Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Consensual Words — Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Consensual Words — Privado

Mensaje por Isolde Schubert el Sáb Mayo 06, 2017 11:35 pm

—Estás perdiendo tu buen olfato de sabueso, Robert —dijo Isolde, mientras soslayaba al hombre a su lado.

—No me malinterprete, my lady. Eso que tiene ese papel arrugado, eso es lo que recibí. La descripción no es muy clara, pero, indudablemente, está relacionada con alguien de la Academia de París. Lamento no asegurar nada, no pude hallar algo más —respondió Robert, excusándose. Les echaba la culpa a otros informantes sobre su propia negligencia.

Isolde terminó confrontándole con la mirada, el coche aún continuaba en movimiento, pero, si la circunstancia lo ameritaba, iba a ser capaz de lanzarlo a la calle para que los cascos de los caballos pisotearan su rostro. Ella, por sobre todas las cosas, era exigente, una mujer que odiaba que le tomaran el pelo, en especial, si se trataba de sus empleados. Aun así, a pesar de su inminente decepción, intentó ignorar lo ocurrido. No podía echarle toda la culpa a Robert, él simplemente cumplió con su parte, y aunque se confundieran de sujeto, sacaría algún provecho de todo eso. Como buen Schubert que era, debía siempre obtener beneficios, por más ordinaria que resultase la situación en donde se viera implícita. De momento sólo debía conformarse con los datos que tenía, a pesar de que algo no terminaba de encajar del todo.

Exhaló con hastío, no le quedaba más que continuar con lo propuesto. Por suerte, su tío no estaba al tanto de aquella situación, y tampoco era muy relevante. Cuando el vehículo al fin se detuvo frente a la fachada de la Academia, Isolde empezó a considerar nuevamente las palabras de Robert (quien la miraba con expectativa), pero, antes de regresarse por donde vino, se bajó del coche.

—Espero que hayas arreglado todo y no tenga problemas, querido Robert —esbozó una sonrisa hipócrita, más para intimidar al hombre que para tranquilizarlo—. Esto es una tontería, pero los deudores son los deudores.

Sin pensárselo mucho, y con paso decidido, fue directamente hacia el interior del magnánimo edificio. Robert se encargó de arreglar todo en el vestíbulo, y en un par de minutos, se dirigían hacia lo que se suponía era la facultad de ciencias. El tránsito fue lo de menos, lo que interesaba era a quien buscaban. Al menos la descripción coincidió con alguien dentro del recinto, pero no podían cantar victoria, no hasta atar cabos sueltos, cosa que solían hacer mafiosos del estatus de Isolde.

Y ahí lo encontró, un hombre solo en uno de los salones de aquella facultad. Le hizo señas a Robert que vigilara todo y ella se encargaría del tipo en cuestión. Lo único que sabía era su apellido (y ahí gran parte de su confusión). Sino era él, al menos podía sacarle información, ¡o algo! Daba igual, terminó acercándose con cautela, manteniendo una distancia prudente entre ambos.

—¿Señor Vernier? —dijo con mesura—. Lamento interrumpirlo, si me permite, necesito conversar con usted.

Isolde siempre mostraba una apariencia de una dama de sociedad, incluso cuando estaba frente al asesinato de alguien. Había aprendido guardar la compostura, y aunque se dedicara a negocios verdaderamente sucios, su forma de actuar no debía mezclarse con éstos. Era demasiado educada, tanto, que ni daba la impresión de que en realidad era una audaz asesina.


Well... It's Okay:
But...:
Do you want to play?:
And if you go, I wanna go with you:
avatar
Isolde Schubert
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 23
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 09/04/2017
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.