Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Healing Wounds ~ Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Lun Mayo 08, 2017 10:40 am

Aquel fin de semana lo tenía libre para descansar y para tener tiempo de disfrutar con esa pequeña adolescente que me estaba dando dolores de cabeza últimamente, tenía las hormonas revolucionadas y muchos cambios de humor con los que tenía que lidiar. Además el estar en primavera parecía afectarle algo más de lo normal y que estuviera en esa edad no ayudaba tampoco demasiado. Comenzaba a hacer buen tiempo y los días iban mejorando conforme pasaban, no solo eso, sino que también las noches eran mejores y el tiempo ya no era tan frío como las últimas semanas… poco a poco la primavera se iba abriendo paso en la ciudad y era una de las épocas que más me gustaban.

A veces me iba a los jardines botánicos para ver como las flores iban abriéndose en esa época donde el jardín cobraba vida y cambiaba totalmente, lleno de colorido y de una variedad que le dotaba un aire algo fresco, y su variedad de gamas de colores era algo totalmente precioso con lo que disfrutaba. Mucha gente iba a los jardines con el mismo propósito con el que iba yo, para ver como florecían y disfrutar de ese bello espectáculo que la naturaleza nos otorgaba. Desde que me había encontrado con un hechicero en la biblioteca, y me había enseñado sobre plantas y otras cosas prácticas, cada vez que iba al jardín podía diferencias los diferentes tipos que había y conocía bastantes que antes no tenía ni idea.

Disfrutando del primer día libre que tenía de ese fin de semana decidí ir de compras y cambiar un poco los vestidos que tenía, era hora de renovar vestuario y al final tras probar vestidos y vestidos acabé por llevarme varios de ellos de diferentes colores, sobre todo el rojo era lo que más predominaba porque iba muy bien con el tono de piel que tenía. Ese día iba a dedicármelo por entero a mí, así que paré a comer en un restaurante de lo más tranquilo sin tener que preocuparme de tener que cocinar y de pelearme con Alessia por la comida que hacía, últimamente no le apetecía muchas cosas y sobre todo nada que fuera sano.

Terminé por pasar por una tienda de libros para ver si habían traído alguno nuevo que no hubiera leído, a ese paso, iba a tener que renovar también la estantería llena de libros que tenía porque no sabía dónde iba a poner todos los libros que iba a ir comprando, los que estaban en casa ya los había leído y debería de ir haciendo hueco. Finalmente encontré un par de ellos que no había leído y que me gustaron, así que los compré saliendo de la tienda… poco más me quedaba por hacer, así que con el tiempo restante que tenía decidí parar para tomar un café, o lo que más me apeteciera en ese momento, en uno de los cafés que había por la zona centro de la ciudad.

Entré en uno sin fijarme demasiado cuál era y vi que al entrar, justo al fondo todo recto, tenían una terraza donde decidí sentarme dejando todas las bolsas que llevaba en una de las sillas, el camarero no tardó en salir para tomar nota de lo que quería y disfrutando del buen tiempo que hacía y de la sombra que había en aquel lugar sin que el sol diera de lleno en esa terraza, saqué uno de los libros que había comprado y lo abrí comenzando a leer, disfrutando de ese momento de paz y de tranquilidad que tenía, ya por la noche debería de volver porque quería pasar más tiempo con Isis y seguramente la sacara para dar un largo paseo con ella. Iría al parque que había cerca de casa ahora que las noches se podía estar más en la calle y jugaría con ella, poco quedaba de ese cachorro que me encontré en la calle y había crecido muchísimo, estaba preciosa con su pelaje negro y era lo que más quería en este mundo.




Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 467
Puntos : 478
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Gael Lutz el Mar Mayo 09, 2017 6:52 am

Decir que me encontraba más que amargado era poco. Ni siquiera se acercaba a como me sentía aquel día. Me había levantado con el pie cruzado desde el mismo momento en el que había abierto un ojo tumbado sobre mi cama en una habitación y en una casa en la que reinaba el silencio. No quería paz, quería que en mi casa se escuchase ruido, el de una tetera, por ejemplo. Significaría que Adaline o Jane estaban en casa. Pero ninguna estaba. Siempre había dicho que el hombre solitario o era una bestia o era un Dios. Yo no me sentía para nada un Dios, así que solamente me quedaba ser la bestia. Una bestia que había hecho que todas las personas importantes en su vida se alejasen de ella, como si fuese un fogón ardiendo.

Decidí levantarme, era temprano, más temprano de lo normal. Ya no tenía que ir al restaurante, hacía un tiempo que lo había dejado para tener algo más de tiempo para entrenar a algunos muchachos de la orden, pero ya ni siquiera iba a la orden y desconocía si seguía siéndolo ante el desplante que le había dado al senescal. Poco me importaba él y su estúpida orden. Tenía cosas más importantes en las que preocuparme que en un criadero de cazadores que estaban destinados a las más horribles muertes.

Tampoco sabía nada de Xaryne o de Elora, solamente que se iban a casar recientemente o que igual ya lo habían hecho. No me habían invitado. ¿Para qué ir? Odiaba a esas personas que se alejaban de todos sus amigos porque se echaban pareja. Esperaba que les fuese bien, porque si lo dejaban, iban a estar más solas que una acelga. No iba a permitir que volvieran a mi vida, se estaba mucho mejor sin ellas. Menos problemas. Preocuparme por si quemaban a Elora por bruja o a las dos por desviadas era un peso que me alegraba de habérmelo quitado.

Terminé de vestirme y me coloqué una pequeña chaqueta. El sol estaba comenzando a brillar en el cielo de París y las temperaturas estaban siendo más calurosas, señal de que se acercaba el verano. ¿Que podría hacer este verano? Quizás volver al camino del cual me había salido. Tenía que hablar con Thomas, quien gracias a Nirole y su sangre, se encontraba cada día mejor. Miré por curiosidad mi muñeca, no había ni rastro de las heridas. Me coloqué la manga de la chaqueta correctamente y salí a las calles de París. Hoy tocaba dar un paseo, pensar, despejarme y quizá, arreglar algo.

Como no había desayunado ni tomado ni siquiera nada, decidí que era momento de tomar un café con algo rico, por lo que acudí al centro de la ciudad, donde estaban los mejores cafés. Escogí uno que tenía una amplia terraza, no estaba aún muy llena de gente, pero vi a alguien que me hizo decantarme por elegirlo. Sentada en una de sus sillas estaba Naitiri. Me alegraba el verla, la verdad. No habíamos vuelto a vernos ni a hablarnos desde aquel incidente en el burdel... Mordí mi labio mientras me acercaba hasta ella. Esperaba poder ser algo adulto para afrontar esto y poder arreglar algo de mi vida.

-Naitiri... ¿Puedo sentarme contigo?- Fue lo primero que se me ocurrió. No me paré a pensar en que quizá estuviese acompañada por alguien o estuviera esperando a alguien. Un punto en mi contra. -Si es que estás sola, por supuesto. No quiero interrumpir nada.- Intenté arreglarlo lo mejor que pude y esperé... Casi deseaba que no tuviera planes con nadie. Necesitaba hacer algo bien hoy.





LittleBird:


Mi ángel:



Gracias chicos <3:


Exorcismo:

avatar
Gael Lutz
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 386
Puntos : 319
Reputación : 48
Fecha de inscripción : 23/12/2015
Edad : 25
Localización : Detrás de ti

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Mar Mayo 09, 2017 5:47 pm

Aún permanecía sentada en aquella terraza de la cafería, a esas horas del día no había mucha gente en el lugar y estaba relativamente tranquilo. Por una de las partes el sol se colaba y daba justamente de forma tenue sobre mi espalda, haciendo que esta se calentara con los rayos del sol. Había pedido un café que estaba ya por la mitad, las bolsas de las compras que había hecho estaban en una de las sillas que restaba de la mesa donde me encontraba y seguía con aquel libro en las manos, perdida entre sus páginas. Y es que cuando cogía un libro me olvidaba por completo de donde me encontraba e incluso de la noción del tiempo, más si este me enganchaba de tal forma que me hacía devorarlo en apenas unos días.

Así era como me encontraba ahora precisamente, mi espalda estaba recostada contra el respaldo de la silla y pasé una de las páginas para continuar leyendo aquella historia, era un poco de fantasía y la verdad es que no tenía mala pinta, me lo había recomendado el dueño de la tienda y me había parecido interesante por lo que me animé a comprarlo, había acertado de pleno porque apenas llevaba unas cuantas páginas y ya me tenía enganchada. Ni me enteraba de la gente que había alrededor, ni de la gente que pasaba… nada, solo el libro y yo imaginándome todo aquello que se describía en sus páginas. Aparté el pelo de mi rostro, unos mechones que rebeldes caían ahora por el rostro dificultándome la tarea de leer, y ni siquiera me di cuenta de que había una figura para enfrente de mí… solo su voz me sacó de aquellas páginas.

Mis ojos subieron para encontrarme al dueño de esas palabras pero, sobre todo, de esa voz que conocía bien y que me había sacado de mí mundo de fantasía. Hacía tiempo que no lo veía, de hecho, la última vez no había acabado tampoco demasiado bien aunque de alguna forma intenté que no se quedara tan mal la cosa… aunque había sido un poco inevitable en el fondo. Seguía igual que siempre, al menos en lo que su apariencia externa se trataba; iba bien vestido con una chaqueta por encima con las mangas arregladas, ese pelo rubio de siempre, la barba tan característica en él y sus ojos que me miraban. Me preguntaba si podía sentarse y mi vista se fue por si sola a la silla que tenía delante de mí, para luego subir mi vista de nuevo a él cuando agregó si estaba sola, y que no quería interrumpir.



-Solo interrumpes una lectura –sonreí de lado, diciéndolo con tono jocoso porque no estaba con nadie, me había tomado ese día para mí- Puedes sentarte, Gael –lo recorrí una vez más mientras se sentaba. De todas las personas que podían cruzarse ese día en mí camino no habría pensado que una de ellas podría ser aquel hombre, quizás es que debía ser así, quizás ahora que el tiempo había pasado y que seguramente ambos nos habíamos calmado con respecto al otro pudiéramos tener una conversación de adultos propiamente dicha, e incluso quizás intentar de alguna forma… arreglarlo. No supe muy bien lo que sentí cuando lo vi, en el sentido de que… habíamos quedado bastante mal, habíamos dejado que lo malo pesara sobre lo bueno y no fue una buena despedida… ya le había dicho que no le consideraba mal hombre, nunca lo había pensado, quizás sí me dolía haber terminado pese a todo de tan mala manera. Sin duda alguna el tiempo hacía milagros y curaba, porque quitando esa sensación que era un poco frustrante… no sentí nada al verlo. Ningún revoloteo en el estómago, ningún pinchazo en el pecho… nada, salvo la frustración por haber acabado mal cuando ambos éramos racionales, sobre todo adultos, para acabar bien- Hacía mucho tiempo que no nos veíamos –no quise comentar mucho más al respecto y dejar el pasado en el pasado, apoyé el libro en la mesa y saqué una guía de lectura para dejarlo por la página donde me había quedado guardando el libro en una de las bolsas para alzar la mirada de nuevo a la suya- Te veo bien –quizás él se había sentado también por lo mismo, podría haber pasado de largo y sin embargo estaba sentado delante de mí, tranquilamente, intentando incluso iniciar una conversación o al menos intentarlo al poner de su parte- ¿Todo bien? –Pregunté en general mientras el camarero se acercaba y le tomaba nota de lo que quería pedir para volver a dejarnos solos, cogí la taza del café para dar otro sorbo y dejarla de nuevo sobre el plato, con mis manos envolviendo la taza- Supongo que… tenemos cosas que hablar –dije mirándolo de forma fija, porque si no, ¿por qué sentarse después de todo?



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 467
Puntos : 478
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Gael Lutz el Lun Mayo 22, 2017 4:56 am

La mujer que tenía delante de mí parecía ser la misma chica que una vez estuvo entre mis brazos. Aquella con la que me reía y me lo pasaba bien en el parque de atracciones o aquella a la que vi por primera vez desnuda en un burdel. Pero solamente, parecía. Había algo en ella que había cambiado en este tiempo. La veía más serena, más entera, más Naitiri. Mucho más de lo que antes había sido. Eso significaba que todas las cosas le estaban yendo bien, al contrario que a mí.

Por fuera podía parecer el mismo hombre de siempre, con el mismo pelo rebelde, la misma barba de tres días que me molestaba en dejarme, los mismos ojos azules llenos de brillo. Pero todo era fachada. Por dentro no quedaba nada, estaba en ruinas. Había sido destruido tras el paso de un huracán llamado Astrid. Me senté en la silla que quedaba libre, ya que la otra estaba ocupada por una bolsa con cosas que había comprado y le ordené al camarero que era lo que quería tomar. Un café y algo de comer, nada contundente.

Naitiri comenzó a hablar cuando el camarero se marchó a llevarse mi comanda y solo me limité a mirarla y a hacer un gesto con la boca que no tenía nada que ver con una sonrisa. Hacía mucho que no nos veíamos, cierto. La última vez habíamos acabado mal... Y la anterior, aún peor. Me daba vergüenza el comportamiento que había tenido con ella. Me arriesgué a intentarlo con ella aún conociendo cual era su dedicación profesional... Pero los celos y los prejuicios habían ganado, acabando con aquello que teníamos, por poco que fue.

Todo bien, preguntó y se quedó mirándome. ¿De verdad iba a mentirle? No se merecía empezar a arreglar esto con una mentira, pero tampoco quería usarla de hombro en el que llorar. No era de esos tipos que iban contando sus penas. Me encogí de hombros y decidí decirle la verdad, pero sin entrar en detalles. -La verdad es que no. No quiero mentirte, Naitiri. Pero las cosas no me están yendo muy bien últimamente.- El camarero volvió con el café y un pequeño bollo. Di un sorbo al café que me abrasó la lengua e hice una mueca por el dolor. -¿Tú cómo estás? Te veo muy bien, la verdad. Y me alegro.- Di un mordisco al pequeño bollo que me habían traído y asentí. Teníamos cosas de las que hablar. ¿Por donde empezar? No quedaba otra que agachar la cabeza. -Quiero pedirte perdón por mi comportamiento las dos últimas veces que nos hemos visto. No fue acertado y me arrepiento. No te merecías que te hablase de aquellas formas y tampoco como lo hice delante de Jane. - Mordí mi labio, dejando atrapadas en mi garganta las palabras que quería pronunciar. Quería saber si ella sabía algo de Jane, si la había visto... Si habían tenido contacto. Con saber que estaba bien, me valdría.





LittleBird:


Mi ángel:



Gracias chicos <3:


Exorcismo:

avatar
Gael Lutz
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 386
Puntos : 319
Reputación : 48
Fecha de inscripción : 23/12/2015
Edad : 25
Localización : Detrás de ti

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Miér Mayo 31, 2017 10:44 am

Si alguien me habría dicho aquel día que iba a encontrarme con él y que se iba a sentar para hablar sobre las últimas veces que nos habíamos visto, lo mal que habíamos quedado y que íbamos a intentar solucionar aquello intentando al menos quedar bien pues pese a todo éramos adultos y podíamos arreglar las cosas, no me lo habría creído. La frustración era lo que más me molestaba de todo aquel asunto, y me di cuenta de que atrás quedaron los sentimientos perdidos y olvidados con el tiempo, no es que pudiera haber hecho otra cosa y no iba a albergar rencor ni odio hacia él, siempre había dicho y pensado que era un buen hombre y pese a todo lo seguía manteniendo. Si nos habíamos cruzado quizás no era por una mera casualidad de la vida, sino porque era el momento adecuado, porque era la oportunidad que teníamos de cerrar bien aquel círculo y al menos no estar tan… bueno, tensos no era la palabra pero se le acercaba bastante. Quizás un poco incómodos ante la situación.

Esperé a que el camarero tomara nota de lo que él quería pedir y lo contemplé durante unos segundos, se veía bien, al menos en lo físico… otra cosa es como estaría por dentro. Se encogió de hombros ante mi pregunta de si estaba todo bien y luego tras decirme que no iba a mentirme fue cuando dijo que las cosas no le iban bien últimamente. No era alguien que se alegrara de las desgracias ajenas y pese a todo había intentado quedarme con lo bueno que saqué de… lo que fuera que tuviéramos, así que no me gustó oír que no estaba bien, aunque tampoco iba a entrar en detalles si él no quería contármelo pese a que como siempre la curiosidad en mí quería saberlo todo.



-¿Qué es lo que te ocurre? –Pregunté finalmente cuando el camarero le trajo el pedido y se fue dejándonos solos de nuevo- bueno, no tienes por qué contarme nada si no quieres… ya sabes que soy demasiado curiosa –comenté con una leve sonrisa, como quitándole hierro al asunto, entendía perfectamente que después de todo no quisiera contarme las cosas que le afligían y atormentaban, pero yo era así de idiota pues siempre me preocupaba por el resto. Apoyé la espalda contra la silla recostándome por unos segundos cuando dijo que me veía bien, bueno, ¿qué iba a decirle que él no supiera? Yo siempre intentaba aparentar que estaba bien incluso cuando más rota estaba por dentro, pero sí, se podría decir que estaba bien después de que pasara la tormenta y la calma precediera- Bueno… últimamente me he tomado la vida de diferente manera, mi padre ha vuelto de nuevo a mí vida –lo miré de forma fija porque sabía perfectamente que, incluso antes de que yo lo supiera, él era un vampiro y quise tranquilizarlo con la mirada- me cuesta hacerme a su… condición, pero lo llevamos bien y vamos paso a paso. Tengo a una adolescente que ha entrado en la época rebelde, que me da dolores de cabeza de vez en cuando pero la hago entrar en razón y al menos puedo controlarla –llevé la taza a mis labios y volví a dar otro trago- tiene las hormonas revolucionadas pero bueno, todos hemos pasado por esa fase de la vida –hice una pausa observándolo cuando me pidió perdón, notaba que lo decía de verdad y que era sincero con sus palabras… y la verdad, es que fueron como casi un bálsamo que curaba unas heridas antiguas. Era cierto que los dos nos habíamos pasado esas dos veces actuando de forma inconsciente, diciéndonos cosas que en el fondo no sentíamos pero sí pensábamos.

Fuimos duros el uno con el otro, no solamente él había dicho palabras que hicieron daño pues yo también las dije. Habíamos sido como dos personas que cuanto más nos sentíamos atacados más respondíamos, y eso es lo que sinceramente habíamos hecho en esas dos últimas veces. Lo miré de forma fija durante unos segundos y me mordí el labio con algo de fuerza volviendo a acercarme al borde de la mesa dejando que mechones de mi pelo cayeran por encima de mi hombro. En el fondo siempre había sentido que aquello podría estallar en algún momento, sobre todo cuando me dijo a qué se dedicaba su madre y lo que había pasado con ese echo… pero no pensé que estallara de esa forma. Lancé un suspiro y lo miré porque ahora me tocaba a mí disculparme, yo tampoco había actuado demasiado bien en esas dos veces, pero no me había podido contener ante el dolor.


-Yo también quiero disculparme por mis palabras y por la forma de actuar que tuve en esas dos ocasiones, no fuiste el único que dijiste cosas que no debías y que no te merecías –pero cuando uno estaba herido las palabras salían sin pensar- no estuve ni correcta ni acertada, y mucho menos ninguno de los dos debería de haber metido por medio a Astrid –porque ella tampoco tenía la culpa de nada, la situación se había tornado de esa manera y el mundo era un pañuelo sin duda alguna… pero la metimos en una guerra donde ella no debería de haber participado, siquiera presenciado- De todas formas, gracias por las disculpas Gael. Siempre he dicho que eras un buen hombre y, pese a todo, me quedé con la bueno de aquellos momentos –hice una leve pausa al oír como la llamaba- aún me cuesta escuchar que la llamas Jane de hecho, ni siquiera sabía por qué ella que detestaba que le dijeran de esa forma se había presentado así con él- después de ese día solo ha le visto una vez al poco tiempo, hace tiempo que no la veo porque no hemos podido coincidir tanto como quisiera –lo miré observando que se mordía el labio, quizás él que era su maestro supiera algo de ella ya que sería lo más lógico. Habíamos tenido una conversación pendiente ahora que sabía que era cazadora y la tuvimos de forma más tranquila, fue… rara, después de lo que había pasado en el burdel pero igualmente no fue nada que no pudiéramos superar, la amistad que teníamos era algo más fuerte que aquello. Lancé un suspiro y apoyé los brazos en la mesa, mirándolo de forma fija- ¿Qué es lo que te aflige, Gael? Llevaremos tiempo sin vernos, pero aun puedo reconocer cuando algo te inquieta de sobremanera. ¿Todo bien con Adaline?



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 467
Puntos : 478
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Gael Lutz el Lun Jun 12, 2017 4:48 pm

El pequeño bollo que me había traído el camarero estaba rico. El azúcar que tenía hacía a mi cerebro trabajar, algo dulce siempre venía bien cuando el cuerpo y la mente estaban mal. Pero tampoco me sentí muy aliviado. Tenía demasiadas cosas dentro de mí que iban mal, como el pequeño aparato que tenía situado a la izquierda del pecho. A veces pensaba que latía porque debía de hacerlo, pero no existía apenas motivos para hacerlo. La pregunta de Naitiri hizo que mi cuerpo se tensase. Quería poder contárselo todo, desahogarme con alguien ¿Y quién mejor que ella? Sabía lo curiosa que era y lo buena que era escuchando y dando consejos, era como estar en los brazos de una madre. Pero no quise decírselo aún, no quería comenzar a vomitar todos mis sentimientos sobre ella hasta saber que estábamos bien, que los errores del pasado quedaban atrás y volvíamos a poder confiar el uno en el otro, como amigos.

Dejé de sorber el café cuando mencionó a su padre. Apreté la mandíbula y la miré, se le veía bien, sin muescas en su cuerpo por colmillos, sin moratones, sin nada. Si ella confiaba en su padre, yo también le iba a dar una oportunidad. Me reí un poco cuando mencionó a Alessia en modo rebelde. Hacía mucho que no veía a esa pequeña, pero había sufrido la adolescencia de mi hermana, así que prácticamente, la entendía. -Me alegro que te vaya todo bien con tu padre, de verdad. Y respecto a la adolescente... Sé por lo que estás pasando, lo mismo me pasó con Adaline. Pero se soluciona...- Esto último lo dije con la boca pequeña, Adaline se había comportado peor ahora con veinticuatro años que con catorce.

Terminé de comerme el bollo y también terminé el café. Con todo terminado, llegaron las disculpas. Me sentí aliviado, acababa de echar a volar un gran peso de encima. Meter en medio a Jane había estado mal, muy mal. La habíamos destruido con nuestra guerra y eso había pasado, estaba destruida y sola. Sin mí. Y yo sin ella. Torcí el gesto cuando ella la llamó Astrid. -A mí se me hace muy raro el saber que se llama Astrid. Es bonito pero... Jane es...- Me callé. Decir que no sabía porque había elegido su segundo nombre al presentarse no era mentir. No lo sabía, quería pensar que únicamente yo la llamaba así, que era especial. Quizá estuviera totalmente equivocado. O quizá no. Hasta que no se lo preguntase a ella nunca lo iba a saber. Naitiri dijo que la había visto hacía tiempo. Al menos estaba bien, o eso quería pensar, también.

Mis ojos se clavaron en ella cuando me preguntó aquello. Me afligían tantas cosas que ni siquiera sabía por donde empezar. Jane dolía demasiado. Adaline también dolía, pero menos. Había elegido su camino por ella misma. Jane había sido "expulsada" de mi vida por mi culpa. -No se nada de Adaline desde hace meses. La última vez que vino a casa vino como una extraña. Y se marchó y no he vuelto a saber de ella. Tampoco sé nada del vampiro al que mandé para que la encontrase cuando se marchó porque se enteró de que era cazador. Enfin. - Apreté un poco los puños encima de la mesa. -Lo que más me duele es Jane. No sé nada de ella. Nada. Y me está matando.- Mordí mi labio de nuevo, esta vez, algo más fuerte.





LittleBird:


Mi ángel:



Gracias chicos <3:


Exorcismo:

avatar
Gael Lutz
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 386
Puntos : 319
Reputación : 48
Fecha de inscripción : 23/12/2015
Edad : 25
Localización : Detrás de ti

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Mar Jun 20, 2017 11:45 am

No sabía la razón exacta pero parecía que de aquel encuentro inesperado, el que peor estaba por motivos que desconocía: era él. Se le veía… más afligido de lo normal, como si su vida se hubiera convertido en una vida sin rumbo fijo, perdido entre los caminos de la vida sin saber cuál era el mejor, y cuál era el que debía de tomar. La verdad es que me resultaba extraño verlo de esa manera, él que siempre había aparentado esa fortaleza, esa seguridad y “fuerza” que tenía, ahora sin duda alguna parecía que estuviera apagado, como casi sin vida… y conocía esa sensación demasiado en mi vida, la había pasado por mucho tiempo y muchas veces, pensar que nada de lo que hacías tenía sentido, que nada valía la pena, no saber qué hacer… era lo peor de todo sin duda alguna. Cogí la taza entre mis manos y di un sorbo al café, este estaba templado estando ya casi terminado, y lo dejé de nuevo sobre la mesa.

Sentí su mirada fija cuando mencioné a mí padre, fue él quien me dio la pista, más bien me lo dijo directamente, de que mi padre era un vampiro, de que esos seres existían además de muchos otros de los cuales desconocía. No fue fácil, y no fue duro. Tras eso debía de reconocer que temía cuando pensaba en mi padre acercándose a mí pero… la verdad es que no me había hecho nada, absolutamente nada. Para él tampoco era fácil, y ahora es que tampoco estuviéramos en nuestro mejor momento ya que me había enterado de algo que… bueno, habían cambiado bastantes las cosas. Estaba realmente enfadada con él, y ya no era por el hecho de que había aparecido de esa forma en mi vida volviéndome loca, sino porque sabía lo que le había hecho a mi madre… y eso era algo que no podía perdonarle, al menos no por el momento.



-Pues espero que de verdad se solucione, porque me está dando dolores de cabeza últimamente y aunque no la culpo porque todos hemos tenido su edad… parece que sea otra totalmente irreconociblesonreí de lado, sin entrar en detalles en lo de mi padre porque no quería entrar demasiado en ello. Finalmente ambos nos disculpamos por lo que había pasado, ninguno de los dos había actuado bien ni en consecuencia, nos habíamos dejado llevar por las heridas sin importarnos y sin mirar nada más, teníamos carácter fuertes que chocaban y eso era lo que había pasado mayormente… yo reconocía que mi carácter era muy fuerte, que era una orgullosa y una terca cabezota, que muchas veces aquello me cegaba y esa sin duda había sido una de las ocasiones en que me había cegado. No iba a entrar en más detalles, lo bueno es que ahora teníamos la oportunidad de pedirnos disculpas, de alguna manera cerrar un capítulo que no habíamos cerrado para nada bien y al menos poder hablar como dos personas adultas que éramos sin lanzarnos cuchillos cada dos por tres. Seguía pareciéndome raro que le hubiera dicho que se llamara Jane, más que nada, porque era un nombre que ella odiaba y muchas veces le decía a su tía que la llamara Astrid en vez de Jane. La verdad es que fue algo que no le pregunté después de verla con lo que había pasado, mi preocupación iba más hacia nosotras que hacia el hecho de saber aquello, incluso con lo curiosa que yo era. Pero decir que no estaba preocupada por lo que ambas éramos era estar mintiendo descaradamente, porque la vida era un pañuelo y había sido un golpe duro para las dos por diferentes motivos, aquella noche nos habíamos enterado de muchas cosas y sentía la necesidad que tenía que hablarlo con ella, arreglarlo… joder, era prácticamente como mi hermana aunque no tuviéramos la misma madre, y me era imposible estar mal con ella en ese sentido. Aunque no la había visto desde entonces me quedaba tranquila, por al menos, pudimos salvar las cosas y explicarnos todo, hablar detenidamente y arreglarlo.

Esperé a que fuera él quien tuviera que decirme lo que le pasaba, aunque tampoco le iba a insistir demasiado. Entendía que veníamos de algo que nos había destrozado y que ahora estábamos empezando a recobrar una amistad, una que pudo haber sido desde hacía tiempo pero que sin embargo la destruimos por completo. Si él no quería contarme nada no iba a insistirle, hasta cierto punto incluso lo entendía. Pero comenzó hablando por Adaline, al parecer sí que había pasado algo con ella y enarqué una ceja cuando dijo no saber nada desde hacía meses de ella, también que fuera a casa y se marchara no sabiendo nada de ella. Eran lo único que tenían del otro por parte de la familia, deberían de pasar más tiempo juntos… que yo sabía lo que era eso.


-¿Tú hermana sabe que eres cazador? –Lo miré de forma fija, algo me hacía pensar que no se había enterado de la mejor manera, era un palo duro, enterarte que todo tu mundo no es como piensas, y si a eso le añadías que tú hermano era un cazador que mataba esas cosas… quedaba como una imagen extraña de él, como si no fuera la persona que habías conocido- seguro que todo se soluciona Gael, quizás… tu hermana necesita tiempo para adaptarse, no es fácil, a día de hoy tengo que reconocer que a mí me cuesta –guardé silencio cuando volvió de nuevo a nombrar a Astrid, no me acostumbraba a que la llamaran por su segundo nombre, ese que ella odiaba, y me fijé en la expresión de él cuando hablaba de ella. Lancé un suspiro y miré la taza por un segundo para luego volver a mirar sus ojos azules- para ella tampoco fue fácil, es decir, creo que esa noche sufrimos un mazazo los tres por diferentes partes, y en diferentes formas. Si sabes cómo es Astrid sabrás también que necesitará tiempo, que no debes de presionarla demasiado porque eso empeoraría las cosas… deja que todo pase Gael, aunque no lo creas, el tiempo lo cura todo –la verdad es que no sabía qué decirle al respecto sobre As, cuando la volví a ver ninguna de las dos tocó demasiado el tema de Gael y entendía por qué no lo habíamos hecho, pero se notaba que ella sentía cosas por él y quizás aquella noche, enterarse de ciertas cosas… la habría matado- Necesita tiempo para poner en orden sus pensamientos y sus sentimientos, ponerla entre la espada y la pared por parte nuestra no le hizo ningún bien… pero sabes que ella no es de las que se esconden y se encierran, cuando esté preparada te lo hará saber. Quizás necesite más tiempo del que podamos necesitar en esa situación tú y yo, cada uno somos diferentes… pero hazme caso, no la presiones, eso no te beneficiaría –porque tampoco yo era tonta y esa noche había visto también varias cosas, y aunque él no lo dijera sus ojos hablaban por él, pero yo más no podía hacer sin saber qué era lo que Astrid pensaba o sentía en esos momentos, mi consejo era desde el conocimiento que tenía, en general, sobre ella.



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 467
Puntos : 478
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Gael Lutz el Lun Jul 10, 2017 1:50 pm

Simplemente me dediqué a sonreír levemente sobre el tema de la adolescencia. Yo no había tenido una. Había pasado de tener doce años a tener que comportarme como un adulto porque me habían arrebatado a mi padre y con él a mi madre. En cambio, Adaline sí que había tenido adolescencia, pero por suerte, no era de aquellas que se ponían a gritar. Ella era y es más de desaparecer sin dejar rastro, un rastro que ni siquiera un maldito vampiro puede encontrar. Hacía meses que no sabía de ella, pero tenía la intuición de que todo iba bien. Podía notarlo... O quizá fuese que era un necio y quería pensar que estaba viva y que algún día, vendría a casa como si nada.

Naitiri no dijo nada más sobre su padre, así que di ese tema por zanjado. A fin de cuentas, era su padre. ¿Que haría yo si me enterase ahora de que mi padre era un vampiro? Me volvería más loco de lo que ya me estaba volviendo. ¿Qué había hecho mal en la vida para ser tan desgraciado? Seguro que había sido una persona horrible. Suspiré y me miré las manos cuando Nai lanzó la primera pregunta sobre Adaline. Estábamos hablando de un tema espinoso y se merecía que le contase como había ocurrido y el verdadero motivo de su marcha. -Digamos que me pilló cuando perseguía a dos vampiros... Y uno de ellos casi le hace daño. Y bueno... La llegada a casa fue horrible. Le conté la verdad, sobre como murió nuestro padre. Se puso muy loca... Y yo también. - No estaba para nada orgulloso de las palabras que le había dicho aquella noche a mi hermana, pero por suerte, todo se había solucionado gracias a Jane. -Se marchó enfadada y una noche Jane se la encontró en la habitación como si fuese una ladrona. Apareció otro vampiro y tuvimos que matarlo delante de ella. Ahí nos perdonamos, pero se marchó... No sé cuando va a volver. Pero espero que esté bien. - Añadí.

Sobre el tema de Jane estaba nervioso. Ellas eran mejores amigas y sabía que las mujeres preferían tener a una amiga a discutir con ellas por un posible novio o lo que fuese. Además, yo no era alguien importante, no tenía mucho dinero, por alguien como yo no merecía la pena perder a una buena amiga. Suspiré. Jane era viento... Y había volado como un pájaro. Sabía que necesitaba tiempo, pero cada día era como una patada en lo más profundo. -Sé que necesita tiempo pero... Es horrible el estar sin ella.- Al irse ella, se había llevado una gran parte de mí.





LittleBird:


Mi ángel:



Gracias chicos <3:


Exorcismo:

avatar
Gael Lutz
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 386
Puntos : 319
Reputación : 48
Fecha de inscripción : 23/12/2015
Edad : 25
Localización : Detrás de ti

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Vie Jul 28, 2017 12:42 pm

No quería ni imaginarme como debería de haber sido el hecho de que Adaline se enterara de que su hermano era un cazador porque la había estado persiguiendo un vampiro y posteriormente este lo hubiera matado delante de ella, para mí había sido algo duro enterarme asique que ella lo viera de primera mano de su hermano... no lo pensé demasiado, era difícil y duro enterarse la primera vez pero la suya había sido algo peor que la mía, al menos yo había estado a salvo y no vi como mataban a nadie en esos momentos, la única vez que vi como mataban un vampiro fue cuando pasó aquella noche y As me ayudó, bueno fue más bien ella quien hizo todo el trabajo, pero aun así recordaba la imagen del vampiro muriendo frente a mí y eso no lo había podido olvidar tan fácilmente. Lancé un suspiro mientras me lo contaba todo y me imaginé la escena con ella en su casa siendo descubierta por As, no iba a hacer mención alguna de lo que me había dicho y acabé terminando el poco café que quedaba en la taza dejándola de nuevo sobre el plato.


-Imagino como tuvo que ser la discusión –si había sido parecida al tono que había empleado conmigo me la imaginaba, para ella descubrir esa verdad que él le había estado ocultando todos esos años pesaba y costaba, no era fácil de asumir y cada uno reaccionaba de una manera diferente, luego había vuelto y se habían vuelto a despedir y me pregunté en esos momentos si él sabría del trabajo que tenía su hermana, yo que llevaba tanto tiempo trabajando en la noche sabía que una perfumería no estaba abierta hasta tan tarde aunque no quería pensar realmente a lo que se dedicaba, pero al omitir ese dato me daba la impresión de que no lo sabía. Mejor para él, la verdad- Por lo que me has contado de ella se ve con una mujer con carácter, así que supongo que estará bien y que necesitará tiempo –tiempo, la palabra mágica que todo lo curaba aunque se pensara que no iba a ser así. El tema de Astrid, sin embargo, era otro punto y aparte que tampoco quería tocar mucho... no por nada, sino porque realmente ella y yo no habíamos hablado de lo que pasó aquella noche y de él, habíamos dejado el tema de lado porque en el fondo ambas sabíamos lo que había, nos conocíamos demasiado tiempo y esa noche muchas cosas salieron a la luz y nada teníamos que decirnos al respecto. Parecía que yo, que era la que peor había quedado esa noche era la que mejor estaba, quizás porque de alguna forma me acostumbraba a sobreponerme a lo que me pasaba y aunque me había dolido lo había conseguido superar. Mi consejo era el mejor que podía darle porque tampoco sabía en qué punto se encontraba Astrid respecto a él en esos momentos, ella me habló de dos hombres y aunque conocía a uno el otro sin embargo seguía siendo un misterio. Gael tenía que lidiar con sus propios demonios como habíamos hecho todos, y aunque en el fondo me sabía realmente mal verlo así poco más podía hacer por él, porque no iba a engañarlo con algo que no sabía ni a jugar con sus sentimientos y lo mejor que se me ocurrió en ese momento fue cambiar de tema para que no se centrara en ello- Y dime, ¿qué tal el trabajo? ¿Sigues siendo cocinero en ese restaurante? –Prefería que no me preguntara por mi trabajo y lo dejara estar, aunque tras lo ocurrido seguramente ni preguntara- ¿tú maestro está bien?



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 467
Puntos : 478
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Healing Wounds ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.