Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 05/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Trust me ~ priv.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trust me ~ priv.

Mensaje por Kethyr Paine el Lun Mayo 08, 2017 2:43 am

Recostado en una de las ramas de un frondoso árbol, mastico una tira de cecina con expresión ausente. El gesto, monótono e intuitivo, me permite evadirme de mis pensamientos, invadidos por los recuerdos de lo que sucedió con Zeniba. No quiero volver a revivir todo lo que sucedió en aquel mundo, extraño y sombrío. Ni tampoco, el precio que tuve que pagar por poder salir de allí sano y salvo. Pero no puedo evitar que las imágenes invadan mi mente, difuminadas por el miedo y el dolor que sentí durante cada instante de aquella agonía.

Todavía ahora despierto sudoroso en mitad de la noche, con el olor a azufre de aquel lugar quemándome en la nariz. Sintiendo que todavía estoy rodeado por monstruos, demonios y otros seres invocados por la imaginación de aquel brujo. Era incapaz de defenderme, ni siquiera para salvar mi propia vida. Y mucho menos, para proteger la de la cazadora que instantes antes había intentado clavar una daga en mi corazón. Por suerte para ambos, Zeniba y yo supimos superar nuestro respectivo odio para colaborar. Comprendimos que era mejor apartar nuestros prejuicios, para atacar a aquel maldito brujo y hacérselo pagar.

Pero el precio fue demasiado alto, al menos para mi. Porque ella conoce la ubicación de las cabañas de los Paine, y al acabar nuestra aventura, fui incapaz de hacer lo único que habría sido capaz de silenciarla: acabar con su vida. Corrí un riesgo, aposté y el precio de mi fracaso será la muerte de mi familia. Leif me habría llamado blando; Reydek, mierdas. Elora tal vez habría creído que era sabio, pero por desgracia para mi, es la Paine con la que menos contacto tengo debido a que vive en la ciudad. Y aquí estoy ahora, acompañado por la única persona que no va a juzgarme por mis acciones. El único con el que siempre he podido contar, y que ha sido mi única ayuda para salir de todos mis problemas.

Yo mismo.

Tumbado en mi rama, no es hasta que me acabo el tasajo que escucho fuertes pisadas acercándose a mi posición. Aplastando hojas secas, ramitas caídas y huesos de animales por el camino. Cauteloso, me incorporo sigilosamente para ocultarme mejor entre las ramas. Al mismo tiempo, cierro los ojos y me concentro en mis sentidos, tal y como Leif me ha enseñado a hacer para que fluya mi lobo interior. La intensidad de los pasos y el ritmo al que avanzan me sugiere que son tres las personas que se acercan a mi árbol, una más menuda por ser sus pasos los que más se repiten de todos. Los jadeos entrecortados que se escuchan son señal de que al menos la más pequeña (su aroma es marcadamente femenino, de modo que tiene que ser una hembra) está corriendo; puede que para alejarse de los que van tras ella. Varones, por el intenso olor a testosterona que el aire arrastra hasta mi escondite. Todo apunta a que se trata de una persecución, en la que el número y el tamaño pueden jugar a favor de los cazadores. Y yo siempre he sentido debilidad por las presas, cuando no soy yo quien está corriendo tras ellas.

De modo que, encordando mi arco y sacando una flecha del carcaj, apunto bajo mis pies a la espera de que algo suceda. Un cálculo aproximado me indica cuándo pasará corriendo la joven bajo las ramas, así que, en cuanto sus dorados cabellos superan mi posición, espero un par de segundos antes de disparar la flecha. Justo en el blanco; el proyectil se clava delante de uno de los dos perseguidores, que se detiene bruscamente al percatarse de que no está solo en su acoso. Provocando que su compañero choque contra sus espaldas, desconcertado y aturdido.

- ¿Por qué paras? Ya casi la teníamos - Masculla el recién llegado, frotándose el hombro dolorido por el golpe. Sus prendas, desgastadas y harapientas, van a juego con su rostro; pelado por el implacable sol de primavera, y marcado en las mejillas por una antigua viruela. Una pequeña hacha cuelga de su cintura, cuyo acero, oscurecido por el paso del tiempo, está mellado por los extremos. También porta una pequeña bolsa, casi vacía por la manera en la que cuelga flácida de su cadera. Tienen toda la pinta de ser simples bandidos, que se han adentrado en una zona de la que deberían haberse mantenido alejados. El territorio de Leif, que ahora es también del resto de los Paine. Igual de peligrosos que el alfa.

- Ha salido de la nada - El otro señala mi flecha, que permanece clavada en la fría tierra, sus plumas grisáceas brillando en la penumbra. - Es una señal. Hemos pasado al puto territorio del licántropo pirata. Deberíamos llamar a la Orden, o a la Inquisición. En lugar de permitir que unos perros sarnosos nos recorten nuestra zona de caza.

- Y que la Inquisición decida que es mejor torturarnos por si somos sus cómplices. O nos ahorquen por proscritos. Qué estupenda idea, Garrett, no sé cómo no se me había ocurrido a mi antes. - El bandido del hacha le da un flojo puñetazo en el hombro, antes de darse la vuelta hacia su anterior dirección- ¡Seas quien seas, ya nos vamos! ¡Pero que sepas que algún día te patearemos el culo, a ti y a todos los demás!

Ágil por la práctica, respondo a su bravuconería apuntando con mi arco hacia sus partes bajas. La flecha se desliza rápida hacia mi objetivo, clavándose finalmente en las carnosas nalgas del proscrito gritón. Aullando de dolor, el bandido se marcha cojeando, seguido por un asustado compañero que no deja de mirar hacia todas partes. Así aprenderán lo que sucede cuando uno amenaza a un Paine; una lección que más de uno debería recibir dos veces.

En cuanto estoy seguro de que los dos especímenes se han marchado, salto directamente desde mi rama al suelo del bosque. Las hojas caídas amortiguan el impacto, hasta el punto de ser mi caída más silenciosa que los pasos anteriores de los bandidos.

- Sé que estás ahí. - Digo, en voz lo suficientemente alta como para que me escuche la muchacha de antes. - Sal. Soy un amigo. No quiero hacerte daño.



The Paines:

Gracias Elora:
avatar
Kethyr Paine
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 58
Puntos : 50
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trust me ~ priv.

Mensaje por Véronique el Sáb Mayo 20, 2017 3:01 pm


¡Corre,corre hija mía!,aviso la voz de mi propia ilusión,mi propio inconsciente que se alarma por lo terrores que me atormentan cada na noche,una pesadilla que me acompaña y se hace presente,tan real que aquí estoy corriendo sin rumbo fijo en los bosques,-no estoy dormida-,como otras veces u eso creo,puedo sentir la arena bajo mis pies,¡un momento!,la siento bajo mis pies,esto no puede ser real,presa de mi propia ilusión mientras duermo,cierro los ojos con fuerza para intentar despertarme en mi hogar y sin embargo solo tropiezo,mirándo tras de mi,respiración agitada,el corazón a mil por hora,impulsándome de nuevo al escuchar cerca a quien quiera que me persigan,si son vampiros correré y correré hasta que me sangren los pies,no pueden encontrarme,si lo hacen estoy perdida.

No puedo detenerme ahora,ahora no-Dije,añadiéndose a poco después otra voz,una que recuerdo vagamente y que sin embargo mi inconsciente me muestra con la apariencia de mi madre;Cabellos claros y ojos castaños,complexión idéntica a la mía,recuerdo su aspecto,uno menos limpio y puro,que poco a poco se torna al recuerdo de mi infancia.Cuello sangrante,rostro pálido y sin embargo sigue corriendo a mi lado,me asusto pero intento que el pánico que siento no me frente tan pronto,no me ataca,no me amenza,su aura no es inmortal.

Es un sueño,un sue..ño-Pensaba,mientras seguía corriendo viendo ante mi todo tipo de flora hasta que logré ver mi salvación,un tosco árbol en el medio del oscuro camino,en tan oscura noche que recién comienza.Recta como una vela me quedé al escuchar varias voces en alto,no estuve atenta a ello,solo quería despertarme de este mal sueño,la disputa entre esos hombres tenía que acabar ya y yo…

(…)

Tan pronto como lo desee,como si setratara de una nueva ilusión de mi mente,las voces,pasó a ser una,esta invitaba a salir-¡estoy armada!,déjame que te vea-Dije con temor una mentira que podía deducirse si se atiende bien,asomándome por el latera izquierdo del tronco.Viendo la silueta desde atrás del árbol-¿se..se..se han ido?-Dije calmándome poco después,antes de salir poco a poco hasta que por fin pudo verme con los mas simples haraposque alguien de clase media como yo pudiera permitirse.



Magic!
avatar
Véronique
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 131
Puntos : 35
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 03/11/2011

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trust me ~ priv.

Mensaje por Kethyr Paine el Jue Mayo 25, 2017 3:57 am

La muchacha se asoma desde un lateral del árbol, gritando con voz temblorosa que está lista para defenderse. No sabe que la he estado observando, cuando estaba subido en el árbol; percatándome de que no porta siquiera la más pequeña de las dagas.

Estoy planteándome si decírselo cuando la hechicera parece cambiar de opinión. Abandonando la fingida bravuconería, sale lentamente de su escondite, inhalando lenta y profundamente para calmar sus nervios. Sus manos se aferran a unas faldas que han visto tiempos mejores, de sencillo paño desgastado por los lavados. Sus cabellos se mecen suavemente con cada paso de la joven, dorados como el sol, y su piel, pálida y nívea, destaca el intenso azul de sus brillantes orbes cuando buscan los míos. Rodeados de largas pestañas, están muy abiertos por el miedo. Sus pupilas dilatadas, oscureciendo el bonito color de sus iris.

Entre tartamudeos, la muchacha pregunta si sus perseguidores se han marchado ya. A lo que respondo con un simple cabeceo, tras el cual bajo mi arco para devolver la flecha que sostenía a mi abarrotado carcaj.

- No creo que vuelvan por aquí hoy. Al menos, no hasta que se hayan recuperado de mi pequeña lección - Le digo, esbozando media sonrisa al recordar los aullidos doloridos del bandido.-  Has tenido suerte. No sé porqué te perseguían, pero no me cabe ninguna duda de que no era para nada bueno. - Lentamente para no asustarla, avanzo un par de pasos en su dirección. Es como un animalito asustado; si me precipito, echará a correr hacia el interior del bosque, huyendo de mi aunque en realidad no quiera hacerle ningún daño.- Soy Kethyr. ¿Tienes hambre? Tengo un poco de pan, y también cecina. No es ningún banquete, pero siempre es mejor que un estómago vacío.



The Paines:

Gracias Elora:
avatar
Kethyr Paine
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 58
Puntos : 50
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trust me ~ priv.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.