Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Family Ties ~ Privado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Family Ties ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Lun Mayo 29, 2017 7:15 am

Recuerdo del primer mensaje :

Habían pasado varios días desde la vuelta de Egipto y en apenas esos días habían estado plagado de acontecimientos. No solamente haber vuelto con mi madre a la que creía perdida, sino que además ahora nos ocupaba una búsqueda mucho más difícil y compleja que la que habíamos tenido en Egipto… al menos sabíamos que allí nadie nos perseguiría y contábamos con la ventaja de que la pieza que tenían estaba incompleta, aún faltaba un trozo de la reliquia para que esta tuviera su efecto y debíamos de aprovechar esa ventaja hasta que se dieran cuenta de lo que pasaba. Ubbe decía que el Rey lo sabría porque tenía oráculos, y además sabrían que la pieza que faltaba estaba en París y no tardaría en mandar a alguien a por ella.

Habían sido unos días algo agitados en los que no habíamos parado en ningún momento, tuvimos un momento de paz y tranquilidad al día siguiente de volver y en donde por la noche había conocido a sus hermanos siendo una velada agradable, y sabía que al vikingo le había venido muy bien encontrarse con sus hermanos. Sabía que quería ver a Niels ahora que estaba seguro que estaba allí y que ellos lo habían visto, así que seguramente nos lo encontráramos en algún momento y él no cejaría hasta verlo por sus propios ojos. Después de eso no habíamos tenido un momento de… tranquilidad, por decirlo de alguna forma.

El vikingo no podía recordar por más que lo intentaba de dónde recordaba haber visto aquel emblema, yo intentaba calmarlo para que no se sintiera tan frustrado y desesperado, a veces cuanto más querías recordar una cosa más tardabas en hacerlo… a veces simplemente algo te hacía recordar de golpe, y te llevaba la información como por arte de magia. Quizás cuando encontráramos la información recordara algo de cuando había estado en París, o incluso alguien de su familia también recordaba dicho emblema y nos ayudaba a tirar un poco más del hilo. Por el momento el plan era conseguir toda la información posible a nuestro alcance.

Ese día también había sido largo y agotador, no solamente por mí empeño en ayudar a encontrar dicha información, algo que me hacía sentirme frustrada por no poder serle de ayuda como realmente quería, sino porque el trabajo empezaba a acumularse en el museo y tenía que dividir mi tiempo entre mi trabajo y ayudar al vikingo. Las semanas que había pasado fuera habían llegado varios cargamentos con cosas para catalogar y puesto que quien tenía que hacerlo era yo se habían ido acumulando. El museo no es que me metiera prisa, pero no podía evitar sentirme un poco agobiada al respecto y más tras saber que en aquel viaje no había podido estar pendiente de mi trabajo como debería de haber estado… pero otras cosas primaban más.

Esa tarde había dejado al vikingo solo para buscar información o que se distrajera, entrenara o hiciera lo que quisiera mientras yo tenía que ir al museo ante el papeleo antes de empezar a catalogar las reliquias, manuscritos, papiros y demás que habían llegado en cajas y que ocupaba mi despacho. Le había dicho que volvería antes de que anocheciera y un poco antes de que eso pasara salía del museo en dirección a casa. Estaba algo cansada y lo único que quería era llegar a casa y darme un baño relajante, si era acompañada mucho mejor que sola, cenar y descansar tumbada en el sofá junto al vikingo antes de que el sueño me venciera.

Entré por la puerta y lo primero que noté fue ese olor a comida que hizo que mi estómago rugiera con hambre cerrando la puerta tras de mí, cómo no mi perra vino para saludarme apoyando sus pantas delanteras en mi pecho y yo acaricié su cabeza con una sonrisa para luego bajar y dirigirse hacia el salón que era de dónde provenía la olor, me acerqué asomándome por la puerta y vi al vikingo frente a la lumbre con lo que parecía la caza del día, enarqué una ceja para mirar a mi perra viendo que estaba aparentemente limpia y no como la última vez cuando se había ido de casa, y luego ladeé la sonrisa.


-No me lo puedo creer… ¿estás cocinando? –Me acerqué riendo entre dientes para que justo cuando estuviera cerca rodeara mi cintura con un brazo y me acercara contra su cuerpo para buscar sus labios con los míos, en un beso largo y profundo cargado de deseo, en el que terminé por morder su labio inferior- dime que no te has llevado a mí perra de caza otra vez… -su sonrisa ladeada fue todo lo que obtuve como respuesta y ladeé el rostro, estaba limpia así que dudaba que se la hubiera llevado sabiendo lo que pensaba al respecto- Voy a darme un baño y bajo para cenar, huele de maravilla y tengo un hambre… -me mordí el labio mirándolo dejándole en claro que no solo tenía hambre de comida. Dejé un beso más corto y me separé antes de empezar con algo que haría que nos olvidáramos de la cena- ahora bajo –subí arriba dándome cuenta de que mi madre no estaba, y me pregunté si había hablado con padre para decirle que estaba allí y que no había muerto. Iba a tener que hacerle una visita para verle, hacía tiempo que no lo veía y quería saber cómo estaba. Me di un baño rápido, me puse algo cómodo y bajé volviendo al salón donde la cena ya estaba preparada.

Cenamos mientras él me contaba lo que había hecho esa tarde asegurándome de que Isis no se había ido de caza con él, y yo le conté que había tenido bastante trabajo en el museo. Lo miré de forma fija sin saber si preguntarle sobre el emblema o no, no quería agobiarle por el asunto y estaba esperando que encontrar información lo ayudara a recobrar ese recuerdo que no conseguía ubicar de nuevo. Le pregunté por mí madre y me confirmó que había salido de caza tal y como sospechaba, y entre demás conversaciones, risas y caricias terminamos la cena, recogimos todo y me senté a su lado en el sofá para aprovechar ese tiempo que teníamos los dos para estar juntos. Me recosté contra su cuerpo y mi rostro fue a su cuello donde mis labios dejaron pequeños besos por el lugar, y así estábamos, cuando sin esperarlo sonó el timbre de la puerta y miré hacia la puerta del salón preguntándome quien podría ser. Solo se me ocurría una persona que, de noche, acudiría a mí casa: mi padre. Sonreí de lado y miré al vikingo con una sonrisilla divertida en los labios mientras él me miraba sin entender nada.


-¿Sabes, Ubbe? Creo que ya es hora de que conozcas a mi padre –reí entre dientes por su cara, porque estaba convencido de que era él y no otra persona quien había llamado a la puerta- Venga, vamos –dejé un beso en sus labios y me levanté para tirar de su mano para ir a abrir la puerta. Con mi madre no había problema, esperaba que con mi padre tampco.



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 464
Puntos : 475
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Naeem Zahir el Jue Jun 29, 2017 11:21 am

Nada ahora mismo tenía sentido. La reunión de los tres para conocer al que era prometido de mi pequeño jazmín no fue lo esperado para mi niña. Me culpaba, no podía evitar sentirme así después de lo que había dicho a aquel hombre. Lo sentía de verdad y esperaba que mis palabras y mis actos terminasen llevándonos a buen puerto. Quería la total y completa felicidad para mi niña, y haría todo lo que estuviese en mi mano para que así fuese.

No entendí nada de lo que dijo antes de que se marchase. Comprendería estuviese enfadada conmigo pero…en cierto modo, me recordó demasiado a mi Tahirah…cuando nos comprometimos ¿cómo podía echarla de menos a cada día que pasaba? Para mí el tiempo se detuvo en aquel momento, en el que creí haberla perdido por mis propias manos. Yo, yo había visto con mis propios ojos como perdía la vida entre mis brazos, mi grito desgarrador y luego…el silencio.

Silencio que volvió a producirse cuando mi pequeña se fue. No esperé ni por asomo que mi pequeña desaparecería para volver acompañada y…de ella. me quedé mudo, sin poder evitar creer de verdad mi hija y mi esposa estuviesen juntas… parecía un espejo, eran la viva imagen de la otra. reí pletórico, sin poder creerlo. No me lo creí hasta que no la toqué, para mí fue lo más grande que ocurrió mucho. Sonreí ampliamente , admirándola como la mejor obra de arte.

-Estás aquí, mi amor -besé su frente, estrechándola entre mis brazos, deslizando los labios por su cuello, perdiéndome en su cabello. La abracé tan fuerte que realmente pensé que se había fusionado contra mí. La alcé, en brazos como solía…como si el tiempo jamás se hubiese detenido nunca. Reí feliz…lo era, mi existencia tenía sentido pues la viviría por ella.


Días después, nada más el sol se puso, nos dispusimos a ir hacia la cita en cuestión. Esta vez iba a hacerlo bien, no crearía ninguna disputa ni nada parecido. Llevamos un regalo, hacía meses había elaborado un nuevo vestido para Naitiri, colores vivos pero no como los de Paris, si no como los de nuestra tierra, nuestro origen. Tahirah estaba realmente emocionada, ella portaba en una caja de plata una diadema con flores blancas más grandes y pequeños jazmínes. Nos costó encontrarlo pero… el resultado fue precioso.

-Prometo no intentar cortarle la cabeza a ese bárbaro. Tendrán mi bendición aunque no la necesiten y… le confeccionaré el vestido nupcial. No me mires así…sabes que siempre tuvo que ser así -




Busca siempre...tu camino:
avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 63
Puntos : 52
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Devon Pendragon el Mar Jul 04, 2017 11:50 pm

Transcurrieron unos cuantos días desde nuestro encuentro con Synnove y Hakon. Me agradaban los vikingos, tenían una forma muy marcada de ser y me habían aceptado como acompañante de su primo, por lo que no era difícil pasarla bien con ellos cuando nos los encontrábamos invariablemente en el hotel en el que se hospedaban. Al haber llegado a París junto a Niels, nos habíamos mantenido mayormente en las afueras, lejos del verdadero trajín citadino, adonde indudablemente iba a tener que dirigirme tarde o temprano. No solo debía acudir a la guardia real que me esperaría si no que debía enviar noticias a Irlanda, no deseaba que el rey o mis tíos se preocupasen de más por mí. Además deseaba escribirle al menor de mis tíos, contarle lo que me había acontecido y aguardar su respuesta con respecto a diversas dudas que me asaltaban con frecuencia. Si bien gozábamos de momentos de paz, los problemas aún se cernían, y una mala corazonada me indicaba que el peligro no dejaría de aproximarse.

Sin embargo no tenía prisa en hacer acto de presencia adonde me aguardaban ya que el rey había hecho preparativos para mi, preparativos que me hacían fruncir el ceño pensativa, porque sabía perfectamente cual era su deseo con respecto a mi futuro, y el mio era bastante diferente. Lo veía dormitar entre las sábanas cuando me despertaba por las mañanas, había descubierto que roncaba, lo cual me hacía ahogar un poco la risa. En unos cuantos días no me había acostumbrado ni remotamente a encontrarme con ese apuesto panorama cuando volteaba bajo la primera luz que se colaba por la ventana, lo observaba embelesada y bastante incrédula, prendada de su imagen. Aguardaba el momento en que despertara y me obsequiara el regalo de sus esmeraldas, y cuando finalmente lo hacía una emoción distinta a cualquier otra me colmaba el pecho y me impulsaba hacia sus brazos.

-Estás muy guapo.- fue lo que dije este día rodeando su cuello con mis brazos cuando lo vi listo para la cena en la que iba a presentarme al hermano de sus primos. Por la manera en la que hablaba de él, sabía que este encuentro iba a ser algo especial. Además, una sonrisa distinta iluminaba su rostro, lo cual me indicaba que estaba ansioso por ver al vikingo. -¿Estás seguro de que no voy a importunar?- Alcé una ceja, porque no quería poner a nuestros anfitriones en apuros al verse de repente con una invitada inesperada, ni quería incomodarles de alguna forma, aunque moría de curiosidad por conocer al famoso Ubbe del que todos hablaban.

Él acalló mis temores cuando caminábamos atravesando el patio frontal para subir los escalones que dirigían a la puerta principal. En mis manos llevaba una botella de vino que esperaba fuese del gusto de todos, y con la otra mano repasaba mi oscura cabellera, deseosa de tener un aspecto agradable. Estaba algo nerviosa, pero la presencia de Niels, el calor que de él brotaba al tomarme de la mano me llenaba de confianza, por lo que dejé los nervios a un lado justo en el momento en el que se abrió la puerta.

La bienvenida fue bastante agradable, me topé con una joven delgada y atractiva, de piel bronceada y brillante cabello negro. El descubrimiento me hizo sonreír de lado, cada presentación nueva me traía la presencia de alguien exótico, como había sucedido la otra noche con los hermanos. Tendí mi mano hacia ella luego de que Niels la alzara entusiasta por los aires al verla y casi dejo caer la botella de vino que estaba a punto de entregarle cuando le escuché presentarme. Mis pardos volaron hacia él. ¿Yo era su…? Me quedé paralizada, observándolo, aguardando expectante como terminaría la frase, y mi mirada se iluminó cuando escuché el calificativo, promesa.

Volví a respirar y me presenté tanto con la guapa morena como con otra joven que se encontraba también presente, una pelirroja de cabello de fuego y rostro agradable. -Soy Devon.- Le tendí la mano a ella también y el calor subió de forma violenta a mi rostro para incendiarlo cuando escuché una voz masculina saludando a Niels y comentando algo acerca de como montarme le mantenía alejado de ellos. Me puse de color granate y comencé a balbucear. -E-es un gusto conocerlas. E-espero no in-comodarles con mi pre-presencia. Tenía muchos deseos de conocerles y Niels me con-venció de venir.- Terminé la frase precipitadamente y sin aire.

-Espero les guste el vino que trajimos.- añadí recomponiéndome, rogando que no se me notara mucho el color rojo que seguramente teñía mi rostro, y volteé hacia la leyenda, descubriendo que era un vikingo alto y rubio. Intenté encontrarle alguna similitud con Synnove, no saltaban demasiado a la vista pero había alguna que otra, sobre todo en la picardía que iluminaba su mirada al saludar. -Es un gusto, Niels me ha hablado de ti.- Tendí la mano hacia él amigablemente. -Al igual que tus hermanos.-



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 41
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Miér Jul 05, 2017 12:18 pm

Era tremendamente gracioso ver a un general de un ejército vikingo poner la mesa entre gruñidos y bufidos que salían de sus labios, demasiado gracioso como para no verlo y disfrutar con el espectáculo. Ya estaba todo preparado para que empezara a llegar la gente, era la primera vez que montaba una cena en casa de esa magnitud así que esperaba que fuera bien. Me tronché literalmente de risa cuando alabó el culo que me había dado Ra, negando con la cabeza, aquel hombre empezaba a tener un serio problema y yo me divertía en demasía, fue cuando llamaron a la puerta y nos acercamos para ver quién era el primero de todos los que llegaron, al abrir la puerta unos ojos azules, una piel blanca y un pelo color fuego fue lo que encontré dejando que Alessia pasara al interior, un abrazo que correspondí y me fijé en que miraba a Ubbe y luego pasaba a saludar a Isis diciendo que la había echado de menos y que a mí menos, haciendo que riera. Dejé la tarta y el vino en la mesa y volví con ellos que estaban hablando en ese breve tiempo que yo había faltado.

Finalmente hice las presentaciones debidas, le presenté a mí… hermana pequeña, por decirlo de alguna manera, y a ella le presenté a mi prometido notando sus ojos que se abrieron ante la noticia totalmente inesperado, haciendo que sonriera de lado por lo expresiva que era. Lo recorrió con la mirada repasándolo y luego me miró a mí preguntando si era cierto y de verdad, a lo que asentí y simplemente levanté mi mano mostrándole el anillo que lucía en el dedo para darle veracidad a mis palabras. Enseguida nos felicitó a los dos abrazándonos y parecía feliz por la noticia y no dudaba que así fuera, las dos habíamos pasado por mucho. Fue entonces cuando preguntó si estaba embarazada… y ni Ubbe ni yo pudimos evitarlo y nos echamos a reír frente a ella, claro, embarazada. A esas alturas de no tomar nada lo estaría sin duda alguna por lo insaciable que era ese hombre, negué con la cabeza a lo que hizo un mohín ante la idea de no ser tía y se acercó a Ubbe haciendo alguna gracia, mientras yo sonreía.



-No quería que me lo quitaras –asentí con una sonrisa mientras le ponía un poco al día, de forma muy muy resumida y evitando ciertas partes que no necesitaba saber. Ella se sorprendió por lo de mi madre, llevábamos mucho tiempo juntas y era algo que sorprendía de saber y asentí- esta noche podrás conocerla por fin –ella se quedó bromeando con Ubbe cuando sonó el timbre de nuevo, me acerqué para abrir encontrándome esa vez con dos personas, una joven de pelo castaño y piel algo bronceada, y un joven de cabellos rubios, piel pálida y ojos azules que de alguna forma me hizo saber quién era sin que se presentara. Me abrazó con efusividad, al que correspondí, y no tuve duda de que era quien me faltaba por conocer; Niels. Me reí cuando me hizo volar por los aires aunque era cierto que me desconcertaba el hecho de saber que ya me conocían en su futuro y que por eso mostraba ese grado de… confianza, incluso cierto cariño que parecía tener hacia mí. Se presentó finalmente a lo que sonreí abiertamente mientras apoyaba su frente contra la mía en ese gesto que bien hacían entre ellos, de cariño- Así que tú eres Niels… ¡por fin te conozco! –Me separé para mirarlo bien de arriba abajo y sonreí de lado- Ubbe me ha hablado tanto de ti que es como si ya te conociera de hace tiempo… aunque no sé por qué te hacía algo más… ¿alto? –Reí entre dientes negando con la cabeza para llevar mis ojos a la joven que lo acompañaba, sonreí cuando dijo la palabra promesa y me acerqué a ella para que pasara- Encantada Devon, soy Naitiri pero puedes decirme Nai –ah, los vikingos y sus promesas… ella pasó y dejamos que los dos se reencontraran mientras miraba con cierta diversión la forma en la que tenían de saludarse dándose golpes en el pecho, viendo ese abrazo que se habían dado y que me hizo sonreír porque sabía que había echado mucho de menos a Niels y que no haberlo visto ese día en la taberna, aunque hubiera visto a sus hermanos, era lo que le había faltado. Mientras ellos hablaban presenté a Alessia a Devon viéndola de más de cerca, era también joven quizás casi de mi misma edad, pelo castaño ondulado, rostro bello, mirada brillante… reí divertida ante las preguntas de esos dos y negué con la cabeza- pero qué burdos son… -miré a la joven que hablaba y llevé una mano a su brazo para tranquilizarla- me alegro de que te haya invitado a venir, y claro que no molestas. Es bueno conocer a la familia –le sonreí y cogí la boella para dejarla en la mesa y al volver vi que se estaba presentando con Ubbe y sonreí para acercarme y mirar a Niels quien seguía abrazado al vikingo- así que… ¿eras tú quien le hacía cometer trastadas cuando erais pequeños? –Pregunté mirándolo cruzándome de brazos, con tono divertido- ahora se acabaron los líos –sonreí de lado para reíme y mirar al vikingo que me miraba con un mohín mientras Isis parecía ir saludando a todo el que llegaba- vayamos mejor dentro, podemos empezar a cenar –los que faltaban no iban a cenar con nosotros así que mientras llegábamos podíamos ir cenando de mientras.




*************




Días más tarde de aquel encuentro que tuvimos desde que nos habíamos encontrado la última vez íbamos a poner rumbo de nuevo a casa de nuestra hija. Había hablado con Naeem y creía haberle hecho entrar en razón para que cediera un poco, al fin y al cabo los dos se querían, era algo que había podido ver y leer en la mente del vikingo, sabía que estaba incluso dispuesto a dar la vida ella y se notaba que se querían y que eran felices juntos, lo había visto el tiempo que pasé con ellos y para mí era más que suficiente. Naitiri me había hecho caso y había vuelto a montar otra vez una cena donde no solamente íbamos a estar nosotros, según me había comentado iban a ir también el primo de Ubbe y la joven con la que había estado viviendo años, no era una cena normal sino que en parte se iban a conocer las dos familias y quería que él lo supiera. Lo contemplé con una sonrisa cuando dijo que se comportaría y no le cortaría la cabeza, haciendo que riera entre dientes por sus palabras y dejara una mano en su pecho.


-Ay Naeem… no puedes evitarlo –negué levemente con la cabeza, estaba emocionada por aquella noche, no solo por estar con mi pequeña sino porque sabía que era importante para ella y para su futuro, era difícil comprender que me había perdido casi toda su vida pero ahora podía aprovecharla de nuevo y estar junto a ella, verla en los momentos felices. Llevaba una caja con una pequeña diadema dentro como regalo, igual que cuando era pequeña su padre le hacía con jazmines como la solía llamar, seguro que le gustaba el regalo. Además Naeem le había hecho un vestido para ella, de pequeña siempre se colaba en la tienda de su padre y se probaba los vestidos como si fuera una princesa. Me mordí el labio emocionada cunado dijo que él le haría el traje de la boda… siempre supe que sería él quien se lo hiciera, era algo que habíamos hablado muchas veces pero eso lo veíamos muy lejano ya que Naitiri era muy pequeña- me alegro de poder estar con vosotros, de ver como nuestra pequeña se casa –aferré su mano con fuerza- sé que siempre quisiste hacerle ese vestido y ella estará encantada con que seas tú quien lo haga. Esta noche es importante para ella, sé que va a ir también un familiar de él así que… hagámoslo por ella, se lo merece –dejé un beso en sus labios, Naeem a veces era un poco cabezota como su hija pero no tenía mala intención- Venga, vayamos a ver cómo se presenta la noche.



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 464
Puntos : 475
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Ubbe Cannif el Jue Jul 06, 2017 3:10 am

La puerta se abrió, al otro lado, una doncella de pelo fuego y ojos claros que venia aprovisionada para una guerra.
Enarqué una ceja ligeramente ¿acaso pensaban que yo no cazaba suficiente para dar de comer a un regimiento si lo necesitaba?
Me acerqué a ambas mujeres que se saludaban alegres entre ellas, parecían tenerse mucho cariño, bromeaban y se hacían cumplidos.
Espere mi turno, hasta que la perra “de compañía” me quitó el protagonismo metiéndose por medio y recibiendo todas las atenciones y caricias de la recién llegada.
Enarqué una ceja ligeramente incrédulo ¿desde cuando se saluda a los perros antes de al general de un ejercito? Nai se moría de la risa por mis gestos y un gruñido suave salio de mi garganta acobardando a la perra.
Ladeé la sonrisa y eso sin tener que usar la palabra “caza”.
Nai me fulminó con la mirada, pero yo la mas de contento me fui a saludar a su amiga, según ella casi hermana.
-Soy Ubbe -me presente aunque Nai ya lo había hecho, es mas le habia asegurado que era su prometido y le había enseñado el anillo.
-No me ha presentado antes porque soy un bárbaro -añadí sin borrar la sonrisa mientras acompañaba a ambas hacia el salón -no te  dejes engañar por la egipcia -apunté entre risas.
Preparé una tercera copa para la joven recién llegada mientras Nai seguía contándole cosas sobre como nos conocimos, claro que dejo pasar le detalle del secuestro y demás

Las bromas sobre si estaba embarazada pronto se sucedieron, normal, mi pinta de macho era indiscutible, era lógico que dejara un gran legado a mi paso.
-No sera porque no me la monte veces a lo largo del día, pero esta mujer se toma unas plantas para evitar que mi semilla de fruto -dije enarcando una ceja dejandole claras mis ganas de tener descendencia.
Para nosotros los vikingos un linaje prospero, grande era no solo prueba de nuestra hombría si no de prosperidad para los nuestros.
El nacimiento de hijos aseguraba manos jóvenes que alzarían la espada, guerreros diestros y la seguridad de que tu nombre no pasaría al olvido.

Nai la puso por encima al corriente de todo, las risas se sucedían cuando la puerta volvió  sonar, Nai se levantó para abrir, mientras yo seguí conversando con aquella joven que me contaba historias sobre ella y Nai mientras bromeábamos sobre el carácter impetuoso de mi prometida y la que me había caído encima.
Fue entonces cuando escuché la voz de Niles al otro lado del pasillo, me puse en pie y salí corriendo hacia allí, creo deje con la palabra en la boca a la pelirroja, pero bueno, ya se acostumbraría, nosotros eramos así y nada tenia que ver con que no estuviera divertido con la conversación que nos traíamos los dos.

A medio pasillo nos encontramos entre golpes de pecho, toques en la espalda y nuestras frentes pronto se encontraron mostrando el cariño mutuo que nao teníamos.
Así tras unas cuantas bromas sobre lo que nos había mantenido ocupados a uno y a otro estos días quedó claro que esa morena menudita era a la mujer que se montaba noche y día.
Lo arrastré del cuello hacia el comedor, sin dejar de reírnos ninguno de los dos.
Las tres damas estaban haciendo sus presentaciones, no me pasó por alto la timidez de la morenita, era todo lo contrario a lo que mi primo solía frecuentar, mujeres mucho mas explosivas, que como él, jugaban con los hombres a voluntad. Ella parecía tan sutil en sus formas, elegante, tenia que reconocer que ademas era preciosa.
-Ahora lo entiendo cabron -le dije dándole un manotazo en el pecho antes de acercarme a ella -tu debes de ser la chica que mi primo se folla, esa que según mis hermanos lo ha cazado sin armas, ni redes, ni conejo que salga de la chistera.

Niels hablaba con mi prometida que le recordaba que a partir de ahora se habían acabado las fiestas para nosotros y que me llevara por el mal camino, pero la sonrisa maliciosa de mi primo hacia presagiar tormenta en el mar calmo de esa cena.
Nai ya nos conocía así que el gesto de Niels no le paso desapercibido y menos cuando cambio de tema alegando una respuesta sobre lo de su altura.
-Me hacías mas alto porque todos hablan del tamaño que tiene otra cosa -dijo apuntándose el arma que llevaba en la entrepierna.

Me eche a reír, la pobre Devon creo no sabia ya donde esconderse y mi primo se limitaba a encogerse de hombros entre risas diciendo que era verdad  alegando que Devon lo podía asegurar.
Me sentía en le norte, con las típicas gilipolleces nuestras pero por una vez acompañados los dos de mujeres que significaban algo en nuestras vidas y no simples pasatiempos de una noche determinada.
Tiré de la cintura de mi mujer apretando sus nalgas mientras elevaba las cejas mirando a Niels que se reía sabiendo en lo que pensaba.
Este rodeo la cintura de la morenita perdiendo sus labios en su cuello, se notaba que se llevaban muy bien, su complicidad y confianza.


Spoiler:


mi presente, mi futuro:
 
cannif:
Nai y Ubbe:
avatar
Ubbe Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 168
Puntos : 167
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 25/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Dom Jul 09, 2017 6:02 pm

Debía de reconocer que Ubbe me había caído bien, era sincero en lo que decía y parecía no importarle como sonaran las cosas, algo que en ese corto periodo de tiempo Nai lo mirara fulminándolo varias veces mientras yo sonreía de lado. Los contemplé durante unos segundos y sonreí por la manera en la que tenían de mirarse que aunque para ellos pasara desapercibida para mí, desde fuera, lo veía todo distinto y en cada mirada podría decirse que se notaba la forma en que se querían y cuanto lo hacían. Me alegraba enormemente por ella, yo había conocido su historia desde que la conocí hacía ya años, la había visto con sus altibajos, con sus caídas y con sus recuperaciones… sobre todo cuando la secuestraron y nos dejó a todos durante unos meses para irse a Egipto, jamás la había visto tan rota como en ese momento, como si algo en su interior hubiera acabado estallando en miles de pedazos… por suerte cuando volvió poco a poco fue recuperándose, y ahora después de todo la veía tan feliz en esos momentos que me alegraba muchísimo porque todo le fuera bien.

Fue en ese momento cuando tocaron a la puerta y yo me quedé hablando con su prometido, me había echado a reír cuando él dijo que quería descendencia claramente y la mirada que le echó Nai por ello ante sus palabras, no pude evitar reírme ante la información que el vikingo dio de algo bastante privado como era aquello. Hasta donde yo tenía entendido ella siempre había querido formar una familia, quizás solo quería esperar el momento adecuado para hacerlo aunque eso fue más bien un pensamiento que un comentario, no iba a meterme en cosas de parejas. Él parecía bastante agradable y simpático, algo rudo y tosco, pero no por ello dejaba de ser buena persona o es la impresión que me daba, si Nai lo había aceptado sería por algún motivo en concreto.


-¿Tú sabes de verdad en el lío que te estás metiendo? –Pregunté con una sonrisa divertida- he vivido años con esa mujer y puedo decir que sé exactamente cómo es y el carácter que tiene y se gasta –puse una mano en su hombro y di un par de golpecitos- buena suerte en este viaje –dije para reírme entre dientes a modo de broma mientras hablábamos cuando me dejó con la palabra en la boca y salió hacia el pasillo disparado, al asomarme lo vi abrazado a otro joven rubio, pálido y con el mismo aspecto que mi “cuñado” y a una joven hablando con Naitiri. Esta se acercó con ella y nos presentó a lo que le sonreí tras las presentaciones- encantada Devon –con la copa en mis manos e Isis dando vueltas por el lugar encantada seguramente con que hubiera tanta gente en casa, de normalidad solíamos ser Nai y yo y ya doblábamos el número en esos momentos. Los dos hombres seguían a los suyo y se oía algún que otro comentario, ella tenía razón: eran unos burdos, pero era bastante graciosa y cómica la situación, al parecer no así para la joven quien estaba sonrojada y por poco le hacía la competencia al color de mi pelo. Cuando los dos hombres se acercaron hacia donde estábamos Nai hizo la última presentación diciéndome que era el primo de Ubbe, a lo que le sonreí mirándole entendiendo por qué el otro me había dejado con la palabra en la boca. Sonreí escuchando sus palabras sobre algo de unos líos y la contestación que este le dio y que negué con la cabeza, la pobre Devon si antes estaba colorada ahora ya sí que podía rivalizar con mi pelo. Pasé a un segundo plano momentáneo cuando Ubbe tiró de su cintura acercándola a él y su primo se centraba en la joven- Por favor, no comer pan delante de los pobres que bastante mal lo llevo –alcé una mano fingiendo para luego sonreír divertida por la broma, Nai tiró de mi brazo para enredar su mano en mi pelo y dejar un beso en mí frente riéndose entre dientes, alcé el rostro y miré al vikingo- una relación de tres, ¿te parece? –Reí apartándome mientras esta me revolvía el pelo como si fuera una niña y decía que ya podíamos pasar al salón y corroboré sus palabras asintiendo siendo la primera quien, seguida de la perra, entraba al salón para sentarme en una de las sillas- mmm, huele todo delicioso –sentí que Isis sentada ponía una de sus patas en mi pierna y reí- no bonita, esto es para mí –acaricié su cabeza mientras el resto se sentaba en la mesa, la había echado mucho de menos. Nai se sentó a mi lado seguida de Ubbe y enfrente su primo y la joven, me rellené el vaso para empezar a cenar mientras nosotras le hacíamos preguntas a Devon sobre de dónde era porque se notaba por el acento que no era parisina, y mientras los hombres hablaban aunque Nai a veces se metía a decirle algo a Niels, pero no escuchaba a saber qué era mientras conversaba con la joven que tenía enfrente.



I'm In The Spring Of My Life:



Just Me:




avatar
Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 54
Puntos : 47
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Lun Jul 10, 2017 8:10 am

Como siempre mi primo y yo empezamos a bromear, nunca me sentí mas en el norte que en ese preciso intente y eso que no podía evitar mirar de reojo a Nai.
Después de lo que me contó Hakon que había pasado en su encuentro con mis primo, algo a lo que nosotros estábamos mas que acostumbrados, creo que a ella le angustiaba que de nuevo a nuestro alrededor el caos se desatara.

Nai se acercó a mi dispuesta a dejarme las cosas claras, según ella, se nos había acabado eso de salir por ahí los dos solos para comernos el mundo, algo a lo que me limite a responderla con una picara sonrisa que delataba mis propios pensamientos.  Ella frunció el ceño, Ubbe se descojono atrayendola por la cintura y yo acorté la distancia que me separaba de Devon entre risas.

Ella estaba roja como un tomate y mas cuando aseguré lo grande que era el tamaño de mi virilidad alegando que deberían preguntarle a ella que era la única que la había si no visto, si sentido dentro.
Ubbe emitía un sonido similar al que hacemos cuando nuestras hachas golpean los escudos mientras de nuevo estallábamos en carcajadas.

La pelirroja aseguraba que pasaba mucha hambre y que mejor si nos callábamos.
-¿hambre? ¿Que los de aquí no saben satisfacer a una mujer? -pregunté entre risas – eso lo arreglo yo -los ojos de Devon se hundieron en los míos -no, no, así no ...que yo ahora soy un hombre formal.
No se porque pero Ubbe estalló en carcajadas como si acabara de contar un chiste, así que le lance lo primero que encontré a  mano que fue una pelota con la que el chucho ese jugaba.

Ubbe la esquivó escondiéndose tras la egipcia, algo difícil teniendo en cuenta que ella era mucho mas pequeña, aun así la alzo como si fuera un escuda intentando cubrirse del siguiente objeto que tomaba.
-Me refiero a que tengo un primo soltero, Hakon -apunté mirando a Ubbe que asentía con la cabeza sin dejar de meterle mano a las nalgas de su prometida -es el mas guapo de nosotros, así que vamos ese en un momento te quita el hambre -dije sin parar de reírme.

Nai y Devon me miraron fijamente sin reírse, como si ellas supieran algo que nosotros dos desconocíamos.
-Que si joder, ya veras..después de tener un vikingo entre tus piernas veras lo que es rozar el Valhalla con los dedos ¿verdad Devon? -le pregunté con picardia mordiendo su hombro suavemente.

Nai nos hizo pasar al salón donde estaba ya dispuesta la comida, Me senté junto a Devon metiendole la mano por debajo del corseé y llevando la otra mano a un trozo de carne que llevé a mi boca mordiéndolo hambriento.
-Egipcia esto es muy bueno -le dije masticando la carne que había aderezado con hierbas aromáticas y especies.

Ubbe bebía de la jarra bromeando con la pelirroja e intentando convencerla de un encuentro con su hermano eso si, no dejaba de tocarle el culo a su prometida.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 128
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Naeem Zahir el Miér Jul 12, 2017 4:48 pm

Curioso que nos invitaran a cenar cuando íbamos aparte. La inmortalidad, si la compartías con la persona que amabas…era muy distinto. Vivir entre las sombras me llevó a terminar por casi volver loca a Naitiri pero ¿cómo podía acercarme a ella si no era por medio de sueños? No podía plantarme delante de ella y decirle sin más “Hola hija, soy tu padre, soy vampiro y maté a tu madre “. Aún no podía creer que esa maldita mujer, la que me creó, me hiciese crees que Tahirah murió en mis brazos, por mi culpa.

Un regalo que el mismo Ra me había otorgado, una segunda oportunidad en la que sin duda, viviría al máximo. Porque vivir aunque mi vida se acabase aquel día, sentirme vivo aunque mi corazón estuviese muerto… sin ellas mi existencia ya no tenía sentido. Y de eso se trataba…de vivir, ¿Acaso no quiere y desea un padre que sus hijos vivan felices? Iba a costarme… alegué que lo comprendía pero sabía que no. No me gustaba ese hombre pero a quien tenía que agradarle era a ella y aún así…me llevaba los mismos demonios que fuese ese y no otro quien compartiese su vida con ella. También…tenía que admitir que era un guerrero, un buen guerrero que ante todo protegería a lo que más amaba y por ello, se ganó todo mi respeto y honor.

Estaba inquieto, nervioso… parecía de nuevo ese chiquillo que fui hace tiempo. Tahirah reía pero a mí la sonrisa se me había congelado. Iba a cederle la mano a ese hombre, la desposaría y hasta ese instante… no quería aceptar que se había hecho mayor. Para mí, seguía siendo esa niña que disfrutaba perdiéndose entre la multitud admirándolo todo, atendiendo a todo lo que decía su madre y gracias a eso, ahora era una de las mejores…cosa que no dudé ni un segundo.

-Estarán comiendo como animales y bebiendo como cosacos…esa barbarie… -musité, cerrando un ojo por mi comentario… seguramente ella me regañaría por ello. Negué con la cabeza, no iba a bromear más con eso, iba a respetarlo -Está bien, mi sol. No pienso decir nada al respecto sobre su forma de vida y…¿y esas pieles? … no puedo tolerar que vaya vestido con pieles de animales muertos . ¿Dónde está la elegancia? No, no lo llevo bien...ella tan delicada... él un ...vamos a dejarlo en un hombre difícil y complicado -mi gesto de desagrado seguramente le haría gracia pero lo decía completamente en serio -Le haré el traje también, la respeta , también a sus tradiciones… no puede ir como debe y él… él…-

Llamé a la puerta, insistentemente… me estaba poniendo aun más nervioso. Sonreí, no tuve más remedio, apreté con fuerza la mano de Tahirah y saludé cortes a quién nos abrió. No iba a ser solo nosotros en familia… es había unido más gente por el murmullo.

-¿No nos habremos equivocado? ¡Hija! - alzaba la voz de más cuando estaba inquieto, nervioso…algo me preocupaba y ¿cómo no hacerlo? esa noche cambiaría todas nuestras vidas… -Tu madre…le gusta beber despacio y yo…acabo enseguida y… ¡esta bien! vamos a …te trajimos esto -apreté con fuerza los labios, ya comenzaba a desvariar…




Busca siempre...tu camino:
avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 63
Puntos : 52
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Devon Pendragon el Jue Jul 13, 2017 2:20 pm

La joven de cabello oscuro se presentó como Naitiri y me recibió de forma amable y bastante cálida, por lo que despareció mi preocupación de contrariarles al presentarse una invitada de más en la cena. -Es un gusto, los hermanos de Ubbe también hablan de ti. Tenía curiosidad de conocerles.- Sonreí al decirlo y me dirigí también a la joven pelirroja que me veía de vuelta con una copa en la mano. Le pregunté el nombre y lo escuché con interés, al igual que el acento. Al fin conocía a una francesa en tierra francesa pensé divertida. -Encantada también.-

De inmediato me sentí a gusto y en un momento en que el vikingo que me faltaba conocer se acercó lo observé con mal disimulada curiosidad, algo dijo de que yo debía ser quien su primo se follaba y ya el calor subía violentamente otra vez a mis mejillas. -Ah, yo pues…- Sabía que eran vikingos y que seguramente era su manera habitual de conducirse por lo que procuré deshacerme del rojo que sentía por todos lados e incluso miré a Niels para ver si me rescataba del apuro, pero este le respondió a la prometida de Ubbe con un comentario sobre el tamaño de lo que traía entre las piernas. Abrí los ojos desmesuradamente cuando lo vi señalarse el paquete y volteé con rapidez para saludar al simpático perro que me rescataba de la situación dando vueltas a mi alrededor y permitiendo que le hiciera cariños.

Niels se acercó a mi y volví a enderezarme, propinándole un ligero manotazo en el pecho para protestarle por ponerme en apuros. -¿No se supone que tú eres quien me rescata en estas situaciones?- Me eché a reir entre dientes, la verdad distaba mucho de estar enojada. Aún así hice un mohín antes de pasar mis manos por su cintura cuando se acercó a besar mi cuello. -Supongo que debería acostumbrarme.- Sonreí al mirar sus esmeraldas, para mi significaba mucho que me hubiera traído a la cena, reforzaba aquello tan importante para mi, lo que me había dicho en la taberna, que lo intentáramos, no dejaba de recordar esas palabras.

Alessia nos hizo reir con un comentario sobre pasar hambre y alcé una ceja cuando Niels dijo que le pondría remedio a la situación. Pronto aclaró que no hablaba de él si no de Hakon y no tardó en lanzarle una pelota a Ubbe que al rebotar yo agarré y la lancé en contra de él por hacerme sufrir. Entre risas escuché lo que decía sobre rozar el Valhalla. -La verdad es que si, si tienes la suerte de encontrarte un vikingo, este te llevará allá Alessia.- Escondí el rostro en el cuello masculino y lo besé suavemente, vaya que si no podía combatirlos en su desparpajo mejor me unía a ellos. Pensé divertida y aún abochornada que después de todo, no había nada malo en hacerlo. Aunque mi expresión se tornó más seria cuando pensé otra vez en que hablaba de Hakon. Mi mente voló hacia él y Synnove y mi expresión se tornó pensativa y algo preocupada al escuchar como él y Ubbe lo promocionaban frente a la joven.

Pronto pasamos a la mesa, adonde nos aguardaba un festín acorde con el ambiente. Tomé asiento al lado de Niels y respondí a las preguntas de la pelirroja que había tomado asiento frente a mi y me preguntaba de donde provenía. - Acabo de llegar a la ciudad desde Irlanda, aunque soy parte irlandesa, parte inglesa.- Sonreí, inhalando el aroma de la comida y me arrimé más a mi vikingo para acariciarlo cariñosamente. Las risas se sucedían mientras cada uno se servía de las charolas en su plato. Yo me uní a las alabanzas de Niels sobre la comida dirigiéndome a Naitiri. -Está delicioso. ¿Has cocinado tú? ¿Me pasarás las recetas?- pregunté alegremente antes de que la egipcia se levantara y fuera a atender un llamado a la puerta.

Fue entonces cuando, sin previo aviso, regresó.

Estaba tan embebida en el momento que en un principio no le noté. Miraba a través de mis ojos, habiéndose colado en mi mente, analizándolo todo. Depositaba su interés en mis alrededores, dónde me encontraba sentada, percatándose de cuantos exactamente me rodeaban, dos frente a mi, uno a mi lado, una caminando hacia la puerta, dos inmortales entrando por ella.

Repentinamente me percaté de su presencia, de su viscosidad maligna, le había abierto las puertas al descuidarme. Me puse de pie emitiendo un grito. -¡Sal de mi cabeza!-

La maldad dirigió su atención a mi y viajé otra vez hacia donde se encontraba. Hacia ese lugar adonde el aire asfixiaba, la oscuridad lo cubría todo y ríos interminables de sangre corrían por el suelo. Ahora podía percatarme de los innumerables cuerpos inertes que allí yacían. Ahogué un grito al caminar entre ellos, alcé la mirada, y grité haciéndole frente. -¿Qué es lo que quieres de mi?!!-

En el comedor mi cuerpo se había desplomado sobre el suelo perdiendo la consciencia. Ellos regresaban, nos habían encontrado. Entraron por las puertas de la casa, algunos con ojos ambarinos, de rostros irreconocibles, mostrándose entre la apariencia humana y la animal gracias a algún pérfido encantamiento. Otros con ballestas en las manos, quebraron las ventanas e irrumpieron sin aviso por los cuatro costados, apuntando sus armas hacia todos los presentes.

-Venimos por la Pendragon. Si se comportan y nos la entregan les dejaremos salir de esta con vida.- Sus dedos me señalaron para que dos de ellos alzaran mi cuerpo inconsciente del suelo y otros se acercaron a las mujeres inmovilizándolas para así mantener a raya a los hombres.



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 41
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Lun Jul 17, 2017 11:00 am

Por fin había conocido el primo de Ubbe del que tanto había oído hablar desde que conocí a este, la verdad es que era al que más ganas tenía de conocer pero porque me había hablado tantísimo de él que tenía muchísima curiosidad por saber cómo era, y dado que yo era una mujer de lo más curiosa pues era algo que no podía aguantar. Mis palabras fueron sinceras cuando le dije, entre bromas, que lo hacía más alto… no sabía por qué pero esa era la  impresión que me había dado. Pronto me centré en Devon, la joven con quién venía acompañado y algo ya me hacía saber que esos vikingos no perdían el tiempo, pero que seguramente por lo que Ubbe me había contado de Niels, si la había traído a la cena y tras sus palabras, era por algo. Me tuve que reír entre dientes al ver el saludo de esos dos mientras las tres quedábamos algo más rezagadas, eso sí, cuando los dos volvieron con nosotras y hablé con Niels sobre que ya nada de líos su sonrisa me hizo sospechar que no iba a ser así la cosa exactamente. Pero más me reí cuando me contestó a lo de ser alto con aquellas palabras haciendo que me riera divertida por ello, como si hubiera sido alguna pulla lanzada por mí parte cuando no era así.

No supe qué le dijo Niels a mi prometido para que se riera de esa forma, pero este le lanzó la pelota de Isis e hizo que se refugiara tras mi cuerpo, algo que me hizo girar la cabeza y enarcar una ceja porque que yo me escudara tras de él tenía sentido, pero al revés poco podíamos hacer. No contento con eso me cogió de la cintura y me levantó como si fuera un escudo, a lo que le di una palmada en la nuca haciendo que me bajara para escuchar el comentario de Alessia haciéndonos reír, y cómo no, Niels pensó tener la solución a sus problemas en lo que vi cómo ella lo miraba y él aclaraba sus palabras con rapidez. Su solución pasaba por presentarle a Hakon, algo que me hizo enarcar una ceja mientras lo miraba de forma fija… otro necio como su primo, los dos podrían tenerlos delante viendo como se miraban y ninguno se daría cuenta de lo que estaba pasando realmente. Negué mientras Ubbe se sumaba a la causa y lo miré mordiéndome el labio, quise negarme pero ¿qué excusa tendría contra que no quisiera presentarle a su hermano? Claro que yo no iba a meterme en lo que esos dos tenían pero… si lo pensaba ni él ni Synnove se merecían pasar por eso.

Desvié el tema haciendo que pasara al salón para cenar y sentarnos en la mesa, quizás así se les acabara la idea de presentarles a Hakon aunque si lo hacían siempre podía hablar con Alessia en privado y decirle qué era lo que pasaba realmente, porque la veía interesada en probar eso del Valhalla, algo que me hizo llamarla como si fuera una niña pequeña a la que tenía regañar mientras ella se reía y los señalaba a ambos quienes habían dado la idea inicial. Negué con la cabeza y le di un azote en el culo a mi prometido por seguirle la corriente a Niels y nos sentamos en la mesa para comenzar a cenar ya que mis padres no lo necesitaban. Alessia y yo preguntábamos a Devon de dónde provenía, así que ella tampoco era Francesa y eso fue algo que me hizo sonreír, pero allí estábamos, todos en París.



-Me parece que la única que es de aquí de verdad eres tú, Alessia –comenté llevando la copa de vino a mis labios a lo que ella se rió asintiendo siguiendo preguntándole a Devon. Agradecí los cumplidos de ambos por la comida mientras notaba la mano de mi prometido acariciaba mis nalgas y yo le daba alguna que otra mirada que solo le hacía sonreír de lado aún más- cuando quieras Devon, son recetas típicas de Egipto –fue entonces cuando la conversación cambió y de nuevo Niels y Ubbe se centraron en decirle que conociera a Hakon, mi mano no dejaba de darle pellizcos en el costado al vikingo quien me miraba sin entender por qué lo hacía, pero este seguía hablándole de él como estaba haciendo su primo y volví a darle un pellizco más fuerte que, en respuesta, apretó su mano en mí nalga y me miró sin entender así que me acerqué a su rostro para rozar sus labios con los míos y desviar su atención por un momento aunque no debía, ni quería, decirle el principal motivo- No creo que Hakon necesite que le busques a nadie, lo veo muy capaz a él solo… -él enarcó una ceja sin entender- a no ser… que quieras que todo quede en familia –si supiera por dónde iban realmente mis palabras quizás hasta me mirara mal, pero como no lo sabía pensó que lo decía por su hermano y mi “hermana pequeña”- luego, tú y yo, tenemos una conversación pendiente –dije mordiendo su labio inferior para terminar por besar sus labios aunque de forma corta y así aprovechar para poder susurrarle- ¿puedes dejar a mis nalgas tranquilas por cinco minutos, o es demasiado para ti? –Pregunté con tono jocoso, tiré de su labio inferior y justo cuando cogía un trozo de carne fue que tocaron a la puerta, miré de reojo al vikingo porque sabía perfectamente quienes eran y me levanté no sin dejar un beso en sus labios- ahora vengo –me dio un azote en el trasero, que me hizo darle de nuevo en la cabeza sonriendo y me fui hacia la puerta para encontrar a mis padres, los saludé dándoles un par de besos a cada uno, al que más nervioso se le notaba era a mi padre así que le sonreí dejando mi mano en su brazo para ver lo que me traían- ¿sabíais que no hacía falta que me trajerais nada, verdad? –abrí el paquete para darme cuenta de que dentro había un vestido, rojo, precioso que seguramente habría hecho él y que recordaba mucho a los que se llevaban en Egipto- ¿lo has hecho tú? Bueno, no sé ni para qué pregunto, es precioso papá, muchas gracias –le dije abrazándolo y luego sonreírle a mí madre- Venid, os quiero presentar a alguien especial para mí y también está el primo de Ubbe y su… ¿novia? –Pregunté porque exactamente no sabía qué tipo de relación tenían, pero algo parecido a eso. Fue justo cuando entrábamos al comedor de nuevo que escuché los gritos de Devon, mi mirada fue directa hacia ella sin saber qué estaba pasando en esos momentos, todo pasó tan rápido que cuando me quise dar cuenta ella estaba en el suelo inconsciente, cuando fui a ver lo que le pasaba entraron por la ventana rompiéndolas y pronto nos vimos rodeados, me apresaron inmovilizándome los brazos para que no me moviera ni me escapara, aunque había que decir que lo intenté aunque fue en vano, y vi que dos hombres levantaban el cuerpo de Devon ante la orden del que supuestamente era l líder, ¿qué diablos estaba pasando y quiénes eran? Lo que ellos no sabían es que aparte de los dos hombres, había también dos inmortales presentes y las cosas no se iban a poner fáciles para ellos si pensaban llevarse a Devon, y sabía que ellos dos no lo iban a permitir.



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 464
Puntos : 475
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Ubbe Cannif el Lun Jul 17, 2017 12:46 pm

Pasamos a la mesa del comedor, tomé asiento al lado de la egipcia mientras mis manos seguían posadas en sus nalgas, me costaba mucho dejar de tocarlas, de meterle mano a todas horas porque me encantaba ese culo redondo, respingo y duro.
Nai no deja de pellizcarme mientras yo hablo animadamente con mi primo que como yo metia mano a la morenita que lo acompaña.

No me podía haber parecido mejor idea la de Niels, la pelirroja podia ser perfecta para Hakon. El chaval tendría ya los cojones hinchados de no descargarlos y dado que le costaba eso de penetrar a matar , para eso nos tiene a nosotros, para prepararle una cita ya oc el camino allanado.
Vamos, solo tenia que llegar, desenvainar el acero, meterlo en caliente y directo al Valhalla.

Nai me giraba la cara para que dejara de hablar con su “hermana” no entendía porque n ome dejaba preparar una cita para mi hermano así que enarqué una ceja dejando que nuestras bocas rozaran.
Llevé mi lengua a la ajena, mi lengua acortó la distancia, dibujé sus labios con ella.
-No te pongas celosa egipcia, no hay mujer alguna con ese culo, ni a la que le tenga mas ganas -susurré mordiendo su inferior.

Niels cuando yo callaba, seguía insistiendo y la pelirroja parecía ir entrando poco a poco en nuestro juego. Las jarras se iban vaciando, los dos nos reíamos sin parar, las bromas se sucedían.
Devon y la egipcia hablaban de recetas de cocina, parecía que habían encajado bien, al igual que lo había hecho con Synnove.

La puerta fue golpeada, me puse tenso, sabia quien había al otro maldito lado de la puerta, el padre de mi prometida.
Niels se reía diciendo que parecía haberme quedado blanco, que si me fluía la sangre hasta los huevos que se me habían subido de corbata.
Le lancé un pedazo de carne que esquivo muerto de la risa antes de volver a llevar la jarra a su boca.

Mi preciosa prometida volvió a la mesa, acompañada de su familia, me alcé para acercarme a la madre y darle un abrazo.
-Ya se yo de donde ha heredado Nai ese culo - bromeé entre risas mientras ella acariciaba mi rostro en un afectuoso gesto.
Esa mujer nunca me juzgaba, supongo que porque sabia cuanto quería a su hija y que pese a que era burdo en mis palabras, nada lo decia para ofenderla.
Sin embargo los pardos del padre me atravesaron por mi ocmentario.
-Ni que tu no lo pienses -mascullé entre dientes tendiéndole la mano para estrechársela.

Fue entonces cundo la morenita se levanto, parecía ida ¿ya iba borracha? Empezó a decir palabras sin sentido, al parecer veía algo que nadie mas era capaz de percibir.
-Niels -rugí mirando a mi primo que intentaba sujetarla antes de que se desvaneciera cayendo al suelo.

Los ojos de primo dejaban claro que no era que hubiera consumido droga alguna, si no que algo pasaba, lo supe porque desenvaino sendas cimitarras y de una patada lanzó la mesa al suelo para cubrir a las mujeres tras ella.
Los platos cayeron, las jarras... todo produciendo un gran estruendo.
Las ventanas se rompieron, a través de ellas entraron unos tipos armados, el jefe de ellos pedía el inerte cuerpo de la “Pendragon”
No tardaron en obedecer cogiendo el laxo cuerpo de la morenita, claro que no esperaron que mi primo rugiera lanzándose espadas en mano contra ellos forzándolos soltarla.

En la esquina apoyada mi bastarda, rodé por el suelo esquivando una lluvia de saetas lanzadas por una de las ballestas.
Mi acero silbo cuando lo desenvaine con fiereza.
Abrí mis brazos rugiendo, golpeando mi pecho con el mango.
-¡venir! -gruñí tratando de dar tiempo a mi primo a poner a salvo a su mujer y a que Nai hiciera lo propio con su joven hermana -¡Vamos!

Mis brazos en cruz volvían a golpear mi pecho intimidandoles, pidiéndoles una guerra que yo pensaba darles.
Dos de ellos corrieron hacia mi posición, no tardé en darme cuenta de que como yo, iban armados con espada y escudo.
Ladeé la sonrisa, mi acero mordió el cuello de uno de ellos que aun interponiendo el escudo entre medio de mi devastador ataque su escudo fue lanzado a un lado y su cabeza quedo colgando medio enganchada del cuello.






Spoiler:


mi presente, mi futuro:
 
cannif:
Nai y Ubbe:
avatar
Ubbe Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 168
Puntos : 167
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 25/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Dom Jul 23, 2017 6:18 pm

Los vikingos parecían bastante agradables y bastante divertidos, eso sí, había que reconocer que eran a veces un pobo burdos por la forma de hablar que tenían ya que no se cortaban ni un pelo, lo que tuvieran que decir lo hacían sin importar nada. De hecho habían hecho que Devon se sonrojara con un comentario mientras Nai se reía como si ya estuviera acostumbrada a la forma de ser de ellos, me gustaba verla bien y alegra y me alegraba mucho por ella, no sabía si Ubbe sabía dónde se estaba metiendo realmente pero se les veía bien juntos y me alegré, por fin encontraba esa felicidad que le faltaba en su vida. Mi comentario sobre pasar hambre, al parecer, no lo entendieron del todo en que lo había dicho más a broma que otra cosa y además no les pasó desapercibido porque al parecer Niels tuvo la brillante idea de ponerle remedio presentándome a su primo, al que por la mirada que le dio a mi “cuñado” supuse que sería su hermano.

No tardaron en empezar a decirme que si con un vikingo llegaría al Valhalla, algo que Devon corroboró algo ruborizada por haberla metido en ello y yo me reía entre dientes ya que al parecer habían encontrado a la persona adecuada que, según ellos, podría quitarme el hambre. Miré a Nai y negué con la cabeza aunque no supe por qué esta miraba de forma fija a Niels, algo que Devon también hacía mientras los otros dos no cesaban en su empeño. Pasamos al comedor donde la cena nos esperaba y empezamos a comer lo que Nai había preparado, todo delicioso como siempre y algo que yo ya había probado muchas veces de vivir con ella, hubo una época en la que le había costado que comiera de todo cuando era más joven pero supo lidiar con ello en mi adolescencia, y la verdad es que ahora que era más mayor me daba cuenta de todo lo que tuvo que pasar por mí.

Me reía sin parar por la insistencia que hacían en que conociese a Hakon mientras Nai le daba pellizcos a Ubbe sin parar y cuando él callaba era su primo el que me hablaba para volver a insistir, no les faltó mucho para concertarme una cita mientras yo negaba con la cabeza y le seguía el juego divertida hasta que por fin cedieron un poco en el tema y ya la cena pasó sin ningún comentario más sobre el asunto hasta que tocaron a la puerta, Nai se levantó y supuse que serían sus padres ya que no faltaba nadie más, mi vista fue hacia el vikingo cuando su primo le dijo que estaba blanco y cierto, lo estaba. Me reí sin poder evitarlo hasta que volvió con sus padres y me giré para ver cómo era su madre al tiempo que Ubbe se levantaba e iba a saludarla. Me fijé en ella, era muy parecida a Naitiri y estaba claro a quien le había sacado el parecido más que a su padre a quien ya conocía de verlo alguna que otra vez. Me levanté cuando Nai me hizo una seña con la mano y el vikingo saluda a su padre con un apretón de manos. No tardó en presentármela y pude verla más de cerca, tez morena, ojos oscuros, pelo rizado y una sonrisa en los labios, era muy guapa esa mujer.



-Encantada de conocerte por fin, Tahirah, Nai me ha hablado mucho de ti –me había presentado como su “hermana pequeña”, frente a su madre, quien al parecer ya sabía de mí y según dijo tenía ganas de conocerme. Me dio un abrazo que correspondí y entendí por qué Nai era así, era como su madre, pese a la frialdad de su condición de vampira se notaba la candidez que desprendía con cada palabra y con cada sonrisa que daba. Me giré para mirar a su padre y me acerqué para darle un abrazo también- me alegro de verte Naeem –le sonreí porque me acordaba de la primera vez que lo vi, cuando Naitiri me lo contó… la verdad es que fue un shock aunque no fue ahí cuando descubrí el mundo de los vampiros, sino que eso había sido mucho antes de una forma… bueno, de un pasado que quería olvidar. Fue entonces cuando Devon se levantó y comenzar a gritar cosas que parecían incoherentes, y de pronto todo pasó tan rápido que apenas fui capaz de asimilarlo. Los cristales se rompieron y unos hombres entraron por ellas al parecer para ir a por Devon quien estaba inconsciente en el suelo y unos hombres la cargaron, pronto la mesa se volteó junto con todo lo que había como si de alguna forma nos cubriera y pusiera distancia entre nosotras y aquellos hombres, y de pronto... me vi en mitad de una lucha siendo la primera vez que pasaba. Rápida Nai me cogió y junto con su madre salimos del comedor para ir hacia la cocina y cerrar la puerta de esta con Isis dentro con nosotras, cerramos la puerta y su madre nos dejó en una de las esquinas mientras intentaban tranquilizarme las dos, no había visto mucho pero… sangre salpicando el lugar, los ruidos de las espadas chocando… por suerte la cocina tenía una puerta que daba al patio de atrás por donde si pasaba algo su madre nos decía que saliéramos, pero que estando con ella no dejaría que nada nos pasara. No era dada a estar en ese tipo de situaciones y la única vez que había estado no había acabado nada bien para mi familia… no quería recordarlo y como si Nai lo supiera me abrazó acariciando mi espalda tranquilizándome, haciendo que me calmara mientras yo me aferraba a la tela de su vestido como si fuera una niña pequeña, aún me costaba recuperarme de aquel horror que pasé hacía un par de años.



I'm In The Spring Of My Life:



Just Me:




avatar
Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 54
Puntos : 47
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Lun Jul 24, 2017 5:48 am

El ambiente era distendido, no dejábamos de reírnos, Devon y Nai nos miraban como si concertar una cita a nuestro hermano y primo fuera una afrenta en su nombre, que entenderían las mujeres de las necesidades de los hombres. Hakon tenia que tener los huevos cargados de amor.
Conociéndolo se habría centrado en acechar a Synnove, convertirse en su sombra para que nada le pasara como hizo esa noche que nos encontramos y que casi se carga a un pobre desgraciado por el mero echo de restregarle la cebolleta, Hakon necesitaba centrarse en meterla y olvidarse de hacer de niñera de su hermana.

La puerta fue golpeada, mi primo parecía haber visto un espectro y yo no pude dejar de hacer un mordaz comentario que me costo una palmada de la mano de mi preciosa acompañante y una furibunda mirada de Ubbe al que de verdad los huevos se le habían puesto de corbata.
Este se levantó para saludar a los inmortales, francamente la madre era una mujer hermosa, supongo que de ahí saco la belleza la egipcia, el padre por el contrario parecía un hombre con muy mala leche en su interior y que miraba a Ubbe como si fuera lo peor que hubiera podido cruzarse en la vida de su hija.

Enarqué una ceja y cogí un trozo de pan lanzandoselo a la cabeza al inmortal.
-Oye tu, que estas saludando a un general, así que un poco de respeto para con ese que te da la mano -dije desafiante.
Puede que mi primo aceptara que lo ningunearan en pro a su relación con la mujer que amaba, pero yo no le debía nada a ese sieso.

En ese momento en el que Ubbe me dedicaba una mirada para que me callara, Devon se puso en pie , al parecer una de sus visiones de nuevo la atenazaban, nerviosos trate de sujetarla mientras el resto miraban atónitos la escena.
Después los cristales se rompieron, todo pasó muy deprisa, demasiado, empujé con mi pie la mesa donde estábamos sentados a modo de refugio para las damas y que no les alcanzara saeta ninguna.
Mis cimitarras rugieron ansiosas siendo desenvainadas y sin pensarlo dos veces corrí hacia el cuerpo de Devon que había caído a peso en el suelo y ahora era asediado por dos de esos hombres que pretendían llevársela.
-Por encima de mi cadáver -rugí tomando impulso con los pies, doblando las rodillas y alzándome por los aires.
Mi espada sajo de un tajo la cabeza de uno que rodó hasta la madera de roble de la mesa. La otra la clavé con saña en la parte alta del cráneo del tipo partiendoselo en dos.
La sangre salpicaba mi rostro, el frenesí me invadía en ese momento y no pude evitar lamer aquellos rios carmesí que resbalaban por mis labios.
-¡Venid! -rugí abriendo los brazos en cruz para incitar a los enemigos a la guerra.

No podían disparar las saetas, pues querían a Devon viva, los forzaba a luchar a mele y yo era un demonio con las armas, nunca podrían tocarle un pelo a no ser que un dios bajara.
Reí como un loco cuando dos mas se acercaron a mi posición, sus espadas buscaron morder mi carne, pero rápido esquivé los ataques, me deslicé por el suelo ladeando mi cuerpo y escurriéndolo de rodillas para sajar los tendones de sus tobillos haciendo caer uno de los cuerpos de bruces al suelo.
Alcé las espadas a modo de banderillas en su espalda abriéndoles las costillas haciendo palanca con el acero.
Grito desgarrador el que el hombre emitió y que paralizo al segundo al ver lo sumamente salvaje que eran mis actos.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 128
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Devon Pendragon el Lun Jul 31, 2017 3:14 am

No mostraba su rostro, se mantenía oculto pero podía sentir su presencia opaca y siniestra como si estuviera respirando detrás de mí, aún si no podía verle. Frente a mi solo veía devastación, oscuridad y una infinidad de cuerpos inertes que cubrían todo el suelo que hasta el horizonte oscuro mis ojos alcanzaban a ver. Miré a mi alrededor desconcertada pero al mismo tiempo furiosa, volví a gritar. -¿Por qué yo? ¿Por qué me sigues a mi!?-

Como respuesta un susurro espectral que no provenía de ningún lugar en particular pero que se repartía en sus ondas como si viajase desde todos lados. -Soy quien soy y eres quien eres, no es la primera vez pero si será la última en que nos encontremos.- Su respuesta no tenía sentido alguno para mi, pero esa voz reptaba en lo más profundo de mi mente subconsciente, allí donde se mantienen los recuerdos que perduran con los siglos pero que no afloran.

La voz emitió unas palabras, una orden en un idioma que de alguna forma parecía familiar y los rostros de los muertos se voltearon hacia mi. Sonrieron, mostrando sus dientes en un macabro rictus, el árbol muerto detrás mio extendió sus ramas alcanzando mi cuello, mis brazos, mi cintura y mis piernas. En segundos me acariciaron antes de enredarse en ellos y apretar con despiadada fuerza, atándome al tronco, robándome el movimiento y el aire y haciendo arder mis pulmones.
 
En el comedor adonde mi cuerpo permanecía inconsciente, un hilillo de sangre brotó de mi nariz, marcas aparecieron en mi piel en las zonas que eran apretadas y mi respiración se tornó errática y forzada, perdía el aire y mi capacidad de respirar.

Mis perseguidores no pensaban darse por vencidos, algunos de ellos habían sido interceptados por el par de vikingos y las mujeres habían ido a dar a la cocina aprovechándose de un descuido. El cabecilla del grupo rugió. -¡De aquí no nos marchamos sin la mujer!-

Sus garras crecieron y su mandíbula se abrió dejando ver sus colmillos arriba y debajo de su boca. En la casa se escucharon gruñidos, dos sujetos desplegaron ojos ambarinos y comenzaron a transformarse, la magia negra que les respaldaba era poderosa y facilitaba el que sucediera a pesar de que no había luna llena.

Con un rápido movimiento el cabecilla se lanzó sobre Niels, hundiendo sus garras en sus costados le seccionó la piel, lo alzó por los aires y lo lanzó al otro lado del comedor antes de agacharse para de un tirón cargarme sobre su hombro mientras los dos licántropos saltaban, cada uno en dirección a un vikingo dispuestos a devorarlos.

Frente a la puerta de la cocina varios hombres golpeaban la misma con los hombros una y otra vez para tumbarla. -¡Abran la puerta y no les haremos daño!- Uno de ellos alzó un hacha y comenzó a resquebrajar la madera de la misma a base de salvajes golpes.

En el mundo oscuro las ramas aún me aprisionaban con saña mientras me debatía luchando por liberarme y comenzando a perder fuerzas, sintiendo como se me escurría la vida.
Una luz se presentó de forma inesperada, iluminando mi entorno y una voz grave acaparó mis sentidos. -Hija de Avalon, aún no es tu momento, ¡debes recordar todo lo que has olvidado!- El resplandor se volvió enceguecedor, las ramas comenzaron a ceder y sentí en mi una descomunal descarga. Grité liberándome de las ramas y a la vez abrí los ojos en el comedor, di una enorme bocanada que devolvió el aire a mis pulmones y me debatí al sentirme prisionera.


Última edición por Devon Pendragon el Lun Ago 21, 2017 12:32 am, editado 1 vez



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 41
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Naeem Zahir el Lun Jul 31, 2017 10:50 am

Lo que parecía una reunión familiar normal... y así iba a ser, al menos por mi parte. Me tendría que morder la lengua infinidad de veces, lo hacía por ellas dos... porque en el caso de Tahirah, ese hombre le agradaba y lo que representaba . No me disgustaba pero el hecho de ser mi hija, mi única hija... me llevaba a preocuparme con quien se casaría fuese el mejor hombre del mundo. Lo estaba aceptando, lo hacía lo mejor que podía... y el estar allí era un gran paso para mí, rodeado de gente diferente...familiares de aquel hombre que se casaria con mi hija.

-Pero siempre traigo..hija. Además, si no tengo las manos vacías... -carraspeé para no hablar de más, miré de reojo hacia dentro...demasiada gente, demasiados “ellos”. Miré hacia el cielo, buscando paciencia donde hubiese...iba a necesitarla. Ahora con las manos libres, tomé de la cintura a mi esposa para que entrar en la casa.

Saludé cortesmente a los presente, una sonrisa más amplia hacia la pelirroja...sabía que para Naitiri era como una hermana pequeña y juntas se habían dado fuerzas para seguir adelante, tenía mucho que agradecerle a esa joven. Como no sabía cuántas habría, traje pequeños ramilletes de jazmín para todas, hice diez... no dejaba de pensar en demasiadas cosas....y me sobraron.

-Encantado igualmente. Tengamos la fiesta en paz... señor Cannif-hice una pausa, la cual se vio interrumpida por algo insólito... ¿qué demonios estaba pasando? Hice un gesto a mi esposa para que se llevase a nuestra hija, permanecí con los hombres de la sala a lo que pudiese ocurrir, por lo visto iban a llevarse...o querer intentarlo más bien, porque de todos los que estábamos allí dudaba que lo consiguieran -¿Qué demonios...?-miré de reojo a Ubbe Cannif, paseando la mirada hasta centrarla en aquella joven que... no conocía de nada y a simple vista pareció ver algo donde nosotros … no.

no entendía nada pero, podían contar conmigo pues de allí no iba a salir nadie si no lo deseaba. Asentí con la cabeza, situándome al lado del que sería mi yerno en un futuro...ya habría tiempo de explicarme lo que acababa, ahora...empezaba la caza y ese jovencito de cabellos rubios se las bastaba solo para deshacerse a cada uno de ellos.

-¿Quien es esta gente y qué ocurre? -no pude evitar gritarlo en voz alta... todo esto me estaba superando. Me alejé para custodiar la puerta donde estaban escondidas, nadie pasaría hasta que todo acabase... di un par de golpes -¿Estais bien?




Busca siempre...tu camino:
avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 63
Puntos : 52
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Jue Ago 10, 2017 11:58 am

Si dijera que entendía lo que estaba pasando mentirá cual bellaca, porque no sabía por qué habían irrumpido en mi casa, qué le había pasado a Devon ni tampoco por qué se la querían llevar, lo único que sabía es que al parecer habían venido con ganas de pelea y no se iban a ir sin llevársela, pero si de algo conocía a esos vikingos es que no iban a permitir que eso sucediera. Las pocas miradas que les había echado a Niels y a Devon bastaban para darse cuenta de que algo había entre ambos, algo que parecía ser serio y de sobra sabía que no se quedarían de brazos cruzados. Nosotras allí solo seríamos un blanco fácil y una distracción para ellos así que lo más sencillo y lo más sensato era alejarnos de aquel caos en el que se había convertido mi salón y llevarme a Alessia de allí junto a mi madre, mi padre por el contrario podía ayudarlos si nos seguían aunque mi madre al ser vampiro suponía que tampoco dejaría que nos pasara nada. No quería que Alessia se viera inmersa en todo aquello, al igual que yo no estábamos acostumbradas a ese tipo de situaciones así que antes de que viera más de lo realmente necesario la cogí del brazo y tiré de ella para meterla en la cocina junto a mi madre, atranqué la puerta para estar más seguras y así darnos algo de tiempo a escapar si intentaban colarse, había una puerta que daba al patio trasero y este a la calle así que en caso de huida nos daría tiempo.

Mi madre me miraba mientras Alessia se abrazaba a mi cintura medio asustada y yo la tranquilizaba, después de haber tenido aquellas “aventuras” con el vikingo estaba convencida de que Devon no era la joven normal y corriente que parecía ser, debía de ser alguien importante o querer algo de ella con desesperación para tener que ir de esa forma, me había recordado a cuando habíamos estado en Egipto y la manda de licántropos nos había perseguido de forma incansable hasta finalmente encontrarnos y llevarse la caja que había en el templo, la reliquia que habían estado buscando. Lo que si pude apreciar es que ninguno parecía saber qué le pasaba a la joven y por la cara que puso Niels, de no saber qué pasaba, él tampoco lo sabía.
Desde donde nos encontrábamos se podían oír los ruidos que provenían del salón y esperaba que no les pasara nada a ninguno, no quería más sorpresas de las que había tenido por esa noche y esperaba que no se llevaran a Devon y que tampoco nadie sufriera una herida demasiado grave.

Los golpes en la puerta comenzaron a sonar y miramos en aquella dirección, eran fuertes y poco a poco el centro de la puerta se fue rompiendo en donde pude ver que la causante era un hacha, la voz de uno de los hombres llegó hasta donde estábamos alentándonos a que saliéramos de donde estábamos y que no nos harían daño, eso era algo que ya me conocía y que no me trabaja bajo ningún concepto. Mi madre me miró y negó con la cabeza al tiempo que yo hacía lo mismo, ambas sabíamos que solo lo hacían para tenernos presas y poder ponernos para que ellos pararan de luchar a cambio de nuestras vidas, y no pensaba permitirle que lo hicieran, antes de que llegara a romper la puerta y entrar podríamos huir por el patio si es que mi madre no se encargaba de él primero. La cogí por el brazo y la frené, veía sus intenciones y sabía que era una vampira, que podría perfectamente con aquel hombre pero sin embargo... no me acostumbraba, no de ella, no de la mujer que tenía en mi recuerdo y en mi memoria. Ella me miró como si comprendiera lo que me pasaba, aunque más bien pensaba que me había leído la mente y por eso ahora ponía su mano de forma suave sobre la mía.



-No me pasará nada, mi sol, ya no nos pueden hacer daño –incluso así, incluso sabiendo que era más rápida, más ágil y más fuerte no me fiaba ¿cómo hacerlo cuando la última vez que la había visto me la habían arrebatado? No volvería a pasar por ello dos veces, me negaba a que peleara pese a que sabía que el otro no tendría mucho que hacer y la retuve con fuerza negándome a que se alejara, bastante tenía con saber que mi prometido estaba ahí fuera luchando, que mi padre también estaba fuera como para que ella también fuera a luchar... no, me negaba.
-No vas a irte, antes de que entre nos iremos por la puerta de atrás y nos alejaremos, les daremos tiempo para que acaben con ellos y volveremos... pero no vayas –le rogué con un miedo a perderla de nuevo ahora que la tenía de vuelta, los golpes del hacha cesaron contra la puerta y miramos extrañadas hasta que tras unos ruidos fue la voz de mi padre la que escuchamos a través de la puerta. La solté para que fuera a abrirle cerrando la puerta de nuevo, con ellos allí seguro que no nos pasaba nada, dejé que se abrazaran mientras observaba la escena en un segundo plano todavía abrazándome Alessia y me mordí el labio. Habría dado todo lo que tenía hacía años por volver a contemplar esa escena, y ahora los tenía frente a mí, juntos- ¿Estás bien? –Sabía que él tampoco era de luchar así que lo pregunté asegurándome de que no tuviera nada, incluso si así era no tenía de qué preocuparte porque sanaban con rapidez. Solté a Alessia que se quedó junto a mi madre y me encaminé hacia la puerta con intención de salir, pero mi padre que me vio las intenciones me cogió de la cintura y me paró, lo miré girando la cabeza y con un “está bien” sin necesidad de preguntarle hizo que me frenara, no me tranquilizaba del todo y solo lo haría cuando él entrara por la puerta. Nos quedamos a la espera de que todo terminara, no supe cuánto tiempo pasó cuando finalmente la puerta se abrió y por ella entró mi vikingo, fui hacia él para abrazarlo con fuerza y buscar sus labios para darle un beso envolviendo su rostro con mis manos- ¿estás herido, estás bien? –Llevaba sangre por la ropa y no sabía si era suya o no, aunque a simple vista no se le veía corte alguno- ¿Y Niels, se han llevado a Devon? –Aunque por las voces que escuchaba y que provenían del salón me hacía saber que no se la habían llevado.



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 464
Puntos : 475
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Ubbe Cannif el Jue Ago 10, 2017 1:14 pm

Aquello se había convertido en una batalla campal, pero si se creían que se llevarían a Devon, se equivocaban, Niels era un enemigo peligroso a batir y yo un bárbaro con una espada en la mano, de allí solo saldrían esos hombres y lo harían con los pies por delante.
Mi espada mordía la carne de forma salvaje mientras mi rostro plagado de carmesí buscaba con la mirada al padre de Nai, si le pasaba algo, su hija me mataría con sus propias manos, pero para mi tranquilidad el hombre se movía raudo acabando con ese que hacha en mano buscaba a las mujeres que se habían resguardado en la cocina.

De un movimiento de espada sajé la cabeza de uno de ellos, pero no esperé que un licantropo se abalanzara sobre mi, aunque eso no fue eso lo que me hizo gruñir, si no ver como Niels salia despedido con los costados sangrando rebotando con violencia contra la pared.
Seguía con las gemelas aferradas con las manos y lo vi alzarse tambaleándose.
-¡Niels! -rugí interponiendo la espada entre mi carne y las fauces de la bestia -¡No! -gruñí al verlo correr de nuevo hacia los dos licantropos que se llevaban a Devon, un charco de sangre se iba dejando por el camino -¡Maldita sea!

De una patada empujé a la bestia sacándomela de encima, sus dientes me soltaron un par de dentelladas que atraparon el aire. Con violencia hundí mi espada desde abajo en su garganta atravesándole el cráneo.
Su aullido fue ensordecedor, la saqué de golpe mientras este se desmoronaba a mis pies.

Alce mis tormentas en busca de Niels, luchaba como un salvaje contra las dos bestias.
Devon había abierto los ojos dando una bocanada de aire. Asustada comprobó como un herido Niels, fuera de si, hundía en el vientre de uno de ellos las dos gemelas, las abrió de golpe desquebrajando las costillas de la bestia y sin pensarlo metió su mano en el pecho arrancándole el corazón.
Con este en la mano y sacando uno de sus aceros se giró con violencia hacia el otro que le había asestado un zarpazo en al espalda.
La espada se la insertó en la sien, cuando abrió el hocico aullando de dolor hundió su mano por la boca de la bestia con el corazón ajeno en ella y lo dejo caer en su garganta.
Sacó la espada y de un giro le arrancó la cabeza de cuajo haciéndola rodar por el embaldosado suelo de mi egipcia.

Los demás corrieron como diablos al ver a Niels gritando, rugiendo fuera de si dispuesto a seguir.
No cayó de rodillas hasta que el ultimo enemigo abandono aquel lugar, sus esmeraldas buscaron a Devon con desesperación.
-Voy a por algo con lo que parar la hemorragia -le dije a Devon que con los ojos hechos mares sujetaba a mi primo tratando de amarrarlo a su cuerpo.

Entre en la cocina, Nai salto a mis brazos preocupada, acariciaba mi rostro buscando heridas que no tenia.
-No es mía, aseguré pues estaba manchado de sangre pero estaba perfectamente -estoy bien, tranquila -susurré contra su boca tomandola con hambruna -mi primo, sal a ayudarlo, esta herido, muy herido -le pedí sabiendo sobradamente que esta era una experta en heridas vikingas.

Nai cogió unos cuantos útiles necesarios de la cocina y con el rostro preocupado al ver el charco que había bajo el cuerpo de Niels corrió hacia la pareja para ayudar a Devon a curarlo.
-Estoy bien -dijo mi primo acariciando el rostro de Devon, he salido de peores.
Daba fe de la veracidad de sus palabras, pero o se calmaba o pronto iria al Vlahalla, me di cuenta que no soltaba la espada, así que me agache a su lado y coloqué mis manos alrededor de la suya para ayudarle a sujetarla con fuerza, nadie de los allí presentes lo entendería, pero nosotros si y con eso bastaba.



Spoiler:


mi presente, mi futuro:
 
cannif:
Nai y Ubbe:
avatar
Ubbe Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 168
Puntos : 167
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 25/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Sáb Ago 12, 2017 10:24 am

Por suerte para todos todo había terminado y la prueba de ello es que Ubbe acababa de entrar por la cocina, manchado de sangre haciendo que me preocupara por lo que estaba viendo por si tenía alguna herida, pensar en que podía salir herido o algo peor de cualquier batalla me mataba... no me acostumbraba a ese hecho y sufría cada vez que sabía que estaba luchando y que yo no podía hacer nada para evitarlo, que solo sería una molestia y una preocupación para él que no le dejaría centrarse en el combate porque estaría mucho más pendiente de mí que de él mismo. Me acerqué hacía él con el alivio de verlo y salté sobre él aferrándome a su cuello y él alzándome un poco por la cintura besándome con mis manos en su rostro, preocupada de que parte de la sangre que llevaba fuera suya y si así era tendría que ponerme a curarlo cuanto antes. Sus brazos rodearon mi cintura y me alzaron para besarme de forma ruda y necesitada, cuando me dejó en el suelo mis manos recorrieron su rostro y luego su pecho pero él me aseguró que no era suya la sangre y que estaba bien, alcé mis ojos a los suyos y me mordí el labio, incluso así no dudé en revisar sus brazos donde sí que vi que tenía una pequeña herida en uno de sus hombros pero que no era profunda ni tenía mal aspecto. Le preocupaba otra cosa y lo sabía, en cuanto habló supe que si me decía que Niels estaba tan mal herido era porque seguro había defendido con uñas y dientes que no se llevaran a Devon.

Sabía que estaba preocupado por Niels y en cuanto me lo dijo asentí con la cabeza dispuesta a ayudarle, no quería dejar a Alessia sola pero tampoco quería que viera todo el horror que seguramente se encontrara fuera, a mí me había costado y todavía me costaba acostumbrarme a ese hecho y no quería que lo presenciara. Me giré hacia ella para dejar un beso en su cabeza, seguía abrazada a mi madre y miré a esta para decirle que se quedaran con ella en mi idioma, que no quería que vieran nada de lo que estaba pasando y ella asintió con la cabeza. Antes de coger todo me acerqué a mi padre y lo miré aferrando su mano pidiéndoles que las protegiera por si algo pasaba, que volvería cuando salvara la vida de Niels para reunirme con ellos. Sabía que la noche no había ido como yo había pensado, por motivos totalmente diferentes que nadie pudo prever, pero debía de salvar a Niels antes de que algo le pasara, dejé un beso en su mejilla y cogí todo lo necesario para salir sabiendo que entre mis padres Alessia estaría tranquila y que si se alteraba demasiado ellos podrían tranquilizarla con sus poderes. En cuanto salí fuera y vi lo que había en el salón me alegré de que ella no saliera. Me acerqué hasta Niels donde Devon ya estaba  a su lado, con los ojos empañados por las lágrimas y sentí una presión en el pecho al ver el charco de sangre bajo el cuerpo de Niels, y sabía perfectamente qué estaría sintiendo ella, porque yo una vez lo sentí.



-Niels –lo llamé para que me mirara por un momento aunque no quería robarle ese momento con Devon- voy a girarte un momento ¿vale? –Era mejor avisarle de lo que iba a hacer que no hacerlo de golpe y tuviera algún movimiento reflejo que empeorara su situación. Ayudada por Devon lo puse de costado y rasgué la camisa que llevaba para verle las heridas de la espalda, cuatro surcos de arañazos profundos de los que manaba bastante sangre iban desde una de sus caderas hasta el hombro pasando sobre su tatuaje, saqué vendas y las fui poniendo sobre las heridas para intentar parar la hemorragia, perdía mucha sangre pero conseguí hacerlo tras varios intentos, cogí alcohol para desinfectar la herida y miré tanto a Devon como a Ubbe porque sabía que iba a moverse por el escozor, pero con su ayuda conseguí aplicar el alcohol aunque no nos fue fácil porque debía de escocerle y picarle como el infierno, y él no controlaba sus reacciones aunque quería estar quieto para facilitar la labor, de hecho me maldijo por lo que le dolía y no se lo tuve en cuenta, pero si esas heridas se infectaban tendría un grave problema. Necesitaba cerrarlas y coserlas y también había visto que tenía más heridas en los costados aunque menos profundos que las que tenía en la espalda, me levanté para buscar algo en la cocina y cogiendo algo de hidromiel que siempre solía tener el vikingo en casa diluí aquel líquido en la jarra y volví al salón para acercárselo- toma, te ayudará a aguantar el dolor y te vendrá bien –cogió la jarra de entre mis manos y bebió para entregármela y la dejé a un lado volviendo a su espalda para preparar aguja e hilo, desinfectar la aguja con el alcohol y comenzar a coserle. Cuando se dio cuenta de que lo había drogado fue demasiado tarde, me maldijo por ello y miré a Devon para tranquilizarla- tranquila, lo he sedado para que descanse mientras le curamos –miré al vikingo, no era la primera vez que lo hacía ya que con él también lo hice una vez cuando estaba herido y no quería descansar- estos vikingos son fuertes y testarudos y él no va a dejarte, lo peor ya ha pasado –le sonreí para infundirle ánimos y le pasé la cesta con las gasas y el alcohol para que mientras yo cosía ella le limpiara las heridas del costado, con él sedado trabajábamos más fácil y más rápido y así descansaba mientras. Había perdido mucha sangre y estaba algo pálido y frío. En terminar de curarlo lo llevamos al sofá donde lo dejamos descansar y le di una manta a Devon para que lo tapara, así como una gasa para quitar el sudor de la frente de Niels sabiendo que querría quedarse con él y la miré- si necesitas algo avísame, ¿segura que estás bien? –Sabía que no, no presentaba herida alguna pero su preocupación por el vikingo era palpable así que apreté su mano y le sonreí dejándola con él- tardará un par de horas en despertarse, quizás quieras descansar un poco tú también... si es así avísame y nos turnaremos para vigilarlo –me alejé para recoger lo que habíamos utilizado y coger al vikingo de la mano y tirar de él saliendo del salón, a mediante camino de la cocina pegué su espalda a la pared buscar sus labios para besarlo y rodear su cuello con mis brazos- Niels está bien, pero me preocupa la pérdida de sangre que ha sufrido. Su pulso es bueno pero quizás necesite sangre –lo miré dándole a entender lo que significaba eso- no quería decirlo delante de Devon, entiendo cómo se siente, las dudas, el miedo... –dejé un beso en sus labios de nuevo y lo miré- mis padres podrían darle algo de sangre en caso de que sea necesario, sanaría antes pero supliría la falta de sangre –tiré de él y entramos a la cocina donde los tres nos miraron para saber qué había pasado- está bien, fuera de peligro –les dije haciendo que se sentara el vikingo para limpiar de forma más tranquila su herida mientras mi madre como siempre intentaba amenizar el ambiente y que fuera algo más distendido, supe que lo hacía sobre todo por Alessia y se lo agradecí mirándola escuchando sus típicas bromas con el vikingo.



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 464
Puntos : 475
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Sáb Ago 12, 2017 12:23 pm

Solo cuando el ultimo de ellos desapareció por la puerta me deje caer de rodillas al suelo, sangraba en abundancia, mi visión se achicaba en pequeñas manchas marrones, ladeé la sonrisa de forma engreída, la adrenalina me había mantenido en pie y la ausencia de ella me derribaba, irónico cuando aun tenia que cenar en el Valhalla.
Sentí el calor del cuerpo de Devon contra mi cuerpo, sujetándome para que no me desmoronara por completo.
Sus lagrimas escapaban de sus mellas, alcé la mano para secarlas sin dejar de sonreír ni por un momento mientras mantenía fijas en ella mis esmeraldas.
-He salido de peores -le aseguré sin soltar mi espada – no llores, aun si fuera mi final en este mundo, iría al Valhalla -le aseguré sin miedo en mi voz -allí donde vivimos los valientes para siempre -susurre dejando caer mi cabeza en su cuello, acariciando con mis labios su piel mientras cerraba los ojos y sentía sus manos aferrar mis heridas para que no brotaran mas ríos carmesí.

No tardó en llegar Nai con Ubbe, Mis ojos se desviaron hacia mi primo, sujeto mi mano con la espada anclada a mis dedos y ambos asentimos mirándonos.
Devolví mis esmeraldas a Devon, acariciándola con mi mano manchada su rostro.
-Cuando volvamos a casa tendrás que recompensarme tocándome la flauta -sonreí por el doble juego de palabras pero lo mas importante es que ella sonrió conmigo -así estas mas guapa.

Nai me explicó lo que iba a hacerme, asentí sin mas y me dejé voltear ayudando en lo que podía para que pudieran desinfectar las heridas.
Aullé de dolor cuando el alcohol recorrió cada uno de los jirones de mi piel, maldije en mi idioma a la mujer de mi primo, esperaba que nadie me lo tuviera en cuneta pero...
-¿ Ved Odin ingen lært deg å gi din ånd egyptiske ofrene?(¿Por Odin, nadie te ha enseñado a dar alcohol a tus victimas egipcia?)

Me sujetaban como podian pero aun asi les costaba, rugia de dolor y asi pocas punzadas lograba darme en el cuerpo.
Finalmente me hizo caso y me trajo un vaso ocn Hidromiel, sin oltar la espada lleve mi otra mano a la jarra y bebi con desesperacion, estaba sediento.
Abri lso ojso de golpe, tood se ocurecia, los cerraba, me pesaban, volvia a intentar abrirlos y finalmente mi mano cedio, afloje el agarré de la espada y con el el del resto de mi cuerpo.
La oscuridad se hizo y lo ultimo que vi antes de eso fue el preocupado rostro de Devon.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 128
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Devon Pendragon el Lun Ago 21, 2017 2:40 am

La bocanada de aire me regresó al salón de la casa Zahir, adonde una criatura enardecida me mantenía sujeta sobre su hombro. Comencé a debatirme para zafarme pero vi el rostro voltearse hacia mi y observé el color cerúleo de sus ojos, sus fosos inhumanos brillaban al mirarme, el brillo de la bestia me hacía comprender que no se trataba de una criatura ordinaria. Me encontraba extenuada por la forma en que las ramas me habían apretado el cuerpo al procurar arrebatarme la vida. Mi piel ardía y sobre ella se veían las marcas que me habían dejado, me habían roto la piel y sangraba pero yo no me fijaba en ello, tenía la mirada clavada en esa hilera de colmillos y mi corazón bombeaba a mil. -No le haremos esperar.- Su voz siseante llegó a mis oídos antes de que los ojos se le salieran de las cuencas y el cráneo se le destrozara al ser atravesado por la espada de Niels, caí al suelo sobre un charco de sangre y horrorizada me percaté de que no era solo la sangre de la bestía la que teñía el suelo si no la del vikingo.

Él había caído de rodillas cuando me levanté para acercarme y sostenerlo entre mis brazos. -¡Niels!-  Las lágrimas se agolparon en mis ojos al mirar sus esmeraldas y lo abracé sosteniéndolo contra mi cuerpo. -Shhh por supuesto estás bien.- Me tragué esas perlas húmedas, no les iba a permitir salir, no cuando él me miraba con ese brillo algo apagado, buscándome. Ubbe había corrido a la cocina a traer los utensilios para curarlo y yo presionaba las heridas para impedir que la hemorragia siguiera empapando la tela de la camisa. Podía sentir el líquido caliente humedecer mis dedos y mi corazón se hacía añicos.

-De ninguna manera vas a ir a ese Valhalla tuyo.-
alcancé la mano con la que acariciaba mi mejilla y la acaricie suavemente. -No estoy lista para que te vayas ¿me entiendes? No me importa si allí van los valientes, que te esperen, ellos no necesitan de ti como yo. Te quiero conmigo, no hemos pasado suficiente tiempo juntos aún. Lucha, por favor… por estar más tiempo a mi lado. ¿No vencimos ya demasiado como para dejarnos vencer ahora?- Pasé mis dedos por el castaño pelo de su frente cuando sus labios rozaron mi cuello, bromeaba con que le tocara la flauta lo cual me hizo sonreir, él era el herido pero notaba como procuraba animarme. -Para eso te recuperas primero y te pones bien.-

Naitiri había llegado a un lado nuestro y se dejaba caer de rodillas logrando que respirara al ver que traía todo para curarlo. Entre las dos lo volteamos y alzamos su camisa, me quedé sin respiración cuando vi los rasguños atravesar la piel desde los costados hasta la parte superior de su espalda. La egipcia echó alcohol sobre las cuatro heridas mayores lo cual hizo gruñir a Niels y soltar algunos improperios lo cual no estaba mal, demostraba que tenía fuerzas. 

Sonreí leve cuando Naitiri quiso infundirme ánimos, sin embargo yo sabía de heridas, había visto demasiadas en los soldados que volvían de la guerra hacia palacio y sabía que estas eran de cuidado, eran profundas y había que cuidar que no se infectaran. Mientras ella cosía yo limpiaba con cuidado con alcohol y gasas, Ubbe nos ayudaba a sostenerlo cuando el dolor se volvía insoportable y mantenía la espada en su otra mano. Apreté los labios negándome a reparar en esa espada. No iba a aceptarlo de ningún modo, hoy Niels no se marchaba de este mundo.

Después de un lapso que pareció eterno terminamos de tratarle y antes de que Naitiri se levantara la retuve de la muñeca. -Gracias.- Miré en sus ojos oscuros, le agradecía la ayuda, la entereza y la manera en que se preocupó por todos. -Siento que por mi culpa haya sucedido todo esto, no quise traerlos a tu casa.- Estaba consciente de que era yo quien les había atraído la desgracia esta noche y una disculpa me parecía muy poco. Hubiera querido decir más pero la conmoción y la preocupación me robaban las palabras.

Colocamos a Niels en el sofá y Naitiri se retiró con Ubbe. Me recosté a un lado suyo, él abría y cerraba los ojos mientras mis brazos le rodeaban con cuidado susurrándole al oído que iba a estar bien. Sabía que debía marcharme, que no podía quedarme, estaba poniendo a todos los habitantes de esa casa en peligro. Él… los había visto a través de mi, sabía donde me encontraba y ellos iban a regresar, no se iba a detener, lo sabía de alguna manera aunque no pudiera explicar cómo.

-Lo siento … pareciera que solo te he traído desgracias desde que nos encontramos en el bosque...-  Me mantuve allí, a su lado, reacia a marcharme, sintiéndolo respirar, rogando que se recuperara. No sé cuánto tiempo pasó, estaba a punto de levantarme cuando me regaló la visión de sus esmeraldas. 

Mi mano acarició su rostro, no sabía si realmente podía oírme, por la forma en que parpadeaba sabía que le costaba mantener los ojos abiertos. -Niels, debo… marcharme. Estoy poniendo a todos en peligro. Si me quedo regresarán, terminarán lo que empezaron. Tú los has visto, sabes que están empeñados en darme alcance y a él… a él he vuelto a sentirlo… pero no lo hará más, no volveré a dejarle entrar en mi mente, no volveré a darle esa oportunidad nunca.-
 
Rocé sus labios, sus heridas… eran por causa mía, creo que nunca tuve más claro lo que sentía por él. Había tanto que quería decirle, demostrarle cuando estuviera bien. -Vas a recuperarte, Ubbe y Naitiri se asegurarán de ello. Iré por nuestras cosas y nos mudaré de posada, te esperaré en la otra y me las ingeniaré para avisarte en cual estoy.- Besé sus labios antes de levantarme y me escabulli hacia el exterior por una puerta lateral. Mientras me alejaba esperaba que el nudo que se formaba en mi estómago presagiando el mal inminente me persiguiera únicamente a mi, a nadie más.


Última edición por Devon Pendragon el Vie Ago 25, 2017 3:54 pm, editado 1 vez



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 41
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Naeem Zahir el Vie Ago 25, 2017 10:14 am

No entendía nada. Al igual que como mi hija y mi esposa, con una asustada Arisley que se aferraba a Naitiri como si la vida se le fuese en ello. En donde se suponía iba a ser una velada tranquila y familiar, de la nada irrumpieron en la casa unos salvajes que a toda costa querían como objetivo llevarse a la acompañante de uno de los jovenes, si no entendí mal...el primo de Ubbe.

No me quedé de brazos cruzados, noqueé a un par de ellos, lanzándolos fuera con una simple brazada...apartándolos tanto de la persona a la que se llevarían como de mi familia. Todo pasó muy deprisa y así... todo quedó, por el suelo...la comida que con tanto cariño había hecho mi hija ahora era basura para tirar.

Me alarmé al oler sangre, por lo que intenté no acercarme demasiado. No me controlaba, cuando salía esa bestia me olvidaba quién realmente era, no tenía punto medio...así que dejé a Naitiri a que se ocuparan de un herido que no pareció grave. Desde la otra habitación, oí las conversaciones... no comprendía nada ¿para qué iban a llevarse a esa chica? Parecía normal... pero ¿quién era normal al lado de uno de esos vikingos?

Tahirah, me recibió entre sus brazos y la abracé...alejados de ellos, en la cocina. Intentaba controlarme, ella sabía cómo hacerlo. Rugí enfadado, sin querer seguramente, mi hija había estado en peligro y todo por culpa de esos salvajes, no podía concebirlo... para mí ellos eran los responsables que esa cena hubiese acabado de ese modo. No, no podía aceptarloo, mis ojos se tornaron rojizos como la sangre y si no es por mi esposa... juro que habría hecho alguna locura.

-¿Es normal, esto? Una cena normal, eso dijo Naitiri... y mira en lo que se ha convertido, encima...huelo a sangre por todas partes, no es un buen lugar para permanecer...prefiero hacerlo fuera para custodiar la casa y que nadie se atreva ni tan siquiera a pensar a atacar. No puedo estar aquí y sabes el motivo -besé su frente y me dirigí al salón donde estaba el herido , una fría mirada a Ubbe...una en la que afilados mis ojos se clavaron en él como si nada más existiese -Custodio fuera, nadie va a volver a entrar... podeis retomar la cena. Espero joven que esté bien -les dediqué una reverencia a la pareja del primo de Ubbe y salí por la puerta, como no saliese de allí iba a explotarme la cabeza ¿que demonios acababa de ocurrir? De locos...




Busca siempre...tu camino:
avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 63
Puntos : 52
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Family Ties ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.