Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» La primera clase- Privado Logan Tisdale +18
Hoy a las 10:43 am por Gaïa Goncourt

» A Sorcerer Needs You [Búsqueda]
Hoy a las 10:40 am por Logan Tisdale

» Los hijos del Dios Tuerto. (Privado)
Hoy a las 10:33 am por Lund

» Vann stein (privado)
Hoy a las 10:12 am por Ingrid Östberg

» Where you go I go | Privado
Hoy a las 10:04 am por Hector Lebeau-Fortier

» Sette peccati mortali (libre)
Hoy a las 9:17 am por Arikel Voerman

» Perro callado muerde por dos (privado)
Hoy a las 9:11 am por Hastur

» El perro de la condesa (privado)
Hoy a las 8:59 am por Geralt

» ¿QUIÉN ROLEA?
Hoy a las 8:55 am por Inadu



Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Jue Mayo 04, 2017 12:34 pm

Acababa de prometerme al demonio, lo sabia y lo peor es que por mas que en mi cabeza buscaba mil escusas para que esta mierda no se cumpliera no encontraba el modo de que mi hermano entendiera que esa mujer implicaría la perdición de ambos.
Frente al espejo observé mi propio reflejo, pantalones tierra y una camisa blanca que cubría parte de estos.
Mi hermano me dio la bastarda, la contemplé sereno antes de emprender el camino hacia el bosque donde los dioses bendecirían aquel acto sagrado.

Los cascos de los caballos contra el suelo, alzando la tierra, el viento azuzando nuestro rostro, olía a agua salada.
Una barcaza donde ella nos esperaba, sentada en ella con su precioso vestido blanco, anudado a la cintura, esperándome.
Ladeé la sonrisa desmontando de mi montura y corrí hacia la barcaza para tomarla entre mis brazos y que no se mojara la falda.
-Esto solo es una tregua -aseguré, hundiendo mis azules en sus esmeraldas.
Pronto ambos alcanzamos tierra.

Una sacerdotisa que residía en París desde épocas inmemoriales nos hizo el favor de celebrar esa boda que uniría nuestras alamas.
Juntos nos colocamos frente a ellas.
Tomé mi bastarda de la mano de mi hermano y ella hizo lo propio con la espada que esta le otorgaba.
Unimos ambas mientras nuestras miradas se engarzaban.

Mi hermano sacrifico una cabra para que Freya bendijera aquella unión, sangre recogida en un cuenco donde se hundieron los anillos de ambos.
Fuego, tierra aire, la fuerza de los elementos nuestras miradas desafiando el momento.
Mis labios se entreabrieron observando los ajenos, la sacerdotisa hablaba, nos hablaba del presente, del futuro y como ese acto sagrado uniría nuestros caminos.

Mis labios atajaron la distancia que nos separaba, no la bese, el destino fue su oído.
-Estas segura de esto -pregunté en un susurró separándome lo justo como para que nuestras bocas quedaran de frente, alientos entremezclados y miradas que bailaban sedientas.



avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Uhtred el Jue Mayo 04, 2017 12:35 pm

Viggo parecía nervioso, frente al espejo observaba el reflejo de un hombre soltero que pronto dejaría de serlo y aunque esto era un mero trato, para nosotros aquello que bendicen los dioses es importante, sabia que no quería hacer esto, pero también sabia que una vez lo hiciera y Odin los uniera él haría lo posible por domar a esa yegua indómita que pronto seria mi cuñada.

Ellos establecerían las normas de este matrimonio, yo solo esperaba que no me salpicara mas de lo esperado. La protegería porque eso era lo pactado, peor no pensaba pasar la vida pasando hambre porque ella no pudiera consumar ningún acto.

Por delante teníamos no solo la ceremonia propiamente dicha, si no la fiesta plagada de hidromiel de después. Los vikingos pasábamos bebiendo la noche entera, así que posiblemente acabaríamos todos borrachos entre risas y cánticos. Esperaba que eso ayudara a relajar los ánimos.
Nuestras monturas se perdieron en el bosque, la dama esperaba en un entrante del mar que se perdía en el claro, como marca la tradición, mi hermano acudió a por su futura esposa ayudándola a desembarcar y en brazos la deposito frente a la sacerdotisa que llevaría a cabo el ritual.

Ladeé la sonrisa cuando ambas espadas chocaron, casi tan peligrosas como las miradas que se dedicaron, yo veía algo que ellos ciegos de la rabia no entendían, pero a decir verdad hacían buena pareja, se deseaban y sabia que no iban a admitirlo pro el odio que se procesaban era consumido por el fuego.

Sacrifiqué al animal y en el cuenco quedaron hundidos los anillos que los desposarían para siempre.
Cuenco que ofrecí a la sacerdotisa mientras esta ofrecía el sacrificio a Freya para que diera a la pareja felicidad y una amplia descendencia, algo que jamas tendrían.
Mi hermano susurró algo a su mujer, desconocía que, pero por como se miraban juraría que estaban con ganas de devorarse allí mismo.



Uhtred:

 
video:
avatar
Uhtred
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 45
Puntos : 40
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Valeska el Vie Mayo 05, 2017 2:57 am

Después de ese día, se olvidaría de aquel maldito hombre. Ya una vez casada, aquel hombre pasaría a la historia. Las consecuencias serían terribles, eso siempre lo supo pero no le importaba, sentía que era capaz de cualquier cosa. ¿Lo peor? No solo eligió al hermano equivocado, sabía que a partir del momento en el que dijese “sois marido y mujer”…todo cambiaría.

No le costó mucho encontrar un vestido adecuado a la época, blanco inmaculado, flores blancas que adornaban su cabello rubio. frente al espejo de la habitación donde se hospedaba, veía a una Lilie diferente. Ya no era una niña y en menos de un par de horas dejaría de serlo. En ese instante, había que admitir que echó de menos a su hermana Violette, a sus padres. Solo se acordó ligeramente, ellos fueron los causantes de que se encontrase allí ya que su futuro no es que le llevase a buen puerto.

Conocía las tradiciones vikingas, ella misma era una de ellos. Sentada en la barcaza, clavó sus inquisidoras esmeraldas en los hermanos, centrándose en el que sería su esposo. Ambos parecían que iban dirigidos al matadero, por la expresión en su mirada, en sus rostros. Esperó cualquier cosa menos eso. No era un caballero, o al menos aquella noche no se lo pareció. A la luz del día se podía apreciar aún mejor a ambos, uno frente al otro. por un instante, sus esmeraldas desistieron en observar otra cosa que no fuese él mientras la sacaba del agua. No dijo nada, solo se dejó hacer hasta que la dejó en el suelo.

Las yemas de sus dedos al soltarse de su agarre, se deslizaron en el cuello del vampiro. Como marcaba la tradición y como seguramente su padre estuviese orgulloso, se unieron en sus tradiciones y rituales. Tras colocarle el anillo, suspiró aliviada. Y él estaba demasiado cerca, mucho. Le advirtió con la mirada que no se acercara tanto, lo detestaba y era mutuo. Iba a besarla e inconscientemente, buscó sus labios , hizo el ademán de besarlo…el maldito siempre jugaba con fuego y si pretendía quemarse lo haría.

-Tan segura como tú. -al contrario que él, giró el rostro para no enfrentarlo, sí a su hermano quien miraba la escena divertido y asegurándose de que el trato se había sellado. No pudo evitar que una risa escapase de sus labios, no lo besó pero sí hizo el amago, ambos se quedaron con las ganas -Entonces…ahora soy la señora ..¿? no sé vuestro apellido aunque eso es lo de menos… -del brazo del que era su marido, tendió la libre a Uhtred para estrecharla.

-Que corra la hidromiel, los canticos y demás…ah Viggo. Ven -esperó a que se acercase para rodear su cuello con ambos brazos, no estaban peleando…entre ellos se había creado algo extraño -Tengo tu regalo de bodas -se encogió de hombros, en realidad los tenía para ambos…había recapacitado ¿lo había hecho? No.Pero sabía que no le quedaba otra -Pagué a dos mujeres hermosas, ¿no marca eso la tradición? No lo comparto, lo odio y detesto pero soy fiel a mis tradiciones. Tienes que consumir el matrimonio aunque no sea conmigo -quizás ese era el momento de separarse para que cada uno lo celebrase a su modo- Donde quieres estar es entre unas piernas que no son las mías, es un hecho. Tranquilo, la mataré después por el simple hecho de haberte tocado a no ser que quieras hacerme compañía mientras me emborracho, sería divertido ver quien de los tres aguanta más y sí, las mujeres estarán allí por si quereis tomarlas… -contradicciones en donde se veía su rebelde naturaleza, seguía recelosa e incapaz de admitir nada.



Cannif:
avatar
Valeska
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Vie Mayo 05, 2017 10:31 am

Fría como un tempano de hielo, así estaba mi prometida en aquella noche en la que ambos contrariamos matrimonio frente a nuestros dioses.
Admito que esto no era lo que quería, tampoco lo que posiblemente deseaba ella, pero como fuera, allí estábamos, uno frente al otro y al menos en mi caso la ceremonia implicaba algo.
Ya estuve una vez casado, recuerdos de una noche de verano de tiempos ya pasados, mujeres distintas, épocas distintas y sentimientos encontrados.

La odiaba, eso era un hecho, pero del mismo modo me estaba casando con ella y yo creía en los votos, la protegería porque eso había jurado hacer frente a Odin y ella debía si creía en Freya, protegerme a mi.

Ladeé la cabeza cuando el beso no se produjo, lo deseaba, quizás, porque así acaban nuestras ceremonias, pero bueno, tampoco extrañé lo que nunca tuve. Ahora venia la mejor parte, la de beber hasta no tenernos en pie y teniendo en cuenta que después no iba a consumar tampoco es que la idea de que no se me levantara por lo borracho que iba me preocupara.

Fue entonces cuando me dijo que tenia un regalo para su marido, deslicé mis ojos por las dos putas que había traído para que consumara el acto, al parecer había entrado en razón y sabia que no podría pasar mi no vida sin follar y ella por el contrario no podía acostarse conmigo.
-Y si...nos vamos juntos, bebemos, nos divertimos y después tu duermes la mona y yo consumo -dije con cierto tono de diversión.

Mi hermano se rió a mis espaldas rellenando ya de alcohol nuestras jarras y pronto las alzamos.
-Skol -dije chocando la propia con la de mi recién estrenada mujer.
Bebimos un buen rato en el bosque, hasta que finalmente nos retiramos a nuestra casa, allí seguimos la fiesta entre risas, cánticos y vaciando botellas.

Me dejé caer en el sofá tirando de la cintura de mi preciosa y odiosa mujer, la verdad es que era guapa y borracho las ganas aumentaban.
Mis labios rozaron los ajenos, sonrisa ladeada contra estos.
-¿Entonces? Subimos a la habitación -pregunté enredando las palabras.


avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Uhtred el Vie Mayo 05, 2017 10:50 am

La ceremonia fue muy “emotiva”, creo que el sarcasmo se respiraba en el ambiente y la verdad no dudaría que los truenos de Thor irrumpieran con fuerza por la tomadura de pelo y que Loqui riera divertido desde Asgar viendo el infortunio de mi hermano al tomar una mujer yerma.
Aunque al menos pareció entrar en razón tras el bofetón y ahora había decidido regalarnos unas fulanas con las que acabar la velada en nuestra casa.
Agradecí el presente y pronto el alcohol empezó a correr entre los presentes.

Pasamos gran parte de la noche en ese valle, el mar lo bañaba en un pequeño entrante y a decir verdad era agradable la brisa que corría azuzando los dorados cabellos de la mujer de mi hermano que repartía sus atenciones en uno y en otro.
Como era un matrimonio de interés, ella no se ataba a nadie y sus dedos tan pronto acariciaban mi pecho como se enredaban en el pelo de mi hermano que no se cortaba en absoluto para entablar conversación con las dos mujeres de vida alegre que como nosotros disfrutaban de la velada y la hidromiel.

Antes del amanecer volvimos a lomos de los caballos hacia nuestro hogar, ahora hogar de los tres. El servicio había dispuesto la habitación conyugal, sorprendidos de que mi hermano se hubiera desposado de pronto. Aunque siendo nosotros los señores, estaban ya acostumbrados a todo. Eran fieles y muchos de ellos esclavos de sangre..así que, conocían nuestra condición y pronto sabrían de la dama que nos acompañaba.

Tomé asiento en un sofá de uno, mi hermano jugaba con su mujer en el sofá de enfrente, pronto las putas se acercaron a mi, una palmada en le culo basto para que sus bocas se enredaran en un peligroso juego conmigo.
Una de ellas se encaminó hacia mi hermano, al parecer ellas ya se nos habían repartido y no pude objeción a la pelirroja de cabellos ondulados que me había tocado.
Tiré de ella sentándola a horcajadas sobre mi, baile de caderas sobre mi alzada hombría mientras yo seguía el ritmo frenético de sus pechos en alza.




Uhtred:

 
video:
avatar
Uhtred
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 45
Puntos : 40
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Valeska el Lun Mayo 08, 2017 9:42 am

Se unió a su risa al oír el comentario del que era su marido. Tenía que consumir el matrimonio y con ella precisamente no sería. Contrató a esas mujeres, sí pero no por otra razón que cumpliesen las tradiciones. La mayor parte de la ceremonia era una total pantomima. La diosa Freya no les otorgaría esa descendencia, una mujer fértil pero a la vez… hueca por dentro. No importaba nada más que ese anillo luciese en su dedo, un claro ejemplo de que ya estaba casada y su objetivo, se había más que cumplido.

Antes incluso de nacer, ya era objetivo de muchos aquellos que ansiaban poder. Un oráculo. Sabía que perdieron la vida al protegerla, muchos que ya no estaban pero en este tiempo sí. No les tenía que agradecer nada, ¿acaso ella lo había pedido? En absoluto. Sabía perfectamente valerse por sí misma, siempre fue especial y así sería. A la única persona que protegió durante años fue a su hermana, la necesitaría en el futuro. Un qui pro quo.

Lilie se había quedado en el futuro, esperando el día de la boda para terminar por condenarse. Ese hombre no tenía ninguna intención de protegerla. La exprimiría como una naranja , sacarle todo su jugo y después, terminaría siendo violada por sus hombres. Su padre no entró en razones cuando le expuso las razones negándose a contraer matrimonio. En el futuro no había sitio para ella, en el pasado había conseguido lo que deseaba : protección a cambio de un compromiso que no llevaba a ninguna parte, solo negocios.

Los dos hermanos eran atractivos, era un hecho. y a ella le encantaba jugar al juego del gato y el ratón. Tanteaba el terreno pero no llegaba a pisar ninguno. Supuestamente ya debería estar consumiendo la unió y sin embargo aquellas dos mujeres se los habían estado echando a suertes, para eso fueron allí a indicaciones de la rubia quien no dejaba a ninguno pero tampoco se decantaba hasta que Viggo la acorraló, encerrándola en la cárcel de su cuerpo.

Había que reconocer que bebió demasiado. Sus mejillas teñidas de un ligero tono sonrosado , labios aún más rojos, su tono natural hechizaba cuando hablaba…era inevitable centrar la mirada en aquellos labios de pecado. Unos labios…que nadie probó, era virgen en muchos sentidos y aquellos dos no se pararon a pensar en ello. La tomaron sin más sin imaginar que no era cualquier mujer a las que estuviesen acostumbrados.

-A la habitación… ¿allí hay alcohol? Necesito otra copa…o dos ¿por qué sonríes? Cualquiera diría que ves algo que te guste -por encima del hombro del vampiro, pudo ver como una de las chicas se acercaba a ellos. Los dedos de Valeska se enredaron en la nuca de su recién estrenado marido, atrayéndole aún más y no perder por un instante su mirada, en una batalla incesante…estaba claro que entre ellos dos habían saltado chispas.

-Te mueres porque te haga cualquier cosa y ella también pero me has elegido cuando sabes que… no debo -lamió su labio inferior, dejando pequeños besos por su barbilla, perfilando el cuello con su lengua y sus dientes, entre risas -Si ocurre tendrás que quedarte conmigo para siempre y no quieres. No  os ayudaría, solo sería una mujer corriente y a la vez tu peor pesadilla. Ella puede dártelo todo ¿tú qué quieres? Estoy borracha -rompió a reír, desviando la mirada hacia Uthred, no había perdido el tiempo cosa que le hizo sonreír traviesa, relamiéndose los labios -Puedes acabar la noche como él o puedes ganarte que te haga cualquier cosa …solo haz que desee hacerlo... utilizaré magia, de un modo diferente ¿no te preguntas cuál? sería divertido -un nuevo reto lanzado.



Cannif:
avatar
Valeska
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Lun Mayo 08, 2017 2:50 pm

Ebrio, mi boca tentaba a la ajena en un duelo a muerte. Ninguno de los dos pensaba bien aquella noche en la que consumar el matrimonio era todo cuanto se debía hacer.
Así lo marcaban nuestros dioses y aunque aquella boda había sido una pantomima, ahora encendido por el alcohol, mi deseo la orillaba contra mi piel.

Escuchaba sus palabras, ardientes asegurándome una noche de placer. Yerma como estaba no podría penetrarla, no siquiera tocarla del modo que mi mente ebria de deseo imaginaba.
La fulana se acercó, con ella lo hubiera tenido todo, a nada se hubiera negado a fin de cuentas esta era mi noche y había sido pagada para complacerme.

Mis ojos la recorrieron de arriba a bajo, relamiendo mis labios, ladeé la sonrisa con cierta picardia.
-Nos subes una botella -sentencié enredando las palabras mientras me alzaba tirando de mi mujer para subir escaleras arriba a la habitación conyugal.
Aun nuestras bocas no se habían rozado, seguíamos retándonos y eso hicimos cuando la puerta se cerró a sus espaldas.
Mi cuerpo se convirtió en cárcel de piel y huesos. Mi hombría alzada contra su vientre, mi aliento golpeando su boca, invitándola a jugar al peligroso juego que habíamos emprendido.
-¿Que es eso que me vas ha hacer? -pregunté rozando sus labios con los míos.

Su boca se entreabría, mis dedos surcaban sus muslos como un barco que va a la deriva y sabe que no encontrara puerto.
Sus caderas las rocas, las atraje chocando contra ellas necesitado de que entendiera que en ese momento estaba tan borracho que solo pensaba en entrar dentro de ella y que me importaba una mierda su poder, solo quería follar con mi mujer.
-Eres mi mujer -gruñí abriendo sus piernas con una de las mías, era incapaz de pensar en nada mas que en adentrarme en ese laberinto húmedo.

Jadeábamos uno frente al otro, ella me buscaba con el vaivén de sus caderas, yo con la fuerza del martillo contra el yunque y la puerta era el improvisado lecho que parecía pedir a gritos que la gesta comenzara para aplacar nuestros instintos.
Dedos de fuego que la recorrieron buscando su secreto, ese que tenia prohibido, ese que de hundirme en el lograría que perdiera el poder.
-Necesito una copa -susurró contra mi boca.

Deje escapar el aire de forma pesada y caminé hacia el mueble bar sirviendo dos de champan.
-Brindemos -dije riendo sin perder ese tono rojo fuego que se había instalado en mi oscurecida mirada.
Me dejé caer en el sillón esperando que mi mujer viniera a empezar algo...



avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Valeska el Vie Mayo 12, 2017 1:23 pm

En cierto modo, aún no había parado de beber para olvidar lo que acababa de ocurrir. No solo se ató a ese hombre de por vida, lo condenaría a ser su esposo, tortura entre ambos. No se habían dejado de lanzar palabras para molestar al otro, llamar la atención, apartar de él toda fulana que se le acercase. No le importaba, no le conocía, ni siquiera sabía qué pasaría al final de la noche. Podía obligarla a que pasase, él no la necesitaba pero su hermano sí.

Su marido solo pensaba en llevarse a la cama a quien fuese, nada más. Y esta vez el alcohol, la traicionó de tal manera que no dejaba de buscarlo. Era inevitable buscarle, se le hacían tremendamente delicioso sus labios, sabor prohibido y venenoso del que necesitaba aún más. Rió contra el vidrio de su copa, ambos aún estaban jadeando por la necesidad. Virgen y pura, no por falta de ganas. Ese hombre despertaba en ella un deseo enfermizo, aún podía sentir los dedos en sus piernas, hundiéndose en la piel…provocándola, consiguiendo que quisiera bailar contra sus caderas.

-Soy tu mujer pero…ese no es el trato -alzó la copa a medias, ya llevaba la mitad y le faltaba la otra mitad para terminar por los suelos. Perdió la cuenta de cuantas llevaba. Pero… en lo que no había pensado era en que si se quedaba dormida, podía aprovecharse y terminar con lo que se supone deberían estar haciendo ahora mismo. Sus ojos verdes se entrecerraron, alzando aún más la copa, ella le daría el brindis -Brindo por ti. Eres un auténtico hijo de la gran perra , te odio, te detesto pero te montaría como ninguna otra maldita fulana ha hecho en tu larga vida ¿me has oído? -rugió, tan celosa y posesiva, digna vikinga…ese carácter le precedía…aún tenía mucho que demostrarle.

-No puedes hacerme nada, nunca… sabré lo que es esa palabra prohibida llamada orgasmo pero… -acortó las distancias, pasos elegantes, deseo en sus ojos verdes , sonrisa lasciva y mirada que recorrió cada parte de su cuerpo, hasta que quedó de nuevo frente a él, frente contra frente…roces de labios prohibidos. Lamió el contorno de los de su marido, mordiendo su labio inferior, lamer su cuello mientras a tientas quitaba los malditos botones. Sus dedos, se colaron por la tela…acariciando su pecho con una suavidad extrema, quién iba a decirlo de aquel demonio.

-Tú no puedes pero yo sí puedo complacerte… ¿no te gustaría? - su mano descendió hasta colarse por sus pantalones, buscar su miembro y comenzar a estimularlo, enredando sus dedos… mordiéndose los labios a medida que sentía como se endurecía -Solo de pensar en que pudieses montarme…con esto… -no dijo nada, estaba tan centrada en tocarlo que a medida que sus labios bajaban por su pecho, sus ojos verdes seguían anclados en los del vampiro.

De rodillas, sin dejar de acariciar su miembro, su boca se entreabrió dispuesta a tomarlo…darle ese placer que ninguno admitiría, al día siguiente negarían… se relamió, pudo notar como golpeaba contra sus labios deseoso de más. Pero el alcohol la venció, venció esta gesta… dejándola noqueada ante él…cayendo inconsciente sobre sus pies…fin de la noche de bodas.



Cannif:
avatar
Valeska
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Sáb Mayo 13, 2017 12:35 pm

De nuevo nos retamos uno frente a otro con las copas en la mano, el liquido acaparaba nuestros labios mientras nuestras bocas se buscaban de nuevo en un duelo de palabras encarnizado.
La odiaba, mas esa noche ella y no otra era en lo único que pensaba, la deseaba de un modo enfermizo, como si Loqui me impusiera ese castigo, dos veces tropezar con una piedra que ya conocía y que me condenaría a una tortura lenta.
Reí frente a sus palabras, dejándome embriagar por ellas, decía que me montaría como la mejor de las fulanas, mas el problema es que no podía y eso me hacia apurar la copa una y otra vez en busca de un consuelo que no encontré.

Lengua viperina  que recorrió mis labios, tentándome, logrando arrancarme un ronco jadeo que murió en sus labios entreabiertos, nuestras miradas danzaban de frente como el fuego, roce de labios y un mordisco que tiraba de mis ganas incrementándolas como el combustible que faltaba.
Despacio se deslizo por mi cuerpo, mis ojos siguieron ese cuerpo respirando de forma brusca, mas aun cuando mi virilidad quedo liberada ante esa boca carnosa y mi glande quedo rodeado por sus labios que lo humedecieron con descaro.

Mi espalda busco el apoyo de la mesa, estaba muy ebrio pero mi hombría se agrandaba y endurecía muestra clara de lo mucho que me ponía sentir su aliento, sus manos perdiéndose en caricias, tomándolo todo, sacudiéndolo despacio.
Gruñí tirando hacia atrás mi cabeza, mis caderas empujaban mi miembro hacia su boca, para que entrara por completo necesitado de las atenciones que ella me daba y no otra.
-Ufffff -susurré sintiendo su lengua lamerla de arriba a bajo, apurando su esencia, mas en ese momento su cuerpo cedió dejándome a medias.
-¡oh, vamos! -rugí incrédulo, contemplándola desmoronarse borracha entre risas en el suelo.
La tomé del brazo para alzarla, tomando su pelo para acercarla de nuevo, pero nada, estaba tan borracha que no sabia ni lo que hacia y así se durmió mientras yo renegaba furioso.

La alcé del suelo tirándola sin cuidado sobre el lecho, fin de nuestra noche de bodas.
Me bajé al salón, allí mi hermano se lo montaba con las dos, tomé la botella y me senté en el otro sofá malhumorado, dando rápidos tragos de esta, sentenciandome a terminar como mi mujer aquella noche de mierda.
Por suerte mi hermano me envió a una de ellas, así que pronto la morena estaba dand saltos sobre mi polla como no podía hacer mi esposa.
Mis manos repasaban sus pechos desnudos, su boca, apretaba sus glúteos, aunque mi mente imaginaba que era otra, hasta en eso el subconsciente me traicionaba en mi noche de bodas.
Valeska -susurré completamente ebrio tomando su cuello para voltearla en el sofá y metersela con fuerza.


avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Valeska el Dom Mayo 14, 2017 1:58 pm

En esa habitación dejaron de ser ellos mismos para dejar claro lo mucho que se deseaban, atraían de forma enfermiza. Miradas furtivas cargadas de odio, plagadas de deseo. Se lo hubiese pedido en su estado de embriaguez, tomarla, acabar con aquella tortura que suponía imaginar cómo sería si ocurriese. Algo imposible pues jamás volverían a tener una oportunidad como aquella. Todo se acababa de terminar en el momento en el que cayó de bruces al suelo, riendo para no dormirse, mirarle de esa forma que solo ella le dedicaba.

Pudo oírle rugir, maldecir, suplicar a los dioses para que volviese en sus trece pero fue incapaz de cumplir su deseo, le era imposible apenas mantenerse en pie. Apenas, pudo vislumbrar como se marchaba de la habitación. Sabía a donde se dirigía, terminaría con aquel calvario… tomaría a una de esas fulanas o las dos. Apenas pudo rodar por el suelo, intentando coger la botella, darle el último trago para dormir plácidamente…olvidar lo que había sentido al tenerle cerca, al desear más que nada perderse en su cuerpo.

Le odió, a medida que sus labios tomaron la boquilla con desesperación. Podía oírlos desde allí, apenas esa sala estaba a unos metros de las habitaciones. Enfadada, ofuscada…la ira mezcladas con los celos le cegaban de tal forma que no era capaz de pensar con claridad. En medio de la habitación, se tumbó boca arriba, cerrando los ojos y dejarse vencer por el sueño… volviendo a pensar en él. El recuerdo de sus ojos azules recorrerla con ese deseo enfermizo, sus manos deleitándose en su tacto… sus labios proclamándolos suyos.

-Viggo -rió presa de la rabia, pensaba en él y lo odiaba… oírlo jadear le consumía y en su último segundo, chasqueó los dedos para que esa mujer tuviese otro aspecto…el de ella misma, quería condenarlo cuando acababa de conseguir justo lo contrario. Cerró los ojos, todo se volvió oscuro…ya no oía sus gemidos, solo…su propia respiración.

Al día siguiente y de elegante como provocador, rojo… hizo aparición en la sala. De noche, con dos botellas en la mano. La fiesta parecía quererla seguir, salvo por un pequeño detalle…

-Las botellas que me bebí, no quiero deberos nada, un trato es un trato -apenas miró a Viggo, se dirigió a su hermano dejando las botellas en una de las mesas… las fulanas dormían y una sonrisa maliciosa apareció en sus labios, el maldito le había desafiado…al final terminó con esa mujer en vez de… ¿con ella? cosa imposible -Quiero ir a otro burdel, el que conocemos está en reformas -sonrió con suficiencia, terminando sentada en el regazo de Uthred, jugueteando con el cabello de su nuca -Quiero que os deshagáis de …alguien por mí. Es un vampiro al que no le gustó uno de mis hechizos… ¡y juro que hice lo que me pidió! Aunque prefiero que lo hagas tú, tu hermano es un completo inútil

Juego de miradas, sus orbes esmeraldas se clavaron por primera vez después de esa noche en Viggo, lo recordaba, él pudo darse cuenta en cómo lo miraba de aquella forma…tan intensa pero jamás reconocería.



Cannif:
avatar
Valeska
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Uhtred el Lun Mayo 15, 2017 11:54 am

La mujer que había unido su vida a la nuestra bajo las escaleras con dos botellas de licor que bien hubiera sido el inicio de otra divertida velada, peor la parecer mejores planes tenia para nosotros y nuestras espadas el demonio que ahora en mi oído susurraba.
Sus dedos acariciaban mi nuca con suavidad, enredando mi pelo en ellos como si quisiera acaparar la atención de mi hermano que sentado en el sofá mostraba indiferencia, una fingida pues lo conocía y ahora los diablos se lo llevaban a un pantanoso terreno.

Ella lo llamo inútil y el contestó con mordacidad, de nuevo el duelo de titanes empezaba y yo miraba a ambos con una sonrisa en la boca.
-Os vendría bien beberos esas botellas, anoche os recuerdo que nada mas que vosotros existía en esta estancia.
Mi boca se acerco a los carnosos labios de Valeska.
-¿Ahora que eres una mujer casada puedo tomarlos o seria sacrilegio por mi parte hacerlo? -pregunté tentándola y sacando de paso de las casillas a mi hermano.

Tiré de esta para ponernos en pie, ya que el burdel estaba de obras acudiremos al pecatto di nostro, seguro que allí nos acogerán como en casa y mas a aquella mujer endiablada que quería que diéramos una lección a un vampiro.
-En el trato hablamos de protegerte, no de convertirnos en tus mercenarios gratuitos -le recordé -Hablando de cosas que necesitamos, he oído hablar de un hombre que viene del futuro, no entiendo mucho de magia y no se si eso es cierto, peor ha estado preguntando en el Pecatto por un hechicero con el tatuaje de un cuervo, al parecer dio una buena paliza a uno de los inmortales que frecuentan el suburbio y nos han contratado para dar caza a ese joven.
Hoy cerraremos le trato, el hecho es que este inmortal es poderoso y quiere a ese joven vivo para él. Un capricho donde no me voy a meter, la suma de dinero es elevada y es todo cuanto quiero saber.
Así que...si no es mucha molestia podrías rastrearlo para nosotros con alguno de esos conjuros tuyos. Su nombre es Niels Cannif.

Mis azules se hundieron en esas esmeraldas que centelleaban como si ese nombre no le resultara desconocido, lo que me llevo a formularme la siguiente pregunta ¿quien era ese joven?
-Ver, oír y callar -le advertí a la rubia – no quiero que te metas en nuestros tratos, aquí cada uno tiene un papel y ya sabes cual es el tuyo.



Uhtred:

 
video:
avatar
Uhtred
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 45
Puntos : 40
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Lun Mayo 15, 2017 11:55 am

Valeska bajó por las escaleras con dos botellas en su mano y ofendida, destilaba rabia por cada costado aunque se esforzó en disimularla sentándose en las piernas de mi hermano.
Si pensaba hacerme enfadar, lo conseguía, claro que no iba a mostrar frente a esa desafiante mirada esmeralda que solo la quería para mi.
-¿Ni un beso a tu marido? -bromee llevando mi mano al culo de la puta que aun estaba en el sofá semidesnuda y dormida -gracias por tu regalo de bodas, me divertí.

Me dejo a medias, se durmió y lo hizo a propósito, pues yo estaba dispuesto a solo enredarme esa noche con ella, así que era justo y necesaria la lección de vida que acaba de mostrar a mi esposa y esperaba que no olvidara que si a un vikingo no lo sacias busca fuera quien lo haga.
Los labios de mi hermano me desafiaron acercándose a mi mujer, Valeska parecía disfrutar de lo lindo con ese gesto y mis ojos se desviaron al fuego incapaz de ver algo que me ofendía, pues ella era mía por derecho.
-Cuidado hermano, yo no soy uno de los que pueden soportar tus juegos.
Me vengaría, por Odin que si ese beso era correspondido, mi venganza llegaría.
-Que mal te sienta el despecho amada mía -dije con cierta ironía ante sus palabras cuando me llamo inútil de forma gratuita.

Escuché lo que mi hermano le dijo a Valeska, al parecer esa noche sellaríamos un trato con uno de los nobles de Francia que había sido retado por una pobre rata mortal.
-El chaval armó un buen ruido en el local, al parecer se cargó a varios. Lo peor fue que cuando ya lo tenían cazado, una inmortal se metió por medio salvando su patética vida. Lakme, es antigua y con esa hay que ir con cuidado, tendremos que averiguar si el chaval es su protegido.

Me puse en pie caminando hacia mi mujer, un beso en sus labios y quedé de frente mirando sus verdes.
-Buenas noches -susurré contra su boca -busca algo sobre ese hombre en tu cabecita, demuéstrame para que vale que no pueda hundirme entre tus piernas.


avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Valeska el Miér Mayo 17, 2017 12:13 pm

Odio destilaba por cada poro de su piel. ¿Cómo se había atrevido a…? no, ella misma le dio ese regalo, lo tomó y se divirtió. Desvió la mirada hacia la nada, intentando no perder las formas, no se merecía ni que le afectase pero lo hacía. Pasó la noche de bodas con esa fulana, no dudó en ir corriendo tras las piernas de esa infeliz y ella, bebió tanto para olvidarse de cómo realmente era para comportarse como no lo haría jamás con él. No, no lo hizo a propósito pero él si lo pensaría, ¿cómo no pensar lo peor de ella?

Uthred tenía razón, les iría mejor si tomaban las botellas en vez de estar ladrándose uno al otro. es más, destapó una y le dio un buen trago, la vida se veía mejor y diferente si bebías y te dejabas guiar por el alcohol. Una sonrisa picara, no besó a Uhtred… aún seguía pensando y preguntándose porqué el día de la boda tras la unión, no recibió el beso sagrado…ese tan significativo. Tampoco sabría corresponderlo, nadie se acercaba a ella y menos con su reputación.

Le fastidió y de qué manera que tocase a esa mujer, luchaba por no mostrarlo pero imposible mirarle desafiante, mirándole fijamente a los ojos y desafiarlo. ¿Despecho? Él bien que se imponía si se acercaba a su hermano pero él podía hacer lo que realmente le diese la gana. Iba a responder pero solo se quedó en el intentó al oír el nombre. Niels Cannif. ¿En qué demonios pensaba su hermano? No solo se dedicaba a lidiar con vampiros, ahora l buscaban a él. Como bien le dijo a su madre, debería haber muerto también en el parto…era un dolor de cabeza constante. ¿Qué eran duras sus palabras? Sí, pero visto lo visto?

-Y si es un simple mortal para qué vas a deshacerte de él, insignificante. -sonó despectiva pero en el fondo debía de ejercer su papel como hermana mayor y salvarle el culo, no era la primera vez. -Los viajes en el tiempo son imposibles -mintió , no supo bien porqué pero lo hizo, cerró los ojos…intentando buscar algo aunque bien sabía donde se encontraba. Ese portal les llevó al Paris de 1807 y no eran los únicos Cannif viajando en el tiempo -No veo nada

Fue instantáneo. Le cruzó la cara de un tortazo, se había atrevido a besarla y aún no estaba borracha para dejarle. Recuerdos fugaces de anoche pasaban por su cabeza, tuvieron más que palabras, casi ocurre y pudiendo haber ocurrido…él se fue. Apretó sus carnosos labios con fuerza, cada uno debería tener su sitio claro y él no parecía ser así.

-No vuelvas a acercarte a mi persona ¿lo entiendes o te lo deletreo? Y deja de alegar lo de no poder follarme. Solo piensas con lo que tienes entre las piernas -llevó la mano al lugar, ejerciendo presión, volvían a acercarse y alejarse al mismo tiempo -No veo nada, buscaré más tarde y date prisa, las putas te esperan y a mí una buena botella de ron -se apartó como si quemase, dejando escapar un suspiro contra sus labios, aquellos que dibujó con sus ojos.



Cannif:
avatar
Valeska
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Uhtred el Miér Mayo 17, 2017 4:07 pm

Mi hermano y Valeska seguían desafiándose el uno al otro como si nada mas importase y aquello fuera un juego de egos que se traían ambos para quedar por encima del otro.
Quizás si ambos se tragaran el orgullo la cosa podría llegar a buen puerto.
Negué con la cabeza cuando esta no me beso, como si supiera que de hacerlo las consecuencias serian terribles por parte de mi hermano.
-Vamos Valeska porque no vas a sus piernas, si ambos estáis deseando que eso ocurra.

Valeska hablaba de porque matar a un mequetrefe humano. Enarqué una ceja ¿que parte no había escuchado?
-Somos mercenarios, no juzgo si el chaval merece o no la muerte, solo si el precio impuesto es razonable y lo es.

La bruja dijo que los viajes en el tiempo eran imposibles, así como que no había rastro del joven.
Me mentía, sabia mas de lo que decía. El fuerte latido de su corazón la delataba y aunque disimulaba bien bebiendo de la botella y hablando con total indiferencia sobre el chico algo me decía que lo conocía.
Traté de leer en su gélida mirada algo que explicara el porque de su reacción, había quemado un burdel lleno de clientes y fulanas y ¿ahora el temblaba el pulso con un mortal?
-No me estarás ocultando nada ¿verdad? -pregunté hundiendo mis azules en los suyos mientras tomaba su mentón con mi mano para que me mirara– no se que seria peor,  que trataras de ocultarme algo que sabes o que tus poderes fueran tan malos que ni siquiera fueran capaces de rastrear a un mero humano

Mi hermano se levanto depositando un beso en sus labios algo que la parecer la cabreo porque le dio un buen tortazo para recordarle que no tenia derecho alguno sobre ella.
Mal empezaba esto conociendo a mi hermano y su falta de paciencia.
Tomé asiento en el sofá, aquello estaba a punto de empezar y no culparía a mi hermano por demostrar a la que era ahora su mujer que su derecho de pernada existía y aunque estaba claro no la tomaba por exigencias del guion eso no quitaba que no pudiera besarla cuando le apeteciera.



Uhtred:

 
video:
avatar
Uhtred
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 45
Puntos : 40
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Miér Mayo 17, 2017 4:08 pm

Valeska de nuevo se atrevió a desafiarme, una hostia cruzó mi cara cuando mis labios sentenciaron su boca.
Mis ojos rojos como el fuego se hundieron en los ajenos.
No se con que tipo de hombres estaba acostumbrada a tratar esa niña malcriada, caprichosa que siempre se tenia que salir con su voluntad, mas ahora ella era mi esposa y obedecería.
Por supuesto que tenia derecho a tomarla, es mas lo haría, su boca era mía cuando me placiera y si no que jamas hubiera pronunciado los votos que frente a Odin y Freya nos unían en sagrado matrimonio.

Un tirón brusco de su mano le arrancó un jadeo y sobre la misma mesa del salón la empotre haciendo que su cuerpo quedara recostado en esta, sus pechos contra la madera, una con la botella de licor en la mano mientras mis manos alzaban su falda con descaro. La oía reír como el demonio que era, creo que pensando una que no era tan necio como para tomarla sabiendo que perdería los poderes y ese era el único motivo por lo que tanto mi hermano y yo la queríamos y otra porque Uhtred estaba delante y sabia que impediría esa locura en caso de que yo no fuera capaz de mantener lejos de ella mi hombría.

Se equivocaba y pronto lo descubriría. Mi mano se alzó cuando la falda estuvo recogida, solo las bragas cubrían su trasero y sobre este empecé a dejar caer mi mano con fuerza poniéndole las nalgas rojas, azotandola sin tregua.
-Espero que entiendas que eres mía y que te castigaré cada vez que crea necesario hacerlo porque no voy a permitir que me ofendas, soy tu marido te guste o no y si tienes algo que discutir conmigo hazlo en le lecho -rugí ofendido alzándola de la mesa para enfrentar sus esmeraldas.
Su aliento contra el mio, ambos entrecortados, jadeando contra nuestros húmedos labios.
Su pecho subía y bajaba, destilaba rabia, odio y excitación y del mismo modo podía ver eso en mis ojos.
-Ahora mismo juro por Odin que te subiría al lecho y te haría mía hasta que no te tuviera en pie, mas al parecer tienes razón, a mi me esperan las putas y a ti una botella de ron.


avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Valeska el Dom Mayo 21, 2017 12:07 pm


El alcohol le había vuelto vulnerable por unas horas. No recordaba lo ocurrido, más bien no quería recordarlo. Se enredaron en el otro, pudo haber pasado , el trato podía haber finalizado la misma noche del enlace pues si cruzaba la línea ¿de qué iba a servirle a los hermanos? Rugió a Uthred ¿desear? ¿a quién? ¿a esa cabeza hueca que tenía por hermano? Lanzó una mirada acusadora al vampiro de ojos verdes , advirtiéndole que parase. No ayudaba que él sí se acordase de lo que pasó entre ella y Viggo , esperaba que éste no dijese nada al respecto ¿cómo pudo caer en la tentación de tan solo tocarlo?

Se sentía sucia, a ella misma se había fallado. Y ahora, estaba lo de Niels. Ese niño mimado de mamá, se creía alguien cuando tan solo era un guerrero estúpido que terminaría muriendo de la forma más absurda. Tomó aire, soltándolo despacio, no podía perder los nervios con tanta presión. Sabía perfectamente donde se encontraba su hermano. Si por ella fuera le daba muerta pero ¿y de qué serviría? Sus padres ya perdieron a uno de sus hijos, a ella y ahora Niels atrapado en el pasado para salvarse a sí mismo. Mirada desafiante a Uthred, no iba a decírselo… no sería la culpable de la muerte de su hermano pequeño, un poco de humanidad quedaba en ella… muy poca.

-No me toques -giró el rostro para que no la tocase, clavando sus orbes en Viggo -No puedo saber nada con tan solo un nombre y un apellido, necesito algo más. Algo suyo. Soy oráculo pero no es tan fácil y tú , deja de decir memeces - la risa del demonio inundó la habitación, su cuerpo reaccionó de una forma que odió con toda su alma. Gimió al sentir sus pechos contra la madera, sus manos recorrerla… tuvo que cerrar los ojos para no perder los papeles. Ese hombre…la llevaba por el camino de la perdición más absoluta.

Arqueó la espalda al sentir el primer golpe, sangre arder en el lugar, pidiendo más en silencio. Uthred, pudo ver como se mordió los labios de puro placer, le gustaba el castigo y pedía más en silencio, uno que Viggo no interpretó. Rugieron al mismo son cuando se miraron a los ojos, tenía tanto que decir pero tanto que debía callar. Sus esmeraldas se pasearon por su atractivo rostro, mordiéndose ligeramente el centro de su labio inferior de pura rabia, ira y desprecio por ese ser que provocaba que su cuerpo se caldease.

-No vuelvas a tocarme. JAMÁS -gritó fuera de sí, tomándole por la ropa, buscando sus labios inconscientemente para no terminar fundirse en ellos, solo hizo el ademán -Juro por Odin que como tomes a una de esas fulanas lo pagarás caro. Es una amenaza -hablaban los celos, era incapaz de reconocer nada y aunque ocurriese algo entre los dos, lo negaría una y mil veces.

Se separó de él, abandonando el lugar a paso rápido, odiando a ese hombre a la par que lo deseaba aún más. Maldito y mil veces maldito.



Cannif:
avatar
Valeska
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Uhtred el Dom Mayo 21, 2017 2:50 pm

No pude evitar reír al ver la lección que Viggo le estaba dando a su mujer, era evidente que no dejaban de retarse uno al otro, eran tal para cual, fuego que se consumía
Negué con la cabeza sin poder borrar la sonrisa al ver el placer que los azotes de mi hermano causaban en su esposa.  Cuando la alzó y se miraron, eran brasas lo que vi en ambos ojos, solo faltaba una chispa para que ambos acabaran sobre esa misma mesa pero de un modo muy distinto.

Valeska rugía enfadada con mi hermano, asegurando que si volvía a tocar a una mujer se arrepentiría.
Me mordí la lengua, pues a decir verdad hubiera intercedido a su favor, pero es que me divertía demasiado verlos discutir.
Era cierto que ella le había dicho que podía tomar a cuantas quisiera antes de casarse, que ella solo quería su protección, pero ahora se contradecía, algo que dibujo en la cara de mi hermano una terrible satisfacción.
-Pareja, cuando queráis nos vamos, que a este paso se nos hace de día y a decir verdad desde que no puedo meter mano a tu mujer me siento un tanto farol en esto.

Valeska rugía malhumorada, desde luego iba a tener mi hermano que lidiar con una hembra con carácter, lo normal, solo las vikingas pueden mantener a los vikingos a raya y esta era una seguidora de Odin como nosotros.
-No se quien es ese Niels, peor vas a descubrirlo para nosotros preciosa, creo que el hombre ese tiene su sangre, una de las dagas que le clavaron al muchacho.

Nos pusimos finalmente en marcha, así llegamos al antro de perversión donde habíamos quedado con el noble que bien custodiado nos esperaba en la mesa del fondo, apenas iluminado por unos candelabros, su rostro se escondía en la penumbra.
Luces y sombras a su alrededor mientras caminábamos los tres a la mesa dispuesta para esta reunión.



Uhtred:

 
video:
avatar
Uhtred
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 45
Puntos : 40
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Dom Mayo 21, 2017 2:51 pm

Nuestras miradas prendidas de fuego se desafiaron, ella había cometido un error y mi deber era mostrarle que yo no era uno de seso hombres a los que podría torear.
Yo era un vikingo, ella era mi mujer y ahora me pertenecía como yo en cierto modo le pertenecía a ella.
Su aliento contra el mio, labios entreabiertos y por un momento nuestra nariz se acarició deseando de algún modo engarzar nuestros labios, acto que no sucedió.

Me amenazó con que si tocaba a otra me arrepentiría, a lo que le dediqué una picara sonrisa presa de satisfacción.
-Creía que podía tocar a cuantas quisiera, que tu tenias bastante con la botella -dije de forma irónica.
Deslicé mi dedo por su rostro recordando ese no me toques que por supuesto no obedecí.
-si me satisfaces mujer, prometo que esta noche no existirá otra, solo tu -susurré contra sus labios -podrás compartir conmigo esa botella que te espera.

Mi hermano había hecho un trato con un hombre noble que nos pagaría una buena suma de dinero por servirle en bandeja a un muchacho humano, una misión sencilla, así que pronto emprendimos camino hacia aquel local que solíamos frecuentar.

En las mesas del fondo, frente a un candelabro iluminado por velas que dotaban esa zona de una agradable penumbra estaba aquel noble bien custodiado pro sus hombres que os ofreció asiento a los tres para hablar de negocios.
Al parecer tenia un arma con la sangre del muchacho, arma que puso en manos de la bruja para que rastreara a ese tal Niels.
Nos dejó claro que lo quería vivo, al parecer su idea era convertirlo en su chiquillo, dijo que no podía desperdiciar tan interesante mortal.


avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Valeska el Lun Mayo 29, 2017 11:59 am

Nunca me había sentido tan enfadada como en ese momento, enfadada y excitada. Ambas palabras cogidas de la mano. ¿Qué iba a esperar? ¿Qué me iba a ser fiel? Era un trato con ciertas condiciones y esa no estaba entre ellas. Y para colmo, el maldito Niels a saber a quién desafió cuando lo querían muerto. No serían los primeros ni los últimos, mi hermano pequeño era tan problemático o más incluso que yo. Y aún pensando en la forma de salvarle la vida, él volvió a desafiarme, cuando eso ocurría…lo demás carecía de sentido.

-Vete al infierno. ¿Esta noche? No me conformo con tus migajas. Puedes hacer lo que te dé la gana. Olvídate de mí, no existo ¿no era esa la idea? yo os ayudo, me ayudais y ya con casarte lo has hecho… no tienes que complacerme ni nada, ah pero no puedes…ni dudo que lo hagas. -como un huracán a su paso, me aparté de él como si quemase. Me sentía diferente cuando sus ojos azules buscaban mis esmeraldas…era extraño saber que él era mi marido, él y no otro.

Al llegar al local, miré a Uhtred, iban a utilizar mi poder para localizar a su presa. Me concentré para saber dónde se encontraba, seguía en Paris y en este tiempo, sentía su aura y lo vi acompañado de Synnove y Hakon ¿qué diablos hacían ellos aquí también? Parecía que nos habíamos puesto de acuerdo todos para asaltar el pasado. Chasqueé la lengua molesta conmigo misma, no me quitaba de la cabeza las palabras de Viggo “no existirá otra si no tú”. negué con la cabeza, el arma con la sangre de mi hermano… mi propia sangre me alertaba que no lo buscaban por una simple tontería y yo, podía ser la clave para que ese ajuste de cuentas se llevase a cabo.

Cerré los ojos, apretando el arma entre mis manos, dejando escapar un suspiro. Vi el ataque, la pelea y a mi hermano huir. Se encontraba en el sur de Paris, sería fácil… podía despistarlos, sabía que jugaba con fuego y ¿Acaso no siempre lo había hecho? ya estaba acostumbrada? Dejé el arma encima de la mesa, al lado del desconocido. Describí el ataque, solo podían saberlo la persona atacada y Niels, solo así me ganaría su confianza. Sonreí coqueta, me creerían…era muy buena actriz.

-Se encuentra el norte de Paris, en el burdel de la plaza…duerme allí y está con más personas, todos guerreros. -apunté, de todo lo que dije la gran mayoría era cierto. - Me siento indispuesta, necesito una copa -fingí una sonrisa, una que se apagó en cuanto mis orbes volvieron a enfrentarse contra los de Viggo -Te regalo la botella, cariño - no la necesitaba, sí algo más fuerte. Creía ser capaz de poder con todo esto pero la verdad me superaba.

Desde que me había casado con aquel hombre, todo había cambiado. Lo sabía pero él no. Me dejé caer sobre uno de los sillones vacíos, una botella de whisky añejo, un pequeño vaso que llené a conciencia y bebí de golpe, solo quería emborracharme y olvidar, no ver nada más que una felicidad que solo me proporcionaba el alcohol. Volví a perder otra vez, porque jamás podría tener lo que tanto ansiaba. Porque nunca sería mío.



Cannif:
avatar
Valeska
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Uhtred el Mar Mayo 30, 2017 2:00 am

Esa mujer era un huracán incapaz de ver mas allá de la misma onda en la que estaba sumida y con la que devastaba todo al pasar.
Ladeé la sonrisa la ver la cara de mi hermano cuando le dijo que no se conformaba con las migajas  y que hiciera lo que quisiera mientras no fuera con ella.

Así, en un ambiente tan amable, empezamos la reunión en la que todos estábamos dispuestos a dar con el muchacho que parecía tener un valor incalculable para ese vampiro por el dineral que había pagado por que lo capturáramos vivo.
Lo único que me escamaba era que en la historia mencionaban que fue Lakme quien lo saco del recinto.
Esa inmortal era poderosa y si de un modo u otro estaba relacionada con ese chico las cosas podían complicarse mucho.
Ella guardaba dentro de si una bruja maldita que sin duda nos haría marchitarnos si osábamos tocar aquello que las leyendas dicen no puede morir.

La bruja hizo su ritual y con el arma entre sus manos dio con el paradero de ese joven que al parecer dormía en un burdel al norte.
Que estuviera rodeado de guerreros no me preocupaba lo mas mínimo, no cuando yo era el mas voraz de todos ellos.
-Iré a echar un vistazo a ver que me encuentro, seguro que si le joven duerme en ese lugar no se resistirá a bajar para elegir una dama a la que calentar.

Su olor había quedado impreso en mi, el de la sangre que bañaba la daga, si como decía Valeska, Niels pernoctaba en ese lugar no me costaría demasiado dar con él por muy escurridiza que fuera esa rata.
Viggo hizo ademan de ponerse en pie para acompañarme, pero me negué en rotundo.
-No hermano, si vamos juntos despertaremos sospechas y puede que el chaval salga huyendo, si voy solo me confundiré con un cliente mas.
-Tranquilo hermano se cuidarme -bromeé dándole una palmada en el hombro -disfruta con tu mujer -le dije con cierto sarcasmo antes de despedirme de los allí presentes, acordando que en cuanto el niñato estuviera en mi poder se lo haría saber.



Uhtred:

 
video:
avatar
Uhtred
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 45
Puntos : 40
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Mar Mayo 30, 2017 2:02 am

Para una vez que era amable con mi mujer esta me repudiaba de forma descarada, hablo mi orgullo y un “bien” escapó de mis labios poniendo rumbo al la mesa donde la negociación estaba mas que hecha.
Dinero acordado, arma en la mesa y mi esposa que tenia simplemente que hacer un hechizo de posición para dar con un muchacho que al parecer había cabreado a la persona equivocada.

Solo la idea de que Lakme estuviera metida en el ajo me preocupaba, claro que conociendo la era fácil que se hubiera encaprichado de su cara bonita y se lo hubiera llevado para follárselo en cualquier parte antes de abandonarlo a su suerte.
Eso decía mucho de él, pues si seguía vivo tras un encuentro con Lakme no podíamos menospreciarlo en absoluto.

Seguí enfrascado en mi botella sirviendo alcohol en mi vaso, no tenia demasiado que aportar a aquella reunión, prefería sacar la espada en el momento adecuado y cortar la cabeza del muchacho, claro que traerlo con vida quitaba cierta emoción a la cacería.

Mi hermano decidió ir a echar un vistazo a ese burdel donde según mi mujer se encontraba ese tal Niels. No se porque me daba la sensación de que mi esposa no estaba siendo todo lo clara que podía ser en este tema con nosotros, pero solo era eso, una sensación así que guardé silencio cuando mi hermano se despidió de forma sarcástica apuntando que me divirtiera con mi mujer.

Alcé la copa en dirección a este antes de vaciar su contenido en mis labios y dejar que abrasara mi garganta, sin duda me iba a divertir, pero como bien había dicho ella, no seria a su lado.
Como era de esperar se fue a un sofá y se dejó caer dispuesta a beber sin parar hasta el amanecer.
Me la tendría que llevar completamente ebria a casa porque ella se empecinaba en hacer esto mas complicado de lo que era.
Cierto era que nuestro matrimonio estaba basado en un trato pero ¿tampoco podía comérmela y disfrutar una noche de mi arrebatadora presencia?

Me senté en un sillón hundiendo mis ojos en ella, repasando su cuerpo con mi turbia mirada.
-No quieres que me follé a otra y contigo no puedo hacerlo..así que ¿por que no me llevas algún sitio con una par de botellas y vemos que pasa después de bebérnoslas?
Ladeé la sonrisa con cierta altivez
-Creo que es mejor plan que mirar como una amargada como los demás se meten mano, cuando tu no puedes ni rozar el orgasmo ¿no crees?
Hoy me siento generoso para con mi mujer -susurré relamiendome los labios -¿que me dices?





avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Valeska el Mar Mayo 30, 2017 4:55 pm

Observé desde mi asiento como los hermanos hablaban, alejándose solo uno de ellos. Alcé el vaso de whisky hacia Uthred a modo de despedida, cerrando los ojos y dejarme embriagar por el rico sabor del alcohol. Sonreí ampliamente, la garganta me quemaba, me hizo sentirme bien, en paz por unos segundos. Cuando abrí los ojos y le vi allí, mi sonrisa se congeló…chasqueando la lengua, no lo quería allí.

Volví a servirme, refugiándome en mi mejor amigo y aliado, el alcohol… me hacía sentirme bien, olvidando el futuro, el presente… a él. Sonreí ante su invitación, sabía lo que deseaba más que nada. Verme destruida, quitarme lo que me hacía poderosa, solo con que hiciéramos el amor una vez… todo acabaría. Reí entre dientes, seguía intentándolo…metiéndome ideas absurdas en la cabeza porque creía, pensaba… que accedería por ese rato de placer que me otorgaba.

- ¿Ver que pasa? Ya lo viste la noche pasada. No pasó nada -fui tajante, no me anduve con rodeos, estaba cansada de oírle insinuar siempre lo mismo….todo por un polvo , no quería complacerme, se notaba lo que me despreciaba. Conocía a las oráculos y su antigua mujer tuvo que hacérselo pasar mal, yo simplemente me ceñía al trato, olvidándome de tonterías. Volví a beberme el whisky, esta vez sin dejar de mirarle a los ojos. Lo disfracé como buenamente pude pero no me sentí mejor que ninguna de esas mujeres que se prostituyen por dinero.

Cualquiera podría complacerle , pagar por una noche entera, era a lo que estaba acostumbrado. Quería humillarme, mandarme allá de dónde venía por el simple hecho de caer en su juego. Negué con la cabeza, hice amago de sonrisa…una que se evaporó, me estaba enfadando y mucho, él seguía intentándolo. No éramos un matrimonio, ¿qué demonios hacía allí conmigo? En vez de entre las piernas de otra.

-¿No vas a decirme nada nuevo? Me lo repites constantemente. No, no puedo rozar ni el orgasmo. ¿Y qué? ¿acaso te importa? No. No te sientas generoso, serlo con esa -una prostituta se acercaba hacia la mesa donde se encontraban, alzó la mano …deteniéndola, como si la hubiese congelado - Beberé contigo pero no seré tan necia de caer en tu red. ¿Por qué tu afán de deshacerte de mí? os soy más útil siendo lo que soy. Tranquilo, no tocaré a tu hermano, estoy casada contigo. Y sé las reglas de los vikingos, soy una de ellas, así que no me toques lo que no suena -

Botella en mano, me levanté, bordeando la mesa y acercarme a él. Lo miré intensamente antes de sentarme a horcajadas sobre sus piernas, rellené el vaso y se lo acerqué a los labios, como buena esposa. No hicieron falta palabras, mis orbes recorrieron cada parte de su rostro, mi dedo índice recogió gotas que adornaban sus gélidos labios, llevándome el índice a los míos.

-No voy a ser generosa contigo, te he regalado la botella, te he dejado en paz para que te tires a toda la que se te presente pero estás aquí, frente a mí -acerqué mis labios a los suyos, un duelo del que no estábamos dispuesto a perder ninguno de los dos -Tampoco puedes morderme, morirías…soy una víbora -reí contra su boca, podía sentir cómo acariciaba sus labios al hablar -Espera… pensaste en mí anoche, que era yo la que cabalgaba sobre ti. Te gritaba pidiendo más pero… no, eso no pasará nunca -desvié un instante la mirada, yo también hice lo mismo claro que yo… no lo llevé a cabo -Te seré fiel para siempre y tú no paras de engañarme. No es justo. ¿No crees , Viggo? ¿Tan importante es para ti? -siseé para que no respondiese, ya lo haría por él -¿Te imaginas? Enamorarme de mi verdugo , de aquel que solo quiere que desaparezca. La diferencia es… que puedes ser de todas pero no mío y no, no serías quien me arrebatase mi poder. Lo prefiero a cualquier hombre, a ti -dejé claro mis intenciones, mis pensamientos aunque estuviésemos tan cerca que nos abrasábamos, inevitablemente nuestros cuerpos encajaban a la perfección.



Cannif:
avatar
Valeska
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Miér Mayo 31, 2017 9:03 am

Extiendo le brazo esperando que me rellene la copa, a fin de cuentas parece que el alcohol se ha trasformado en nuestra sombra.
Ella empieza a sucumbir a sus encantos, amargada se consume altiva frente a mis ojos.
Llevo el vidrio a mis labios, la escucho pero no la oigo.
Es cierto una parte de mi anhela arrebatarle ese don, pero no para destruirla, creo que quiero salvarla.

Guardo silencio, ladeo la sonrisa porque no se hacer otra cosa, ella tiene sus escudos, sus fantasmas y yo a su vez tengo los míos, solo cuando una mujer se acerca esta reacciona y deteniendo su avance es ella la que sobre mi se sienta.
Mis ojos contemplan sus labios, habla, dice que no le importa que me sacie con otra, miente pues mis actos de la pasada noche es lo que no ha llevado a este instante.

Si pensé en ella, porque deseaba montar a mi mujer y no a una furcia, pero ¿acaso ella no gritó mi nombre?
Podríamos ambos alcanzar un acuerdo, pero el orgullo habla donde las palabras enmudecen y de nuevo el alcohol calienta mi garganta evitando que estas salgan.

Sus labios acarician los míos, me dejo hacer sin pronunciar palabra alguna, ella es mordaz, asegura que nada entre nosotros va a pasar, y la creo, creo que el infierno se ha abierto frente a sus ojos y en cierto modo la devora.
-Tu don es una maldición, pero, engañate a ti misma ¿que te ata a ese poder?

Se que teme que si no es un oráculo no sera importante para nosotros, lo que implica que saldrá de mi vida, de la de mi hermano, dice estar condenada a serme fiel y de cierto modo así es.
Mis dedos se enredan en su pelo, la atraigo contra mi boca, su aliento me calcina y contra mis labios suelta su última pregunta.
-Liberarme de un trato que nunca quise, nuestro matrimonio no es por amor -aseguré con el orgullo tocado por sus palabras.
-Dices preferir tu don a mi, peor aquí estas rozando mi entrepierna con tu sexo, escupiendo tu veneno contra mis labios incapaz de reconocer que te mueres por sentirme en tu interior.
No pasará ¿de verdad? -pregunté con picardia, llevando mis manso a sus caderas para moverlas sobre mi alzada hombría -¿cuantas copas aguantaras antes de perder la razón?
Bebamos y comprobemoslo.

Apuré la copa y le pedí mas, no era ese el plan ¿emborracharnos?
Sus ojos centelleaban contra los míos, voraces, hambrientos, necesitados.
Me relamí los labios apurando el sabor a alcohol de ellos
-¿cuéntame de que conoces a ese que buscamos? -ladeé la sonrisa, había notado que algo o marchaba, su falta de interés y ese ritual que había visto mil veces hacer a mi anterior mujer...no cuadraba.


avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Valeska el Vie Jun 02, 2017 12:13 pm

Su silencio es peor que cualquier palabra envenenada. Palabras como cuchillos que nos habíamos lanzado desde que nos conocimos. Él no estaba condenado por casarse conmigo pero yo sí. Con haberle jurado amor ante nuestros dioses, el futuro quedó se rompió en mil pedazos. No quedaba nada de mí allí, en el futuro…era Lilie Cannif, la mayor de las hijas de Hoör y Valeria Cannif. Me negué a casarme con aquel hombre, no podía pese a que fuese lo mejor para mí. Por mucho que le pesase a mi padre, era igual que él y es que cuando se trata de lo más importante …daba igual lo demás.

Lo tenía frente a mí, sus ojos no dejaban de observarme y por primera vez no pude leer nada en ellos, tampoco quise. Leer lo que no deseaba me llevaría a comportarme de cierta forma, ser vulnerable ante mi marido. Cuando por fin habla, sentencia algo que ambos sabemos. Mi don es una maldición a la que estaré atada para siempre. Soy orgullosa, incapaz de mostrar sentimientos, disfruto como otros sufren y hace mucho acepté mi destino, uno que quise cambiar y que ahora, me ataba a Viggo Ludvig.

-No tienes derecho a saberlo. -le amenacé para que se callase pero seguía mirándome, más se fruncía mi ceño, se entreabrían mis labios -Estuviste casada con una oráculo del norte, ¿cierto? Y la amabas por eso conoces de lo que soy capaz y de lo que no. La respetaste , odiaste y amaste por partes iguales. ¿Pudiste tomarla? -reí burlona pero en realidad quería saber lo que pasó, aquello escapaba de mi alcance, un cerrojo bien echado a su corazón , a su pasado.

Mis orbes esmeraldas, recorren cada centímetro de su rostro. Su caricia en mi pelo, su mirada perdida en la mía, seguramente pensase en ella en ese instante. Lo odié, le odié tanto…maldita sea. Mi enfado crecía , me estaba consumiendo , enfado que se mezcló con el deseo que mis ojos le profesaban. Negué con la cabeza, se había quedado ahí para sacarme información, una que volví a negarle girando el rostro para que mis labios no se rozasen con los suyos, su veneno me consumiese.

-Es eso -reí entre dientes porque no podía caer más bajo, me estaba utilizando, señalándome como mentirosa y qué si lo era -Quieres emborracharme para sacarme información… para rematar la faena y de paso pasártelo bien , ser un trofeo que restregarle a tu hermano. Ahora que no está, es el momento clave ¿no? -estaba furiosa, tanto que aquella fulana a la que había congelado, le arrebaté la vida… apretando con fuerza mi puño… su corazón en mi mano, hasta que cayó sin vida al suelo.

Respiré entrecortadamente, mataría a todas una a una si con eso saciaba mi sed de sangre pero en vez de eso, mi sed aumentó…le cogí del cuello, apretando con fuerza, podía manipularle. Mi don se extendía más que cualquier simple bruja. Le miré a los ojos, intentando leer la verdadera razón por la que se había quedado conmigo pero antes de hacerlo… me separé de él, volviendo a mi asiento. El vaso fue sustituido por la botella y dejé que el contenido resbalase por mi garganta, sin dejar de mirarle a los ojos. Ya estaba borracha, solo quería caer fulminada sobre la mesa. Olvidar.


"Liberarme de un trato que no quise. Nuestro matrimonio...no es por amor"



Cannif:
avatar
Valeska
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Viggo Ludvig el Vie Jun 02, 2017 2:12 pm

Allí frente a mi estaba una neurótica bruja que se creía que cada una de mis palabras era para destruirla y vale puede que no ayudara en nada mis voraces comentarios pero porque en este duelo de egos yo no estaba dispuesto a perder.
Enarqué una ceja cuando dijo que solo estaba allí para sacarle información, para apuntarme el tanto ante mi hermano, emborracharla y pasar el rato.
-¿acaso necesito mucho para eso? Ya estas borracha apunté antes de que se alejara de mi cuerpo dejándome vació de su cálida presencia.

Yo también tomé una botella parecía que nos dedicábamos a arruinar la noche del otro, sumirnos en licor para olvidar que tras la mirada del otro podíamos encortar algo de paz, de redención.
Negué con la cabeza dando un largo trago, el whisky entraba por mi garganta como el agua y no me detuve hasta vacar casi media botella.
Me limpié los labios con la manga, quizás ahora ebrio podría ser sincero con la pregunta efectuada.

Ella la oráculo que condeno mi alma al destierro eterno, la que me lo arrebató todo por despecho.
-Era joven, también ella cuando nos conocimos y nos enamoramos perdidamente del otro -dije enredando las palabras.
Tomé aire como si el recuerdo me destrozara, lo hacia ciertamente y mis ojos vidriosos por el alcohol dejaron escurrir sendas lagrimas de puro dolor, que enmascaré con la rabia que me llevó a cerrar los puños.
-Ella era la oráculo del templo, jamas debería de ser tomada, pues era valiosa para los nuestros.
Nos prometimos, no recuerdo época mas feliz que cuando cuando contemplábamos el mar y el mundo se detenía a nuestro alrededor.
Besos, caricias y mucha conversación, risas que el viento se llevaba con un para siempre que sonó a la ingenua promesa de dos adolescentes.

Negué con la cabeza sumido en los recuerdos de otro tiempo que aun a día de hoy me torturaban en exceso.
-El invierno y su nieve convirtió el poblado en un día blanco y frente a la máxima sacerdotisa pronunciamos los votos que nos convertían en uno solo.
Pasó el tiempo, con el los reproches, quería tomarla, aun sabiendo que eso era imposible y una noche ebrios ambos nos dejamos llevar por la pasión del momento.
Perdió su don, a sus hermanas oráculos y sentenció su vida a ser la madre del vástago que en su vientre portaba.
Nunca me lo perdonó y yo cuando las nieves se disiparon partí para saquear nuevas tierras, nuevos mundos.

Me detuve había hablado mas de la cuenta y dejé que el liquido ámbar continuara su camino, por hoy ya era bastante, aunque por supuesto no acaba ahí mi trágica historia, de echo, solo comenzaba.


avatar
Viggo Ludvig
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego, tierra, aire y agua (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.