Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 08/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




tic toc Jack Walsh

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

tic toc Jack Walsh

Mensaje por Jacques Louis Ensch el Jue Mayo 04, 2017 7:25 am

El sonar del viejo reloj de cuco invadía la sala, que normalmente solía encontrarse abarrotada. Arlette le había dejado entrar y le había pedido que esperase en la barra, acompañado del ya conocido Jack Walsh, un joven camarero que trataba de ocultar su pasado escondiéndose en el más turbio presente. Jacques no solía prestar demasiada atención al joven, pues a pesar de que para muchos parecía tener una vida de lo más atractiva, para él era sólo un cobarde. Los dedos del Vampiro chasquearon la barra de madera, que tenía una amplia capad e barniz tratado de salvarla año tras año para no cambiarla. No soportaba que le hicieran esperar, y Arlette sufriría las consecuencias. A no ser que una vez más fuese el idiota de Jack quien tuviese que hacer frente a las irresponsabilidades de su jefa.

Cuando Jack, que se encontraba bajo la barra, alzó la cabeza, se encontró con el vampiro acomodado en la barra, osbervandole de cerca - Darren - le llamó, esbozando una amplia sonrisa - Walsh - lo acompañó, marchando bien la W, moviendo sus labios en posición de 0.  Le hacía gracia ver lo nervioso que se ponía cada vez que le nombraba que sabía quien era, y que hacía allí. Que no fuera jamás de listo con él. Pero nunca le confesó que sabía quien era porque había vivido junto a su abuela muchos años, y había conocido a su madre.

Tiró su cuerpo hacía atrás, apartándose algo de barra - Vino - le ordenó, alzando la cabeza - El mejor - le recalcó. Mientras volvía a mirar el reloj con desden - Vais a acabar pagando ambos la demora - el comentario, casi murmurado, había sido más para él que para el camarero. Aun que nunca estaba de más dar un aviso. Observó al chiquillo preparar su pedido - Delicadeza, no escancies el vino - apretó su mandíbula y arrebató la copa de las manos del camarero, atrayendola hasta él.
avatar
Jacques Louis Ensch
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 29
Puntos : 21
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: tic toc Jack Walsh

Mensaje por Jack Walsh el Vie Mayo 05, 2017 1:39 pm

Agachado bajo la barra, rebusco en la reserva de licores que guardamos en la última estantería. De polvorientas etiquetas escritas a mano, son de los más selectos de la carta del Satine; caldos embotellados durante la época de mis abuelos, en lugares tan exóticos como América, India o España. El tiempo ha provocado que los cristales se hayan tornado opacos, impidiendo apreciar la tonalidad de su contenido tras el cristal. Oscuro y violáceo, matizado por los aromas de las barricas en los que han sido criados durante años. La mayoría de las botellas contienen sólo vino, el mejor que se pueda pagar con dinero. Traído de las bodegas de Versalles directamente al Satine. Sin embargo, otras contienen añadidos especiales, pensados para complacer las excentricidades de algunas minorías de clientes. Sangre para los vampiros, drogas para los adictos; venenos de larga duración, para casos extremos en los que nuestra integridad pueda verse en peligro. Son servicios exclusivos que, junto con la compraventa de secretos, me permiten engrosar mi ya abultada cuenta corriente. Y que, en parte, explican porqué el salón bar del burdel siempre está lleno, aun cuando el atractivo principal de éste se encuentra en las plantas principales del edificio.

Con la habilidad que confiere la práctica, mis dedos apartan delicadamente los cuellos de las botellas. El gesto me permite leer sus etiquetas sin necesidad de sacar cada una de ellas, ahorrándome tiempo y por lo tanto, dinero. Cada bebida servida significa un 2% añadido a mis ganancias, uno de los alicientes que Arlette concede a quien gestiona el tesoro del prostíbulo. Cada sonrisa esbozada, una posibilidad de ganar un nuevo cliente, y de extender un poco más mi red de intrigas y maquinaciones entre la población humana de París. Concentrado en la lectura -las letras no dejan de bailar ante mis ojos- no es hasta que escucho un chasquido que me percato de la presencia de un nuevo cliente. Uno cuyo rostro conozco demasiado bien, por pertenecer a un inmortal difícil de olvidar.

De modo que, tomando una de las caras botellas de vino, me alzo casi al instante por tal de no hacerle esperar. Jacques no es conocido precisamente por su paciencia, más bien por lo contrario; sabe lo que quiere, cuando lo quiere, y en qué orden lo quiere. Como sucede con la mayoría de inmortales, ha acabado por considerar al resto de seres humanos como mero decorado de su entorno. Ovejas de las que alimentarse, a las que utilizar cuando la situación así lo rquiera. Y desde luego, las ovejas no pueden ser atendidas antes que él. Lo que ha provocado situaciones verdaderamente desagradables, las escasas ocasiones en que las chicas han osado atenderles antes que a él.

Esbozando mi mejor sonrisa, descorcho la botella, obviando su burla cuando me saluda utilizando mi nombre real. Por alguna razón que se me escapa, el vampiro lo conoce, pese a no quedar vinculación alguna con mi pasado. La primera vez que me llamó Darren, la sangre se me heló en las venas; creía que era un enviado de mi padrastro, que por fin había dado con mi paradero. Sin embargo, resultó que solamente era un errante más de los muchos que visitan el Satine. Que se divierte jugando con los sentimientos del resto de seres que le rodean.

- Hoy tengo una cosecha especial para usted, monsieur Jacques. A ver si la adivina - Le digo al fin a modo de saludo. No dejo de sonreír en ningún momento, mientras vierto cuidadosamente el vino en la copa del vampiro. Llevo años haciéndolo, pero aun así, Jacques es de los que quieren que cada detalle esté perfectamente pulido. Incluida la manera en que su vino es servido en un prostíbulo. - ¿Puedo ayudarle en algo esta noche?


avatar
Jack Walsh
Prostituto Clase Alta
Prostituto Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: tic toc Jack Walsh

Mensaje por Jacques Louis Ensch el Sáb Mayo 06, 2017 7:24 am

El tic tac del reloj seguía imponiéndose en la habitación, la sola presencia de dos personas no era suficiente para callarlo, mientras tanto Jacques trataba de no prestar demasiada atención al movimiento de sus agujas, estás solo conseguirían que su enfado por la demora aumentase y a pesar de ello, se encontraba dividido por el reloj y el joven camarero, al que prefería también ignorar, porque agotaba su paciencia.

Jack Walsh sabía siempre con quien trataba, y por eso como tratarles. Pero el vampiro era tan antojadizo, que pocas veces era complacido. Aquella tarde-noche, el joven camarero trataba de distender la importancia de la tardanza del encuentro ofreciéndole una nueva bebida, relegando que Jacques Louis Ensch odiaba no tener todo bajo control.

Cuando colocó la fina copa de cristal frente a él, este le miró a los ojos apretando su mandíbula; tratando de humanizar un gesto en el cual le dejaba entrever por el movimiento de sus cejas y el fruncir de sus labios, que aquello de tratar de sorprenderlo sólo podía ser una tomadura de pelo - No te queda opción - respondió alzándose de tu asiento y acomodando sus ropas - Cierra, y sígueme - le ordenó mientras caminaba escaleras arriba.

El silencio era inusual en aquellos pasillos, normalmente siempre que accedían a ellos estaban abarrotados, llenos de gritos, gemidos y llantos que nunca debían de ser interrumpidos. La calma se debía a la jornada de puertas cerradas. Quien accedía al lugar a esas horas, no era gente de a pie, no debía recibir un trato común.

Jacques estiró su mano en la cual había un gran anillo con una piedra roja en él, adornando el escudo de la familia Ensch. Giró el pomo accediendo al cuarto de mayor valor, en el cual siempre se daban cita Arlette y sus cercanos - Cierra - sentenció, girándose sobre sus pies para observar al rubio de cerca - Quítate la camisa - se deshizo de su chaqueta y desabrochó los primeros botones del cuello de camisa, dejándolo todo perfectamente doblado sobre una mesa de madera que había en el centro de la sala.  Después desabotonó sus mangas y arremangó estas hasta sus codos.
avatar
Jacques Louis Ensch
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 29
Puntos : 21
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: tic toc Jack Walsh

Mensaje por Jack Walsh el Lun Mayo 08, 2017 5:25 am

Mi amistoso intento por calmar su ira es rechazado casi al instante. Jacques no quiere ser compensado, ni siquiera consolado; lo que quería era que no le hicieran esperar, y eso ya no tiene solución. De manera que cualquier cosa que pueda ofrecerle yo va a ser rechazada al instante, porque lo que el vampiro busca sin importar el momento es llevar las riendas de la situación. Ser quien decide, en lugar de quien acata una oferta por buena que sea. La única solución válida para Jacques, la única que le satisfará, será la que él quiera proponer. Y lo que quiere es que subamos a las habitaciones. Lo leo en su expresión incluso antes de que pronuncie la sentencia definitiva. Aquí, en el salón, está demasiado expuesto; en cambio arriba podrá hacerme pagar el retraso de la manera que se el antoje.

Aun así, no puedo negarme. Es mi trabajo, y también lo único que me queda. En el Satine soy alguien, temido por los humanos, útil para el resto. Fuera no soy más que un joven que no conoce otro oficio que este, que moriría de hambre tan pronto se acabasen sus ahorros. De modo que, haciéndole un gesto a una de las chicas para que se quede en la barra, sigo al vampiro por las escaleras hasta la primera planta. Escondiendo mi incomodidad tras una máscara sonriente, para que Jacques no se percate de lo poco que me atrae la idea de quedarme en este instante a solas con él.

Con pasos firmes y seguros atravesamos el pasillo del Satine, decorado elegantemente con toques de oro y plata. Muestra numerosas puertas cerradas a ambos lados del corredor, cada una de las cuales pertenece en exclusiva a una prostituta. Frente a algunas de ellas, las ocupadas, un guardaespaldas aguarda por si la situación se vuelve peligrosa para las chicas. Arlette siempre cuida de las suyas, a sabiendas de que la mejor manera de obtener dinero es hacer que se encuentren cómodas y a salvo. Precisamente por ello, les deja decorar la habitación en la que trabajarán. Para que refleje su propia personalidad, y les haga sentir que, incluso cuando están acompañadas, están en un lugar seguro.

Es hacia mi habitación a donde me dirijo inconscientemente al caminar, el lugar en el que habitualmente suelo atender a los que me visitan. Pero Jacques la pasa de largo, dirigiéndose a la suite que se reserva para los clientes más exclusivos. Una habitación cuyo tamaño supera con creces la de las demás, decorada con muebles traídos directamente desde Versalles. Y cuyo precio cuando es reclamada dobla también el alquiler de las otras.

Jacques ni siquiera aguarda a que pueda abrir la puerta para él; acciona con su marmólea mano el pomo de la habitación, entrando y acomodándose antes de que pueda invitarle a hacerlo.

Cerrando la puerta a mis espaldas, me dirijo al mueble bar para sacar de él una de sus caras botellas y un par de copas. No sirvo el vino, pero lo dejo bien visible por si al vampiro se le antoja. Anticipándome incluso al más nímio de sus deseos.

- Recuerde que el Satine tiene a su disposición otra clase de servicios. También drogas, si así lo desea - Le susurro a Jacques, desabotonándome lentamente los níveos botones de la camisa. Las primeras veces mis manos temblaban hasta el extremo de dificultarme enormemente la tarea. Ahora ya se deslizan hábiles, hasta permitir que me quite la prenda de manera sensual pero rápida. Botón a botón, la tela revela cada vez más de mis oliváceos músculos. Marcados -aunque no en exceso- y tensos, sobre el pecho se dibuja la silueta de un dragón en tinta negra. En uno de mis hombros, un cuervo con llamas bailando ante sus ojos completa mis marcas características. Cada una de ellas una parte de mi pasado, que no puedo ni quiero olvidar al no tener la intención de renunciar a mi futuro.

Dejándola caer al suelo, me acerco un par de pasos hasta colocarme junto a Jacques. Una vez allí, aguardo sus instrucciones, sin atreverme a realizar movimiento alguno por no disgustar de nuevo al vampiro.


avatar
Jack Walsh
Prostituto Clase Alta
Prostituto Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: tic toc Jack Walsh

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.