Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Like a Stone (Ryley Ende)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Like a Stone (Ryley Ende)

Mensaje por Leigh Lezarc el Jue Jun 01, 2017 9:10 pm

Habían pasado casi seis meses desde que Leigh dejara París y pasara tiempo en su natal Lyon. Ella y Julien estaban más tranquilos e incluso la fisonomía de ambos demostraba una gran mejoría. Del niño raquítico y de llantos múltiples ya sólo quedaba el recuerdo, dando paso a un niño rozagante y de semblante pasivo, casi como el de su madre. En cuanto a ella, antes de partir, había optado por vender el hotel que comprara hace apenas un par de meses; había sido un buen negocio y el dinero tomó rumbo hacia distintos negocios en el extranjero que la mantendrían viajando de manera constante. Sin embargo, era tiempo de retornar a su vida habitual, a sus negocios de siempre, a esos que había heredado y de los cuales se hacía cargo desde su adolescencia.

En el camino, pensaba en lo curioso que había sido que Ryley, su ex esposo, no se atreviera a buscarla ni una sola vez. No era extraño en un sentido romántico, puesto que hasta donde Leigh sabía, las aventuras de él no se habían hecho esperar durante mucho tiempo, porque incluso estando casados se atrevió a tener una amante; era más bien por Julien, el hijo de ambos y a quien ella llevara consigo a todo lugar. Pero no tenía razón para sentirse sorprendida, Ryley jamás había sido un buen padre y ahora eso era muchísimo más evidente. Definitivamente, pensaba ella, la mejor decisión tomada era dejar al niño con su propio apellido y hacer de cuenta que su padre había muerto de alguna manera honrosa. No podía culpársele, era mejor mentirle con eso a decirle que su padre se vendía por sexo antes del matrimonio con Leigh, y después se entregaba a los placeres gratis, sin importarle si su hijo estaba sano o no.

Con todos los detalles acordados, el viaje hasta París se realizó sin novedades y en el tiempo pactado. En casa, quienes le sirvieran de siempre, la recibían con el agrado que les generaba tener de regreso a un niño que les cambiaba por completo el ambiente y que, además, había mutado en gran parte la personalidad tan fría de Leigh.
—Señora, hace unos minutos llegó Ryley y está en la sala de estar. Supongo que se enteró que usted estaba ingresando a París o no sé, pero nosotros no dijimos nada— aclaró quien fuera antes su nana. Ella ya no le decía a Ryley “Señor”; Leigh se lo había prohibido, porque ese hombre era un desconocido recurrente, y nada más. La cazadora casi sintió deseos de reír, pero como le era habitual, no lo hizo. —Está bien ¿Trajo al niño, verdad? — preguntó con curiosidad mientras avanzaba, con Julien en sus brazos sin tiempo ni ganas de ocultarlo. Sería un encuentro bastante particular, sobre todo, cuando él cargando un niño de la misma edad del hijo de ambos, le preguntara quién era aquél otro.

Leigh caminó con calma y Julien que había despertado hace pocos minutos lucía tranquilo y jugaba con sus manos y el cabello de su madre de tanto en tanto, y así mismo ingresaron, hasta que los ojos azules de madre e hijo se clavaron en los de aquél hombre que le diera la mayor de las dichas y la más grande de las decepciones a manos juntas.
— ¿Qué quieres? — espetó secamente.




Gracias:





Gossip:




Just married:

avatar
Leigh Lezarc
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 156
Puntos : 223
Reputación : 92
Fecha de inscripción : 21/01/2012
Localización : Lyon, Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like a Stone (Ryley Ende)

Mensaje por Ryley Ende el Dom Jul 02, 2017 12:07 am

El tiempo volaba, llevaba cambios a cualquier vida y aunque existían cambios que eran buenos desde sus inicios, había otros que eran malos al comienzo, pero que con el tiempo se transformaban simplemente en la mejor decisión posible. El final de su matrimonio comenzó precisamente como un mal cambio. Ryley, que al dejar el hogar de Leigh sentía que su mundo se venía abajo, fue rescatado por su hermana. Vanessa le abrió los ojos, le hizo ver que no todo estaba acabado, que quizás su relación con Leigh acababa pero que eso no significaba que debía darse por vencido y pasar sus días encerrado en su humilde hogar.  

Motivado por las palabras de su hermana y por el deseo de no preocuparla más, fue como el Ende comenzó a re hacer su vida. Ryley empezó por cosas sencillas como salir de casa y no pasar todo el tiempo encerrado, hasta que poco a poco fue capaz de volver a trabajar y hasta darse a la tarea de buscar a sus hermanos, quienes le necesitaban más que nunca. Y fue durante esos días de caos que el Ende se encontró con la sorpresa de que Leigh desaparecía una vez más solo que en esa ocasión, dejaba bajo su cuidado a Julien. Ocupado con sus propios problemas, esos que le impedían lanzarse a la búsqueda de la que ya no era más su esposa, el cazador decidió darle tiempo a ella y ser entonces lo que no fue durante todo aquel tiempo, un buen hombre pero más que nada un buen padre.

Consciente de las dificultades que atravesaba su familia, Ryley buscó una niñera para Julien, alguien que pudiera protegerlo mientras él se encontraba ya fuera trabajando o buscando a sus hermanos, siendo así como Lucienne llegó a su ya diferente vida, esa que de manera misteriosa se sentía completa y correcta, aún a pesar de las penas y glorias.

Así pues, con las subidas y bajadas de cualquier vida, seis meses habían transcurrido desde la partida de Leigh; quien según las malas lenguas parisinas, volvía a casa después de tan larga ausencia. Y era precisamente aquel rumor que corría por las calles de la ciudad lo que tenía a Ryley ahí, de pie en la sala de estar con su hijo en brazos, esperando que la Lezarc apareciera. El cazador no poseía expectativa alguna de aquel encuentro, hacía seis meses que ya no tenía expectativa alguna de ella. Sin embargo, una vez que ella se dignaba a aparecer con un niño en brazos.
¿Y ese niño? – pregunto, sin prestar atención alguna a las palabras secas que salían de los labios de aquella mujer que creía ya no podía hacerle más daño; pero Ryley supo, apenas vio a la fémina con aquel pequeño, que ella ya sabía como clavarle un nuevo puñal directo al corazón.




Los sentimientos son esclavos de los pensamientos
y uno es esclavo de sus sentimientos.


Y gracias a ti, estoy vivo:




Ryley:



Gracias:





avatar
Ryley Ende
Cazador Clase Alta [Mod]
Cazador Clase Alta [Mod]

Mensajes : 270
Puntos : 223
Reputación : 94
Fecha de inscripción : 10/10/2012
Localización : Por ahi, por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like a Stone (Ryley Ende)

Mensaje por Leigh Lezarc el Dom Jul 02, 2017 8:23 pm

En su momento, Ryley había sido todo lo que Leigh anhelara. Para ella, que quedara huérfana y con tantas responsabilidades tan a temprana edad, él se convirtió en su momento en esperanza, compañía y el renacer de muchas emociones que la cazadora se negaba a sentir. Por lo mismo era que la traición de él y lo desprendido que se había mostrado con su propio hijo dolían tanto. Ella, por supuesto, lo demostraba con frialdad y, era tan hábil en ello, que realmente estaba sacando a ese hombre de su vida. Cada hecho demostraba que Ryley siempre había sido más palabras que hechos, más de promesas que de ponerse al pie del cañon junto a ella, que pasó por alto su posición social para enfrentarse a un millón de chismes por el hecho de casarse con un hombre que se vendía por dinero y que, de paso, le había calentado más que las piernas a varias de sus conocidas. Ahora, todo eso valía la pena tan sólo por Julien, ese niño valía cada mal momento para Leigh.

—Este niño es Julien. Cualquiera podría notar el increíble parecido que tiene contigo, excepto tú— respondió mirando al otro niño que llevara él en brazos —Y el que llevas en brazos, antes que preguntes, es un pequeño que abandonaron aquí. No sé de quién es, probablemente tengas más hijos abandonados por la ciudad y creyeron que era buena idea dejármelo a mí— agregó con ese regusto a antipatía que usara ahora para su ex esposo. Aunque ¿Realmente era ex ya? La última vez que se vieron, él se había negado a firmar y la tarea hubo de quedar pendiente con un abogado. Ella obtendría el divorcio a las buenas o a las malas, pero a juzgar por la actitud de él, de seguro ya había estampado con gusto su firma en el papel al respecto. Leigh podría reprocharle allí todo, el abandono, el descaro de aparecerse así con tal soberbia, el no saber capaz ni siquiera de reconocer a su propio hijo… ese que le recordaría a Leigh toda la vida que sería muy similar físicamente a su padre. El tono de piel era el de Ryley, los labios, el cabello, la expresión del rostro e incluso los lunares. Es más, la forma de sus ojos también eran las de él, a excepción del color de ojos, porque eso era lo único que había heredado de Leigh. Ojalá también lo hiciera con su carácter, con su manera de enfrentar lo que sabía tóxico. Al notar la tensión, la nana de Julien se hizo presente y se ofreció a llevarse al pequeño Lezarc, a lo que ella accedió — ¿Quieres dejar al niño de nuevo a mi cuidado o te encariñaste con él? Hay una pareja que quiere adoptarlo, sugiero que me lo entregues otra vez para que tenga un hogar en el que tendrá no sólo buen ejemplo sino también todas las comodidades— sugirió, con el veneno de siempre aunque sin mentir al respecto ¿Qué le iba a importar ese niño a él, si su propio hijo le valía menos que una noche con cualquier amante?

Ese último pensamiento le hizo sentir a Leigh un nudo en la garganta. Todavía no era tan fácil verlo así, haciendo de buen padre con alguien distinto al hijo de ambos, tan soberbio en lugar de tratar de volver a arreglarlo todo ¿Viviría ahora con la mujer esa con la que había decidido destruir su matrimonio? No iba a preguntarlo, iba a seguir tan firme como demostrara ser siempre, totalmente recuperada al regresar a París y con la firme intención de seguir con su vida y darle la mejor posible a Julien.
—Imagino que ya firmaste los papeles del divorcio ¿No es así? — preguntó secamente mientras caminaba hacia la parte trasera de la casa, a donde estaba ubicada una mesa en medio del jardín en la que tomaría el té como siempre dentro de cinco minutos. Él lo sabía, aunque quizás no recordara lo metódica que era Leigh con los horarios, o quizás tampoco se le antojara seguirla. No obstante, ya daba igual si se iba o se quedaba, él no arreglaría nada porque acababa de hundir peor todo al preguntar quién era Julien ¿Con quién demonios se había casado? ¿Tan ciega había sido durante el tiempo que estuvieron juntos?




Gracias:





Gossip:




Just married:

avatar
Leigh Lezarc
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 156
Puntos : 223
Reputación : 92
Fecha de inscripción : 21/01/2012
Localización : Lyon, Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like a Stone (Ryley Ende)

Mensaje por Ryley Ende el Jue Ago 31, 2017 11:37 pm

No sabía que demonios era lo que estaba ocurriendo o más bien, se dio cuenta de lo que sucedía en el instante que la vio sosteniendo a un niño en brazos, sin embargo, se negaba a creer que su pensamientos fueran acertados por eso, lo primero que hizo no fue saludarla, preguntarle cómo estaba o dónde estuvo, sino ¿Quién era aquel niño?. Mientras aguardaba respuesta el Ende podía jurar que escuchaba los latidos de su corazón, acelerados, temerosos de la respuesta que Leigh estaba por darle.

Julien. El niño que ella sostenía en sus brazos era su verdadero hijo y aquel que él sostenía era una criatura inocente que fue Leigh abandonó. Una sonrisa cargada de dolor apareció en los labios del Ende. La Lezarc le había dicho una y otra vez lo mal padre que era, lo desamorado que se mostraba con su hijo y con ella; reclamó el engaño, reclamó que él tratará de deshacerse de su padre, reclamaba pues, todo lo que tuviera que ver con ella y su estado de comodidad física, mental y emocional pero no tenía escrúpulos algunos ni corazón, porque usar a un indefenso niño para lograr sus estúpidos planes de venganza iban más allá de lo que Ryley creyó.
Fui un estúpido – se dijo a si mismo, recordando la manera en que los pocos allegados que supieron de su matrimonio con Leigh le advirtieron que ella era una mujer fría, muerta por dentro, incapaz de amar a alguien más que no fuera ella misma. El Ende creyó en aquellos tiempos que eran exageraciones, en el momento de su separación se dijo que era porque ella se encontraba dolida, pero ahora, no tenía nada para mentirse a si mismo – Evidentemente puedo ver que se parece a mi, pero te he preguntado para cerciorarme de ello, ya que no te creía tan vil como para jugar con las vidas de seres que apenas pueden defenderse – hizo una pausa y sonrió entonces – pero que más se puede esperar de una mujer como tú – el pequeño que cargaba en sus brazos comenzó a jugar con sus cabellos, pero eso no impidió que el continuara hablando – Eres una despiadada, este niño no es mío, llevaba sin vivir en tu casa ya un mes y todos lo sabían, si fuera mío lo habrían llevado a mi hogar – vio entonces como la nana de Julien se acercaba para tomarlo entre sus brazos y llevarlo lejos de sus padres – ¿Entregártelo? – se rió – No, gracias. Ya me imagino los “padres” que le has elegido, ricos, tan ricos como para que nos les importe el niño de verdad sino el hecho de que podrán moldearlo a su podrida manera de ser, tal y como piensas volver a Julien – sonrió – ¿Buen ejemplo? – chasqueo la lengua – ¿Gente como tú?.

No firme nada dado que te fuiste y te creí muerta – la mano del pequeño fue entonces a su boca y por eso fue que guardo silencio, o lo hizo al menos mientras hacía como que mordía la regordeta mano del niño que había criado durante meses como si fuera suyo. Cuando el niño comenzó a reírse y aparto la mano, Ryley también sonrió – Fue de hecho toda una sorpresa enterarme de que habías vuelto a París – su mirada, esa que al contemplar al niño era cálida, se tornó nuevamente fría al ver a Leigh. Avanzando entonces tras ella, hacía el patio donde él bien sabía que ella tomaba el té, dijo – ¿Cómo pudiste hacer esto? – y antes de seguir caminando se detuvo – ¿Verdaderamente no tienes corazón? – no dijo más, pues se enfoco nuevamente en el niño que llevaba en brazos – Amo a nuestro hijo Leigh, pero hacerme creer que lo abandonaste… – suspiró – te creía mejor que eso.




Los sentimientos son esclavos de los pensamientos
y uno es esclavo de sus sentimientos.


Y gracias a ti, estoy vivo:




Ryley:



Gracias:





avatar
Ryley Ende
Cazador Clase Alta [Mod]
Cazador Clase Alta [Mod]

Mensajes : 270
Puntos : 223
Reputación : 94
Fecha de inscripción : 10/10/2012
Localización : Por ahi, por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like a Stone (Ryley Ende)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.