Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Cosas imposibles

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cosas imposibles

Mensaje por Pauline Foster el Vie Jun 09, 2017 12:48 am

Hoy he tenido un sueño de lo más extraño. Me hallaba yo cuidando los jardines de la residencia Bloom, podía sentir en mis dedos la humedad de la tierra, extraño me resulta eso ahora pues nunca antes había tenido sensaciones tan específicas estando dormida. Mientras plantaba pequeñas semillas, una tormenta se desató sobre mí.
Al principio solo eran aromas, aromas que no sentía pero que sabía que me rodeaban. La tierra desprendía su fragancia habitual, esa que utiliza siempre que sabe que se reencontrará con su amor, el cielo, gracias a la lluvia.
Amo las tormentas así que me dije: ¿por qué huir? ¿Por qué no permitirme este pequeño placer? Caminé, entonces, hacia el centro de los jardines. Comencé a recorrerlos, a disfrutarlos, tímidamente las gotas comenzaron a caer mientras la luz del sol escapaba del lugar y los truenos imponían sus pretensiones.
Abstraída como estaba contemplando la precisión de los rayos, no noté la fuerza que el viento cobraba. Fui consciente de ella cuando arremetió contra mí una ráfaga que empujó desde atrás, haciéndome caer. En ese instante dejé de disfrutar de la lluvia para comprender que las gotas ya eran tan pesadas que dolían y que el viento golpeaba violento. Intenté incorporarme, levantarme del barro y buscar un refugio, pero el viento me arrastraba ya.

Es una locura, lo sé, pero en ningún momento intenté despertar. Creo que ignoraba que estaba metida en un sueño. Todo era tan vívido… sin saber cómo ni por qué acabe elevada, girando sin control y dirigiéndome hacia ningún sitio… recuerdo que pensaba que debía gritar y pedir ayuda, pero no lo hacía. No soy una mujer dada a suplicar, mucho menos a creer que necesito de alguien más. Me considero una autosuficiente por elección… pero no negaré que al sentir que alguien me tomaba del brazo y me rescataba del viento huracanado creí conocer la paz, al fin. Y era él.

Él, cuyo nombre no me atrevo a escribir aquí. Él, el único que me ha tratado como una persona, como alguien más que sólo una dama de compañía que adorna a la señorita que acompaña al igual que cualquier collar… Él, que me vio a los ojos como nadie lo ha hecho aún, como creo que nadie más lo hará. Él me salvó de la tormenta y acabó con el mal sueño.

Son cosas imposibles, lo sé. Los vientos no son tan fuertes en esta ciudad, y él jamás se interesaría en mí como para socorrerme. Jamás me salvaría de nada ni de nadie.
Solo soy una humilde servidora para él, pero mi propia salvadora para mí. No importa lo que los sueños digan.


avatar
Pauline Foster
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 27/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.