Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Encuentro en el centro (Libre)
Hoy a las 10:32 am por Amadeus Oberlin

» Búsqueda (0/1)
Hoy a las 10:00 am por Amadeus Oberlin

» Búsqueda Cuádruple [0/4]
Hoy a las 9:57 am por Charlie Grandpré

» Ciel et l'enfer
Hoy a las 9:44 am por Yunalesca

» Un baile y aplausos- Privado (Kenner Clapton) +18
Hoy a las 9:31 am por Charlie Grandpré

» Ausencia Astrid J. Bergès
Hoy a las 9:31 am por Gael Lutz

» Di una mentira del pj anterior
Hoy a las 9:27 am por Charlie Grandpré

» CIERRE DE FICHAS
Hoy a las 9:24 am por Éline Rimbaud

» REACTIVACIÓN DE PERSONAJES
Hoy a las 9:21 am por Hēra L. Tsakalidis



El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Mar Mayo 02, 2017 3:44 pm

Recuerdo del primer mensaje :

El parque, una pequeña jungla donde el depredador mas grande devora al mas pequeño. Enarqué una ceja mirando de soslayo como Lobbo jugaba entusiasmado en un arenero con una pala llenándose de arena los zapatos haciendo sobre estos na montaña que luego se sacudía entre risas antes de volver a empezar. A su lado un niño mas grande, le doblaba en tamaño y seguramente también en edad,  lanzaba con ese instrumento del mal arena a diestro y siniestro.
Busqué con la mirada al responsable de esa criatura salvaje, no tardé en localizar su olor, el mismo que el crio infernal llevaba en su camiseta.
La mujer hablaba animada con otra madre, ni caso del niño que cada vez se acercaba mas en sus ataques hacia Lobbo.
Ladeé la cabeza escuchando la conversación, al parecer y como no, criticaban a una mujer posiblemente mas guapa, mas joven y que les arrebataba toda la atención, fuere como fuere eso no me interesaba, solo que llamara al orden al pequeño monstruo.

Carraspeé tratando de llamar la atención, algo no muy complicado, era el único puto hombre en un parque plagado de mujeres y mocosos.
Acaparé la atención de muchas, pero por desgracia, la mujer esa estaba demasiado ocupada en otros menesteres.
Lobbo exploto en llanto frotándose los ojos, al parecer el pequeño demonio le había metido arena en esos espasmódicos movimientos que se gastaba con el arma infernal en sus gorditas manos.
Gruñí rabioso, tratando de contener a mi bestia interior.
Por fin la madre lo llamó al orden, algo que no funciono, pues el niño hizo caso omiso, la mujer siguió a los suyo y yo me encendí por dentro.
Me puse en pie, calmo caminé hasta el arenero, allí junto a Lobbo me acuclillé con la mejor de mis sonrisas, revolví el pelo del crio y mis ojos ahora ámbar se clavaron en el gordo del rastrillo que pronto explotó aterrado en llantos.
Eso le enseñaría que aquí yo era el alfa. Ladeé la sonrisa cuando la madre se acercó preocupada por su intenso llanto, ahora si que la muy perra movía su gordo culo para ver a su hijo.
-Debe de haberse metido arena en el ojo, estas armas las carga el demonio -bromeé señalando el rastrillo que aun sujetaba el niño.

Así volví satisfecho a mi banco dejado que Lobbo siguiera jugando en el arenero, el otro niño se había cagado y meado encima, así que la madre decidió llevárselo en el carro asegurando que era ya un niño grande para hacérselo todo encima.
Me estaba convirtiendo en un monstruo, de ser un alfa que guiaba a mi manada a la batalla, me había convertido en un idiota que asustaba niños en el parque, desde luego París me estaba volviendo loco.
Hundí la cara entre mis manos frotando la cara en ellas hasta que mis dedos se hundieron en mi pelo mostrando mi clara desesperación.
-Necesito una niñera -gruñí entre dientes -el parque saca de mi lo peor.


Última edición por Damon Landvik el Lun Mayo 29, 2017 12:17 pm, editado 1 vez


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Dom Jun 18, 2017 2:37 pm

Damon apareció como un huracán en las mazmorras de aquella casona, podía notar que estaba fuera de si. Los hombres no se interpusieron, pero el párroco plantó batalla alegando que era de la Inquisición. ¿Todavía existía eso? ¿no se había extinguido tres siglos atrás?. Fuera como fuere empezó a soltar una sarta de despropósitos y falsedades sobre ella y Elaine, a lo que Brianna reaccionó negándolo y agitándose más entre las cadenas que la apresaban, pero como era de esperar, Damon no le creyó y lo echó de la villa sin más, dejandole bien claro que si regresaba buscando problemas, encontraría uno muy grande y tendría las perder.

A Brianna no le importaba nada más que su pequeña estuviera bien y cuando vio que empezaba a respirar con dificultad de la tensión y la ansiedad sufridas se angustió todavía más, pero el conde la calmó y la abrazó, y al parecer surtió su efecto. Cuando todos se marcharon Damon la liberó a tirones de las cadenas que la sujetaban, debía ser muy fuerte, quizás una fuerza desmesurada para una persona de su tamaño...pero Brianna no estaba para pensar en ese instante.

La cogió en brazos y le pidió perdón por haberse equivocado, por haberla dejado sola ante el peligro porque un hombre no debía dejar sola a su mujer. Su mujer. Sonaba muy bien pero...en ese momento todavía le sonaban los tortazos, los insultos y los bronquios de Elaine.

Nunca la habían golpeado en toda su vida, su padre jamás las había reprendido así, y en los trabajos que había tenido era tan obediente que no la castigaban por nada. Esos dos puñetazos le habían dolido la vida, no tanto por el labio roto y el pómulo hinchado, que también, sino por la sensación de impotencia, de indefensión y de inutilidad. Se los había llevado son comerlo ni beberlo, y si cualquier hombre podía tumbarla así sin más y cuando quisiera, iba fina. Así no podía defenderse, no podía defender a Elaine de cualquier atropello, y si Damon no hubiera llegado Dios sabe qué podría haber pasado.

La subió en brazos a la habitación, y por unos momentos sintió como le daba el bajón por toda la tensión acumulada. La depositó sobre la cama y mandó a Elaine a buscar a la sirvienta. Iba a protestar, a decirle que no la dejara sola ni un segundo, pero la niña salió corriendo y pudo escuchar a Lucille subiendo la escelera llamándola. Notaba como el pómulo y el labio le palpitaban pero realmente estaba herida en su orgullo. Era una buena persona, era trabajadora y no se metía con nadie, tan sólo trataba de hacer lo correcto y de llevar el negocio pensando en que todos los que estaban implicados en él recibieran un trato justo y digno. Y se lo habían pagado así.

Damon...lo siento...no lo ví venir...yo...si tú no hubieras aparecido no sé que habría sido de nosotras y... — Había aguantado el tipo todo el tiempo pero no pudo más y se rompió, por pura impotencia, las lágrimas empezaron a rodar por sus mejillas.— no he podido hacer nada cuando me cogieron...si algo le pasa a ella...Damon soy una inútil, no quiero sentirme así nunca más...enséñame a defenderme, te lo suplico. Espero no tener que necesitarlo nunca más, pero...después de lo de hoy...

No estaba hecha para luchar, ni para la violencia, pero al menos poder defenderse si la agarraban o la golpeaban para poder huir. Brianna era liviana como la brisa, delicada como una nota musical y sin condiciones físicas para ser una luchadora, pero esa noche le había quedado claro que el mundo era cruel con la gente débil o desvalida, y que sobrevivir no era lo único que debía aprender. Damon la hacía sentir segura, pero era diferente estar segura que ser dependiente. No quería serlo, no lo había sido en los diez años que llevaba siendo pobre, y acababa de descubrir que si quería continuar siéndolo tendría que aprender algunas cosas que nunca hubiera imaginado.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Lun Jun 19, 2017 5:58 am

Tomé la palangana de agua para limpiar con un paño limpio la herida de su labio, no era profunda, ninguna herida revestía la mayor gravedad, aunque estaba seguro que le debían de doler bastante. Aunque se notaba que lo mas herido en ese momento era su propio orgullo.
Impotencia, sentimiento que todos habíamos experimentado en nuestras piel, algo que te carcomía por dentro y entendía que en ese momento Brianna se desesperara derrumbándose frente a mis ojos sin comprender nada.
-No vuelvas a decir que eres una inútil -gruñí limpiando con mis dedos sus mejillas mientras acunaba entre mis manos su rostro -es mundo de hombres y cuando una mujer destaca por cualquier motivo la orca es cuanto le espera.

Dejé escapar el aire entre mis labios de forma pesada, su petición había llegado fuerte y clara “enséñame a luchar”
Esa mujer había luchado toda su vida, ella ya era una guerrera, solo que...no se daba cuenta.
-Llevará tiempo Brianna, no se aprende a luchar en dos días... -aseguré -y esos hombres dudo se rindan tan fácilmente, mas cuando han salido de aquí con el rabo entre las piernas.

Negué acortando la distancia para posar con suavidad mis labios sobre los suyos.
-Se que no nos conocemos cuanto apenas, pero..quiero a tu hija, es una niña alegre, llena de vida y no tiene padre, lo que la convierte como a ti en un blanco fácil.
Deja que le de mi apellido, déjame ayudarte en facilitar su camino...

Hice una pausa buscando en su mirada verdusca una reacción, desconocía el efecto que mis palabras podían causar en ella.
-Brianna, no te estoy regalando nada, no tengo mas descendencia que a Lobbo y no es hijo mio tampoco..algún día quiero tener uno propio y no voy a engañarte sobre eso. No se el destino que nos espera a los dos, somos adultos, con vidas complicadas...pero..deja que facilite la vida de tu hija, no te estoy pidiendo nada a cambio. Bueno..casi nada -agregué casi mascullándolo entre dientes.

Elaine regreso, se notaba que estaba asustada, no la culpaba.
-No va a pasar nada pequeña, ahora cogeremos el carruaje y nos iremos a casa -le aseguré hundiendo en sus ojos mi parda mirada -allí no entrará nadie que pueda hacerte daño ni a ti, ni a tu madre.
Mis ojos volvieron hasta los de Brianna.
-Duplicaré aquí la seguridad, no volverás a estar sola en esta casa sin mi.

La doncella nos avisó de que el carruaje estaba listo, tomé a la pequeña en brazos y aferré la mano de Brianna que se ponía en pie caminando a mi lado.

-Todo se arreglara -le aseguré perdiéndome en sus esmeraldas – te enseñaré lo básico para que puedas defenderte, soltarte al menos y salir corriendo.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Miér Jun 21, 2017 5:31 pm

Salieron de los viñedos poco después, Elaine se abrazó a la cintura de su madre, que realizó todo el trayecto mirando por la ventana sumida en sus pensamientos, acariciando automáticamente la cabeza de la pequeña. Llegaron a la mansión Landvik y Mildred se encargó de prepararle a la niña un baño caliente y la cena, las últimas 24 horas habían sido muy duras.

Brianna se reunió con Damon en el despacho antes de hacer como la niña, meterse en la bañera y descansar un poco. Sus palabras la habían removido mucho. Quería darle una buena vida a Elaine, ese gesto era sencillamente amor. Se llevó los dedos al labio, palpando la hinchazón y suspirando.

— [color=#e272e8]Damon... tu ofrecimiento ha sido lo más bonito que alguien ha querido hacer por nosotras en todos estos años... pero no puedo aceptarlo. El bienestar de Elaine pasa por ser anónima, porque nadie la envidie ni la quiera liquidar. Es la hija del barón D'Entourage, y su apellido noble lejos de protegerla le supondría un problema. Si tuvieras descendencia, ella sería solamente un escollo más a quitar del medio. Y si no la tienes, con más razón los que hereden querrán liquidarla. Sería un orgullo para ella tener tu apellido y considerarte como un padre, eres lo más parecido que ha tenido nunca... pero es peligroso, la coloca en la primera fila de objetivos a batir.[/color].— Suspiró de nuevo mientras se sentaba, porque las piernas le flaqueaban.— [color=#e272e8]Y si algun dia tienes una esposa con sus propios hijos...no le gustará tener a Elaine en la familia.[/color]

Esa era la cruda realidad, que si Damon finalmente encontraba otra pareja que no tuviera nada que ver con ellas, la querría fuera de la ecuación, eso era natural y cualquier mujer en su lugar haría igual, asegurarse que sus hijos fueran los primeros. Cualquier mujer menos Brianna. Ella no ambicionaba fortunas ni estatus, acogería a Lobbo como un hijo propio y jamás le arrebataría lo que era suyo por derecho, es más, se alegraría por sus logors y triunfos.

Elevó los ojos para mirarlo, había unas palabras que no se atrevía a pronunciar, no estaba segura de qué impacto tendrían, no sabía si quería averiguar lo que había tras ellas, pero finalmente decidió hacerlo.

—[color=#e272e8] Antes... dijiste que un hombre debe proteger a su mujer... ¿soy tan importante para ti? no me había atrevido ni a soñarlo...y si dices que si, creo que me desmayaré de la impresión.[/color]

Se había dado cuenta de que estaba cayendo en picado en los brazos del lobo; quería mantener la distancia, tomárselo con calma, pensar y evaluar las cosas...pero sin saber cómo se encontraba en ese instante deseando besarlo aunque el labio le latía, abrazarlo y sentir su cuerpo cerca. Se estaba enamorando de cada detalle, de cada sonrisa, de cada estallido de carácter que mostraba él, y no había vuelta atrás. Cada día que pasaba, su ausencia dolía más, cada momento compartido llenaba su vida de una luz que creía perdida.


Última edición por Brianna de Montreil el Sáb Jul 01, 2017 8:16 pm, editado 3 veces



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Jue Jun 22, 2017 6:49 am

Brianna entro en el despacho, su rostro magullado me hablaba del sufrimiento no solo que habia pasado en las ultimas horas, si no el que había soportado en toda su vida.
Dejé escapar el aire poniéndome en pie, deje que se acercara, mis ojos se perdieron en sus dos faros que hoy no brillaban.
Sabia que tenia una respuesta a mi petición y algo me decía que era un no.

La dejé hablar sin interrumpirla ni una sola vez, entendía a la perfección lo que me decía, parte de sus palabras eran ciertas, pero no tanto como ella creía.
-Brianna, no te lo he ofrecido como mi buena obra del día, ya te he dicho que para eso, colaboro con el orfanato. Mi intención no era ser considerado con vosotras y ayudaros, eso ya lo estoy haciendo sin necesidad de dar mi apellido a tu pequeña.
Quiero que forméis parte de mi vida, cuando hablé de que he de cuidar a mi mujer, no lo he hecho siendo consciente de mis propias palabras, pero aunque entiendo, respeto tus tiempos, supongo sabes que es una realidad que he dejado de frecuentar a otras mujeres, para mi este “intento” es serio, quiero que lo nuestro funcione.

Dejé escapar el aire de forma pesada, había muchas cosas que ella no conocía de mi, no podía precipitarme, tampoco hacer que ella se precipitara, tenia que entender sus miedos, los dos veniamos de relaciones frustradas, complicadas, pero..
Acorté la distancia, mi mano se perdió en su nuca, atrayendola despacio mis palabras sonaron como un susurro que murió en sus labios.
-Te quiero

No creo que necesitara mas, dos palabras que decían todo y que nunca antes había pronunciado. Cerré los ojos lentamente mis labios se apoyaron en los ajenos, un beso húmedo que se trasformó en fuego ,gruñí contra su piel necesitado de un contacto que hacia demasiado no habíamos vuelto a tener.
-Hay algo mas Brianna, no soy lo que ves.

Me separe con los ojos oscurecidos por el deseo ¿era el momento de ser sincero? Quizás no, pero esto nos estaba llevando a un punto complicado y una relación basada en mentiras no me llevaría a ningún lado.
-Después de esto vas a tener que pensarlo quizás salgas corriendo, pero, no voy a seguir ocultándote la verdad por mas tiempo.

Enredé mis dedos en los de Brianna, tiré de ella hacia las mazmorras, podía ver su cara de angustia, como si imaginara que era un torturador o un sadomasoquista.
Nos detuvimos frente a las pertrechadas celdas llenas de grilletes, muros plagados de zarpazos, sus oso me buscaron sin entender nada delo que esperaba entendiera.
Tomé aire, no sabia por donde empezar, como una bestia me moví por le lugar.
-Sobre Lobbo, él tiene su propia herencia, su propio apellido, lo criaré como un hijo, pero no dejo de ser su tío y algún día su obligación no estará con los míos, si no con aquellos que dejo su padre en los bosques nórdicos.
Tendrá que ir a reclamar aquello que es suyo, mientras yo cuidaré de sus intereses.
Si muero sin descendencia, por supuesto sera mi heredero, pero si tengo un hijo, él sera el dueño de mi legado...


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Lun Jun 26, 2017 3:32 pm

Damon le había dicho las palabras mágicas que solían ser el punto de inflexión: "te quiero". ¿Cómo era posible que la quisiera? se conocían poco, aunque ciertamente estaban muy a gusto juntos. También para ella era un intento serio. Había pocas personas en el mundo más serias y menos superficiales que Brianna, la eterna sensata, la sempiterna responsable que nunca había roto un plato. Si buscara a alguien que no supiera divertirse, que viviera siendo todo lo contrario a una despreocupada...entonces daría con ella porque encarnaba ese prototipo.

El alma spulcro, que guardaba en su interior todos los secretos para que no le hicieran daño... se había abierto a Damon y aunque había notado cómo un rayito de luz inundaba su corazón al hacerlo, todo se venía abajo con la siguiente frase: "no soy lo que ves".

Sin entenderlo, lo siguió hasta las mazmorras temiéndose lo peor: que fuera algun tipo de sádico, o un sicario torturador, un agente encubierto de algun gremio de asesinos... pero lo que no esperaba es que las paredes estuvieran llenas de zarpazos. ¿Encerraban osos allí? torturaban así a la gente? su cabeza daba mil vueltas tratando de comprender qué eran esos grilletes colgados de las paredes y la estampa extraña de ese calabozo. Damon siguió divagando sobre Lobbo, sobre su herencia... alto. Un momento. Lobbo. Lobo!! aquello tenía que ver con...¿lobos? eso era una locura. Los licántropos eran una leyenda, un cuento que les contaban a los niños para asustarlos...pero también las brujas salían en los cuentos y ella había conocido a un brujo que le curó los pulmones a Elaine en una de sus crisis, recitando unas palabras extrañas.

Se agarró a los barrotes paseando la mirada por la celda, escuchando a Damon hablar con cierto deje derrotado al hacerlo, como si pensara que al contarle lo que era ella fuera a salir gritando. Wow. Lobos. Le daba miedo hasta preguntarlo. ¿Existían? eran como en las historias? ¿estaban en peligro? jamás se había sentido más segura que a su lado, pero aquello era todo muy confuso. Le había dicho que la quería, que quería una oportunidad con ella, que quería proteger a Elaine dandole su apellido...era un hombre maravilloso y ahora le decía que no era lo que veía. Se giró despacio hacia él, tratando de reordenar la marabunta de locuras que acudían a su cabeza y que le daban ganas de gritar. Le tembló el labio inferior al hablar.

Damon... cuéntamelo. ¿Qué eres? ¿qué son esas marcas en la pared? suena a locura y no sé si ni siquiera preguntarlo a riesgo de parecer chalada pero... ¿eres un hombre lobo? ¿un oso?



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Mar Jun 27, 2017 5:00 am

Brianna no tardo en darse cuenta de que lago no iba bien en las mazmorras, ladeé la sonrisa cuando me preguntó si era un lobo o un oso.
Era una chica lista, pero aun siéndolo algo me decía que conocer mi secreto podría significar el fin de lo nuestro.
Me instigaba a contárselo, a que hablara, la espera la mataba, pero yo tenia mis propios fantasmas, mi prometida me abandono porque no fue capaz de superar lo que yo era, me amaba, pero no lo suficiente como para aceptar a la bestia.

Me encogí de hombros antes de relajar mi cuerpo tenso, mis ojos se centraron en sus ojos verdes esperando que mis palabras no la hicieran correr en la dirección contraria.
-Soy un licantropo -susurré deslizando mis dedos por encima de las marcas de mis propias zarpas.
Era evidente la diferencia que había entre el humano y la bestia con un gesto tan sencillo.

Alcé las manos al ver su desconcierto, no quería que me temiera, al menos no hasta que escuchara mi historia.
-Nací como hijo del alfa de la manada, mi padre era el alfa de una manada del norte, pero bueno, esa es otra historia.
Me crie en Italia, siempre tuve que demostrar mas que ninguno, algún día mía seria la responsabilidad de liderarla.
Me convertí con seis años, fue mi madre la que me mordió pasándome el don de la licantropia.
Todos los que ves en esta casa, son licantropos, parte de mi manada y yo soy su alfa.
En Italia esta el grueso de los míos, ahora mismo es mi tío el que se encarga de ellos, pero como ves, siempre tengo mucho trabajo en el despacho, es complicado.

La miré fijamente esperando que fuera capaz de comprender mis palabras.
-Vine a París para buscar a aquella mujer que mi madre me asigno como prometida, no tenia tiempo para el amor así que fue algo concertado.
Nada salio como pensaba, ella era madre de dos niñas, según la tradición de mi manada a los siete años los críos son trasformados, la suya superaba esa edad, le pedí que me permitiera hacerlo, ella se negó, veía lo que yo era como una maldición y aunque me amaba no pudo soportar la idea de tener que trasformarse ella y su descendencia en una bestia y aunque yo también la amaba, me debo a mi manada y las leyes que la rigen desde antaño, así que la dejé ir porque esa y no otra fue su decisión.
Te lo cuento todo porque quiero que entiendas que no soy solo aquello que ves, dentro de mi mora una bestia que es esclava de la luna llena.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Mar Jun 27, 2017 1:19 pm

Las palabras de Damon estaban plagadas de verdad, podía sentirlo, no la engañaba, pero con cada una de ellas tenía la sensación de encontrarse en un sueño irreal e imposible. Nadie en su sano juicio creería esas historias de bestias sanguinarias y maldiciones, y Brianna no se caracterizaba por ser muy fantasiosa, al contrario, pecaba de racional. Pero sabía que el conde no estaba inventando locuras, todo era cierto, y en ese instante podía comprender perfectamente la reacción de la prometida de Damon.

Tardó unos minutos en reaccionar, y cuando lo hizo, habló lentamente. Siempre había sido una mujer prudente, juiciosa, y que no se dejaba seducir por la apariencias, que bien sabía que muchas veces eran sólo una cáscara vacía.

Damon... hemos llegado muy lejos. Yo te he contado el secreto que nadie más sabe, y tú me has contado el tuyo. Confío en ti, sé que protegerás mi vida y la de Elaine, sé que todo cuanto me has dicho es sincero y no dudo de lo que sientes. Pero tengo que entender mejor lo que me estás diciendo. No voy a salir corriendo... cuando me dijiste antes que querías que este intento saliera bien...yo también lo deseo. Pero esto que me has contado me sobrepasa ahora mismo. Estoy cansada, me duele todo el cuerpo y no soy capaz de pensar con claridad. Me quedaré contigo, si no te supone un problema... porque no quiero juzgar lo que no conozco, no quiero echarlo todo por la borda sin saber realmente lo que me perdería. Sólo te estoy pidiendo que me dejes conocer tu mundo para decidirlo. Sea como sea, tienes mi silencio garantizado como yo tengo el tuyo.

Brianna no era de creerse historias supersticiosas, chismes ni tonterías, no era nada fantasiosa, al contrario, pecaba de responsable y sensata. Aquella confesión la había dejado a cuadros y su cerebro exhausto no podía procesar tal información. Subieron de nuevo a la planta baja de la mansión y Brianna tomó la escalera hacia su cuarto.

voy a darme un baño y... hablamos luego.— necesitaba quitarse la sangre reseca, el olor a mugre de aquella mazmorra donde había estado encerrada y sumergir su cabeza en agua, a ver si ésta disipaba las extrañas sensaciones que tenía encima.

Un par de horas más tarde apareció en el cuarto de Damon, llamando a la puerta suavemente. Sobre su camisón largo llevaba la bata de seda y el pelo aun un poco húmedo colgaba ondulado sobre su espalda. Había estado pensando en sus palabras. Su prometida se había negado a ser convertida y convertir a sus hijas también, como mandaban las leyes de esa manada. Podía entenderlo, que te conviertan en una bestia salvaje no es plato de buen gusto, pero antes de decidir nada quería saber en qué consistía ser un licántropo de verdad.

Entró en el cuarto con la intención de dialogar, de averiguar más cosas para sacudirse de encima la sensación de que estaba atrapada de nuevo contra la espada y la pared, pero lo cierto es que estaba exhausta. Estaba cansada de tanto luchar, de que cuando por fin algo parecía ir bien, se torciera irremediablemente. ¿Por qué no podía estar con Damon como cualquier pareja normal? Sin mediar palabra se abrazó contra él, sólo quería sentir su piel, su calidez, su abrazo fuerte que borrase de un plumazo las dudas, sus labios que le contasen a besos que todo iba a ir bien, que no había razones para preocuparse, aunque las había, y muchas.

No quería ser débil, pero estaba al borde de un abismo, y no quería saltar a él sin darse primero la oportunidad de disfrutar de un poco de esa sensación de seguridad que él siempre transmitía.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Miér Jun 28, 2017 7:03 am

Mi parda mirada se centro en la ajena, podía ver el desconcierto en sus ojos, ella era una mujer madura, no una chica alocada a la que incluso el hubiera podido atraer la idea de enredarse con una bestia.
La veía dudar, como si no pudiera creer que ese hombre con el que se sentía segura y del que había visto muchas cosas fuera capaz con las garras de destruir la piedra de aquellas mazmorras.
-No tienes que responder ahora -aseguré inmóvil, sin acercarme pues no quería intimidarla.

Ella guardó silencio, medito lo que iba a decir y a decir verdad ninguna de esas palabras se me antojo alentadora.
Decía que lo tenia que pensar, que ahora mismo darme una respuesta le resultaba imposible.
Supongo entendía que si de verdad quería intentarlo aun sabido el monstruo en el que me trasformaba en luna llena, eso la llevaría a tener que asumir las leyes de mi manada.

Asentí, ni siquiera habíamos hablado de esas reglas ¿para que? Antes tenia que asumir lo que era.
El silencio de los secretos ajenos fue nuestra silenciosa promesa, por supuesto que nunca delataría a Elaine, tampoco a ella, mi palabra era sincera, tanto como los sentimientos que despertaba en mi esa mujer.
Los dos eramos personas adultas, los dos habíamos sufrido y ahora era tiempo de reflexión, mejor dejarlo aquí, si no estaba preparada para seguir andando de mi mano.

Subimos de nuevo a la planta principal de la casona, allí nos despedimos ,ella quería tomar un baño y ocuparse después de los pequeños, yo tenia bastante trabajo en el despacho, así que pasamos prácticamente todo el día sin cruzarnos.
Después de la cena me despedí de Lobbo que jugueteaba entre mis piernas mordisqueando la funda de la daga que siempre guardaba en mi cinto.
Reí feliz sacudiéndola de arriba a bajo como si fuera un guerrero, era bueno que empezara a familiarizarse con todo aquello que marcaría su sino por y para siempre.

Mildred se lo llevó cuando yo me levante para retirarme a mi cuarto.
Me di un buen baño en la tina, me puse unos pantalones cómodos, listo para irme a la cama cuando escuché la puerta abrirse, mis ojos se desviaron hacia ella, incrédulo de ver la pequeña silueta de Brianna colarse por la rendija del portón cerrándolo tras su paso.
Ladeé la sonrisa, sus pies descalzos atajaron la distancia que nos separaba, su pecho contra mi espalda, sus labios en mis omóplatos.
Cerré los ojos escuchando sus palabras antes de darme la vuelta para enfrentar los pozos de su mirada.
-Seamos hoy Damon y Brianna, olvidemos los secretos de uno y otro -susurré contra sus labios antes de colisionar suavemente con ellos.
Mi lengua se adentro en el precipicio de sus labios, su boca se entreabrió, acariciándose, un beso húmedo, dulce que cada vez se torno mas apasionado.
Mi mano en la parte baja de su espalda orillandola hambriento de su cuerpo, hacia demasiado que no sentía su piel cálida contra mi cuerpo y este reaccionaba ante la clara cercanía de la dama.
Mi cuerpo se tenso cuando mis manos zigzaguearon hasta sus nalgas, la eleve, nuestras bocas seguían perdidas en un duelo en el que la luna y el sol se retaban.
Sus piernas enredadas en mi cintura como la hiedra, sus caderas danzaban, eramos tan solo un hombre y una mujer que se deseaban.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Miér Jun 28, 2017 4:43 pm

Se dejó arrastrar por los instintos, que le gritaban que no se alejara de él, que no huyera como llevaba haciendo desde que Elaine llegó a su vida. Creía que huía del barón d'Entourage, que huía de la sociedad injusta que la relegaba a una clase social inmerecida, que huía de la humillación y del destino fatal que se le reservaba a una joven sin dinero... pero no era del todo cierto, huía también de ella misma. De sus sentimientos, tenía pánico de sentir, de volver a abrir su corazón y no poder recuperarlo. Pero ya era tarde, lo había puesto en manos de Damon y la revelación de su naturaleza no había cambiado la necesidad, el impulso que sentía de estar con él, de seguir por ese camino juntos. La charla anterior no cambiaba el hecho de que ya le había entregado su corazón y no quería recuperarlo.

No se sentía con más fuerzas para huir ni aguantar firme, necesitaba fundirse en su abrazo, beber de sus labios y por unas horas, pensar que todo aquello tendría alguna salida, alguna solucion que ahora no era capaz de ver.

Acarició sus mejillas con las manos mientras la besaba y se enroscó en su cintura como una enredadera. Acto seguido se vio tendida sobre el lecho, con el peso de Damon sobre su cuerpo, menguado por el apoyo de la rodilla para no aplastarla. Lo deseaba como se desea el fuego en los fríos días de invierno, quería que la incendiase más de lo que ya estaba, y arrasase con todo.

llévame hasta el nirvana Damon...nada tiene sentido ahora... sólo tú...— su vida iba de despropósito en despropósito y de calamidad en calamidad. Para una cosa buena que le sucedía... se aferraría a él como un náufrago a un cabo de un bote salvavidas. Y mañana sería otro día.

Desabrochó su camis alo justo para sacársela por la cabeza y se desató a ella misma los cordoncillos que cerraban su camisón.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Jue Jun 29, 2017 3:47 am

Abrí los ojos cuando los primeros rayos del sol entraron por el postigo de la habitación, me removí ligeramente estirando los músculos adormecidos.
Una sonrisa se instauro en mis labios al percatarme de que Brianna dormía plácidamente sobre mi pecho, habíamos pasado toda la noche enredados en el otro, no hubo mucha conversación, no la necesitábamos ninguno de los dos.

No tardó en abrir sus faros y yo en apartar la tupida manta de encima de nuestros cuerpos.
-Buenos días Brianna -susurré acortando la distancia que separaba nuestros labios -vamos perezosa creo que tienes un viñedo que sacar adelante.
Había tomado la decisión que nada, ni nadie podría hacer que esa mujer que valía para ser una gran líder se quedara encerrada en casa pro miedo a lo que pasara.
Si algún día nos convertíamos en un matrimonio, ella seria un alfa, no iba a dejar que nadie la amilanara.

Le apreté las nalgas con las manos atrayendola contra mi, un beso húmedo marco un buen despertar para los dos.
-Hable ayer con dos de mis hombres, se convertirán en tu sombra, te aseguro que nadie podrá volver a tocarte y ahora que conoces nuestro secreto no hay motivo para que tengas que dormir en aquel caserón ,así que iras y volverás con ellos.
Aquí estarás a salvo, junto a mi, tu lugar -aseguré hundiendo mis pardos en los suyos.
Mildred hoy va a llevar a los niños al lago, quería preparar unos bocadillos y pasar allí la mañana y parte de la tarde.
Yo tengo que ir al banco para tratar unos asuntos..no me demoraré demasiado, así que creo podre llegar a la casona antes de comer. Si te parece pasamos la tarde justos..ya sabes..creo que tendrás preguntas que hacerme.
Insisto en lo de dar mi apellido a tu hija, no veo como podría estar mas protegida que siendo una Landvik.
Ademas hay algo que quiero comentarte, esta tarde, sin prisa, con una copa de vino ¿te parece?

El día paso como tenia previsto, así que antes de la hora de comer mi montura azabache y yo nos adentramos en el viñedo.
A lo lejos podía ver a Brianna hablando con el capataz, tratando de resolver seguramente algunos de los problemas que pudiera la finca ocasionar.
Los dos lobos vigilaban cada movimiento, ladeé la cabeza al ver el miedo que la guardia puesta sobre la dama creaba al resto.
Nadie volviera a osar tocarla, sobre mi cadáver pasaría.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Jue Jun 29, 2017 5:20 pm

La noche le había regalado un nuevo abrigo de piel, el de la de Damon, que era mucho más valioso que uno de visón. Para ella esa sensación de seguridad, incluso con todo lo que estaba pasando, no tenía precio. Entre sus brazos los problemas menguaban hasta casi desaparecer. Su aliento le insuflaba la fuerza necesaria para dejar a un lado sus desgracias y sus miedos y sacar a la Brianna luchadora y decidida que había bajo tanto peso aplastándola.

La despertó con un beso y con palabras de aliento, pero sin dejar de ser inflexible: quería que ella gobernase ese viñedo, y la haría volver cuanto antes. Tenía toda la razón, nadie mejor que ella podía saber de los entresijos de las bodegas y por ser mujer, extraña y madre soltera, la habían intentado fulminar. Si no volvía y se imponía, y demostraba que nada la iba a mover de allí...no lo haría nunca. Era el momento de centrarse en los enemigos externos, la vida en general, y olvidarse de su peor enemigo: ella misma.

Quedaba el asunto de la licantropía, pero Damon parecía resulto a hablar, a explicarle todo lo que ella quisiera saber, a ser razonable y a intentarlo. No sabía qué pensar al respecto, pero prefería no conjeturar sobre el asunto de la conversión, la maldición, la obligatoriedad… porque no sabía hasta qué punto todo eran desventajas o no. También había oído que eran criaturas más longevas, resistentes a las enfermedades de los humanos… y una pequeña idea se iba agitando en su cabeza, pero no se atrevía a pensarla. Por lo pronto necesitaba volver al viñedo, y así se hizo.

Habló con el capataz sobre lo ocurrido dos días antes y le puso al corriente de su decisión. Los culpables de aquel atropello abandonarían las propiedades de Landvik, porque no quería traidores en sus filas, pero sus familias podían quedarse y seguir trabajando si así lo deseaban, con un sueldo justo y con las mismas obligaciones que tenían antes. No habría represalias. Si dentro de unos años, demostraban haber sido leales a quien los empleaba, reconsideraría emplearlos de nuevo si ellos quisieran, pero estaba demasiado reciente como para confiar en que no volverían a hacerlo.

Por otro lado, le informó de que aquellos dos hombres eran ahora su sombra y sólo responderían ante ella. Revisó las tareas que estaban pendientes, los libros de cuentas y el avance de los trabajos. Dejó órdenes claras de lo que quería y se despidió del hombre, que sabía que no había actuado del todo bien, porque aunque defendió a Brianna y trató de hacer razonar a los atacantes, no fue demasiado firme, pero la mujer se lo había perdonado y lo mantenía en su puesto. Tenía que reconocer que Brianna sabía lo que se traía entre manos, y que era muy concienzuda y trabajadora. No era la típica señoritinga caprichosa y superficial. Lo cierto es que estaba a la altura de los antiguos patrones Bregenac, no de los herederos, que no tenían ni idea y lo mejor que pudieron hacer fue vender la propiedad.

Regresaron a la mansión después de comer y Brianna fue en busca de Damon, le había dicho que hablarían por la tarde entre dos copas de vino, que había algo que quería comentarle. ¿Qué sería? había insistido en darle su apellido a Elaine, pero Brianna no quería exponer a la niña a los peligros de ser conocida o estar en el punto de mira si su relación con Damon no salía bien.

Quedaban en el tintero otras cuestiones, un poco secundarias, pero que también debería hablarlas. Le pidió que la entrenara, al menos como autodefensa, y eso quería hacerlo, porque no se sentiría segura mientras un tipo la pudiera tumbar de un puñetazo. Y por otro lado, hablando de entrenamientos…¿qué pintaba la mujer de cabellos oscuros en la vida de Damon? cuando le dijo que Ariyne se instalaría allí, su tono fue enigmático. Dudaba que fuera sólo una persona que pasaba por allí.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Vie Jun 30, 2017 6:23 am

Tomé una botella de vino tinto de la misma bodega de la que eramos dueños, dos copas y salí a su encuentro con una sonrisa ladeada.
-¿Vamos a pasear por el jardín? -le pedí ofreciéndole el brazo para que me acompañara.
Caminamos bajo un túnel repleto de jazmines, pequeñas flores blancas que desprendían un olor suave.
Al otro lado una fuente de piedra blanca con una doncella y una gran jarra de la que salia un chorro de aguas cristalinas, un banco frente a la fuente y todo repleto de una combinación de rosas blancas y rojas.

Tomamos asiento, repleté sendas copas tendiéndole una a Brianna, durante el camino habíamos hablado de banalidades, nada de trabajo, porque en esta ocasión no quería ser su jefe, si no mas bien el hombre con el que se enredaba pro las noches, ese con el que parecía querer algo mas que solo eso, noches.
-Brianna -llamé su atención hundiendo mis pardos en sus verdes -sabes lo que soy, no solo un hombre normal y corriente. Aun así, no has salido corriendo, sigues aquí, a mi lado y teniendo en cuenta que eres una humana que no sabia nada de este mundo sobrenatural al que pertenezco mereces todo mi respeto.

Ladeé la sonrisa llevando mi mano a su pelo para apartarlo tras la oreja, mis dedos se deslizaron por su piel, sus labios.
-Lo que quiero decirte es que si te plantearas algo serio conmigo, ya sabes...ser pareja -sonreí llevando mi mano a mi pelo negando -que malo soy para esto -añadí -lo que quiero decir es que me gustaría hacer oficial esto, no soy un niño para ir ocultando mi amor por ti. Es evidente lo que siento, no eres una noche, quiero una vida y ahora que sabes lo que soy...esta en tus manos darme una respuesta.
Se que tendrás muchas preguntas, pero voy a contarte las partes buenas de lo que soy.
Tengo bastantes mas años de lo que crees, envejezco mucho mas despacio, mis sentidos están agudizados, todo lo siento con mucha mas intensidad, mis heridas cierran mas rápido y las enfermedades no me alcanzan.

Pude ver sus ojos centellear, sabia lo que estaba pensando en ese momento.
-Si, si mordiera a tu hija estaría curada por completo, seria una niña sana, feliz pero un licantropo. Una bestia esclava del la madre luna. Para mi esto es un don, vengo de un linaje de licantropos y tu hija podría ser la mía.

No quiero que tu respuesta quede supeditada a encontrar una cura para Elaine, la convertiré de todos modos si me lo pides yo seré su alfa, su mentor y si me dejas también su padre.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Vie Jun 30, 2017 7:23 am

No negaría que lo había pensado. Su hija estaba condenada a morir antes de tiempo, todos los doctores habían dicho lo mismo, apenas le quedaba pulmón sano como para aguantar otro invierno, la sacudida de un miserable resfriado podría matarla. La vida a cambio de ser sobrenatural...¿acaso no era un precio razonable? ella no era devota, no creía demasiado en los dioses, así que no espraba los milagros, había rezado tanto en su vida que podría haber llenado las horas de otra vida entera. Y sus súplicas nunca fueron escuchadas, Elaine se moría poco a poco y lo veía cada día. Era su madre, y una madre haría cualquier cosa por sus hijos. Quizás la llamaran loca, o perturbada por transformar a su hija en una bestia maldita por la luna, pero prefería tenerla viva y sana 29 días al mes que no tenerla. Aunque eso le costase su propia vida. ¿Sería capaz de condenarla por su egoismo de no dejarla marchar?

Damon... les pregunté a tus hombres sobre su conversión y me dijeron que a veces no va bien, que a veces el humano muere en el proceso, que hay que ser fuerte...y Elaine no lo es, está muy enferma, es un riesgo muy grande y no puedo decidirlo así sin pensarlo...Pero sí, quiero tenerla conmigo, sé que no sobrevivirá a otro invierno y no me imagino mi vida sin ella, es demasiado dolor sólo de imaginar.— cazó su manos entre las suyas y miró al cielo un instante, había guardado dentro tantas emociones durante tantos años, que en esos días poder compartirlas con él le resultaba una liberación y por otro lado, se sentía extraña al hacerlo.— Que Dios me perdone si existe, pero por muy feroz que sea la bestia de la luna llena, yo sólo te veo a ti. Eres un hombre excepcional, y aunque todo esto me produce muchas dudas, lo que no dudo es la clase de persona que eres, y sé que podré amar cada uno de tus matices conforme los descubra. No me importa cuántos años tengas, o si te faltase un brazo... lo importante no está en lo que se ve, sino en lo que hay dentro. Y no sé hasta qué punto esa bestia eres tú porque jamás he visto a un Damon Landvik que me haya hecho temerlo. No me cabe duda de que la bestia será espeluznante, pero...mi vida ha sido un calvario y ninguna bestia se encargó de ello, los humanos a veces somo mucho peores.

Se abrazó a Damon apoyando la mejilla en su hombro. Tan sólo necesitaba un poco de tiempo para decidir qué hacer con Elaine, y qué hacer con su vida, aunque se inclinaba a quedarse y probar suerte. Había muchas clases de miedos y cada cual tenía los suyos, pero los de Brianna no llevaban el nombre de un lobo, sino de una bacteria, de una enfermedad que podía arrebatarle lo que más quería en el mundo. Llevaban el nombre de Soledad, Hambre y Resignación.

Uno de los guardaespaldas de Brianna apareció en el jardín carraspeando. Necesitaba decirle algo con urgencia.

disculpe señorita...ehm...señor. Mildred la requiere de inmediato, al parecer la señorita Elaine no se encuentra bien.

Brianna se despegó de Damon con un respingo. ¡¡Elaine!! se levantó rápidamente y corrió lo más rápido que podía en busca de su pequeña, la cual había sido instalada en su cuarto, en la cama. Al parecer la noche en el calabozo de la casona había hecho mella en ella, en su frágil salud. Había tenido un ataque de asma cuando Damon la rescató, y al parecer la medicina no había surtido el efecto esperado. La angustia se apoderó de ella, si Elaine moría por culpa de aquellos paletos supersticiosos y aquel cura infecto, no sabía de qué sería capaz.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Vie Jun 30, 2017 9:31 am

Escuché las sensatas palabras de Brianna, cierto era lo que mis hombres le habían contado, la trasformación no estaba exenta de riesgo, todo lo contrario. Elaine ya era una niña débil, tocada por la enfermedad y sabia sobradamente que convertirse en lo que eramos nosotros le iba a suponer un reto, uno que si superaba ganaría la batalla a la muerte.
Entendí su necesidad de pensar las cosas, no teníamos prisa, ni por formalizar lo nuestro si eso era realmente lo que al final deseaba, ni para trasformar a la pequeña, mientras no nos convirtiéramos en marido y mujer, nada la obligaba a asumir las leyes de mi manada.

Tiré de su cintura rodeando su menudo cuerpo entre mis brazo, mi cabeza se hundió en su cuello para dejar un reguero de besos tibios por este, sinceramente me importaba y pensaba darle ese tiempo que necesitaba.
Alcé la cabeza al escuchar los pasos de uno de los míos, su aura venia encendida, algo sucedía, me puse de sobre alerta, pero Francesco pronto nos saco de dudas, Elaine había sufrido una recaída.

Brianna salto de mis brazos, podía ver su miedo reflejado en los faros que se apagaban.
Me puse en pie rodeando su cintura para ayudarla, justos rehicimos el camino por el jardín regresando así rápidamente a la casona. Pedí a Francesco que fuera a por el doctor, era muy urgente, se le pagaría cuanto pidiera, pero lo quería allí ya.

Entramos juntos en la cámara de Elaine, estaba tumbada, con su pelo castaño claro esparcido en forma de abanico sobre la almohada. Mildred limpiaba su frente del perlado sudor que resbalaba por ella mientras la pequeña respiraba muy lentamente y sollozaba fruto de la desesperación de sentirse ahogada.
Los lobos como todo animal salvaje teníamos la facultad de sentir de cerca a la muerte, Mildred y yo cruzamos miradas, esa niña no pasaría de la noche.

Me senté al otro lado de la cama, Brianna aferraba su mano, ocupando la posición de Mildred para aliviarla.
-Elaine, ¿sabes algo? La yegua blanca del establo esta preñada, tendrá un potro posiblemente la semana que viene y como se que te gustan tanto los caballos he pensado que podrías ayudarme cuando se produzca el nacimiento, te lo regalaré para ti ¿que te parece? Podrás tener tu propio caballo.
Elaine sonrió asintiendo con la cabeza mientras trataba de enfocarme con la mirada.
-Ahora descansa pequeña -le pedí apartándole el pelo de la cara.
No se daban cuenta pero con las caras que todos llevábamos la niña se asustaba, necesitaba oír hablar de futuro, de esperanza.

El medico no tardo en aparecer, esperaba que lo que Mildred y yo notábamos fuera un error, pero pocas veces nos equivocábamos cuando la parca merodeaba en una habitación.
Observé al doctor auscultarla, su rostro reflejaba que nada bueno auguraba.

Acabado su trabajo, nos pidió salir junto a él de la habitación, así que rodeé con mi brazo la cintura de Brianna y salimos tras él para escuchar lo que el futuro le auguraba.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Sáb Jul 01, 2017 10:31 am

"...Puede despedirse de ella..."

Brianna no estaba escuchando ya. La voz del doctor le llegaba lejana, como en una pesadilla de la que no podía despertar. Vio su gesto grave al auscultarla, notó el pulso irregular bajo la piel de la pequeña, el color azulado de sus labios. Habían pasado mucho, habían superado crisis muy fuertes y salido de entuertos muy malos. Pero supo desde que la vio en esa cama, que era la última, que no habrían más después de esa. Había llegado el temido punto sin retorno, el que no debería haber llegado hasta el invierno, cuando la luz cayese temprano y el frío cubriese los campos de un manto blanco. En cualquier caso a Brianna se le hizo de noche de repente, se le hizo invierno en pleno verano. Elaine se moría, en unas horas dejaría de ver el brillo de sus ojitos verdes, de escuchar el sonido de risa y la forma en la que le decía "Estoy bien mami, no te preocupes".

Damon la sujetaba de la cintura y fue lo único que impidió que se fuera al suelo cuando las piernas dejaron de sostenerla, el dolor la golpeó tan fuerte que no podía controlarse. Se suponía que debía ser fuerte por ella, actuar como si no sucediese nada, como si no le quedasen horas...pero no podía. Era su hija, sangre de su sangre, su corazón, su alma, la luz de su vida y se apagaba. Las lágrimas comenzaron a brotar sin control mientras el médico les daba un frasco que llamó "dulce sueño". Era un opiáceo que aliviaría el sufrimiento y el ahogo sumiéndola en el sueño definitivo. Cuando el hombre se marchó Brianna apenas controlaba el temblor de su cuerpo cuando elevó los ojos hacia Damon.

no puedo... no puedo perderla...Damon... por favor... sé que quizás ya es tarde pero... por favor...sálvala...conviértela.

Quizás ya fuera tarde, quizás no sirviese de nada, pero ya no había nada más que perder. Se sintió hundida en la oscuridad, notaba la zarpa arañanado su alma y desangrándola. Siempre había sido fuerte, siempre había luchado por las dos, la había sacado adelante sacrificando su vida y su felicidad a favor de Elaine. Una sola vez se había dejado llevar, esa. Se había enamorado de Damon y sus actos habían llevado a los paletos supersticiosos a atacarlas, y la consecuencia directa de aquello era Elaine muriéndose en esa cama. Pero si no hubiera sido así, seguramente habría sucedido en invierno...y de no haber conocido a Damon no habría ninguna esperanza. Tenía que agarrarse a ella.

Intentó sacar fuerzas de donde fuera; se secó las lágrimas con la manga y tomó aire respirando hondo antes de entrar de nuevo en el cuarto de la pequeña. Se sentó a su lado sujetando su manita después de darle un beso en la frente.

Elaine...¿recuerdas el cuento en el que una princesa daba un beso a una rana y se convertía en un príncipe? la magia obró esa maravilla...vamos a probar una magia especial para curarte ¿de acuerdo? quizás te duela un poquito porque no es un beso, es un mordisco, pero no debes preocuparte ¿vale? yo estaré aquí contigo todo el tiempo.

La niña apenas abría los ojitos, le costaba mucho respirar y estaba muy fatigada, llevaba toda su vida preparandose para cada crisis. Le habló en un susurro a su madre.

No te preocupes mami...estoy bien. El cielo será bonito y está lleno de ángeles, no tengo miedo.

Brianna rompió a llorar en silencio rezando mentalmente, suplicando para que Damon se diera prisa y que funcionase.

Strong:



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Sáb Jul 01, 2017 12:34 pm

Lo que vi en su mirada fue desesperación, aceptaba que la convirtiera porque la parca la miraba de frente, porque esta noche seria la ultima que escuchara la palabra “ mama” si yo no intervenía.
La detuve antes de que se adentrara nuevamente en esa habitación, quería que entendiera las consecuencias de no dejarla ir.
-Brianna, esta muy débil y el proceso de trasformación como ya te han dicho es muy doloroso, sus huesos se quebraran, la fiebre aparecerá, perderá la noción del tiempo y el espacio y en esa ocasión incluso de su propia esencia, solo sera una bestia salvaje presa de sus impulsos ¿lo entiendes?

Ella asintió, creo que hubiera vendido su alma al mismo demonio si eso le hubiera dado la menos oportunidad de devolvérsela.
Asentí adentrándome en la cámara con ella, vi como Briana anegada en un llanto mudo le explicaba a su hija una historia sobre magia, príncipes y princesas, pero yo pensaba ser bastante mas sincero en este tema.

Me hice un hueco al lado de la pequeña, pedí que todos los allí presentes se fueran, solo Mildred permaneció en la habitación.
Elaine apoyó en mi su pequeña cabeza, mi pecho subía y bajaba rápido fruto del nerviosismo que me embargaba aunque fingía sentir calma.
Mucha era la responsabilidad que ahora mismo sentía sobre mis hombros, pues la vida o la muerte de la niña dependía de mi.
-Pequeña, no soy un príncipe si no un conde, y es cierto voy a morderte, porque ademas del hombre que ves hay una bestia dentro de mi, poseo un don que te voy a trasmitir.
Va doler, no te voy a mentir, pero te prometo que vamos a salir de esta habitación juntos ¿me has oído? Nunca mas me veras con los ojos que ahora me miras, seré tu alfa.
Dolerá, haz lo que tengas que hacer, no te resistas, cuanto mas libre dejes a la bestia, mas fuerte sera esta, no te contengas, rompe, desgarra, muerde, todo vale esta noche ¿me entiendes?

Mis ojos centellearon de un intenso tono ámbar, se clavaron en los de Brianna, esto no le iba a gustar, es mas, posiblemente después de esta noche no vería en mi el mismo Damon al que amaba, pero...era el único modo de hacerlo.
Mis colmillos crecieron a pasos agigantados, mi morro lo hizo con ellos, y un aullido ronco copó la habitación.
Elaine se asusto, no tenia fuerzas para moverse pero lo intento, tarde, mis manos se hundieron en sus pequeños brazos inmovilizándola, mi boca acortó la distancia que la separaba del hueco entre cuello y hombro y ahí hinque mis dientes por completo sajando su piel, inyectando mi ponzoña en ellas, el mordisco de un licantropo, ahora la maldición corría por sus venas, era cuestión de tiempo que el caos se apoderara de ella.

Gruñí contra su piel, sangre en mi boca, el pelo se agolpaba en mi rostro, las zarpas crecieron en mis manos, no era una trasformación completa, no era luna llena, fue lo que forcé para poder hacer mi papel.
Aflojé el mordisco, jadeé alzando la cabeza para relajarme un poco.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Sáb Jul 01, 2017 8:09 pm

Cuando Damon comenzó a cambiar Brianna lo observó todo con gesto desencajado, presenciar aquello era surrealista, y cuando vio como Elaine se revolvía y se asustaba, llevó sus manos a la boca para no gritar. Confiaba en Damon, sabía que él haría lo que debía hacer, pero el espectáculo era terrible, el pequeño cuello de Elaine sangraba y parecía que con esa sangre se le escaparía la poca vida que le quedaba.

Sintió como se le encogían las tripas y se vio tentada de lanzarse contra el lobo, de golpearlo y empujarlo para que se apartase de ella, pero cuando iba a intentarlo, entonces sintió los brazos de Mildred alrededor de los suyos sujetándola con fuerza y susurrándole.

shhhh...déjalo hacer...todo irá bien...

¿Bien? ¿Cómo podía ir bien aquello? se iba a desangrar!! se le iban a romper los huesos!!! Damon la soltó Y Elaine cayó en un profundo sueño, más bien un coma febril. Su organismo acababa de recibir el veneno de la licantropía y empezaba la reacción. El pulso se elevó, la respiración fue mucho más superficial, rápida y rítmica. Los músculos comenzaron a susfrir espasmos y la fiebre se elevaba por segundos. Brianna no podía creer aquello. ¿Qué había hecho? parecía que estuviera poseída. Las convulsiones fueron más fuertes y su pequeña anatomía se doblaba como un junco al paso de la corriente, sólo que en posturas y ángulos imposibles. Escuchó crujidos con horror...¿eso eran los huesos? De la garganta de la niña sólo salían roncos gruñidos y quejidos, no era su voz, era como si algo dentro de ella estuviera pugnando por salir, como si desgarrase su pequeño cuerpo y quisiera salir afuera. Pero no podía apartar los ojos de la escena, era su pequeña la que estaba en esa cama luchando ahora por aceptar a la bestia, la única que podía salvarla y mantenerla a su lado.

Ciertamente el proceso era horrible, doloroso, haberlo visto le había creado un trauma que le costaría superar. Mildred la seguía sujetando y cuando el veneno de la maldición del lobo alcanzó su punto álgido y Elaine empezó a sacar espuma por la boca convulsionando fuertemente, Brianna cayó de rodillas en el suelo, no podía soportar verla sufrir así y no poder hacer nada.


Última edición por Brianna de Montreil el Mar Jul 04, 2017 8:45 am, editado 2 veces



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Lun Jul 03, 2017 4:16 am

La niña pronto cayo sumida en un sueño, casi inerte, ahora vendría lo peor, entre mis brazos convulsionó, la sujeté para que no se golpeara contra el cabezal mientras oía los huesos crujir, romperse salvajemente, sus gritos de dolor eran inhumanos pero todos habíamos pasado por ello.
Apartaba el pelo de su perlado rostro, me lanzaba mordiscos fruto de la bestia que empezaba a anidar en su interior y del dolor devastador que ahora mismo sentía en cada parte de su cuerpo.
-Tranquila pequeña, no luches, deja al lobo apoderarse de ti.

Sus dedos rasgaban mis brazos haciéndolos sangrar, heridas que se cerraban casi de inmediato.
Aullaba tirando espuma por la boca, su cuerpo tomaba posturas difíciles de acoger entre los brazos, como si el demonio la hubiera poseído.

Entendía la mirada que Brianna me dedicaba, estaba enfrentando a la bestia y sentía que en ese momento me odiaba, me hubiera matado si Mildred se lo hubiera permitido, pero este y no otro, era el camino si pretendía salvarla.
Quizás hubiera sido mejor idea pedirle que se fuera, pero no lo hubiera hecho y si hubiera muerto sin ella, nunca me hubiera perdonado ¿podría perdonarme ahora al ver lo que le hacia a su hija?
Ella no esta acostumbrada a esto, no lo ve como Mildred y yo..una transición, dura pero que la convertirá en algo mejor.

Su respiración ronca contra mi cuello, parecía poco a poco ir calmándose, aunque de vez en cuento aullaba de dolor por como sus huesos se quebraban una vez tras otra, estaba ya demasiado cansada como para atacarme, así que su cuerpo caía débil contra mis brazos.
Habían pasado horas, casi amanecía, todos en esa habitación estabamos destrozados.
-Brianna puedes acercarte -le dije finalmente cuando el peligro pasó -seguirá febril durante días, esto que has visto no será nada comparado con lo que vivirás en su primera luna llena. Bueno, lo viviré yo, ya no te pertenece, en luna llena es mía, soy su alfa y le enseñare todo cuanto debe saber para ser de mi manada.

Me alcé del lecho, había sido una noche muy complicada, se que Brianna no me miraba con los mismos ojos, pero eso seria algo que tendríamos o no que superar. Lo importante ahora había sido salvarla y eso lo había hecho, se la había devuelto.
Mildred acarició mi rostro viendo el cansancio en mi.

-Estaré en mi habitación por si tienes alguna pregunta, quiero dormir un par de horas, me espera un día duro de trabajo, tomate el día Brianna, iré yo al viñedo en cuanto saque un hueco.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Lun Jul 03, 2017 4:45 pm

Brianna corrió al lecho de su hija cuando Mildred la soltó. Se sentó a su lado y la abrazó contra su pecho acariciando su carita y dejando que las lágrimas rodaran mejilla abajo hasta estrellarse contra la piel de Elaine. Había sido un espectáculo dantesco, había sentido una cuchillada cada vez que la niña gemía y gritaba, cada vez que se le quebraba un hueso. Pero cada vez que lo hacía significaba que estaba viva...eso es lo que estaba repitiendo como un mantra cada vez...vive...está viva...

La abrazó durante horas, besando su frente, murmurándole canciones como cuando era pequeña y finalmente Elaine descansó. La transformación le dio una tregua, y aunque seguía con fiebre, respiraba tranquila y no tenía dolor.

Mildred se había marchado a poner orden en aquella casa, Lucille se ocupaba de Lobbo, las tareas de la mansión estaban asignadas y ejecutadas y Damon fue a hacer sus recados y atender sus obligaciones con diligencia a pesar de que estaba tan tenso y cansado como ella. Se durmió una hora y despertó desorientada. Elaine estaba mejor, la fiebre no era tan alta y dormía tranquila. Miró afuera y empezaba a oscurecer. ¿Desde cuando no probaba bocado? probablemente desde el día anterior en el desayuno. Salió un momento de la habitación rumbo a la cocina, tenía el estómago cerrado, pero si quería ayudar a su hija necesitaba tomar algo o desfallecería. La cocinera le preparó un vaso de leche y unas galletas, y probó a comerlas. Sólo pudo con dos, pero ya era algo para poder seguir en pie. Se apresuró a acabarse el vaso de leche y subió de nuevo, encontrando a Mildred sentada al lado de Elaine. No le hacía falta saber lo que le estaba diciendo, ella se ocuparía y la vigilaría para que pudiera ir en busca de Damon, tenían una conversación pendiente. Esa mujer era como una madre, Brianna le murmuró un "gracias" al que ella respondió con un leve movimiento de cabeza para que se marchara.

Sentía el cuerpo agotado, pesado, dolorido de la tensión, la cabeza le iba a estallar. Tenía los ojos hinchados y enrojecidos y su ánimo había estado arrasado durante horas. Pero ahora que veía a Elaine respirar, algunos de esos nudos empezaban a aflojarse. Seguía habiendo esperanza, quizás lo consiguiera y todo aquello hubiera servido para algo.

Llamó quedamente a la puerta del despacho de Damon, por la rendija de la puerta se veía luz y supuso que estaría allí. Entró y cerró tras ella. Había presenciado cómo las manos del hombre daban paso a garras y cómo sus colmillos crecían para morder y desgarrar. Había dejado que convirtiera a su hija en una bestia como esa...pero estaba viva, por el momento. Y como le dijo, en ese instante no veía bestias, sólo a Damon. Recortó la distancia que los separaba y sin mediar palabra se abrazó a él musitando contra su pecho.

gracias... Elaine sigue viva gracias a ti... ha sido horrible, pero más horrible es la idea de perderla.— desenterró la cabeza de su abrazo para mirarlo a los ojos.— sé que cuidarás de ella, yo le di la vida, pero tu le has dado una nueva.

Volvió a abrazarse a él, necesitaba sentir sus brazos alrededor, su calor cercano, su fortaleza de roca en la que podía apoyarse. Todo había sido surrealista, terrorífico, pero era tal su empeño por conservar a Elaine, que no se había parado a pensar en nada de todo aquello, en los detalles de lo que implicaba ser un licántropo, en la peligrosidad de serlo. Quizás estaba siendo una inconsciente, pero no veía a Damon ni a Mildred como bestias, es todo cuanto podía decir. Si a ella le pasaba algo, prefería mil veces que ellos criaran a Elaine y fueran su ejemplo, que su porpio padre con todos sus títulos nobiliarios y toda su humanidad intacta. Los seres humanos despreciables le parecían mucho peores que aquella criatura salvaje que había atisbado en la habitación. Las bestias eran presas de su naturaleza, los humanos siempre podían decidir, y muchos elegían hacer daño. ¿No era acaso peor?

Las dudas seguirían allí por la mañana y al día siguiente, pero en ese momento sólo necesitaba el consuelo de su abrazo y que las horas pasaran rápidamente a favor de Elaine. Jamás hubiera pensado que sus vidas darían ese giro, ya tendrían tiempo de asimilarlo, ahora sólo quería ir paso a paso, y el primero era que la niña despertase curada.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Mar Jul 04, 2017 4:30 am

El día me mantuvo lejos de la mansión, ocupado no solo en comprobar que los hombres del viñedo estaban rindiendo, si no ademas en acudir a varias reuniones sobre otros negocios que llevaba en rueda por París.
Comí con una vieja conocida Italiana que casualmente había acudido a París para conocer sus monumentos, viaje de placer, su saneada economía le permitía viajar muy a menudo.
Me puso al corriente sobre algunos cambios que por Italia se estaban produciendo, así como me aseguro que se me echaba mucho de menos.
Su marido y yo eramos viejos conocidos, otro licantropo como yo, pero de otra manada distinta.

Tras acompañarla caballerosamente a descubrir algunas partes de la ciudad que la dama aun no había visitado, la deje en su hotel y regresé a la mansión para continuar con la inmensidad de documentos que tenia sobre la mesa de mi despacho.
Lo primero que hice nada mas entrar fue preguntarle a Mildred por el estado de Elaine, me dijo que seguía viva buena sueña, y que su madre no se había despegado de su lado.
No quise entrar en la habitación, entendía que lo que había visto le supondría un trauma que necesitaría asumir.
Le pedí a Mildred que forzara a Brianna a ir a comer algo, conociéndola no debía haber probado bocado.

Subí a la habitación de Lobbo que jugaba contento y ajeno a todo. Daba patadas a un balón mientras reía dándose alguna culada que otra.
Ladeé la sonrisa revolviendole el pelo, le di un beso antes de despedirme de la doncella que lo cuidaba en ese momento.

Me senté en la mesa del despacho, pasaron horas hasta que la puerta se abrió, estaba bastante cansado, pero tenia que terminar unas cosas antes de ir al lecho.
Alcé la mirada chocando con los faros de Brianna, me alcé recogiendo su cuerpo entre mis brazos, sonreí contra su pelo acariciando su espalda despacio.
Quería un momento de descanso, también yo lo necesitaba.
-Creía que no vendrías después de lo de anoche -confesé mi miedo cuando sus esmeraldas se alzaron.

Tomé su mentón con mi mano, atravesé el precipicio de sus labios con mi lengua, un beso lento, húmedo, necesitado que acabó arrancándome un jadeo ronco, gutural que le mostraba mi estado en ese momento.
Sonreí contra su boca mi alzada hombría contra su vientre lo decía todo.
-Aun no esta fuera de peligro Brianna, pero sigue viva y eso es buena señal -susurre apartando le pelo de su rostro -ven conmigo a la cama, pasemos la noche juntos, si sucede algo Mildred nos avisara, los dos necesitamos descansar -musite volviendo a enredarme en su boca.

Aun teníamos mucho de lo que hablar, hasta ahora siempre me había esquivado, yo era paciente, le daba tiempo a que decidiera, pero ahora Elaine era en parte de ambos, cuando despertara yo seria su alfa, entre los dos la relación cambiaría, se estrecharía, ahora ella también era mi familia, mi responsabilidad.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Mar Jul 04, 2017 4:00 pm

Necesitaban descanso, ciertamente, pero Brianna no quería abandonar a su hija, nunca lo había hecho y nunca lo haría mientras le quedasen fuerzas y vida. Respondió al beso de Damon sin ascos ni desconfianzas, seguía siendo él, y no veía al monstruo por ningun lado, se dejó abrazar y acariciar el cabello como ya venía siendo costumbre. Esos pequeños gestos eran lo que llenaban sus momentos de vacío o dolor, esos pequeños gestos que iluminaban el día y regresaban a la memoria en forma de recuerdos entrañables.

me quedaré contigo un rato...pero quiero regresar con Elaine...¿y si se despierta? quiero estar ahí con ella, siempre he estado...— y si se despertaba tras algo tan traumático querría ver la cara de su madre, como es natural. Sus obligaciones familiares para ella no eran tales, era lo lógico y lo normal, porque amaba a su hija por encima de todas las cosas, y actuaría de la misma forma con el hombre al que amase, o con cualquiera que fuera su familia. Quizás no fuera la mujer más fuerte o la más valiente, pero cuando entregaba su corazón era al completo, con todo lo que suponía, y no habría sacrificio lo suficientemente grande que no pudiera hacer.

Lo acompañó al lecho y se dio cuenta que todavía seguía allí su camisón y su bata, mejor, así podría quitarse el vestido y el corsé, que lo llevaba puesto más de un día y le dolía cada punto de su carne donde las varitas rígidas se le clavaban. Se quitó la ropa y suspiró, pasando la mano por una zona enrojecida de la presión de la ropa y frotándola, estaba agotada. Cogió un reloj despertador que tenía Damon sobre una repisa y lo puso para que sonara un par de horas más tarde, podía permitirse un par de horas de descanso y prefería tomárselas con él.

Se acurrucó bajo las sábanas buscando su cuerpo y su calor y cuando lo halló acarició lentamente su mejilla, dibujando el óvalo de su rostro con la yema de los dedos y buceando en su profunda mirada. Buscaba las palabras adecuadas para expresar su inmensa gratitud con él, aunque Elaine no estuviera fuera de peligro aún. Quería encontrar las palabras que dijeran que no podría desearle a su hija un padre mejor que él, que no había mujer más afortunada en el mundo que aquella que recibiese un regalo como el que ella había recibido si todo marchaba bien. Y deseaba con todo su ser que así fuera, pero si no salía bien, igualmente sentiría lo mismo. Pero las palabras no llegaron a sus labios, porque abrumaban demasiado y apenas podía mantenerse serena, así que se lo dijo todo en un beso, uno largo y sentido, uno que expresaba todo eso y todas las emociones vividas hasta el momento, que no habían sido pocas. En aquel escaso tiempo compartido, todo había sido intenso a la vez que fluía con naturalidad, y el resultado era que quizás debería haber salido corriendo, debería haber olvidado que los licántropos existían, que alguna vez conoció a Damon Landvik el conde... pero lo que había hecho era poner la vida de su hija en sus manos y hacerla uno de ellos, y aceptar todo aquel mundo sobrenatural a palo seco y sin anestesia...porque se había enamorado de Damon.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Miér Jul 05, 2017 5:58 am

Brianna no cedió a mis ruegos, aseguró querer estar con su hija por si despertaba, algo que sinceramente comprendía bien, también yo quería verla despertar.
Mi deber como alfa era cuidar de los míos y esa niña se había convertido en parte de mi familia, para con ella tenia un gran deber adquirido, enseñarle a ser un lobo, a manejarse en el bosque, a huir del peligro y a enfrentarlo cuando no hay otro remedio.
Su niñez se iba a evaporar al mismo ritmo que su enfermedad, pronto tendría que aprender a menear las armas, entrenaríamos y estudiaría las leyes que ahora regirían su camino.

Mi manada prepara a sus niños desde su nacimiento como ahora estábamos haciendo con lobo, Elaine tendría que aprender mas rápido que ningún otro de los miso pues acababa de adherirse a la familia y Brianna tendría que terminar tomando una decisión.

Justos fuimos a mi dormitorio, no me di cuenta de lo realmente cansado que estaba hasta que caí sobre el lecho, un beso lento, húmedo, plagado de caricias, de sentimiento.
Tenia ganas de ella, pero estaba tan cansado que acabe durmiéndome sintiendo sus dedos deslizarse lentos por la piel de mi espalda.
Vanos mis intentos de permanecer con los ojos abiertos, esa mujer sabia exactamente lo que necesitaba, no solo cuidaba de su hija, también lo hacia conmigo.

Cuando abrí los ojos ella ya no estaba, apenas habían empezado a entrar los primeros rayos de sol por los postigos de la habitación.
Me alcé del lecho aun medio dormido, rasque mi pelo sin poder dejar de bostezar y caminé descalzo hacia la habitación de Elaine, intuía que allí estaría también Brianna.

La puerta estaba entreabierta, así que la empuje frotándome los ojos para encontrarme a las dos mujeres mas tenaces que conocía, velando el sueño de la pequeña.
Mildred se echo a reír por mi desaliñado aspecto y a su risa se unió la de Brianna.
Ni me había lavado, ni vestido, aun llevaba el pantalón cómodo con el que dormía.
-Eso reíros de mi, ¿tengo yo la culpa de acostarme acompañado y despertar solo teniendo que recorrer la casa para buscar mi beso de buenos días? -pregunté enarcando una ceja.

Me acerqué a Brianna depositando un beso tierno ne sus labios, frente a Milred no era necesario disimular lo que había entre ambos, de echo creo que la mayoría de mi manada ya era consciente de ello y se alegraban por mi.
Brianna era una mujer sencilla que no causaba problemas y se llevaba bien con todos los allí presentes, de echo sus escoltas hablaban maravillas de ella, decían que era tenaz, una luchadora nata y que algún día seria una buena alfa.
Todos daban por echo algo que yo por el contrario no tenia tan claro, no sabia si aceptaría ser una licantropo.
-Voy a vestirme -aseguré ladeando la sonrisa mientras Mildred me pegaba con la zapatilla para que me diera prisa -No sabes Brianna las veces que esta mujer me ha dado con la zapatilla cuando era niño -dije con picardia.

Eché un ojo a Elaine, tenia mejor aspecto, esperaba sinceramente que saliera de esta. Así salí de la habitación para dirigirme a mi cuarto y emprender mi dura jornada de trabajo, ahora con Brianna postrada al lado de su hija iba de culo, no solo tenia que hacer mis quehaceres diarios si no también ocuparme del viñedo.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Miér Jul 05, 2017 5:15 pm

Habían pasado la noche velando a Elaine, y a ratos conversando. Brianna le contaba a Mildred retazos de su vida, siempre llenos de anécdotas sobre la niña, que era lo que ella más quería en el mundo. A pesar de las duras condiciones en las que se habían visto, salieron adelante y Brianna no se quejaba por ello, sólo lo aceptaba como una parte de su vida en la que le había tocado lidiar con la adversidad, cada cual tenía su cruz, por eso ella no juzgaba a los demás. Nunca se sabe qué batalla puede estar librando el otro. Mildred también le contó algunas cosas, siempre había estado al servicio de los Landvik y no era una sirvienta más, era como de la familia, era en quien todos confiaban cuando Damon se ausentaba, era la voz de la experiencia y la razón.

Como persona sensata que era, Brianna se encontraba muy cómoda con esa mujer, que era como una madre, ya que la suya se había sumido en una profunda depresión y mutismo cuando murió su padre en la cárcel; otra carga más para ella. Ella le explicó los detalles de la transformación, en qué consistían una vez pasada la primera noche infernal, y le contó también algunas de sus costumbres. Ya que Elaine iba a ser un licántropo si superaba la dura prueba vital, quería saber qué debía hacer, porque desde luego haría lo mejor para ella.

Le había dicho a Damon que él le había regalado otra vida, y lo lógico es que aprendiese de su mano todo lo necesario para esa nueva etapa, donde ella no podía ayudarla. Aunque la mordieran, ella no tenía ni idea de lo que era ser un lobo. Estaba depositando toda su vida en las manos de Damon, pero confiaba en él. Sabía que era un hombre excepcional, honorable, trabajador, generoso... y además muy guapo. No podía creer que le estuviera pasando aquello. Si un año antes le dijeran que ahora iba a estar con alguien así y que su hija iba a ser un lobo, habría avisado al sanatorio mental para ingresasen al autor de tales desvaríos. Pero allí estaban, y no puedo evitar confesarle a Mildred esas confidencias.

En algún momento se quedó dormida, a ratos, y despertó con la primera luz. Mildred no se había movido de allí, pero ahora estaba dando cabezadas. Se levantó sin hacer ruido y le puso una manta sobre las rodillas porque estaba refrescando. Un rato después la mujer también se despertó y al poco entró Damon por la puerta y fue como si la estancia se llenara de luz, con sus bromas y su tono desenfadado. Le dio el beso de buenos días y no desaprovechó la ocasión para apretar su mano y acariciarla con sus dedos antes de soltarla y dejarlo marchar, tenía un día duro por delante. Si Elaine sobrevivía, se propuso trabajar el doble de duro para aligerar la carga de Damon, que tendría que enseñar a su hija además.

El día pasó lento, Mildred fue a realizar sus tareas y Brianna sólo dejó la habitación de Elaine para ir en busca de sábanas limpias para cambiarlas.Empezaba a caer la noche cuando la niña abrió los ojos. Brianna empezó a sollozar de pura alegría al verla despierta y consciente. Le explicó lo que había pasado y el por qué habían tomado esa decisión y la niña, que era mucho más madura de lo que cabía esperar a esa edad, asintió.

No te preocupes mami, has hecho bien, en verdad no quería morirme y dejarte sola, pero sabía que estabas asustada y por eso te dije que en el cielo estaría bien. Entonces...si ahora soy un lobo...¿podré aullar? ¿y correr por el bosque? eso estaría bien. ¿Las enfermedades ya no me afectarán?

Brianna no sabía qué responder a muchas de esas preguntas, asi que le dijo que mejor se las hiciese a Damon, pero ahora debía descansar y comer algo. Le trajeron un poco de sopa y por fin los nudos de tensión que ataban a Brianna se fueron deshaciendo lentamente.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Damon Landvik el Jue Jul 06, 2017 6:44 am

Nada mas entrar por la puerta de la mansión Mildred me llamó corriendo para que me reuniera con Brianna en la habitación de la niña.
Al parecer había despertado del profundo coma ,así que tenia muchas preguntas que hacer y que no habían obtenido respuesta.
Corrí escaleras arriba dando zancadas y me adentre por el portón de la habitación con la mejor de mis sonrisas.
Me acerqué a Brianna para depositar un beso en su mejilla, la cara de felicidad de la mujer era mas que evidente, el brillo de sus ojos lo decía absolutamente todo. Su hija se había salvado, su vida no correría nunca mas peligro por la enfermedad, aunque a partir de ahora otros peligros la acecharían en cada esquina.

Tomé asiento al borde de la cama mirando fijamente a la pequeña que con esos faros que ostentaba por ojos me miraba interrogante.
-Se que sientes algo raro ahora mismo que he entrado en la habitación. Soy el alfa y de cierta manera mi presencia intimida a los miembros de esta -dije con una sonrisa ladeada revolviendo su pelo ligeramente -pero tranquila no muerdo si me obedeces -bromeé antes de echarme a reír por la expresión que ponía su cara al escuchar mis palabras.

La mano de Briana se deslizo con tibieza por mi espalda repitiéndome en alto aquellas preguntas que la pequeña le había hecho y ella no había sabido darle respuesta.
-Podrás aullar a la luna cuando esta sea una dama blanca que corone el cielo, es decir, luna llena. Somos esclavos de ella, es decir, te guste o no, te convertirás cuando esto pase, así que has de asegurarte de estar  a buen recaudo esas noches.
Al principio Elaine seras incapaz de controlarte, tu instinto se apoderara por completo de tu razón, seras un animal salvaje con necesidad de libertad, de caza...te llevaras por delante todo lo que encuentres.

Acaricié sus pequeñas manitas que se removían nerviosas por todo aquello que oía.
-Elaine tu vida ya no sera como hasta ahora la conocías, la enfermedad a desaparecido, nunca mas formará parte de tu día a día y ademas ¿no notas nada distinto? -pregunté centrándome en ella -veras con mas nitidez, cosas que para otros pasaran desapercibidas. Ademas percibiras el aura de las personas, los vampiros la tienen pálida, los licantropos ostentamos tonos rojos, anaranjados dependiendo del poder que tengamos y los humanos unos tonos mas neutros. Escucharas mas y mejor, tu olfato estará mas desarrollado y ademas la madre luna te dará unos poderes que iras descubriendo con el tiempo.

Tampoco quería llenar su cabeza ahora de información, la mayoría de los niños de nuestra manada aprendían todo esto despacio, pero ella acaba de nacer a una vida nueva y tenia mucho que aprender.
-Te ayudaré en todo, no hay pregunta que no tenga respuesta, así que házmelas. También tendrás que aprender a luchar, hay gente que desea darnos caza pues nos considera bestias, pero ahora no te preocupes por ellos, disfruta de tu nueva vida...te lo mereces.

Mis ojos se alzaron hasta los de la mujer que amaba, no mostré muchos gestos de cariño, desconocía si su hija sabia lago acerca de nosotros y no me creía con derecho de ser yo quien se la descubriera.


Damon y Lobbo:


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Damon Landvik
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 237
Puntos : 241
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 06/06/2016
Edad : 281
Localización : Bajo las estrellas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Brianna de Montreil el Jue Jul 06, 2017 12:23 pm

La pequeña se había pasado la vida encerrada a resguardo, a caballo entre la cama y la fiebre, y por fin podría dejar eso atrás y ser libre; libre de mojarse bajo la lluvia sin miedo a enfermar, libre de correr sin sentir que los pulmones le ardían, libre de escoger un vestido blanco sin riesgo de parecer un cadáver.

Para ella, empezar una aventura tan enorme no era un problema, ni un miedo, era la gran oportunidad de su vida. Miró alrededor escuchando a Damon y percatándose de lo que decía, veía el aura de su madre, de un bonito color malva. Luego vio la de Damon en tonos anaranjados y rojizos, y la Mildred, entre burdeos y naranja. Escuchó con atención el bombeo del corazón de Brianna y el relincho de un caballo en los establos, casi al otro lado de la mansión.

No siento nada extraño contigo... en mi último cumpleaños pedí un deseo, quería un padre que me enseñara a silbar y ahora ya lo tengo.— le sonrió a Damon.— seré obediente y aprenderé todo lo que tenga que saber.— La niña estaba bien educada, su madre siempre le decía que no diera problemas, que no fuera una niña cargante y caprichosa. Además Elaine estaba ávida de probar cosas nuevas, de aprender, de vivir. Toda la vida que le había sido negada por su frágil salud, se la quería comer ahora que podía.

Brianna respiraba aliviada, escuchándolos hablar con naturalidad, era asombroso lo rápido que Elaine había aceptado su nueva condición, apenas en unas horas. Los niños eran increíbles, y esto le hacía pensar que a veces los adultos se complicaban la vida más de lo necesario.

Ciertamente su nueva naturaleza no estaría exenta de retos y escollos que deberían salvar, pero lo afrontarían juntos, como una familia. Como una familia. ¡Cielos! se veía a si misma con Damon y Elaine y Lobbo como una familia... eso significaba muchas cosas, pero sobre todo que inevitablemente estaban avanzando hacia algo tan grande y serio como compartir la vida con el ser amado.

Elaine se daba cuenta de la forma en la que se miraban y en cómo su madre se quedaba algo ensimismada cuando acababa de hablar con Damon. A veces pensaba que los adultos eran tontos, porque ambos se miraban de reojo cuando el otro no miraba pero luego no se decían nada. Fijó sus esmeraldas en Damon y después en Brianna para regresar de nuevo a los ojos del lobo.

Creo que los licántropos tienen otro poder que no has dicho.— Damon la miró extrañado.— creo que también puedo ver el futuro.— Brianna frunció el ceño alarmada, mirando al alfa. ¿Acaso también heredaban con la mordida habilidades de brujería?.— Cuando salgáis por esa puerta os vais a dar un beso y un abrazo...— se encogió de hombros.— podéis hacerlo ya, no hace falta ser un brujo ni un lobo para saberlo..— sonrió con una sonrisa pícara pintada en su dulce rostro, esa niña era más lista de lo que nadie pensaba.

Brianna sonrió ampliamente por primera vez en muchos días, Elaine no sólo estaba viva y curada, sino que estaba además empezando a ser la gran mujer que un día sería. Todos esos años de sufrimiento y abnegación la habían hecho más fuerte, más inteligente, más sensible e intuitiva que cualquier niño de su edad. Estaba tan orgullosa de ella, que no cabía en si. Apretó la mano de Damon y tiró de él para acercarse a su rostro.

pues si va a pasar igualmente...no hagamos esperar al futuro.— se mordió el labio inferior antes de besar a Damon, ahora estaba completamente aliviada, feliz, se sentia ligera tras haberse librado de tanto peso. No sabía lo que les depararía la vida, pero al menos ya sabía que su niña no padecería más tratando de existir y respirar.

Ya me encuentro bien, podéis ir a cenar y a dormir y... mami, deberías darte un baño. ¿Puede quedarse Mildred conmigo? en esa cama estará cómoda...

Brianna enarcó una ceja y miró a Damon divertida.— ¿Estás seguro de que el alfa eres tú? por esta vez creo que te haré caso, porque ciertamente necesito ese baño y un poco de descanso. Pero prométeme que si te encuentraas rara o te duele algo...me avisarás.

La niña asintió y se incorporó para cenar la sopa que le trajo Mildred, tenía un hambre de lobo...literalmente.



Brianna & Elaine:

avatar
Brianna de Montreil
Realeza Rumana
Realeza Rumana

Mensajes : 152
Puntos : 139
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2016
Localización : al lado del hombre al que ama

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rastrillo y la pala (Privado)(+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.