Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 08/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Among old friends

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Among old friends

Mensaje por Alondra de Castilla el Mar Mayo 02, 2017 9:16 pm

Mi mirada se encontraba fija en la invitación que se encontraba delante de mis ojos, una leve e imperceptible sonrisa se formó en mis labios: ésto podía ser interesante. Estaba mas que acostumbrada a asistir a fiestas celebradas por la nobleza, pero en esta ocasión sería aún mejor, lo presentía, una sonrisa de satisfacción tomó reemplazo de la anterior, pasara lo que pasara, fuera como fuera la fiesta a la que había sido invitada, iba a sacar provecho de esta ocasión. Era cierto que odiaba, o mas bien me molestaba el hecho de tener que verme rodeada de meros humanos, humanos sin ninguna pizca de poder ni de talento, pero éstos resultaban un mal menor, un daño colateral al que había que soportar con tal de poder conseguir de ellos cualquier cosa que me interesase. Si, fingía una amabilidad, una cordialidad y una bondad que lejos de sentirla, me provocaba una severa urticaria pero había aprendido con rapidez que la mejor manera de engañar, de encantar y encandilar a ese atajo de idiotas descerebrados que solo pensaban en ir de fiesta en fiesta, era fingir inocencia, dejar que se confiaran, que pensaran que te habían atrapado en sus redes para que no se dieran cuenta de que, en realidad, quienes habían caído en la trampa habían sido ellos. Sumida en mis propios pensamientos, mis pasos se dirigieron hacia mi alcoba, el lugar en dónde elegí un delicado vestido de tonalidades verde oscuro que se ceñía con suavidad a mi figura, una cadena enjoyada y adornada con gemas de una tonalidad verde mas clara, colgaba de mi cintura, balanceándose con gracia a mis movimientos. Una gema verdosa, colgada de una cinta de terciopelo, pendía de mi cuello y unos sutiles adornos decoraban mi brillante cabellera. Sin mostrar el mas mínimo apuro, me dispuse a dirigirme hacia la entrada, en dónde ya hacía alrededor de una hora que el carruaje estaba esperando, algo que en vez de apurarme, me divertía. Ignorando por completo las vacías palabras de elogio, permití que una de las doncellas que esperaban en la entrara colocara con manos temblorosas sobre mis hombros una capa oscura con ribetes de oro antes de que me metiera en el interior del carruaje. El viaje transcurrió sin problemas, en un silencio que era prácticamente una bendición, un silencio que tendría que dejar ir atrás en el momento en que bajara del carruaje. Tal y cómo había supuesto y tal cómo había anticipado, en el mismo momento en que la puerta del transporte se abrió el ruido de centenares de voces llegó hacia mis oídos, obligándome a mantener la expresión apacible, tranquila y serena que había adoptado en el interior del carruaje. Sin ni siquiera mirar al lacayo que me ofrecía la mano para ayudar mi bajada del carruaje, acepté la ayuda mientras agradecía mentalmente el hecho de que unos delicados guantes del mismo color de mi vestido se encontraran cubriendo mis manos y una vez estuve en el suelo, mis pasos se alejaron del carruaje, sin mirar atrás y con la cabeza en alto. Muy pronto me encontré en las puertas de entrada, en dónde entregué la invitación y fui anunciada por el lacayo que se encontraba en la entrada del salón, anunciando uno a uno los invitados. Por todos los dioses ¿tenía que tener precisamente una voz tan estridente? De nuevo, escondí con maestría mi desagrado, y mis pasos se adentraron en el salón, notando las miradas de aquellos que me conocían, miradas de admiración, respeto e, incluso en algunos casos, deseo; ante las cuales fingía no darme cuenta, a pesar de que si lo hacía. Mi mirada se desplazó por el lugar, con calma, cómo si simplemente estuviera admirando el salón, algo que distaba de la realidad: buscaba algo y a la vez nada, algo que pudiera llamar mi atención o algo que considerara digno de mi atención, algo que valiera la pena en medio de una multitud de... nada. Entonces, algo distinto llamó mi atención, una joven. Una joven que no parecía ser una simple y mera humana. Una imperceptible sonrisa se formó en mis labios y mis pasos se acercaron, errantes, en la dirección en la que se encontraba, ocultando el interés que ésta había suscitado en mi, si realmente ella era algo, si tenía algo especial en ella, estaba segura que vendría a mi encuentro.



♥:
avatar
Alondra de Castilla
Realeza Española
Realeza Española

Mensajes : 62
Puntos : 73
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 24/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.