Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Lecciones eradas {Owen}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lecciones eradas {Owen}

Mensaje por Alicia Lovecraft el Mar Mayo 16, 2017 10:22 pm


El viaje había resultado mas ligero de lo que ella había creído, el profesor había pagado su pasaje en tren y había enviado un carruaje con tal de que su llegada fuera lo más pronto posible. Alicia no comprendía cual era la urgencia, sabia por la carta de la ama de llaves que el pequeño al que instruiría tiene de sobra personal, junto a algunos otros datos importantes, como el muy puntualizado hecho que el pequeño era un travieso de primera y había podido logrado hacer que un puñado de  institutrices de las mas duras salieran corriendo por la puerta que habían entrado tan solo unos días antes alegando que el niño era hijo del mismo diablo provocando la ira del Profesor.

Al llegar la ama de llaves informo que el señor de la casa y su hijo habían salido a visitar una tía y regresarían al día siguiente por la noche. Mientras tanto mostro con sumo cuidado la enorme casona, la habitación que se le había sido asignada a la joven, enlisto los horarios y que se seguían en la servidumbre los cuales habían sido impuestas por el propietario y señor de la casa. Mostro la biblioteca y permitió que la joven mirara el alrededor de la casa. Por la noche después de la cena se escucho el carruaje junto al anuncio de que el señor había regresado con bien. En la entrada se le pidió se pusiera junto a los demás para recibirle. El Sr. Tzavaras entro deseando buenas noches a todos, cargaba al pequeño y minutos después subió por las escaleras junto al mayordomo que le informaba los pormenores de los días de ausencia. La servidumbre de la casa constaba de la ama de llaves que hacia de cocinera, una sirvienta y el mayordomo que hacia de cochero y ahora ella. Aunque ambos pertenecían a la clase media ella tiraba mas a la baja mientras que el Sr. Tzavaras rozaba la clase alta.

Alicia se encontraba en la cocina junto Aimme, la sirvienta, cuando la ama de llaves entro –Alicia, el señor te espera en el estudio– pidió señalando la puerta para que le siguiera. Alicia afirmo y tan solo unos pasos después se encontraban frente a la puesta. La ama de llaves toco un par de veces de forma delicada y Alicia espero hasta que hubo respuesta de su nuevo jefe.
avatar
Alicia Lovecraft
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 13
Puntos : 3
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lecciones eradas {Owen}

Mensaje por Owen M. Tzavaras el Sáb Jun 17, 2017 5:04 am

Esa mañana había estado tan ocupado con su trabajo, las visitas al museo habían aumentado y por lo tanto sus responsabilidades habían aumentado tanto que poco tiempo le quedaba para su vida familiar con su pequeño hijo, eso hasta que una de sus lejanas parientes, hermanas de su amada esposa ya difunta llegó a la ciudad y con ello los problemas para Owen aumentaron más.

Aun con el ajetreo de su trabajo donde sus colaboradores y empleados corrían de un lugar a otro, el buscó la forma de ausentarse para ese día, aun cuando le lloviera más y más reproches por su inasistencia al museo. Llevó a su hijo donde su pariente a petición de esta, al parecer el sentimiento de “familia” había nacido en la mujer y ahora quería conocer al pequeño William por honor a su hermana. Estaba cerca el aniversario de fallecida de la madre del pequeño y por eso estaba ahí la mujer, aunque sus intenciones eran otras ocultas, sobre todo el de intentar convencer a Owen de desposarse con ella solo por el parecido que tenía con su hermana. Todo un día de visita lo llevaron a cansarse más de lo previsto, sobre todo el evitar las insinuaciones de la mujer así como de sus desplantes e insultos por su profesión y pasión.

Al llegar a casa todo lo que quería era dormir y nada más, pero cartas de su trabajo sobre las exposiciones y su idea de crear una subdivisión del museo sobre el arte griego lo tenía tan ocupado que no podría descansar. En casa, su pequeño fue a quien llevó a descansar justo cuando la mujer que hacía como ama de llaves se acercó para notificarle del arribo de una nueva institutriz a solicitud de él, la carta había llegado en la mañana pero como no estaba no había podido leerla; bajó de inmediato a su estudio leyendo la recomendación así como la advertencia de ser la última señorita que enviarían para la educación del pequeño. Al mandar a llamarla, la esperó mientras atendía su trabajo enterrado en pilas de papeles y libros.

–Disculpe que no la haya podido atender formalmente, ¿Dónde dejé el bolígrafo?– buscaba su bolígrafo por el desordenado escritorio, nadie se atrevía a entrar a ese lugar porque Owen no le gustaba que ordenaran su desorden, pues el ahí sabía dónde encontrar todo, buscó mientras seguía hablando sin mirar a la joven –Me gustaría saber sus recomendaciones, así como la experiencia que tiene con niños sabe por experiencia de sus compañeras que mi hijo al parecer no les pone la tarea fácil a ustedes y quiero saber cómo lo manejaría ya que al parecer usted será la última que me envíen ¿Dónde lo dejé?– sus desesperación aumentó por una razón. Era el bolígrafo que le regaló su esposa un día antes de fallecer.

avatar
Owen M. Tzavaras
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 66
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 28/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lecciones eradas {Owen}

Mensaje por Alicia Lovecraft el Mar Jun 20, 2017 9:50 pm


Al entrar lo primero que pensó Alicia al ver el despacho de su actual jefe fue que requería urgentemente un poco de orden. Habían varias pilas de cartas, pergaminos, escritos en su escritorio, libros por aquí y por haya abiertos en paginas con pequeños papeles y anotaciones, incluso alguno que otro en el puso. Un enorme mapa tenia anotaciones y pequeños alfileres que seguramente significaban algo importante. Se quedo parada un poco alejada inquieta por quebrar aquel caos mas de lo que ya estaba, pudiera que incluso la noche no ayudara al despacho y la tintineante luz solo dejaba ver poco del hombre que hablaba entre dientes y revolvía cosas buscando algo.

Un brillo parpadeante dependiendo de si daba un paso mas o se quedaba en aquella posición llamo su atención. Con un poco de valor esperando que aquel no se enfadara se arriesgo a acercarse –No hay cuidado señor Tzavaras, se que un profesor y cuidar de un pequeño es una labor ardua junto a llevar esta casa– Su voz era suave y expresaba una tranquilidad que no concordaba con el ambiente en el que estaba rodeada. Dos pasos mas y alcanzo a ver un el filo de lo que parecía una pluma fuente –¿Señor? Si me permite– Alicia se acerco mirándole a los ojos por primera vez, desvió la mirada y con un delicado movimiento tomo lo que confirmo era una pluma fuente. El mango era de mármol o algún material parecido y la tapa tenia incrustaciones de oro con un peculiar diseño griego por lo que ella llego a distinguir. Claramente la pluma había sido mandada a hacer a la medida y con aquel diseño explícitamente. Alicia dejo de admirarla y la ofreció libremente –¿Es lo que buscaba?– pregunto retirando la mano una vez que tomo el objeto.

Ella saco tres sobre y los ofreció. La primera era de la agencia en la que comentaba que la joven se habia presentado voluntaria pero era ajena a la agencia y mas palabrería insulsa. La segunda era de la madre superiora recomendándola como maestra y la tercera era del padre ofreciendo sus mejores bendiciones y recomendaciones a la institutriz, incluso alagándola un poco de mas –Creo que ha habido una ligera confusión. Me he presentado por el anuncio y la agencia me ha respaldado pero es todo. Soy independiente. Mi experiencia es muy resumida, enseñaba en el orfanato y en la escuela de monjas en la que creí, sobre niños pues, creo que se resume a lo que he comentado hace un momento– explico sintiéndose completamente inadecuada para el puesto de institutriz de un profesor universitario –Se que puede que no sea la mejor opción señor pero soy perseverante y paciente, se leer y escribir perfectamente en… – ella miro las cartas de recomendación que acababa de entregar –Bueno, creo que le servirán mas que mis palabras. Aprendo rápido y puedo enseñar a su pequeño una guía de lo que usted crea mas conveniente– El corazón de Alicia comenzó a latir con fuerza. El señor Tzavaras imponía, parecía aparte de serio algo enojón y al ser un profesor seguro era mucho mas inteligente que ella.

Por primera vez después de muchos años a se sentía pequeña estando frente a alguien mas, algo no que había sentido desde la ultima vez que tuvo que estar en presencia de su tía.
avatar
Alicia Lovecraft
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 13
Puntos : 3
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lecciones eradas {Owen}

Mensaje por Owen M. Tzavaras el Lun Jul 17, 2017 5:55 am

Entre buscando en aquel desorden, no prestó demasiada atención a la joven, estaba más que nervioso ante la posibilidad de que aquella mujer fuera la última de entre tantas (que ya perdió la cuenta) de institutrices que educarían a su hijo y lo cuidaran al tiempo que él trabajaba. Buscó por entre las montañas de papeles, se puso de pie buscando encima de una de las estantes y tras él, en los cajones donde salieron más libros y hojas, por el suelo levantando y tirando la pilas de hojas y libros que tenía sobre historia Griega, por la biblioteca y abriendo los cajones pero sin encontrarla, se estaba poniendo nervioso de haber perdido un regalo único entregado por su esposa el día que falleció.

La joven lo encontró y sus ojos se iluminaron al ver que no ha perdido semejante recuerdo, lo tomó rápido entre sus dedos casi arrebatándolo con fuerza de las manos de la señorita respirando aliviado hasta prestar atención a su ímpetu y desorden. Fue a desocupar una de las sillas que contenía dos tomos grandes en color rojo dejándolos en el suelo acercando la silla a la dama –Disculpe el desorden, muchas veces traigo el trabajo a la casa– no dijo que siempre lo hacía –y Disculpe mi arrebato con esta pluma, solo que es muy importante para mí y aun así la termino alejando como lo hice con la persona que me la obsequió– su rostro se entristeció claramente hasta que recobró la compostura con una sonrisa viendo a la dama, tratando de alejar la tristeza de aquel momento.

Extendió la mano tomando los sobre escuchando a la aplicante a institutriz, soltó un suspiro de alivio relajándose más de la cuenta, quizás la dama lo tomaría como una falta de respeto, pero para un hombre desesperado como él aquellas palabras fueron un oasis de tranquilidad –No sabe lo mucho que me alegra oír eso, no sabe, estoy desesperado por encontrar una institutriz que pueda con mi hijo pero nadie, nadie puede y todas huyen dando malas referencias, hasta los vecinos comentan de él, he tratado por todo medio de encontrar alguna señorita que pueda cuidarlo mientras no esté aquí, pero terminan huyendo, usted es mi última esperanza si usted no puede creo que estaré perdido– sonrió.

Leyó cada una de las cartas con seriedad tal como lo hace con sus obras, con atención en cada letra, cada detalle. Quedó absorto en la lectura de cada una de las recomendaciones sobre todo en las del sacerdote –Veo que la quieren mucho, por como han hablado de usted y las bendiciones que le brindan esperando que pueda conseguir el trabajo. Usted es muy importante para ellos y estará en sus rezos como pensamientos. Es muy amada, señorita– tomó en cuenta que no sabía el nombre de la dama y entre la mirada a las cartas encontró el apellido –Señorita Lovecraft– dejó las cartas aparte colocando las manos sobre el escritorio mirando a la dama con seriedad, estudiando tal como lo hace en su trabajo, cada detalle así como las palabras de la joven las anotó en su agenda que tenía bajo sus manos –No puedo decir que si a todo lo que usted diga, antes tendría que verlo, aun con sus recomendaciones y cartas de estudios con las referencias de su enseñanza y aplicación, necesito ver como controlará a mi hijo ¿por qué? Porque sé que él le hará la vida imposible como para salir llorando quiero ver como lo manejaría si realmente usted da para la talla de institutriz de mi pequeño aunque no sea de título alto o lo que sea, eso es lo de menos para mí. Yo busco alguien que pueda ser mi ayuda, alguien que pueda llegar a mi hijo. – Miró a la joven serio

En un silencio algo incómodo continuó al relajar más la expresión para no ser como en su trabajo –No me mal entienda, quiero que se quede, de hecho las condiciones de trabajo son buenas, su sueldo será el que lo discutamos, tendrá una habitación aquí, tendrá días libres los fines de semana salvo emergencias en donde me ausente y donde tendrá que quedarse con mi pequeño – pensó que más podría ofrecer, era la primera vez que contrataba a alguien siempre lo hacía su esposa y los criados que tenía habían sido por recomendación de su cuñada así que él no había tenido nada que hacer solo aceptar y cancelar los rubros de salarios de sus empleados.

avatar
Owen M. Tzavaras
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 66
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 28/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lecciones eradas {Owen}

Mensaje por Alicia Lovecraft el Lun Sep 04, 2017 5:43 pm


Alicia le miro mientras leia, era un hombre apasionado y cruelmente dedicado a lo que le gustaba, ahora entendida porque la urgencia de una institutriz –El aprecio me lo gane a base de duro, constante y mucho esfuerzo– expreso lo mas neutra posible, su vida nunca había sido fácil y no estaba dispuesta a que su nuevo jefe se creara una falsa idealización sobre ella.

El escrutinio a la que era sometida por la mirada del Sr. Le fue terriblemente incómodo, se sentía pequeña y algo tonta pero no permitió que se diera cuenta –Si me permite el comentario profesor, no se porque le importa tanto el pensamiento de sus vecinos y los demás, la sociedad suele no tener absolutamente nada que hacer y es el principal motivo por el cual la ocasionad les ofrece una solución rápida la cual es cotillear toda vida ajena a la suya propia. Me gustaría que al ser usted un profesor con mente abierta al descubrimiento y pensamiento científico me permita hacerme de mi misma mi propia opinión con su pequeño. No me permito juzgar ni dejarme llevar por aquello no que conozco– explico sin dejar de desviar la mirada por momentos.

No podía evitar ver aquel gravado en uno de los libros abiertos que su jefe había movido, se parecía mucho a aquello que parecía… Alicia miro nuevamente una pieza de cerámica cerca del libro, tenía los mismos símbolos. Ella no sabía griego pero tenía el suficiente conocimiento para saber que eran letras del alfabeto de ese idioma.

La joven se quedó callada por varios minutos. Sin comprender el porqué, se perdió, siendo atraída hacia un pequeño brazalete que tenía la misma inscripción. Era la misma pieza que había visto en sus sueños, la misma que veía al cerrar los ojos, la misma que veía en todas partes.

Sus pies se movieron por mero instinto, y su mano se acercó al objeto con el ademan de desear tocarlo pero eso nunca llego a suceder, ya que ella retiro la mano y segundos después una mano masculina tomo con fuerza su muñeca. Esto hiso que Alicia regresara a la realidad siendo la intensa mirada de su jefe lo primero que viera y dentro de ellos algo mucho mas obscuro perdiéndose nuevamente.

“Los labios chocaron con fuerza, no se movieron pero la orden de ella fue clara -Bésame- y sin esperar más, las manos de él la sujetaron poniéndola debajo del cuerpo masculino mientras las manos de ella abrían el chaleco y la camisa de él besando el pecho masculino. Las manos de Owen la acomodaron y este a su ves se posiciono entre las piernas de ella antes de tomar el rostro femenino y devorar los dulces labios de Alicia con ansiada hambre”

Alicia se asustó empujando a su jefe perdiendo el equilibrio, yéndose hacia atrás, cayendo en un dolores centón del que no tuvo la fuerza para ponerse de pie. La cabeza le daba vueltas. Solo la había tocado, ¿Qué había sido eso? solo habían rosado las manos ¿ Acaso él lo había visto también? –Owen– susurro ella tocándose la frente sin poder enfocar su vista y mucho menos comprender que había sido todo eso.

avatar
Alicia Lovecraft
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 13
Puntos : 3
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lecciones eradas {Owen}

Mensaje por Owen M. Tzavaras el Dom Sep 17, 2017 6:35 am

Luego de escuchar aquellas palabras, el apenas sonrió al desviar la mirada al cuadro que colgaba a un lado viendo el rostro dulce de su amada esposa. Ahí estaba ella mirándole con esos ojos tan amorosos, pues quien en vida su amor siempre decía ello, cuando estaban juntos y ella terminaba haciendo alguna travesura cual niña inocente, aun estando embarazada y terminaba diciendo “que importa lo que ellos digan, si siempre estaré contigo”. Soltó un suspiro regresando la mirada.

Levantó varios libros de su trabajo dejándolos en un lado –No me importa lo que ellos digan, porque amo a mi hijo tanto como no oír lo que otros digan de él, incluso aunque se lo travieso que es, jamás daría razón a las otras personas, siempre defendería a mi hijo hasta la muerte. Pero, ya que no puedo estar las veinticuatro horas junto a él no puedo protegerlo ni ayudarlo siempre que se meta en algún problema. Por eso busco una institutriz para que me ayude y para eso debe tener tanta paciencia como energía para sobrellevar a mi pequeño, si no lo tuviera y comenzará usted a cansarse, odiar el trabajo, creer los rumores d de mi hijo y míos entonces tendría con el dolor de mi alma pedirle que se vaya. Ahora me entiende porque pregunto todo lo que parecería absurdo preguntar– se quedó en silencio leyendo cada una de las cartas de referencias, una y dos veces las leías. Como un experto en grafología y caligrafía lo suficiente para determinar con su ojo crítico de profesor del arte griego si las cartas eran diferentes o bajo una misma letra. Era parte de su trabajo y era lo que siempre hacía con todos; por eso era considerado como un hombre extraño.

Mientras estaba leyendo se olvidó de la joven hasta que alzo la vista viendo como la joven caminaba por el lugar. Sus ojos se abrieron en completo shock al verla tan cerca de aquella joya que le perteneció a su esposa. Aquel brazalete que había comprado como antigüedad por los símbolos antiguos que tenía, y él, como un obsesionado por ellos, lo compró como regalo por el nacimiento de su hijo para su amada esposa, pero su dueña no lo usó por mucho tiempo, ya que cuando él regresó a su hogar ella había muerto, solo unos instantes se quedó con el brazalete antes de ser sepultada en su tierra. Al ver que la joven lo iba a tocar, algo en su interior se levantó obligándolo a dar un salto casi tomando con fuerza la mano de la joven, sus dedos se apretaron con fuerza en aquella delicada muñeca, y sus ojos mostraban una ira así como un miedo irracional.

La joven se soltó de él y trató de evitar que cayera pero no pudo, la vio caer sentada al suelo cerca de una pequeña pila de libros que terminaron desordenados, libros antiguos de historias religiosas y cuentos absurdos que eran leyendas y mitos. Se alejó de la chica y sin mirarla le extendió la mano, sus ojos fueron a aquel brazalete viendo que estuviera bien –Lo siento, señorita Lovercraft, usted puede disponer de todo lo que hay en la casa, menos lo que hay en este estudio y en mi habitación, no puede tocar nada de aquí, menos este brazalete. Es de mi esposa y la verdad, ahora también tiene un secreto muy grande que estoy descubriendo así que le pediré que nunca vuelva a tocarlo, ¿sí?– tragó un momento ayudando a la joven a ponerse de pie pero sin verla.

Salió de su estudio llamando a la empleada, pidiéndole una taza de café y una te para la dama. Al regresar tomó asiento sin todavía verla –El empleo es suyo, si todavía lo quiere– sus ojos se desviaron al brazalete admirándolo por dos razones. Una el recuerdo y la segunda por la leyenda que encierra y que ahora lo ha obsesionado al punto de encontrar la verdad en sus grabados y que sea real la historia de poder traer al ser perdido.

Eso era lo que él esperaba, y rezaba a los cielos, que regrese su angel.

avatar
Owen M. Tzavaras
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 66
Puntos : 32
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 28/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lecciones eradas {Owen}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.