos se habían convertido en mi todo pese a no tener nada.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Vie Ago 11, 2017 4:51 am

La complicidad y la confianza era la base de la felicidad entre ellos. No podían dejar de mirarse y tocarse cuando estaban tan cerca y podían hacerlo libremente. Charlar, besarse, acariciarse... daba igual, la sola presencia del otro bastaba para calmar las heridas lacerantes del corazón.

Se amaron como tantas noches atrás, siempre como si no hubiera un final, siempre con la esperanza de repetir mañana,dándolo por sentado, de que no acabase jamás esa ilusión. Porque si pensaban que podía ser la última noche, es que las cosas estaban más jodidas de lo que parecía.

Se durmió de puro cansancio y despertó un rato después de que Damon se marchara. A esas horas debía estar entrenando. Bien. Había llegado la hora. Se levantó, se colocó unos pantalones de montar, botas de caña alta, camisa blanca y se recogió el pelo en una trenza. Guantes mitones de cuero marrón completaban su atuendo, y sin pensárselo dos veces bajó al patio de armas donde Damon ya estaba en marcha peleando como un jabato contra uno de sus hombres.

buenos días.— saludó a los presentes.— ¿quién va a ser el infeliz al que le va a tocar cargar con mi entrenamiento?.— sonrió, cargada de energía a pesar de que no había desayunado nada. Le dijo a Damon que estaría a la altura, y lo estaría. Costase lo que costase. Sería una más, sería aceptada por ser como era, le pesara a quien le pesara. Se esforzaría el doble, como siempre hacía con todo, pero conseguiría reivindicar su puesto en aquella manada. Aunque primero tenía que ganárselos y sabía que no se lo pondrían fácil. Ellos ya conocían a Elaine y la habían aceptado de inmediato, pero Brianna no era un lobo y eso levantaba reticencias. Todos estaban al tanto de la compleja situación, así que tampoco tensaban más la cuerda. Pero el gesto de Brianna, de unirse a ellos, de ponerse a sus órdenes aceptando que ella no estaba por encima y respetaba la jerarquía, esperaba que valiese para ganarse un poco más su respeto.— juro solemnemente que me esforzaré al máximo, aunque mucho me temo que morderé el polvo una y otra vez.

Sonrió mirando a los sorprendidos lobos que la escrutaban con curiosidad. Era menuda y vital, sus ojos hablaban por sí mismos, y sobre todo, expresaban y rubricaban cada palabra que sus labios soltaban. Estaba decidida a recibir el duro entrenamiento para ser una más, partiendo con el doble de desventaja, a la vez que mantendría la encubierta lucha contra la reina y la situación en la que se encontraba Damon... al menos había que reconocer su valor y su entereza. Pues a ningún licántropo le hacía gracia el aura de aquella bruja con corona.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Vie Ago 11, 2017 7:11 am

Las espadas bailaban en mis manos asestando rápidos ataques a mi adversario cuando el silencio se hizo en el patio de armas, me giré al sentir el aura de Brianna, su olor y la sonrisa de gilipollas se me dibujo en los labios iluminándome la cara.
Pensaba que venia a traerme algo de almorzar, pero no, mi sorpresa fue mayúscula al escuchar sus palabras.

Mi manada valoraba a esa mujer, es mas, muchos de ellos me habían preguntado porque no se trasformaba en uno de nosotros, a ninguno de los míos les gustaba la reina, sus oscuras trazas en el aura denotaban lo que yo ya sabia, que su corazón era piedra y que solo se importaba a si misma.
Uno de mis hombres me dio un manotazo en el hombro para que reaccionara, pero yo solo podía mirarla.
Me acerque a ella ladeando la sonrisa, mis ojos se clavaron en sus labios como lo harían mis espadas en el enemigo.
-Parece que voy a ser el infeliz, al menos hoy -le dije guiñándole un ojo -continuamos -les pedí al resto que pronto volvieron a lo suyo.
Ari luchaba con su hija, Elaine estaba mejorando, en estos días había aprendido a controlar sus nuevos atributos, mas fuerza, mas destreza, se le veía segura, solo tenia que ir soltándose, creerse que ya no era una niña enferma, ahora era parte de mi manada, una loba.

Enfundé sendas espadas cortas a mi espalda y caminé hacia unos de los biombos sacando un par de palos de madera.
Le lancé uno a Brianna, que se le calló de las manos haciéndome reír mientras esta fruncía el ceño.
Me acerqué recogiéndolo y dándoselo con suavidad sin poder dejar de mirarla.
Si en algún momento podía dudar de porque estaba loco por ella, este era el motivo y no otro, era una mujer luchadora, valiente, fuerte, jamas se rendía, era de esas que caía y se levantaba una vez tras otra y por eso sabia no solo que seria buena para mi, si no para los míos.
-Solo tienes que darme con el palo -ladeé la sonrisa -no te contengas, intenta pegarme fuerte.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Dom Ago 13, 2017 2:56 pm

Intentar darle con el palo, como si eso fuera fácil, teniendo en cuenta que él tenía entrenamiento de años y una fuerza y agilidad sobrenatural. En fin, allá iba. Lanzó el palo hacia él y supuso que lo esquivaría o lo bloquearía, así que con la primera estocada no se quedó quieta, siguió golpeando con saña, una y otra vez, con ímpetu, aunque sus golpes fueran detenidos por el palo de Damon.

No había luchado nunca antes, no había empuñado jamás un arma, pero en aquel territorio hostil algo le decía que podría necesitarla. Se detuvo un segundo a tomar aliento, seguramente esa noche tendría agujetas en lugares que no podía ni sospechar, pero no se dio por vencida y golpeó de nuevo, escuchando algunos consejos de Damon.

En uno de los movimientos, se llevó un golpe al lado de la rodilla, eso le granjearía un moratón, pero lejos de quejarse y retirarse, apretó los dientes y con un rugido arremetió contra Damon, sin precisión ni técnica ninguna, sólo volcando las ganas de partirle la cabeza a alguien, que desde luego no era a él, pero llevaba reteniendo por mucho tiempo esa rabia, esa furia por la situación que vivían y el entrenamiento le estaba dando la posibilidad de sacarla fuera.

Acabó jadeando y pidiendo un receso. No estaba acostumbrada a ese tipo de actividad, pero lo estaría. Bebió un poco de agua y se secó el sudor de la frente.

es sólo un momento....deja que recupere el aliento...ufff..

Elaine la observaba entre sorprendida y orgullosa. Para la niña era como un juego y le apetecía mucho moverse, saltar, correr y ganar fuerza y agilidad, pero no imaginaba que su madre, siempre tan tranquila, tan sosegada, tan contenida, estuviera allí vestida con pantalones enarbolando un palo.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Dom Ago 13, 2017 5:04 pm

No podía decirse que Brianna no ponía todo su empeño con lograr asestarme un golpe, no lograba ni rozarme pero bueno, yo llevaba entrenando desde niño y ella era una humana cuyas condiciones fisicas no eran las mejores, aunque estaba muy buena, eso era innegable.
No borré mi ladeada sonrisa ni por un instante, me gustaba su determinación.

Cuando me pidió un respiro me detuve apoyando el palo en el suelo y mi cuerpo sobre el con un semblante un tanto engreído mirándola de arriba a bajo.
-Estos movimientos vas a tener que repetirlos en la cama -bromeé guiñándole un ojo sin acercarme mas de la debido, a fin de cuentas las paredes veían y no quería incrementar los rumores que ya corrían por palacio como la pólvora.

Sinceramente que llegara a oídos de la reina me era indiferente, creo que había quedado claro que lo nuestro era una farsa, ambos nos perdíamos en otras sabanas y yo agradecía que me la mantuvieran entretenida otros quehaceres pues el tiempo que se ausentaba en mi lecho era tiempo que yo llenaba el de Brianna.

Acabado el entrenamiento Elaine se fue con la manada a darse un baño a un lago cercano, Brianna y yo teníamos unos asuntos que tratar que no podían esperar, quería tramitar ya los papeles de su titulo, después pasaría la tarde escuchando a mis súbditos, muchas eran las quejas, las peticiones y las sugerencias que tenia mi pueblo y pensaba escuchar a todos y cada uno de ellos, así que había permitido audiencias con todo aquel que necesitara hablar con su rey.
Mi manada vigilaría que nada pudiera sucederse, pero sinceramente temía mas los enemigos disfrazados de amigos que vivían entre los muros de mi castillo, que a los de fuera.

Una vez solos tire de la mano de Brianna para chocar hambriento con sus labios, la risa de la que debería ser mi mujer impacto en mi boca.
-Dame los papeles que e deje esta mañana, yo mismo me ocupare de darte tu lugar, te di mi palabra y voy a hacerlo.
-Quiero que seas feliz, que al menos tengas un titulo al que cogerte si me pasara algo -susurré acariciando su mejilla muy despacio.

Una doncella entro en la cámara con un zumo de frutas recién exprimido, dejo la bandeja en la mesa y nos sirvió dos vasos con una dulce sonrisa.
Brianna sedienta por el entrenamiento tomó el suyo agradeciendo a la joven el detalle.
Arrugué ligeramente la nariz, conocía ese olor, acólito, le di un manotazo al vaso antes de que lo llevara a sus labios.
-Esta envenenado...-rugí desviando mis ámbar hacia la joven doncella que caía de rodillas al ver mis ámbar brillando plagados de rabia.
Suplicaba diciendo no saber nada, solo había servido lo que le habían sacado de cocina.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Jue Ago 17, 2017 4:11 pm

El terror se reflejó en sus ojos. ¿Acónito? querían envenenarla a ella o a Damon? Tras el impacto inicial, el miedo dejó paso a la decepción. No la querían allí, y alguien se estaba tomando muchas molestias por quitarla de en medio. Alguien que no tenía en cuenta que dejaría huérfana a una niña, que causaría mucho dolor a un hombre bueno y justo. De nuevo el rechazo y la impotencia. No era nadie, sólo un problema, y los problemas se tratan arrancándolos de raíz. ¿Podría ella culparlos por pensar así? Seguramente pensarían que le nublaba el juicio a su rey, que se aprovecharía para dividir a los monarcas y eso repercutiría en el pueblo. Siempre sería "la otra", "la querida", "la razón por la que el matrimonio real no va bien".

Suspiró y se cruzó de brazos. ¿Qué opciones le quedaban? ninguna, seguir con el plan, aceptar ese título y esperar que el tiempo pusiera algunas cosas en su sitio. Miró a Damon, no tenía ni idea de qué hacer con aquel asunto. ¿Sería verdad que la sirvienta estaba siendo sincera? aquel castillo estaba lleno de secuaces de la reina, probablemente supieran de pociones, venenos y magia... no era seguro. ¿Quién estaría detrás de aquello? demasiados enemigos, demasiados posibles jaques al rey.

No podía pensar de esa forma porque empezaría a flaquear, y no quería flaquear. ¡Ella no había hecho nada! estaba en su derecho de pelear por el corazón del hombre al que quería, contra viento y marea, aunque eso la llevase a la ruina personal.

Mandaron llamar a los hombres de Damon y se presentaron allí con el semblante serio. Un intento de asesinato contra su rey o contra Brianna era algo que debían solucionar y cortar de inmediato. Ellos eran licántropos podrían saber por el olfato quién había manipulado el acónito. Bajaron a las cocinas y rastrearon a todo el personal hasta dar con uno de los mayordomos, él era el que había tenido el acónito en las manos.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Vie Ago 18, 2017 6:04 am

Ordené que dos de mis hombres siguieran el rastro del acólito, no tardaría en descubrir quien era el culpable que sostuvo la pequeña botella entre sus manos, aunque algo me decía que indistintamente de quien fuera aquel que lo vertiera en el vaso, este juego de tronos solo había empezado.
Podía cazar al peón, pero la torre, el alfil el caballo de seguro se protegían bien en el tablero de ajedrez.

Mi preocupación se centro en Brianna, sus esmeraldas brillaban, podía leer en ellas muchas cosas aunque de seguro había una que no paraba de pasarsele por la cabeza.
Se haba metido en un complicado juego donde tenia mucho mas que perder que de ganar.
Yo era un hombre, mil encontraría ahora que era baronesa y no una criada, todos de buena posición y de seguro dispuestos a convertirla en su reina, yo por le contrario pese a ser rey solo podía darle el papel de consorte y hacer que se jugara la maldita vida.

A eso había que incluir que Elaine estaba en la ecuación ¿como podía ser tan egoísta de pedirle a la mujer que amaba que arriesgara su vida y la de su hija por mi?
Acaricié el rostro de Brianna con mis dedos, esperando que se tranquilizara, daría con el culpable, aunque eso no iba a asegurar su seguridad por completo y era algo que sabíamos los dos.
-Entenderé que tomes cualquier decisión -aseguré clavando mis pardos en sus dos tempestades.

Yo no me caracterizaba por ser un hombre incapaz de comprender que mis obligaciones como alfa y ahora también como rey podían superar a cualquier persona que quisiera compartir su vida a mi lado. Nunca seria mi prisionera, su libertad de elegir una vida conmigo o sin mi la tenia, sin represalias, mantendría mi palabra dada, la convertiría en Baronesa de igual forma.

Mis hombres no tardaron en llegar arrastrando a un mayordomo que suplicaba clemencia alegando que si bien era cierto era culpable, no hizo mas allá de lo que se le ordeno.
Cayó de rodillas a mis pies, mas cuando le pregunté quien era aquel que le había ordenado cometer tal traición frente a su rey, pareció reacio a hablar en un principio.
Mi espada en su nuez le obligó a tragar saliva, no iba a depararle un buen destino su silencio, si era necesario haría allí mismo de juez y verdugo pero no iba a ser clemente con aquel que podía haber matado a Brianna.

Abrió sus labios para pronunciar un nombre cuando ante mis ojos vi como se cosían de forma un tanto sádica, la sangre resbalaba por ellos y el hombre se retorcía de dolor gimoteando sin poder emitir palabra.
Magia, rugí a mis hombres para que descubrieran de donde procedía el aura, la estela residual que dejaba, peor la oscuridad se dispersaba en aquella sala como si fuera una plaga.

Cubrí con mi cuerpo el de Brianna, esgrimiendo mi espada, cualquier cosa podía sucede cuando el caos reinaba, la bruma se difuminó del salón, dejando todo en pie excepto un consumido mayordomo que parecía haber sido drenado convertido en piel y hueso.
Mis hombres cerraron a cal y canto el gran salón, nadie excepto nosotros y dos doncellas estaban allí, mas bien sabia que la magia se podía llevar a cabo desde muchos sitios, el peligro acechaba en el castillo.
-Quiero que busquéis todo aquel que encierre un aura mágica entre las paredes de este castillo, traerlo a mi presencia.

No podía empezar una caza de brujas sin ponerme a todos los hechiceros en mi contra, buscarme mas enemigos de los que tenia era un absurdo, un movimiento ilógico y equivocado, así que alcé la mano y los detuve tras mi primer achaque impulsivo.
-Esperar...
De hacer eso empezaría una guerra entre lobos y hechiceros con la que no pensaba cargar, tenia que pensar...y rápido.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Mar Ago 22, 2017 4:16 am

Magia... blanco y en botella... Nos querían muertos, al menos a mi. Era un hecho que los reyes siempre tenían mil enemigos ocultos en las sombras, pero en este caso no estaban ocultos, se habían tomado muchas molestias en liquidarme sin importar que quedase claro.

Deposité mi mano sobre el hombro de Damon y le susurré que necesitaba hablar con él en privado. Nos encerramos en el despacho unos minutos.

Calma Damon...no puedes precipitarte, tus acciones representan a tu pueblo y entrar en conflicto es peor. Debemos ser más cautelosos y sobre todo jugar al juego. Conozco las intrigas de una corte, mi padre murió por culpa de ellas. No me gustan, pero si es el modo de permanecer a salvo, si es la forma en la que os puedo proteger a ti y a Elaine... que así sea. Tenemos que elaborar un plan y se me está ocurriendo uno. Sé que te va a parecer absolutamente descabellado, pero creo que aplacará muchos ánimos. Ya tengo la baronía de Oltenia, pero sigo siendo una mujer, necesito un barón para que parezca que él gobierna y que yo me he alejado de ti. Busquemos a alguien cuya reputación esté tan comprometida como la mia... a alguien que le gusten los hombres. No me importa casarme con un desviado, sé que no me tocará y que será un arreglo de apariencias ventajoso para todos.

Mis propias palabras sonaban tan absurdas que al pronunciarlas lo miré, sorprendida de mi misma por llegar a decir algo así.

tú te has casado por conveniencia...¿por qué no hacer yo lo mismo? si eso puede protegernos, creo que es un mal menor. Dios...¿en qué momento empezó todo a ser asi?.— me mordí los nudillos y acabé por sonreir.— como a mi futuro marido le gustes más tú que yo, vamos a tener un problema de celos bastante curioso...

Necesitaba aligerar el ambiente de ese despacho. La otra opción era declarar una caza de brujas y eso sería enfrentarse directamente a la reina, pues la bruja mayor era ella.

Tenemos que buscar alianzas con brujas y brujos, no puedes enfrentarte al poder oscuro de esa mujer sólo con garras y dientes, tú luchas de frente y ella en la sombra. Hay que aprender ese mismo juego y combatirlo con las mismas armas.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Mar Ago 22, 2017 1:35 pm

Incrédulo, escuché sus palabras con cara de perplejidad mientras notaba como el calor me invadía casi al mismo ritmo que la ira.
Su mano en mi pecho fue abatida por un zarpazo, ofuscado, cargado de rabia me daba cuenta de que ese no era el trato.
Hacerla baronesa era una cosa, eso garantizaría un futuro para ella y para la niña, mas ahora me pedía un marido, uno que sirviera para limpiar su nombre, no despertar suspicacias, mas eso implicaba tener que compartirla y yo no estaba dispuesto a hacer eso ni por un momento.

Mi estado de animo se pinto en ese aura roja que se ilumino a mi alrededor y que hizo al resto de lobos agachar la cabeza casi postrándose con la mano en el suelo en señal de rendición, mis ojos amarillearon voraces, mas en forma de bestia que de hombre en ese momento.
Un fuera salio de mis labios escupido entre gruñidos.

Pronto nos quedamos ella y yo solos, como el mas voraz depredador di vueltas en circulo alrededor de su cuerpo, ella me miraba con el mentón alzado, no me temía pero quizás en este preciso instante debería pues estaba a nada de perder el control.
-Eres mía -rugí furioso -mía
Mis ojos lobunos se hundieron en sus esmeraldas no era momento de razonar conmigo, era imposible y eso era algo que si no sabia pronto comprendería.

De un manotazo tiré la mesa central de madera maciza contra la pared, esta crujió desquebrajándose ante la fuerza de un alfa, de un rey.
-No te desposaras con nadie, ese no era el trato cuando aceptaste venir aquí. Yo he cumplido, lo he hecho, eres baronesa, tu familia esta en París bien situada, eres mía -gruñí dándole vueltas de nuevo mientras mi respiración errática se convertía en bufidos presos de ira.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Miér Ago 23, 2017 6:55 am

La reacción de Damon fue mucho peor de lo que esperaba. Se encogió cuando la mesa reventó contra la pared, estaba tan furioso que temió que de un zarpazo hiciera rodar su cabeza. Trató de calmarse y no ponerlo más tenso.

Damon... de acuerdo... olvídalo. Seguiremos así...era sólo una idea estúpida.— Tragó saliva y se acercó a él despacio, los ojos le brillaban peligrosamente. Era suya, completamente suya, nada cambiaría eso porque no quería que cambiase. Le entregó su corazón, su futuro y hasta el de su hija...no podía decir que no lo fuera. Alargó la mano despacio hasta alcanzar su mejilla.— me da igual el trato, esto nunca fue un trato...yo sólo quiero estar contigo... y vivir para contarlo. No quiero ser una baronesa viuda...— cerró los ojos un instante negando con la cabeza.— ¡demonios! ni siquiera queria ser baronesa, me conformaba con trabajar para ti... y luego sólo quería estar contigo...

Las viejas costumbres eran difíciles de cambiar, y su instinto le gritaba que huyese, que se alejara de toda aquella locura, que cogiera a Elaine y regresaran a París, ya encontraría algo en lo que trabajar, lejos de las intrigas, lejos de los venenos, lejos de las miradas de odio. Un odio engendrado por un amor, por amar a la persona incorrecta, al único que no podía ser suyo.

Las escrituras de la Baronía y su título estaban en el suelo, habían volado tras el estropicio de la mesa. Las recogió cuidadosamente y las sostuvo en su mano. Se acercó al fuego que ardía en la chimenea. Podía arrojarlas allí, quemar eso que la unía a Rumanía y marcharse de ese maldito país, donde las conjuras de la reina no la alcanzasen. Donde el frío la invadiese hasta matar su alma. Pero no podía, se desangraba sólo de pensarlo.

Cayó de rodillas frente a la chimenea, con los documentos en la mano, derrotada por la realidad. La querían muerta, y no era sólo un eufemismo, la habían intentado matar y no sería la última vez. Ser de Damon no era el problema, no quería ser de nadie más, el problema es que quería vivir, y a su lado al parecer iba a ser muy difícil.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Miér Ago 23, 2017 1:14 pm

Mis ámbar centelleaban del mismo color que la mostaza, mi pecho subía y bajaba sin poder contener ese frenesí que ciertamente me invadía en ese preciso instante.
Ella quería pertenecer a otro, eso implicaba casarse, yo lo hice por obligación, nada me unía a la reina, amaba a Briana por encima de todo y de todos.
Gruñí exasperado cuando se acercó a mi, su mano busco mi contacto pero me la quité de encima de un manotazo, quizás no era justo, pero en ese instante en el que la ira era mi bandera no podía actuar de un modo mas razonado.
-Eres mía -rugí de nuevo enfrentando sus esmeraldas.
Solo cuando repitió esas mismas palabras encontré un poco de calma en el desasosiego que llevaba -mía repetí cabreado, aun con mis ojos ámbar enfrentándola en un desafió claro.

Sus palabras sonaban sinceras, pero yo sentía que me metía en una vorágine difícil de contener, si bien era cierto que su vida y la mía corrían peligro yo me sentía incapaz de mandarla lejos para salvar nuestras vidas ¿por que no entendía que sin ella mi vida estaba perdida?
No iba a consentir que otro hombre la poseyera y no había ninguno tan necio que teniendo en su lecho una mujer como ella no se le ocurriera con la razón que le daba su condición de esposo colarse en su lecho y entre sus piernas.
Rugí de nuevo ante ese pensamiento mientras repetía una y otra vez en mi cabeza que era mía, moa, solo mía.

La vi alejarse, tomar los papeles del suelo mientra mi pesada respiraron seguía inundando las paredes de aquella cámara y con ellos se acercó al fuego, parecía decidida a quemaros y antes de hacerlo cayó al suelo sumida en un profundo llanto.
Le estaba pidiendo demasiado, lo sabia pero no podía contenerme, dentro de mi habitaba una bestia, no siempre era un hombre apacible.
Cuando logré calmarme me acerqué a ella dejándome caer a su espalda, tire de su cintura para abrazarla.
-Se que esto no es fácil, no lo es para mi y de seguro menos para ti, has apostado fuerte por esta relación, por mi.
Si no fuera un egoísta te pediría que te marcharas con tu hija a París, con tu familia, allí podrías vivir bien con todo lo que tengo sin tener que preocuparte por nada, podría hacer pequeñas escapadas, visitarte, amarte en esos instantes...
Guardé silencio, era un egoísta.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Jue Ago 24, 2017 7:51 am

Dejó caer los papeles al suelo para abrazarse a Damon y enterrar la cabeza en su pecho, dejando que el miedo se diluyese en forma de lágrimas.

no quiero irme a París... no quiero vivir sin ti. Pero tengo miedo Damon. Me quieren muerta. Ya no es un tema de reputación, es que han intentado matarme y no sé qué hacer...quiero vivir, quiero estar contigo y con Elaine. Quiero verla crecer. Quiero pasar los días y las noches contigo, hablar de planes futuros y pensar nombres para ampliar la familia que me gustaría tener contigo... pero nada es posible y siento tanta rabia que ya no sé ni lo que digo.

No aceptaría que la metiera en un carro rumbo a París, de la misma forma que él ni siquiera había considerado su loca idea. Lo mejor era dejarlo así, como estaban las cosas, hasta que se calmase, hasta que ambos estuvieran más tranquilos y fueran capaces de ver la situación con perspectiva. Tendrían que evaluar correctamente los peligros reales a los que se enfrentaban, tomar decisiones precipitadas sólo los llevaría a la muerte segura y no era eso lo que querían.

te prometí que haría tu vida más fácil, que te ayudaría a soportar las cargas... vamos a calmarnos, mañana será otro día. Es mejor no hacer nada precipitado, sólo empeorará la situación.

La noche traería consuelo y un poco más de tranquilidad, esa que necesitaban ambos para calmar su inquietud y lamerse las heridas. Sobre la cama, con las manos entrelazadas y las respiraciones acompasadas, la cabeza de Brianna no dejaba de darle vueltas a posibles soluciones.

Damon, ¿crees que si me alejo a Oltenia cesarán los ataques por una temporada? Valaquia no es París, está más cerca, a tan sólo unas horas a caballo.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Jue Ago 24, 2017 12:02 pm

Escuché sus palabras mientras hundía su cabeza en mi cuello, su aliento acariciaba mi piel, sus lagrimas la bañaban y me di cuenta de lo egoísta que estaba siendo, aun así guardé silencio, tenia razón.
Yo estaba acostumbrado por mi condición de licantropo a lidiar con los problemas a enfrentarme a la parca, mirarla de frente y seguir con mi vida porque asumía que la muerte era una parte de la vida.

Enredé su pelo entre mis dedos, despacio, casi peinandolo, frente a la lumbre, sus tonos naranjas dibujaban luces y sombras en nuestros cuerpos, la realidad es que esa imagen era la realidad de una relación que se sustentaba en el amor y que estaba plagada de oscuridad.

Ella me pidió clama, me dijo que no aceptaría que la subiera a un carro y la mandara lejos de mi vida, pero también me aseguraba tener miedo, mucho miedo y no la culpaba, tenia una hija, tenia que pensar en ella y aquí las dos corrían peligro sobre todo Brianna.
En silencio permanecí pensativo, mis ojos no perdieron su tono intenso ni por un momento señal inequívoca de que la paz no reinaba dentro de mi cuerpo.

El lecho se convirtió en nuestro confidente, besos, caricias y palabras no dichas que en un instante escaparon de sus labios, no era ni de lejos el único que no dejaba de darle vueltas a todo esto.
-Tienes que salir de palacio, eres la baronesa, sin duda puedes residir y es lo lógico, en tu palacete, así que hazlo, me ocuparé de custodiar tu viaje, de que parte de la manada se aseguré de tu seguridad.
Apenas son unas horas a caballo, podre escapar de vez en cuando para visitarte.

Dejé escapar el aire, era lo correcto, lo mejor para ella, supongo que tendría que acostumbrarme a no verla, pero siempre supimos que esto no iba a ser fácil, ya eramos dos adultos con responsabilidades y mi prioridad ahora consistía en mantenerla viva y darle una buena vida, algún día podríamos hacer planes de los nombres que dar a nuestros vástagos, pero hoy....hoy tocaba despedirse y apretar los dientes.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Lun Ago 28, 2017 7:44 am

Por el bien de todos, necesitaban acallar rumores, apartar a Damon del foco de atención de sus enemigos. Se instalaría en Oltenia, la baja Valaquia, donde su baronía tendría nueva inquilina. Se llevaría a Elaine consigo, al menos durante esta primera fase, quería alejarla de la brujería, de las miradas odiosas. Ojalá pudiera llevarse a Mildred con ella, pero sería mejor que se quedase con Lobbo y que cuidara a Damon en su ausencia.

Decidieron una pequeña agenda, a fin de cuentas era Baronesa y podía regresar a la Corte cuando la requiriesen. De entrada estarían separados un mes, 30 días durante los cuales ella pondría en orden sus nuevas posesiones, entrenaría con Elaine y Damon se dedicaría a los asuntos de estado que tanto le reclamaban. Quizás cuando pasara ese periodo inicial, las aguas estuvieran más tranquilas. La Baronía tenía viñedos y una pequeña bodega, así que Brianna ideó una forma de comunicación segura, las botellas eran negras y opacas y metería en su interior una cápsula con las letras que sólo quería que leyese Damon. Toda la correspondencia era interceptada y se negaba a que nadie leyese sus sentimientos puestos sobre papel. Los envíos de vino para el Rey serían regulares y sus palabras sólo serían entregadas a la baronesa de manos de gente de confianza. Todavía no se fiaba de su nueva manada, y no le sobraban efectivos.

Dos días después se marcharon rumbo a su nuevo hogar. Atrás dejaba a un Damon empantanado con muchos frentes abiertos, pero ella era humana y no podía permitirse el lujo de pelear a pecho descubierto. Ninguno de los dos quería eso, pero era necesario. Se instalaron en el pequeño castillo, era bonito pero sobrio y estaba ubicado sobre una colina con vistas al rio Olt. Las tierras eran fértiles y había varias localidades que dependían de ella. Fueron semanas agotadoras, poner todos los asuntos en orden, poner en marcha los negocios y visitar todas las posesiones para auditar su estado, la mantuvieron ocupada, en pie, peleando por no sucumbir al desaliento. Mandaba botellas de vino semanalmente a Damon, y en ellas le escribía lo mucho que lo echaba de menos, lo mucho que la agobiaba pensar que él estaba allí rodeado de enemigos por todas partes. Le pedía que se cuidase, que no bajase la guardia, que protegiese a Lobbo y si lo veía necesario lo enviase allí con Mildred.

Los lobos que la acompañaron se convirtieron en parte de su familia, Brianna no entendía de tener séquito, sino amigos. Comían juntos, viajaban juntos, y no iban a ningún lugar sin ellos. Eran los únicos que podían garantizar su seguridad y confiaba en ellos como lo hacía Damon. Entrenaban por las mañanas y aunque se sentia torpe, poco a poco iba entendiendo un poco más las técnicas más básicas para zafarse, esquivar o golpear en puntos críticos.

Brianna no era necia, sabía que cuando regresase a la Corte intentarían sacarla del medio, y que a lo largo de sus años venideros sería una constante, porque no pensaba abandonar a Damon, pero necesitaba estar a la altura. Recordó los años de penurias, la cantidad de horas que trabajaba sólo por tener un techo sobre su cabeza, y resolvió que esta vez sería igual, pero por un bien muy distinto: su futura felicidad. Trabajó incansablemente, entrenó y puso en marcha en tiempo recórd su propiedad, sin dejarle ni un resquicio al ocio. Cuando fuera el momento de regresar, lo haría con el respeto de la gente de Oltenia y los lobos de la manada, al menos procuraría eso. Haría que Damon se sintiera orgulloso de ella.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Miér Ago 30, 2017 1:11 pm

Se fue, partió hacia Oltenia, la baja Valaquia, dispuesta a ostentar su recién estrenada baronía.
Yo me quedé en un castillo que se me antojaba en esos instantes demasiado grande, aun sabiendo que era lo adecuado, lo único coherente.
Este acto desinteresado la puso a salvo, la alejo de las conspiraciones de la corte y por si alguien decidía atentar contra su seguridad varios de los miembros de mi manada habían partido con ella y con la pequeña Elaine.

Lobbo quedaba así al cuidado de Mildred, sabia que nadie mejor que ella se ocuparía de mantener a mi sobrino a salvo de las alimañas que había tras los muros.
Yo pasaba mi tiempo formando a la nueva manada, la que ahora me pertenecía, estrechamos lazos poco a poco y su lealtad y respeto me los fui ganando con el paso de los tiempos.

Además bajé los impuestos, no se puede pedir a un pueblo que no tiene nada que llevarse a la boca, las arcas estaban ya bastante llenas y este tiempo de respiro ayudaría a mi pueblo a remontar en tiempos complicados.
Era consciente que las cosechas tenían que ser buenas, así que me aseguré de que todos tuvieran lo necesario para poder plantar, su trabajo tendría que ser suficiente como para garantizarles una vida y cuando cosecharan podrían de nuevo llenar mis arcas.

Protegí con los soldados los caminos, demasiados bandoleros, rateros se habían lanzado a saltar caminos haciendo auténticos desfalcos no solo a los nobles, si no incluso a los hombres de clase baja que luchaban por mantener a su familia día a día.
Convertiría ese País en un lugar seguro.

Además me dí cuenta de que las distintas manadas que habitaban en Rumanía estaban enfrentadas, nos matábamos entre nosotros como coyotes, pensaba aunar en uno a los licántropos.
Yo seria su rey, pero cada alfa mantendría su manada y la hegemonía sobre esta.
Mis reglas eran claras, escribiríamos un tratado que a todos nos asegurara la hegemonía de nuestra raza, y eso solo podía lograrse con la unión, nada lograríamos matándonos entre nosotros cuando había peores alimañas diezmando a la gente de Rumanía.
Crearía un concilio donde todos como iguales podríamos acudir, podríamos plantear nuestros problemas y con el apoyo de todos salir adelante como una unida manada de lobos.
Nombraría caballeros a los alfas que se unieran a mi idea de futuro y juntos todos a una, seriamos invencibles.

Las cartas de Brianna se sucedan, las leía con impaciencia y las respondía con clandestinidad contándole mi día a día.
Si bien era cierto muchos eran los rumores que me llegaban sobre su deslealtad, sus encuentros con un duque y otras tantas falacias hice oídos sordos, pues yo consocia a Brianna, ella era leal.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Vie Sep 01, 2017 5:16 am

Le costó bastantes jornadas de trabajo duro e incansable el poder empezar a tomar las riendas de la baronía, de los negocios asociados a ésta y de que la gente comenzase a conocerla.

Algunos granjeros acudieron a ella a plantearle disputas de lindes y acuerdos mal resueltos. Escuchó a todas las partes, estudió los documentos que se presentaban y trató de darles soluciones lo más ecuánimes posibles, compensando de otra forma a los que quedaban en desventaja. Su forma de hacer las cosas no pasó desapercibida, era una mujer razonable, inclinada a mantener la paz y el bienestar, reacia a los embustes, mentiras y enredos. Dejó claro desde el primero momento que lo único que perseguía era la paz y la prosperidad para todos aquellos que se encontrasen en sus terrenos, pero que no toleraría a mantirosos y tunantes.

Destinó una parte de los fondos que estaban reservados para ella a crear una escuela para niños, completamente gratuita, no quería niños analfabetos por cuestiones económicas. Tampoco pasó desapercibido que la baronesa en vez de reformarse el castillo y lucir mil vestidos caros, reinvertía su dinero en su hacienda y su gente. Había vivido demasiado tiempo en Francia para saber lo que eran los dirigentes ostentosos que exprimían al pueblo y finalmente acababan en la Bastilla decapitados. Obviamente tardaría un tiempo en ganarse la confianza de sus vasallos, pero había empezado con buen pie, desconcertando a la mayoría y ganándose el beneficio de la duda.

Llegó el momento de visitar la corte, tenía muchos documentos para el Rey, necesitaba su autorización para reconstruir un puente que conectaba con tierras de Damon, algunas firmas para que los recaudaddores respetasen sus decisiones y otras cuestiones. Pero sobre todo necesitaba verlo, tocarlo, perderse en él y comprobar que sus sentimientos seguía siendo fuego, como los que ella guardaba y alimentaba en su corazón.

Era temprano, no quería hacer acto de presencia como una furtiva en la noche. Sabía que Damon estaría entrenando, como cada mañana, y después de ser anunciada y de que Elaine corriese a ver a Mildred y Lobbo, se encaminó al patio de armas. Se detuvo a observarlo, los tenues rayos de luz del amanecer iluminaban su fiera mirada, quizás un poco más apagada de lo normal, y le arrancaban pequeños brillos azulados a su negro cabello. Era rápido, era fuerte y no podía dejar de mirarlo, de sentir en su pecho cuánto lo había echado de menos. Deseaba que la viera, que le sonriera, pero por unos segundos también deseó seguir contemplándolo como una furtiva extraña, atesorando esa imagen, guardándola como suya.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Lun Sep 04, 2017 5:28 am

Las espadas volaban silabando al viento entre mis manos, los rugidos de unos y otros acompasaban nuestros rudos movimientos.
Me detuve en el instante en que percibí su olor, su aura y mi sonrisa se ensancho amplia enfundando sendas armas a mi espalda caminando hacia Brianna sin dejar de mirar sus dos esmeraldas que brillaban ante mi tono mostaza.
Me detuve justo enfrente, abrí mis brazos mostrandole que estaba sudado, tampoco allí podía besadla, estaba en medio del patio de armas y tan gran desprecio hacia la reina estaría mal visto.
-¿Como va todo por tus tierras baronesa? -pregunté ladeando la sonrisa -si algo quedaba claro es que la devoraba con la mirada, nunca la pasión podía ser mejor representada solo por la forma en la que respiraba.

Llevábamos sin vernos cerca de un mes, tenia necesidades, estaba deseando perderme en su cuerpo rozar sus labios y que nuestras lenguas nos prendieran en un duelo eterno.
Odiaba la distancia a la que la situación nos había sometido, la quería, pensar que de no haber tomado el trono hoy seriamos marido y mujer, que no existiría farsa, si no una relación real, posiblemente no sin dificultades, pero cierta, una en la que no me comunicara con ella en la clandestinidad de una carta encerrada en una botella.

Necesitaba que estuviéramos solos, así que le indiqué con el dedo las caballerizas, como si algo tuviera que explicarle sobre alguna de las monturas.
Tampoco es que los míos no supieran a que íbamos allí dentro, la prueba de ello es que pronto cubrieron nuestra retirada vigilando la puerta para evitar que fuéramos sorprendidos.
El mozo de cuadra salio al vernos, le encomendé que herrara a mi montura, alegando que había notado que cojeaba ligeramente cuando alcanzaba el galope de una de las patas.

El joven asintió precipitadamente corriendo hacia la herrería para buscar lo encomendado, dispondríamos de tiempo ,al menos unos instantes.
Mi aliento impactó contra sus labios que se entreabrieron acogiendo los ajenos, sus manso me atraían por el rostro, las mías se perdían voraces bajo su corseé, acariciando esa piel que abrasaba ante mi tacto.
Mi alzada hombría golpeó su vientre como un rudo martillo, si le habían quedado dudas de mi si mi deseo seguía palpitando al compás de su desbocado corazón esta era la prueba inequívoca.
-No quiero estar separado de ti -rugí mordiendo sus labios, succionando su lengua.

Este tiempo lejos de ella me había resultado un infierno y aunque era cierto que estuve sumido en dar seguridad, paz y prosperidad a los miso, eso no quitaba que mi parte de hombre no era en absoluto saciada, estaba solo, en un lecho vació y si no vació pues la reina se acostaba al otro lado, si inerte como la relación que a ella me ataba desde que nos conocimos.
-Brianna -gruñí alzándola de las nalgas para encontrar nuestros sexos entre las llamas.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.